Astronomía - Historia - Colombia - Siglo XIX-XX

Top PDF Astronomía - Historia - Colombia - Siglo XIX-XX:

La ciencia sublime : historia cultural de la divulgación de la astronomía en Colombia, siglo XIX inicios del XX

La ciencia sublime : historia cultural de la divulgación de la astronomía en Colombia, siglo XIX inicios del XX

Raspail estaba a favor de lo que se puede llamar una democracia médica, en donde el paciente, y especialmente el de las clases menos favorecidas tomaban una dignidad y un papel notable. La sabiduría popular debía ser tenida en cuenta y aportar al enriquecimiento cultural de las masas y a su progreso en los ámbitos moral y social. Raspail no era partidario de divulgar los conocimientos científicos desde la esfera académica, sino darle relevancia a otro tipo de saberes que hasta ese momento no se habían tenido en cuenta por la monarquía de la época, en donde los pacientes jugarían un papel fundamental dentro de la práctica médica y dentro de la reforma “desde abajo” que se planteaba como una integración de experiencias que se llamaba “sistema Raspail”. Su programa tuvo éxito esencialmente entre un pequeño círculo de la burguesía de las profesiones liberales, las clases medias y las élites obreras, más no dentro de los aristócratas o las clases bajas. Ahora bien, al lado de Flammarion y Raspail se encuentra Louis Figuier (1819-1894), otro de los importantes divulgadores de la ciencia de la segunda mitad del siglo XIX, quien después de doctorarse en medicina, se traslado a París para ampliar sus estudios y dedicarse a la carrera de profesorado. Para el año de 1846 fue nombrado catedrático en farmacia en Montpellier y para 1850 se doctoró también en ciencias físicas. Llamó la atención del público por su variedad de artículos en diversos periódicos de ciencias. Ya como divulgador desde 1857, empezó a publicar su Année scientifique et industrielle, algo semejante a un almanaque en el que se mostraban los avances científicos anuales, que se había de convertir en una publicación periódica de gran acogida en toda Europa. Después llegaron las Vies des savants illustres (1866), Les merveilles de la science (1867), Les merveilles de l’industrie (1873), Connais-toi toi-même: notions de physiologie (1879), o los Feuilletons scientifiques en la prensa.
Mostrar más

86 Lee mas

Un debate sobre Historia del catolicismo en la Argentina, entre el siglo XIX y el XX, de Miranda Lida

Un debate sobre Historia del catolicismo en la Argentina, entre el siglo XIX y el XX, de Miranda Lida

Pasado Abierto. Nº 5. Enero-Junio de 2017 Página 157 élites eclesiásticas como en el de la cultura católica (especialmente la “alta cultura”), la importancia de la influencia francesa (incluso por sobre la italiana y española) así como la impronta latinoamericana a partir de la década de 1950, entre otros tópicos. Todo esto sobre la base de dos inquietudes metodológicas que han caracterizado las indagaciones de la autora: por un lado, la preocupación por evitar la "endogamia" y el "enclaustramiento" de la historia de la Iglesia que en su pluma se convierte en una ventana para seguir la historia social, cultural y política de la Argentina, segundo, la apuesta por la construcción de periodizaciones "operativas", "prácticas", alejadas de las de índole institucional y política y concebidas para iluminar diferentes nichos problemáticos más que para apuntalar una única hipótesis definitiva y cerrada. Por eso el libro concluye sugerentemente con un "Epílogo sin final" en el que convergen pero no se cierran las diferentes líneas que fueron abiertas a lo largo del trabajo; opción a la que probablemente contribuyó también la saludable intención de poner en diálogo diferentes escalas combinando aspectos propios de la dimensión trasnacional de la Iglesia, con el registro comparado de procesos nacionales y estudios de caso, entre los que se destacan además del de Buenos Aires (la base de la investigación de la autora), los de otras diócesis como Santa Fe, Córdoba, Tucumán o La Plata. No resulta por tanto una sorpresa que Historia del catolicismo pueda ser visto ya como una fuente ineludible y de consulta obligada tanto para especialistas en la materia como para lectores de círculos más amplios.
Mostrar más

6 Lee mas

la historia de la educación médica en la Universidad de Cartagena siglo XX  Apuntes para una historiográfia

la historia de la educación médica en la Universidad de Cartagena siglo XX Apuntes para una historiográfia

Darse a la tarea de buscar las huellas de la formación institucional de una profesión como la medicina, miradas desde la representación que ha tenido la Facultad de Medicina de la Universidad de Cartagena, en las publicaciones de Historia de la Educación y la Medicina en el Siglo XX, no es tarea fácil, además, siempre correremos el riesgo de no hacer una labor exhaustiva, y tener omisiones imperdonables. Sin embargo, el riesgo de la omisión es siempre menor que el de la ignorancia o el de la suposición, que nace de la ausencia de la búsqueda de información o del descubrimiento de vacíos de información, propia, local pero con un pensamiento global, con la rigurosidad que este momento Histórico exige, y con la meta de tener en Colombia una Historia de la Educación Universitaria, y de la formación de los profesionales de la Medicina, más completa, desde cada una de nuestras particularidades regionales.
Mostrar más

17 Lee mas

Antecedentes de energía y electricidad en Colombia y Boyacá en el siglo XIX y XX

Antecedentes de energía y electricidad en Colombia y Boyacá en el siglo XIX y XX

Hubo una innovación en el alumbrado ya que los españoles trajeron las velas, unas que eran de sebo de procedencia animal, más económicas y, por tanto, más usadas por las clases populares a pesar del fétido olor que despedían; y otras de cera, segregada por las abejas, de mayor calidad que el sebo, un poco más costosas y por ende, más empleadas por sectores pudientes o por la Iglesia” (Rodríguez, J., Acosta, C., Ramírez, H., & Villamizar, N., 1999). De esta manera las fogatas de las casas fueron remplazadas por este nueva forma de iluminación. Las velas se utilizaban como iluminación dentro de las casas y las antorchas de cebo para las calles. Con el crecimiento demográfico de la población a finales del siglo XVIII de las ciudades, se hace necesario iluminar las calles ya que la oscuridad se convirtió en la principal cómplice de robos.
Mostrar más

8 Lee mas

El currículo de Ciencias Naturales en Colombia, Segunda Mitad del Siglo XX: Transformaciones, Permanencias y Rupturas

El currículo de Ciencias Naturales en Colombia, Segunda Mitad del Siglo XX: Transformaciones, Permanencias y Rupturas

Diversos son los problemas que giran en torno al desarrollo curricular de las ciencias naturales en Colombia, desde las distintas maneras de concebirlo hasta las diferentes formas en que este se ha configurado internamente atendiendo a los cambios políticos, económicos y sociales presentados. En el caso concreto de esta investigación, se indagó sobre una historia particular: la del currículo en ciencias naturales a lo largo de la segunda mitad del siglo XX, se identificaron sus permanencias, transformaciones y rupturas, y por medio de ellas, se descubrieron sus causas y escenarios históricos de posibilidad. Efectivamente, no es poco lo que se apostó con este trabajo, pues involucró una herramienta metodológica de gran alcance como la arqueología, que como lo señala Sánchez Amaya (2009) implica “la función enunciativa y la formación discursiva, cuyos elementos centrales son el enunciado y el archivo, nodos constituyentes de la positividad de un discurso” (pp. 1680- 1681), en otras palabras, se descubrieron las relaciones existentes entre sujeto, discurso, poder e institución en el marco del desarrollo del currículo de ciencias naturales, sin embargo, tales relaciones no se encuentran explicitas, sino que se pierden en lo más recóndito del saber, allí donde la historia universal no vio nada que indagar.
Mostrar más

63 Lee mas

Foucault Y La Pedagogía Nosopolítica De Los Discursos Biomédicos En Colombia Entre Finales Del Siglo Xix Y Principios Del Xx

Foucault Y La Pedagogía Nosopolítica De Los Discursos Biomédicos En Colombia Entre Finales Del Siglo Xix Y Principios Del Xx

En todos estos textos, las viejas figuras de mártires y curas cuyas almas están siendo tentadas por satanás en las puertas mismas del purgatorio, y que servían como lecciones, tanto para los vivos como para los muertos en la época colonial, han sido ahora sustituidas por estampas de jóvenes palidecidos, degenerados, tuberculosos y tísicos debido a sus vicios, a sus costumbres insanas y su falta de higiene moral, a sus desenfrenos masturbatorios. Tanto en Francia, Inglaterra como en los Estados Unidos, desde fines del siglo XVIII y a lo largo del siglo XIX, médicos e higienitas atribuyeron al onanismo infantil numerosos males físicos y morales: daños psíquicos, decaimiento espiritual, sordomudez, desordenes cerebrales, imbecilidad, torpeza, pereza constitudinaria, envejecimiento prematuro; temática esta que ha sido replicada en Colombia. Por ejemplo, el doctor José Felix Merizalde, discípulo del sabio Mutis, médico de Bolívar y galeno en el Hospital de Caridad de Bogotá en la Nueva Granada, en 1828 vio en tal práctica masturbadora “deshonesta y antihigiénica” diversos males que debían ser corregidos: “Estar persuadido a la polución voluntaria se ha hecho un vicio más común de lo que se piensa. Esta es la verdadera llaga que tiene afligido a nuestro siglo, no siendo la polución voluntaria más que una resulta suya esta dolencia puede existir desde la edad de siete u ocho años, aun antes que el gusto de los usos solitarios se haya formado. Para precaverla es necesario dirigir desde la niñez todo el conjunto de la educación”. 72 La masturbación es la práctica, no solo más innecesaria, porque
Mostrar más

39 Lee mas

El siglo XX mira al siglo XIX. La experiencia boliviana

El siglo XX mira al siglo XIX. La experiencia boliviana

Alipio Valencia Vega, relacionado con Tristan Marof—seudónimo de Gustavo Navarro, legendario marxista e izquierdista de fines de los años ‘20—, con el socialismo y con la fundación del Partido Obrero Revolucionario, publicó en 1950 El pensamiento político en Bolivia, punto de partida para la edición de su Historia política de Bolivia en siete tomos, de los cuales cinco corresponden al siglo XIX. Para el autor, la historia de Bolivia era la lucha entre el feudalismo y el capitalismo, entre la infraestructura (lo económico) y la superestructura (lo político e ideológico). El motor del progreso estaba constituido por el desarrollo equilibrado entre la infraestructura, que consistía en las fuerzas productivas y en las relaciones de producción, y la superestructura, que consistía en el armazón político e ideológico. El desfase y el desequilibrio entre ambas producía “graves desajustes en la sociedad”. La fundación de la República significó una revolución política sin el consiguiente cambio en la estructura económico-social. En otras palabras, se creó una república liberal –que era una simple fachada– sobre una estructura feudal. El autor, retomando la idea de Montenegro, planteó que la nueva república liberal fue una ficción porque los patriotas “criollos inferiores” que tenían el rol de dirigentes y los mestizos soldados desaparecieron de la escena por la “guerra a muerte” que se les declaró y porque los “criollos-aristócratas” del realismo que se pasaron al bando patriota a partir de 1821 fueron los que estuvieron presentes en la fundación de la República (Valencia Vega, 1984). El exterminio de los jefes de las montoneras de la revolución y el transfugio de los militares y de los doctores explicó la continuidad de la colonia en el período republicano.
Mostrar más

19 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

Sin embargo, lo más notable de esta época es hasta qué punto el motor aparente de la expansión económica fue la revolución tecnológica. En este sentido, no sólo contribuyó a la multiplicación de los productos de antes, mejorados, sino a la de productos desconocidos, incluidos muchos que prácticamente nadie se imaginaba siquiera antes de la guerra. Algunos productos revolucionarios, como los materiales sintéticos conocidos como «plásticos», habían sido desarrollados en el período de entreguerras o incluso habían llegado a ser producidos comercialmente, como el nylon (1935), el poliéster y el polietileno. Otros, como la televisión y los magnetófonos, apenas acababan de salir de su fase experimental. La guerra, con su demanda de alta tecnología, preparó una serie de procesos revolucionarios luego adaptados al uso civil, aunque bastantes más por parte británica (luego también por los Estados Unidos) que entre los alemanes, tan amantes de la ciencia: el radar, el motor a reacción, y varias ideas y técnicas que prepararon el terreno para la electrónica y la tecnología de la información de la posguerra. Sin ellas el transistor (inventado en 1947) y los primeros ordenadores digitales civiles (1946) sin duda habrían aparecido mucho más tarde. Fue tal vez una suerte que la energía nuclear, empleada al principio con fines destructivos durante la guerra, permaneciese en gran medida fuera de la economía civil, salvo como una aportación marginal (de momento) a la producción mundial de energía eléctrica (alrededor de un 5 % en 1975). Que estas innovaciones se basaran en los avances científicos del período de posguerra o de entreguerras, en los avances técnicos o incluso comerciales pioneros de entreguerras o en el gran salto adelante post-1945 —los circuitos integrados, desarrollados en los años cincuenta, los láseres de los sesenta o los productos derivados de la industria espacial— apenas tiene importancia desde nuestro punto de vista, excepto en un solo sentido: más que cualquier época anterior, la edad de oro descansaba sobre la investigación científica más avanzada y a menudo abstrusa, que ahora encontraba una aplicación práctica al cabo de pocos años. La industria e incluso la agricultura superaron por primera vez decisivamente la tecnología del siglo XIX.
Mostrar más

171 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

¿Hasta qué punto merecían la confianza los economistas, por brillantes que fueran, que demostraban, con gran lucidez, que la crisis que incluso a ellos les afectaba no podía producirse en una sociedad de libre mercado correctamente organizada, pues (según una ley económica conocida por el nombre de un francés de comienzos del siglo XIX) cualquier fenómeno de sobreproducción se corregiría por sí solo en poco tiempo? En 1933 no era fácil aceptar, por ejemplo, que donde la demanda del consumidor, y por ende el consumo, caían, el tipo de interés descendería cuanto fuera necesario para estimular la inversión de nuevo, de forma que la mayor demanda de inversiones compensase el descenso de la demanda del consumidor. A medida que aumentaba vertiginosamente el desempleo, resultaba difícil de creer (como al parecer lo creían los responsables del erario británico) que las obras públicas no aumentarían el empleo porque el dinero invertido se detraería al sector privado, que de haber podido disponer de él habría generado el mismo nivel de empleo. Tampoco parecían hacer nada por mejorar la situación los economistas que afirmaban que había que dejar que la economía siguiera su curso y los gobiernos cuyo primer instinto, además de proteger el patrón oro mediante políticas deflacionarias, les llevaba a aplicar la ortodoxia financiera, equilibrar los presupuestos y reducir gastos. De hecho, mientras la Depresión económica continuaba, muchos (entre ellos J. M. Keynes. que sería el economista más influyente durante los cuarenta años siguientes) afirmaban que con esto no hacían sino empeorar las cosas. Para aquellos de nosotros que vivimos los años de la Gran Depresión todavía resulta incomprensible que la ortodoxia del mercado libre, tan patentemente desacreditada, haya podido presidir nuevamente un período general de depresión a finales de los años ochenta y comienzos de los noventa, en el que se ha mostrado igualmente incapaz de aportar soluciones. Este extraño fenómeno debe servir para recordarnos un gran hecho histórico que ilustra: la increíble falta de memoria de los teóricos y prácticos de la economía. Es también una clara ilustración de la necesidad que la sociedad tiene de los historiadores, que son los «recordadores» profesionales de lo que sus conciudadanos desean olvidar. En cualquier caso, ¿qué quedaba de una «economía de mercado libre» cuando el dominio cada vez mayor de las grandes empresas ridiculizaba el concepto de «competencia perfecta» y cuando los economistas que criticaban a Karl Marx podían comprobar cuán acertado había estado, especialmente al profetizar la concentración del capital?. 110 No era necesario ser marxista, ni
Mostrar más

210 Lee mas

I DEL SIGLO XIX AL SIGLO XX

I DEL SIGLO XIX AL SIGLO XX

Falsa interpretación de la metafísica. Pero la visión que tiene Heidegger de la historia de la metafísica descansa sobre un malentendido. Es cierto que se pueden aducir algunos pasajes, donde Platón asegura que se nos da el ser mismo en el concepto, en la idea, en la esencia; con instrumentos mentales, pues, cuya insuficiencia nos es evidente. Pero Platón no se queda ahí; sabe también de límites, y toda su filosofía se condensa precisamente en un esfuerzo por rebasar esos límites. Los filósofos, los gobernantes filósofos, tienen por ello, como tarea de por vida, el cultivo de la dialéctica. La verdad total nunca será posesión, ni en el concepto, ni en la filosofía entera. ¿Qué otra cosa es la dialéctica sino, como se dirá después más tarde, una caza del ser, jamás alcanzado, pero siempre perseguido, en marcha infinita, a través del parentesco lógico de los conceptos? Tan sólo los mortales aherrojados en el fondo de la caverna están inmersos en las figuras de los «entes». Pero quien piensa con νούς o φρόνησις trasciende estas degradadas figuras o sombras de ser. Después de Platón, el neoplatonismo principalmente, y san Agustín, y luego Eckhart, se han propuesto salir a la luz de la libertad del espíritu y saben bien de un conocer «sin conceptos pluriformes, sin objetividad cambiante, sin representaciones de fantasía». No hay allí ciertamente olvido del ser. Buscan el mismo «autoeinai» (ser en sí), y saben bien de la diferencia ontológica del uno, más allá de todo nombre, pues ningún nombre le conviene tomado en su inmediatez, y todos le convienen dialécticamente, depurados por la negación de la negación. No menos que los nombres son borrados aquí expresamente los conceptos, como inadecuados para aprisionar al ser. Quien para un poco en esto se da cuenta de lo equivocado que está Heidegger al sentenciar a la metafísica histórica en bloque.
Mostrar más

209 Lee mas

Colombia   Historia de la Violencia del Siglo XX

Colombia Historia de la Violencia del Siglo XX

De manera más específica y a ras de tierra, "el paramilitarismo es una estrategia de guerra diseñada para combatir en conflictos de baja intensidad, donde las fuerzas regulares encuentran trabas de orden legal o político para acometer acciones que no pueden reivindicar. Es una modalidad de "guerra sucia" utilizada en muchos lugares del planeta; hablemos de algunos ejemplos: En Malasia y Kenia fue utilizado por los ingleses, en Argelia por los franceses, en Afganistán por los rusos, en Vietnam por los norteamericanos, en Centroamérica por los regímenes oficiales apoyados por los norteamericanos. Se ha utilizado en las dictaduras de Sur América y en general en todo el continente latinoamericano dentro de la estrategia de "Seguridad Nacional"; esta última es una doctrina imperial de la potencia norteamericana, impuesta a sus colonias desde México hasta la Patagonia, que busca combatir los movimientos insurgentes que pongan en riesgo sus intereses" ( Antioquia la mejor esquina de América - La otra realidad- Colectivo Semillas de Libertad- Editorial Endymion, Medellín Colombia, julio 2000 )- . Y no faltaba más y por supuesto, la "Operación Cóndor" diseñada y puesta en escena por las dictaduras del Cono Sur en las décadas 70-80 , ahora desvelada por la descodificación de documentos de la Cía. americana. y el juicio al tenebroso sátrapa Pinochet.
Mostrar más

14 Lee mas

Las juventudes en la historia Colombiana del siglo XIX y XX

Las juventudes en la historia Colombiana del siglo XIX y XX

Como adultos jóvenes, participaron en la declaración de independencia del 20 de Julio de 1810, así como en la primera guerra civil entre 1811 y 1814, conocida en la historia del país como “Patria Boba”. La mayor parte de ellos murieron en esa contienda, motivo por el que algunos aciertan en denominar a aquellos mártires como pertenecientes a una “generación trágica”. Los demás, fueron fusilados o condenados a las mazmorras al momento de la reconquista española en 1816: Camilo Torres, Francisco José de Caldas, Antonio Nariño, Francisco Antonio Zea, Policarpa Salavarrieta. Eran líderes inexpertos en el arte de la guerra tanto como en el de la política, pero tuvieron el ánimo y la vitalidad para enfrentar a los españoles y aprovechar las condiciones que se dieron mientras España era ocupada por los franceses. Los Ilustrados, formaron parte de ese caudal juvenil que pasó la mayor parte de su vida en la zozobra al ser declarados insurgentes y enemigos del gobierno español. No valieron las súplicas ni el reconocimiento de su gran valor como científicos y pensadores, pues durante la reconquista, algunos fueron fusilados por órdenes del Virrey Juan Sámano. La guerra se consumó el 7 de agosto de 1819 con el triunfo patriota en la batalla de Boyacá, de tal manera que el venezolano Simón Bolívar fue nombrado presidente mientras que su segundo al mando, Francisco de Paula Santander, asumió como vicepresidente a la edad de 27 años.
Mostrar más

18 Lee mas

Colombia siglo XX : una historia a ritmo de ranchera

Colombia siglo XX : una historia a ritmo de ranchera

Manuel: Primero que todo en México, es algo estructurado, apoyado por el estado, gracias a su exportación musical. En Colombia hay un abismo muy grande porque la única asociación que ahora funciona es en Bogotá y es el MOACA la organización que yo presido y realmente el músico colombiano es absolutamente indisciplinado, eh no tiene esa formación intelectual que se requiere para ser un buen interprete. Se conforma con la mediocridad. Nosotros a través de las escuelas estamos intentando que esa mentalidad se cambie porque si nosotros continuamos en esa forma y así como vamos entonces simplemente un momento de diversión y no una profesión estamos condenados al fracaso. Hemos logrado limpiar en un 50% y quitar una cantidad de hábitos y costumbres. Pero hay un 50% que daña la imagen y ese 50 que día a día se sigue purificando. El músico debe tener conciencia de que para ser músico no solamente se necesita tocar un instrumento sino conocer toda su metodología, toda la técnica y comenzar a pensar que si sigue andando por el camino de la desorganización está condenado al fracaso. Si no nos organizamos y obligamos al estado a que responda por el arte y la cultura, estamos condenados a un entierro de tercera categoría.
Mostrar más

131 Lee mas

admin, Press manager, LIBRO PDF FINAL - copia.doc PDF El control Territorial en el siglo XXI.pdf

admin, Press manager, LIBRO PDF FINAL - copia.doc PDF El control Territorial en el siglo XXI.pdf

Conviene destacar que ningún gran líder guerrillero del siglo XX fue un soldado profesional. T. E. Lawrence, Michael Collins, Joseph Broz, Mao Tsé Tung, Fidel Castro, Vô Nguyen Giap o Ahmad Massoud, para citar apenas algunos nombres, fueron todos civiles. La resuelta obsesión por los tradicio- nales patrones doctrinarios y la lógica cartesiana que ha distinguido a los mi- litares, poca o ninguna ayuda tienen en una guerra en donde prevalecen facto- res de orden político, cultural y psicológico en detrimento del poder relativo de combate de las partes beligerantes. A lo largo de la historia, no fueron pocas las fuerzas convencionales que, mismo con líderes y dotadas de los medios necesarios, fueron impotentes o sufrieron grandes reveces frente a pequeños contingentes guerrilleros o células terroristas – y tal hecho se ha repetido con gran frecuencia en los días actuales.
Mostrar más

402 Lee mas

Expresiones de origen náutico en el nacimiento de las distintas formas de volar: aerostación, aviación y astronáutica

Expresiones de origen náutico en el nacimiento de las distintas formas de volar: aerostación, aviación y astronáutica

Nuestro objetivo, entonces, será dar cuenta del funcionamiento que la analogía tiene en la conformación del vocabulario cotidiano, referido a las distintas modalidades del vuelo humano en la comunidad lingüística del español bonaerense, entendiendo, además, que estas expresiones definen una continuidad de ideas centrales en el imaginario social sobre el vuelo atmosférico y, luego, sobre el vuelo espacial, todas posibilidades que son entendidas por referencia a la náutica. Para ello, partimos de la premisa de que la navegación marítima posee una de las tradiciones de más larga historia en el ámbito del transporte, lo que le otorgó a su voca- bulario gran poder explicativo o aclaratorio para aprehender las nuevas realidades. En particular, la navegación por mar estaba muy presente en la vida de la sociedad de la época del Centenario, pues buques a vapor y transatlánticos eran el principal medio de locomoción para comunicar a países de los distintos continentes. Luego, desde mitad del siglo XX, si bien se sigue manteniendo como modalidad del transporte de personas, el campo náutico influye en el vocabulario del vuelo espacial, porque se continúa en una especie de relación transitiva a través de su éxito en el campo de la aeronáutica, que permite trasladar al de la astronáutica algunos elementos que habían tenido origen en la navegación marítima (y otros ya propios de la aviación, que no consideraremos por escapar al objeto del presente trabajo).
Mostrar más

24 Lee mas

Análisis de la evolución jurídico-política del continente americano

Análisis de la evolución jurídico-política del continente americano

Enmarcado por los dos grandes océanos, Atlántico y Pacífico, ha sido también llamado Nuevo Mundo a partir de su “ingreso a la Historia” luego de su “descubrimiento” por parte del almirante Cristóbal Colón bajo el estandarte de Castilla a finales del siglo XV. La América se convirtió a partir de dicho encuentro en un espacio en disputa, al cual concurrieron las potencias europeas buscando extender sus influencias y aumentar sus riquezas (las propias de dichas potencias debemos aclarar, no las de los americanos). La sujeción de América a los intereses extra-americanos comienza a resquebrajarse con las revueltas y posterior independencia de las ex-colonias inglesas, seguida por los movimientos ocurridos en Haití, en el imperio español y en el imperio lusitano en el siglo XIX.
Mostrar más

7 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

De hecho vino, como tenía que venir, de arriba. No está clara la forma en que un comunista reformista apasionado y sincero se convirtió en el sucesor de Stalin al frente del PCUS el 15 de marzo de 1985, y seguirá sin estarlo hasta que la historia soviética de las últimas décadas se convierta en objeto de investigación más que de acusaciones y exculpaciones. En cualquier caso, lo que importa no son los detalles de la política del Kremlin, sino las dos condiciones que permitieron que alguien como Gorbachov llegara al poder. En primer lugar, la creciente y cada vez más visible corrupción de la cúpula del Partido Comunista en la era de Brezhnev había de indignar de un modo u otro a la parte del partido que todavía creía en su ideología. Y un partido comunista, por degradado que esté, que no tenga algunos dirigentes socialistas es tan impensable como una Iglesia católica sin algunos obispos o cardenales que sean cristianos, al basarse ambos en sistemas de creencias. En segundo lugar, los estratos ilustrados y técnicamente competentes, que eran los que mantenían la economía soviética en funcionamiento, eran conscientes de que sin cambios drásticos y fundamentales el sistema se hundiría más pronto o más tarde, no sólo por su propia ineficacia e inflexibilidad, sino porque sus debilidades se sumaban a las exigencias de una condición de superpotencia militar que una economía en decadencia no podía soportar. La presión militar sobre la economía se había incrementado de forma peligrosa desde 1980 cuando, por primera vez en varios años, las fuerzas armadas soviéticas se encontraron involucradas directamente en una guerra. Se enviaron fuerzas a Afganistán para asegurar algún tipo de estabilidad en aquel país, que desde 1978 había estado gobernado por un Partido Democrático del Pueblo, formado por comunistas locales, que se dividió en dos facciones en conflicto, cada una de las cuales se enfrentaba a los terratenientes locales, al clero musulmán y a otros partidarios del statu quo con medidas tan impías como la reforma agraria y los derechos de la mujer. El país se había mantenido tranquilo en la esfera de influencia soviética desde principios de los años cincuenta, sin que la tensión sanguínea de Occidente se hubiese alterado apreciablemente. Sin embargo, los Estados Unidos
Mostrar más

190 Lee mas

Un fantasma recorre los Andes colombianos: socialismo y comunismo en el siglo XIX

Un fantasma recorre los Andes colombianos: socialismo y comunismo en el siglo XIX

cuando los historiadores aceptan la circulación de estos conceptos en el siglo XIX la perciben como resultado de una moda intelectual de los “señoritos blancos” de las ciudades –que los difundieron entre los sectores artesanales con la intención de movilizarlos de acuerdo a sus intereses– que, por tanto, no corresponde a la realidad colombiana ni a las posibilidades intelectuales o políticas de los sectores populares. Esta postura se hace manifiesta igualmente a la hora de analizar suce- sos como las actividades de las Sociedades Democráticas de artesanos –organizaciones que congregaron a los trabajadores y pobres de gran parte de Colombia, especialmente a mediados del siglo– y el denominado golpe de José María Melo (17 de abril de 1854). Éste llevó al poder a un sector del ejército y a las Democráticas, quienes gobernaron hasta el mes de diciembre, cuando fueron derrotados en una guerra civil por una alianza entre liberales y conservadores.
Mostrar más

20 Lee mas

Ejes temáticos para el estudio de los problemas sociales

Ejes temáticos para el estudio de los problemas sociales

"Nos preguntamos cómo la enseñanza de la historia y la geografía puede contribuir a la democratización de la integra- ción cultural. [...] Probablemente habrá que partir de algunas consideraciones sobre la cultura y la construcción de iden- tidades. Una de estas consideraciones se refiere a la necesidad de allanar los vínculos a través del reconocimiento de que las diferentes culturas poseen elementos para contribuir y que todos podemos enriquecernos mutuamente. Asimismo, re- sulta imprescindible facilitar la comunicación a través del cambio de la interpretación sobre nosotros mismos. Esto im- plica cuestionar la idea de que las culturas nacionales son algo completo o acabado, de las cuales somos portadores, y que pueden desintegrarse en contacto con otros. Otra consideración se basa en comprender que la formación para una ciudadanía favorable a la integración no debe remitir necesariamente a algo homogéneo y ahistórico, que confunda uni- dad con uniformidad. Es importante advertir que los miembros de una nación comparten algunas cosas pero se diferen- cian en otras y que el Estado no expresa una única voz sino las diversas voces que dan cuenta de la complejidad y los conflictos de la sociedad. El carácter complejo de las naciones y los estados puede transferirse a organizaciones supraes- tatales como el Mercosur. [...] Una identidad abierta e incluyente puede superar el dilema de que cualquier identidad sig- nifica delimitación de otros. La inclusión balanceada de las dimensiones locales, nacionales, regionales y mundiales en su interdependencia puede ser una vía para desarrollar en nuestros alumnos capacidades indispensables para compren- der y actuar en nuestra época."
Mostrar más

25 Lee mas

Tierra y negocios en Salta a fines del siglo XIX y principios del XX  Estudio de casos

Tierra y negocios en Salta a fines del siglo XIX y principios del XX Estudio de casos

En Salta la conformación del grupo terrateniente mercantil se afianzó en la segunda mitad del siglo XVIII mediante la unión de los españoles, llegados como producto de las reformas borbónicas, con los descendientes de los antiguos conquistadores. Pronto lograron enriquecerse con el comercio de ultramar y el tráfico de mulas. De esta unión derivaron muchos de los apellidos de la deno- minada “gente decente” de Salta. A diferencia de ese período, entre fines del XIX y principios del XX se produjo un reducido aporte de inmigrantes europeos dedicados a actividades comerciales, de servicios y a diversas profesiones. No obstante, algunos de ellos lograron convertirse en nuevos ricos y vincularse, vía matrimonial, con los anteriores.
Mostrar más

21 Lee mas

Show all 10000 documents...