• No se han encontrado resultados

NAVE DEL ESTADO PLATÓN VI 488 489 REPÚBLICA VI

N/A
N/A
Ig

Academic year: 2024

Share "NAVE DEL ESTADO PLATÓN VI 488 489 REPÚBLICA VI"

Copied!
4
0
0

Texto completo

(1)

'

. ..

BIBLIOTE CA CLÁSICA GREDOS , 94 PL ATÓ N />

't.--:'.~U tJ:

,\ ~

1,) .,

.~

-

o ~

, < ,\ ..

DIÁLOGOS

IV

REPÚBLI C A

INTRO DUCCiÓN. TRADUCCiÓN Y SOTM

" "

CONRA DD WGERS LAN

'I~r:] ~ : : rr1

B

EDITORIAL GREDOS

(2)

Asesor paralasección IIriega:C.UUlSG...ctAGUA.!..

Segúnlas normasdelaB.C.O.,latrad ucció n de estevolumenha sido revisada porAlBERTODEL P07-OORTIZ.

EDITORIALGREDOS.S.A.

SáncheePacheco,81,Madrid.España. 1988.

PR1MERAEDI CiÓN, mayo de 1986.

1."reimpresión,enerode1988.

Depósito Legal:M.525·1988.

ISBN 84-249- 1027-3.

Imp resoenEspaña .Printed inSpain.

Gráficas Cóndur, S. A., Sánchez Pacheco, 81,Mad rid, 1988.- 6162 .

R EPÚBLICA

(3)

300 DLOGOS REPÚBLICA VI 30 1

-No podr ía ser de ot ro mod o.

e - Bien. ¿Y no crees queestas cualidades que he m os descrito so n necesarias y se sigu e n una de otra para el alm a que va a aprehender de modo suficien tem e nte perfec to lo que es?

487" - Sí . son necesarias al máximo.

- ¿Has de censurar entonce s a una ocupación que no se puede pract icar como esdebido si no se está por naturaleza dotado de memoria, facilidad para aprende r.

grandeza de esp ír itu y de graciay no se es am igo ycon- génere de la verdad. de la justicia, de la va lentía y de la mode ración?

- No, ni Momo ' cens u ra ría algo por el estilo.

-¿y no es sólo a estos hombres , una vez perfecci o- nados por la educación y por la edad, que encomenda- rás el Esta rlo ?

b En ese punto inte rvino Adimanto.

-c-Nad ¡e,oh Sócrate s - d ijo-, podría contradecirte.

Pe ro a los que escuchan en ca da ocasió n lo que dices les pasan cosascomo ésta: es tima n quees po r su inex- periencia en interrogary re spo nderpor lo que son des- via dos un poco por ob ra del argumentoen cada pr egun- ta,y.alacu mu larse alfinal dela discusión estos peque- ños desvíos, el error lle ga a se r gra nde y aparece con- tradiciendo lo primero que se dijo. y así como en el juego de fichas los expertos terminan por bloquear

1; a los inexpertos.que no tienendóndemoverse así tarn-

b ié~

ellos acaba n por queda r bloqueados.sin ;ener q

decir. por obra de este otro juego de fichas que no se juega con gu ija rros sino con palab r as, aunq ue la ver- da d no gane más de ese mod o'. Digo esto mirando al caso presen te; pues aho ra podría deci r se que de pala.

bra nose puede co nt radeci r te en cada cosa que pre gun-

Momo era eldios del reproche, la censura y la bur la . ef.nota 7 al lib ro L

tasoperoqueen los hechos se ve que cuantos se abocan a la filosofía, no adh ir iéndose simplemente a ella con miras a estar ed uca dos comple ta men te y abandonán- dola sien do aún jóvenes . sino prosiguiendo en su ejer- d

cicio largo tiempo, en su mayoría se co nvie r ten en indi- viduosextraños, por no decirde pr avados,y los que pa- rece n má s tolerables. no obstante, por obra de esta ocupación que tú elogias, se vuelven inútiles para los

Esta dos.

y una vez que lo escuché , dije:

- ¿Y piensa s que los que habla n así miente n ? -No sé, pero co n gusto oiría tu op rruon.

- Oirí as, pues, que me parece que dicen la ve r da d. -¿Cómo, entonces, ha de est ar bien dicho que no e

cesa r á n losmale s para los Estados antes de que en ellos gob iernenlos filós ofos.cuando venimosa reconocerque les so n inútile s ?

- Para conte sta r la pregunt a que ha ces nece sito de una co mp a ración.

- ¡Y claro. tú no acostumbras. creo. a hab la r con imá genes!

- Bue no,te burlas trasha be rme arrojadoen unasun- to dificil de demostra r. Escucha ahora la ima ge n,para4880

que puedas ver cu á nto me cuesta hacer una com pa r a- ción. Tan cru el es el trato que los Estados infligen a los hombr es más ra zonab le s. que no hay ningú n otro individuoque padezca algose mej a nte.Po r eso, para po- derco mpara rlos ydefende rlos,deben reunirse mucha s cosas. a la manera en que los pintores mezclan pa ra re t rata r cie rvos-cabríos yotros de esa índole.Ima gín a - te que respecto de mucha s nave s o bien de una sola sucede esto: hay un patró n, más altoy más fuerte que todos los que están en ella, pe ro algo sor do, de lmism o b

modo co r t o de vista yotro tanto de con oci mientos náu- ticos, mie ntras los mar ineros estánen disputa sob re el gobiernodelanave, ca da unopensandoque debepilotar

(4)

302 DIÁLOGOS KEPÚHUCA VI 303

él, aunque jamá s haya ap rendido el arte del timonel y no pueda mostrar cuál fue su mae stro ni el tiempo en que lo aprendió;declarando.además,queno es un arte que pueda enseñarse, e incluso están dispues tos a des - ecuartizar alque diga que se puede enseñar; se am onto- nan siem pre en der redor del patró n de la nave, rogán- dole y haciendo todo lo posible para que les ceda el ti- món. Yen ocasiones. si no lo persuaden ellos y otros si, mat an a és tos y los ar rojan por la borda. en cuanto al noblepat rón, 10 enc adenan por medio de la mandrá - gora,de la em briaguezo cualquierotracosay se pone n a gobernar la nave. echando ma no a todo lo que ha y en ella y. tras beber y celebrar. navegan del modo que es pro ba ble ha gan semejantes indivi duos; y ademá s de

d eso alaban y denominan 'nave gado r ', 'pilo to'y 'entendí- do en náu tica'al que sea hábil para ayu darlos a gober- nar la nave.persuadiendo u obligandoal patrón en tan - to que al que no sea há bil pa ra eso lo censura n como in útil. No percibe n que el verdadero piloto 'necesaria- mente pre sta atención al momento del año. a las esta- cion e s. al cielo. a los astros. a los vientos y a cuantas cosas conciernen a su arte, si es que real me nte ha de ser sobe rano de su na ve; y, respecto de cómo pilota.-

" con el conse nti mient o de otros o sin él.piensa n que no

es posible adquirirel arte del timonel ni en cuanto a conocimientos técnico s ni en cuanto a la prá ctica. Si suceden tal e s cosas en la nave. ¿no est imas que el ver- dade ro piloto será llamado 'observador de lascosasque

489a están en lo alto', 'charlatán' e 'inútil' por los tr ipulan- te s de una na ve en tal esta do ?

- Cie r tamente -crespondió Adim anto.

- y no pienso que debas esc rutar mucho la compa- ración para verque tal parece se r la disposiciónde los Estados haci a los verd a deros filó so fos, ya que en tien- de s 10 que digo.

- Así es .

- Por lo ta nto,hasdeens eñar la imagenaaq uel que se asombraba de que losfilósofos no sean honrad os en los Estados, e in ten ta convenc erlo de que mucho má s b

asombroso seria que los honrasen.

- Se la enseña ré.

_ y ta m bién co nvéncelo dequedice la verdad alafir- mar que los filósofos más razonable s son inútiles a la muc hedu mbre, pero cxhó rtalo a que eche la culpa de eso no a los hombres razonables sinoa qu ienes no recu- rren a ellos. Porque no es acor de a la naturaleza que elpilot o ruegue a los mari neros quese deje n goberna r por él, ni que los sabio s acudan a la s pue r tas de los ricos. Miente aq uel que idee ta l ingeniosi dad. Lo que verdaderame nteco rrespo nde por naturalezaal enfermo -sea rico O pobre- es que vaya a las puertas de los e

médicos, y a todo el que tiene necesidad de ser gober- nado ir a las puertas del que es capaz de gobe rn ar. no que el que gob ie rna ruegue a los go be rnados para po- de r gobernar. si su gobierno es verda de ramen te prove- choso. Perosicompa rasa lospoliticos queactualmente gob ie rnan con los marineros de que acab amos de ha - blar.y a los que aq uéllos decía n 'inútiles'y'charlata nes de las cosa s que están en lo alto' co n los ver dade ros piloto s, no te equivocarás.

- Co rrecto.

- De aqul y en estas circuns ta ncia s noes fáci l que la ocupaci ón má s excele nte sea tenida en alta estima por los que se ejercitan en sent ido contrario; pe ro la d

ma yo r calum nia y la más violen ta hacia la masona so- breviene por obra de qu iene s dicen ocupa rse de ella, y que , según lo que afirmas,hacen decir al que acusa a la filosofia que la mayoría de los qu e se ocupan de ella so n depr a vados, y que los má s razon ables so n in- útiles, cosa en que yo convine co nt igo que er a verda- de ra.

- Sí.

Referencias

Documento similar

períakt oi. la imagen del dios marino Glauco en 611 c-d y sigs. Milton imita a Platón en su Paradise Lost 1679: «Mammon, the least erec ted spirit that fell from heaven; for e'en

Mas este discernimiento fundamental de la diferencia ontológica entre formas y cosas sensibles constituye para Platón una prerrogativa exclusiva del filósofo, amante del saber, 12

En él se trata la adecuación constructiva y adaptación a la normativa de una nave industrial para establecer un taller de reparación de vehículos de chapa y

1.3.1. DESCRIPCIÓN GENERAL DEL EDIFICIO. Se trata de la construcción de una nave aislada en parcela, con planta rectangular y cubierta a dos aguas. PROGRAMA DE NECESIDADES. Con

Porque lo que intenta Derrida no es repetir o seguir la herencia de las lecturas tradicionales de Platón, sino más bien lo que trata es de determi- nar cómo funciona el pensamiento

La nave principal proyectada para el alojamiento de los terneros constituye un único sector de incendio, puesto que se trata de un espacio diáfano de 679,69 m 2 , desarrollada

Hay quienes equiparan ambos ejemplos, pero sin explicar por qué Platón estaría mentando un conflicto entre racionalidad y apetitividad en un contexto en que quiere diferenciar

Es señal de la visión de Platón el que su obra encarne toda la gama del pensamiento acerca del número y de la bondad que se encuentra en la filo- sofía posterior. Sería