DRENAJE PERITONEAL

Top PDF DRENAJE PERITONEAL:

Papel del drenaje peritoneal en la enterocolitis del prematuro crtico

Papel del drenaje peritoneal en la enterocolitis del prematuro crtico

la neonatología se han conseguido mantener con vida pa- cientes cuya edad gestacional y peso son menores, en los cua- les la incidencia de enterocolitis es más elevada, y cuya evo- lución clínica es más agresiva. En estos pacientes en muchas ocasiones la situación clínica es muy inestable, y la realiza- ción de un tratamiento quirúrgico agresivo produce una de- sestabilización clínica muy difícil de revertir. En 1997, Ein et al. propusieron la realización de un drenaje peritoneal ba- jo anestesia local en estos recién nacidos con enterocolitis perforada, cuya situación clínica es muy crítica (2) . Desde

5 Lee mas

Papel del drenaje peritoneal en la enterocolitis necrotizante de prematuros crticos de bajo peso

Papel del drenaje peritoneal en la enterocolitis necrotizante de prematuros crticos de bajo peso

Material y métodos. Revisamos a 30 prematuros de bajo peso extremo (< 1.000 g) con ECN tratados quirúrgicamente. Evaluamos la situación hemodinámica, respiratoria y metabólica de los pacientes, así como la afectación multiorgánica y la necesidad de inotrópicos. Se analizaron los datos previos a la intervención quirúrgica a las 6 y 12 horas. Dividimos la muestra en dos grupos: aquellos a los que se realizó drenaje peritoneal (DP) o laparotomía de entrada (LAP).

5 Lee mas

Evaluacin del drenaje peritoneal en la enterocolitis necrosante mediante metodologa bayesiana

Evaluacin del drenaje peritoneal en la enterocolitis necrosante mediante metodologa bayesiana

Resultados: 25 pacientes fueron diagnosticados de enterocolitis y tratados inicialmente mediante drenaje peritoneal. La distribución según estadios de Bell fue: 13 (52%) Ia, 6 (24%) IIa, 5 (20%) IIb, y 1 (4%) IIIa. La media de la edad gestacional fue de 31,8 (±4,2) semanas, y la del peso 1.564 (±810) g. Los pacientes con estadio I presentaron diferencias estadísticamente significativas en cuanto al patrón radio- lógico (más inespecífico), peso al nacimiento (menor peso) y tipo de ventilación (mayor necesidad de soporte ventilatorio), que los pacien- tes con estadios II-III. En los 12 casos restantes el drenaje fue efectivo en 5 casos (41,7%) y fracasó en 7 (58,3%). El análisis multivariante (regresión logística) no halló relación entre el resultado y las variables analizadas. El análisis bayesiano de los datos utilizando estudios pre- vios muestra que la probabilidad de que la proporción de éxitos supere el 50% es del 99%.

5 Lee mas

Uso del drenaje peritoneal en niños posoperados de apendicitis aguda complicada para la prevención de complicaciones posquirúrgicas   Hospital Alberto Sabogal 2017 – 2018

Uso del drenaje peritoneal en niños posoperados de apendicitis aguda complicada para la prevención de complicaciones posquirúrgicas Hospital Alberto Sabogal 2017 – 2018

La presión que ejercen estos sistemas de drenajes favorece el colapso de cavidades post quirúrgicas (espacios muertos) y la coaptación de tejidos vecinos a la vez que facilitan el drenaje de cavidades anatómicas. De esta manera se dificulta el acumulo de colecciones (suero, sangre, etc.) y la posibilidad de sobreinfección. El riesgo de infección exógena es mínimo dado que se trata de sistemas de succión activos y cerrados. Se debe tener la precaución de no ubicarlos en continuidad a una anastomosis digestiva dado que la presión ejercida podría favorecer el escape o fuga anastomótica. Sin embargo, si se localiza en su proximidad sin contactar con esa anastomosis, puede evidencia la presencia de una fuga por dehiscencia anastomótica (control de la anastomosis).

40 Lee mas

Comparacio de la evolucion clinica de los pacientes en los que se usa drenaje peritoneal versus los pacientes en los que no se usa drenaje en las apendicitis complicadas en el hospital DR. Enrique Garces en el año 2012.

Comparacio de la evolucion clinica de los pacientes en los que se usa drenaje peritoneal versus los pacientes en los que no se usa drenaje en las apendicitis complicadas en el hospital DR. Enrique Garces en el año 2012.

El tamaño de la muestra se calculó en base al número de pacientes ingresados con diagnostico de apendicitis complicada en el Hospital Enrique Garcés en el año 2011, que fue un total de 360 pacientes (dato que se obtuvo mediante la revisión de historias clínicas), y mediante el estudio “Peritoneal Drains in Perforated Appendicitis without Peritonitis: A Prospective Randomized Controlled Study” P. G .Jani,2011”, el cual demostró un 15 %de complicaciones postquirúrgicas en los pacientes con dren peritoneal en relación al 5 % en quienes no se les coloco dren. Con estos resultados, concluyó que existe un incremento en la tasa de las complicaciones, prolongación en el uso de antibióticos y en la estadía hospitalaria en el grupo de pacientes que se coloco drenaje. 2

84 Lee mas

Drenaje peritoneal como tratamiento de la ascitis maligna, una revisión de la literatura

Drenaje peritoneal como tratamiento de la ascitis maligna, una revisión de la literatura

En una revisión realizada por Castaño titulado, Terapia intraperitoneal paliativa en ascitis maligna refractaria donde se concluye que la ascitis maligna continúa siendo un problema clínico difícil de afrontar, donde las terapias convencionales proporcionan alivio sintomático temporal, enfocando su atención en el drenaje del líquido ascítico. Este tipo de técnicas han evolucionando a través del tiempo, desde punciones guiadas por puntos anatómicos, métodos quirúrgicos abiertos y laparoscópicos, así como la colocación de los catéteres por vía ultrasonográfica, haciendo de esta una excelente alternativa para los pacientes en escenario paliativo teniendo en cuenta que es un manejo local que disminuye los efectos adversos sistémicos, reportando mínimas complicaciones 2 , apoyado

15 Lee mas

Dilisis peritoneal y embarazo

Dilisis peritoneal y embarazo

La prescripción de la diálisis peritoneal continua am- bulatoria se debe individualizar. Se recomienda utilizar so- luciones con baja concentración de glucosa (1.5 o 2.5 %), aumentar la frecuencia de la diálisis y administrar un reduci- do volumen de perfusión en cada recambio (500 a 1000 ml), cuidando que la instilación sea lenta ya que la distensión y el aumento súbito de la presión intraabdominal sobre el útero gestante pueden desencadenar actividad contráctil (figura 4), la cual se debe tratar oportunamente con al- gún agente tocolítico o con la suspensión de la diálisis. El tratamiento tocolítico incluye fármacos orales, rectales, parenterales o intraperitoneales. La administración de una dosis de 500 mg de sulfato de magnesio (rango de 80 a 800 mg) por cada 2000 ml de líquido perfundido suprime las contracciones uterinas de forma efectiva en la mayoría de los casos. Con estas dosis, el nivel de magnesio en la sangre materna se conserva en 5 a 5.5 mg/dl. 10 La pre-

7 Lee mas

Coledocotomía sin drenaje

Coledocotomía sin drenaje

preciso entre las odditis agudas, las colédoco-odditis esclero-retráctiles, las distonías y las hipertonías del Oddi, puras o ya asociadas a escle­ rosis, etc. En ausencia d.e este método de exploración habíamos efectuado un diagnóstico a)roximado, en base a los demás datos obt¡midos en ei acto operátorio. Es decir que en estos dos hechos, no hay desacuerdo, sin que concordamos enteramente con el Dr. Prat. Por otra parte nuestra comunicación no está destinada a estudiar específicamente la patología del esfínter de Oddi y de la ampolla de Vater, sino el probl.ema de la colé"docotomía sin drenaje. En cuanto a la terapéutica de las estenosis funcionales u orgánicas del colédoco terminal, .e. Dr. Prat se inclina a no confiar en la dilatación del esfínter de Oddi. Realizaría el drenaje trans-papilar, en los casos de-.ipertonías, por temor a la reproducción del espasmo. A .este respecto, señalamos que generalmente la hipertonía del Oddi es consecutiva a una causa mórbida (colecistitis, litiasis vesi­ cular, colédoco-litiasis, etc.) y que suprimida esta espina irritativa y realizada la dilatación, difícilmente ella se reproduce. En apoyo de .esto estaría la buena .evolución de nuestros casos y especialmente los resul­ tados del estudio funcional post-operatorio del esfínter de Oddi, realizado en seis de nuestros casos por el Dr. Julio Varela López. • El Dr. Prat, en los . casos de estenosis orgánica del colédoco terminal, se inclina por la realización de la papilotomía por vía interna, transcoledociÍna. Este pro­ cedimiento puede quizás ser útil, pero tiene el inconveniente de ser ciego y de dejar una herida cruenta y sin recubrimiento· mucoso, en la que no podemos predecir la forma en que se efectuará la cicatrización; por otra parte, un tubo trans-esfinteriano, es un cuerpo extraño que favorece el espasmo y la esclerosis, por irritación. Otro método a cielo abierto que puede ser útil en muchos casos, es la colédoco-duodenostomia por la técnica de Finisterer. En cuanto i las consideraciones- sobre el tipo · de tubo de Kehr, que debe usarse, manifestamos que desde hace muchos años empleamos habitualmente tubos con ramas transversales, sumamente pequeñas, tanto en longitud como en circunferencia, solamente lo sufi­ cientemente amplias para evitar la salida del tubo.

45 Lee mas

El paciente en diálisis peritoneal

El paciente en diálisis peritoneal

Los catéteres de DP se introducen quirúrgicamente en la cavidad peritoneal. Actualmente se dispone de varios tipos de catéteres (rectos, espirales, semicurvos, curvos, formas mixtas, entre otros de características especiales) y el tiempo que debe transcurrir desde la implantación hasta su uso por primera vez puede variar enorme- mente, la mayoría de los nefrólogos dejan entre 7 y 10 días antes de usarlo, generalmente se exteriorizan en el momento que se implanta; otros prefieren dejarlo en un túnel subcutáneo durante varios meses antes de ser ex- teriorizados. Esta opción permite una mejor introduc- ción del catéter en un medio estéril, además de la exteriorización en el momento de la práctica. Los dife- rentes tipos de catéteres en la figura 1.

7 Lee mas

Tuberculosis intestinal y peritoneal

Tuberculosis intestinal y peritoneal

Caso Clínico: paciente de 34 años, masculino, sin antecedentes de enfermedad respiratoria. Aquejaba dolor abdominal recurrente desde días antes a su ingreso, acompañado de vómitos frecuentes y fétidos, con distensión abdominal marcada. Al examen físico se constató un paciente delgado, pálido, desnutrido, con pésimo estado higiénico. Abdomen distendido, hipertimpánico y doloroso difusamente. Signos vitales normales, excepto la temperatura, que se mantuvo entre 37 y 37,5°C. tensión arterial: 90/60, frecuencia cardiaca: 100/min. El resto del examen fue negativo. En los exámenes indispensables que fue posible realizar en el medio donde se encontraba, se constató anemia de 10 gr/l de hemoglobina y eritrosedimentación acelerada. Radiografía de tórax sin alteraciones. Se diagnosticó una oclusión intestinal por una tuberculosis enteral y peritoneal fue operado y tratado con drogas anti tuberculosas, siendo dado de alta mejorado.

7 Lee mas

Reentrenamientos en Diálisis Peritoneal

Reentrenamientos en Diálisis Peritoneal

15 Los contenidos de la formación de las unidades deben estar basados en las directrices publicadas por la ISPD: visión general de la DP, la técnica aséptica, lavado de manos y uso de la mascarilla, los pasos del procedimiento de intercambio, medidas de emergencia tras una contaminación, cura y cuidado del orificio de salida, complicaciones (peritonitis, equilibrio de líquidos, problemas de drenaje, estreñimiento, infecciones del orificio de salida, fibrina, fugas, dolor, administración de medicación vía intraperitoneal), resolución de problemas, mantenimiento de los registros, solicitud de suministros, visitas clínicas o domiciliarias y protocolos en cuanto a vacaciones, trabajo, aficiones y ejercicio físico.(Bernardini, Price, & Figueiredo, 2006)

39 Lee mas

Fc gamma RIIb and BAFF Differentially Regulate Peritoneal B1 Cell Survival

Fc gamma RIIb and BAFF Differentially Regulate Peritoneal B1 Cell Survival

triggered by this receptor, we determined the percentage of peri- toneal B1 cell death after FcgRIIb engagement. Fig. 4D shows that stimuli, such as CpG, that induced FcgRIIb upregulation in peri- toneal B1 cells concomitantly increased the susceptibility of these cells to FcgRIIb-induced apoptosis. CpG-activated peritoneal B1 and splenic B2 cells, however, did not differ significantly with respect to susceptibility to FcgRIIb-induced apoptosis (Fig. 4D and data not shown) despite the fact that CpG-activated peritoneal B1 cells expressed significantly higher levels of FcgRIIb (Fig. 4A– C). Consistent with both lower FcgRIIb expression levels and others signals that promote cell survival, anti-CD40 and IL-4– stimulated peritoneal B1 cells were resistant to FcgRIIb-induced apoptosis (Fig. 4D). Interestingly, peritoneal B1 cells cultured with CpG plus BAFF were strongly protected from FcgRIIb-mediated apoptosis (Fig. 4E). BAFF did not protect LPS-activated splenic B2 cells from Fas-mediated apoptosis (data not shown), demos- trating that the effect of BAFF was circumscribed to FcgRIIb- mediated apoptosis and not to every death receptor. Moreover, as we previously reported (52), BAFF increased Fas expression and promoted Fas-mediated apoptosis in LPS-activated splenic B2 cells (data not shown).

10 Lee mas

Metstasis peritoneal de meduloblastoma a travs de un catter de derivacin ventrculo peritoneal en paciente adulto

Metstasis peritoneal de meduloblastoma a travs de un catter de derivacin ventrculo peritoneal en paciente adulto

Background: Medulloblastoma is a highly aggressive tu- mor of the posterior fossa. It is more common in children and has a very low incidence in adults. This tumor may cause endocranial hypertension, which requires placement of a ventriculoperitoneal shunt after surgical resection. It is possible, however, that neoplastic cells found in the cere- bral spinal fluid can migrate through the shunt and implant themselves into the peritoneal cavity, producing multiple metastases that create great difficulty in treatment and offer a poor prognosis. This event is extraordinarily rare, which explains the few published cases and the lack of guidelines for treatment.

6 Lee mas

Drenaje pericárdico en emergencia extrahospitalaria

Drenaje pericárdico en emergencia extrahospitalaria

E l incremento de los traumatismos cardíacos en la actualidad hace necesario un diagnóstico precoz y un conocimiento de los meca- nismos fisiopatológicos que causan la mu e rt e. La localización de la lesión cardíaca más frecuente es la del ventrículo derecho seguido por el izquierdo. La supervivencia de estos pacientes está en relación con la intensidad y localización de la lesión. Las técnicas de drenaje pe- r i c á rdico realizadas en la actualidad son: la pericardiocentesis paraxifo i- dea o subxifoidea, de amplia aplicación sobre todo en la medicina ex t r a- hospitalaria, la ventana pericárdica subxifoidea, y la toracotomía de e m e rgencia, muy desarrollada en hospitales anglosajones desde los años 60 y recientemente incorporada a la emergencia ex t r a h o s p i t a l a r i a . La supervivencia de los traumatismos cardíacos se relaciona con el me- canismo lesional (arma de fuego v s arma blanca), localización lesional (lesiones torácicas exanguinantes v s c a rdíacas) y presencia de signos vitales. Se resalta la importancia del drenaje precoz del taponamiento c a rd í a c o .

6 Lee mas

Diseño del sistema de drenaje en carreteras para la durabilidad de los pavimentos, aplicación carretera Canta - Huayllay

Diseño del sistema de drenaje en carreteras para la durabilidad de los pavimentos, aplicación carretera Canta - Huayllay

En algunos sectores de topografía llana donde no ha sido posible la proyección de una estructura tipo cuneta, debido a los rellenos de las explanaciones, se plantea zanjas de drenaje revestida de concreto tipo1 en uno o en ambos lados de la plataforma para el control de la erosión del pie del talud. Las zanjas drenant�s de sección trapezoidal interceptan el agua superficial antes de llegar a la carretera y las conducen lateralmente por gravedad hasta la alcantarilla, empalme con cuneta o terreno natural según sea el caso.

223 Lee mas

¿Hemoperitoneo en diálisis peritoneal, un signo de alarma?

¿Hemoperitoneo en diálisis peritoneal, un signo de alarma?

El caso que se presentoì anteriormente corresponde a un paciente con 18 anÞos en diaìlisis peritoneal, con hemoperitoneo persistente y severo. Por el com- promiso hemodinaìmico, el descenso significativo de la hemoglobina y los antecedentes del paciente, se debiìa considerar la ruptura de un quiste renal como posible causa del hemoperitoneo; sin embar- go, este era de origen vascular debido a sangrado de la ar- teria freìnica inferior. Lo relevante del caso clí- nico corresponde a los hallazgos de calcificaciones extensas en mesenterio y peritoneo, que sumado al largo tiempo en diálisis peritoneal, el hemoperitoneo y el hiperparatiroidismo, podría corresponder a un cuadro de peritonitis calcificante.

6 Lee mas

Beneficios clínicos de las soluciones biocompatibles de diálisis peritoneal

Beneficios clínicos de las soluciones biocompatibles de diálisis peritoneal

diálisis peritoneal, define la biocompatibilidad de una manera fisiopatológica: “una solución o mate- rial es biocompatible cuando al ponerse en contac- to con la sangre o tejidos apenas causa alteracio- nes locales o sistémicas, sin generar una respuesta adversa del huésped” . Por tanto, las soluciones biocompatibles de DP, además de cumplir su fun- ción dialítica, deben provocar menos trastornos en la cavidad peritoneal que las soluciones dialíticas convencionales, y así mismo tampoco debe causar alteraciones en el propio organismo del enfermo, o al menos clínicamente poco significativas. Los factores que más influyen en la biocompatiblidad de las soluciones de DP son: por una parte, el con- tinente de las bolsas, es decir, los materiales plásti- cos. Y por otra, el contenido: el agua, electrolitos, pH, tampones y agentes osmóticos. Las soluciones biocompatibles se desarrollaron con el fin de dis- minuir los efectos adversos de las soluciones con- vencionales 2-4 .

13 Lee mas

TítuloImplicación del desequilibrio redox en los cambios estructurales de la membrana peritoneal durante la diálisis peritoneal

TítuloImplicación del desequilibrio redox en los cambios estructurales de la membrana peritoneal durante la diálisis peritoneal

Comparando ambas técnicas, podemos destacar que la diálisis peritoneal presenta numerosas ventajas siendo más simple, permitiendo una mayor calidad de vida, menores costes y más independencia del paciente (López-Cabrera, 2014; Ponce et al., 2017). Este tipo de diálisis permite que el tratamiento sea suministrado en la propia casa del paciente, un par de veces al día, acudiendo al médico sólo en revisiones periódicas. Otra de las ventajas destacables es que este tipo de diálisis se puede administrar tanto a niños, como a pacientes con fallos cardíacos o cirrosis (Ponce et al., 2017), siendo esto inviable mediante hemodiálisis.

41 Lee mas

Coccidioidomicosis peritoneal

Coccidioidomicosis peritoneal

El presente caso muestra a un enfermo sin factores de riesgo ni datos clínicos de inmunosupresión con cocci- dioidomicosis peritoneal asintomática cuya presencia se estableció en el transoperatorio de una colecistectomía laparoscópica mediante el hallazgo de las lesiones mi- cóticas. Contribuimos con uno de los raros casos de esta forma de presentación en pacientes inmunocompetentes en la literatura mundial y, hasta donde sabemos, el pri- mero informado en México.

5 Lee mas

Mesotelioma Peritoneal Maligno

Mesotelioma Peritoneal Maligno

El mesotelioma peritoneal es una patología rara que se presenta con síntomas inespecíficos, por lo que su diagnóstico es dificultoso. Reportamos el caso de un hombre de 58 años con diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial y tabaquismo; sin antecedente de exposición a asbestos. El paciente refirió que un mes antes del ingreso inició una enfermedad insidiosa y progresiva, caracterizada por aumento progresivo del volumen abdominal y sensación de llenura; tres semanas después se agregaron dificultad respiratoria y anorexia. El paciente estaba en regular estado general; no presentaba: estigmas hepáticos, edema o adenomegalias. El examen de tórax y cardiovascular fue normal. El abdomen distendido por ascitis, no doloroso, hígado y bazo no evaluables. Exámenes auxiliares: Hb 11,9 gr, Leucocitos 6840, Ab 1%, Linfocitos 10%, Plaquetas 620,000, TP 12“, TTP 34“, glucosa 158, urea 41, creatinina 1,2, proteínas totales: 6,1, albúmina 2,6. Perfil hepático, examen de orina y electrolitos normales. DHL 316, Colesterol 155 mg/ dl, Triglicéridos 210 mg/dl. Marcadores virales B y C negativos. Marcadores tumorales Ca 19.9, CEA, AFP y PSA negativos. Hemocultivo negativo, B2 microglobulina 2,2 mg/l (0.83-1.15). Los estudios del líquido ascítico fueron: ADA: 20,3 U/l, gradiente de albumina (GASLA) < 1.1; citoquímico: 2237 cel/mm3, PMN 6%, Linfocitos 90%, células mesoteliales 4% , proteinas 4,6, albúmina 2,34, glucosa 44 y DHL 1918; gram y cultivo negativos; BAAR y cultivo BK negativos; PAP: presencia de células mesoteliales con cambios de tipo reactivo; block cell: negativo para células tumorales. Ecografía abdominal: peritoneo engrosado y abundante ascitis. TEM tóraco-abdominal: ascitis, engrosamiento difuso del peritoneo y epiplón. Endoscopia alta: gastritis moderada. Colonoscopia: dos pólipos en sigmoides. Los hallazgos laparoscópicos fueron interpretados como carcinomatosis versus tuberculosis peritoneal; el informe de la biopsia peritoneal fue informado como sugestivo de carcinoma indiferenciado; la reevaluación con inmunohistoquimica (calretinina +, citoqueratina +, vimentina +) indicó mesotelioma peritoneal maligno, tipo epitelial. La evolución inicialmente fue estacionaria, la ascitis no respondió a los diuréticos, cursó afebril, con pobre tolerancia oral. Fue tranferido al Servicio de Oncología donde le iniciaron quimioterapia con Cisplatino (CDDP) y dado de alta. Reingresó por presentar intolerancia oral; se detectó sepsis de foco respiratorio, que no respondió al tratamiento antibiótico, falleció 20 días después. El mesotelioma peritoneal maligno es una entidad poco frecuente, con opciones terapéuticas limitadas y poco efectivas; generalmente es detectado tardíamente, lo que implica que el tratamiento sea solo paliativo.

6 Lee mas

Show all 1063 documents...