Crítica del estado del arte

Top PDF Crítica del estado del arte:

Crítica de Arte

Crítica de Arte

Este número se completa con las reseñas de Actividades Académicas de las Are a s de Artes Audiovisuales y de Crítica de Arte, además, por supuesto, de nuestra Are a . Las Artes Multimediales constituyen un género inasible que se recrea constan- temente a partir del diálogo entre sus actores y sus medios, y cuya presencia hemos querido plasmar significativamente en este primer número de RIM. Podríamos decir que, de forma análoga, cada artículo se abre a los otros como lo hace hacia cada me- dio desde su concepción particular.

7 Lee mas

Libertad moderna y crítica de arte. Lectura de historia de la crítica de arte

Libertad moderna y crítica de arte. Lectura de historia de la crítica de arte

Existe una crítica especializada que viaja en revistas específicas, tipo Art Forum. Son publicaciones con una pretensión de artisticidad en sí mismas. En ellas colaboran especialistas, conocedores de la historia del arte, de los diferentes movi- mientos que viven en la actualidad, de los pormenores de una historia ya compli- cada y se han formado en el trabajo científico o académico, esto es, riguroso. Sus lectores, amén de algún snob despistado, son lectores por lo general especializa- dos, con conocimientos académicos o mundanos sobre la vida artística, visitantes asiduos de galerías de arte, museos y grandes eventos, en posesión del lenguaje técnico propio de todos los que forman el mundo del arte, según la expresión que le dio Arthur Danto en 1964 13 . También entra como componente de la crítica lo que precisamente destacó Danto en ese artículo: el mundo del arte, la instancia multipersonal que difusamente crea el canon o la opinión de lo que es correcto en la valoración de los distintos elementos del arte. Es ésta una crítica metodológica- mente estable y rigurosa, y un nivel de razonamiento y juicio elevado. En contra- partida el grupo de individuos es influyente pero minoritario, incluso extraordinariamente minoritario si sólo hiciéramos caso al número de individuos potenciales totales.
Mostrar más

11 Lee mas

EL ARTE, CRÍTICA SOCIAL?

EL ARTE, CRÍTICA SOCIAL?

Picasso y la crítica social Pablo Picasso se expresaba a través del arte. Plasmó los acontecimientos históricos de su tiempo a través de la pintura. Después de la Guerra Civil española y de la Segunda Guerra Mundial, puso su obra al servicio de la lucha contra el fascismo

20 Lee mas

La crítica y los paradigmas del arte

La crítica y los paradigmas del arte

Crítica teatral en dos soportes Definir teóricamente los marcos de la crítica de arte, encasillarla para estabilizarla como género es una tarea ardua. Sin embargo, en la experiencia, cuando entramos en contacto con los medios, es reconocible por las modalidades en la producción discursiva. Incluso estas maneras o estos estilos difieren de un medio y de un so- porte a otro. No sólo las diferencias estilísticas se encuentran en la escritura, sino en la manera en que un texto –inserto en una red discursiva– construye una mira- da, una posición o reflexión.

6 Lee mas

Arte, crítica y cotidianeidad (o la dimensión política de la crítica de arte destinada a públicos masivos)

Arte, crítica y cotidianeidad (o la dimensión política de la crítica de arte destinada a públicos masivos)

Es importante destacar esta heterogeneidad de los diarios, porque ella actúa en el último aspecto, ahora sí, que necesitamos retener antes de entrar de lleno en nuestro objetivo. El arte en los diarios, 10 tanto cuando es motivo de crítica desde el género específico crítica de arte como desde cualquier otro, se ve tensionado y hasta por momentos hibridado por cam- pos de desempeños semióticos muy distintos entre sí como pueden ser el periodístico/informativo, el del entretenimiento, el comercial/publicitario y el pedagógico/divulgativo. Así un diario puede, al criticarlo, informarnos sobre un hecho artístico; enseñarnos sobre él, el artista, el lenguaje, las artes, etcétera; promocionarlo o directamente vendérnoslo, como experiencia estética, entretenimiento, acontecimiento político, hecho antropológico, información cultural o novedad noticiable. Y esto ocurre de diversas ma- neras según cuál sea el lenguaje artístico, o lenguaje del hecho artístico, criticado. La compleja y rica máquina que es un diario nos invita a esta heterogeneidad cuya intervención en las distintas cotidianeidades señala- das adquiere distintos estatutos y modalidades. Y lo hace cotidianamente (diaria o periódicamente).
Mostrar más

19 Lee mas

Arte y publicidad: del arte pop a la crítica institucional

Arte y publicidad: del arte pop a la crítica institucional

EL POP ART Y SU INVERSIÓN CRÍTICA Las relaciones entre arte y publicidad han variado desde finales del siglo XIX hasta el presente. En un principio, la publi- cidad se nutría de los «modelos de repre- sentación del arte» 6 . La posterior aparición de diversas técnicas de impresión favore- cerá la extensión de la imagen publicitaria por la integridad del medio urbano, de manera que el arte se verá impelido progre- sivamente a incorporar referencias extra- artísticas como modo de cuestionar su na- turaleza autónoma y ahistórica. Si bien esta problemática se presenta con prontitud en vanguardias históricas como el cubismo 7 , será sobre todo a partir de finales de los años 50 y principios de los 60 del siglo XX, con la emergencia del arte pop y el nuevo realismo, cuando el arte trate de aproximar- se a un modelo estético que, por utilizar los términos empleados por Clement Green- berg, aspiraba a sintetizar la dialéctica entre vanguardia y kitsch. Ese intento de amplia- ción de los límites de la estética derivó, por el contrario, en una estetización de la vida cotidiana que venía a confirmar el diag- nóstico heideggeriano de la globalización de la estética como uno de los rasgos capi- tales de la modernidad 8 .
Mostrar más

22 Lee mas

La poética como interpelación crítica en el arte

La poética como interpelación crítica en el arte

(s. p.) y creemos que es precisamente esto lo que las obras analizadas (y la muestra en su totalidad) parecen proponer. Por su parte, Nelly Richard (2007) sostiene que lo político en el arte nombra una articulación interna a la obra que reflexiona críticamente sobre su entorno desde sus propias organizaciones de significados, su propia retórica de los medios, desde operaciones de signos y técnicas de representación que median entre lo artístico y lo social, para propiciar una fuerza crítica de interpelación y desacomodo de la imagen. Así, la «criticidad del lenguaje artístico como “forma”» lleva a que el espectador se pregunte por «los usos políticos del significado cultural que ideologizan o desideologizan la mirada»
Mostrar más

9 Lee mas

El campo "compartido" de la crítica de arte

El campo "compartido" de la crítica de arte

¿Cómo comprender esto? Renunciando a su poder de filtro, la memoria renunciaría a servir al arte. Baudelaire ve en el arte de su tiempo una lucha dramática entre un principio de totalización que recurre a todo lo que el mundo puede ofrecer de representable en la obra, una suerte de mímesis porosa y sin reparos, y un principio de selección tradicional. Esto anticipa de lejos la tesis crítica de Hal Foster (2001: 203- 207) para quien el cruce en el arte de un plano de referencia horizontal, sincrónico, que tiene que ver con el espacio de objetos y referentes coexistentes, y de un eje vertical diacrónico, que tiene que ver con el tiempo y la herencia histórica del arte - cruce que aseguraba hasta hace poco el equilibrio simbólico y semiótico del arte-, habría perdido su pertinencia y su capacidad estructurante, acentuado ésto por la desaparición de las memorias disciplinares. Hablando de memoria disciplinar y de distancia crítica, Foster identifica entonces dos tipos de operación artística: 1) las operaciones de carácter sincrónico que tienen lugar en el plano horizontal de la totalidad de fenómenos simultáneos que el mundo le presenta al artista. Éste, apropiándoselos, puede inventar modos de darles un aspecto, en particular al reino de la banalidad, a la comunidad de objetos, al gran "objetuario", tratando así cuestiones extra-artísticas, sociales, por ejemplo; 2) el segundo orden de operaciones, sobre el eje vertical de la diacronía, privilegia cuestiones inherentes a las disciplinas artísticas, sus tradiciones, su historia, sus técnicas, sus territorios acumulativos, en una palabra, las memorias propias a cada medio. Sería el pop art el que habría cristalizado la dirección horizontal del arte a través de su confrontación con el gran arte en el frente de la cultura. Para Foster, el arte contemporáneo vive todavía sobre el régimen múltiple e indeciso que resultó de ese momento que él llama el giro etnográfico del arte, otro concepto clave que permite pensar una cierta manera contemporánea de hacer de los mundos artísticos.
Mostrar más

7 Lee mas

Crítica (de arte) y traducción (cultural)

Crítica (de arte) y traducción (cultural)

33 Podemos entonces concluir que, ya sea en el ámbito de la filosofía, del análisis del discurso o en el terreno más concreto del estudio de las obras de arte, la crítica tal y como la hemos tratado de presentar, es una práctica que, como la narración de Walter Benjamin, teje historias abiertas a las que siempre podremos volver. Y es justamente en este último punto donde debemos pararnos a evaluar la fuerza potencial de traición del crítico-traductor en el ámbito universitario.

8 Lee mas

Crítica de arte, ayer y hoy

Crítica de arte, ayer y hoy

número), Jorge Montoya –ilustrador, además, de los números de fines de los setenta y comienzos de los ochenta– rastrea desde la crítica del arte, varios aspectos claves que proponen reinterpretar autores, reconsiderar la categoría “arte” o ahondar en la incidencia de autores latinoamericanos en Chile. Es el caso de sus primeros dos artículos (1975-6, 1978), donde el trabajo de Juan Francisco González es destacada como una puesta al día necesaria en la labor pictórica nacional. “La grandeza perdida del oficio” (1982) arguye en defensa de la calidad artística de la artesanía, y en dos artículos posteriores (1995 y 2000), se plantea un primer diálogo entre el muralismo mexicano y su incidencia en Chile (Siqueiros, Gregorio de la Fuente, etc.); un tipo de diálogo Sur-Sur difícil de encontrar en la crítica de arte. Tanto Ivelic y Galaz, como Sepúlveda, Soublette y Montoya no dejan de ser referentes importantes por haber mantenido un proyecto intelectual, como el del Instituto de Estética, en momentos en que el pensamiento crítico apenas sobrevivía.
Mostrar más

7 Lee mas

Temporalidades de la Crítica y de la Historia del Arte - Proyecto

Temporalidades de la Crítica y de la Historia del Arte - Proyecto

Florencia Suárez Guerrini (co-directora): Proyecto de Doctorado en curso: “La crítica de arte en Buenos Aires, 1944-1960 (revistas culturales y prensa periódica)”. UBA. Florencia Suárez Guerrini examinará los intercambios productivos que la crítica de arte argentino mantiene con la historiografía local, durante las décadas del ´40 y ´50, como estrategia de asignación temporal del objeto artístico nuevo. Las tendencias de vanguardia que surgen en el período propician el despliegue de esquemas clasificatorios, criterios de periodización y nomencladores para ubicar las manifestaciones del arte moderno dentro de coordenadas espacio-temporales convencionales, convenidas por los relatos historiográficos vigentes. No obstante, la crítica implementa operaciones de configuración temporal destinadas a distinguir los fenómenos artísticos que asume novedosos, de aquellos que formarían parte del pasado. Se entiende, así, que las formas de la temporalidad implican juicios valorativos sobre las producciones artísticas. Desde esta perspectiva, se analizará los mecanismos operados por la crítica para atribuir a esos fenómenos recientes cualidades de tiempo presente, a través de ciertos rasgos estilísticos que son asumidos como indicadores de modernidad, contemporaneidad y actualidad, entre otros.
Mostrar más

13 Lee mas

La ciudad como signo: el urbanismo como crítica de arte

La ciudad como signo: el urbanismo como crítica de arte

35 A pesar de esto, el discurso del urbanismo aún señala que la confección de un plan de ciudad y la puesta en relación entre ciudad y arte señala una tarea más vasta, como dijo Munford, la de preservar, reformular, reconstruir una civilización. Lo sugerente es que negándose a reducir la ciudad sólo a las medidas políticas o económicas, el urbanismo hasta la etapa desarrollista, concebido como una teoría y una crítica de las artes inscriptas en la ciudad y de las que la ciudad es su objeto, designa el trabajo de la sociedad urbana sobre sí misma, es decir, la manera en que las ciudades surgen de las necesidades de sus habitantes y multiplica sus modos y sus métodos de experiencias, de expresión, de comunicación. Este discurso, a su modo, ha sido una de las tantas estructuras modeladoras de la sociabilidad porque, como escribió Heidegger, el habitar es un rasgo fundamental de la condición humana, y es la ocupación por la cual el individuo accede al ser, por cuanto deja que las cosas surjan en torno a él y entonces se arraiga en un lugar. La ciudad constituye, entonces, por esencia, el terreno de una fundación; y el urbanismo, pensado a través del arte, uno de sus saberes más preciados. A partir del momento en que ciudad, urbanismo y arte se articulan y se convierten en objeto, modelo, proceso o estrategia, hacen experimentar a sus habitantes en la búsqueda de los sentidos sociales del espacio, de las formas artísticas, del infinito juego de lenguajes que brindan.
Mostrar más

11 Lee mas

Cuba: La crítica de arte entre la plástica y la literatura

Cuba: La crítica de arte entre la plástica y la literatura

Figura 4 Wifredo Lam. Flor Luna, 1950 Figura 5 Mario Carreño. Escena caribeña, 1948 La crítica de arte en Orígenes Pero Orígenes no abrió sólo un espacio para la circulación de obras, sino que también facilitó la presencia de la crítica de arte. El mismo Lezama, Rodríguez Feo y Pérez Cisneros, entre otros, se dedicaron a la indagación sobre la plástica cubana en varios de sus artículos. Con motivo de una exposición de Portocarrero en la Universidad de La Habana dirá Pérez Cisneros en el primer número de Orígenes: "¿Cómo definir la emoción que nos sobrecogió al entrar en la salita, baja de techo, apretada de paredes recamada como mitra de obispo por los óleos del pintor? (…) cuajan en ese dibujo y ese color (…) los barrios del cerro, lo criollo y los recuerdos de infancia y la Biblia"
Mostrar más

10 Lee mas

Crítica y política desde el Arte gráfico de caricatura

Crítica y política desde el Arte gráfico de caricatura

Afirma Eduardo Rodríguez, Heduardo: «En cuanto a su defecto más notorio, para los caricaturistas, los defectos de los políticos son virtudes, pues gracias a esos defectos nosotros podemos hacer nuestros trabajo. Y gracias a nuestro presidente, durante estos cinco años hemos tenido más trabajo que nunca. Sería una ingratitud señalar con el dedo acusador aquello que nos permite llevar un pan a nuestros hijos. Todos recordamos su slogan que decía “Mi compromiso es con todos los peruanos”. En realidad, su compromiso ha sido con todos los caricaturistas. Y eso se agradece». (Tovar, 1990, p. 11). Este acercamiento entre el arte, la política y la necesidad de servir, ha sido una de las largas discusiones del arte. ¿Qué tan suficientemente bueno es un artista? se preguntaba alguna vez el crítico de arte Donald Kuspit, o dicho de otro modo: hasta qué punto el artista puede dar no solo un pan a su hijo, sino un pan de moraleja o moralina sencilla pero de valiosa explicación práctica y legible a la gente sobre lo que sucede alrededor, si acaso eso no es suficiente para una mayoría casi exenta de recursos para entender otros discursos complejos devenidos de la minoría ilustrada, efectivizados y sacralizados desde una elite de poder donde la crítica de salón del galerista la hace tan indigesta como lo es explicar los fractales desde la biología 1 .
Mostrar más

6 Lee mas

DOCTORADO EN HISTORIA Y TEORÍA CRÍTICA DEL ARTE

DOCTORADO EN HISTORIA Y TEORÍA CRÍTICA DEL ARTE

El objetivo principal es formar investigadores capaces de generar conocimiento y metodologías en torno al arte y la cultura, desde la Teoría Crítica y la Historia del Arte, proponiendo[r]

20 Lee mas

LA CRÍTICA DE ARTE EN COLOMBINE. EL CONCEPTO DE BELLEZA

LA CRÍTICA DE ARTE EN COLOMBINE. EL CONCEPTO DE BELLEZA

(El País, 11/11/1906) La querella sobre la belleza no acaba más que comenzar. Julio Camba (El País, 12/10/1906) entra en la polémica y sitúa su importancia en el primer párrafo: “El artículo del padre Ferrándiz sobre belleza colectiva, es, para mí, muchísimo más trascendental que todas sus no- tables campañas anticlericales”, cita a Violeta —que hace la crítica de moda femenina en El País—, y a Asenjo. Sobre el artículo de Violeta escribe que “para decir que la belleza femenina es una encantadora realidad, holgaba toda pa- labra. Su sola presencia lo hubiera demostrado plenamen- te” (“mostrado”, apostillamos nosotros, querido Asenjo, no demostrado. Violeta es una realidad, y la demostración es una actividad lógica del pensamiento), y afirma que “poco a poco se ha ido formando un tipo de gracia, de arte y de malicia”. La expresión, la gracia, la elegancia son atributos de la belleza y por los cuales decimos que una cosa es, o puede ser, bella. Tratemos de adjetivar a las “mujeres” de Penagos y estos adjetivos estarán presentes, además de picardía, juventud, y “demi mondente”, como cantan en la zarzuela Alma de Dios; Asenjo finaliza rechazando la belleza modernista: “yo necesito decirle dos cosas: que no soy modernista y que mi ideal de Belleza no lo constituye precisamente una cosa larga y triste con pelos de alam- bre”. Llegada la polémica a este punto entra, en apoyo de Ferrándiz, Colombine, con un artículo extenso, ditirámbico en sus comienzos, y titula: “Femeninas. La belleza humana”
Mostrar más

9 Lee mas

Premisas para una historia de la crítica de arte en el Perú

Premisas para una historia de la crítica de arte en el Perú

, Así pues, la crítica de Arte se practicó para íllos, para enseñarles que era el arte y de paso, para que aprendieran .i comprar: he aquí dos aspectos fundamentales de la crítica de Ar[r]

5 Lee mas

Argumentación sobre arte: aportes de la retórica al estudio de los argumentos en la crítica de arte

Argumentación sobre arte: aportes de la retórica al estudio de los argumentos en la crítica de arte

Edwin Panofsky ,“El movimiento neoplatónico y Miguel Ángel” , Estudios sobre iconología, 1962. Como podemos observar, el análisis de la obra le ha permitido al crítico ver las relaciones entre las características estéticas de la obra y el sentido interno para su creador. Los rasgos descriptos por la pericia técnica del crítico son ahora elementos de una metonimia de persona, que es la forma que adopta el argumento: la obra es una parte, un elemento del neoplatonismo que explica el “propio yo” del autor. Y esta figura permite a su vez reconstruir la representación del arte que sostiene el fragmento: éste no es un reflejo de la sociedad como en el primer ejemplo, ni el resultado siempre renovado de cada mirada crítica, sino un elemento capaz de dar cuenta de la identidad metafísica del artista.
Mostrar más

13 Lee mas

Práctica de crítica de arte Máster en Mercado del Arte y Gestión de EE.RR

Práctica de crítica de arte Máster en Mercado del Arte y Gestión de EE.RR

Arte Shock. Espacio que muestra trabajos inéditos de artistas por cada una de las 12 categorías incluidas para que se voten de manera crítica. Disponible en https://www.youtube.com/user/arteshock Esfera pública. Espacio de discusión sobre prácticas artísticas e institucionales. Disponible en http://www.esferapublica.org/

9 Lee mas

Arte y comunicación 
 : la crítica periodística de arte en la obra de Franklin Vélez

Arte y comunicación : la crítica periodística de arte en la obra de Franklin Vélez

galerista, el espacio del mundillo del arte, y por lo tanto el escanario principal del relato cotidiano de las reseñas, de las notas y de las cartas. Los espacios públicos fueron ocupados por los elencos estables, los complices de siempre de las dictaduras.. Los caminos del combate de Franklin Velez, en esa época, todavía algunos intelectuales combatían con dignidad, los agentes del campo militaban en determinadas poéticas, y nuestro autor lo hizo, enfáticamnete, asumió la defensa de una tradición y una estética popular y nacional ya agonizante, por cierto, pero todavía agonista. Son los jirones de un nacionalsimo estético ya agotado como cantera, ya estereotipizado en folclorismo, pero que todavía contaba con un sentido trágico del futuro, del país y del fracaso, señalaba, el naufragio y la cienaga. La obra de nuestro crítico se ubica al final, decíamos, de ese proceso del modernismo, pero también se vislumbra la emergencia de los nuevos escenarios del arte contemporáneo. Las evaluaciones, continuidades y rupturas del mismo pueden develarse a partir de algunas de sus obseciones, de sus posicionamientos, de sus insistencias. Es importante su reincripcion crítica del realismo de Pierre Restenay, frente a la estetica mermelada del neomodernismo incipiente por entonces, resultndo una practica crítica, cerca de la prosa militante, al lado de los artistas coprometidos en la defensa de una tradicion moderna, de una corriente de
Mostrar más

9 Lee mas

Show all 10000 documents...