DERECHO A LA PROPIEDAD PRIVADA

Top PDF DERECHO A LA PROPIEDAD PRIVADA:

El fraccionamiento de la tierra en el sector rural y el derecho a disponer de la propiedad privada y la herencia

El fraccionamiento de la tierra en el sector rural y el derecho a disponer de la propiedad privada y la herencia

Para la presente investigación emplearemos los siguientes métodos de investigación. Método inductivo – deductivo: Mediante el método inductivo - deductivo, lograremos conseguir los objetivos propuestos y lo que nos llevara a verificar las variables planteadas, para lo que se llegara a un análisis particular con conclusiones que pretende evitar la determinación de la unidad productiva familiar, el derecho a la propiedad privada y la herencia, en la Ordenanza que Regula el Plan de Ordenamiento Territorial de Ambato. Método analítico – sintético: La aplicación del presente método científico, nos llevara a la comprensión de todas las interrogantes, casos e ideas a lo largo de esta investigación, buscando en el contexto de la problemática, cada uno de los elementos necesarios para determinar la inexistencia de un adecuado procedimiento para determinar la unidad productiva familiar, con lo que se pretende encontrar la forma de estructurar un documento de análisis crítico jurídico que evidencia la falta de un procedimiento adecuado para establecer la UPFs y garantizar el derecho a la propiedad y la herencia. Método histórico - lógico: La utilización de este método, nos ayudará a conocer y analizar científicamente los hechos e ideas del pasado de la temática en análisis, sobre su origen y evolución, para poder realizar un análisis sobre la problemática social, indagar los principios en el campo jurídico y sobre todo la normativa que regula el fraccionamiento en las zonas rurales del cantón Ambato.
Mostrar más

72 Lee mas

Derecho de propiedad privada y fiscalidad en Francisco Suárez

Derecho de propiedad privada y fiscalidad en Francisco Suárez

E l objetivo de esta investigación es doble: en primer lugar, ana- lizar la institución del Derecho de propiedad privada y, en segundo lugar, examinar el tratamiento en materia fi scal en la obra de Francisco Suárez. El artículo, desde el subtítulo segundo, explora el concepto de derecho de propiedad privada, discutiendo la naturaleza de la misma desde la primera subdivisión, bien se incluya en el Derecho natural, Derecho de gentes o Derecho positivo. Las dos posteriores subdivisiones del subtítulo segundo ofrecen, por un lado, una triple clasifi cación respecto al derecho de propiedad (do- minio, propiedad privada y dominio-propiedad) y, por otro lado, la tesis de que la naturaleza del Derecho de propiedad privada —o división de los bienes— es de Derecho de gentes y no puede con- tradecir el Derecho natural, ya que la fi nalidad de la división de los bienes es ocuparse de las necesidades de todos los hombres. A con- tinuación, en el subtítulo tercero, se examina las ideas tributarias en Francisco Suárez de acuerdo con el tomo V de la obra Tractatus de Legibus ac Deo Legislatore. Además se añaden tres subdivisiones a este subtítulo: las tres condiciones de la justicia tributaria, el recha- zo del antiguo derecho de Hispania sobre la imposición de tributos y la polémica en torno a la obligación y reclamación del pago de impuestos según el pensamiento suareciano. Esta aportación acadé- mica, por tanto, desea cubrir una de las principales lagunas dentro del pensamiento económico del erudito Francisco Suárez.
Mostrar más

28 Lee mas

El derecho a la propiedad privada : ¿un derecho humano?

El derecho a la propiedad privada : ¿un derecho humano?

En razón de esta situación es que resulta sumamente importante que el Estado cree un marco que permita hacer efectivo el derecho a la propiedad privada para que la igualdad de oportunidades sea una igualdad real cuyo objetivo sea lograr las menores diferencias posibles entre personas con diferentes recursos económicos y culturales. No debe ser solo un esquema institucional que en la práctica no beneficia realmente a quienes acceden a él. No debería ser un sistema que incentive a las personas a crear su propio contexto propicio para su desarrollo mediante la contratación de entidades privadas con el fin de que subsanen los defectos del sistema estatal. De presentarse una situación como esta, es decir, un sistema con estas características no solo no ayudaría al desarrollo de la sociedad en su conjunto, sino que daría lugar a una mayor desigualdad entre individuos con diferentes recursos económicos y culturales, siendo esto justamente lo que busca contrarrestar. Defiendo en este punto, una igualdad de oportunidad dentro de un marco de desarrollo que permita proveer a los individuos de verdaderas herramientas para poder acceder a la propiedad privada.
Mostrar más

53 Lee mas

Análisis objetivo del cambio de la noción jurídica del derecho de propiedad privada en el Perú: de la teoria Dualista a la teoria Monista   2015

Análisis objetivo del cambio de la noción jurídica del derecho de propiedad privada en el Perú: de la teoria Dualista a la teoria Monista 2015

Monroy Gálvez al respecto señala: (…) Las clasificaciones de las “acciones”, según se dirija contra una persona o contra una cosa; se les llamaba actio in personan y a las segundas, actio in rem. Por cierto, esta clasificación siguió siendo útil durante el desarrollo posterior del derecho europeo con ligerísimos cambios, así, pasaron a denominarse “derechos personales” unos y “derechos reales” los otros. Sin embargo, tal clasificación carece en absoluto de consistencia para el derecho contemporáneo. Y no solo porque el criterio clasificatorio es muy escurridizo y anacrónico - no olvidemos que pasa por asumir que en los derechos reales un sujeto se relaciona con un bien- sino porque desconoce que en la actual sociedad de consumo los servicios han desplazado a
Mostrar más

146 Lee mas

El papel del derecho de propiedad privada en el ámbito espacial. Tres estudios de caso

El papel del derecho de propiedad privada en el ámbito espacial. Tres estudios de caso

Los bienes muebles involucrados son de carácter privado, esto es, sujetos de apropiación (por ejemplo, maquinaria, naves). Estos bienes quedarían bajo la jurisdicción del Estado que los ha registrado. Sin embargo, los recursos espaciales del presente caso de estudio, tales como minerales, sustancias químicas, entre otros, no pueden ser sujetos de apropiación, de modo que no se puede disponer de ellos. ¿Qué pasaría si podemos contenerlos, envasarlos e individualizarlos? En verdad, ello no se haría con el ánimo de apropiación o reivindicación, sino que sería el resultado del per- miso requerido para recoger muestras científicas o extraer recursos destinados a la sobrevivencia de las misiones, como lo establece el Tratado sobre la Luna (Naciones Unidas, 1979, art. 6). Si las muestras fuesen traídas a la Tierra y comercializadas o usadas para fabricar productos, estaríamos convirtiendo un recurso en un bien, y este en un bien mueble, sujeto de apropiación. A nuestro modo de ver, el art. 11, núm. 3 del Tratado de la Luna (ibíd.), impediría esta posibilidad, al pro- hibir cualquier conexión entre las misiones y los recursos lunares que pueda generar derechos de propiedad. Pero también se puede interpretar esta prohibición solo en lo que respecta a la Luna, y no en cuanto a los recursos traídos a la Tierra. Por lo demás, podríamos usar estos bienes no para
Mostrar más

20 Lee mas

“La declaratoria de utilidad pública con fines de expropiación, como una limitación al derecho de dominio o propiedad privada”.

“La declaratoria de utilidad pública con fines de expropiación, como una limitación al derecho de dominio o propiedad privada”.

El problema práctico se da cuando una persona que vive en una casa de sus ascendientes ya fallecidos, de la cual no ha realizado posesión efectiva, ni ha obtenido la adjudicación en juicio de apertura de sucesión, comparece al juicio de expropiación como heredero conocido, pero tiene que esperar las respectivas publicaciones por la prensa a los herederos desconocidos y esperar el tiempo que asigna la ley para que los herederos desconocidos puedan comparecer. Por el carácter de expropiación urgente y de ocupación inmediata, se ha obtenido el auto de ocupación en el auto de calificación. Hasta que la persona afectada por la expropiación pueda cobrar el dinero consignado, pasarán algunos meses, por no decir años, conociendo la lentitud en los procesos judiciales. ¿Será un castigo para la persona que vive en una casa que era de sus ascendientes y no ha regularizado la propiedad del bien? Pues para este caso el juicio de expropiación viene a caer como un balde de agua fría para quien habita en esa casa, quien se queda sin poder continuar viviendo ahí, y además con un juicio largo y complicado de solucionar. Con respecto a cuándo se debe entregar la cantidad consignada por la institución expropiante, hablaremos en otra sección de nuestro trabajo.
Mostrar más

110 Lee mas

El poder del derecho urbanístico en la asignación de contenidos a los cuatro elementos estructurales de la propiedad privada

El poder del derecho urbanístico en la asignación de contenidos a los cuatro elementos estructurales de la propiedad privada

privada y los dem ás derechos adquiridos con arreglo a las leyes civiles, los cuales no pueden ser desconocidos ni vulnerados por leyes post erior es. Cuando de la aplicación de una ley expedida por m ot ivos de ut ilidad pública o int erés social, result aren en conflict o los der echos de los part iculares con la necesidad por ella reconocida, el int er és privado deberá ceder al int erés público o social. La propiedad es una función social que im plica obligaciones. Com o t al, le es inherent e una fu nción ecológica. El Est ado prot eger á y prom overá las form as asociat iv as y solidarias de propiedad. Por m ot ivos de ut ilidad pública o de int erés social definidos por el legislador, podrá haber expropiación m ediant e sent encia j udicial e indem nización previa. Est a se fij ará consult ando los int ereses de la com unidad y del afect ado. En los casos que det erm ine el legislador, dicha expropiación podrá adelant arse por vía adm inist r at iv a, suj et a a post erior acción cont enciosa - adm inist rat iva, incluso respect o del precio.”
Mostrar más

161 Lee mas

El concepto de derecho subjetivo y el derecho a la propiedad privada en Suárez y Locke

El concepto de derecho subjetivo y el derecho a la propiedad privada en Suárez y Locke

Parece claro que la justificación lockeana del derecho a la pro- piedad privada reproduce hasta en sus mínimos detalle la doctrina suareciana. Ciertamente que Suárez no se refería explícitamente al “trabajo” al hablar del dominio sobre las propias facultades y accio- nes (aunque sin duda se refería a él), y que Locke no elabora en sus Tratados sobre el gobierno civil sus conceptos con la morosidad y ex- haustividad que caracterizan al doctor Eximio. Tampoco explica Locke el carácter de potestad moral en que consiste el derecho subje- tivo ni, por tanto, la traslación de la relación de razón en que con- siste dicha potestad moral a la cosa manipulada, y que Suárez había definido como la “permanencia moral de la acción” en la cosa 86 .
Mostrar más

31 Lee mas

Ensayo sobre el derecho de propiedad privada

Ensayo sobre el derecho de propiedad privada

El primero a quien, después de cercar un terreno, se le ocurrió decir “Esto es mío”, y halló personas bastante ingenuas para creerle, fue el verdadero fundador de la sociedad civil. ¡Cuántos crímenes, guerras, muertes, miserias y horrores habría ahorrado al género humano el que, arrancando las estacas o arrasando el foso, hubiera gritado a sus semejantes: ―¡guardaos de escuchar a ese impostor; estáis perdidos si olvidáis que los frutos son para todos y que la tierra no es de nadie!‖. Pero bien podemos suponer que entonces no habían llegado las cosas al extremo de no poder ya perdurar tales como eran; porque esta idea de propiedad, como depende de muchas ideas anteriores que no han podido nacer sino sucesivamente, no se formó de un golpe en el espíritu humano. Fue menester progresar mucho, adquirir industria e ilustración, transmitirlas y aumentar de edad en edad antes de llegar a ese último término del estado de naturaleza. Tomemos, pues, las cosas desde más lejos y tratemos de reunir bajo
Mostrar más

56 Lee mas

Boletín economía hoy, vol. 5, no. 49, (marzo 2013)

Boletín economía hoy, vol. 5, no. 49, (marzo 2013)

La propiedad privada en función social, debe ser enten- dida como el derecho entregado a ciertos miembros de la socie- dad para conservar, generar y ampliar propiedad sobre medios de producción, sin transgredir el principio de cobertura plena del valor de la fuerza de trabajo, que equivale a lo mismo que el prin- cipio de generación de riqueza, esto es, valores de uso y valor.

8 Lee mas

Los medicamentos genéricos, entre la propiedad privada y la salud pública

Los medicamentos genéricos, entre la propiedad privada y la salud pública

En relación con las exportaciones derivadas de la aplicación de licencias obligatorias, conviene considerar, de antemano, que la licencia obligatoria, como limitación del derecho de patente aplicado a la propiedad industrial [artículo 31.f) ADPIC] se concede para abastecer el mercado interno; lo fabricado bajo esa licencia no es exportable. Por otro lado, el acuerdo de la Organización Mundial de Comercio de 30 de Agosto de 2003 respecto al permiso a países sin capacidad de fabricación para importar medicamentos fabricados al amparo de licencias obligatorias [ exención al artículo 31 f.)], permite la importación de medicamentos genéricos fabricados en países terceros que dispongan de la capacidad tecnológica suficiente para materializar la licencia obligatoria otorgada por el país necesitado que no dispone de la misma, sin menoscabo de las patentes vigentes que cubran al medicamento de referencia; por ello, se establecen medidas para evitar la desviación de medicamentos hacia mercados inapropiados y la obligación a los gobiernos usuarios de mantener informados a los demás miembros, además de la aplicación de medidas a su alcance y proporcionales a su capacidad administrativa. En esta línea, la Comunidad Europea confeccionó una Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de marzo de 2005 268 , relativo a la adjudicación obligatoria de licencias a patentes para la fabricación de productos farmacéuticos destinados a la exportación a países con problemas de salud pública. En esta propuesta se recogen los siguientes requisitos y condicionantes para el desarrollo de esta actividad: la necesidad de que el país importador determine que sus capacidades de producción son inexistentes o insuficientes para cubrir sus necesidades, que se ha esforzado para obtener la autorización del titular de los derechos en un periodo razonable, la licencia se limitará a las cantidades necesarias, los productos fabricados deberán estar identificados de manera específica y se establecerán medidas para impedir la reimportación de los medicamentos fabricados al amparo de la licencia obligatoria en la Unión Europea.
Mostrar más

399 Lee mas

EL ORIGEN DE LA FAMILIA, LA PROPIEDAD PRIVADA Y EL ESTADO

EL ORIGEN DE LA FAMILIA, LA PROPIEDAD PRIVADA Y EL ESTADO

6. Un consejo de tribu para los asuntos comunes. Componíase de lso sachem y los caudillos de todas las gens, sus representantes reales, puesto que eran siempre revocables. El consejo deliberaba públicamente, en medio de los demás miembros de la tribu, quienes tenían derecho a tomar la palabra y hacer oir su opinión; el consejo decidía. Por regla general, todo asistente al acto era oído a petición suya; también las mujeres podían expresar su parecer mediante un orador elegido por ellas. Entre los iroqueses, las resoluciones definitivas debían ser tomadas por unanimidad, como se requería para ciertas decisiones en las comunidades de las marcas alemanas. El consejo de tribu estaba encargado, particularmente, de regular las relaciones con las tribus extrañas. Recibía y mandaba las embajadas, declaraba la guerra y concertaba la paz. Si llegaba a estallar la guerra, solía hacerse casi siempre valiéndose de voluntarios. En principio, cada tribu considerábase en estado de guerra con toda otra tribu con quien expresamente no hubiera convenido un tratado de paz. Las expediciones contra esta clase de enemigos eran organizadas en la mayoría de los casos por unos cuantos notables guerreros. Estos ejecutaban una danza guerrera y todo el que les acompañaba en ella declaraba de ese modo su deseo de participar en la campaña. Formábase en seguida un destacamento y se ponía en marcha. De igual manera, grupos de voluntarios solían encargarse de la defensa del territorio de la tribu atacada. La salida y el regreso de estos grupos de guerreros daban siempre lugar a festividades públicas. Para esas expediciones no era necesaria la aprobación del consejo de tribu, y ni se pedía ni se daba. Eran éstas exactamente como las expediciones particulares de las mesnadas germanas según las describe Tácito, con la sola diferencia de que los grupos de guerreros tienen ya entre los germanos un carácter más fijo y constituyen un sólido núcleo, organizado en tiempos de paz, en torno al cual se agrupan los demás voluntarios en caso de guerra. Los destacamentos de esta especie rara vez eran numerosos; las más importantes expediciones de los indios, aun a grandes distancias, realizábanse con fuerzas insignificantes. Cuando se juntaban varios de estos destacamentos para acometer una gran empresa, cada uno de ellos obedecía a su propio jefe; la unidad del plan de campaña asegurábase, bien o mal, por medio de un consejo de estos jefes. Esta es la manera cómo hacían la guerra los alemanes del alto Rin en el siglo IV, según la vemos descrita por Amiano Marcelino.
Mostrar más

103 Lee mas

El ORIGEN DE LA FAMILIA, LA PROPIEDAD PRIVADA Y EL ESTADO

El ORIGEN DE LA FAMILIA, LA PROPIEDAD PRIVADA Y EL ESTADO

Dueños de la fuerza pública y del derecho de recaudar los impuestos, los funcionarios, como órganos de la sociedad, aparecen ahora situados por encima de ésta. El respeto que se tributaba libre y voluntariamente a los órganos de la constitución gentilicia ya no les basta, incluso si pudieran ganarlo; vehículos de un Poder que se ha hecho extraño a la sociedad, necesitan hacerse respetar por medio de las leyes de excepción, merced a las cuales gozan de una aureola y de una inviolabilidad particulares. El más despreciable polizonte del Estado civilizado tiene más «autoridad» que todos los órganos del poder de la sociedad gentilicia reunidos; pero el príncipe más poderoso, el más grande hombre público o guerrero de la civilización, puede envidiar al más modesto jefe gentil el respeto espontáneo y universal que se le profesaba. El uno se movía dentro de la sociedad; el otro se ve forzado a pretender representar algo que está fuera y por encima de ella. Como el Estado nació de la necesidad de refrenar los antagonismos de clase, y como, al mismo tiempo, nació en medio del conflicto de esas clases, es, por regla general, el Estado de la clase más poderosa, de la clase económicamente dominante, que, con ayuda de él, se convierte también en la clase políticamente dominante, adquiriendo con ello nuevos medios para la represión y la explotación de la clase oprimida. Así, el Estado antiguo era, ante todo, el Estado de los esclavistas para tener sometidos a los esclavos; el Estado feudal era el órgano de que se valía la nobleza para tener sujetos a los campesinos siervos, y el moderno Estado representativo es el instrumento de que se sirve el capital para explotar el trabajo asalariado. Sin embargo, por excepción, hay períodos en que las clases en lucha están tan equilibradas, que el poder del Estado, como mediador aparente, adquiere cierta independencia momentánea respecto a una y otra. En este caso se halla la monarquía absoluta de los siglos XVII y XVIII, que mantenía a nivel la balanza entre la nobleza y la burguesía; y en este caso estuvieron el bonapartismo del Primer Imperio francés [5], y sobre todo el del Segundo, valiéndose de los proletarios contra la clase media, y de ésta contra aquéllos. La más reciente producción de esta especie, donde opresores y oprimidos aparecen igualmente ridículos, es el nuevo imperio alemán de la nación bismarckiana: aquí se contrapesa a capitalistas y trabajadores unos con otros, y se les extrae el jugo sin distinción en provecho de los junkers prusianos de provincias, venidos a menos.
Mostrar más

109 Lee mas

Los delitos hidrocarburíferos y la propiedad privada

Los delitos hidrocarburíferos y la propiedad privada

Respecto a la propiedad en México, el autor mexicano, Roberto López Díaz, señala que la propiedad se encuentra en peligro siendo la misma Constitución la que lo amenaza, por cuan la Carta Magna mexicana tiene una peculiaridad, pues en ninguno de sus artículos y de forma expresa se refiere a la propiedad como un derecho inalienable, sin embargo en términos nada ambiguos declara, entre otros asuntos bien importantes que : “La nación tendrá en todo tiempo el derecho de imponer a la propiedad privada las modalidades que dicte el interés público, así como el de regular, en beneficio social, el aprovechamiento de los elementos naturales susceptibles de apropiación, con objeto de hacer una distribución equitativa de la riqueza pública, cuidar de su conservación, lograr el desarrollo equilibrado del país y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población rural y urbana.”
Mostrar más

53 Lee mas

Legitimidad de la intervención del Ministerio Público en los hechos punibles de “invasión de inmueble ajeno”

Legitimidad de la intervención del Ministerio Público en los hechos punibles de “invasión de inmueble ajeno”

La regla general de que la propiedad privada es inviolable resulta indiscutible. Ciertamente, en un Estado de derecho como el Paraguay, no hay derechos absolutos, sino que existen ciertos límites y, en el caso concreto, la CN proporciona dos criterios limitativos: de orden económico y social. Además, determina que nadie puede ser privado de su propiedad –como regla– resal- ta la forma y excepción en que puede darse que es en virtud de una sentencia judicial o la expropiación fundados en: la utilidad pública o el interés social). Para muestra evidente de que los derechos son garantizados y protegi- dos, pero no por ello absolutos, se tiene por ejemplo, la regulación de la libertad, que es reconocida como un derecho fundamental en la Constitución Nacional.
Mostrar más

40 Lee mas

EL SOCIALISMO COMO EJERCICIO DE LA LIBERTAD

EL SOCIALISMO COMO EJERCICIO DE LA LIBERTAD

antiguo orden social y jurídico y uno nuevo. “Entre dos derechos opuestos, es la fuerza la que decide”, 223 escribió en El capital . Desde este punto de vista, la dictadura del proletariado sería la forma proletaria del estado de excepción. Finalmente, solemos escuchar que Marx podría haber sido (o ha sido) un buen economista, o un buen filósofo, pero sin embargo un político mediocre. Considero que esto es falso. Por el contrario, Marx fue un pensador de la política, pero no como se la enseña en las denominadas “ciencias” políticas, no como una tecnología institucional (por otra parte, en el siglo XIX, no había prácticamente regímenes parlamentarios en Europa – aparte de Gran Bretaña – ni partidos políticos del tipo moderno que nosotros conocemos). Marx piensa a la política como acontecimiento (las guerras y las revoluciones) y como invención de formas. Es lo que yo llamo “una política del oprimido”: la política de aquellos que son excluidos de la esfera estatal a la que el pensamiento burgués reduce la política profesional. Si bien esta otra concepción de la política sigue siendo muy importante hoy en día, no menos lo son los puntos ciegos de Marx, que pueden conducir a un cortocircuito entre el momento de excepción (la “dictadura del proletariado”) y la perspectiva de una rápida desaparición del estado (y del derecho). Me parece que este cortocircuito está presente en Lenin (particularmente en El estado y la revolución ), lo cual no es de gran ayuda para pensar los aspectos institucionales y jurídicos de la transición. Ahora bien, todas las experiencias del siglo XX nos obligan a pensar de fondo la diferencia entre partidos, movimientos sociales e instituciones estatales.
Mostrar más

180 Lee mas

La declaratoria de utilidad pública de un bien inmueble y sus efectos jurídicos

La declaratoria de utilidad pública de un bien inmueble y sus efectos jurídicos

establecer el modo de adquirir la propiedad, de usar, gozar y disponer de ella y las limitaciones y obligaciones que deriven de su función social. Esta comprende cuanto exijan los intereses generales de la Nación, la seguridad nacional, la utilidad y la salubridad públicas y la conservación del patrimonio ambiental. Nadie puede, en caso alguno, ser privado de su propiedad, del bien sobre que recae o de algunos de los atributos o facultades esenciales del dominio, sino en virtud de ley general o especial que autorice la expropiación por causa de utilidad pública o de interés nacional, calificada por el legislador. El expropiado podrá reclamar de la legalidad del acto expropiatorio ante los tribunales ordinarios y tendrá siempre derecho a indemnización por el daño patrimonial efectivamente causado, la que se fijará de común acuerdo o en sentencia dictada conforme a derecho por dichos tribunales.” (Constitución Política de la República de Chile, 2014)
Mostrar más

98 Lee mas

“La expropiación y su incidencia frente a las normas del debido proceso en el Municipio del cantón Riobamba  durante el periodo  enero 2015 – junio 2015”

“La expropiación y su incidencia frente a las normas del debido proceso en el Municipio del cantón Riobamba durante el periodo enero 2015 – junio 2015”

La garantía del debido proceso ha sido incorporada, en forma más o menos explícita, a la mayor parte de constituciones del siglo XX, no solo del resto del continente americano sino de todo el mundo, además fue incluida en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre aprobada por la Asamblea de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, en cuya cláusula 8 se establece que “toda persona tiene un recurso para ante los tribunales competentes que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales, reconocidos por la constitución o por la ley “ este principio se complementa con la cláusula 10, en la que se preceptúa que” toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones.
Mostrar más

130 Lee mas

CRÍTICA DE LA FILOSOFÍA DEL ESTADO DE HEGEL

CRÍTICA DE LA FILOSOFÍA DEL ESTADO DE HEGEL

Por una parte el nacimiento no le da al hombre sino la existencia individual y comienza asentándole nada más que como individuo natural. Por la otra las concreciones estatales, como Poder Legislativo, etc., son productos sociales, partos de la sociedad y no del individuo natural. Por eso, lo asombroso es precisamente la identidad inmediata, la coincidencia directa entre el nacimiento del individuo y el individuo como individuación de un puesto o función social precisos, etc.; es el milagro. En este sistema la naturaleza, la misma que hace ojos y narices, produce directamente reyes, produce directamente senadores, etc. Lo pasmoso es ver como producto directo de la especie física lo que sólo es producto de la especie consciente. Hombre lo soy por nacimiento sin necesidad del consentimiento social; senador o rey |192| sólo lo llega a ser este nacimiento concreto por consentimiento general. Sólo el consentimiento convierte el nacimiento de este hombre en nacimiento de un rey; por consiguiente, es el consentimiento y no el nacimiento quien hace al rey. Si el nacimiento, a diferencia de las otras características, es quien le da directamente al hombre su posición, entonces es un cuerpo quien hace de él este preciso funcionario social. Su cuerpo es su derecho social. En este sistema la dignidad corpórea del hombre o dignidad del cuerpo humano (más explicitado: dignidad del elemento natural y físico del Estado) se presenta de forma que determinadas dignidades sociales, las más altas, corresponden a determinados cuerpos, predestinados por nacimiento. De ahí lo natural que es el orgullo que siente la nobleza por su sangre, sus antepasados, en resumen por la historia natural de su cuerpo. Naturalmente la heráldica es la ciencia que corresponde a esta perspectiva zoológica. El secreto de la nobleza es la zoología.
Mostrar más

159 Lee mas

Los actos de libre disposición del cuerpo humano

Los actos de libre disposición del cuerpo humano

Téngase presente que la facultad de disposición conferida es parcial, no total, pues se entiende que habría que dejar “algo” del cadáver para darle cris- tiana sepultura (piadosa costumbre, Canon 1176 § 3, Código de Derecho Canónico), el cual es un derecho propio de la persona: el jus sepulchri. Este consiste en el derecho a ser sepultado y el derecho a mantenerse sepultado (ambos derechos del ca- dáver tienen que efectivizarse por sus familiares como la obligación de sepultar). Para algunos, como autores brasileros, más que obligación se refieren a un derecho, como Farias Da Silva(18), quien utiliza la terminología “derecho a sepultar”. También Garbazo y Mendes De Almeida(19) uti- lizan una expresión semejante: direito de inumar e vir a ser inhumado. La Constitución peruana del 79 consagraba en su artículo 11 que: “La familia que no dispone de medios económicos suficien- tes, tiene derecho a que sus muertos sean sepulta- dos gratuitamente en cementerios públicos”. El consentimiento dado en vida por el fallecido, así como la pietas familiar para la disposición ca- davérica, no siempre son tomados en cuenta, pre- valeciendo el interés de la colectividad, lo que im- plica una limitación al derecho subjetivo personal o familiar pertinente. Téngase en cuenta que las intervenciones realizadas “clandestinamente” en cadáveres humanos no pueden justificarse sin más invocando el derecho a no saber de los muer- tos(20).
Mostrar más

15 Lee mas

Show all 10000 documents...