Conquista espiritual

Top PDF Conquista espiritual:

La configuración narrativa del paratexto en Conquista Espiritual del Paraguay de Antonio Ruiz de Montoya

La configuración narrativa del paratexto en Conquista Espiritual del Paraguay de Antonio Ruiz de Montoya

La crónica del Padre Montoya se presenta con un fuerte vínculo con el relato histórico que, como tal, guarda estrechas relaciones con el concepto de verdad. El tipo discursivo informe que emplea garantizaba la veracidad de las narraciones de las experiencias evangelizadoras de los religiosos. Sin embargo, es posible observar en la obra Conquista Espiritual marcas evidentes de una subjetividad que sostiene el relato y manifiesta su visión del mundo. Esta voz se esfuerza en presentarse como testigo y, a la vez, manifiesta su fidelidad a los sucesos. Dicha perspectiva de objetividad se basa en un discurso de características asertivas estructurado en función de certezas. Montoya relata lo que sucedió en la región de la Paraquaria, pero lo interesante es que aquello que sucedió, es digno de contarse y en la acción de contar hay necesariamente un recorte de lo que se considera importante. De hecho, es imposible que Montoya narre todo. Es evidente que solamente contará lo que mereció su atención. Así, el informe que produce resulta un texto con ciertos acontecimientos que aparecen viabilizados a través de la narración que implica una selección de hechos, un ordenamiento y una interpretación. Todo esto refiere a la experiencia personal de la voz narradora sobre los sucesos descritos. Por lo cual, a partir de la concepción de la realidad histórica busca- mos develar la construcción retórica de Montoya. Esta se encuentra marcada por la intencionalidad del autor que busca reivindicar la acción de los padres jesuitas entre las poblaciones indígenas y solicitar la defensa de esos grupos: “Estas cosas, contadas por mayor, fueron la causa de mi venida á la fuente de la justicia y reales piés, empleo para mí dichoso, que con esperanza firme espero el debido remedio para aquellas ovejas que gozando de sus vegas (sus tierras digo) que la naturaleza les repartió, usen de la libertad común á todos, y reconociendo con el tributo que su pobreza alcanza, vivan amparados del poderoso brazo con que su Majestad…” (Montoya [1639] 1989: 276).
Mostrar más

29 Lee mas

Una aproximación al discurso «Conquista Espiritual» de Antonio Ruiz de Montoya a través del estudio de las imágenes benévolasAn approach to Antonio Ruiz de Montoya's «Conquista Espiritual» discourse through the study of benevolent images

Una aproximación al discurso «Conquista Espiritual» de Antonio Ruiz de Montoya a través del estudio de las imágenes benévolasAn approach to Antonio Ruiz de Montoya's «Conquista Espiritual» discourse through the study of benevolent images

En esta nueva etapa en las cortes concluyó una importante producción de libros en los cuales utilizó la palabra de manera política con la finalidad de construir un discurso que señalara los méritos obtenidos en las reducciones y lo que aún restaba por alcanzar. Como escritor polifacético, Montoya manifestó una gran habilidad al emplear variedades discursivas como la lingüística comparativa, la oratoria –con fines evangelizadores–, y la crónica –género muy utilizado en los relatos del descubrimiento y de la colonia–. En el caso particular de Conquista Espiritual su finalidad principal fue narrar la acción evangelizadora: alejando a los indios de la rusticidad y convirtiéndolos en cristianos con derechos (como miembros de un reino). Por ello el relato describe la conversión espiritual y la consecuente construcción política al pretender transformarlos en actores de una comunidad. Para la concreción de estos objetivos Montoya menciona tres temas que inciden directamente en la empresa jesuita: 1) la ausencia de creencias religiosas de los indios, 5 2)
Mostrar más

26 Lee mas

Conquista espiritual de Antonio Ruiz de Montoya : el texto y sus voces

Conquista espiritual de Antonio Ruiz de Montoya : el texto y sus voces

Acorde con los preceptos ignacianos acerca de la formación de sus “soldados”, Antonio Ruiz de Montoya fue un sacerdote culto, inserto dentro de una cultura humanista, en definitiva, un espí- ritu “moderno” que no dudó en recurrir a las tradiciones retóricas clásicas al momento de redactar su obra. La Conquista Espiritual hecha por los religiosos de la Compañía de Jesús, en las Provincias del Paraguay, Paraná, Uruguay y Tape fue un texto escrito en la corte española, lugar al que había llegado Montoya en 1638 para gestionar personalmente el cumplimiento de justicia para las pobla- ciones misioneras. El relato de estilo fresco, espontáneo y vivaz hace de la obra una precursora en la historiografía de las misiones de los guaraníes. La narración abarca el período desde 1610 hasta 1637 y en ella el narrador realiza un fuerte alegato en defensa de los gua- raníes, se muestra a sí mismo (y a los demás misioneros) interesado por comprender la diversidad cultural con la que estaba relacionado y brinda un variado y rico cuadro etnográfico. A pesar de que Mon- toya aboga a favor de los indios, no hay una idealización de los guaraníes ni de sus costumbres, sino simple espíritu de justicia:
Mostrar más

24 Lee mas

El culto angélico en la conquista espiritual del nuevo mundo

El culto angélico en la conquista espiritual del nuevo mundo

El tercer aspecto del nuevo culto angélico consistió en utilizarlo como una teoría del co- nocimiento. A un lector moderno no le es fácil comprender los postulados epistemológicos y metafísicos de la angelología tradicional. Desde esta perspectiva, el yo trascendente o celeste del hombre es cognoscible solo desde los ejercicios espirituales que lo preparan para un mundo de luz, de apariciones y visiones intuitivas que terminan por revelarle los estados supraindividuales de su ser. Los siete ángeles del Trono no son meros “mensajeros” o “sir - vientes” de Dios. Éstos tienen también un carácter ontológico. Son para el hombre canales de gracia, facultades del pensamiento, dones del Espíritu y virtudes del alma. Son también poderes transfigurativos y guías invisibles que le permiten al hombre caído cruzar del mundo corporal al incorpóreo y recorrer una topografía espiritual que sus facultades sensoriales o su razón discursiva están incapacitadas de percibir.
Mostrar más

9 Lee mas

El Inca abraza a la Predicación: el juego de la sortija y la conquista espiritual en la fiesta barroca en honor de Santa María de Guadalupe en Potosí, 1601

El Inca abraza a la Predicación: el juego de la sortija y la conquista espiritual en la fiesta barroca en honor de Santa María de Guadalupe en Potosí, 1601

Este Inca no asume la persona de ningún señor en particular. La elimina- ción de señas concretas de identidad rompe el vínculo espacio y tiempo que se enlazaría con los logros asociados al nombre de algún gobernante específi co del pasado prehispánico. Asimismo, evita la evocación de Atahualpa, el último inca, agarrotado por Francisco Pizarro y, para este momento, fi gura trágica del fi n del incario en la memoria colectiva. El Inca de esta invención representa una idea abstracta tanto por “el traje como por las armas y insignias de todos los Ingas que llevaba en el escudo” (Ocaña 586; el énfasis es mío). Aun siendo un arquetipo a caballo, se intenta que el personaje evoque emoción sufi ciente en los indígenas para inspirarles adhesión y restaurar su liderazgo en el escenario. Este otro relato de la conquista despoja el hecho histórico de su carácter trágico, manifestado en el ámbito cajamarquino. Ya no se trata del encuentro nefasto entre el Inca Atahualpa con su cortejo y Francisco Pizarro con sus hombres en la plaza de Cajamarca. Ahora, los soldados, anunciados jubilosa- mente con “unas trompetas como de gente de a caballo que va marchando”, aparecen como séquito del Caballero de la Predicación. Su presencia no causa desasosiego, sino alegría: “Entraron en la plaza una docena de hombres de armas, todos con petos y espaldares y morriones, con tan gallardos penachos, que causaba contento vellos” (Ocaña 585). No hay enfrentamiento entre los soldados y los indígenas, por lo que no hay victorias ni derrotas entre los dos bandos. Al contrario, al acompañar al Caballero de la Predicación, los milita- res, cuyo signifi cado explícito es “la fuerza de España” (585), devienen aliados de los nativos. Todos se convierten en testigos pasivos del combate a muerte donde el recién llegado pugna por liberar al Inca.
Mostrar más

22 Lee mas

Una Mirada a los Modelos Multimodales de Comprensión y Aprendizaje a Partir del Texto

Una Mirada a los Modelos Multimodales de Comprensión y Aprendizaje a Partir del Texto

En el caso de Rosales, en este texto de la Conquista Espiritual, ya podemos apreciar algunos rasgos de criollización lingüística. Hay que recordar que la evaluación realizada por los individuos de un grupo social respecto de quienes convergen hacia las normas aceptadas es de carácter más positivo que hacia los que no lo hacen, más aún si las variedades o rasgos lingüísticos particularizadores se encuentran marcados negativamente. En este sentido, al entrar en contacto hablantes de diversas variedades regionales, la modificación se realizará en aquellos rasgos de los cuales haya mayor nivel de conciencia. En cuanto al desarrollo del proceso en el largo plazo, éste se efectuará con individuos de variedades regionales distintas, con una gran movilidad geográfica, o grupos minoritarios que se acomodan a los mayoritarios. En el primer caso, factores tales como la estigmatización o reducción de una variante a estereotipo marcado negativamente desde el punto de vista sociolingüístico, el cambio lingüístico en progreso, la distancia fonética y el contraste fonológico tendrán un papel determinante en la consolidación de las acomodaciones pertinentes. En los restantes, junto con el factor lingüístico, se puede apreciar claramente la importancia que tienen la identificación ¬positiva o negativa¬ del individuo con el grupo.
Mostrar más

14 Lee mas

De lo Espiritual en el Arte

De lo Espiritual en el Arte

en el mismo instante; cada una, además de contribuir al efecto global, expresará el suyo propio, dando una mayor fuerza y riqueza al sonido interior general. O puede predominar la contradicción entre diversos artes sobre el fondo de otros contrastes, etc. Se afirma a menudo que la posibilidad de sustituir un arte por otro (por ejemplo, por la palabra o la literatura) rebate la necesidad de las diferentes artes. Pero no es así pues, como ya hemos dicho, no es posible la repetición de un sonido por medio de artes distintas. Y aunque fuera posible, tal repetición tendría, al menos exteriormente, otro color. Aun suponiendo que tampoco fuera éste el caso, es decir, si la repetición del mismo sonido por diversos medios artísticos realmente consiguiera el mismo efecto (interno y externo) con toda exactitud, tal repetición en sí misma tendría siempre un valor. La repetición de unos mismos sonidos y su acumulación densifica la atmósfera espiritual precisa para el desarrollo de ciertos sentimientos (incluso los más sutiles ), del mismo modo que determinados frutos exigen la atmósfera densa del invernadero para su maduración.
Mostrar más

138 Lee mas

Rick Warren – Una Vida con Proposito

Rick Warren – Una Vida con Proposito

Su familia espiritual es mucho más importante que su familia física por parentesco porque la primera durará para siempre. Nuestras familias en la tierra son dones maravillosos de Dios, pero son temporales y frágiles, a menudo divididas por el divorcio, la distancia, la vejez e inevitablemente por la muerte. Por otro lado, nuestra familia espiritual – nuestras re- laciones con otros creyentes – continuará por toda la eternidad. Es una unión más fuerte y un vínculo más permanente que las relaciones por parentesco. Cuando Pablo se detenía a consi- derar el propósito eterno de Dios para todos nosotros juntos, espontáneamente expresaba su alabanza: "Cuando pienso en la sabiduría y el alcance de su plan, caigo de rodillas y oro al Padre de toda la gran familia de Dios – algunos de ellos ya en el cielo y algunos todavía aquí en la tierra." 6
Mostrar más

268 Lee mas

La conquista
de Amrica

La conquista de Amrica

propio Bartolomé de las Casas y su propuesta política acerca de los indios que tuvo una vigencia efectiva durante todos los años que estuvo en América, como un paradigma de un modo de entender la conquista que debe ser estudiada, aunque ciertamente Las Casas es el único personaje respetado dentro de la línea del llamado pensamiento único. Asuntos sorprendentes son, por ejemplo, que a los escasos cuarenta años de conquista, ya se han construido universidades en Perú, en México, posteriormente en Córdoba, actual Argentina, y que se haya instalado ya en los años cuarenta del siglo XVI la primera imprenta en América. El trabajo de reconstrucción de las culturas precolombinas por parte fundamentalmente de los monjes que transcriben idiomas, textos y recogen información, etc., sorprende, incluso para aquellos que no estrían dispuestos a conceder nada positivo a la Iglesia Católica española en América.
Mostrar más

11 Lee mas

LA CONQUISTA DEL PAN

LA CONQUISTA DEL PAN

ubicarse ya en el día de la revolución para exponer sus ideas sobre la retoma de la posesión del patrimonio colectivo debido al trabajo de todos y haciendo un llamado a los tímidos, que se dan perfecta cuenta de las injusticias reinantes, pero no osan entrar en abierta rebeldía contra una sociedad de la cual mil lazos de intereses y de tradiciones les hacen depender. Ellos sa- ben que la ley es inicua y mendaz, que los magistrados son los cortesanos de los fuertes y los opresores de los débiles, que la conducta regular de la vida y la probidad sostenida en el traba- jo no son siempre recompensados por la certeza de tener un pedazo de pan, y que, son mejores armas para la “conquista del pan” y del bienestar, la cínica impudicia del especulador bursá- til y la áspera crueldad del prestamista prendario, que todas las virtudes; pero en lugar de regir sus pensamientos, sus deseos, sus emprendimientos, sus acciones, con arreglo a la luz sana de la justicia, la mayoría se evade hacia algún callejón lateral para escapar a los peligros de una actitud franca. Eso sucede con los neorreligiosos, que no pudiendo más profesar la “fe absurda” de sus padres, se consagran a alguna iniciación mística más original, sin dogmas precisos perdiéndose en una bruma de sen- timientos confusos: se harán espiritistas, rosacruces, budistas o taumaturgos. Discípulos pretendidos de Sakyamuni, pero sin tomarse el trabajo de estudiar la doctrina de su maestro, los señores melancólicos y las damas vaporosas fingen buscar la paz en el anonadamiento del nirvana
Mostrar más

223 Lee mas

La conquista

La conquista

Y sin embargo de la verdad que envuelve esta última consideración, el conquistador propiamente dicho puede considerarse como el brazo secular, como la parte material de la conquista misma. Tras estos zapadores robustos y a par de ellos corrieron sin ruido los vientos de la civilización cristiana que sembraron la semilla evangélica en el suelo desmontado. ¡Qué legión de misioneros apostólicos! ¡Qué rica de santidad, qué fecunda en enseñanzas y ejemplos nuestra historia eclesiástica, olvidada y por explotar a una en gran parte, en las crónicas de las Ordenes religiosas! Pres- cott como protestante no penetra el espíritu del catolicismo, y se queda en la corteza; pero reconoce y consigna los hechos, y no escatima la admiración debida al clero católico que evangelizó el Nuevo Mundo; siendo de notar que en este punto las exigencias de la verdad acallaron el espíritu de secta, y el imparcial historiador inclina la balanza con todo su peso en pro de los misioneros católicos. No de otra suerte el ya citado Macaulay dejó escrito el más explícito testimonio en favor de la inmortalidad del Papado. Pero ni uno ni otro osaron o supieron señalar las causas de los hechos que reconocían de buen grado; no echaron de ver que el catolicismo es el árbol que vive y florece alimentado por savia sobrenatural, y que las sectas disidentes son las ramas que se secan y mueren desgajadas del tronco materno. ¡Flaqueza _____
Mostrar más

14 Lee mas

Arqueología y etnohistoria : La construcción imaginaria del indio en el centro de Veracruz

Arqueología y etnohistoria : La construcción imaginaria del indio en el centro de Veracruz

Por tanto, su tarea principal era conocer y explotar los recursos de las nuevas tierras que incluían el oro, los esclavos y el comercio. En la apreciación espiritual de Colón se mezclan intrínsicamente lo mundano y lo religioso. “Abrazaba a dios y al oro con idéntica fe”. En su diario escribiría: “Que dios en su misericordia me ayude a encontrar dicho oro o, mejor aún, dichas minas de oro.” 31 Cortés, en cambio, se consideró como un representante de la Corona Española que fue enviado a servir, de la mejor manera, a Dios y al Emperador, que colonizando aquellas tierras, puesto que ello no implicaba nada que no debiera hacer sino que prestaba un gran servicio. 32 Ello se entiende cuando en sus Cartas de Relación inicia : “muy altos y muy poderosos excelentísimos príncipes”
Mostrar más

44 Lee mas

LAS ARENAS DEL ALMA

LAS ARENAS DEL ALMA

En ocasiones pasamos horas hablando por teléfono o comentando algunas cosas del ministerio. Y muchas veces recordamos aquella profecía, de cuando todo ape- nas era un sueño y este servidor atravesaba su peor desierto espiritual. Cuatro años después de aquella noche realizábamos nuestra primera gran cruzada en el estadio Vélez Sársfield con más de cincuenta y cinco mil jóvenes, y al día siguiente, los periódicos seculares llenaban sus primeras planas con titulares que decían:

90 Lee mas

Show all 1188 documents...