1925-

Top PDF 1925-:

Vallejo y España (1925-1938)

Vallejo y España (1925-1938)

un primer momento, desde 1925 hasta antes del inicio de la guerra civil española el contacto del peruano con el país de Cervantes y de Quevedo se dio en el plano literario, a través de la amistad que cultivó con algunos escritores españoles, lo cual hizo posible que nuestro poeta reedite algunos de sus libros (Trilce) y pueda publicar otros que terminó de escribir en Europa (El tungsteno), o que preparó íntegramente en el Viejo Continente (Rusia en 1931). En un segundo y definitivo momento, Vallejo se comprometió vitalmente con el gobierno republicano, participó en acciones concretas en defensa de este (Discurso en el II Congreso de Escritores, en Madrid) y en pleno fragor del combate y estando él muy cerca de morir, dedicó un poemario completo al drama histórico de las luchas del pueblo de España por su libertad (España, aparta de mí este cáliz), y con ello asumió su responsabilidad de escritor. Y es una coincidencia digna de destacarse que la primera edición de este libro memorable haya sido realizada por los mismos soldados republicanos que luchaban en las batallas, a las que menciona Vallejo en sus textos poéticos.

18 Lee mas

The dog fabulist: glimpses of the posthuman in "A dog’s heart" (1925) by Mikhail Bulgakov

The dog fabulist: glimpses of the posthuman in "A dog’s heart" (1925) by Mikhail Bulgakov

Meeker’s ethic of survival through play is perfectly exemplified by Bulgakov’s A Dog’s Heart: here Sharik the dog features as the story’s most privileged observer, whose style and idiosyncrasies also contaminate human narrators. Animals feature significantly in Bulgakov’s works, and often emerge as hybrid half-human incarnations of demons or mysterious forces conjured up by human beings. For example, there are the bloodthirsty reptiles with a distinctly human cruelty in their eyes in The Fatal Eggs (Роковые яйца, 1925), and a monstrous black cat, named Behemoth after the biblical creature (Job 40: 10-19), wreaking havoc in the streets of Moscow in Master and Margarita (Мастер и Маргарита, 1928-1940, first published in 1966-67). A black cat with phosphorescent eyes is the result of the metamorphosis of a bureaucrat in Diaboliad (Дьяволиада, 1923), a comic artifice to show the degeneration of Bolshevik society into de-humanized individuals. These transformations of humans into animals in Bulgakov’s stories are rarely merely degradations to a basic, instinct-driven nature, but rather expressions of how far human nature has deviated from its genuine essence, which should include the animal component. As a matter of fact, in A Dog’s Heart the process of dehumanization happens by reversal: the world-renowned Professor Preobrazhensky grafts the pituitary gland and testes of a human being onto a dog’s body, giving birth to a grotesque, beast- like individual. Introduced to Bolshevik ideals by the local bureaucrat Shvonder, Sharik, who has now renamed himself Sharikov, ends up facing an even more drastic loss of identity: the new human being is consigned to the no-man’s land of the homo sovieticus, but the author suggests that this is little different from any totalitarian society, or indeed from any society governed by anthropocentrism. Like The Fatal Eggs, A Dog’s Heart may easily be seen as the story of a failed experiment: in regard to the former, Nadine Natov observes that “[a]ny bold experiment can lead to unexpectedly adverse results: that is the main idea of this story” (43). On closer inspection, though, can we really say the limitations of science and the fetters imposed by nature on human discoveries are the core theme of Bulgakov’s science-fiction? Clearly there is much more at stake in these experiments, ideally the whole process of civilization that the scientist strives to justify and recreate organically, finding fertile ground in a homogenizing society in which only science is accepted at face value. Pursuing this line of criticism, animals not only cloak satirical messages, they are also agents in themselves: by force of contrast and juxtaposition, they unveil essential qualities that transcend the purely human sphere.

17 Lee mas

La Economía del algodón en Sinaloa: 1925-1976

La Economía del algodón en Sinaloa: 1925-1976

El libro está divido en dos etapas, 1925-1950 y 1950-1976. Dos periodos que marcan la diferencia a la siembra de algodonero con semillas importadas; y una se- gunda etapa, con semillas mejorada producto del paquete tecnológico y acompa- ñada de sistemas de irrigación. Es decir, la década de 1950 marcó la pauta y el par- teaguas en México con una gran variedad de semillas mejoradas. La primera etapa que va de 1925 a 1950 tuvo mayor desarrollo en términos cualitativos, aunque se sembró el diez por ciento (siete mil hectáreas) de lo que sembró entre 1950 y 1976, por el impacto directo en las regiones algodoneras. Esto se debió a la apertura e ins- talación de nuevos sistemas de producción agrícola. Las despepitadoras, la organi- zación empresarial y el desarrollo de otros eslabones productivos.

6 Lee mas

Un informe confidencial: las elecciones municipales de 1925

Un informe confidencial: las elecciones municipales de 1925

Por otro lado, el informe también nos habla de la realidad que la construc- ción del gobierno municipal tenía en la Ciudad de México. El laborismo se había constituido, desde el año anterior, en la tendencia incontestable que go- bernaba la ciudad capital. Y sin embargo, frente a esta corriente hegemónica (cuyo anclaje principal en el propio gobierno federal lo garantizaba) se organi- zaron fuerzas políticas que creían que ese poder se podía desafiar. Particular- mente en el proceso de diciembre de 1925, la presencia de un callista connotado como Juan de Dios Bojórquez a la cabeza de la oposición electoral nos da una clave de significación todavía mayor, pues nos habla, quizá, de un intento de mediatización de esa fuerza en la capital desde el interior del grupo en el poder que debe ser reflexionado más ampliamente.

26 Lee mas

Violencia política ejercida por agentes del estado colombiano en contra de María Cano 1925 1929

Violencia política ejercida por agentes del estado colombiano en contra de María Cano 1925 1929

Ahora bien, al referirse a María Cano resalta el cambio de prioridades que se dio en ella a mediados de 1924 cuándo se crea el Programa de Lectores Escuchas en la Biblioteca Departamental, teniendo en cuenta que, a partir de éste, sus intereses no se basaban únicamente en lo referente a la literatura, sino que allí al tener contacto con la clase obrera, surgen nuevos intereses políticos que la motivaron a abanderar luchas a favor de la mujer, el proletariado y la clase obrera. Es necesario señalar que el autor hace un recorrido biográfico de María Cano vislumbrando sucesos importantes como su elección como la Flor del Trabajo el 1 de mayo de 1925, su participación en la fundación y promoción del Partido Socialista Revolucionario -PSR-, sus giras políticas por diferentes lugares del país, la organización de sindicatos, la agitación en diferentes huelgas, la lucha por los tres ochos (ochos horas de sueño, ocho horas de trabajo y ochos horas de ocio) entre otras.

117 Lee mas

EL PARQUE MACEO DE LA HABANA ALGUNAS OBSERVACIONES SOBRE SU REMODELACIÓN

EL PARQUE MACEO DE LA HABANA ALGUNAS OBSERVACIONES SOBRE SU REMODELACIÓN

La estatua ecuestre de Maceo, su componente principal, se inauguró el 20 de Mayo de 1916, obra del escultor italiano Domenico Boni, pero el Parque no quedó concluido hasta 1925, a partir del proyecto ganador de un concurso convocado en 1921. Dentro de los elementos componentes del parque se incluyo, frente al tramo inicial de la calle Belascoaín, una edificación a modo de portada, que al parecer había sido proyectada para el cementerio de Cienfuegos, a la cual le llamaron pérgola porque sostenía viguetas de madera para tales fines. Sin embargo, lo interesante de este componente era que en su centro se alzaba un arco de medio punto que enmarcaba en la perspectiva el monumento en toda su altura. Terminadas las obras del parque, el lugar se mantuvo sin cambios mayores hasta 1960. Se trataba de un sitio de obligado paso entre el este y el oeste de la ciudad por su franja norte. Por San Lázaro se desplazaban vehículos ligeros, ómnibus y tranvías; por el malecón solamente vehículos ligeros. Del otro lado de Belascoaín se encontraba el Café Vista Alegre, cuya fachada sostenía vallas de gran formato y un periódico lumínico proyectando mensajes escritos que eran captados por viandantes y motoristas.

7 Lee mas

Show all 399 documents...