La lactancia fácil. Guía de la alimentación del bebé (0-6 meses) Más cerca de tu bebé

11  Download (0)

Full text

(1)

La lactancia fácil

Guía de la alimentación del bebé (0-6 meses)

(2)

La lactancia materna es una experiencia muy especial, no sólo porque está recomendada por la OMS como la forma más idónea de alimentar al bebé, sino también porque fortalece los lazos entre la madre y el hijo y, además, ahorra muchos costes a la familia. En esta segunda edición de las guías para el cuidado infantil de Rimax os ofrecemos consejos y soluciones para una alimentación de vuestro bebé más fácil. Para ello, como en la anterior guía “Felices Sueños”, contamos con la ayuda de dos matronas profesionales.

Lactancia materna excLusiva Beneficios.

Frecuencia, orden y duración de las tomas. Postura correcta.

PosibLes ProbLemas de La Lactancia materna Grietas.

Pezones planos o invertidos. Ingurgitación, obstrucción, mastitis. Frenillo lingual corto.

Lactancia artificiaL

Número de tomas y cantidades. Necesidades según edad. Preparación de un biberón. Lactancia mixta Recomendaciones. Técnicas.

5

5 6 7

10

10 10 10 11

12

12 13 14

16

16 16

Matronas de La Clínica Corachán y del Hospital Clínic y provincial de Barcelona

Matronas:

Isabel Martí Ayxela

y

Cristina Lojo Sebio

(3)

La lactancia fácil

Guía de la alimentación del bebé (0-6 meses)

LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA

Beneficios:

Son de sobra conocidos e interminables los beneficios de la leche materna sobre los niños y también sobre las mamás. Entre otros:

• Contiene los nutrientes, calorías y grasas ideales en cada momento, su composición se va adecuando a las necesidades del bebé. Incluso en una misma toma el inicio y el final son diferentes: al comienzo más aguada para aliviar la sed y al final más grasa para saciar el hambre. A lo largo del día también varía su composición.

es cómoda y barata. siempre está preparada y a la temperatura ideal.

• Contiene inmunoglobulinas, por lo que disminuye el riesgo de infecciones, de alergia y enfermedades respiratorias.

• Favorece el desarrollo buco-dental y es de fácil digestión.

• Disminuye el riesgo del Síndrome de Muerte Súbita del lactante. Hay un mayor desarrollo cerebral y sensorial.

• Facilita la recuperación tras el parto y ayuda a una pérdida de peso más rápida, además de la satisfacción que a una madre puede producir el amamantamiento.

• Disminuye el riesgo de cáncer de mama y ovarios. La alimentación de un bebé en sus primeros meses de vida se basa en la lactancia exclusiva. La

Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses para su óptimo desarrollo y crecimiento. El bebé durante este tiempo no necesita ningún otro alimento ni bebida, ni siquiera agua.

(4)

La lactancia fácil

Guía de la alimentación del bebé (0-6 meses)

Frecuencia, orden y duración de las tomas:

Se ha demostrado mediante múltiples estudios que el pecho no tiene horarios, que la lactancia exclusiva debe ser a demanda. “A demanda” significa cuando el niño lo solicite. No hace falta que llore, hay que estar atento a las señales que el bebé transmite: inquietud, meterse las manos en la boca… Lo más habitual es que un recién nacido la solicite cada 2-3 horas o incluso menos las primeras semanas de vida. Su estómago admite cantidades muy pequeñas y precisa alimentarse muy a menudo. La duración de las tomas también depende de la edad: los bebés van adquiriendo mayor destreza a medida que crecen, un recién nacido puede pasarse 20-30 minutos tranquilamente en cada pecho. A medida que se desarrolle aguantará más tiempo entre tomas y en pocos minutos habrá terminado.

establecer horarios fijos puede causar problemas en la lactancia y disminuir la producción de leche, lo que incita a las madres a iniciar la lactancia artificial. si ponemos límites a la duración de la toma el bebé no tomará la parte más calórica de la leche por lo que no se saciará y pedirá antes una nueva toma, además no aumentará el peso que le correspondería.

No es imprescindible dar en una misma toma de los dos pechos, si el bebé se sacia con uno será suficiente. Hay que dar tiempo a que vacíe primero un pecho antes de ofrecerle el otro. En la siguiente toma ofrecerle del que no ha mamado o del último si ha tomado poco de éste.

Postura correcta en la lactancia:

Existen tres elementos importantes que influyen en una buena postura a la hora de dar de mamar.

1. Postura de la madre: la mamá debe estar cómoda. Si se encuentra sentada, la espalda siempre debe estar apoyada sobre un respaldo, los hombros relajados y las piernas en ángulo recto. Unos cojines o almohadas pueden ser de gran ayuda, también una banquetita para elevar un poco los pies. Si prefiere, puede acostarse en la cama y ofrecer el pecho de lado. Busca una almohada para apoyar la cabeza.

2. Postura del bebé: el niño siempre debe de estar de frente a la mamá, “barriga con barriga” y con todo su cuerpo alineado, “oreja-hombro-cadera”. Su cabeza debe quedar ligeramente extendida para succionar correctamente. Bien pegadito, que su barbilla toque el pecho.

3. Postura de la boca y lengua: lo primero que debemos poner es su nariz a la altura del pezón para que extienda ligeramente la cabeza para mamar. La boca lo más abierta posible, cogiendo pezón y gran parte de la areola, sobre todo por abajo. Los labios evertidos hacia fuera, nunca estarán demasiado. La lengua debe de quedar por debajo del pezón. Si está bien agarrado puede incluso verse la puntita de la lengua entre el pecho y el labio inferior.

(5)

La lactancia fácil

Guía de la alimentación del bebé (0-6 meses)

Por norma general no se debe sujetar el pecho ni pellizcarlo para ayudar a que el bebé se enganche bien, sólo si se tiene un pecho muy voluminoso, entonces mejor cogerlo entre el pulgar y el índice formando una “C” grande, sin comprimir el pecho .

Procura acercar bien al bebé, no debes acercar el pecho al bebé sino el bebé al pecho. aprovecha cuando abra bien la boquita y arrímalo bien a ti.

Una buena postura nunca debe hacer daño. Si duele no está bien cogido, seguramente deba abrir más la boca y evertir más los labios.

Para retirar al niño del pecho debes antes eliminar el vacío que produce la succión. introduce el dedo meñique por la comisura de los labios del pequeño y soltará rápidamente el pezón.

Son signos de que está mamando bien si se notan movimientos mandibulares e incluso de las orejas, las mejillas no se hunden, se escucha tragar, la succión es rápida al inicio y luego más lenta, se sacia durante más o menos 2 horas, hace al menos 4-5 micciones diarias y más de una deposición. Puede hacer deposición incluso con cada toma y se considera normal.

Posición del bebé al pecho:

La glándula mamaria está formada por muchos conductos. Dependiendo de la postura del bebé se vaciarán mejor unos u otros. El conducto que coincide con la lengua y mentón del bebé es el que mejor se vacía. Ir alternando diversas posiciones facilita el correcto drenaje de todos los conductos del pecho y previene la aparición de obstrucciones y mastitis.

no es necesario realizar todas estas posturas, escoge la que más os convenga. en caso de obstrucción o mastitis utilizar aquella que mejor drene el conducto obstruido.

Postura sentada / Posición caballito

Postura estirada / Posición estirado (en paralelo inverso) Postura “a cuatro patas” / Posición “boca arriba”

Postura sentada / Posición estirado Postura estirada / Posición estirado Postura sentada / Posición “de rugby” (en paralelo)

(6)

La lactancia fácil

Guía de la alimentación del bebé (0-6 meses)

PoSIBLES PRoBLEMAS CoN LA LACTANCIA MATERNA

GRIETAS:

Las grietas en el pezón pueden aparecen cuando hay un agarre que no es del todo correcto y producen mucho dolor. Fíjate bien en la postura de cuerpo y boca y piensa que puedes corregir. Con frecuencia los labios están poco evertidos y la boca poco abierta. A veces los colocamos demasiado altos y flexionan la cabeza para coger el pezón… Se debe probar otra postura, por lo menos provisionalmente no dolerá tanto por el cambio de los puntos de presión sobre pezón y areola. Hidratar el pezón-areola con la propia leche materna frecuentemente y dejar secar al aire. Si ésto no es suficiente existen en la farmacia productos específicos para el cuidado de las grietas y no serán perjudiciales para el bebé. No utilizar todo el día discos protectores, no permiten una buena transpiración y las condiciones de humedad favorecen las grietas.

PEZONES PLANOS O INVERTIDOS:

Los pezones planos o invertidos (excepto casos concretos de pezones que tienen muy poco o nada de tejido protráctil), no impiden la lactancia materna, ya que los bebés cogen también buena parte de la areola. Pueden dificultar en algunos casos el aprendizaje en el agarre, se necesita un poco de paciencia y apoyo al comienzo. Pequeños trucos pueden ayudar como estimular el pezón con agua fría o pellizcándolo antes de poner el niño al pecho, sacarse una gotita de leche o estimular con un dedo en la comisura para que el bebé abra bien la boquita y coja bien el pecho.

INGURGITACIÓN/OBSTRUCCIÓN/MASTITIS:

Si existe ingurgitación ambos pechos estarán tensos, brillantes y dolorosos. Suele ocurrir con una subida brusca de leche y/o disminución de la frecuencia de las tomas. Hay malestar general pero no fiebre. Se soluciona amamantando más frecuentemente o sacándose leche para prevenir una obstrucción o mastitis, aplicar medidas físicas y/o analgésicas. En caso de obstrucción de un conducto aparecerá un bulto duro, enrojecido y doloroso que, de no solucionarse acabará produciendo una mastitis. Es importante en este caso buscar la postura que mejor drene el conducto obstruido además de masajearlo durante la toma en dirección al pezón, aplicar calor húmedo previo a la toma y frío después para el alivio de la molestia. Utilizar un sujetador sin aros y que sujete bien pero no comprima. Consultar con el médico la toma de analgésicos/antiinflamatorios para disminuir el malestar. Si esta situación no se soluciona desembocará en una mastitis: zona amplia enrojecida, dolorosa e inflamada con aparición de fiebre y malestar general. En dicho caso los cuidados son los mismos pero deberá realizarse un cultivo de la leche y dar el tratamiento antibiótico adecuado. No está contraindicada la lactancia en ningún caso, todo lo contrario, a excepción de secreción de sangre (irritativa para el estómago) y/o pus, entonces sacar con sacaleches y desechar.

FRENILLO LINGUAL CORTO:

La anquiloglosia o frenillo sublingual corto consiste en una membrana situada bajo la lengua del bebé que impide el movimiento libre de ésta y puede dificultar seriamente el agarre al pecho y producir dolor y grietas en el pecho. Se puede solucionar con una frenectomía, una pequeña cirugía ambulatoria que consiste el cortar dicha membrana para dejar libertad de movimiento a la lengua y conseguir así un buen agarre.

(7)

La lactancia fácil

Guía de la alimentación del bebé (0-6 meses)

LACTANCIA ARTIFICIAL

La decisión de ofrecer lactancia materna o artificial a un hijo es muy personal y debe ser respetada. Cuando una mujer ha decidido no dar de mamar, o por motivos médicos u otros no es posible la lactancia materna, su alternativa será la leche de fórmula.

Existen esencialmente 2 tipos de fórmula: • Leche de Inicio o “fórmula 1”: para los

primeros seis meses de vida.

• Leche de continuación o “fórmula 2”: a partir de seis meses, inicio de la alimentación complementaria.

Número de tomas y cantidades: como se trata de lactancia exclusiva hasta los 6 meses continúa siendo a demanda. Hay que tener en cuenta que la leche artificial es de digestión más lenta, por lo que tardará en necesitar una nueva toma más tiempo que con la lactancia materna. De todas formas no debe pasar, por el día, de 3-4 horas entre tomas.

Necesidades según edad: dependerá de cada niño y de su situación concreta. Siempre seguir las recomendaciones de su pediatra. La Asociación española de pediatría recomienda comenzar por 50ml/kg/día e ir aumentando unos 10-20ml/kg/día. Hasta llegar a los 150-170ml por cada kilo de peso del bebé y día. Por ejemplo, si pesa 3kg: 150ml x 3kg= 450ml aproximadamente tomará tu bebé cada día. No insistir, el niño debe tomar según apetencia.

Signos que confirman un aporte suficiente de leche son: • Realiza como mínimo 6-8 tomas en 24 horas.

• Empapa 4-6 pañales al día.

• Realiza deposiciones diarias (primeras 6 semanas, luego puede disminuir) o espaciadas en 2-3 días pero abundantes .

• Aumenta de peso cada semana al menos 120gr.

• Succión vigorosa al inicio y queda satisfecho tras la toma. Entre tomas no muestra irritabilidad. • Está alerta, tiene buen tono muscular, y su piel tiene buen color.

• En caso de lactancia materna: los pechos están llenos antes y sensación de vacíos después. Comienza a succionar con movimientos rápidos y después más lentos. Se le escucha tragar, las mejillas no se hunden, mueve la mandíbula inferior e incluso las orejas al mamar.

(8)

La lactancia fácil

Guía de la alimentación del bebé (0-6 meses)

Preparación de un biberón:

• Higiene estricta de las manos y los utensilios necesarios con agua y jabón. Para biberones y tetinas es útil un cepillo especial. Es aconsejable esterilizar los biberones y tetinas una vez al día (por ejemplo hirviendo durante 5min en un recipiente exclusivo para ello) y por supuesto un lavado escrupuloso y la preparación sobre una superficie limpia.

• Si utilizas agua del grifo debe ser potable (controlada sanitariamente) y se recomienda para prevenir posibles contaminaciones la ebullición del agua que vaya a utilizar durante un minuto. Si utilizas agua embotellada que sea de baja mineralización.

• Verter en el biberón primero el agua y luego la leche en polvo. Seguir estrictamente las instrucciones del preparado en cuanto a cantidad. Habitualmente se diluye una medida rasa por cada 30ml de agua.

• Agitar bien para que la mezcla sea homogénea.

• Comprobar la temperatura aplicando unas gotas sobre la parte interior de la muñeca; debe estar templada, no caliente.

nunca calentar al microondas, ni al fuego directamente. con un calienta biberones siempre lo tendrás a la

temperatura adecuada y evitarás posibles quemaduras.

• Inclinar suficiente el biberón de forma que no entre aire en la tetina, que esté siempre llena, así no tragará aire el bebé.

• Desechar la leche sobrante ya que se contaminará.

• Nunca agrandar los agujeros de las tetinas. • Posición: cambiarlo de postura para

favorecer la coordinación visual. Se puede realizar igualmente el contacto piel con piel. Precisa un ambiente tranquilo y dedicación exclusiva.

• Al terminar, facilitar el eructo dejando reposar la cabeza sobre el pecho o el hombro, sujetando su culito con una mano.

Calienta biberones Rimaxbaby RB-330

(9)

La lactancia fácil

Guía de la alimentación del bebé (0-6 meses)

LACTANCIA MIXTA

La lactancia mixta, como su nombre indica, consiste en alimentar al bebé con leche materna y artificial.

Existen básicamente dos formas de llevarla a cabo:

¿En qué casos se recomienda la lactancia mixta?

Sencillamente es recomendable la lactancia mixta en todos aquellos casos que no se dé lactancia materna exclusiva. Ya hemos comentado que lo ideal es sólo pecho, así que por lógica es mejor 50% de leche materna que nada…

¿Cuál de las técnicas es mejor realizar?

Dependerá de la situación por la que la mujer haya decidido ofrecer a su niño/a lactancia mixta. Claramente más recomendable sería la segunda opción, ya que ofrecemos al bebé que mame todo lo que quiera del pecho y, si con éste no tiene suficiente, se le ofrece un “extra” de leche artificial. Si

quiere la tomará y si no la rechazará. Ahora bien, si la mamá ha decidido dar lactancia mixta porque durante unas horas diarias no estará con su bebé esta opción no es factible, tendrá que alternar las tomas, así cuando ella esté dará pecho y cuando no, la pareja o persona al cuidado del bebé le dará la leche de fórmula.

Si se ha decidido lactancia mixta porque el bebé no aumenta suficiente de peso o se cree que la mamá produce poca leche, sin duda su opción es suplementar con leche de fórmula tras ofrecer en cada toma el pecho, además de consultar con la matrona el caso para intentar mejorar la producción con un buen agarre y un buen vaciado.

Si la mamá produce leche suficiente, podría sacarse manualmente o con sacaleches y ofrecerle dicho suplemento de leche materna. (Ya no hablaríamos de lactancia mixta, sería materna aunque diferente forma de administración).

En el caso de alternar las tomas porque la madre no esté con el bebé durante unas horas (por temas laborales, por ejemplo, u otros) existe la opción de utilizar un sacaleches, conservar la leche adecuadamente y ofrecer al bebé las tomas de biberón con leche materna. Se podrá templar fácilmente con un calienta biberones. Alternar una toma de pecho

y otra de leche de fórmula.

1

Ofrecer tras la toma de pecho un suplemento con leche de fórmula

(10)

En Rimaxbaby sabemos que te preocupa todo lo que tenga que ver con el cuidado de tu bebé, que lo darías todo por proporcionarle la mejor atención. Por eso ponemos a tu disposición todo tipo de productos de gran calidad y diseño. Con la garantía de una marca experta en el cuidado del bebé.

Todo para el cuidado de tu bebé.

¿NECESITAS CONSEJOS?

Déjate aconsejar por los profesionales en:

www.rimaxbaby.com/consejosprofesionales.html

• Guías sobre el cuidado de tu bebé. • Artículos de expertos profesionales. • Información sobre el desarrollo de tu bebé.

¡Y mucho más!

Y ahora,

si te registras en nuestra

web tendrás GRATIS

una ampliación de garantía

de nuestros vigilabebés.

+

1 AÑo

GARANTÍA

(11)

Figure

Updating...

References