Columna torácica

Top PDF Columna torácica:

Aplicación de tornillos traspediculares y medición del diámetro pedicular en columna torácica: descripción de técnica quirúrgica y disección anatómica en cadáver

Aplicación de tornillos traspediculares y medición del diámetro pedicular en columna torácica: descripción de técnica quirúrgica y disección anatómica en cadáver

La práctica cadavérica brinda la oportunidad de revisar de forma metódica una técnica, en este caso para la aplicación de tornillos pediculares en columna torácica. Existen en la literatura 52 técnicas distintas solamente correspondientes al tema que corresponde al presente escrito(3). Al realizar las diferentes disecciones se encontró que la forma anatómica de las facetas articulares así como la disposición de las apófisis espinosas, hace que la lámina vertebral pueda ser disecada de forma eficiente, sin grandes espacios cubiertos de ligamento amarillo, así como también la exposición de las apófisis transversas, esenciales para el adecuado posicionamiento de los tornillos. El entrenamiento previo por los Ortopedistas – Cirujanos de Columna en la aplicación de implantes transpediculares se inicia en la columna lumbar.
Mostrar más

35 Lee mas

LA COLUMNA TORÁCICA Y SUS PECULIARIDADES. ELEMENTOS ANATÓMICOS COMO FUENTE DE DOLOR *

LA COLUMNA TORÁCICA Y SUS PECULIARIDADES. ELEMENTOS ANATÓMICOS COMO FUENTE DE DOLOR *

Las articulaciones costovertebrales y cigoapofisarias muestran también características to- pográficas específicas y cambios progresivos de orientación. Las primeras (figura 2, izquierda) tienen una orientación superior en las regiones torácicas altas, y una orientación inferior en las torácicas bajas. Cada costilla se articula con las dos vértebras contiguas a través de 2 hemicari- llas, la de su nivel y la suprayacente, excepto la primera y las 2-3 últimas costillas que lo hacen sólo con el cuerpo vertebral correspondiente (Llusá et al., 2004). En cuanto a las articulaciones * Este capítulo debe referenciarse como: Prats-Galino A. La columna torácica y sus peculiaridades. Elemen-
Mostrar más

6 Lee mas

La concavidad anterior se conoce con el nombre de cifosis y se halla en la columna torácica.

La concavidad anterior se conoce con el nombre de cifosis y se halla en la columna torácica.

Se habla de lordosis cuando la curvatura es de concavidad posterior y corresponde a las porciones cervical y lumbar. La concavidad anterior se conoce con el nombre de cifosis y se halla en la columna torácica. Se entiende por hipercifosis el aumento de dicha curva, en la región torácica de la columna vertebral, aunque en la práctica clínica se conoce con el nombre de cifosis.

5 Lee mas

TítuloComparación de la calidad y cantidad de movimiento de la columna torácica entre sujetos con dolor lumbar crónico y controles sanos: un estudio piloto

TítuloComparación de la calidad y cantidad de movimiento de la columna torácica entre sujetos con dolor lumbar crónico y controles sanos: un estudio piloto

En la tabla 9 se muestran los resultados de correlación para los tests antes mencionados y en la figura 11 se representan gráficamente los hallazgos más destacables, que se corresponden con el test cualitativo y el test de Schober torácico hacia la extensión. Se observa una relación inversa entre la intensidad del dolor lumbar y el test clínico de disociación lumbopélvica-control toracolumbar (ICP= -0,39), esto es, a mayor intensidad menor puntuación en la capacidad de disociación. Se observa a su vez, una correlación directamente proporcional entre la intensidad del dolor y el test de Schober torácico en dirección a la extensión (ICP= 0,60). Esto último quiere decir que a mayor intensidad, menor movimiento hacia la extensión (es una medición centimétrica cuya posición inicial parte de 30 centímetros y la posición final debe ser menor si hay buena amplitud de movimiento; si por el contrario la puntuación es mayor, indicaría menor amplitud de movimiento hacia la extensión de la columna torácica).
Mostrar más

81 Lee mas

.Patologias de La Columna

.Patologias de La Columna

Síntomas : Dolor para escapular, dolor torácico superior, problemas respiratorios. La dorsalgia alta de la columna torácica, es un cuadro frecuente que se asocia a proyección anterior de cabeza, bruxismo (apretar y rechinar los dientes), estrés, dorso curvo, artrosis cervical, fibromialgia, entre otras afecciones comunes. No obstante muchas afecciones pueden en realidad estar relacionadas con la disfunción de las vértebras dorsales superiores.

14 Lee mas

ANALGESIA PERIDURAL TORÁCICA PARA CIRUGÍA TORÁCICA y ABDOMINAL MAYOR

ANALGESIA PERIDURAL TORÁCICA PARA CIRUGÍA TORÁCICA y ABDOMINAL MAYOR

Figura 2. Representación esquemática del acceso al espacio epidural por una punción paramediana a nivel de la columna torácica. A: el trocar de Touhy se avanza perpendicular al plano de la piel, a través de la zona pre- viamente anestesiada, 1 cm lateral al borde inferior de la apófi sis espinosa del espacio intervertebral elegido. B: se avanza el trocar hasta topar con la lámina ipsilateral de la vér- tebra inferior, midiendo la distancia desde la piel. C y D: se retira el trocar y se reinser- ta, modifi cando la orientación de acceso en aproximadamente 30º hacia la línea media, hasta volver a topar con la lámina ipsilateral a la misma profundidad anterior. E: fi nalmente se retira algunos centímetros y reinserta con una angulación cefálica hasta pasar por sobre el borde superior de la lámina, comprobando el acceso al espacio epidural por la pérdida de resistencia (Imagen gentileza del Dr. Juan Morales Santelices).
Mostrar más

11 Lee mas

Malformaciones congénitas de la pared torácica

Malformaciones congénitas de la pared torácica

la actualidad esta técnica estaría indicada para casos adultos con tórax rígidos, formas complejas, mixtas o muy asimétricas. - Procedimiento mínimamente invasivo, cerrado, o técnica de Nuss. Representa un enfoque totalmente diferente a la reparación del pectus excavatum. Corrige el defecto del tórax sin la resección de cartílago, aplicando presión hacia fuera en el esternón en el punto de máximo hundimiento, mediante una barra de acero especialmente diseñada para cada paciente ("Nuss"bar). La barra de Nuss es colocada en el espacio pleural, se pasa por detrás del esternón, se gira 180 grados y se fija lateralmente al borde exterior de la caja torácica para darle estabilidad 17 . Se han descrito diferentes variantes de la misma (estabilizadores laterales,
Mostrar más

11 Lee mas

Patología torácica quirúrgica en la infancia

Patología torácica quirúrgica en la infancia

La patología torácica quirúrgica en el niño difiere de la del adulto en la gran importancia que dentro de ella repre- sentan las malformaciones congénitas. La cirugía pediátri- ca, con el refinamiento de las técnicas quirúrgicas conven- cionales y la irrupción de nuevas herramientas, como la toracoscopia, está en condiciones de resolver de manera poco agresiva la mayoría de estos problemas. Abordaremos sucintamente la clínica torácica desde el punto de vista qui- rúrgico partiendo de la patología de la caja torácica, pasan- do por las malformaciones y obstrucciones de las vías res- piratorias, las alteraciones del pulmón y pleura para acabar con las lesiones mediastínicas. De este modo, dejaremos a un lado la patología de la vía digestiva intratorácica, las alte- raciones del corazón y grandes vasos, así como los defectos diafragmáticos.
Mostrar más

6 Lee mas

Programa formativo Radiología torácica

Programa formativo Radiología torácica

La radiografía simple de tórax persiste como exploración básica e inicial en el estudio de la patología pulmonar. Pero ya Benjamin Felson, en el año 1979, indicaba la limita- ción de la radiología convencional para ca- racterizar con precisión la enfermedad pul- monar, y fue la aparición de la tomografía axial computarizada (TC) la que revolucionó el diagnostico de la enfermedad torácica.

16 Lee mas

Consideraciones sobre anestesia en cirugía torácica

Consideraciones sobre anestesia en cirugía torácica

riesgos (fundamentalmente punción dural y lesión medular), y se ha comprobado que el área lumbar es igualmente adecuada para introducir el catéter y conseguir la analgesia, siempre que se utilicen una dosis de morfina y unos volúmenes del diluyente adecuado más altos. La razón que explica el uso de esta sustancia en inyección epidural lumbar para la analgesia del dolor torácico radica en que tiene baja liposolubilidad y, por lo tanto, permanece y tiene más tiempo para difundir por los espacios epidural e intradural. Así, para la analgesia del dolor torácico se ha utilizado con éxito la inyección de 6 mg de morfina en 10-15 ml de diluyente (suero fisiológico normal sin preservantes) en la región epidural lumbar. Aunque se han estudiado mucho menos, también pueden utilizarse, tanto por vía epidural lumbar como torácica, el fentanil, la metadona, la hidromorfona y la nalbufina. No debe sorprender que la vía lumbar exija el uso de un mayor volumen de diluyente para conseguir que el opiáceo alcance mecánicamente una distribución más amplia, puesto que estas sustancias lipófilas se fijan con excesiva rapidez a la médula y, también, a unos cuantos dermatomas por encima y por debajo del nivel segmentario en que se han introducido. Dado que la vía lumbar es más segura que la torácica y que el uso de fentanil no se ha asociado a depresión respiratoria, muchos autores coinciden en que la administración epidural lumbar de este anestésico es la técnica electiva en el tratamiento del dolor posterior a una toracotomía.
Mostrar más

22 Lee mas

CIRUGÍA TORÁCICA MÍNIMAMENTE INVASIVA

CIRUGÍA TORÁCICA MÍNIMAMENTE INVASIVA

En cirugía torácica es necesario recordar que fue Jacobeus, en 1910, quien utilizando un cistoscopio realizó la primera exploración de la cavidad pleural, y describió en 1921 una técnica para dividir adherencias pleurales mediante un galvanocauterio, lo que hacía posible la formación de neumotórax terapéutico y obliteración de cavernas tuberculosas. Más tarde, en 1922, publicó una técnica para liberar adherencias en forma extrapleural y destacó que es posible diferenciar entre tumor y tuberculosis mediante el uso del toracoscopio y corroborar esto mediante biopsias y un estudio histopatológico. Sin embargo, con el desarrollo del
Mostrar más

10 Lee mas

Resecciones de pared torácica y su reconstrucción

Resecciones de pared torácica y su reconstrucción

Valoración preoperatoria La magnitud de la lesión torácica fue valorada mediante radiografía de tórax (posteroanterior y lateral), ultrasonido en las lesiones de partes blandas y tomografía computarizada (TAC). Solo se realizó una resonancia magnética (RM) en 2 pacientes. En los tumores primarios se descartaron la existencia de metástasis a distancia y en los metastáticos se corroboró que fueran únicas. Se practicaron aquellas pruebas necesarias de forma individualizada. Dos de los pacientes recibieron quimioterapia previa y el caso que se le aplicó radioterapia, la radiodermitis fue la causa de la cirugía.
Mostrar más

8 Lee mas

Complicaciones posoperatorias en cirugía torácica*

Complicaciones posoperatorias en cirugía torácica*

El anélisis de estos datos nos ha servido para detectar los problemas més frecuentes que aparecen en el posoperatorio: El colap- so pulmonar, la obstrucción por s[r]

6 Lee mas

GUIÓN SEMINARIO CAJA TORÁCICA

GUIÓN SEMINARIO CAJA TORÁCICA

Thrust directo para subluxación anterior de costilla (disfunción costocondral). Técnica de Jones para subluxación anterior[r]

10 Lee mas

Ecografia na patologia torácica

Ecografia na patologia torácica

Uma das vantagens deste exame consiste na fácil identificação de líquido, mesmo em pe- quenas quantidades, com sensibilidade diag- nóstica superior à radiografia simples do tó- rax e TC torácica. A colecção aparece como uma zona hipoecogénica bem delimitada pela pleural parietal e pela interface da pleu- ral visceral com o pulmão periférico. A utili- zação do Doppler de cor evidencia sinal ver- melho/azul, correspondente a fluido que se desloca por transmissão dos movimentos res- piratórios e cardíacos. Facilita também a dis- tinção com espessamento pleural, atelectasia, consolidação pulmonar ou lesão sólida. As características do líquido proporcionam informações úteis, permitindo a inclusão da colecção líquida em quatro padrões ultra- -sonográficos 8 (Fig. 5 A/B/C/D).
Mostrar más

18 Lee mas

Técnicas híbridas en aorta torácica

Técnicas híbridas en aorta torácica

TÉCNICAS HÍBRIDAS EN AORTA TORÁCICA Resumen . Introducción. El objetivo del tratamiento endovascular de la patología de la aorta torácica consiste en dismi- nuir la morbilidad y la mortalidad con relación a los procedimientos abiertos. Desarrollo. Las complicaciones de las endoprótesis en la aorta torácica se deben básicamente a la fijación proximal o distal de la aorta en zonas inadecuadas o con ángulos muy agudos. La utilización de diámetros sobreestimados de la aorta y la fractura o emigración de endo- prótesis han sido las causas más frecuentes de las complicaciones. Se deben prevenir con la fijación en zonas sanas y rec- tas de la aorta torácica (proximal y distal) y la utilización de diámetros que no tengan un tamaño mayor al 20%. Conclu- siones. Las técnicas híbridas permiten mantener el flujo en los troncos supraaórticos por vías supraclaviculares con baja
Mostrar más

6 Lee mas

Fracturas de Columna

Fracturas de Columna

Es la lesión más común en columna cervical infantil.. Desplazamiento anterior.[r]

72 Lee mas

REVISTA ESPAÑOLA DE PATOLOGÍA TORÁCICA

REVISTA ESPAÑOLA DE PATOLOGÍA TORÁCICA

Selección de sujetos: los pacientes elegibles fue- ron remitidos consecutivamente a la Unidad de Tras- tornos Respiratorios del Sueño (UTRS) tras sufrir una agudización grave por una ca[r]

6 Lee mas

Cambios de la compliancia torácica y pulmonar

Cambios de la compliancia torácica y pulmonar

Con esta premisa, realizamos un estudio prospectivo en pacientes sometidos a colecistectomía laparoscópica con el fin de determinar las variaciones de las presiones en la vía aérea, alveolar y pleural, así como de la compliancia del sis- tema respiratorio, pulmonar y de la caja torácica, que se producen durante y después del neumoperitoneo, en pacien- tes sin antecedentes de enfermedad respiratoria o cardíaca. Material y métodos

5 Lee mas

La Cirugía Torácica como yo la veo en 1989.

La Cirugía Torácica como yo la veo en 1989.

En mi criterio, la formación de un Cirujano Torácico debe comenzar por una exhaustiva formación en Cirugía General, que no puedo concretar en años sino en que se considere por un cirujano experto que el especializando está en condiciones por conocimientos, indicaciones y técnica, de poder operar sólo, si no toda, sí la patología más usual de este tipo de Cirugía. Es en este momento y sólo entonces, cuando se debe pasar a aprender y a ejercer la Cirugía Torácica. ¿Cuánto tiempo ha de durar este aprendizaje? Tampoco me siento capaz de afirmarlo, aunque sí aseguro que, mientras más tiempo se haya empleado en la formación en Cirugía General, menos se necesitará para llegar a dominar el tórax. No obstante creo que para no caer en la ambigüedad, debo afirmar que creo que un tiempo mínimo de cuatro años en Cirugía General y tres en Torácica deben ser suficientes, contando con un buen volumen operatorio, para poder llamarse Cirujano Torácico, y no sólo para obtener un Título, cuyos requisitos legales y plazos están establecidos en la Ley y no vamos a comentar.
Mostrar más

5 Lee mas

Show all 1208 documents...