Acceso a los bienes comunes

Top PDF Acceso a los bienes comunes:

Cultura, políticas públicas y bienes comunes: hacia unas políticas de lo cultural

Cultura, políticas públicas y bienes comunes: hacia unas políticas de lo cultural

RESUMEN: Las políticas culturales se han institucionalizado sobre la idea de la cultura como sustantivo, como objeto, incluso como esencia de un gru- po o colectivo. Si bien el modelo de democratización de la cultura continúa como núcleo de las políticas culturales, se vuelve evidente la caducidad de buena parte de los principios de una política centrada en el acceso a la oferta cultural. Los problemas a los que las políticas públicas se enfrentan resultan cada vez más complejos, inciertos y con más riesgos incorporados. Suponen un nuevo reto para la legitimidad de las instituciones culturales en su rol de intermediación tradicional. En este contexto, los bienes comunes (commons) emergen no sólo como concepto analítico sino como herramientas de acción política, social y legal. Los bienes comunes no son simplemente objetos o espacios, sino complejos sistemas de gestión de recursos con comunidades y normas que permiten su sostenibilidad. Este artículo plantea como hipótesis la posibilidad de que las políticas culturales reconozcan la cultura no sólo como sustantivo sino también como adjetivo (lo cultural). ¿Qué implica concebir las políticas culturales como políticas de los bienes comunes? ¿Cuáles son las diferencias principales en lo que se refiere al modelo de políticas de acceso a la cultura? ¿Puede un cambio de modelo derivar en la desresponsabilización de las políticas públicas en el ámbito de la cultura?
Mostrar más

20 Lee mas

Soberanía alimentaria y otras soberanías: el valor de los bienes comunes

Soberanía alimentaria y otras soberanías: el valor de los bienes comunes

sociedad y que definen la cualidad de las relaciones con el entorno. Su función es alimentar un entramado de relaciones de las cuales dependen la vida y la sa- lud de todos; como declara el anciano uitoto cuya cita encabeza este texto, “¡en el comer está la vida!”. Estas ideas se oponen al universalismo del concepto de seguridad alimentaria, cuya definición comúnmente aceptada es el estado en el cual “todas las personas tienen acceso físico, social y económico permanente a alimentos seguros, nutritivos y en cantidad suficiente para satisfacer sus reque- rimientos nutricionales y preferencias alimentarias, y así poder llevar una vida activa y saludable” (FAO 1996). Este concepto abstrae la alimentación de toda una serie de relaciones sociales y ambientales y ve el comer como acto individual, de un yo autónomo, desvinculado de los demás y del entorno. Además, el papel de la comida como eje portante de las ontologías indígenas amplifica el concepto de acep tabilidad cultural que informa el derecho a la alimentación. No es casual que las organizaciones indígenas de la Amazonía estén movilizando el concep- to de soberanía alimentaria para cuestionar los programas asistencialistas de nutrición implementados desde el Estado y afianzar su autonomía 11 . Como lo re-
Mostrar más

24 Lee mas

Buen Vivir, sostenibilidad y bienes comunes: el contexto ecuatoriano y mundial

Buen Vivir, sostenibilidad y bienes comunes: el contexto ecuatoriano y mundial

Elinor Ostrom fue capaz de desafiar la validez universal de la hipótesis de Hardin para ayudar en la restauración de la reputación de la común (Ostrom, 1990) y varios argumentos y metodologías propuesta han sido desplegadas con el fin de volver a examinar la “tragedia de los comunes” (Kennedy, 2003; De Angelis, 2008; Ramírez, 2014). Estos esfuerzos son un llamado a un resurgimiento de nuevos dominios de los comunes, con la creación de los comunes inmateriales y la producción de par a par que el advenimiento de Internet proporcionó, donde las nuevas formas de intercambio de información y posibilidades de colaboración, de código abierto y el acceso a informa- ción y educación sirven como testimonio (FLOK Society, nuevas formas de concesión de licencias como Creative Commons, MOOC, etc.). Además, dado que las crisis políticas, sociales, urbanas y financieras marcaron experiencias en muchas ciudades en la pri- mera parte del siglo xxi , las nuevas formas de comunidad y la autoorganización han
Mostrar más

17 Lee mas

Acción colectiva en la construcción social de la paz y la seguridad. La paz y la seguridad como bienes comunes

Acción colectiva en la construcción social de la paz y la seguridad. La paz y la seguridad como bienes comunes

Azaola, 2012: 17). Se aboga por un enfoque multidisciplinario que considere integral y relacionalmente las múltiples causas y face- tas de los hechos violentos. Estos análisis (Azaola, 2009 y 2012; y Maldonado, 2007) han contribuido a clarificar el profundo carácter político-estructural de las estrategias de seguridad y de las respues- tas, espontáneas u organizadas de las poblaciones afectadas por la violencia. Azaola (2012:15) propone tres argumentos para explicar los actuales niveles de violencia en México: la existencia (tolerada o ignorada) de formas de violencia que han existido tiempo atrás, que se han acumulado y han escalado; el debilitamiento y descom- posición de las instituciones de seguridad y justicia y la ineficiencia e insuficiencia de las políticas sociales y económicas para reducir la profunda desigualdad social presente en México. La escalada de vio- lencia e inseguridad ha sido generada por el deterioro de las condi- ciones básicas para el desarrollo humano y la exclusión de gran parte de la población del acceso a estas condiciones. Patrones de conducta violentos y la existencia de un amplio mercado negro de armas han favorecido la emergencia tanto de pandillas de jóvenes sumamente violentas como de grupos paramilitares que operan al margen de la ley. Se reconoce al narcotráfico como un factor clave en la dinámica de la violencia en México y en Latinoamérica, pero se lo relaciona con condiciones estructurales preexistentes. Este enfoque subraya el papel de la desigualdad como la fuente más importante de la vio- lencia. Recurriendo a información del Banco Mundial, del Banco Interamericano de Desarrollo y del PNUD, Azaola (2012:25) expo- ne la correlación entre violencia y desigualdad planteando que los países más violentos no son los más pobres sino los más desiguales, aunque la combinación de ambas condiciones incrementa el poten- cial de la violencia. La pobreza extendida y la desigualdad extrema que han estado presentes a lo largo de la historia de México se han exacerbado en las últimas dos décadas.
Mostrar más

33 Lee mas

Pluralidad de significado en los bienes comunes: mirada Mapuche hacia la defensa de las aguas

Pluralidad de significado en los bienes comunes: mirada Mapuche hacia la defensa de las aguas

han sido tratados desde la institucionalidad respectiva se hizo uso de la plataforma pública del Servicio de Evaluación Ambiental, (SEA) entidad que tramita permisos ambientales y depende del Ministerio del Medio Ambiente, los protocolos vigentes de evaluación del SEA están normados por el reglamento N°40 del año 2013. El acceso público del sitio permite rastrear en línea gran cantidad de documentos por caso incluyendo; informes antropológicos; correspondencia y solicitudes; resoluciones; declaraciones de impacto ambiental; actas de reunión; publicaciones oficiales. Para el uso eficiente por parte de otros investigadores se sugiere utilizar el filtro por ‘comuna’ para encontrar con mayor pre- cisión el conflicto que sea de interés.
Mostrar más

15 Lee mas

Creative Commons (CC) (en español equivale a: “[Bienes] Comunes Creativos”) es una

Creative Commons (CC) (en español equivale a: “[Bienes] Comunes Creativos”) es una

Nuestras licencias no afectan a las libertades que la ley proporciona a los usuarios de obras creativas que de otra forma resultan protegidos por derechos de copyright tales como el de trato justo. Las licencias de creative commons requieren a los licenciatarios obtener permiso para utilizar una obra, de cualquier otra forma que siendo reservada de forma exclusiva al licenciador y no resulte expresamente permitido por licencia. Los licenciatarios deben reconocer al licenciador, mantener los avisos legales intactos en todas las copias de la obra, y vincular la licencia a las copias de la obra. Los licenciatarios no podrán utilizar ninguna medida tecnológica que restrinja a otras personas el acceso a la obra.
Mostrar más

6 Lee mas

Acceso abierto: hacia la gestión asociativa de bienes cognitivos

Acceso abierto: hacia la gestión asociativa de bienes cognitivos

Otro de los aspectos importantes de esta perspectiva, es que se considera recursos, también, a los soportes físicos y la infraestructura, cuya utilización dependerá del arreglo de las normativas implementadas. Esta salvedad resulta necesaria en el caso de los bienes cognitivos digitales, los cuales suelen comprenderse como bienes intangibles. No obstante, la disponibilidad de recursos digitales requiere necesariamente el acuerdo sobre pautas para compartir los recursos físicos, de tal forma que estos se encuentran a su vez dentro de las normas de gobernanza de la asociación comunitaria. Parece pertinente incluir así mismo un denominador económico para hacer énfasis en los medios de financiamiento y los términos de propiedad de los bienes comunes, asuntos que, si bien se encuentran de algún modo integrados en los aspectos principales, es necesario destacar en medio de la discusión sobre políticas científico-tecnológicas.
Mostrar más

19 Lee mas

Acción colectiva, bienes comunes y múltiples métodos en la práctica

Acción colectiva, bienes comunes y múltiples métodos en la práctica

Los procesos de muestreo a través de la elección del tema de investigación y publicación constituyen fuentes de sesgo cuan- do dichos procesos se asocian sistemáticamente con variables que deben analizarse. Es típico que la comunidad académica reaccione a la información novedosa de manera bayesiana, en el sentido de que las evidencias que desafían las expectativas convencionales llaman más la atención que las evidencias que las confi rman (McKeown, 2004). Así, el proceso de publicación selecciona por novedad, no por representatividad. La novedad a menudo se presenta en forma de retos a las verdades estable- cidas o de innovaciones relacionadas con conceptos y medidas. De este modo, el argumento de Garrett Hardin (1968) acerca de la “tragedia de los comunes” provocó una atención despro- porcionada a los casos exitosos de acción colectiva, tanto en términos del interés de investigación como de publicación. La difi cultad de reconocer y estudiar casos de acción colectiva no realizada o fallida sólo reforzó esta desatención a los casos no exi- tosos. Los tipos de casos que reciben atención académica cambian de acuerdo con los avances intelectuales y existe una tendencia a corregir con el tiempo la generalización excesiva. Sin embargo, no hay razón para esperar que la dinámica de los intereses cambiantes dentro de la comunidad académica produzca una muestra representativa de estudios de caso, es- pecialmente en el corto y mediano plazos. Los sesgos también pueden surgir de diferencias en el acceso relacionadas con la velocidad con que la investigación circula en revistas formales y en publicaciones informales (p. ej. informes de ONG ), o con
Mostrar más

572 Lee mas

Producción de conocimientos, propiedad intelectual y bienes comunes en Colombia

Producción de conocimientos, propiedad intelectual y bienes comunes en Colombia

La siguiente solución digital de la editorial Mc Graw Hill es el Librisite como alternativa para las bibliotecas, que se propone como una ventaja por la portabilidad del documento, las facilidades de uso y de préstamo, ya que el estudiante puede solicitar los libros a la biblioteca a través de internet, ésta le otorga un código para acceder y el sistema lo habilita para consultarlo por un periodo determinado, máximo de una semana, pasada la cual el sistema se deshabilita automáticamente y el usuario ya no podrá acceder de nuevo. Las ventajas que presenta la editorial para esta alternativa de consulta es que el estudiante podrá acceder al documento desde cualquier dispositivo electrónico, su formato de lectura es amigable y evitará los problemas causados por extravíos, multas y recargos, pues el acceso al documento quedará desactivado según el tiempo que la biblioteca haya programado de antemano. En este caso, si las universidades o los docentes quieren actualizar sus recursos o contenidos de curso y utilizar e-books, deberán asegurarse de que los estudiantes tengan acceso individual a los dispositivos informáticos y que puedan pagar de nuevo en el momento en que las condiciones de uso hayan expirado; además se debe pagar por cada uno de los estudiantes que deseen o que deben ingresar al dispositivo o que cada estudiante pague por ello, eliminando así la posibilidad de que el material se copie, pues además sólo un 40% de este e-book se puede imprimir.
Mostrar más

100 Lee mas

Elinor Ostrom   -  Homenaje a la gobernanza de los bienes comunes

Elinor Ostrom - Homenaje a la gobernanza de los bienes comunes

La aceptación acrítica de los primeros modelos y el supuesto de una tragedia despiadada ha permitido prescribir políticas públicas apoyadas, en gran medida, en uno de estos tres modelos originales, pero quienes han intentado utilizarlas como base de políticas públicas, solo han logrado un uso metafórico de los mismos. No obstante, estos tres modelos también se han usado con frecuencia de manera metamórfica con otra finalidad. El modelo ha sido empleado para transmitir la sensación de que las semejanzas son mayores, con frecuencia, el observador al referirse a los ámbitos naturales como tragedias de los comunes, problemas de acción colectiva, dilemas del prisionero, recursos de acceso abierto o incluso recursos de propiedad común busca invocar la imagen de individuos indefensos atrapados en un proceso inexorable de destrucción de sus propios recursos (Ostrom, 2011).
Mostrar más

6 Lee mas

Violencia, transgresión y bienes comunes en Copiapó (siglos XVII y XVIII)

Violencia, transgresión y bienes comunes en Copiapó (siglos XVII y XVIII)

A partir de la documentación, analizaremos la conflictividad en torno al acceso a la brea, la madera y el agua. Se trata de elementos muy vinculados a la tierra y la naturaleza, de los que la población del Valle venía haciendo uso desde antiguo (hasta que la llegada de los españoles en el siglo XVI obstaculizó el acceso a dichos recursos), a través de la puesta en práctica de distintas formas de explotación, y colaboró con la ruptura del equilibrio que existía antes del proceso de conquista y colonización. Para analizar la gestión de los recursos en el Valle nos basaremos en Elinor Ostrom y en sus “principios de diseño característicos de instituciones de larga dura- ción de los Recursos de Uso Común (RUC)” (Ostrom, 2011: 165) que enumeramos en la siguiente tabla. Todo ello con el objetivo de establecer si en el Valle de Copiapó, durante los siglos XVII y XVIII, los instrumentos y mecanismos diseñados para ges- tionar los recursos con el fin de evitar o solucionar los conflictos, fueron suficientes y, en su defecto, para comprobar por qué no hubo una correlación exitosa como en la de los casos analizados por Ostrom.
Mostrar más

22 Lee mas

Bienes comunes urbanos. Una aproximación inicial.
        Urban Commons. An initial approach.

Bienes comunes urbanos. Una aproximación inicial. Urban Commons. An initial approach.

La misma normativa atribuye al uso un lugar privilegiado. La Ordenanza General de Urbanismo y Construcción (MINVU, 1981) define como espacio público aquél “bien nacional de uso público, destinado a circulación y esparcimiento entre otros” (Artículo 1.1.2). El Código Civil, por su parte, señala en su título III, que “se llaman bienes nacionales aquellos cuyo dominio pertenece a la nación toda. Si además su uso pertenece a todos los habitantes de la nación, como el de calles, plazas, puentes y caminos, el mar adyacente y sus playas, se llaman bienes nacionales de uso público o bienes públicos. Los bienes nacionales cuyo uso no pertenece generalmente a los habitantes, se llaman bienes del Estado o bienes fiscales (Art. 589). Como es posible ver, el bien público, cuando no es fiscal, está caracterizado por un uso de tránsito, esto define que nadie puede ser excluido de uso ni reclamar su propiedad de por sí. Sin embargo ello ocurre. Tal es el caso de calles y pasajes que han sido cerrados por comunidades de propietarios con el fin de restringir su acceso y aumentar con ello la percepción de seguridad.
Mostrar más

15 Lee mas

Bienes comunes y diseño territorial autónomo

Bienes comunes y diseño territorial autónomo

La pregunta por los comunes es antigua en la economía – disciplina. Desde la teoría neoclásica, los bienes comunes son definidos como bienes de libre acceso (no excluibles) pero que son agotables (rivales en el consumo). Se diferencian de los bienes privados (excluibles y rivales en el consumo), de los bienes públicos (no excluibles y no rivales en el consumo) y de los bienes de club o colectivos (excluibles y no rivales en el consumo). Mucho de la literatura económica tradicional los presenta como bienes en peligro de agotamien- to -en riesgo permanente de tragedia- por el mal uso que usuarios ambiciosos, egoístas y desarticulados: bien de todos, es bien de nadie, y va a tender a desaparecer. Desde esta perspectiva solo pueden ser cuidados a través del ejercicio de una regulación estatal supe- rior o bien a través de asignación de derechos claros de propiedad. Vemos acá una doble tragedia: dejar a los comunes en manos de Estados cuya eficiencia territorial es dudosa, o bien en manos de privados que pueden no estar interesados en su cuidado sino solo en su rendimiento. El trabajo de recopilación desarrollado por Elinor Ostrom (1990) reconoce sin embargo una salida a este dualismo, en tanto observa que arreglos institucionales colecti- vos logran asegurar su mantención y previenen la provisión privada sub-óptima de los mis- mos, evitan el problema del polizonte (free riding), volviendo innecesaria la intervención estatal (Ostrom, 1990).
Mostrar más

7 Lee mas

Entre las clases y los nuevos movimientos sociales.  Una interpretación a partir de la relación entre acumulación, bienes comunes y conflictos

Entre las clases y los nuevos movimientos sociales. Una interpretación a partir de la relación entre acumulación, bienes comunes y conflictos

Focalizando por el momento en los países centrales, todo este conjunto de revuel- tas de los años 60 darán origen a lo que hoy mayoritariamente se denominan como “nuevos movimientos sociales” —NMS— (Ofe, 1985; Tarrow, 1997; Touraine, 1978). Es- tos procesos de renovación de las revueltas se asentaron sobre cambios en los modos de acumulación que reconfguraron, no solo los procesos productivos, sino también las relaciones sociales y los imaginarios culturales y colectivos; cambios sin los cuales no es posible entender la renovación de los confictos y de las identidades participantes. Con la aparición de lo que se ha dado en llamar el Capitalismo Monopolista de Estado en su fase Keynesiana, este se erige en agente económico de vital importancia, propi- ciando una relativa “desmercantilización” de lo social a partir de la irrupción y conso- lidación del Estado de Bienestar. Se produce paulatinamente una mayor diferenciación de la clase trabajadora como consecuencia del incremento de la división social del tra- bajo. Una parte mayor de las inversiones y ganancias se ubican en servicios: educa- ción, sanidad, atención social, etc., generando el desarrollo de profesiones en la esfera de lo social-estatal. Crece a su vez la redistribución de plusvalía que realiza el Estado y se observa una clase media en eepansión que conquista cuotas crecientes de autono- mía social, acceso a conocimientos especializados y a ciertos resortes de decisión den- tro de las sociedades keynesianas. Se ensancha la conciencia de clase media entre la fuerza de trabajo, y se produce una paulatina fragmentación de la clase obrera, así como una pérdida de la conciencia de tal por parte de amplios sectores de la población (es la clase media subjetiva universal).
Mostrar más

27 Lee mas

Bienes comunes y economía civilCommon goods and the civil economy

Bienes comunes y economía civilCommon goods and the civil economy

lado, se debe determinar si este tipo de empresas son eficaces, es decir, si poseen los incentivos adecuados para alcanzar un equilibrio organizacional que involucre a todos los stakeholders. El contenido del contrato social de una cooperativa multi- stakeholder, por lo tanto, debe estar definido de modo que la coherencia y la efectividad puedan alcanzarse en forma simultánea. Se debe enfrentar el riesgo de que el acuerdo entre la gestión y los stakeholders internos (trabajadores e inversores) tenga un efecto negativo en los stakeholders externos (usuarios, proveedores, territorio). De hecho, una gestión eficiente de los bienes comunes debe jugar un tripe rol. Primero, debe establecer reglas comunes que salvaguarden al bien común para el uso de la comunidad entera, garantizando el libre acceso al recurso. En segundo lugar, debe realizarlo en forma tal que la identidad del grupo de personas que usan dicho recurso se preserve a lo largo del tiempo, para que conflictos eventuales puedan resolverse a través del diálogo y no de la exclusión. Por último, debe garantizar que tanto las reglas de la gestión comunitaria como el intercambio de información respecto del comportamiento individual, se compartan para asegurar una coordinación estratégica de las acciones del grupo. (En este sentido, Thomas Schelling llamó oportunamente a este tipo de coordinación estratégica "un encuentro entre mentes", para postular que cada agente no sólo tiene que conocer los términos objetivos de las opciones en juego, sino también las motivaciones que inducen a otros a actuar de determinados modos.
Mostrar más

19 Lee mas

Participación y deliberación comunitaria en el análisis de políticas públicas sobre bienes comunes y ambientales

Participación y deliberación comunitaria en el análisis de políticas públicas sobre bienes comunes y ambientales

En este orden de ideas, es posible encontrar prácticas sociales que afectan aspectos de la política sin que exista una configuración previa de instituciones sociales. En materia de política ambiental, este aspecto es claro en la situación de ausencia de reglas para regular los bienes comunes y ambientales. Por ejemplo, en la toma de decisiones frente a polí- ticas ambientales se identifican dos aspectos fundamentes desde el punto de vista insti- tucional: i) el problema de la falta de regulación de los bienes comunes que determina la situación de libre acceso, y aquí es posible citar el caso de las aguas internacionales a pesar del esfuerzo de organizaciones para prevenir la pesca insostenible de especies en peligro o la caza de ballenas; y ii) las prácticas sociales encaminadas a la sobreexplota- ción y manejo inadecuado en términos sostenibles, este es el problema más común en la actualidad, especialmente relacionado con las políticas que adoptan los gobiernos, por ejemplo en los países del Sur mediante la adopción de modelos cada vez más extracti- vos. En los dos puntos se identifican prácticas inadecuadas y deficiencias institucionales para la gestión de los elementos naturales y ambientales.
Mostrar más

27 Lee mas

Intervenir  la Ruralidad   Metropolitana hoy. 
      El caso de los bienes comunes de  Reforma Agraria.

Intervenir la Ruralidad Metropolitana hoy. El caso de los bienes comunes de Reforma Agraria.

En relación al problema que plantea los Bienes Comunes, plantear una perspectiva de revalidación de modo prospectivo podría significar en primera instancia orientar el tema en relación a la ordenación de estos Bienes Comunes, fundamentando su proceso en torno a la acción colectiva fundamentalmente. Es decir, esta modalidad de aproximación se encuentra orientada hacia la generación de un marco de reglas y prácticas establecidas que establezcan los límites e incentivos para el comportamiento de los individuos, organizaciones y empresas con el fin de alcanzar objetivos-meta definidos por las autorías directas.
Mostrar más

23 Lee mas

La doctrina de los bienes comunes de Francisco de Vitoria como fundamentación del dominio en el Nuevo Mundo

La doctrina de los bienes comunes de Francisco de Vitoria como fundamentación del dominio en el Nuevo Mundo

su origen se encuentra en el pensamiento antiguo griego, pero su desarro- llo en la antigua Roma donde se incorporó como parte del derecho y como elemento fundamental de la teoría del dominio. esta idea en sus dos formas, como derecho y esquema teórico, fue a lo largo de los años transmitida, con- servada, desarrollada y reelaborada por la Cristiandad Occidental hasta llegar a la escolástica de la edad Media y la escolástica Tardía de los albores del Renacimiento, y a sus miembros más prominentes de ellas: Tomás de Aquino y Francisco de Vitoria. Mas es éste último, teólogo y jurista español de re- nombre, considerado el fundador del derecho internacional público moderno, quien sobresale en la idea de los bienes comunes, porque gracias a él y a su uso creativo y práctico de ella, la misma experimenta una reaparición intensa aunque corta en el siglo XVI. el dominico burgalés no sólo le dio gran énfasis en su teoría del dominio, sino que además, la empleó al caso concreto de la jus- tificación de la política colonial de españa sobre América, que, desde el punto
Mostrar más

35 Lee mas

Recaudación para el financiamiento de bienes comunes

Recaudación para el financiamiento de bienes comunes

recaudadora, la cual llamaremos gobierno. De acuerdo con Tyler (2006), De Cremer y Tyler (2007) y Van Dijke y Verboon (2010), la confianza fiscal prospera cuando, en el pasado, el gobierno ha mostrado gran capacidad para transformar lo recaudado en bienes públicos. En cambio, si en el pasado el gobierno desvió recursos públicos para alcanzar fines personales, la confianza se deteriora y el cumplimiento voluntario se inhibe. En los modelos que incorporan confianza fiscal, el gobierno influye sobre la recaudación en tres ámbitos: la probabilidad de monitoreo, la asignación de castigos y la provisión de bienes públicos. Al vigilar y sancionar, el gobierno logra mayores niveles de cumplimiento imponiendo el miedo, en tanto, el gobierno logra que los contribuyentes cumplan voluntariamente cuando la recaudación sirve para financiar bienes públicos. Algunos autores, además de los ya citados, quienes han analizado con métodos experimentales la relación entre cumplimiento y confianza fiscal son: Alm, Jackson y McKee (1992a), Alm, Jackson y McKee (1992b), Andreoni, Erard y Feinstein (1998), Fischbacher, Gächter y Fehr (2001), Feld y Frey (2002), Fortin, Lacroix y Villeval (2007), Kastlunger, Lozza, Kirchler y Schabmann (2013).
Mostrar más

98 Lee mas

Gobernanza local con transversalidad de género en el consejo comunitario la plata - bahía málaga, pacífico colombiano

Gobernanza local con transversalidad de género en el consejo comunitario la plata - bahía málaga, pacífico colombiano

Se percibe, de acuerdo con lo consignado en actas y reuniones en el lugar, que la participación de  hombres y mujeres ha sido poco equitativa en momentos determinantes para la comunidad, con  una  baja  participación  de  las  mujeres  en  las  decisiones  colectivas  e  implementación  de  los  sistemas de gobernanza. Estos escenarios con diferencias de género para la toma de decisiones en  el  ámbito  productivo  y  en  el  de  planeación  e  inversión  del  territorio  colectivo,  claramente  determinan rutas no convergentes para la gobernanza del territorio colectivo. En cada uno de los  ámbitos  las  decisiones  deben  partir  del  supuesto  de  que  para  la  seguridad  alimentaria  y  la  sostenibilidad  del  bienestar  colectivo,  se  depende  de  los  recursos  naturales  de  uso  común.  La  divergencia en rutas debilita probablemente dos de los principios establecidos por Ostrom para el  autogobierno sostenible de los recursos naturales, como son el de arreglos de decisión colectiva  (formalización de reglas) y el de monitoreo a las reglas para hacer efectiva su implementación.  La diferenciación de género en las actividades productivas ha implicado una mayor participación y  empoderamiento de las mujeres en las discusiones, toma de decisiones y acuerdos de estrategias  a nivel comunitario que afectan el ámbito productivo, en el cual ellas se desempeñan, como en la  ordenación  del  recurso  piangua  (Anadara  tuberculosa  y  Anadara  similis),  y  en  actividades  eco‐ turísticas  como  la  Ruta  de  la  piangua  y  los  senderos  ecológicos,  espacios  en  los  cuales  la  participación de mujeres y jóvenes es mayor que la de los hombres. A diferencia de los espacios en  los  cuales  la  junta  directiva  presenta  a  discusión  proyectos  relacionados  con  administración  del  territorio,  interrelación  con  entidades  gubernamentales,  o  fortalecimiento  de  los  órganos  de  gobierno,  en  donde  la  participación  de  los  hombres  es  mayoritaria.  Por  lo  tanto,  la  planeación  y  uso sostenible de estos recursos en cabeza del Consejo Comunitario se convierten en un reto para  la regulación al acceso y la excluibilidad. 
Mostrar más

77 Lee mas

Show all 10000 documents...