Ciencia social

Top PDF Ciencia social:

Racionalidad de la accin y racionalidad de la teora

Racionalidad de la accin y racionalidad de la teora

Esta tercera propuesta es muy sugerente, y expresa al mismo tiempo una radicalización y una moderación de la TER (la elección racional es el punto de confluencia de otras pers- pectivas y puede evitar el solipsismo teórico de la ciencia social, pero no se arroga a sí misma ninguna capacidad sobresaliente de descubrimiento y explicación, dejando a la in- vestigación a merced de un libre juego de puntos de vista). Sin embargo, es un argumento débil por lo menos en dos puntos. El primero alude sencillamente a la carga de la prueba: si se postula que la TER tiene tal capacidad de traducción y asimilación, es eso mismo lo que debiera ser demostrado. Hasta donde yo sé, esta demostración no ha ido más allá de algunos esfuerzos aislados como el mencionado de Van Parijs respecto de Bourdieu, y lo más habitual es que la TER no dialogue, sino simplemente suplante a otras explicaciones, existentes o posibles. Por lo tanto, más que un argumento a favor de la TER, la idea del marco integrador parece un interesante programa de investigación, a la luz de cuyos resul- tados podría calibrarse su valor, pero no antes.

19 Lee mas

LA PSICOLOGIA SOCIAL COMO CIENCIA TEÓRICA

LA PSICOLOGIA SOCIAL COMO CIENCIA TEÓRICA

De ahí la iteración y la inextinguibilidad de las posiciones examinadas. Así las cosas, el debate es inevitable e interminable, como se evidenció en un contexto científico ajeno a nuestra tradición: la psicología social soviética. Cuando la psicología social renació en la URSS en la década de los años sesenta, se reprodujeron todas las posiciones teóricas sobre su estatus (ver Munné, 1982 y 1985 donde pueden consultarse las fuentes respectivas). Esto es, el problema debatido se planteó exactamente en los mismos términos, con las mismas alternativas y con parecidos argumentos que los que acaban de exponerse. Por supuesto, cada respuesta modulaba el contenido de la disciplina de acuerdo con las coordenadas del marxismo entonces mantenido: los psicologistas estudiaban los fenómenos psíquicos del individuo en sus relaciones con los demás (Kuzmín, Selivánov, Iákobson, Diliguenski) y los sociologistas se ocupaban de la psicología de los colectivos, las clases sociales y las masas (Kolbanovski, Goriácheva, Ossípov). En cuanto al psicosociologismo, estuvo paradójicamente representado por los psicólogos (y algún psicólogo social) ortodoxos, porque defendían que la psicología, sin perjuicio de ser una ciencia natural, ya era una ciencia social, lo cual hacia innecesaria una psicología social aparte. En fin, los interdisciplinarios (Platónov) miraban tanto a la psicología como a la sociología y entre los partidarios del sustantivismo psicosocial había desde posiciones moderadas (Rózhin, Paríguin) hasta las más radicales, como la de Zamoshkin (1970, 4, 426) para quien la psicología social constituye “una ciencia completamente independiente, con métodos propios y avanzados de investigación".

167 Lee mas

La concepción de la sabiduría según los managersManagers' self understanding of wisdom

La concepción de la sabiduría según los managersManagers' self understanding of wisdom

Estos académicos proceden con un enfoque de investigación fenomenológico y relacional para integrar los dominios de la sabiduría desde un marco meta- teórico. Por su parte Flyvbjerg (2001: 4) propuso un modelo para la ciencia social fronética que se basa en Aristóteles al "someter el concepto de phronesis a una reinterpretación actual en términos de las necesidades de la ciencia social contemporánea". Paralelamente, McKenna y Rooney han desarrollado un método de investigación que denominan Sabiduría Práctica Social (SPW) desde la filosofía aristotélica. (McKenna y Rooney, 2008; McKenna, Rooney y Boal, 2009; Rooney, 2010; Rooney y McKenna, 2008; Rooney, McKenna y Liesch, 2010). Rooney describe la dinámica central en SPW como

14 Lee mas

CIENCIA, COMPROMISO Y CAMBIO SOCIAL

CIENCIA, COMPROMISO Y CAMBIO SOCIAL

Cuando se aplican estos criterios a la ciencia social latinoamericana -con el contexto mundial en mente- puede descubrirse un panorama triste “que no inspira”, como dijo una vez un profesor norteamericano, porque mues- tra “estados de desorden” y de “confusión”. Aún más: se ha señalado el pe- ligro de que “siga habiendo una ciencia social de segunda clase” (al sur del río Bravo) si los norteamericanos “se pliegan románticamente” a las deci- siones latinoamericanas en cuanto a la selección de temas de investigación. Este asunto se relaciona con el problema de la imitación colonialista, que es otra manera de expresar la “fuga espiritual” del talento en una región dada. ‘›‡Ž’”‹‡”‘‡ƒ†‹–‹”“—‡‘•‘–”‘•ǡŽ‘•…‹‡–Àϐ‹…‘••‘…‹ƒŽ‡•†‡±- rica Latina, todavía tenemos mucho que aprender para llegar a ser tan ”‡•’‡–ƒ†‘• › Šž„‹Ž‡• …‘‘ Ž‘• …‹‡–Àϐ‹…‘• ϐÀ•‹…‘• ‘ Ž‘• ƒ–—”ƒŽ‹•–ƒ•ǡ › –ƒ independientes como ellos. Comenzamos la carrera más tarde, y nuestra juventud posiblemente nos limite un poco. Sin embargo, el trabajo de mu- chos colegas latinoamericanos puede compararse favorablemente, desde el punto de vista técnico y desde muchos otros, con cualquier trabajo reali- œƒ†‘’‘”…—ƒŽ“—‹‡”…‹‡–Àϐ‹…‘‡…—ƒŽ“—‹‡”’ƒ”–‡†‡Ž—†‘Ǥ‡Š‡…Š‘ǡ‡ŽŽ‘• pueden responder con propiedad algunas de las preguntas formuladas por los colegas de otras partes, y se verá que no son tránsfugas intelectuales. Su ejemplo como profesionales creadores y originales es digno de estudio, porque puede estar indicándonos cómo combatir la fuga del talento y cómo salir de la mediocridad en que nos hallamos, especialmente aquellos que, como yo, hemos seguido rutinariamente, a veces, los modelos extranjeros “asépticos” de la ciencia no comprometida, creyendo de buena fe que estos eran los cánones más altos de la metodología de la investigación.

453 Lee mas

Consideraciones teórico-concep

Consideraciones teórico-concep

Fernández propone a la Bibliotecología como “una ciencia que abarca el conjunto de conocimientos dinámicos referentes al libro y a la biblioteca y que en función de ese dinamismo ejerce y sufre la acción recíproca del medio sobre el cual actúa... [2]”. Llama la atención el análisis efectuado por los autores de una de las ponencias presentadas en el III Encuentro de Docentes en Argentina Conforti y Artaza de la Universidad Nacional de Mar del Plata exponen que “la Bibliotecología no constituye una disciplina científica. No cuenta con un cuerpo orgánico de leyes ni con un sólido aparato teórico... Como tampoco tiene entre sus metas la obtención de conocimientos puros desprovistos de posteriores utilidades como acontece con las ciencias básicas o puras. No constituye... una ciencia social o cultural, en la medida en que no busca conocimientos desprovistos de utilidad, ni formula enunciados generales de carácter teleológicos. Tampoco es una ciencia aplicada. Recordemos que las ciencias aplicadas tienen por objetivo central la búsqueda de conocimientos que puedan tener alguna utilidad práctica... [3]”. Plantean que “la Bibliotecología utiliza los conocimientos y la metodología de la ciencia con la finalidad de generar productos y diseñar y optimizar procedimientos. Esta circunstancia sumada a las características de su saber y de su accionar

11 Lee mas

Política pública, ciencia e investigación social

Política pública, ciencia e investigación social

Parte importante de este proceso de institucionalización es la instauración de comités de científicos-expertos como pieza mediadora entre los procesos de decisión tanto científica como política. En el terreno científico, tales instancias se desempeñan como mecanismos para reforzar o redistribuir las posiciones ocupadas por los actores en el marco de una estructura jerárquica, desigual y clasificadora. En el caso de la política tales comités de expertos se convierten en intermediarios en la toma de decisiones, a fin de crear confianza entre el ciudadano y las instituciones públicas de gobierno. Esto trae como consecuencia que en el medio científico se produzca una hibridación del lenguaje donde el discurso formal de la ciencia social coexiste, e incluso llega a fusionarse, con el lenguaje de la administración pública. Gracias a este proceso, el poder público mantiene un cierto grado de incidencia en el entorno científico tecnificando incluso procedimientos de abordaje, validación y estudio de fenómenos sociales, legitimando en consecuencia el conocimiento de ahí resultante.

8 Lee mas

Imagen social de la ciencia en Jalisco

Imagen social de la ciencia en Jalisco

Las ideas que tienen las personas acerca del mundo que nos rodea, y en especial sobre la ciencia y la tecnología, son creencias y actitudes que se van construyendo poco a poco a partir de lo que se experimenta cotidianamente, de la información disponible, de los conocimientos, valores y modelos de pensamiento que son transmitidos a través de los medios de comunicación, la educación, la historia y la tradición: el conocimiento se construye de manera individual y social. Porque es allí en donde se construye la cultura científica que una sociedad pueda llegar a desarrollar.

13 Lee mas

Liderazgo transformacional y síndrome de Burnout en el profesorado de instituciones educativas de Cerro de Pasco

Liderazgo transformacional y síndrome de Burnout en el profesorado de instituciones educativas de Cerro de Pasco

13 descriptivo correlacional. El tipo de muestreo fue el probabilístico, el número de participantes estuvo compuesto de 367 profesores de ambos sexos, de diferente grado de nivel secundario de menores de los centros educativos estatales y particulares de Lima Metropolitana. Los instrumentos que se emplearon para la medición de las variables fueron la escala de Clima Social de R.H Moos y el Inventario Burnout de Maslach. En los resultados obtenidos se observaron niveles medios de Burnout, en los colegios estatales y particulares. En cuanto a la correlación de la dimensión autorrealización del clima laboral con el síndrome de Burnout en la muestra total de estudio, se observó que la variable' autonomía tiene una correlación positiva pero baja, con la dimensión agotamiento emocional y con la dimensión despersonalización del síndrome de Burnout. Esta misma variable autonomía del clima laboral, tuvo una correlación negativa baja con la dimensión realización personal. En cuanto a la correlación de la variable organización con las diferentes dimensiones del Burnuot como son cansancio emocional, despersonalización y realización personal no se obtuvieron correlaciones estadísticamente significativas. La variable presión del clima laboral, tampoco correlacionó con cansancio emocional y despersonalización del síndrome de Burnout, pero si correlacionó en forma negativa con la dimensión realización personal. En cuanto a la comparación del clima laboral entre los colegios estatales y particulares no se encontraron diferencias significativas en las variables autonomía, organización y presión. En cambio, en el síndrome de Burnout los profesores de colegios estatales obtuvieron un puntaje alto en cansancio emocional y despersonalización en comparación con los colegios particulares. Se notó también un bajo puntaje en la dimensión realización personal. En los colegios particulares en cambio fueron notorios los puntajes altos en la dimensión realización personal.

138 Lee mas

Ciencia complementaria y desarrollo social

Ciencia complementaria y desarrollo social

La ciencia complementaria se pregunta cuestiones que están excluidas de las ciencias especializadas actuales. Comienza rexaminado lo obvio, preguntándose por qué aceptamos los supuestos básicos de las ciencias que, además, se tornaron parte del sentido común educado. Dado que muchas ideas en las ciencias especializadas están protegidas de la puesta en duda y de la crítica, su demostrada efectividad está inevitablemente acompañada por cierto grado de dogmatismo y estrechez de miras que podrían conducir a una pérdida de conocimiento. Para Chang, la historia y filosofía de las ciencias pueden mejorar esta situación. El caso estudiado en su libro de 2004, sin lugar a dudas lo prueba.

5 Lee mas

tica social, profesional, profesoral y de la ciencia

tica social, profesional, profesoral y de la ciencia

This article discusses the issue of ethics and morals, virtues and flaws of human beings and the societies they build in different places and historical periods as well as the construction of values as a result of their own material and spiritual needs and the dialectical interrelationship between the material base and social consciousness. It also includes the main ethical paradigms, traditions, customs and habits as important elements in the process of value formation. It underlines the role of the educator, family, school -from primary to university level- and society itself, emphasizing the ethics of health professionals and scientists. Finally, it calls for strengthening positive attitudes and fighting negative ones to be better human beings, loving and respecting our country, constructing an even more dignified, just and caring society that meets Marti's dream “the cult of the full dignity of man”.

8 Lee mas

La Ciencia como empresa social: su evaluación desde la bibliometría

La Ciencia como empresa social: su evaluación desde la bibliometría

A partir de los aspectos que hasta ahora se han discutido en torno a la ciencia, se ha destacado la función social que debe tener la misma en pro del beneficio de la sociedad a partir del contexto y la realidad que viven. En este orden de ideas, en cada una de las posturas teóricas implícitamente se encuentran los elementos más distintivos para denominar a la ciencia como empresa social: la ciencia como institución, la ciencia como medio de producción y la interacción de ciencia y sociedad (Bernal, 1979); la biodegradabilidad de todo enunciado científico a partir de las nuevas reflexiones de los científicos (Ander-Egg, 2003); y la comunidad científica (Kuhn, 1971), donde esta última, juega el papel más importante porque son ellos quienes impulsan a la ciencia a través de sus producciones de investigación.

13 Lee mas

Ciencia ficción y pensamiento social

Ciencia ficción y pensamiento social

Pues bien, en su conferencia afirmó que la ciencia ficción es una herramienta fundamental para analizar y entender la vida cotidiana, es decir, para estudiar el objeto del pensamiento social, nuestro objeto como científicos y científicas sociales. Según él, ninguna disciplina social o humana (sociología, psicología social, filosofía, política...) se podía permitir el lujo de prescindir o ignorar las aportaciones que hay en las novelas de este género. Confieso que en aquel momento no entendí muy bien su propuesta. Pero años más tarde, conecté mi propia afición, que era la de este sociólogo, con mi trabajo dentro del pensamiento social y, efectivamente, hallé que muchas obras de ciencia ficción son pequeños experimentos sociales. Manejando alguna variable concreta, cambiándola, modificándola... muchas de estas obras han intentado mostrar cómo sería la sociedad, el tipo de tiempo y espacio que deberíamos vivir, cómo sería la vida cotidiana que se desplegaría a partir de esas variables modificadas. Y también se han enfrentado al desafío de ofrecer un porqué, una razón para tales cambios. Como podéis observar, tenemos en sus páginas un cómo y un porqué, o sea, toda una propuesta de análisis social.

6 Lee mas

RESPONSABILIDAD SOCIAL DEL PROFESIONAL DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA

RESPONSABILIDAD SOCIAL DEL PROFESIONAL DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA

La educación CTS permite cultivar ese sentido de responsabilidad social de los sectores vinculados con el desarrollo científico-tecnológico y la innovación. En Cuba la educación de este problemacobra fuerza. El sentido del deber, la honestidad, el desinterés y otros valores, requieren ser potenciados, inspirado en los principios de nuestra ética revolucionaria, que emana del ideal de José Martí, Ernesto Guevara, Fidel Castro, Raúl y otros grandes paradigmas revolucionarios, sustentados en la justicia, equidad, la igualdad y la solidaridad, etc. Razones éticas son las que explican el camino tomado por nuestra Revolución.

6 Lee mas

La ciencia y sus tensiones: ¿un nuevo contrato social de la ciencia?

La ciencia y sus tensiones: ¿un nuevo contrato social de la ciencia?

Por otra parte, los cambios en la apropiación privada del conocimiento y en los derechos de propiedad han sido estructurales y por lo tanto afectan al mercado del conocimiento. Según Gallopin et al (2001) la antigua distinción entre descubrimiento e invención, fundamento del siste- ma de patentes, ha sido eliminada. Además, las publicaciones tradicionales de revisión por los pares están siendo desplazadas como principal fuente de comunicación. Los resultados quedan registrados en consejos de asesoría, en «literatura gris», o se mantienen como materia confiden- cial dentro de las instituciones o incluso en total secreto bajo el principio de «confidencialidad entre abogado y cliente». Con la tradicional revisión de los pares como norma, las tareas para asegurar la calidad de estos nuevos procesos y productos son prácticamente irreconocibles (Gallopín et al., 2001). Si embargo uno de los puntos de la Conferencia de Budapest es claro en resaltar que los países deberían proteger los derechos de propiedad intelectual y admitir que el acceso a los datos y las informaciones es imprescindible para el progreso científico. Se puede asegurar que existen problemas porque si la financiación de la ciencia se realiza por medio de la empresa privada se pierden los incentivos para el desarrollo de los derechos de propiedad y el acceso a la información y por lo tanto para que la producción científica y tecnológica tenga el impacto esperado en la sociedad.

18 Lee mas

TítuloCiencia y terapia ocupacional crítica: estado del arte de la producción científica

TítuloCiencia y terapia ocupacional crítica: estado del arte de la producción científica

Un aspecto clave de la realización de este trabajo ha sido la dificultad para clasificar los artículos según el tipo. Una gran parte de los documentos hallados no responden a formatos comunes en la producción científica del ámbito de las ciencias de la salud, por lo que la estudiante y las directoras han tenido que crear una clasificación en base a las características de los textos encontrados. El tipo de artículo encontrado en mayor cantidad (41,3%) son los textos argumentativos, en los que los autores y autoras encuentran el espacio para reflexionar sobre la teoría y la práctica de la disciplina, presentando un carácter reivindicativo y persuasivo. Los relatos de experiencia conforman otro grupo numeroso de los artículos de esta revisión (15,6%), en los cuales el conocimiento derivado de la práctica se desplaza desde el “qué” hacia el “cómo”. Estos hallazgos conducen a la consideración de la idea de que es probable que los métodos comunes de la producción científica no estén consiguiendo satisfacer las necesidades de una terapia ocupacional renovada que contempla los procesos sociales, culturales e históricos y que busca la transformación social. Por lo tanto, ¿son necesarias nuevas formas de producción científica, quizás más próximas a las ciencias sociales, que permitan el desarrollo de una terapia ocupacional que asume una postura crítica?

96 Lee mas

TIEMPO, REALIDAD SOCIAL Y CONOCIMIENTO

TIEMPO, REALIDAD SOCIAL Y CONOCIMIENTO

Decimos que parecería porque es probable que este cuadro sea, en la realidad, más amplio y complejo. Lo que si nos consta es que esos tres horizontes mentales no se suceden históricamente –como lo suponían, para etapas del desarrollo cultural de la humanidad de superficial similitud, los positivistas del siglo XIX– sino que conviven, tanto en el filósofo y el investigador científico como en el hombre de rudimentaria cultura; que la distribución de tareas entre los tres y el predominio que uno pueda ejercer sobre los otros dependen de la historia personal, del medio social y de la etapa histórica, así también como de la coyuntura que el sujeto atraviese. La explicación que acabamos de dar no puede satisfacer enteramente al historiador, al sociólogo ni al psicólogo, que necesitan saber lo que aún se ignora: qué modo de afirmación de la personalidad, qué dase de defensa del ser van involucrados en cada uno de esos tres horizontes mentales. Si operamos alternativamente con los tres a lo largo de toda nuestra existencia, es importante conocer por qué ninguno perime y bajo el peso de qué determinaciones sociales uno se sobrepone a los otros. Así, el biólogo más exigente en cuanto a método científico en su especialidad pone en marcha el horizonte empírico para opinar sobre los problemas psicopedagógicos que su hijo lleva a su hogar y el mágico para darse una explicación transitoriamente satisfactoria acerca de lo que está ocurriendo en el terreno político. Así también, una gran masa de la población de un país puede, en ciertas coyunturas históricas, subordinar el conjunto de su acción política a los mandatos de un horizonte mágico desenfrenado, respondiendo con docilidad y rapidez a un mecanismo preestablecido de coerción y propaganda, como en la Alemania de Hitler.

135 Lee mas

¿Por qué dicen ciencia cuando es tecnología?": nota sobre el contexto social de la ciencia.

¿Por qué dicen ciencia cuando es tecnología?": nota sobre el contexto social de la ciencia.

Este enunciado, que supone el acatamiento a la esencia misma del saber moderno (otra cosa son los procesos de modernización social), permite que se deslice otro implícito: no cuestionar la autonomía de los saberes técnicos acaba avalando la idea de que el molde exitoso -técnica y políticamente- que tales saberes imponen troquela o se postula como modelo de los saberes ético y expresivo. Al menos con la difusión de un mismo modo institucional del saber: el del experto. Éticos-politólogos o estetas han de atenerse al modelo técnico en el sentido de acotar la operatividad de sus campos, de sus problemas, de sus técnicas. Si sus modos de pensar o de expresarse requieren otros derroteros (críticos, abiertos o incluso especulativos) tenderán a ser considerados residuos y derivaciones de estilos ya periclitados: no siguen la imparable marcha de la ciencia (que es el nombre, como luego veremos, que se le da a la mera técnica para que se vea más legitimada).

12 Lee mas

Sociología rural.pdf

Sociología rural.pdf

Para que el hombre y la mujer pudieran acercarse a lo religioso, fue necesario por lo tanto, que las fuerzas productivas se desarrollasen, para que el hombre tuviera un poco de tiempo libre para poder plantearse una serie de problemas sencillos que a su alrededor observaba: los sueños, los ensueños y la muerte, y que empezaron a explicarse dando con esto fenómenos una existencia independiente. Creían que el sueño era otra vida diferente a la común de ellos, y lo que ahí veían “el espíritu” o el “otro” era real e independiente de su soñar, de su cerebro. Al lado de esa observación pasiva de los fenómenos se iba conformando la idea religiosa. Aparece la magia, el elemento activo de la naciente religión. Aparece la magia, el elemento activo de la naciente religión. Esto es, una serie de actos colectivos, que colaboraban a identificar, a ligar, a reunir al espíritu con el hombre para convertirlo así en un buen cazador para que el doble que veía en los sueños, se unieran al cuerpo y lo inmunizara de las enfermedades. La magia es una serie de actos que el hombre realiza para dominar la naturaleza o la sociedad, pero como nace de una realidad falsa, la de los espíritus, del otro fracasa siempre en su intento. La ciencia por el contrario, es una técnica y acción para manejar el medio natural o social pero como se basa en la observación directa, profunda de la realidad y en la experimentación de sus teorías, puede transformar esa realidad.

74 Lee mas

Ideología, ciencia y trabajo social

Ideología, ciencia y trabajo social

Desde la escuela francesa de les idéologues la noción de la ideolo- gía como oposición de la ciencia ha sido muy difundida; ésta se fun- damenta en comprender a la ciencia en oposición al sentido común y a los saberes cotidianos. Se sostiene que la ciencia genera nuevos co- nocimientos a través del modelo newtoniano –que implica: descubri- miento de leyes naturales que gobiernan el universo a través de la in- vestigación empírica que incluye mediciones, fórmulas matemáticas, deducciones lógicas, etc. (Wallerstein, 2002)– y gracias a este meca- nismo este tipo de conocimiento estaría libre de ideologías. Sin em- bargo, es esa pretensión de la ciencia de constituirse en metadiscurso de lo “verdadero” la que lo constituye como ideología dominante.

11 Lee mas

Show all 10000 documents...

Related subjects