dolor torácico

Top PDF dolor torácico:

Dolor torácico perfil clínico y frecuencia en urgencias adultos

Dolor torácico perfil clínico y frecuencia en urgencias adultos

El dolor torácico se define como cualquier molestia o sensación anómala presente en la región del tórax situada por encima del diafragma, el dolor torácico puede tener su origen en los diversos tejidos de la pared torácica y en las estructuras intratoracicas y constituye alrededor de 5% de las urgencias hospitalarias. En México existen muy pocos datos estadísticos, en una muestra realizada en el Hospital Medica Sur las consultas por dolor torácico en el segundo semestre del 2001, representan el 9.6% del total de consultas en pacientes mayores de 30 años, y según las estadísticas de la secretaria de salud publicadas en 2008 las enfermedades cardiacas representan la segunda causa de mortalidad en nuestra población solo por debajo de la diabetes mellitus, si se analizan los datos en función de la edad la cardiopatía isquémica representa la cuarta causa de muerte en adultos entra 45 y 54 años, la tasa de prevalencia en este grupo de edad es de 47.4:100,000 habitantes, sin embargo existe un aumento importante en esta cifras al analizar a los adultos mayores de 65 años, con una prevalencia de 741.8 casos por 100,000 habitantes. Aunque el dolor torácico constituye una de las manifestaciones principales de cardiopatía, es muy importante recordar que puede originarse fuera del corazón, sin embargo, solo se diagnostica infarto o angina inestable en poco mas de 30% de los pacientes que ingresan con sospecha de algunos de estos diagnósticos; como es comprensible, frecuentemente se opta por mantener una conducta conservadora de observación y /o espera diagnostica, con lo que los servicios de urgencias se saturan y pierden su carácter critico y de movilización rápida con el indudable aumento de los costos de hospitalización. En el diagnostico del síndrome de dolor precordial, el juicio clínico, historia minuciosa y cuidadosa exploración física juegan un papel esencial, sin embargo el dolor precordial puede presentar características atípicas, estar ausente, o bien con manifestaciones equivalentes que no excluyen del diagnostico de cardiopatía isquémica igualmente el dolor torácico en presencia de un EKG convencional normal en reposo, no diagnostico o con mínimos cambios no descarta la posibilidad de enfermedad coronaria. Es por eso que importa establecer si el origen del dolor torácico es cardiaco o no, una adecuada estratificación de riesgo debido a que la identificación temprana y correcta de un síndrome isquémico coronario agudo permite instituir las medidas terapéuticas necesarias para reducir la morbimortalidad.
Mostrar más

29 Lee mas

Características operativas de la perfusión miocárdica de reposo en la evaluación del dolor torácico en urgencias

Características operativas de la perfusión miocárdica de reposo en la evaluación del dolor torácico en urgencias

El uso de la perfusión miocárdica parece ser un método diagnóstico adecuado para la evaluación del dolor torácico en urgencias debido a su capacidad para detectar defectos de perfusión que identifican la necesidad de hospitalizar al paciente, para completar su estudio. El hallazgo de un examen negativo y si la prueba cuenta con un valor predictivo negativo alto, facilitaría la decisión de ordenar un egreso temprano con la determinación de completar la valoración del paciente en forma ambulatoria.

5 Lee mas

Biomarcadores en el paciente con dolor torácico: pasado, presente y futuro

Biomarcadores en el paciente con dolor torácico: pasado, presente y futuro

En los últimos años gracias a la introducción de biomarcadores se ha avanzado mucho en el manejo de pacientes con dolor torácico. Desde los años 90 las troponinas cardia- cas se han instaurado como una herramienta esencial en el diagnóstico precoz del in- farto de miocardio. Recientemente, la aparición de troponinas de alta sensibilidad han implicado un importante adelanto en el diagnóstico de estos pacientes. Este artículo re- visa brevemente el uso de troponinas de alta sensibilidad y sus diferencias con las tro- poninas convencionales en los servicios de urgencias, así como las limitaciones que su uso conlleva. Además resume los diferentes biomarcadores que han salido a la luz en los últimos años, como es el caso de la copeptina y su posible papel en los sevicios de urgencias. Por último repasamos las mejoras que se esperan en el futuro en el campo de los biomarcadores y el síndrome coronario agudo. [Emergencias 2014;26:221-226]
Mostrar más

6 Lee mas

Incorporación de la Troponina T en la evaluación extrahospitalaria del dolor torácico

Incorporación de la Troponina T en la evaluación extrahospitalaria del dolor torácico

ser una limitación en sí misma, ya que una parte importante de la muestra del estudio fue atendida en un período de tiem- po que hace difícil la presencia del marcador en sangre. Aho- ra bien, la existencia de determinaciones positivas en períodos de evolución clínica cortos, inferiores a 180 minutos, y deter- minaciones negativas en períodos largos, superiores a 300 mi- nutos, puede implicar algún tipo de sesgo de información, bien del paciente, por una confusa percepción de los sínto- mas, bien del médico en la recogida de la historia clínica. Creemos que este dato refuerza la necesidad de una determi- nación inicial en el primer escalón sanitario que evalúa al pa- ciente con dolor torácico.
Mostrar más

8 Lee mas

Dolor torácico genérico (no filiado) : proceso asistencial integrado. 2ª ed

Dolor torácico genérico (no filiado) : proceso asistencial integrado. 2ª ed

6.1. Tras la evaluación del paciente, el Médico del DCCU-AP decidirá entre: traslado al Hospital de pacientes cuyo DT es potencialmente grave, o bien alta domiciliaria en los casos sin gravedad potencial. Si la evaluación inicial no ha sido concluyente (y todavía no se ha podido filiar el DT), en fun- ción del estado clínico del paciente, se valorará la conve- niencia de mantener al paciente en el DCCU-AP para su observación y realización de test seriados (ECG y analítica), o bien de derivarlo a un SCCU-H. En cualquier caso, se informará al paciente y a la familia sobre el proceso y sobre la decisión tomada (recomendada) y se aportará un infor- me clínico pormenorizado de la asistencia prestada. Este informe debe recoger toda la información que se conside- re relevante y, en concreto, debe incluir la cronología del dolor torácico, la evolución clínica del paciente y el trata- miento dispensado. Siempre debe acompañar al paciente para facilitar la continuidad asistencial.
Mostrar más

100 Lee mas

Unidad de Dolor Torácico (HUBU): elaboración de un programa para el análisis de la calidad

Unidad de Dolor Torácico (HUBU): elaboración de un programa para el análisis de la calidad

Esta importancia se debe a que está en juego la vida de las personas, y más aún cuando se trata de un Servicio de Urgencias o una Unidad de Dolor Torácico, como es nuestro caso. Anualmente, son muchas las personas que acuden a alguno de estos servicios por dolor torácico no traumático, y debido al riesgo que supone no diagnosticar y tratar a tiempo esta patología, es trascendental la existencia de unos protocolos estandarizados, conocidos por todo el personal sanitario, una adecuada organización interna del equipo interdisciplinar, así como una buena relación equipo-paciente.
Mostrar más

48 Lee mas

Dolor torácico agudo no traumático

Dolor torácico agudo no traumático

PLEUROPULMONAR. En este caso es necesario ha- cer una Radiografía de Tórax que dará el diagnóstico en el neumotórax (a veces es necesaria radiografía en espira- ción para ponerlo de manifiesto) y neumonía. Un ensan- chamiento mediastínico sugiere disección aórtica; una si- lueta cardíaca aumentada con borde izquierdo rectificado va a favor de pericarditis con derrame pericárdico; la exis- tencia de neumomediastino hace pensar en una mediasti- nitis aguda; la aparición de signos radiológicos de infarto pulmonar apoyan este diagnóstico y obligan a realizar TABLA 2. Perfiles clínicos del dolor torácico
Mostrar más

6 Lee mas

Aproximación diagnóstica al dolor torácico en urgencias: ¿existen diferencias entre mujeres y hombres?

Aproximación diagnóstica al dolor torácico en urgencias: ¿existen diferencias entre mujeres y hombres?

tes son clasificados, tras la valoración inicial en ur- gencias y en base a los hallazgos de un primer ECG, en cuatro protocolos diferentes: protocolo 1 (P1; SCA con elevación del ST o SCAEST), proto- colo 2 (P2, SCA sin elevación del ST o SCASEST), protocolo 3 (P3, dolor torácico probablemente coronario con ECG normal o no diagnóstico) y protocolo 4 (P4, dolor torácico no coronario). Los pacientes de P1 y P2 son siempre valorados por el cardiólogo de guardia, quien decide la estrategia terapéutica del mismo y, en términos generales, indica el ingreso del paciente. Los pacientes de P3 son manejados inicialmente por el urgenciólogo quien, en caso de que presenten una curva de troponinas negativa, solicita una prueba de esfuer- zo. Los pacientes de P4 son manejados por com- pleto por los urgenciólogos en función de su diag- nóstico.
Mostrar más

6 Lee mas

Dolor torácico sin electrocardiograma diagnóstico: ¿qué es preferible la evaluación anatómica o la evaluación funcional?

Dolor torácico sin electrocardiograma diagnóstico: ¿qué es preferible la evaluación anatómica o la evaluación funcional?

En resumen, una estrategia de eva- luación de pacientes con dolor torácico de posible origen coronario con ECG no diagnóstico y troponina de alta sensibilidad normal, basada en ATCC ha demostrado ser rápida y presentar un elevado rendimiento diagnóstico. Además, recientes estudios sugieren que el manejo de estos pacientes se- gún la información obtenida en la ATCC podría aportar un beneficio en su pronóstico. En presencia de lesiones coronarias limítrofes las pruebas funcio- nales de detección de isquemia pue- den aportar una valiosa información a la hora de decidir el manejo óptimo de estos pacientes. En este sentido, la in- corporación del estudio de perfusión en la misma ATCC podría representar un interesante avance en el diagnósti- co de estos pacientes.
Mostrar más

5 Lee mas

Mioglobina: utilidad como marcador precoz del IAM en el dolor torácico

Mioglobina: utilidad como marcador precoz del IAM en el dolor torácico

En aquellos cuyo intervalo dolor-asistencia fue infe­ rior a dos horas se procedió a la determinación seria­ da a las 2, 4, 6 Y 12 horas del comienzo del dolor, Definimos como patrón enzimático de IAM la eleva­ ción de la fracción CK-MB por encima del 6% de CK total, en presencia de CK total mayor del doble del va­ lor normal,

6 Lee mas

Valoración de un enfermo con dolor torácico por enfermería, en el Servicio de Urgencias

Valoración de un enfermo con dolor torácico por enfermería, en el Servicio de Urgencias

- LACERANTE: Dolor con sensación de desga­ rro. Localizado generalmente en parte inferior del tórax, con irradiación hacia espalda y abdomen. Es de comienzo brusco, alcanzando su máxima intensidad rápidamente, pudiendo llegar a provo­ car shock por él mismo. Este tipo de dolor suele ser indicativo de patologías de grandes vasos, como por ejemplo el aneurisma disecante de aorta.

5 Lee mas

Dolor torácico de origen esofágico

Dolor torácico de origen esofágico

receptores estimulados por variaciones en la ten- sión de su pared (3); adicionalmente factores endógenos (encefalinas) y exógenos (tensión emocional, ansiedad) pueden alterar la percep- ción del dolor visceral. El dolor torácico pseudoanginoso (DTPA) es un problema impor- tante por la ansiedad que causa al paciente, el pronóstico del compromiso coronario y los costos que exige su estudio (4). Se considera que 25 a 30% de las arteriografías coronarias en pacientes con sospecha de angina y enfermedad coronaria son normales (5, 6) y que un número importante de estos pacientes continúa recibiendo atención médica, incluso de urgencia, con aumento inusitado de los costos (7). Un factor, muchas veces desco- nocido por el médico, es la eficacia de ciertos medicamentos antianginosos como nitritos e inhibidores del calcio sobre la patología espástica del esófago, mejorando los síntomas (8, 9). Las manifestaciones clínicas de origen esofágico no está siempre en relación con la severidad de un reflujo gastroesofágico (RGE), con la presencia de esofagitis asociada o con trastornos simultáneos de la motilidad esofágica (10-12). Sin embargo, en promedio se observa una patología de este órgano en la mitad de casos estudiados con DTPA (13), con una alta prevalencia de trastornos fun- cionales esofágicos, la cual varía de 40 a 88%; los mejores resultados se obtienen cuando se realiza una exploración completa (14-16).
Mostrar más

8 Lee mas

Dolor torácico (Diagnóstico diferencial)

Dolor torácico (Diagnóstico diferencial)

Prácticamente en todos los Hospitales y en casi todos los libros se dedica un protocolo o un capítulo ala ordenación y categorización del dolor torácico producido por causas tan diversas como la ansiedad, el pneumotórax espontáneo o la car­ diopatía isquémica.

7 Lee mas

El Dolor Torácico en un Servicio de Urgencias Hospitalario

El Dolor Torácico en un Servicio de Urgencias Hospitalario

Cuando se habla de dolor torácico rápidamente se piensa en cardiopatía isquémica, embolismo pulmonar, etc., este hecho crea una sensación de miedo o intranquilidad en la población, sin em­ bargo 'el dolor torácico' es un cuadro clínico en ocasiones muy v8g0 1-2 que puede reflejar o bien patología crítica o ser simplemente un problema banal3 o incluso en ocasiones alteraciones de tipo ansioso o depresivo 4.

6 Lee mas

Sensibilidad y especificidad del ecocardiograma transtorácico para el diagnóstico de enfermedad coronaria

Sensibilidad y especificidad del ecocardiograma transtorácico para el diagnóstico de enfermedad coronaria

 Realizar estudios de costo efectividad del ecocardiograma frente a diferentes pruebas diagnósticas, en el contexto del paciente con dolor torácico en el servicio de urgencias y que tomen en cuenta las características demográficas de los pacientes

46 Lee mas

El mtodo clnico aplicado al diagnstico del dolor torcico agudo

El mtodo clnico aplicado al diagnstico del dolor torcico agudo

-Perfil neuromuscular: puede originarse en las estructuras de la pared torácica como: costillas, cartílagos costales, músculos y nervios. En ocasiones, puede ser secundario a la discopatía cervicotorácica. El dolor puede ser de tipo punzante, de localización precordial y de carácter constante o intermitente. Se reproduce con la palpación y puede modificarse con la posición y los movimientos respiratorios. Los síndromes condrocostales o condroesternales son una causa común del mismo. A la costocondritis o síndrome de Tietze, pueden asociarse: el enrojecimiento en la zona dolorosa, así como la inflamación y aumento local de la temperatura. Las artropatías de la columna cervical y dorsal, y las bursitis pueden presentar un dolor torácico de características radiculares de larga duración. Ante la presencia de un dolor con características urentes, vale la pena explorar el trayecto de los diferentes dermatomas, por si se trata de una fase previa a la erupción del herpes zóster.
Mostrar más

22 Lee mas

Reumatología (XXV Congreso Colombiano de Medicina Interna)

Reumatología (XXV Congreso Colombiano de Medicina Interna)

Caso clínico. Varón de 21 años, 8 días de ojo rojo bilateral, lesiones difusas en piel, posterior disuria, edema en rodilla izquierda y limitación funcional. Al examen físico, febril, taquicárdico, con inyección conjuntival, sinovitis y eritema de rodilla izquierda, con secreción uretral blanquecina y rash generalizado. Paraclinicos con leucocitosis de 14.910 y neutrofilia, pcr elevada (280.58). El líquido sinovial sin bacterias y fluido no purulento. El frotis uretral evidencio Clamydia trachomatis. Con diagnóstico de síndrome de Reiter por Clamydia, recibió manejo con antiinflamatorios no esteroideos (aines) y antibióticos (ceftriaxona-doxiciclina). La artritis se extendió a metarsofalangi- cas del pie derecho, requirió uso de opioides por la severidad del dolor. Se dejo manejo extendido con rifampicina y doxiciclina hasta por 3 meses, además de prednisona y sulfasalazina, sin posteriores hospitalizaciones y mejoría gradual de los síntomas. Discusión. Presentamos el caso típico de un síndrome de Reiter, patología frecuente en adultos jóvenes y generada principalmente por chlamydia y bacterias entéricas. En nuestro caso por enfermedad de transmisión sexual (ETS). Presento uretritis, uveítis y lesiones en piel como compromiso extraarticular. Requirió uso de esteroides ante la escasa respuesta a aines y antibioticoterapia extendida por riesgo de cronicidad de los síntomas.
Mostrar más

36 Lee mas

Proceso del cuidado de Enfermería Aplicado a Paciente con Infarto Agudo de Miocardio, Hospital Honorio Delgado, Arequipa, 2018

Proceso del cuidado de Enfermería Aplicado a Paciente con Infarto Agudo de Miocardio, Hospital Honorio Delgado, Arequipa, 2018

“Cuando es típico, el dolor se describe como un puño enorme que retuerce el corazón. Corresponde a una angina de pecho pero prolongada en el tiempo, y no responde a la administración de los medicamentos con los que antes se aliviaba (por ejemplo, la nitroglicerina sublingual) ni cede tampoco con el reposo. El dolor a veces se percibe de forma distinta, o no sigue ningún patrón fijo, sobre todo en las personas ancianas y en las personas con diabetes.” (11)

106 Lee mas

Show all 3127 documents...