Academia Nacional de Historia

Top PDF Academia Nacional de Historia:

Discurso de recepción del Dr  Alfredo Jahn como Individuo número de la academia Nacional de la Historia el 25/02/1923

Discurso de recepción del Dr Alfredo Jahn como Individuo número de la academia Nacional de la Historia el 25/02/1923

de octubre de 1601 y cuya edición se hizo en Amberes en 1728. La Historia general de las Conquistas del Nuevo Reino de Granada, de Lucias Fernández Piedrahita, publicada en Amberes en1688 y las Noticias historiales de las Conquistas de Tierra firme en las Indias occidentales de Fray Pedro Simón, cuya primera parte se imprimió en Cuenca en 1627, han utilizado la misma fuente. El primero dice en el prólogo de su obra: “Estando en los Reinos de España me vino a las manos la cuarta parte de la Historia de Indias que escribió el licenciado Juan de Castellanos, cura que fué de la ciudad de Tunja, aunque con la desgracia de no haberse dado a la estampa, teniendo aprobación para ello, como se reconocerá del original que está en la librería del señor don Alonso Ramírez del Prado, consejero que fué juntamente de Castilla y de la Cámara de Indias; y como el autor estuviese tan acreditado con las otras tres partes impresas, (1) en que recopiló las conquistas de Méjico (?), Islas de Barlovento y Reinos del Perú (?), aprecié mucho el encuentro y enterado de algunas noticias que tenía en confuso, me hallé con los primeros deseos de vestirlas de un estilo que, sin fastidiar con los desaseos del siglo anterior, pudiese correr en éste con los créditos de poco afectado” (p. XIII). Sólo para la confección de sus Elegías en que canta las hazañas de la Conquista anteriores a las de los Welser, hubo de utilizar Castellanos las anotaciones de su amigo personal Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdez, autor de la monumental obra histórica que se titula Historia general y natural de las Indias, islas y tierra firme del Mar Oceáno impresa en Sevilla en 1535.

22 Lee mas

Los caballeros andantes del patriotismo  La actitud de la academia nacional de la historia colombiana frente a los procesos de cambio social

Los caballeros andantes del patriotismo La actitud de la academia nacional de la historia colombiana frente a los procesos de cambio social

* En cuanto al análisis de la política reformadora de este tiempo y la así llamada “Revolución en la marcha”, véase R. H. Dix, C olom bia. T he Political Dimensions of Change, New Haven/Londres, 1969, p.88 y siguientes. En cuanto a la imagen que López tenía de sus fines políticos y en cuanto a la problemática de las reformas políticas, véanse Mensajes del p resid en te López al Congreso Nacional, 1934-1938, Bogotá 1939 y La política oficial. M ensajes, c a rta s discursos del presidente López. 5 tomos, Bogotá, 1935-1938. En cuanto al papel que desempeñaban tales reformas en el proceso de desarrollo histórico, véase Hans-Joachim König. “Lateinamerika in der bise: Das Beispiel Kolumbien”, en Dietmar Rothermund, Die Peripherie In der Weltwirtschaftskrise: A frika, Asien u n d L atein am erik a 1929-1939, Padeibom, 1983, pp. 245-284. En cuanto a la política escolar, véase Jaime Jaramillo Uribe, “El proceso de la educación. Del virreinato a la época contemporánea”, en Manual de historia de Colombia, tomo III, Bogotá, 1982, p. 285 y ss. y p. 328 y ss. El rechazo de tal política ideológicamente neutral por parte de la Iglesia católica se documenta en lacartadel arzobispo de Bogotá al presidente de laN ación del 13 de noviembre de 1935, ^La Iglesia, N° 29 (1935), p. 343 y ss. R ep ú b lica de Colombia: La opinión nacional „ ' nte 13 reforma de la C onstitución, Bogotá, 1936.

21 Lee mas

Pasado y presente del oficio de historiador: vínculos entre la historia, la política y la memoria

Pasado y presente del oficio de historiador: vínculos entre la historia, la política y la memoria

Así, al debate citado de la década del treinta, le siguieron y le siguen muchos más: los impulsados por el llamado revisionismo histórico desde mediados del siglo XX hasta el presente, con la creación en el año 2011 del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico argentino e iberoamericano Manuel Dorrego, dependiente del recientemente creado Ministerio de Cultura de la nación 13 . El nombre de los premios que otorga “José María Rosa” y “Jorge Abelardo Ramos” marca una filiación con las lecturas históricas de los años setenta. Los historiadores profesionales, desde los espacios universitarios, reaccionan frente a estas iniciativas gubernamentales para reescribir la historia y promueven asociaciones distantes tanto de la Academia Nacional de la Historia, creada en 1938, como continuación de la Junta de Historia y Numismática, promovida por Bartolomé Mitre, como del citado Instituto de Revisionismo. Un ejemplo de ello es la creación en el año 2013 de la Asociación Argentina de Investigadores en Historia (AsAIH). Como consigna en su página web, sus Comisiones tratan problemáticas de

14 Lee mas

Fuentes Parroquiales: viejas vías de acceso al pasado. Nuevas estrategias, limitaciones y posibilidades de reconstrucción histórica.

Fuentes Parroquiales: viejas vías de acceso al pasado. Nuevas estrategias, limitaciones y posibilidades de reconstrucción histórica.

En nuestro país, recién en 1990 y en el ámbito de la Academia Nacional de la Historia, se crea el Grupo de Trabajo sobre Historia de la Población, dirigido por del Dr. César García Belsunce y el Dr. Ernesto Maeder. Este fue un importante impulso para el desarrollo de los estudios sobre historia demográfica en la Argentina. El Grupo de Trabajo comenzó con el relevamiento general de fuentes para la historia demográfica y la realización de trabajos puntuales sobre áreas determinadas, priorizando la etapa de dominación española, época en la que fueron realizados los primeros censos y padrones de población y en la que se crearon las primeras parroquias con los correspondientes libros de registros.

6 Lee mas

Luis Sánchez Granjel (1920 2014) y la historia de la medicina española: Recuerdo y homenaje

Luis Sánchez Granjel (1920 2014) y la historia de la medicina española: Recuerdo y homenaje

Su trabajo era reglado, puntualísimo entraba a la misma hora todos los días en su despacho. La constancia, este arma poderosa que tanto ama el tiempo, fue el timón que le condujo a buen puerto. Los sábados estuvieron siempre destina- dos a contestar la abundante correspondencia que recibía, porque a lo largo de todos los días, incluyendo algunos festivos, Don Luis asomaba por la Cátedra. En su correspondencia hay cartas recibidas de sociedades de historia de la Me- dicina de la antigua América española, italianas, francesas, portuguesas sobre todo, cartas algunas del mexicano Fernández del Castillo, desde Roma de Adal- berto Pazzini, de Henry Sigerist, pero también de Heinrich Schiperges, de Diet- ter Jetter, Francisco Guerra, Erna Lesky, Loris Premuda, Luis de Pina, o F. L. N. Poynter. Todo estaba ordenado, los epistolarios, ficheros de autores, mate- rias, bibliografías, y un largo listado de materiales. Don Luis era de un orden increíble, pero de enorme utilidad, sobre todo para un aprendiz de historiador que era mi caso. Todo este entorno, pese a las limitaciones materiales, creaba un ambiente de trabajo y pulcritud que subyugaban. “Sine ira et cum studio” avan- zaba Don Luis, en su ambicioso proyecto que finalizó a la postre de historiar todo el pasado médico español. Hasta el final de sus días no abandonó su noble pasión, cuando era avanzado octogenario tuvo valor y empeño para redactar la mejor monografía de la Historia de la Academia Nacional de Medicina (2007), completada más tarde, ya nonagenario, en 2012 con la monografía sobre la Academia en su etapa bélica de San Sebastián.

18 Lee mas

Oscar Pablo di Liscia (1955): un compositor argentino contemporáneo: Aportaciones biográficas, entrevistas cualitativas, catalogación de obras y aproximaciones analíticas (1955 2013)

Oscar Pablo di Liscia (1955): un compositor argentino contemporáneo: Aportaciones biográficas, entrevistas cualitativas, catalogación de obras y aproximaciones analíticas (1955 2013)

Hoy, como antaño, se sigue concurriendo al Teatro Colón para asistir a representa- ciones líricas o de ballet tradicional, // [ sic ] y si las asociaciones musicales, organi- zadoras de conciertos, generalmente persisten en asentar su programación sobre la base de intérpretes más o menos llamativos extranjeros —solistas y orquestas—, en lugar de orientar el gusto, la información y la formación de sus asociados hacia sen- deros propios y menos transitados, es porque tal actitud, evidentemente, no garanti- zaría la supervivencia de estas instituciones. La transformación de la comunidad de oyentes, inmersos en el país, y no aislados de él, no dependerá del arrojo mesiánico, heroico, abnegado, de algunas entidades, sino de la transformación de toda la men- talidad nacional, lo cual pasaría por una compleja red de carriles bastante alejados de la música. // Pero junto a todo esto, que también es necesario en la vida musical, coexisten experiencias alocadas, insólitas y proposiciones más o menos extravagan- tes. Todo, con indumentaria de etiqueta o deportiva, marcando pulso de una activi- dad que mucho tiene de respuesta a una época que dejó de ser elitista, formal, para internarse llanamente en un informalismo de despegue hacia un futuro que la historia no puede prever porque no está en sus posibilidades ni en su función específica 162 .

455 Lee mas

Enrique Crdenas de la Pea

Enrique Crdenas de la Pea

• Michoacán y 3 más, amén de lo relacionado con este trozo de territorio: Tierra Caliente. Porción Sureste de Michoacán –lugar donde en tiempos de sequías casi ni se respira, donde la temperatura aprieta cuando la lluvia no cae–. Brisa y Espuma. Donde sopla el viento de mar –la costa encantada y encantadora–, y Tres viñetas Líricas Michoacanas –donde aparecen Morelia de Morelos la eterna, homenaje a la Ciudad arrullada por la historia y los vientos del Valle,

5 Lee mas

Dos escritos juveniles de Estanislao S  Zeballos

Dos escritos juveniles de Estanislao S Zeballos

Poco antes, en enero de 1870, había estado en Rosario y presenciado el retorno de los cuerpos de la Guardia Nacional que habían combatido por cinco largos años en la guerra del Paraguay. El desembarco y desfile se produjo con la presidencia del primer mandatario, Domingo Faustino Sarmiento. Zeballos vio a varios de sus conocidos en los carruajes destinados a los heridos y al contemplar la bandera del 1º de Santa Fe, sostenida ahora por el subteniente Frutos, rememoró a Mariano Grandoli, aquel adolescente al que había visto marchar con admiración en 1865, quien había entregado heroicamente su vida en las trincheras de Curupaytí. Escribió entonces unos versos “al que fuera y no volvió”, que por aquellos días circularon impresos 15 .

29 Lee mas

Por qu Especialidad y no Maestra?

Por qu Especialidad y no Maestra?

ambición académica y de servicio. El surgimiento de los Consejos de Especialidad y su reconocimiento por la Academia Nacional de Medicina y la Academia Mexicana de Cirugía es uno de ellos; después, la crea- ción de la Comisión Interinstitucional para la Forma- ción de Recursos Humanos para la Salud de la que se creó el ENARM (Examen Nacional para Aspirantes a las Residencias Médicas) y el establecimiento del Programa Único de Especialidades Médicas (PUEM) en 1992, han venido a reforzar, a sistematizar y a darle mayores posibilidades a los cursos para ser evaluados y mejorar su calidad; sin embargo el grado académico de los egresados sigue siendo el mismo: el de Espe- cialista. 1,3

6 Lee mas

ACADEMIA DE PINTURA EN CHILE: SUS MOMENTOS PREVIOS

ACADEMIA DE PINTURA EN CHILE: SUS MOMENTOS PREVIOS

Las primeras clases de la Academia de San Luis durante el primer año fueron el latín y dibujo, para luego ser incorporado el estudio de primeras letras. La duda que se genera al mencionar estos datos, es por qué aún no se abría la clase de matemática. Para responder a esta pregunta, atendemos a las palabras de Domingo Amunátaegui Solar: «...la razón era muy obvia. No se encontraba profesor para este especie de ramos». Finalmente, esta cátedra, central para el propósito que se había planteado Manuel de Salas, abrió sus puertas el día primero de octubre de 1799, teniendo como profesor a Agustín Marcos Cavallero, ingeniero español, quien tuvo un rol fundamental en la Academia, ya que «el plan de estudios de Ca- vallero comprendía las secciones cónicas, trigonometría plana, geometría práctica, estática hidráulica, hidrotecnia... siendo la culminación de los estudios la arquitectura civil y el lavado de planos» 15 . Vemos, por ende, una plena concordancia entre los planes de estudio de esta

26 Lee mas

LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA Y LAS CUEVAS DE LA SUBBÉTICA CORDOBESA

LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA Y LAS CUEVAS DE LA SUBBÉTICA CORDOBESA

Pero ésta no era la primera vez que el Grupo Espeleologico G40 entraba en contacto con la figura de De la Corte. Durante la primera mitad del 2008 se realizaron trabajos de exploración y estudio de la Cueva de la Mina de Jarcas, ubicada al igual que la del Morrón en el término de Cabra, pero en esta ocasión en el Cerro de Jarcas. Los mismos culminaron con una topografía en desarrollo de 1.027.5 metros, con lo que dicha cavidad entró a formar parte del Catálogo de Grandes Cavidades de Andalucía. Examinando los muchos grafitis históricos que tapizan las paredes de la misma, nos topamos con dos leyendas en las que aparecía el apellido “De la Corte”. Su ubicación aparece reflejada en la topografía adjunta. En una de las mismas le precedían las iniciales “J.A”; en la segunda era acompañado del guarismo “1840”. Dichas iniciales se corresponderían con Juan Antonio de la Corte (marqués de De la Corte), hermano de nuestro protagonista. El segundo grafiti bien pudiera ser obra de la mano de este último, el cual incluyó en su informe mensual del mes de mayo de marzo de 1839 a la Real Academia de la Historia, alusiones a dicha cueva como mina utilizada para la extracción de oro. Con el tiempo, dicho aspecto se adjuntó a su topónimo, llegando a nuestros días como Cueva de la Mina de Jarcas, cuando en origen tan sólo era Cueva de Jarcas. A continuación se inserta copia literal de la parte del texto que atañe a la citada cueva, adjuntándole la llamada número 12 de las aclaraciones dadas a pie de página.

8 Lee mas

Academia Brasileña de Historia de la Enfermería: 2007 a 2014

Academia Brasileña de Historia de la Enfermería: 2007 a 2014

Este estudio tiene el objetivo de comprender cómo, por qué y para qué, un grupo de enfermeros e investigadores de la Historia de la Enfermería optó por la creación de la Academia Brasileña de Historia de la Enfermería en 2010. Los objetivos específicos del estudio fueron describir las motivaciones y expectativas de los enfermeros y pesquisadores de ese campo, asimismo, identificar las circunstancias históricas, luchas y fuerzas políticas involucradas en la creación de esa institución. Se observa que los actores sociales involucrados en la creación de la entidad provenían del Grupo de Investigación "Historia y Legislación de la Enfermería" y que las fuerzas y luchas políticas se daban entre los investigadores de la historia de la enfermería pues tenían intereses diferentes en la creación de esa

9 Lee mas

La enseñanza de la historia en la escuela y la nación 1946 1974

La enseñanza de la historia en la escuela y la nación 1946 1974

El autor se cuestiona frente al fenómeno sin precedentes que se presenta en América con respecto a la precoz identidad nacional asumida por las comunidades criollas, que según Anderson, puede deberse a los conflictos entre ibéricos y criollos (p. 326) y el por qué esta unidad imperial al momento de independizarse se convierte en dieciocho Estados separados, a lo que más adelante indica que eso se debe a que “cada nueva república sudamericana había sido una unidad administrativa del siglo XVI al XVIII” (p. 316), estas fronteras preestablecidas por una condición administrativa “se afirmaron por razones geográficas, políticas y económicas”(p. 317). Anderson menciona que los viajes influyeron en la transformación de los Estados coloniales en Estados nacionales por el incremento de la movilidad física facilitada por los logros del capitalismo industrial, el crecimiento de la planta de empleo de trabajadores bilingües que pudieran mediar en lo lingüístico entre la metrópoli y las poblaciones colonizadas que crecía proporcionalmente con la extensión territorial que cubriese el Estado y la difusión de la educación de estilo moderno debido a la aceptación creciente de la importancia moral de los conocimientos modernos incluso para las poblaciones colonizadas” (p. 163-165). Menciona que la interconexión entre las peregrinaciones educativas particulares y las administrativas dieron la base territorial necesaria para nuevas “comunidades imaginadas” en las que los “nativos” podrían llegar a verse como “nacionales”.

173 Lee mas

Esbozo de una historiografía de la historia de la Iglesia en Venezuela (1965 2015)

Esbozo de una historiografía de la historia de la Iglesia en Venezuela (1965 2015)

historia de los dominicos en Venezuela. El autor tiene una selección muy cuida- dosa de documentos provenientes de diversos archivos de España y Venezuela. Muy recomendable la lectura de aquellos textos que provienen del archivo del antiguo convento de San Jacinto de Caracas. La obra está dividida, a grandes rasgos, en los obispos dominicos que actuaron en la sede de Venezuela, el proceso de la fundación de los conventos de los predicadores (Nuestra Señora del Rosa- rio en La Asunción, Margarita; el de San Antonio de Padua, Cumaná; el de San Jacinto de Caracas; el de la Inmaculada Concepción de El Tocuyo; el de Nuestra Señora de la Candelaria, Trujillo; el Hospicio de Nuestra Señora del Rosario, San Carlos y el Hospicio del Dulce Nombre de Jesús en San Felipe); las misiones de los frailes entre los aruacas, la de Yacambú, la de los indios tomuzas y las de Barinas y Pedraza; también tiene un apartado dedicado a los dos monasterios de contemplativas dominicas fundadas en la colonia. Luego dedica algunas páginas a las fundaciones de la Provincia de San Antonino del Nuevo Reino de Granada en Venezuela, para luego abundar en detalles sobre el regreso de los dominicos en 1902. Como ya señalamos más arriba, contiene el libro un rico apéndice do- cumental.

44 Lee mas

Restos del pasado y la imaginación salvadoreña

Restos del pasado y la imaginación salvadoreña

bre. Todos de una manera u otra soportan imposiciones que a menudo rayan en lo insoportable. La conversión espontánea del centro en un inmenso tianguis es también producto de ese conflicto no tan lejano en el tiempo. Su capacidad de aplacar la miseria, aunque sea levemente, puede haber sido una de las razones de la paulatina y creciente pacificación de, al menos, la capital. Dicha capacidad po- see su propia belleza. El centro es amable, colorido, trata bien al visitante y posee un enorme atractivo turístico. En vez de estar sitiado, continuamente amenazado y expuesto a las sacadas de pecho de los políticos, el centro debería ser mimado como el refugio de los pobres, como el puente de El Salvador con su propio pasado, como un lugar de contradicciones, pero también de encuentros, de disensión, así como de consenso, de caos y de orden: de vida, en suma. En el centro hoy miles de vendedores (ambulantes, informales, espontáneos) y compradores (apresura- dos, humildes, improvisados) pululan entre los grandes monumentos y las más adorables huellas del pasado, pero también entre las ruinas y los testimonios ar- queológicos del sufrimiento. El centro contiene más información sobre la historia de El Salvador que todas las bibliotecas juntas. Permite largos paseos sin competir con el acero de los vehículos. Entre sus calles se encuentran objetos curiosos y de gran valor cultural. Hay también músicos ambulantes, billares, buena comi- da, espectáculos de lucha libre y exaltados predicadores del evangelio. No faltan tampoco encomiables iniciativas privadas como la restauración de fachadas de insignes edificios como el Plaza Centro, la Biblioteca Luis Alfaro Durán, o la ex Casa Munguía. Ciertamente no estaría mal que alguien eliminara para siempre y del todo las nefastas rejas que convierten la plaza Morazán en un corral de pollos o que se mostrara algo de respeto por la iglesia de San Francisco y las decenas de sorprendentes mesones de la parte oriental del centro antes de que salgan ar- diendo como tantos otros edificios antes de ellos. Emblemáticos edificios como el segundo hotel Nuevo Mundo están en manos de celosos propietarios que no permiten su contemplación… en fin.

206 Lee mas

Historia de la Escuela Nacional de Bellas Artes (Antigua Academia de San Carlos)

Historia de la Escuela Nacional de Bellas Artes (Antigua Academia de San Carlos)

artista, curador, museógrafo, arquitecto, entre otros; todo aquel que se interese en conocer o escribir sobre la Academia y su entorno, o sobre las artes plásticas en México, no puede prescindir de su obra, y muy pronto su nombre les será familiar. Esta labor le ha tomado gran parte de su vida. Ha publicado varias guías de do- cumentos, las cuales se remontan al año de 1781, precisamente cuando se fundó

6 Lee mas

Ediciones de la Constitución de 1812 impresas entre 1812 y 1836

Ediciones de la Constitución de 1812 impresas entre 1812 y 1836

Las ediciones encontradas se han ordenado por fecha de publica- ción. Se ha dado prioridad a los ejemplares localizados en la Biblio- teca Nacional de España aportando, sólo en ese caso la signatura y en  su caso, aportando alguna referencia de otras bibliotecas y archivos donde se custodie otro ejemplar de la misma edición. Sólo cuando una edición determinada no se hallaba en la BNE se ha acudido a otros centros y en este caso no se aporta la signatura.

37 Lee mas

"Algunas representaciones espaciales del fin de la  Historia en la Argentina. Una interpretación

"Algunas representaciones espaciales del fin de la Historia en la Argentina. Una interpretación

La obra tiene un carácter talmúdico, entomológico: detalles de alhaja en cada hecho narrado. Los documentos a diseccionar encima de la mesa. Este afán de recordar todo, de examinar cada partícula, ¿no es propio de aquellos que sienten próxima la muerte? Los que han sobrevivido a accidentes cuando la muerte ya se daba por segura, cuentan que en un momento, un segundo no más, se les pasa la vida por delante de los ojos. Íntegra, sin omitir nada. Así se ejercía en esos años la memoria histórica en la Historia de la Academia. La oligarquía sabe que sus días están contados, el país hace mucho que es otro, la casa está siendo tomada, y, sabiéndolo bien como lo saben, se elevan por sobre los contrarios para abandonar no el barro de la historia pero sí el lodo de la historiografía: Levene en el prólogo: “una escuela ha proclamado que el sujeto de la historia argentina es el pueblo, y otra erige en tal carácter al hombre genial o a la clase dirigente. El pueblo dirigido por su héroe, he ahí otra alta expresión de la síntesis histórica” (Levene, 1947: 14) 2 .

9 Lee mas

Los inicios de la inserción de la Arqueología en las instituciones académicas y museísticas españolas

Los inicios de la inserción de la Arqueología en las instituciones académicas y museísticas españolas

De esta manera, Felipe V funda academias dedicadas a diversas materias, entra las que se encuentra la Real Academia de la Historia, fundada por Real Orden en 1738, siguiendo el modelo francés. Se crearon a partir de las tertulias y reuniones privadas de tradición humanística. Aguilar Piñal afirma que las Academias se fundaron como respuesta política y social a la conciencia de que España era inferior al resto de Europa en cuanto a cultura: con la fundación de las Academias se intentaba realizar un esfuerzo social para salir del ‘’abatimiento’’ y ‘’esclavitud’’ del espíritu nacional y terminar con el ‘’imperio de la opinión’’, consistente en difundir un error aceptado por una gran masa social (Aguilar Piñal, 1985: 151-170). El objetivo de las academias era fomentar el desarrollo de las ciencias y las letras. Concretamente, la de Historia tenía el fin de investigar el pasado, para averiguar las causas de la decadencia del país, y trabajar en consecuencia para mejorarlo. Se propuso redactar una nueva Historia de España a partir de documentos originales, tanto textos como materiales arqueológicos.

39 Lee mas

Análisis de los estudios sobre plantas útiles en México entre 1870 y 1914

Análisis de los estudios sobre plantas útiles en México entre 1870 y 1914

Alfonso Herrera, quien como se vio en el capítulo anterior sería uno de los fundadores de la Sociedad Mexicana de Historia Natural, entró a formar parte de la Academia el 10 de enero de 1866. Otro miembro de esta sociedad, Gumesindo Mendoza, ingresó casi al mismo tiempo, el 31 de enero del mismo año. A partir del segundo volumen, aparecido ese año, ambos escribieron su primer artículo en la Gaceta: “El Yoloxóchitl” 143 , en el que sugirieron que la flor conocida con ese nombre, o con el de magnolia o flor del corazón, debía colocarse en el género Magnolia, como la había clasificado Mariano Mociño, y no en el Talauma como la colocó Agustín de Candolle. Además, sometieron a la planta al aparato de desalojamiento por éter y obtuvieron “una sustancia heterogénea, sólida, amarilla, de un olor igual al de la flor y aún más pronunciado (...) El residuo de la destilación, tratado por el alcohol concentrado, disolvió una parte y dejó como insoluble una resina, verdosa, insípida e inodora” 144 . Estudiaron esta planta debido a la referencia hecha por Hernández sobre que era una planta estimada por los antiguos mexicanos por sus propiedades medicinales, como antiespasmódica y tónica, por su hermosura y su fragancia.

117 Lee mas

Show all 10000 documents...

Related subjects