• No se han encontrado resultados

PDF Miguel Ángel Sánchez Neria - Repositorio Institucional UACM

N/A
N/A
Protected

Academic year: 2023

Share "PDF Miguel Ángel Sánchez Neria - Repositorio Institucional UACM"

Copied!
149
0
0

Texto completo

La reforma de 1977 introdujo el sistema de partidos en México a la dinámica de la representación proporcional. Aun con lo anterior, podemos considerar que las transformaciones más profundas para el sistema de partidos en México se dieron como producto de las elecciones de 1988. El inicio de la transición política caracterizó y generó diferentes dinámicas en la vida política nacional.

Después de las elecciones de 1988, la línea de identificación partidaria pudo contar con importantes referencias. Esto último nos ayudará a comprender en detalle las transformaciones que ha experimentado el sistema de partidos en México como resultado de la transición política que se ha manifestado en los diferentes niveles desde mediados de los años sesenta. Finalmente, el cuarto capítulo “Perspectivas del sistema de partidos en México después de las elecciones de 2006” analiza conceptos relevantes para determinar los factores que provocaron la dehegemonización del sistema de partidos mexicano (aparte de los ya mencionados). producto de la transición política: liberalización y democratización), estos conceptos son desalineamiento y realineamiento.

CAPÍTULO I

Transición política

  • Partido político
  • Sistema de partidos
  • La clasificación de los sistemas de partidos y

Esto enfatiza la centralidad del Estado como objeto de la actividad partidaria. En su estudio sobre este tema, Maurice Duverger menciona, por ejemplo, que el desarrollo de los partidos políticos está directamente relacionado con el de la democracia. En la democracia actual, los partidos son uno de los principales canales para acceder al poder político por medios electorales.

Finalmente, Dieter Nohlen considera el sistema de partidos como: “la composición estructural de todos los partidos políticos de un estado”27. “Sistema de partidos” significa la composición estructural de todos los partidos políticos de un estado. La configuración y el futuro del sistema de partidos dependerán en gran medida de que las elecciones se realicen basadas en los principios de representación.

CAPÍTULO II

I La transición política en México: un breve recuento

Hasta antes de la reforma estaba compuesto por 400 miembros, después de la reforma el número total ascendió a 500 (300 de mayoría y 200 de representación proporcional). 51 El pluralismo moderado que se construyó a partir de los resultados de las elecciones de 1988 hasta 1997 será considerado aquí como: un pluralismo moderado no competitivo o poco competitivo. Hay que afirmar que un sistema es competitivo en la medida en que los resultados electorales sean reñidos y exista incertidumbre sobre el resultado final de las elecciones.

Las afinidades ideológicas entre Salinas y el PAN, y el hecho de que el PRI necesitaba su cooperación en el Congreso, fueron claves para que el PAN se convirtiera en un actor relevante en ese período. Para desarrollar el tercer punto, debemos comenzar recordando que confirma lo señalado por el autor: los resultados de las elecciones de 1988 cambiaron la forma de toma de decisiones dentro de los órganos representativos. 56 En este estudio partimos de la idea de que después de las elecciones de 1988 en el sistema de partidos mexicano se establecieron las raíces de lo que Sartori llama pluralismo moderado o limitado.

GRÁFICA 2

  • PAN Y PRD como oposición real
  • La consolidación de los ejes de la estructura de partidos en México
  • La alternancia en el año 2000: el cambio en la estructura de oposición

Después de las elecciones de 1988 surgieron acontecimientos y fenómenos que ponen de relieve el papel de la oposición en la lucha por el poder en todos los ámbitos de la representación política. Su estrategia, a su vez, se basó en la inevitabilidad del fraude electoral. Sin embargo, como ya se explicó, un hecho relevante que se destacó durante las elecciones de 1997 a nivel federal y local fue el reposicionamiento del PRD.

Luego de las transformaciones que experimentó el sistema de partidos a raíz de las elecciones de 1988, los años siguientes, y especialmente 199783, revelarían un panorama completamente diferente en la lucha por el poder político en nuestro país. Fuente: Elaboración propia con base en el análisis de la evolución del sistema de partidos en México de 1988 a 2006. EVOLUCIÓN DEL SISTEMA DE PARTIDOS EN SU VOTACIÓN (PRI-OPOSICIÓN) Y SU RELACIÓN CON LAS ETAPAS DE LA TRANSICIÓN.

Fuente: Elaboración propia con base en el análisis de la evolución del sistema de partidos en México de 1985 a 2000. Fuente: Elaboración propia con base en el análisis de la evolución del sistema de partidos en México de 1988 a 2006, y Becerra, R., P. Si continuamos en la reflexión del cuadro 13, también tenemos una constante (como lo representa la pérdida de votos del PRI) en el número de votos recolectados a favor de la fuerza partidista que representa el PAN.

Lo que cabe destacar de las elecciones de 1994 es el progreso que el bloque opositor pudo lograr en dichas elecciones. Fuente: Elaboración propia con base en el análisis del desarrollo del sistema de partidos en México de 1988 a 2006, y en Becerra, R., P. Con este panorama y para las elecciones del año 2000, el resultado trascendental sin duda fue que el PRI no No ganará las elecciones a presidente de la república.

DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL DE ESCUELAS EN LA INTEGRACIÓN DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS, POR PARTIDO POLÍTICO, 1961-1997. Después de todo, ¿de qué otra manera podemos observar la evolución en la distribución efectiva del poder entre los partidos políticos después de las elecciones de 2000? El progreso de la oposición en la adquisición de cargos de elección popular en el sistema político es visible.

PRD 4

  • PRI, PAN Y PRD en la lucha por el poder electoral después de la alternancia en el año 2000
  • Las elecciones del año 2006: ¿fin del desalineamiento y realineamiento electoral?
  • Bipartidismo o tripartidismo en la lucha por el poder
  • La dinámica nacional en la disputa electoral
  • La dinámica regional en la disputa electoral

Análisis de las elecciones presidenciales en México en El Cotidiano, Revista de la Realidad Mexicana Actuala, UAM-A, vol. Si las reformas electorales de la primera mitad de los años noventa (como se muestra en el gráfico 12) elevaron la tasa de 90 Reyes del Campillo, Juan, “Resultados electorales 2006”, en El Cotidiano, Revista de la Realidad Mexicana Actuala, UAM-A, vol.

Los datos del gráfico 15 nos llevan a la conclusión de que el distanciamiento de los ciudadanos respecto del partido oficial será una constante desde 1955. Si combinamos los datos del gráfico 15 (votación histórica de la JŽI) con los datos del cuadro 27 (índice de reformas electorales de 1979 a 2003 y su conexión con el crecimiento del índice de competitividad), podemos reconocer que en Datos de 2000 y 2006 (elecciones presidenciales y datos de identificación partidista97) revelan que el desajuste electoral que experimentó el Partido Revolucionario Institucional a través de la liberalización política y democratización que estaba experimentando nuestro país aún continúa.

99 El concepto de elección crítica es uno de los pilares de la teoría del realineamiento electoral. El candidato de la coalición, a su vez, tiene una fuerte presencia en el centro-sur y sureste del país100. Este fenómeno recorrió los procesos de liberalización política y democratización que vivió el país, y a lo largo de este proceso aumentó el número de actores relevantes en la lucha por el poder político tanto a nivel nacional como local, sobre todo y visiblemente después de las elecciones de 1988.

101 Término tomado de la física utilizado en la ciencia política para analizar la estabilidad y el cambio en las preferencias partidistas del electorado y el tamaño de la fuerza dentro del sistema de partidos. Las reformas emprendidas a lo largo de la transición política y de 1996) han transformado la forma de participación de los partidos en la distribución efectiva del poder. El cambio de gobierno en los estados del país y en mayor medida el triunfo de la oposición en los distritos electorales son una clara evidencia de ello (ver cuadros 32 y 35).

Si observamos los datos del gráfico 20, podemos ver que los índices numéricos de los partidos generalmente apuntan hacia un sistema bipartidista, principalmente desde 1991 hasta el año 2000.

GRÁFICA 20

Es cierto que estas reglas fueron transformadas y adaptadas poco a poco a las nuevas demandas de la sociedad, por: a) por la élite en el poder, b) y por los actores políticos involucrados en la toma de decisiones a partir de la apertura política iniciada en 1962. Después de las elecciones de 1988, el PRI reestructuró su organización interna con el objetivo de transformar el propio partido en uno que recuperara el espacio de representación política que había perdido. Los datos de las elecciones de 2006 sitúan al país como la tercera potencia electoral del país.

Por otro lado, y como consecuencia de las ya mencionadas disputas entre los partidos, la configuración de la geografía electoral ha cambiado de tal manera que a nivel regional podemos hablar de casos como sistemas bipartidistas o tripartitos. sistemas de partidos locales, todo esto es producto de la regionalización que cada partido ha hecho del voto, fenómeno que dio lugar a un pluralismo político que se extendió por todo el país; aunque podemos preguntarnos si este pluralismo limita o constriñe el desarrollo de otras fuerzas. Con todo esto, y tomando como referencia los resultados de las elecciones de 2006, podemos considerar que el aumento de la fuerza electoral principal de los bloques que forman el espectro de representación política ha sido cristalizado de manera tangible por la izquierda mexicana. , que logró una votación histórica en las elecciones de 2006, con el 33,51% del total de votos. Esta segmentación de la lucha electoral a nivel local-regional, con la creación de diferentes formatos o subsistemas de partidos en cada estado y en cada circunscripción, se revela como una modalidad en la disputa electoral que será una constante en el sistema de partidos mexicano durante muchos años. un período aún no cuantificado.

Cansino, Cesar, “democratización y liberalización”, en Cuadernos de difusión de la cultura democrática, primera edición, número 14, IFE, México, 1997. Gil, Ezequiel, “Las lagunas de la democracia, la batalla por las bancas”, en Nexos, México, Número 321, septiembre de 2004. Palma, Esperanza, Los fundamentos políticos de la alternancia en México: un estudio del PAN y PRD durante la democratización, UAM-A, México, 2004.

Reynoso, Diego, "Federalismo y democracia: las dos dinámicas de la transición mexicana", en Revista Mexicana de Sociología, México, tomo Reynoso, Diego, "Competencia electoral y dehegemonización en los estados mexicanos" en Después de la transición: elecciones y nueva competitividad , Víctor Alejandro Espinoza Valle y Luis Miguel Rionda Ramirez, (coordinadores), UAM-A/Universidad de Guanajuato/Sociedad de Estudios Electorales/Eon Graphics, México, Realidad Mexicana Actual, UAM-A, vol.

Silva-Herzog Márquez, Jesús J., “Esferas de la Democracia”, en Cuadernos para la Difusión de la Cultura Democrática, Número 9, IFE, México, 4ta Edición, 2003.

Referencias

Documento similar