Desarrollo urbano - Historia - Bogotá (Colombia) - Siglo XX

Top PDF Desarrollo urbano - Historia - Bogotá (Colombia) - Siglo XX:

Historia monetaria de Colombia en el siglo XX: grandes tendencias y episodios relevantes.

Historia monetaria de Colombia en el siglo XX: grandes tendencias y episodios relevantes.

Ya desde 1972 se había dado un primer paso para impulsar el desarrollo del sistema financiero con la creación de las Corporaciones de Ahorro y Vivienda como parte del sistema de unidad de poder adquisitivo constante (UPAC) siguiendo la vía de la especialización institucional del crédito. Aunque el espíritu de esta medida no fue una reforma del sistema sino el fomento del sector de la construcción, el resultado fue un aumento del ahorro financiero. Esto ocurrió pues el límite impuesto a las tasas de interés había producido tasas reales de mercado negativas, pero el nuevo sistema, debido a la indexación al índice de precios al consumidor del UPAC, había elevado las tasas reales ofrecidas (Jaramillo, 1982). Aunque en la segunda mitad de la década del 70 el intento de liberación financiera fue frenado por la política para contener el crecimiento de las reservas internacionales provenientes de la bonanza cafetera, esta política tuvo resultados en el desarrollo del sistema financiero colombiano. Como es posible apreciar en el Gráfico II. 8, la creación de más instituciones especializadas repercutió favorablemente sobre de la profundización del sistema financiero por el auge en las cuentas de ahorro y demás instrumentos de captación de largo plazo. La oferta monetaria ampliada (M2, equivalente a los medios de pago más cuasidineros), que históricamente había seguido de cerca de los medios de pago como relación del PIB, pasó de representar cerca del 10% a comienzos de los años setenta a estar cercano al 25% a mediados de los ochenta.
Mostrar más

124 Lee mas

Colombia siglo XX : una historia a ritmo de ranchera

Colombia siglo XX : una historia a ritmo de ranchera

Manuel: Primero que todo en México, es algo estructurado, apoyado por el estado, gracias a su exportación musical. En Colombia hay un abismo muy grande porque la única asociación que ahora funciona es en Bogotá y es el MOACA la organización que yo presido y realmente el músico colombiano es absolutamente indisciplinado, eh no tiene esa formación intelectual que se requiere para ser un buen interprete. Se conforma con la mediocridad. Nosotros a través de las escuelas estamos intentando que esa mentalidad se cambie porque si nosotros continuamos en esa forma y así como vamos entonces simplemente un momento de diversión y no una profesión estamos condenados al fracaso. Hemos logrado limpiar en un 50% y quitar una cantidad de hábitos y costumbres. Pero hay un 50% que daña la imagen y ese 50 que día a día se sigue purificando. El músico debe tener conciencia de que para ser músico no solamente se necesita tocar un instrumento sino conocer toda su metodología, toda la técnica y comenzar a pensar que si sigue andando por el camino de la desorganización está condenado al fracaso. Si no nos organizamos y obligamos al estado a que responda por el arte y la cultura, estamos condenados a un entierro de tercera categoría.
Mostrar más

131 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX – ERIC HOBSBAWN

HISTORIA DEL SIGLO XX – ERIC HOBSBAWN

La influencia del vanguardismo en el cine comercial indica que la «modernidad» empezaba a dejar su impronta en la vida cotidiana. Lo hizo de manera indirecta, a través de creaciones que el público en general no consi- deraba como «arte» y que, por tanto, no se juzgaban conforme a criterios apriorísticos del valor estético, sobre todo a través de la publicidad, el dise- ño industrial, los impresos y gráficos comerciales y los objetos. Así, de entre los símbolos de la modernidad, la famosa silla de tubos de acero (1925-1929) ideada por Marcel Breuer tenía un importante contenido ideológico y estético (Giedion, 1948, pp. 488-495). Y, sin embargo, no tuvo en el mundo moderno el valor de un manifiesto, sino el de una modesta silla plegable universal- mente conocida. No cabe duda de que, a menos de veinte años del estallido de la primera guerra mundial, la vida urbana del mundo occidental estaba visiblemente marcada por la modernidad, incluso en países como Estados Unidos y el Reino Unido, que en los años veinte lo rechazaban de plano. Las formas aerodinámicas, que se impusieron en el diseño norteamericano a par- tir de los primeros años de la década de los treinta, aplicadas incluso a pro- ductos nada adecuados a ellas, evocaban al futurismo italiano. El estilo Art Déco (desarrollado a partir de la Exposición Internacional de Artes Decora- tivas, celebrada en París en 1925) moderó la angulosidad y la abstracción modernas. La revolución de las ediciones en rústica ocurrida en los años treinta (Penguin Books) se enriquecía con la tipografía vanguardista de Jan Tschichold (1902-1974). El asalto directo de la modernidad se había evitado todavía. Fue después de la segunda guerra mundial cuando el llamado «esti- lo internacional» de la arquitectura moderna transformó el entorno urbano, aunque sus propagandistas y representantes principales —Gropius, Le Cor- busier, Mies van der Rohe, Frank Lloyd Wright, etc.— llevaban ya mucho tiempo trabajando. Salvo algunas excepciones, la mayoría de los edificios públicos, incluidos los proyectos de viviendas sociales de los ayuntamientos de izquierda, de los que habría sido lógico esperar que simpatizaran con una nueva arquitectura que reflejaba una cierta conciencia social, apenas mues- tran la influencia de dicho estilo, excepto en su aversión por la decoración. La reconstrucción en masa de la «Viena roja» de la clase trabajadora, en los años veinte, la realizaron arquitectos que apenas son mencionados en las his- torias de la arquitectura. Por el contrario, la modernidad remodeló muy pron- to los pequeños objetos de la vida cotidiana.
Mostrar más

611 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

Como respuesta a la crisis ecológica que se avecina sólo podemos decir tres cosas con razonable certidumbre. La primera es que esta crisis debe ser planetaria más que local, aunque ganaríamos tiempo si la mayor fuente de contaminación global, el 4 % de la población mundial que vive en los Estados Unidos, tuviera que pagar un precio realista por la gasolina que consume. La segunda, que el objetivo de la política ecológica debe ser radical y realista a la vez. Las soluciones de mercado, como la de incluir los costes de las externalidades ambientales en el precio que los consumidores pagan por sus bienes y servicios, no son ninguna de las dos cosas. Como muestra el caso de los Estados Unidos, incluso el intento más modesto de aumentar el impuesto energético en ese país puede desencadenar dificultades políticas insuperables. La evolución de los precios del petróleo desde 1973 demuestra que, en una sociedad de libre mercado, el efecto de multiplicar de doce a quince veces en seis años el precio de la energía no hace que disminuya su consumo, sino que se consuma con mayor eficiencia, al tiempo que se impulsan enormes inversiones para hallar nuevas —y dudosas desde un punto de vista ambiental— fuentes de energía que sustituyan el irreemplazable combustible fósil. A su vez estas nuevas fuentes de energía volverán a hacer bajar los precios y fomentarán un consumo más derrochador. Por otra parte, propuestas como las de un mundo de crecimiento cero, por no mencionar fantasías como el retorno a la presunta simbiosis primitiva entre el hombre y la naturaleza, aunque sean radicales resultan totalmente impracticables. El crecimiento cero en la situación existente congelaría las actuales desigualdades entre los países del mundo, algo que resulta mucho más tolerable para el habitante medio de Suiza que para el de la India. No es por azar que el principal apoyo a las políticas ecológicas proceda de los países ricos y de las clases medias y acomodadas de todos los países (exceptuando a los hombres de negocios que esperan ganar dinero con actividades contaminantes). Los pobres, que se multiplican y están subempleados, quieren más «desarrollo», no menos.
Mostrar más

190 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

El desarrollo, dirigido o no por el estado, no resultaba de interés inmediato para la gran mayoría de los habitantes del tercer mundo que vivía del cultivo de sus propios alimentos, pues incluso en los países y colonias cuyas fuentes de ingresos principales eran uno o dos cultivos de exportación —café, plátanos o cacao—, éstos solían concentrarse en áreas muy determinadas. En el África subsahariana y en la mayor parte del sur y el sureste asiático, además de en China, la mayoría de la gente continuaba viviendo de la agricultura. Sólo en el hemisferio occidental y en las tierras áridas del mundo islámico occidental el campo se estaba volcando sobre las grandes ciudades, convirtiendo sociedades rurales en urbanas en un par de decenios. En regiones fértiles y con una densidad de población no excesiva, como buena parte del África negra, la mayoría de la gente se las habría arreglado bien si la hubieran dejado en paz. La mayoría de sus habitantes no necesitaba a sus estados, por lo general demasiado débiles como para hacer mucho daño, y si el estado les daba demasiados quebraderos de cabeza, siempre podían prescindir de él y refugiarse en la autosuficiencia de la vida rural. Pocos continentes iniciaron la era de la independencia con mayores ventajas, aunque muy pronto las desperdiciarían. La mayor parte de los campesinos asiáticos y musulmanes eran mucho más pobres —en ocasiones, como en la India, de una miseria absoluta e histórica—, o estaban mucho peor alimentados, y la presión demográfica sobre una cantidad limitada de tierra era más grave para ellos. No obstante, a muchos países africanos les pareció que la mejor solución a sus problemas no era mezclarse con quienes les decían que el desarrollo económico les proporcionaría riquezas y prosperidad sin cuento, sino mantenerlos a raya. La experiencia de muchos años, suya y de sus antepasados, les había demostrado que nada bueno venía de fuera. Generaciones de cálculos silenciosos les habían enseñado que era mejor minimizar los riesgos que maximizar los beneficios. Esto no los mantuvo al margen de la revolución económica global, que no sólo llegó hasta los más aislados en forma de sandalias de plástico, bidones de gasolina, camiones viejos y —claro está— de despachos gubernamentales llenos de papeles, sino que, además, esta revolución tendió a dividir a la población de esas zonas entre los que actuaban dentro o a través del mundo de la escritura y de los despachos, y los demás. En la mayor parte del tercer mundo rural, la distinción básica era entre «la costa» y «el interior», o entre ciudad y selva. 183
Mostrar más

171 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

Sin embargo, lo que da importancia al arte de masas de este período no es la aportación del vanguardismo, sino su hegemonía cultural creciente, aunque, como hemos visto, fuera de los Estados Unidos todavía no había escapado a la tutela de las clases cultas. El arte (o más bien el entretenimiento) que consiguió una situación de predominio fue el que se dirigía a la gran masa de la población, y no sólo al público creciente de las capas medias y medias bajas, de gustos más tradicionales. Estos gustos dominaban todavía en el teatro del «bulevar» o del «West End» europeos y sus equivalentes, al menos hasta que Hitler dispersó a sus realizadores, pero su interés era limitado. La novedad más interesante en el panorama cultural de estas capas medias fue el extraordinario desarrollo de un género que ya antes de 1914 había dado señales de vida, sin que pudiera preverse su auge posterior: las novelas policíacas. Era un género principalmente británico —quizás como homenaje al Sherlock Holmes de A. Conan Doyle, que adquirió renombre internacional en el decenio de 1890— y, lo que es más sorprendente, en gran medida femenino o académico. La precursora fue Agatha Christie (18911976), cuyas obras siguen alcanzando grandes ventas. Las versiones internacionales de este género se inspiraban en buena medida en el modelo británico, esto es, se ocupaban casi exclusivamente de asesinatos tratados como un juego de salón que requería simplemente cierto ingenio, más que como los elaborados crucigramas con pistas enigmáticas que eran una especialidad aún más exclusivamente británica. El género hay que considerarlo como una original invocación a un orden social amenazado, pero todavía entero. El asesinato, principal y casi único delito capaz de hacer intervenir al detective, se produce en un entorno ordenado —una casa en el campo, o un medio profesional conocido— y conduce hasta una de esas manzanas podridas que confirman el buen estado en que se halla el resto del cesto. El orden se restablece gracias a la inteligencia que para solucionar el problema pone a contribución el detective (por lo general un hombre) que representa por sí mismo el niedio social. Por ello el investigador privado, a no ser que sea él mismo policía, pertenece a la clase media o alta. Es un género profundamente conservador y expresa un mundo aún confiado, a diferencia de las novelas de espionaje (género también predominantemente británico), caracterizadas por un cierto histerismo, y que tendrían mucho éxito en la segunda mitad del siglo. Frecuentemente, sus autores, hombres de escaso mérito literario, encontraron empleo en el servicio secreto de su país. 218
Mostrar más

210 Lee mas

Junta de habitación para obreros 1918-1927 caso barrio Primero de Mayo

Junta de habitación para obreros 1918-1927 caso barrio Primero de Mayo

Las fuentes secundarias utilizadas en esta investigación, se encuentran en la biblioteca de la Pontificia Universidad Javeriana, Universidad Nacional y artículos publicados en revistas de estas y otras Universidades de la Capital; entre los documentos revisados están: Mejía Pavony Germán Rodrigo (2000). Los años del cambio. Historia Urbana de Bogotá 1820-1910.Luis Enrique Rodríguez Baquero (2003). Empresas públicas de transporte en Bogotá siglo XX. Marcela Cuellar Sánchez, German Mejía Pavony (2006). Atlas histórico. Saldarriaga Roa Alberto. Ceballos Ramos Olga Lucia, (2008).Vivienda social en Colombia. Una mirada desde su legislación 1918-2005.Adolfo enrique Suárez Gómez (2009). La transformación de Bogotá, desde sus haciendas hasta sus barrios. La hacienda del chicó parte de la evolución. Álvarez Mónica. (2003).El inquilinato: una alternativa de vivienda en el barrio las Cruces. Colón Luis Carlos (2007). El saneamiento del Paseo Bolívar, vivienda obrera en Bogotá. Serna Dimas Adrián. Gómez Navas Diana 2012). El
Mostrar más

137 Lee mas

El currículo de Ciencias Naturales en Colombia, Segunda Mitad del Siglo XX: Transformaciones, Permanencias y Rupturas

El currículo de Ciencias Naturales en Colombia, Segunda Mitad del Siglo XX: Transformaciones, Permanencias y Rupturas

Diversos son los problemas que giran en torno al desarrollo curricular de las ciencias naturales en Colombia, desde las distintas maneras de concebirlo hasta las diferentes formas en que este se ha configurado internamente atendiendo a los cambios políticos, económicos y sociales presentados. En el caso concreto de esta investigación, se indagó sobre una historia particular: la del currículo en ciencias naturales a lo largo de la segunda mitad del siglo XX, se identificaron sus permanencias, transformaciones y rupturas, y por medio de ellas, se descubrieron sus causas y escenarios históricos de posibilidad. Efectivamente, no es poco lo que se apostó con este trabajo, pues involucró una herramienta metodológica de gran alcance como la arqueología, que como lo señala Sánchez Amaya (2009) implica “la función enunciativa y la formación discursiva, cuyos elementos centrales son el enunciado y el archivo, nodos constituyentes de la positividad de un discurso” (pp. 1680- 1681), en otras palabras, se descubrieron las relaciones existentes entre sujeto, discurso, poder e institución en el marco del desarrollo del currículo de ciencias naturales, sin embargo, tales relaciones no se encuentran explicitas, sino que se pierden en lo más recóndito del saber, allí donde la historia universal no vio nada que indagar.
Mostrar más

63 Lee mas

Para una historia de la familia española en el siglo XX

Para una historia de la familia española en el siglo XX

La transformación del campo y el éxodo rural producen un flujo migratorio a la ciudad entre 1940 a 1964; un éxodo que no solo se debe a la atracción del mundo urbano, sino al empobrecimiento de muchos campesinos. Con la urbanización y la industrialización que promueve el desarrollismo del Estado comenzará una lenta incorporación de la mujer al trabajo en la industria. La misma necesidad de mano de obra, hará que el régimen elabore una legislación que incorpora a las mujeres al mundo del trabajo, aunque subordinadas al varón y sin romper por ello el modelo de esposa - madre. El punto de partida fue la Ley sobre derechos políticos, profesionales y laborales de la mujer, de 22 de julio de 1961 74 . La
Mostrar más

58 Lee mas

Clubes de fútbol y desarrollo urbano en el siglo XX de Buenos Aires. – Revista El Topo - Sociología Cultural y Urbana ISSN: 0719-3335

Clubes de fútbol y desarrollo urbano en el siglo XX de Buenos Aires. – Revista El Topo - Sociología Cultural y Urbana ISSN: 0719-3335

Los clubes, con más fuerza desde la década del 10, se fueron apropiando en- tonces del espacio urbano, tanto material como simbólicamente y al hacerlo encontraron un modo de legitimarse en el espacio metropolitano en tanto se conviertieron en los “representantes” y portadores privilegiados de la identidad del barrio (Frydenberg, 2011). Cada barrio de Buenos Aires, desde ese momen- to fundante a la actualidad, tuvo en el club de fútbol, su apodo y sus colores, uno de los elementos constitutivos de identificación de propios y ajenos. La identidad nominal entre el barrio de la Boca y el Club Atlético Boca Juniors fue la excepción, pero en el plano de las representaciones funcionó igual, por lo tanto es posible afirmar desde entonces hasta hoy que La Paternal es sinónimo del Club Atlético Argentinos Juniors, Saavedra del Club Atlético Platense, Nuñez del Club Atlético River Plate o por caso Mataderos del Club Nueva Chicago.
Mostrar más

26 Lee mas

Historia social situada en el espacio público de Bogotá desde su fundación hasta el Siglo XX

Historia social situada en el espacio público de Bogotá desde su fundación hasta el Siglo XX

americano... Es Diego Fallon, el inimitable cantor de la luna vaga y misteriosa, de quien más adelante hablaré. Va a dar una lección de inglés; hay que comer y el tiempo es oro. ¿Quién tiene la palabra, o más bien dicho, quién continúa con la palabra en el seno de aquel grupo? Es José María Samper, que está le- yendo un volumen, lo que no impide que escriba otro apenas entre a su casa. Allí viene un cuerpo enjuto, una cara que no deja ver sino un bigote rubio, una perilla y un par de anteojos... Es un hombre que ha hecho soñar a todas las mujeres americanas con unas cuantas cuartetas vibrantes como la queja de Safo... es Rafael Pombo. Y Camacho Roldán y Zapata, Miguel A. Caro y Silva, Carrasquilla y Marroquín, Salgar y Trujillo, Esguerra y Escobar... todo cuanto la ciudad encierra de ilustraciones en la política, las letras y las armas. Más allá, un grupo de jóvenes, la créme de la créme, según la expresión vienesa que han adoptado. ¿Hay programa para esta noche? Y los mil comentarios de la vida social, los últimos ecos de lo que se ha dicho o hecho durante el día en la calle Florián o en la calle Real; cómo están los papeles, si es cierto que se vende tal hato en la sabana, que Fulano ha vuelto de Fusagasugá, donde estaba tempe- rando, que Zutano se va mañana a pasar un mes en Tocaima y por qué será que a Pedro lo han partido con la hoja suelta que le han echado; se la atribuyen a Diego; mañana hay rifa en tal parte; ¡qué buena la última caricatura de Alberto Urdaneta ¿Cuándo acabará de escribir X vidas de próceres? Se está organizan- do un paseo al Salto, de ambos sexos. ¿Quién lo da? ¿Saben la descrestada de Fulano?... Una bolsa, un círculo literario, un aerópago, una coterie, un salón de solterones, una coulisse de teatro, un forum, toda la actividad de Bogotá en un centenar de metros cuadrados: tal es el Altozano. ¡Si los muros silenciosos de esas iglesias pudieran hablar, qué bien contarían la historia de Colombia, desde las luchas de precedencia y etiqueta de los oidores y obispos de la colo- nia, desde las crónicas del Carnero bogotano, hasta las últimas conspiraciones y levantamientos! Más de una vez también la sangre ha manchado esas losas, más de una vez han sido teatro de luchas salvajes. El bogotano tiene apego a su Altozano, por la atmósfera intelectual que allí se respira, porque allí encuentra mil oídos capaces de saborear una ocurrencia espiritual y de darle curso a los cuatro vientos”.
Mostrar más

222 Lee mas

Peter Matthews.  Breve historia de la lingüística estructural

Peter Matthews. Breve historia de la lingüística estructural

Breve historia de la lingüística estructural es un recorrido histórico y comparativo acerca del desarrollo, a lo largo del siglo XX, de una de las corrientes más importantes de la historia de la lingüística moderna: el estructuralismo. Si la Breve historia de la lingüística de R. H. Robins intenta reconstruir el desarrollo de la lingüística como disciplina desde la Grecia clásica hasta el siglo XX, Peter Matthews, siguiendo la línea de análisis propuesta por Robins –a cuyo recuerdo el libro está dedicado–, postula un análisis histórico concentrado estrictamente en la lingüística estructural y en la influencia que esta ha tenido en las diferentes escuelas que nacieron durante la segunda mitad del siglo XX. En particular, Matthews se ocupa de señalar los puntos de contacto que unen al estructuralismo con la gramática generativa de Noam Chomsky, aportando un punto de vista que permite observar no tanto una ruptura cuanto una relación de complementariedad entre estas dos corrientes dominantes durante el pasado siglo.
Mostrar más

5 Lee mas

Centro de artes Edificio TEC

Centro de artes Edificio TEC

La irrupción en Bogotá de la carrera Décima, a mediados del siglo XX, fue, además de un paliativo para la movilidad del centro de la ciudad, un hecho simbólico de la historia de la Capital: representó el ingreso de Bogotá a la modernidad, con la adopción de patrones arquitectónicos de vanguardia –que rompían con la hegemónica mezcla de los estilos colonial y republicano– y la existencia de una élite comercial y profesional que, escapando del nebuloso panorama político que vivía el país, promovió proyectos de desarrollo para la urbe como la avenida en cuestión.
Mostrar más

34 Lee mas

Las juventudes en la historia Colombiana del siglo XIX y XX

Las juventudes en la historia Colombiana del siglo XIX y XX

A finales de la década de los 80, la violencia tocó fondo. Tres candidatos presidenciales fueron asesinados, el Cartel de Medellín puso en jaque al Estado con atentados terroristas, secuestros y asesinatos selectivos. Por su parte las guerrillas arreciaban en los campos mientras se consolidaban las fuerzas paramilitares de autodefensas para enfrentarlas, ocasionando una debacle aún más grande. Cientos de jóvenes y niños fueron reclutados por los bandos en contienda. Miles murieron en los combates, en los atentados y en las refriegas donde también algunos estudiantes cayeron víctimas de la guerra. Paradójicamente, al mismo tiempo se levantaron voces juveniles contra la situación, desde escenarios radicales como los del mundo del underground en Medellín y Bogotá. Metaleros y Punkeros reaccionaron con canciones y letras de denuncia y crítica a la violencia de todo tipo, mientras que en los sectores menos radicales se impulsó desde la radio la expansión del “rock en tu idioma”, el “rock en español”, inspirado por las agrupaciones principalmente del sur del continente como Chile y Argentina. El “Concierto de Conciertos” realizado en septiembre de 1988, se convirtió en un hito generacional. En medio de un ambiente enrarecido, en 1990, se inició el proceso de apertura económica que permitió la llegada de una avalancha de productos, bienes y servicios nunca antes vistos. Se consolidó el proceso de privatización de algunas empresas del Estado y se impulsó el consumo. Mientras tanto un grupo de estudiantes de universidades públicas y privadas, se movilizó para proponer una reforma constitucional, en las elecciones parlamentarias de ese año. El movimiento adquirió tal fuerza que se denominó Movimiento de la Séptima Papeleta. La iniciativa fue votada mayoritariamente y se citó a una Asamblea Nacional Constituyente que concluyó con el cambio de la constitución de 1886 y proclamó una nueva, donde se estableció el reconocimiento multicultural y el libre desarrollo de la personalidad, otorgando a los niños y los jóvenes, amplios derechos, que debían ser organizados jurídicamente. El diseño de una política para la infancia y la juventud fue sancionada años más tarde.
Mostrar más

18 Lee mas

Colombia   Historia de la Violencia del Siglo XX

Colombia Historia de la Violencia del Siglo XX

Nada más llegar al poder, Uribe Velez se coloca bajo el paraguas económico y militar de los Estados Unidos. Se abren aún más las compuertas del Estado y la nación al gran capital-dinero de las gigantescas corporaciones multinacionales. Con la cartilla del "Consenso de Washington" bajo el brazo, y los abyectos compromisos adquiridos con el Fondo Monetario Internacional, pretende y promete finalmente " despegar" hacia el dichoso "desarrollo sostenible", palabreja que por querer decir mucho, o alcanzar el cielo, nada define, salvo la perennidad sostenible y sostenida de los privilegios al capital nacional e internacional . Y a la "inseguridad" de los movimientos y la protesta sociales y la guerra insurgente, propone la "seguridad democrática", la guerra al "terrorismo", la "guerra global,"con el apoyo logístico, financiero y militar de los Estados Unidos. Más Plan Colombia. Mayor intervención norteamericana. Guerra al pueblo.
Mostrar más

14 Lee mas

Análisis de la situación actual de la logística en la industria floricultora en Colombia

Análisis de la situación actual de la logística en la industria floricultora en Colombia

Este trabajo se realizó en base a un estudio de caso sobre la Industria Floricultora de Colombia, para analizar la situación actual del país en cuanto a logística se refiere y en base a esta información poder definir y proponer algunas estrategias logísticas aplicables a la industria en mención, con el fin de proponer lineamientos que de forma hipotética puede mejorar el estatus competitivo de la industria y abrir nuevos mercados a nivel mundial.

38 Lee mas

El hueco de la Candelaria y la espiral sonora por Bogotá

El hueco de la Candelaria y la espiral sonora por Bogotá

Bogotá es una gran megalópolis por la que se cruzan vectores infinitos. No podemos concebir esta ciudad como un modelo colonial, republicano, moderno y contemporáneo que se rige estrictamente por los lineamientos del pensamiento Eurocéntrico. Es una parte, es la mínima. Dentro del movimiento urbano, los habitantes, los sujetos y objetos cambian de posición semántica con el cambio de los semáforos. La historia representa su carácter variable y dinámico con el paso de los años y de las épocas, con el efecto natural de la transformación generacional y es válida como verdad hasta que las reflexiones entre olvido y dolor se manifiestan en los imaginarios urbanos a través de la moda, los medios y el arte (Benjamin, 2005, p. 395). Bogotá es una ciudad suramericana, sobre un territorio que huele a maíz, agua y sobre todo a trabajo colectivo. Los individuos difícilmente se alejan de la interacción comunitaria, siempre está presente la figura de la madre, la abuela, el primo, el amigo o el vecino. El compañero de barrio o de colegio, el que siempre acompaña, aquí y allá. Bogotá es un gran puerto en la montaña desde hace no sé cuantos miles de años, al que todos llegan a compartir vivencias e historias, a intercambiar saberes, donde se cuentan todos los “chismes” y los secretos, donde se sabe todo y nada. Así mismo es su arte, colectivo. Va más allá del museo, fluye entre los transeúntes como las ventas ambulantes y a pesar del elitismo del contexto artístico, sin quererlo, se teje entre la calle, los cafés, las discotecas, los prostíbulos, los parques, las paredes, las esquinas y en los pequeños centros nocturnos que reúnen a los incomprendidos que buscan liberarse de la mirada juzgadora del Sagrado Corazón.
Mostrar más

199 Lee mas

Historiografía colombiana : realidades y perspectivas

Historiografía colombiana : realidades y perspectivas

En los aspectos sociales la obra que se perfila como más significativa es la de Mauricio Archila, sobre historia de la clase obrera: es extraordinariamente cuidadosa, sensible a los matices, y se apoya en fuentes muy novedosas, con amplio uso de los testimonios orales. También en esta área la historia colonial ha quedado en segundo plano: una buena búsqueda documental permitió a Mario Aguilera Peña romper la rutina con relación a la historia de los comuneros y situar socialmente a los principales capitanes de la revuelta; el libro, infortunadamente, tiene una escritura muy descuidada. Ann Twinam es la autora de un libro bien documentado y cuidadoso acerca de las élites empresariales antioqueñas a finales del siglo XVIII (10). Sobre la independencia hay cuatro estudios importantes, felizmente publicados en forma conjunta: uno de José Escorcia sobre la formación de las clases sociales en esa época, otro de Zamira Díaz sobre fuerza de trabajo en el Cauca, otro de Germán Colmenares sobre las formas de poblamiento y uno sobre clientelismo y guerrilla en el Patía de Francisco Zuluaga (11). Con respecto al siglo XIX, algunas de las contribuciones más interesantes fueron las de Marco Palacios, en su artículo sobre la fragmentación regional de las clases dirigentes y las de Zamira Díaz y José Escorcia, en sus libros sobre la región del Valle del Cauca. Y una extranjera, Catherine Legrand, colonizó un territorio realmente virgen con su estudio de baldíos y conflictos sociales entre 1870 y 1930, tema que de alguna manera recibe continuidad con el libro de Darío Fajardo sobre haciendas, campesinos y políticas agrarias en este siglo. La historia de los grupos indígenas -la etnohistoria- vio dos o tres publicaciones notables, como los estudios de los indios del Caquetá y las caucheras de Roberto Pineda Camacho y los artículos sobre los Paez de Joanne Rappaport (12). El estudio de la familia, el niño y la mujer apenas comienza, y es suficiente reseñar los artículos de Magdala Velázquez, acerca de los derechos femeninos y Patricia Londoño, sobre la mujer santafereña del siglo pasado. Muestra del creciente interés por la vida material son los libros sobre historia de la alimentación y la comida de Víctor Manuel Patiño y Aída Martínez (13).
Mostrar más

129 Lee mas

Vincent, John, Introducción a la Historia para gente inteligente, Madrid, Actas, 2013  223 pp  ISBN 978 84 9739 135 1  20€ (Edición original: Londres, Gerald Duckworth & Co , 1995, 2005)

Vincent, John, Introducción a la Historia para gente inteligente, Madrid, Actas, 2013 223 pp ISBN 978 84 9739 135 1 20€ (Edición original: Londres, Gerald Duckworth & Co , 1995, 2005)

El cuarto capítulo es una encendida e inteligente defensa de la general- mente denostada «historia de reyes y batallas». Aunque Vincent comienza po- niendo algunos ejemplos de lo contrario, repasa después la historia del siglo XX para mostrar el peso del poder en la sociedad, aunque, citando al sociólogo ale- mán afincado en Inglaterra Ralf Dahrendorf, afirme «que no existe una manera objetiva de decidir qué es lo primario, si el conflicto (…) o el consenso» (pp. 96- 97). Con todo, el autor acaba concluyendo que «la ‘historia desde abajo’ es tan errónea como la ‘alta política’ que, por razones similares, también es errónea e insuficiente» (p. 104) y que, si bien entre los logros de la «alta política» está el análisis de los lazos entre las relaciones personales de los líderes y la estructura y las creencias de la sociedad en general y de clase en particular, las clases, las estructuras y los sistemas de valores no son quienes toman las decisiones, que siempre recaen en las personas singulares.
Mostrar más

6 Lee mas

El seguro privado en España: MAPFRE (1933-2018)

El seguro privado en España: MAPFRE (1933-2018)

En lo que respecta al siglo XXI, la distribución de los últimos 16 años de las primas de Vida devengadas según los datos aportados por MAPRE y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) es bastante irregular en este periodo, aunque los datos presentados por ambos son similares hay ciertas diferencias, pero con la misma evolución. La caída en el periodo 2002-2003 puede vincularse a los problemas económicos del período provocados por un incremento en la inflación, la caída de la renta per cápita y un leve pero importante aumento en el nivel de desempleo. Desde entonces, hasta más o menos el año 2012, el crecimiento de las primas de Vida fue creciente y constante, hasta el año en el que comienzan a entrar en vigor las medidas restrictivas del gobierno de Mariano Rajoy para tratar de solventar la crisis financiera que llevaba arrastrando España desde hacía años, el rescate nacional a la banca privada, junto con la huelga general del 29M. La mejora ha comenzado en los últimos dos años, pero no se trata de un crecimiento constante, ya que las expectativas no son buenas.
Mostrar más

57 Lee mas

Show all 10000 documents...