Años de su Muerte

Top PDF Años de su Muerte:

A cincuenta años de su muerte. Vientos del pueblo, de Miguel Hernández

A cincuenta años de su muerte. Vientos del pueblo, de Miguel Hernández

El 26 de marzo de 1992 se cumplieron cincuenta años de la muerte del poeta Miguel Hernández. Que a esta distancia en el tiempo nos convoque este motivo, no deja de ser significativo en tiempos difíciles para los que siguen sintiendo el apetito de belleza, el ansia de libertad y justicia y el espíritu de lucha y sacrificio que tan ejemplarmente encarnó con su vida y su obra el poeta que hoy evocamos. Por ello, en tiempos de tantos de- rrumbes, levantar nuestra voz para recordar la altura humana y poética de Miguel Hernández será un acto de afirmación contra el derrotismo y el cinismo de quienes, en estos tiempos, abjuran de las más nobles banderas.
Mostrar más

5 Lee mas

Costo de la Atención Hospitalaria y Años de Vida Perdidos por la Muerte Materna

Costo de la Atención Hospitalaria y Años de Vida Perdidos por la Muerte Materna

Estudio retrospectivo de análisis de costos rea- lizado de 2011 a 2014, en el Hospital Materno Perinatal “Mónica Pretelini Sáenz”, conside- rado de alta especialidad en Toluca, Estado de México. Se incluyeron 91 expedientes clínicos de este hospital, clasificados en 2 grupos, el pri- mero contenía 49 expedientes de mujeres con diagnóstico de muerte materna (MM) de 17 a 39 años y el segundo, 42 expedientes de mujeres con sobrevida materna (SM), de 19 a 37 años de edad con control prenatal, que culminaron su embarazo sin complicaciones.

8 Lee mas

A veinte años de la muerte de Juan Rulfo

A veinte años de la muerte de Juan Rulfo

No re c u e rdo, tampoco, un duelo parecido al que pro- dujo su muerte no sólo entre los escritores sino tam- bién entre los lectores e, incluso, entre el público cau- tivo de la televisión y la radio. No ocurrió así, pongo tres ejemplos, cuando murieron Alfonso Reyes, José Vasconcelos y Martín Luis Guzmán. Y no se puede afirmar que Rulfo haya sido más “grande” y “trascen- dente” que los tres ateneístas: fue, simplemente, un escritor de un momento distinto (el de la aldea global de Mac Luhan) de aquel en que vivieron y murieron nuestros tres grandes abuelos. Rulfo fue el mejor ex- ponente del escritor que al crear su propio mito abrió la posibilidad de convertirse en ídolo, hecho que ocu- rrió, en esta asombrosa latitud, a partir de los años se- senta. Afortunadamente para él y para sus lectores el ídolo en que se convirtió no tenía los pies de barro ni era un becerro de oro.
Mostrar más

8 Lee mas

ADAM SMITH: A DOSCIENTOS AÑOS DE SU MUERTE

ADAM SMITH: A DOSCIENTOS AÑOS DE SU MUERTE

A doscientos años de la muerte de este ilustre pensador, el interés sobre los temas que nos propone sigue vigente y sus explicaciones no se reducen a un atractivo meramente histórico, sino que sirven para explorar algunos aspectos filosóficos y para comprender temas cruciales de la ciencia económica. Hoy, a pesar de los grandes procesos en los ámbitos intelectuales, debido en gran parte a las contribuciones smithianas, en los hechos, lamentablemente, en no pocos aspectos nos encontramos inmersos en la era neomercantilista. Asimismo, en no pocos casos, se insiste en el establecimiento de “marcos institucionales” que contrarían las propiedades esenciales del ser humano, como si una dosis suficiente de voluntarismo pudiera sobreimprimir una naturaleza distinta a las relaciones sociales espontáneas. Smith resume el aspecto medular de su investigación cuando afirma: “Por tanto, resulta altamente impertinente y presuntuoso que reyes y ministros pretendan vigilar la economía de la gente [...]. Dejemos que aquéllos se ocupen de lo que les corresponde, y podemos estar seguros de que éstos se ocuparán de lo suyo”. 39 Releer las obras de Adam Smith, actualizadas con los extraordinarios aportes realizados desde entonces, ilumina y ayuda a entender muchos de los problemas del mundo contemporáneo.
Mostrar más

8 Lee mas

Actitud ante la muerte en la ciudad de Trujillo, entre los años 1830 a 1930

Actitud ante la muerte en la ciudad de Trujillo, entre los años 1830 a 1930

“Allí tenéis, mis queridas niñas, al fundador de vuestro Colegio al benefactor noble y buen anciano, que a los 80 años de vivir, amante de la niñez, y no habiendo tenido la dicha de ser padre, quiso que fueran hijos suyos, las hijas del pueblo, las hijas de los pobres, y es a vosotras todas, así como, a las que os han precedido como alumnas antiguas, desde hace 23 años, a quienes don Modesto Blanco, beneficio más, en su testamento, con el rico legado que dejo, para que siguieran sosteniéndose el Colegio por el fundado; fue para bien de ustedes que dejo, la mejor herencia, que un padre cariñoso y bueno debe dar: solida educación moral y religiosa; saludable instrucción general, para enriquecer la inteligencia, fortalecer el corazón, y escuchar las almas con la virtud, con el amor a la Patria, para poneros en aptitud de que valgáis por si solas, podáis defenderos de los peligros de la existencia, que hacen mejor presa, en seres ignorantes y faltos de moralidad” 110
Mostrar más

112 Lee mas

La muerte del señor K  En los ochenta años de Kafka

La muerte del señor K En los ochenta años de Kafka

Hace ochenta años, el tres de julio, para ser exactos, Fr a n z Kafka murió aquejado de una tuberculosis que lo acom- pañó la mayor parte su vida. Al destino suelen gustarle las simetrías: Kafka murió exactamente el día en que cum- plió cuarenta y un años. Un poco antes había logrado escaparse de las prisiones que siempre: lo habían sofo- c a d o: su familia, su ciudad y su trabajo. Se había muda- do a Berlín con Dora Diamant, su última compañera, y había alquilado un pequeño depart a m e n t o. Rastros de

6 Lee mas

La Traición de Octavio Paz. A veinte años de su muerte: un análisis de su legado; su polémica relación con la izquierda latinoamericana y con el Estado mexicano

La Traición de Octavio Paz. A veinte años de su muerte: un análisis de su legado; su polémica relación con la izquierda latinoamericana y con el Estado mexicano

Antes de explorar los años de la vida diplomática de Octavio Paz encuentro ne- cesario hacer mención de las dos grandes figuras que marcaron y dividieron la vida de Paz y su toma de postura frente a la política y al gobierno mexicanos. Alfonso Reyes fue sin duda la mayor influencia de Paz como hombre de Estado y de letras hasta, digamos, 1968. Reyes fue siempre un hombre ejemplarmente institucional; no es exagerado afirmar que durante su estancia en España pri- mero, y en Brasil como embajador, después, el mexicano universal fue también políticamente el mexicano de la concordia, el hombre de la armonía, de la suma; del consenso. Paz, al igual que otros contemporáneos de su talla, como Torres Bodet, fue un fiel imitador de la influencia reyista fundamentada en la docilidad y la suma política frente al Estado durante toda su vida diplomática hasta bien entrada su madurez. Empero, la otra figura determinante en el proceder político de Paz —a saber José Vasconcelos— pareció tomar ventaja frente a la influencia de Reyes en la segunda mitad de la década de los sesenta, y habría de hacerlo de manera definitiva hacia 1968, año que encarnó la ruptura de Paz con el régimen político mexicano. Vasconcelos, al contrario de Reyes, fue un intelectual que se
Mostrar más

17 Lee mas

Medición de la carga de enfermedad en una Entidad Promotora de Salud de Colombia año 2008

Medición de la carga de enfermedad en una Entidad Promotora de Salud de Colombia año 2008

enfermedades que afectan el bienestar, principalmente debido a efectos negativos relacionados con la presencia de discapacidades físicas, alteraciones emocionales o de integración social, que contribuyen con años de vida perdidos aún cuando no produzcan necesariamente la muerte 9 . Esta situación ha promovido la introducción de nuevas perspectivas en los análisis de situación de salud. Para ello, se han desarrollado indicadores que den cuenta del fenómeno de la muerte, aunque también incorporan aspectos relacionados con la funcionalidad y la calidad de la vida. Dentro de estos indicadores se inscriben los QALYS (“Quality Adjusted Life Years”) y los DALYS (“Disability Adjusted Life Years”), que se han traducido al español como AVISA, años de vida saludable o AVAD, años de vida ajustados por discapacidad 10 .
Mostrar más

80 Lee mas

Gabriel García Márquez: Crónica de una muerte anunciada

Gabriel García Márquez: Crónica de una muerte anunciada

Podríamos establecer tres categorías diversas entre la amplia galería de seres —más bien «voces»— que se pasean por la novela: 1. Los que son transcripción más o menos fidedigna de personajes reales: Luisa Santiaga —madre de Gabriel García Márquez—, Mercedes Barcha —esposa del autor—; 2. Aquellos que mantienen una relación sobre todo de apellidos con personajes de Cien años de soledad: Dionisio Iguarán —Ursula Iguarán, Prudencia Cotes-Petra Cotes; y 3. Los ficticios, dentro de los cuales destacan por su valor simbólico fundamentalmente los de la familia Vicario. El símbolo en este caso es aplicado con paradójica ironía por el narrador. Al divisar por primera vez Bayardo San Román a su futura esposa, Angela Vicario, que provocará el drama al atreverse a ir al matrimonio sin ser virgen:
Mostrar más

8 Lee mas

Muertes extrainstitucionales de mujeres en edad fértil y su relación con las muertes maternas en la Argentina  Componente: revisión de informes estadísticos de defunción

Muertes extrainstitucionales de mujeres en edad fértil y su relación con las muertes maternas en la Argentina Componente: revisión de informes estadísticos de defunción

La mortalidad agrupada en grandes grupos de causas fue siempre superior en los hombres, excepto cuando la causa principal de muerte fue por tumores, situación en la que la relación se invierte (Figura 156). Como causa principal de muerte entre los tumores se pudo observar a los de cuello de útero, con una pérdida de 0.05 años; y a los de localizaciones no especificadas en mujeres (0.04 AEVP). En hombres se destacan dentro de este grupo a los tumores malignos de otros órganos genitourinarios y las leucemias con 0.03 y 0.02 AEVP.

137 Lee mas

Muertes violentas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: una mirada desde el sector salud

Muertes violentas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: una mirada desde el sector salud

¿De qué hablamos cuando nos referimos a la violencia? ¿Cuál es su significado? Alain Joxe señala que la violencia en tanto concepto se ha ido desprendiendo de la explicación behaviorista (que la reduce a conductas), para dar paso a enfoques funcionalistas y estructuralistas (1981). En los últimos años, la Racionalidad Médico Científica (RMC) 8 ha intentado construir una definición de violencia alejada del biologicismo que estigmatizó las aproximaciones que tuvo sobre este problema. Así en el encuentro patrocinado por el Gobierno Holandés y la Organización Mundial de la Salud (OMS), realizado en La Haya en el año 1981 bajo el título Helping Victims of Violence Proceding of a Working Group on the Psychosocial Consequences of Violence se elaboró la siguiente definición: “Es la imposición interhumana de un grado significativo de dolor y sufrimiento evitable” (OPS, 1993b) 9 . La Organización Panamericana de la Salud (OPS) la utiliza en algunos de sus documentos, y según la ex Directora de Promoción y Protección de la Salud de la OPS, Helena Restrepo, tiene la virtud de poder separar las violencias de las autoagresiones y de las muertes provocadas por catástrofes y aquellos accidentes en los cuales el rol humano es mínimo (OPS, 1993a). Para nosotros, esto último sólo es correcto desde el punto de vista semántico, ya que como veremos más adelante, la realidad nos enfrenta a suicidios que son homicidios o que es imposible evaluar el grado de responsabilidad de las personas intervinientes si consideramos las dimensiones del inconsciente, como la pulsión de muerte. ¿O acaso podemos rotular como un simple accidente sin violencia a aquel provocado por un automóvil que se desplaza a alta velocidad?, ¿Cuántos de estos hechos podríamos adjudicar a la combinación de una serie de circunstancias fortuitas? Creemos que los menos.
Mostrar más

44 Lee mas

Trayectoria vital del platero Juan de Jarauta Zapata en el III centenario de su muerte (1717-2017)

Trayectoria vital del platero Juan de Jarauta Zapata en el III centenario de su muerte (1717-2017)

P-03903, protocolo de Juan Ximénez de Hoco, ff. 1057-1093. En estos autos figuran algunos testigos para declarar la legitimidad de los hijos menores que Juan de Jarauta había tenido con doña Paula. Entre esos testigos estuvieron Diego Bonilla –sofiel de la ciudad que había trabajado en el obrador del artífice durante cuatro años– y Nicolás de Meneses –maestro platero que emparentó con los Jarauta al casarse con doña María Aguado, prima política de doña Paula López Dávila–. Para tasar la plata y las herramientas del platero se eligió al contraste Francisco García de Oñora y para las pinturas a José Jiménez-Ángel. Gracias a este inventario sabemos que Jarauta tenía tienda propia en la calle Ancha –actualmente denominada del Comercio–, arrendada al escribano Juan de Herrera; y que la casa donde falleció la tenía arrendada al doctor don Juan Simón, receptor del cabildo de curas y beneficiados de la Catedral. En cuanto a los acreedores que figuran en los autos, aparecen don Sebastián Montero –contador mayor de la obra y fábrica catedralicia–, Blas Martín Pingarrón –comerciante de sedas que declara tener gran amistad con el platero– y los boticarios Tomás de Espinosa y Francisco Arquero.
Mostrar más

22 Lee mas

Muerte de un ciclista

Muerte de un ciclista

Muerte de un ciclista merece ser vista y discutida en términos sociales y cinematográficos. Analiza de forma colectiva la década de los años 50 en España, momento en que se sitúan el argumento y la realización de la película. La realidad de la cinta es una representación bastante fiel de la realidad del momento en que viven los protagonistas.

8 Lee mas

Muerte pía : muerte eutanásica -- muerte por piedad -- muerte a petición

Muerte pía : muerte eutanásica -- muerte por piedad -- muerte a petición

En los últimos años se amplía el grupo de autores que consideran que el consentimiento siempre excluye la tipicidad negando la anterior distinción y, por ende, sus consecuencias. Esta última tesis se funda, en general, en la inexistencia del conflicto, por lo cual resulta más adecuada a la tradición liberal. Existen razones que se deducen del objetivo mismo del derecho penal, tanto como razones sistemáticas, que hacen preferible la posición moderna: (a) por un lado, es más limitativa del ejercicio del poder punitivo; (b) por otro, resulta difícil sostener la presencia de un conflicto cuando el titular del bien ha consentido. En consecuencia, se trataría siempre de relevarlo como excluyente de tipicidad. No obstante, no por ello deben suprimirse las diferencias que señala la doctrina tradicional, sino que se impone su relevancia dentro de otro marco teórico. Por ello, es preferible llamar aquiescencia al género y distinguir (a) el acuerdo, que elimina la tipicidad objetiva sistemática, (b) del consentimiento, que elimina la tipicidad objetiva conglobante. Así, es incuestionable que hay tipos sistemáticos objetivos que requieren elementos normativos de recorte por elementales razones conceptuales, porque sin esos elementos no se puede conceptuar la acción misma. En tanto que una amputación es una lesión, haya o no aquiescencia, una cópula no es una violación, si no se ha realizado contra la voluntad del titular del bien jurídico. En el caso en que el acuerdo elimine un elemento normativo de recorte, es una causa de atipicidad objetiva sistemática, en tanto que en los restantes casos, el consentimiento excluye la tipicidad objetiva conglobante: el error sobre el primero es un error de tipo porque elimina el dolo, en tanto que el error sobre el segundo es un error de prohibición. 47
Mostrar más

515 Lee mas

Muertes simbólicas, en cien años de soledad

Muertes simbólicas, en cien años de soledad

De allí que el tema de la muerte como eje transversal y de análisis del presente trabajo investigativo adquiera la connotación pragmática, en tanto un constructo cultural; de manera que, remite a los investigadores a documentar y retomar los elementos que, conceptualmente, definen la cultura como la que permite comprender las interpretaciones que dotan de sentido a los relatos. Por otra parte, en consideración del espacio literario garciamarquiano, éste se delimita con el nacimiento del lugar donde transcurre la historia de una región y ocurre a partir de una cierta dependencia, como dice Vargas Llosa (1971) de la novela respecto del cuento la cual será característica de la literatura de GGM. El cuento en este en este caso fue el Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo (1955) y, después, la novela La hojarasca (1955), con una realidad ampliada que le permite al creador presentar la historia del hallazgo de un cadáver y el entierro.
Mostrar más

7 Lee mas

La muerte, su casa y su ciudad. El desvanecimiento de las ciudades silentes de Cartagena

La muerte, su casa y su ciudad. El desvanecimiento de las ciudades silentes de Cartagena

Hemos concluido también que se diferencian tres variantes entre los modelos denominados ‘cementerios del sur’. Los tres tipos de cementerio que se repiten son: el cementerio ilustrado, el cementerio romántico y el cementerio moderno. El cementerio ilustrado, implantado durante los primeros años en los que se acató la Real disposición impuesta por Carlos III (reafirmada por la de 1804 de Carlos IV), se concibió aislado, encerrado, aireado, igualita- rio y austero. Por otro lado, el que hemos definido como cementerio romántico, es una evolución del anterior, donde ya se autoriza la plantación de arbolado y la distinción de sepulturas con la aparición de esculturas y pan- teones que prefiguran un jardín al aire libre. Por último, el cementerio moderno, que es el que introduce amplia- ciones de columbarios de nichos y densifica los recintos cementeriales generando tramas de bloques abiertos. 3.3. Documentos, monumentos, levantamientos. Tipologías de las moradas silentes
Mostrar más

27 Lee mas

Necrosis Neuronal Programada

Necrosis Neuronal Programada

En años recientes, se han identificado algunos tipos de muerte neuronal con morfología necrótica, pero asociados a la expresión o activación de marcadores bioquímicos de muerte celular. Esto hallazgos, han promovido el estudio conjunto de aspectos morfológicos y bioquímicos de la muerte neuronal. Sin embargo, aún aceptando que la necrosis no es un fenómeno pasivo, existen diferentes mecanismos implicados en este proceso. De hecho la literatura no ha estandarizado los términos a emplearse para esta forma de necrosis, de manera que necrosis activa, necrosis programada, aponecrosis y necroptosis pueden parecer sinónimos. No obstante, esta revisión propone clasificar a la “necrosis activa” en al menos dos categorias considerando los procesos de ejecución conocidos hasta el momento (Figura 1). Entonces, la “necrosis activa” puede dividirse en: 1) “necrosis programada”, la cual es dependiente de caspasas y 2) necroptosis, la cual implica la participación de la cinasa serina/ treonina denominada proteína de interacción con receptores tipo 1 (Receptor Interacting Protein-1, RIP1). En los siguientes apartados se pretende describir más a detalle estos tipos de necrosis.
Mostrar más

6 Lee mas

Acerca de Poemas de la muerte, de Lorenzo Higueras Cortés

Acerca de Poemas de la muerte, de Lorenzo Higueras Cortés

Muerte y Poesía. Es bien posible, al fin y al cabo, que hayan entrado de la mano en la vida y en las historias de nuestra especie (hará unos sesenta mil años, tal vez más, cuando las posibilidades de la creación y la conciencia del fin hicieron mella en, y trastocaron profundamente, el sencillo amoldarse animal a la vida); como también es posible que, antes de que apareciesen ellas, Poesía y Muerte, poco o ningún sentido tenga hablar de vidas humanas y menos aún de historias. Los Poemas de la muerte llegan así a nosotros desde un lejano origen.
Mostrar más

8 Lee mas

Muerte de un Ciclista

Muerte de un Ciclista

La bicicleta era el lujo de los niños ricos, pero también se vislumbraban unos héroes: los Ciclistas profesionales: Jesús Loroño en el 53 y Federico Martín Bahamontes en el 54 habían sido “Reyes de la Montaña” del Tour de Francia. En el 55 se volvió a correr la Vuelta a España tras años suspendida por el aislamiento internacional.

20 Lee mas

Muertes fetales tardas en la provincia de Cienfuegos

Muertes fetales tardas en la provincia de Cienfuegos

Se analizaron las variables: año (los ocho años del estudio), momento de la muerte (anteparto/ intraparto), lugar de la muerte (intrahospitalaria/ extrahospitalaria) causa de la muerte (desconocida, enfermedad hipertensiva del embarazo, crecimiento intrauterino retardado, hematoma retroplacentario, malformaciones, sepsis ovular, distocia funicular, diabetes y otros), edad materna, peso según índice de masa corporal (IMC) materno (bajo peso, normopeso, obeso y sobrepeso), cantidad de embarazos (nulípara, primípara, secundípara, multípara), enfermedades maternas, complicaciones durante el embarazo (crecimiento Intrauterino retardado, hematoma retroplacentario, rotura prematura de las membranas, preeclampsia), edad gestacional (28-36,6 semanas, 37-40,6 semanas, 41 y más semanas), anomalías en la placenta y anomalías en el cordón umbilical.
Mostrar más

10 Lee mas

Show all 10000 documents...