áncer de tiroides

Top PDF áncer de tiroides:

Acromegalia y cáncer de tiroides

Acromegalia y cáncer de tiroides

Ruchala y colaboradores describen en un metaanálisis sobre 5000 pacientes, 6,3% de cáncer de tiroides, (papilares 86% y foliculares 14%). En un estudio caso-control brasileño sobre 124 acromegálicos se halló un aumento en la prevalencia de cáncer de tiroides comparado con el grupo control, con una razón de probabilidad de 10,21 (P= 0,0011, 95% CI 2,17 a 48,01), con 20,1 % de bocio difuso y 54% de bocio nodular. Sobre estos hallazgos los autores propusieron el estudio ecográfico tiroideo de rutina en los pacientes con acromegalia seguido de punción aspirativa con aguja fina cuando sea
Mostrar más

9 Lee mas

Carcinoma de tiroides una verdadera pandemia?

Carcinoma de tiroides una verdadera pandemia?

Hace  2 décadas la  mayorías de  estos   tumores   eran encontrados en pacientes con lesiones que  causaban síntomas obstructivos, tenían masas visibles, o a través  del  examen  físico regular, siendo los nódulos mayores de  20 mm  estudiados con palpación  y biopsia. Con  el advenimiento  de la  ultrasonografía  en la década de los ochenta y la  biopsia  guiada por ecografía en los noventa  se logró detectar  y biopsiar nódulos de  hasta  de 2 mm (Leenhardt et al. 2004). Pero no solo es la ecografía, un mayor uso de nuevas  modalidades de imagen  con otras indicaciones también es responsable de la detección del cáncer de tiroides. Ejemplo de ello, en Estados  Unidos  el uso de la  tomografía  se  ha triplicado desde  1995 al 2005, y el  uso de la  resonancia  magnética  se ha  duplicado (L. C. Baker, Atlas, and Afendulis 2008) . Cerca del  16 % de las  tomografías o de las imágenes de resonancia magnética muestran nódulos  tiroideos  de manera incidental, de los cuales  el 75 % son menores  a  15 mm (Youserm et al. 1997) . Estas imágenes  por  sí solas ha  contribuido a un incremento en 2,4  veces   la incidencia  de los  nódulos  tiroideos  en las 3 pasadas décadas y explican  el incremento de  3 veces la realización de  biopsias entre 1995 y el 2005  (Cronan 2008). Esto sin duda condiciona no sólo un descubrimiento de un mayor número de lesiones subclínicas sino también su tratamiento. En  un  centro la  proporción de pacientes  llevados  a  cirugía  con lesiones menores de 1 cm paso del 14  % en el  año 1995 a un  56%  10  años  después   (S. H. Lee et al. 2008).
Mostrar más

10 Lee mas

Envejecimiento y tiroides

Envejecimiento y tiroides

El linfoma de tiroides es extremadamente raro, y ocu- pa menos del 1% de los casos de cáncer de tiroides, y casi siempre se acompaña de tiroiditis linfocítica crónica. La mayoría de los casos ocurre en mayores de 60 años y casi más de la mitad son mujeres. Este tumor casi siem- pre crece a partir de linfocitos B. Generalmente se pre- senta como una masa de rápido crecimiento en el contex- to de un paciente previamente diagnosticado con bocio por tiroiditis de Hashimoto. La BAAF puede sugerir el diag- nóstico, pero se requiere de biopsia a cielo abierto para esclarecer el diagnóstico. La cirugía radical en estos casos no es recomendable, y se debe preferir radiación externa y de 4 a 6 cursos de quimioterapia para producir en la mayoría de las veces una remisión permanente. 17
Mostrar más

5 Lee mas

Diagnstico de las afecciones nodulares del tiroides

Diagnstico de las afecciones nodulares del tiroides

(PAAF), que permiten un diagnóstico precoz; en tanto, la gammagrafía, que muestra un nódulo frío, y la laringoscopia, que descubre alteraciones en la motilidad de las cuerdas vocales, suelen indicar la presencia de cáncer de tiroides. Otro tanto puede decirse de las concentraciones elevadas en suero de tiroglobulina, que indican cáncer papilar o folicular y también cáncer residual, y de calcitonina, para determinar la presencia de cáncer medular. La biopsia por congelación intraoperatoria de tiroides, confirmada mediante la inclusión en parafina que muestra las variedades de células cancerosas, constituye el diagnóstico histológico definitivo.
Mostrar más

9 Lee mas

Enfermedades relacionadas con la glndula tiroides

Enfermedades relacionadas con la glndula tiroides

Los autores citados al referirse al uso del ultrasonido para la interpretación diagnóstica de nódulos o quistes del tiroides asintomáticos que al examen físico no son palpables, coinciden con otros autores que describen la ecografía de la tiroides como un método simple, no invasivo y con buena correlación con los aspectos macroscópicos de la glándula, que permite la evaluación de un nódulo tiroideo palpable u oculto, determinar sus características internas, sospechar malignidad, determinar la extensión de un proceso maligno, así como, servir de guía para la citología con aspiración con aguja fina (CAAF) del nódulo o de las adenopatías.
Mostrar más

6 Lee mas

Ndulo de tiroides

Ndulo de tiroides

En los últimos años se ha incrementado la frecuencia diagnóstica del nódulo de tiroides. Un adecuado método clínico y algunos exámenes complementarios, serán los factores a tener en cuenta para definir la naturaleza de la lesión y su funcionalidad. En la actualidad se adicionan nuevos elementos en los estudios por imagen que ayudan a predecir, en alguna medida, el riesgo de malignidad de estas lesiones, y se trata de que el resultado citológico sea más uniforme y orientador. Las conductas se adecuan al tipo de enfermedad tiroidea y a sus riesgos, pero es imprescindible la unión de las especialidades que tienen que ver con la enfermedad nodular tiroidea, para unificar criterios que favorezcan un adecuado y eficiente proceso diagnóstico-terapéutico, que reduzcan los riesgos y los costos que implica la adopción de conductas inadecuadas e innecesarias.
Mostrar más

7 Lee mas

Marcadores moleculares en el cncer de tiroides

Marcadores moleculares en el cncer de tiroides

Las quinasas RET y BRAF, y su cascada de efectos, representan posibles blancos para nuevas terapias para el cáncer. La quinasa RET representa un blanco potencial para nuevas drogas que ayuden al tratamiento de ambos tipos de tumores de tiroides, papilar y medular, en los cuales las mutaciones activas en el protooncogen se han descrito como iniciadoras del proceso oncogénico. Asimismo, las

12 Lee mas

Efectos del deporte sobre la glndula tiroides

Efectos del deporte sobre la glndula tiroides

exhaustivo afecta a las hormonas tiroideas, y a la interrelación de las respuestas del cortisol y la prolactina a dicho ejercicio sobre las hormonas tiroideas. El método utilizado fue el de realizar una carrera en tapiz rodante en el umbral ventilatorio individual hasta el agotamiento. Se tomaron muestras de sangre antes del ejercicio en reposo, al iniciar la prueba, en el momento de finalizarla, y a los 30, 60 y 90 minutos, y a las 24 horas, para examinar la recuperación. En cuanto a las hormonas, entre otras, se analizó la concentración de T3, fT3, T4, fT4, hormona estimulante del tiroides (TSH), cortisol y prolactina. Los resultados mostraron un aumento de todas las hormonas al finalizar el ejercicio respecto de los niveles iniciales. Sin embargo, a los 30 y 60 minutos de finalizar, las hormonas tiroideas habían disminuido y
Mostrar más

10 Lee mas

Histopatologa del cncer de tiroides

Histopatologa del cncer de tiroides

Por fortuna, la inmensa mayoría de los nódulos tiroideos solitarios corresponden a trastornos no neoplásicos localizados (bocio multinodular, quiste simple o tiroiditis). De hecho, la proporción neoplasia benigna/maligna es de casi 10:1, y a su vez la mayoría de estos cánceres son poco agresivos, por lo que la supervivencia alcanza el 90% a los 20 años (8). En Costa Rica, en la población femenina la incidencia del cáncer de tiroides se ubica en la cuarta posición, mientras que en los hombres la incidencia es mucho menor, para ubicarse de número catorce (11,12). La mayoría de los carcinomas tiroideos (excepto los medulares) derivan del epitelio folicular tiroideo y la gran mayoría están bien diferenciados. A continuación en la tabla 1 se mencionan los principales subtipos y sus frecuencias.
Mostrar más

6 Lee mas

El ultrasonido en algunas afecciones del tiroides

El ultrasonido en algunas afecciones del tiroides

Realizar la pesquisa en pacientes con factores de riesgo de cáncer tiroideo (radiación cervical en la infancia o adolescencia, antecedentes familiares de carcinoma de tiroides, entre otros). Rastrear el cuello para descartar compromiso de partes blandas y/o toma ganglionar, así como también la presencia de restos del conducto tirogloso y de enfermedad extra tiroidea

5 Lee mas

Tiroides ectpica lateral

Tiroides ectpica lateral

Cerca de la cuarta semana de gestación, la glándula tiroides desciende a través del conducto tirogloso como un divertículo bilobulado, desde una invaginación en el foramen cecum que está en la base de la lengua, hacia el frente de la pared traqueal anterior, donde alcanza su posición final en la séptima semana. 5,6

6 Lee mas

Show all 10000 documents...