La Esquizofrenia. Haciendo una diferencia hoy. La investigación lleva a nuevos tratamientos

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

La Esquizofrenia

Haciendo una diferencia hoy

La esquizofrenia es un trastorno nervioso devastador que atormenta a las personas que la  padecen con alucinaciones, delirios, patrones de pensamiento desordenados y pérdida de la  memoria. Es una enfermedad especialmente trágica ya que usualmente aparece durante la  adolescencia tardía, los 20 años, o al iniciar los 30, justo en el momento en que las personas  comienzan a establecer sus propias familias y carreras. Esta enfermedad genera grandes  pérdidas económicas no solo debido a los tratamientos que requiere, sino también a la  pérdida de productividad de las personas que la padecen. En Estados Unidos por ejemplo,  se gastan $32.5 billones de dólares al año en pérdida de productividad y tratamientos. En el  pasado, muchos individuos con esquizofrenia se aislaban completamente de la sociedad  debido a sus múltiples conductas problemáticas que tienen su origen en la biología del  cerebro. 

La investigación lleva a nuevos tratamientos

Afortunadamente, la investigación ha permitido el desarrollo de nuevas terapias que pueden  ayudar   a   sobrellevar   la   esquizofrenia   y   mejorar   la   vida   de   los   2   millones   de  norteamericanos que se ven afectados anualmente. En la década de 1950 los científicos  desarrollaron el primer medicamento contra la esquizofrenia, la  clorpromazina. Desde  entonces los científicos determinaron que este medicamento parecía rebalancear un sistema  del   cerebro   que   funciona   mediante   el   neurotransmisor  dopamina  y   han   desarrollado  muchos   medicamentos   similares   dirigidos   hacía   la   regulación   de   este   y   otros  neurotransmisores   del   cerebro   para   tratar   la   esquizofrenia.   Gracias   a   la   investigación  financiada por los Institutos Nacionales de Salud  (NIH,  National Institutes of Health)  y  otras   entidades   de   los   Estados   Unidos,   se   pudo   desarrollar   una   nueva   serie   de  medicamentos   que   estuvieron   disponibles   desde   el   inicio   de   1990.   Uno   de   los 

(2)

medicamentos más usados es la clozapina, la cual es más efectiva que sus predecesores y  ha ayudado a aproximadamente el 30% de  los pacientes que no tenían ninguna mejoría con  los medicamentos convencionales. Otros nuevos tratamientos, tales como la risperidona, la 

quetiapina,  la  olanzapina,   y  el  aripiprazol  producen   menores   efectos   neurológicos  secundarios aunque presentan otros efectos nuevos como el aumento de peso.  

Mentes lucidas

  Los medicamentos disponibles hoy en día ayudan a aliviar los síntomas psicóticos de la  esquizofrenia como las alucinaciones y delirios. También ayudan a disminuir o eliminar las  voces imaginarias y los miedos irracionales a ser victimas de complots por parte de la gente  que los rodea. Como resultado, los pacientes tienen un comportamiento social más normal  y no necesitan ser internados en clínicas psiquiátricas. Los medicamentos también ayudan a disminuir el gasto soportado por el estado y el  gobierno. Un estudio reporta que el uso continuo de la clozapina por un mínimo de dos  años disminuye los costos por hospitalizaciones y tratamientos de quienes la toman. Esto  representa un ahorro es de miles de dólares anuales por cada paciente.

Vidas mejores

Los   medicamentos   actuales   han   mejorado   enormemente   el   pronóstico   para   muchos  pacientes con esquizofrenia. Sin embargo, estas terapias no tratan todos los síntomas de  esta   enfermedad.   Muchos   pacientes   permanecen   agobiados   por   dificultades   en   el  procesamiento de la información, el aprendizaje, la atención y otros déficits cognitivos que  entorpecen su habilidad para resolver problemas cotidianos y llevar una vida productiva.  Sin embargo, con un financiamiento continuo para la investigación por parte de los NIH  esto puede cambiar radicalmente. Estudios recientes identificaron componentes del cerebro  que parecen sustentar los síntomas cognitivos de la esquizofrenia. Estrategias basadas en  estos descubrimientos pueden mejorar la cognición de pacientes con esquizofrenia. Con  investigaciones futuras estas técnicas pueden aumentar enormemente la capacidad de los  pacientes   para   conseguir   un   trabajo,   mantener   relaciones   sociales   normales   y   vivir  independientemente. 

(3)

La investigación financiada por los NIH ha  conducido al desarrollo de numerosos  medicamentos que tratan los síntomas psicóticos  de la esquizofrenia. Estas terapias intentan  principalmente normalizar la actividad de las  redes neuronales que usan dopamina, una  sustancia liberada por células del cerebro que  afecta el funcionamiento de otras células  nerviosas y la actividad cerebral. Nuevas  estrategias dirigidas a otros componentes del  cerebro y su actividad parecen ser promisorias  para reducir otros síntomas de la esquizofrenia,  tales como los déficits cognitivos. Los  tratamientos mejorados ayudarán a eliminar los costos que está enfermedad causa a los individuos y  a la sociedad. 

Una financiación continua para la investigación puede ayudar a:

• El desarrollo de nuevos tratamientos que alivien un amplio rango de síntomas y 

permitan  a  más  pacientes con  esquizofrenia tener un  trabajo  estable,  mantener  relaciones normales con la gente que los rodea y vivir independientemente.

• Estrategias que permitan identificar a las personas que están en riesgo de desarrollar  la esquizofrenia y métodos para prevenirla.

• Una disminución de los gastos que ocasiona esta enfermedad para el gobierno y la  sociedad.

(4)

La Esquizofrenia

Haciendo una diferencia para el mañana

En la década pasada los científicos hicieron grandes progresos en el tratamiento de la  esquizofrenia, pero todavía se necesitan urgentemente más avances. Las terapias actuales  no funcionan en todos los pacientes con esquizofrenia; cuando son exitosas alivian primero  los síntomas psicóticos como las alucinaciones y los delirios. Sin embargo, un estudio  mostró que entre el 20% y el 50% de los pacientes tratados con estos medicamentos fueron  hospitalizados de nuevo dentro del primer año del tratamiento. Los síntomas como la  perdida de la memoria y los problemas cognitivos no desaparecen y los pacientes continúan  aislándose de la sociedad y pierden la capacidad de seguir adelante con sus vidas. Sabía  usted que: • La esquizofrenia afecta cerca de 2 millones de norteamericanos. • En un día cualquiera los pacientes con esquizofrenia ocupan más de 100.000 camas  en los hospitales. • La esquizofrenia es una de las 10 causas más comunes de discapacidad. • El costo total de esta enfermedad en los Estados Unidos es de aproximadamente  32.5 billones de dólares al año. Con financiamiento continuo por parte de los NIH  para la investigación básica y clínica,  los científicos podrán desarrollar nuevas maneras para prevenir y tratar la esquizofrenia y  así disminuir el daño que ésta causa.

La investigación brinda una esperanza para el futuro

Las investigaciones sobre la biología de la esquizofrenia se traducirán en avances para  tratar esta enfermedad. Aún no se sabe que causa realmente la esquizofrenia. La mayoría de  las terapias comúnmente usadas actúan sobre el sistema que usa al transmisor químico  dopamina  lo que indica que esta sustancia producida en el cerebro desempeña un papel  importante en esta enfermedad. Sin embargo, ya que estos tratamientos no tienen el mismo  efecto sobre todos los pacientes y solo ayudan a solucionar algunos de los síntomas de la  esquizofrenia, los científicos están buscando otros posibles contribuyentes a la enfermedad. 

(5)

Muchos   científicos   están   investigando   sobre   los   receptores   NMDA.   Datos   recientes  obtenidos en animales, humanos y estudios genéticos indican que la manipulación de este  receptor puede ser útil para resolver algunos de los problemas cognitivos. Con la ayuda de  la financiación otorgada por los NIH, los científicos están probando nuevos tratamientos  desarrollados en base a esta evidencia. De hecho, algunos estudios han indicado que las  técnicas   enfocadas   en   los   receptores   NMDA   mejoran   la   cognición   de   pacientes   con  esquizofrenia. Otros estudios también han permitido identificar otros blancos cerebrales  promisorios como los receptores de serotonina y nicotina

Prevención

Con la ayuda económica de los NIH los científicos también podrán buscar una manera de  prevenir la esquizofrenia. Algunos científicos investigan qué genes específicos hacen a una  persona   más   susceptible   a   desarrollar   la   esquizofrenia.   Una   vez   estos   genes   sean  identificados se podrán determinar como otros factores, tales como el estrés ambiental  durante el desarrollo fetal, pueden interactuar con la vulnerabilidad genética para activar  esta enfermedad. 

Tales desarrollos podrían tener un impacto enorme. Pero si el financiamiento para la  investigación   no   es   suficiente,   los   pacientes   con   esquizofrenia   tendrán   que   continuar  enfrentando enormes dificultades, sus familias continuarán experimentando el estrés y la  desesperanza que causa esta enfermedad, y el estado y los sistemas de salud continuarán  enfrentando enormes pérdidas económicas.  Si tiene un hermano con esquizofrenia usted  tiene un mayor riesgo de padecer esta  enfermedad. Este riesgo aumenta casi un 50%  en los hermanos gemelos ya que ellos  comparten la misma carga genética. Esto indica  que la esquizofrenia tiene un gran componente  genético. Los científicos buscan actualmente  qué genes específicos hacen que una persona  sea susceptible a desarrollar esta enfermedad.  Estos descubrimientos están ayudando al  desarrollo de nuevos tratamientos. Además, la  investigación continua podrá ayudar a los  científicos a encontrar formas para identificar a  las personas que están en riesgo y así poder  prevenir la esquizofrenia. 

(6)

Hasta ahora la investigación ha permitido:

• El   desarrollo   de   medicamentos   que   tratan   los   síntomas   psicóticos   de   la  esquizofrenia,   tales   como   la  clozapina,   risperidona,   quetiapina,   olanzapina  y 

aripiprazol

• Descubrimientos   sobre   la   biología   de   la   enfermedad   que   han   permitido   la  elaboración de nuevos tratamientos.

• Técnicas   promisorias   para   el   tratamiento   de   los   síntomas   cognitivos   de   la  esquizofrenia. 

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :