Cuenca del Bajo Balsas

Top PDF Cuenca del Bajo Balsas:

DISPONIBILIDAD DEL AGUA EN LA CUENCA DEL RÍO BALSAS. Autor David Gómez Salas

DISPONIBILIDAD DEL AGUA EN LA CUENCA DEL RÍO BALSAS. Autor David Gómez Salas

Esta zona comprende los Ríos Ixtapa, Temazcaltepec y Tepalcaltepec, donde se observa que un 70% de los casos, corresponde a valores con Índices de Calidad del Agua aceptables. Es imposible clasificar la región del Medio y Bajo Balsas como una zona con calidad del agua aceptable, ya que las estaciones se encuentran muy distantes entre sí; sin embargo, se puede suponer que la calidad del agua en esta zona se logra gracias a la capacidad de dilución y purificación que proporcionan los grandes caudales, los vasos de almacenamiento y la aereación en su largo recorrido.
Mostrar más

53 Lee mas

RECCHIA SESSILIFLORA (SURIANACEAE ARN.), UNA ESPECIE NUEVA DE LA CUENCA DEL BALSAS EN EL ESTADO DE GUERRERO, MÉXICO

RECCHIA SESSILIFLORA (SURIANACEAE ARN.), UNA ESPECIE NUEVA DE LA CUENCA DEL BALSAS EN EL ESTADO DE GUERRERO, MÉXICO

El género Recchia tradicionalmente se había ubicado en la familia Simarou- baceae, aunque Wendt y Lott (1985) y Thomas (1990) señalaron que debido a las ca- racterísticas florales (principalmente por la apocarpía, estilodios basifijos y carpelos biovulados), el género debía colocarse en Surianaceae. No es sino hasta la realización del estudio de la filogenia molecular de Crayn et al. (1995) que se sitúa incuestiona- blemente dentro Surianaceae, bajo la circunscripción de Cronquist (1981). Asimismo, Crayn et al. (1995) propusieron como grupo hermano al género australiano Cadellia F. Muell. por compartir caracteres morfológicos como el gineceo apocárpico, los car- pelos biovulados, la placentación marginal-basal, los estilos ventrobasales y el fruto con pericarpio de tres capas. La familia Surianaceae se incluye en el orden Fabales del clado Eurrósidas (Stevens, 2001 y en adelante; Kubitzki, 2007).
Mostrar más

9 Lee mas

Evaluación final 2008 Manejo de la Cuenca del Río Lerma en el Valle de Toluca y Río Balsas, México

Evaluación final 2008 Manejo de la Cuenca del Río Lerma en el Valle de Toluca y Río Balsas, México

En términos generales, se puede constatar que el proyectó influyó positivamente en las capacidades de de la organización ejecutora y de otros actores del sector, particularmente a través de capacitaciones y la elaboración de herramientas en el contexto del plan de manejo. Sin embargo, perduran las debilidades estructurales en el contexto de organización interna de la CONAGUA así como las capadicades del sector para concertar a los diversos actores relevantes y asegurar un manejo descentralizado y participativo de los recursos hídricos. En parte, el proyecto apuntó a empoderar el Comité Técnico de Aguas Subterráneas (COTAS) del Valle de Toluca, sin lograr la institucionalización y profesionalización necesaria. Sin embargo, la evaluación llega a una valoración general positiva. Los resultados son pertinentes para la duración de dos fases ejecutadas. Aunque no se llegó a ejecutar la 3era fase, se dan las condiciones necesarias para su continuación bajo responsabilidad de la CONAGUA. De esta manera, no es probable que se alcanzará, en su totalidad, el objetivo general del proyecto; sin embargo, después de las dos primeras fases, el proyecto es valorado como satisfactorio (Nivel 3:, ”resultados satisfactorios, por debajo de las expectativas, pero con un predominio de los aspectos positivos”. Esta valoración general se basa en los siguientes criterios individuales:
Mostrar más

11 Lee mas

Geomorfología del río Marañón central (sector de Balsas)

Geomorfología del río Marañón central (sector de Balsas)

d. Las acciones torrenciales. Corresponden a evacua- ciones violentas de material sólido desde las ver- tientes de las montañas consecutivas a lluvias es- tacionales intensas luego de una época seca más o menos larga como en el presente caso. Bajo ciertas condiciones de sequedad por las que a traviesan las vertientes más notables en la vertiente izquierda, algunos factores pueden favorecer la intensifica- ción y recurrencia del fenómeno, tales como el ta- maño de la cuenca de recolección, las condiciones climáticas estacionales más contrastadas, las carac- terísticas de la red hidrográfica, la menor cobertu- ra vegetal natural protectora del terreno, los usos humanos inadecuados de los terrenos ubicados en las partes altas, la abundancia de material detrítico superficial incluyendo suelos, para ser puesto en marcha por la escorrentía, etc.
Mostrar más

14 Lee mas

Análisis de los criterios de clasificaión de balsas de riego

Análisis de los criterios de clasificaión de balsas de riego

Según el anterior decreto, la primera obligación del propietario de una balsa, independientemente de si tiene que clasificarla, es registrarla si la balsa tiene más de 5 m de altura o más de 100.000 m 3 de capacidad. Uno de los objetivos de este registro es informar al propietario de la normativa existente, así como sus obligaciones: clasificación de la presa, normas de explotación, revisiones de seguridad y cuando proceda, plan de emergencia. Sin embargo, la mayoría de las comunidades autónomas aún no han asumido y delimitado sus competencias, por lo que los propietarios de las balsas no saben a ciencia cierta a qué administración deben enviar la documentación. La situación actual conlleva la aplicación a las balsas de las vigentes Instrucción para el Proyecto, Construcción y Explotación de Grandes Presas (1967) y el Reglamento Técnico sobre Seguridad de Presas y Embalses (1996), lo que está significando a veces la aplicación a infraestructuras de seguridad que resultan inadecuadas, y con frecuencia inabordables para una gran cantidad de titulares de balsas con recursos económicos limitados. Se pretende que, cuando se aprueben las nuevas “Normas Técnicas de Seguridad de Presas y Embalses”, se solvente esta situación.
Mostrar más

128 Lee mas

Orujos de dos fases almacenados en balsas

Orujos de dos fases almacenados en balsas

diante el método de extracción Soxhlet con hexano. Análisis de las muestras A las muestras de orujo recogidas en las balsas de las extractoras y a las almacenadas en estufa en el laboratorio se les determinó la humedad y mate- rias volátiles según el método indicado en la norma UNE 55-031-73, así como el contenido en materia grasa total, siguiendo el procedimiento especificado en el Anexo XV del Reglamento CEE 2568/91. Si- guiendo los procedimientos establecidos en el citado Reglamento, a las muestras de aceites obtenidas se le han realizado los siguientes análisis: grado de aci- dez (según Anexo II) y determinación de ácidos gra- sos por cromatografia gaseosa (según Anexo X).
Mostrar más

8 Lee mas

GOBIERNO AUTONOMO DESCENTRALIZADO MUNICIPAL DE BALSAS

GOBIERNO AUTONOMO DESCENTRALIZADO MUNICIPAL DE BALSAS

1102385463 MALDONADO MACHUCA CECILIA DEL CARMEN ADMINISTRACION GENERAL CONSERJE C.M... CONTRATADOS CIUDADELA SAN FRANCISCO.[r]

5 Lee mas

La membrana plasmtica: modelos, balsas y sealizacin

La membrana plasmtica: modelos, balsas y sealizacin

El concepto de membrana plasmática ha cambiado radicalmente desde su propuesta inicial, basada en sus propiedades osmóticas, a finales del siglo XIX. La incorporación de diversas y novedosas ca- racterísticas estructurales y funcionales a lo largo de estos años ha propiciado el establecimiento de un modelo dinámico que incluye la presencia de heterogeneidades denominadas balsas de mem- brana. Según este modelo, tales dominios repre- sentan plataformas estructurales lípido-proteicas que propician la eficiente modulación de procesos fisiológicos asociados a la membrana plasmática. Los principios que subyacen la dinámica de en- samblaje-disociación de las balsas de membrana, así como sus posibles repercusiones funcionales (como la señalización) en los diferentes ambientes y contextos celulares, incluso en las membranas intracelulares, actualmente son materia de intenso estudio.
Mostrar más

10 Lee mas

Reincidencia de Inundaciones en las Temporadas de Lluvias Cuenca del Río Balsas

Reincidencia de Inundaciones en las Temporadas de Lluvias Cuenca del Río Balsas

Municipio de Tenancingo Municipio de Texcaltitlan Municipio de Tlatlaya Años Analizados Reincidencia Pob. Registrada (Hab)[r]

6 Lee mas

Práctica 6: Recuperación de balsas ácidas.

Práctica 6: Recuperación de balsas ácidas.

Como puede observarse, no todos los peces y crustáceos, así como los insectos de que los se alimentan, pueden tolerar el mismo nivel de ácido. Las ranas, por ejemplo, pueden subsistir en agua mucho más ácida (con un pH más bajo de hasta 4) que las truchas (que aguantan hasta pH igual a 6), y la perca que es capaz de vivir a pH 4,5.

10 Lee mas

Estudio Paramétrico en Balsas combinadas con Pilotes

Estudio Paramétrico en Balsas combinadas con Pilotes

Es muy común en el diseño de cimentaciones considerar primero el uso de cimientos superficiales, como por ejemplo las balsas, para soportar las estructuras, y después si no es adecuada, se diseña una cimentación a base de pilotes, donde todas las cargas de diseño son asumidas por estos, a pesar de ello es necesaria la presencia de un cabezal para unir todos los pilotes para que trabajen en conjunto. Desde hace algunos años se ha estado considerando el aporte conjunto de la balsa y los pilotes, estos últimos se usan como controladores de los asentamientos, tanto diferenciales como absolutos lo cual ha brindado diseños más económicos sin comprometer la seguridad y el desempeño de la cimentación. Este novedoso sistema constructivo es llamado Balsas combinadas con Pilotes.
Mostrar más

107 Lee mas

Análisis de Cimentaciones Balsas combinadas con pilotes

Análisis de Cimentaciones Balsas combinadas con pilotes

Como se puede observar en la Figura 3.12 al aumentar la profundidad de cimentación para pequeños grupos de pilotes los asentamientos de la cimentación decrecen considerablemente, sin embargo para grupos grandes esta disminución es casi nula. Esto trae consigo que al aumentar la profundidad de cimentación, una disminución del número de pilotes seguirá asegurando un comportamiento adecuado de la cimentación desde el punto de vista deformacional, asegurando así proyectos más económicos. Algo similar sucede con el espesor de la balsa, como se observa en la Figura 3.13 al aumentar la profundidad de cimentación los asentamientos disminuyen pero a partir de los 4 m de profundidad este no se ve afectado por el espesor de la balsa, obteniendo asentamientos similares para balsas de 0.5, 2.5 y 3.5m de espesor.
Mostrar más

128 Lee mas

Microdominios membranales bacterianos semejantes a balsas lipdicas

Microdominios membranales bacterianos semejantes a balsas lipdicas

además de la localización de lípidos y proteínas, condujeron a la propuesta de que pequeñas áreas en la membrana se encontraban en fase l o , por lo que permanecían “flotando” en superficies más grandes de fases l d , haciendo una analogía: “parecidas a las balsas en agua” (Brown & Rose, 1992; Simons & Van Meer, 1988). Los reportes de Simons & Ikonen (1997), propusieron que existen microdominios de membrana en células epiteliales polarizadas, los cuales contienen diferentes composiciones de lípidos y grados de fluidez a lo largo de la membrana, a los que llamaron “balsas lipídicas”. Desde que surgió este concepto, la definición de balsa lipídica ha ido cambiando a lo largo de los años, hasta que en el Keystone Symposium on Lipid Rafts and Cell Function, celebrado en 2006, se logró establecer una definición consenso. Según la definición, la balsa lipídica debe ser pequeña (10-220nm), heterogénea, altamente dinámica, enriquecida en esteroles y esfingolípidos, además de compartimentar procesos celulares y ser estabilizadas por interacciones proteína-proteína y proteína-lípido (Pike, 2006). Si bien esta definición describe de manera completa a los microdominios de membrana de células eucariotas, descarta la posibilidad de que las membranas bacterianas contengan balsas lipídicas, ya que la gran mayoría de las bacterias carecen de esteroles y esfingolípidos en sus membranas. Sin embargo recientemente, a través de diversas técnicas y enfoques, se han identificado dominios membranales similares a las balsas lipídicas en diversos géneros bacterianos como: E. coli (Guzmán-Flores, Álvarez, Poggio, Gavilanes-Ruiz, & Georgellis, 2017; López & Kolter, 2010), Staphylococcus aureus (López & Kolter, 2010), Bacillus anthracis (Somani, Aggarwal, Singh, Prasad, & Bhatnagar, 2016), Bacteroides fragilis (An, Na, Bielawski, Hannun, & Kasper, 2011), Borrelia burgdorferi (LaRocca et al., 2013) y Helicobacter pylori (Hutton et al., 2017).
Mostrar más

10 Lee mas

ACTIVIDADES AGROCALIDAD EN FRONTERA. Loja, Yanzatza y Balsas

ACTIVIDADES AGROCALIDAD EN FRONTERA. Loja, Yanzatza y Balsas

PLAN DE CONTROL SISTEMA SANITARIO PORCINO EN FRONTERA ACTIVA CON PERÚ.. • Estrategia de registro de granjas porcinas en El Oro, Loja y Zamora Chinchipe.[r]

32 Lee mas

Tema 2. Módulo III. Balsas de regadíos.pdf

Tema 2. Módulo III. Balsas de regadíos.pdf

La ejecución de una balsa en cualquier punto puede conllevar a su vez la necesidad de impermeabilización del embalse en caso de no ubicarse en una zona cuyas caracte- rísticas lo eviten, aspecto muy usual en este tipo de obras. Esta impermeabilización puede llevarse a cabo mediante materiales naturales tales como arcillas o bien median- te láminas sintéticas (polietileno, P.V.C. asfalto, etc.), circunstancia que suele ser la más habitual. Este aspecto representa otra de las diferencias importantes con las presas clá- sicas. Así, y con la finalidad de regular los caudales de aportación a las necesidades de riego se han construido miles de balsas de volumen relativamente modesto cuyo resul- tado global puede considerarse como muy bueno dado que muy pocas fallaron y las que lo hicieron no dieron lugar a daños importantes. Esto se debe a la forma de rotura de las balsas, fundamentalmente por erosión interna, con avisos previos y claros, y a la filosofía de diseño de las mismas, con volúmenes reducidos dado que se pretendía ob- tener una regulación como máximo mensual que combinado con la impermeabilización externa permitían bien su vaciado con rapidez sin generación de presiones instersticia- les por desembalse rápido, bien que el volumen de avenida generado en la rotura no fuera lo suficientemente apreciable como para causar daños importantes.
Mostrar más

113 Lee mas

Evolución paleogeográfica de la depresión de Elche-Cuenca del Bajo Segura (España) durante el pleistoceno

Evolución paleogeográfica de la depresión de Elche-Cuenca del Bajo Segura (España) durante el pleistoceno

Por encima de ellos, y en discordancia, se depositan en la zona de El Molar y El Moncayo facies distales de abanicos aluviales constituidas por limos arenosos con canales dispersos y cos[r]

8 Lee mas

Análisis de la oferta y demanda para la cuenca del río Guayllabamba, bajo condiciones de sequía

Análisis de la oferta y demanda para la cuenca del río Guayllabamba, bajo condiciones de sequía

Una vez que se ha desarrollado el balance hídrico y que como resultado se ha obtenido la escorrentía y zonas de acumulación de la misma, se procede a incorporar el concepto de reservorio lineal, el cual como ya se ha manifestado es la relación que existe entre la tasa de almacenamiento y escurrimiento generado en toda la cuenca para un periodo determinado y en donde existe un retraso del caudal de manera logarítmica, este procedimiento toma en consideración para su calibración una ecuación empírica que ha sido desarrollada a partir de datos proporcionados por 89 estaciones hidrológicas ubicadas en ríos de altura en los Andes Tropicales y que son una medida que permite determinar y ajustar este denominado “delay” (retraso) generado por las diferentes zonas de acumulación a lo largo de la cuenca, cabe indicar que T delay está en función de la topografía, ya
Mostrar más

184 Lee mas

Obras. Balsas artificiales Sierra de Urbasa Bentofix BFG 5000L. Datos de la obra: Impermeabilización de las balsas. Lugar: Sierra de Urbasa (Navarra)

Obras. Balsas artificiales Sierra de Urbasa Bentofix BFG 5000L. Datos de la obra: Impermeabilización de las balsas. Lugar: Sierra de Urbasa (Navarra)

La sierra de Urbasa (ur = agua y basa = monte bajo), se encuentra en el extremo medio occidental de la provincia de Navarra y es propiedad de la Comunidad Foral de Navarra. Fue declarado Parque Natural en 1997 y lo gestiona el departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra.

6 Lee mas

GUÍA TÉCNICA PARA LA ELABORACIÓN DE PLANES DE EMERGENCIA DE BALSAS

GUÍA TÉCNICA PARA LA ELABORACIÓN DE PLANES DE EMERGENCIA DE BALSAS

5.1. Tramitación inicial del Plan de Emergencia de la Balsa El Plan de Emergencia de la Balsa debe de ser enviado para su tramitación y aprobación a la Administración Hidráulica competente en materia de seguridad de presas y balsas. Para balsas, todas ellas ubicadas fuera de cauce (*), la Administración competente es el órgano competente en materia de seguridad de presas, embalses y balsas designado por la Comunidad Autónoma en la que se ubique la balsa, salvo que la balsa sea de interés general del Estado y además a éste le esté encomendada la explotación de la balsa, en cuyo caso la Administración competente es la Administración General del Estado. Cuando la Administración competente sea la Administración General del Estado:
Mostrar más

105 Lee mas

Análisis de las condiciones de un territorio para la integración del turismo rural comunitario : una aproximación a la investigación acción en el bajo Balsas, Michoacán

Análisis de las condiciones de un territorio para la integración del turismo rural comunitario : una aproximación a la investigación acción en el bajo Balsas, Michoacán

investigación sobre las comunidades locales, concebidas éstas como los principales actores del cambio social para mejorar su calidad de vida. Los problemas a los cuales se enfrentan las sociedades rurales exigen un mejor nivel participación de lo local en las decisiones de políticas públicas a nivel nacional. El conocimiento de sus problemas y de su territorio hacen de los actores locales elementos claves para el desarrollo (Johansen y Nielsen, 2012). México cuenta con una fuerte tradición rural enraizada en los pueblos originarios prehispánicos y en la historia del agrarismo del Siglo XX, que han heredado un medio rural organizado en comunidades indígenas y unidades agrarias denominadas “ejidos”. Estos están constituidos por un espacio geográfico y un grupo de campesinos y sus familias, que cuentan con reconocimiento jurídico y legitimidad para usar dicho espacio bajo normas y reglas establecidas de manera colectiva. Esta organización agraria ha instalado en México un cuarto nivel de administración territorial con base comunitaria, donde los recursos naturales son administrados bajo el concepto de bienes comunes, y el manejo y uso del territorio es definido en asambleas por los comuneros o ejidatarios. Las bases socioculturales y organizacionales de los ejidos y comunidades indígenas mexicanas han sido reconocidas como de gran potencial para el manejo de ecosistemas (Thoms y Betters, 1998), y para el desarrollo integral de un territorio. Dado que la institución local colectiva se presenta como la base para la inserción de nuevas actividades económicas a nivel comunitario (Zizumbo, 2007), y como el motor para emprender y sostener un desarrollo con enfoque socio-céntrico (Barbini, 2008), el cuarto nivel de administración territorial en el medio rural mexicano es fundamental a la hora de impulsar una propuesta de TRC. El núcleo agrario es entonces el punto de partida de este modelo de desarrollo de abajo hacía arriba. Se trata de “trascender el recurso, el producto y el destino y centrarse en lo primordial: la persona-usuario, habitante y visitante – y la sociedad – local y global” (Mantero, 2008: 96).
Mostrar más

317 Lee mas

Show all 10000 documents...