Economía colombiana - Siglo XIX

Top PDF Economía colombiana - Siglo XIX:

Centralización del capital bancario en la Economía Colombiana del siglo XIX : red de control y competencia perfecta 1870 1886

Centralización del capital bancario en la Economía Colombiana del siglo XIX : red de control y competencia perfecta 1870 1886

Colombia, que en comparación con otros países fueron mínimas (Arias de Greiff, 2011). Para el historiador norteamericano Fred Rippy (1977), las causas del lento ritmo de construcción de infraestructura vial en el país fueron: 1. La escasez de la población colombiana que no superaba los dos millones y cuarto en 1851 y un poco más de cinco millones en 1912. 2. Los colombianos en general era pobres como consecuencia de la guerra de independencia. 3. La turbulencia de los colombianos y su incapacidad para autogobernarse por la mezcla de existencia de varias culturas que dificultaba la homogenización y construcción de nación. 4. La organización administrativa que daba prelación a los gobiernos locales dificultando la erección de un proyecto de ferrocarriles de carácter nacional (esta empresa requería grandes inyección de capital que las regiones no estaban en capacidad de suministrar) 5. Los colombinos tenían poco interés en la ciencia y la tecnología, esto es, en disciplinas prácticas, y se inclinaban más hacia la teología, la filosofía y la política 13 . 6. La topografía y geografía general del territorio que hacía de la construcción de infraestructura una tarea difícil. Sobre el punto seis Safford (2010), asevera que el ferrocarril era una tecnología ineficiente en la topografía de Colombia: ―el país era disperso, y el ferrocarril por su inversión pesada, y su forma pesada y rígida, no podía servir muy bien al país. Y era rígida no solo en el sentido de correr sobre rieles fijo, sino también por exigir condiciones muy estrechas (grados no mayores a 3%)‖ (p.568).
Mostrar más

146 Lee mas

Conflictos de tierras, derechos de propiedad y el surgimiento de la economía exportadora en el siglo XIX en Colombia

Conflictos de tierras, derechos de propiedad y el surgimiento de la economía exportadora en el siglo XIX en Colombia

Este estudio desarrolla la relación entre la expansión de la oferta de tierras y el desarrollo exportador a finales del siglo XIX e intenta explicar la lánguida inserción de la economía colombiana a la economía mundial durante la ola de globalización que se inició a mediados del siglo XIX. Con base en la información sobre producción de cultivos exportables a nivel municipal de 1892, adjudicación de baldíos y conflictos de tierra durante el siglo XIX se encuentra que el mayor obstáculo que enfrentó el desarrollo exportador fue la debilidad de los derechos de propiedad de los colonos en las tierras de frontera, resultante del riesgo de expropiación o usurpación por parte de terratenientes locales. A partir de los resultados cuantitativos se calcula que en ausencia de conflicto de tierras la probabilidad de que un municipio hubiese tenido producción de productos exportables habría sido 50% más alta mientras la producción de productos exportables habría sido por lo menos el doble de la observada. Para corregir por la posible endogeneidad entre el desarrollo exportador local (municipal) y los conflictos de tierra locales se utiliza como instrumento de estos últimos la cercanía geográfica a la presencia de instituciones coloniales (Encomienda en 1560 y Esclavitud –poblaciones con más de 20 esclavos en 1800).
Mostrar más

65 Lee mas

LA CIUDAD COLOMBIANA EN EL SIGLO XIX

LA CIUDAD COLOMBIANA EN EL SIGLO XIX

The Hispanic American Historical Review, ha sido el medio a través del cual se han publicado trabajos sobre América Latina y solamente hasta 1918 se escribió un artículo sobre Co- lombia: “Bolívar and the United States” (Bolívar y los Estados Unidos) estaba aún muy álgido el tema del Canal de Panamá, esta historia narrada de los héroes olvida por completo el escenario: La Ciudad. Así, se siguen publicando artículos con diversos énfasis: El transporte (1943) Tomás Cipriano de Mosquera (1950). De forma esporádica aparecerán artículos: 1972, 1984,1985, con diversas temáticas como el trabajo de Anthony McFarlane sobre la Violencia en Colombia: Desórdenes Civiles y Populares. Otros historiadores Ingleses han estudiado a América Latina como John Lynch con sus trabajos sobre Bolívar y los Caudillos. Es la versión Eurocéntrica de nuestra cultura. Desde otra óptica más americana se destaca el trabajo de Adriana María Alzate sobre la ciudad, en el campo de la Arquitectura sobresalen Alberto Corradine, Silvia Arango con Historia de la Arquitectura en Colombia, Alberto Saldarriaga, Jorge Orlando Melo: Historia de Colombia entre otros. Germán Colmenares que estudia la Economía y Sociedad Coloniales. La conexión entre sociedad y ciudad tiene
Mostrar más

10 Lee mas

El papel de la Academia Colombiana de la Lengua en el proceso de civilización a finales del siglo XIX

El papel de la Academia Colombiana de la Lengua en el proceso de civilización a finales del siglo XIX

Al iniciarse la segunda mitad del siglo XIX, los políticos colombianos más reconocidos dirigían sus miradas hacia el mundo anglosajón o hacia el mundo francés, reconociendo y afirmando que en sus formas políticas, en su eficiencia técnica, en el valor al trabajo y sobre todo en la concepción cosmopolita de la cultura estaba la clave del éxito de las naciones modernas. Desde las guerras de independencia en las primeras décadas del siglo, Colombia había venido probando en las distintas dimensiones modelos que se acercaran al ideal de una nación en construcción, pero en lo posible alejada de los moldes españoles. Si se pensaba en el territorio, este debía ser libre, autónomo y soberano; si se pensaba en política, solo debía practicarse a partir de la clausura de las colonias; si el asunto era la economía, debía procurarse un diálogo más intenso con el exterior para ampliar la industria y el comercio; si se trataba de la configuración del nuevo hombre americano, entonces había que empezar por “cultivar el trabajo, entender las nociones del gasto, la organización y el cálculo, y entrar en la moral del hombre de negocios anglosajón” (Jaramillo, 1996: 47). Se podría decir que el entusiasmo por introducirse en la onda de la modernidad condujo a los políticos a aferrase al paradigma europeo en el que el progreso era la base para construir una nación, de tal manera que los esfuerzos se concentraron en unir físicamente las regiones de Colombia, promover la actividad del campo para reforzar el comercio interno e incrementar las exportaciones, y explicar cómo funcionaba la naturaleza a través de procesos, en respuesta a un marcado interés del saber científico (Jaramillo, 1996)
Mostrar más

140 Lee mas

La Masonería En La Sociedad Colombiana Del Siglo Xix

La Masonería En La Sociedad Colombiana Del Siglo Xix

Ahora bien, como masón Colombiano, observo con desespero como seguimos unos a otros cuestionando nuestros métodos, ritos, colores, obediencias, grados y demás actuaciones el interior de nuestros talleres y tenidas y luego transcurre el tiempo y entre abrazos nos despedimos hasta una nueva cita para departir y continuar el interminable y claro está, agradable diálogo. Sin embargo creo que el presente de un masón, va más allá de ofrecer un poco de su tiempo, de estar a plomo, de ocupar cargos, de conocer los grados básicos, sus símbolos, toques, palabras y demás. Ser masón en el presente, es y debe ser acción y no solo ideal, es ser inconforme y no ser apacible al actual estado de las cosas, es dedicarse a construir nuevamente catedrales físicas, ésta vez no para difusión de dogmas, sino para la difusión de la libertad, la igualdad y la fraternidad, a partir de la formación de líderes, ser masón, es escribir nuevamente la historia del mundo a partir de la práctica diaria de nuestras ideas. Ser masón en el presente es comprender y aceptar que los tiempos son distintos y que nuestros anhelos más sentidos han dejado de ser observados por el mundo, que bajo el lema de la globalización y economía de mercado han proscrito a la humanidad en un producto más desnaturalizado y así la esencia del ser.
Mostrar más

117 Lee mas

Un Caribe con indígenas. Raza, mestizaje, nación y ciudadanía en la Costa Caribe colombiana durante el siglo XIX

Un Caribe con indígenas. Raza, mestizaje, nación y ciudadanía en la Costa Caribe colombiana durante el siglo XIX

[9] Para algunos historiadores los indígenas desaparecieron en el siglo XIX al transformarse en comunidades de campesinos (Valencia, 2008: 40-48). Campesino es un concepto de naturaleza socioeconómica que establece la relación de los productores con la tierra, lo que en buena medida se debe a la aplicación de modelos de la economía clásica y del marxismo que colocan el acento en los grupos sociales surgidos a partir de relaciones de inclusión o exclusión con relación a la propiedad y de sus distribuciones en los procesos productivos. Además, esta categoría implica aceptar que los liberales avanzaron en su interés tanto de transformar las formas de propiedad como en la creación de un nuevo sujeto en el campo: el productor independiente o campesino, lo que está en contravía de las evidencias que hemos mostrado recientemente. Ese concepto desconoce las especificidades étnicas y culturales, como también la existencia de una normatividad jurídica que siguió concediendo un estatus especial a los indígenas bajo la República. Esos elementos diferenciadores se expresaban en formas de propiedad inmueble, racionalidad económica, instituciones administrativas, relaciones de alteridades que generaban unas demandas muy específicas y diferenciadoras con relación al resto de la población del campo. Y lo que también es importante, en muchos casos los labriegos se resistían a ser caracterizados bajo esa condición racial. En otro sentido, la pertinencia de la categoría indígena tenía su énfasis más en lo cultural que en lo socioeconómico.
Mostrar más

33 Lee mas

CRONOLOGÍA DEL SIGLO XIX

CRONOLOGÍA DEL SIGLO XIX

1830 Fernando VII, que había contraído su tercer matrimonio aquel año con María Cristina de las Dos Sicilias, pretendía con la Pragmática Sanción que el hijo que esperaba en aquel momento le sucediese en el trono, aunque fuera mujer, anulando las expectativas sucesorias de su hermano don Carlos, que mantenía la vigencia de la Ley Sálica, y dando origen al movimiento carlista, promovido por los partidarios de don Carlos, y a más de medio siglo de luchas civiles en España.

30 Lee mas

LAS DESAMORTIZACIONES DEL SIGLO XIX

LAS DESAMORTIZACIONES DEL SIGLO XIX

En el Antiguo Régimen gran parte de la tierra era de manos muertas, es decir, estaban fuera del mercado. Pertenecían a la Iglesia o a los municipios. Además de no tributar no podían ser vendidas. Al encontrarse fuera del mercado se obstaculizaba su capitalización y mejora. En el siglo XVIII los reformistas ilustrados, preocupados por maximizar los beneficios procedentes de la explotación de la tierra, trataron, tímidamente, de cambiar el sistema señorial de propiedad. Pero habrá que esperar al siglo XIX para que se produzcan verdaderos cambios en el sistema de propiedad y tenencia de la tierra. Para ello fue necesario desvincular los bienes de la nobleza y desamortizar los bienes eclesiásticos y municipales:
Mostrar más

8 Lee mas

La mujer en el siglo XIX

La mujer en el siglo XIX

la sociedad y se refieren en forma más extensa a las mujeres de su ambiente. Los rasgos externos más señalados entre otros son su cortesía nat.. sencilla, sbs maneras afec[r]

110 Lee mas

Perú, siglo XIX

Perú, siglo XIX

Logros .- Cancelación de la deuda externa por 51’ libras esterlinas , Perú recupera credibilidad. PERÚ COMITÉ DE TENEDORES DE BONOS[r]

24 Lee mas

I DEL SIGLO XIX AL SIGLO XX

I DEL SIGLO XIX AL SIGLO XX

El sentido metafísico. Este influjo demoledor lo han ejercido de consuno en la edad moderna el historicismo, el empirismo, el positivismo, el cientifismo materialista y el materialismo filosófico. El pensamiento moderno, del que emanaron estas filosofías, ha rendido sin duda gran provecho para la esfera externa de la vida. Pero se quedó muy corto en cuanto a sentido metafísico, enterrando precisamente lo que da a la vida su verdadero valor, a saber, la plenitud de desarrollo y de sentido que una superior totalidad confiere a la vida misma. Ha hecho falta el derrumbamiento de la fe en el progreso puramente material y técnico, subsiguiente a las dos guerras mundiales, para que pueda el hombre dirigir de nuevo su mirada a aquellas totalidades ideales, desde las cuales y sólo desde ellas, le es dado llevar una auténtica y pura vida humana. «Hemos llegado hoy a un recodo histórico largo tiempo preparado, intentado ya por el romanticismo y el idealismo. Para comprender de raíz nuestro siglo hay que asentar, como decisivo, el hecho de que todos aquellos ideales de cultura están agotados en su origen y en su productividad histórica. Sin querer con esto silenciar el progreso de la técnica y del saber externo, lo cierto es que se han quebrado en su eficacia sobre el hombre interior. Éste se asemeja hoy al Ícaro de la fábula, que trató de volar al cielo utilizando unas alas pegadas con cera; llevado de su presunción, se acercó demasiado al sol, y al derretirse la cera, cayó precipitado al mar. Así pensó también el hombre levantarse hasta el cielo con las alas del progreso técnico.» Ahora, al fundirse la cera de su ilusión, ha aprendido de nuevo que los valores externos rozan sólo la periferia de la vida humana, como dijera Eckhart, de aquella verdad que fluye del corazón de Dios. Allí está finalmente el todo, que es antes y por encima de todas las partes.
Mostrar más

209 Lee mas

Desamortización, economía y estructura urbana de la ciudad de México durante el siglo XIX: 1854-1876

Desamortización, economía y estructura urbana de la ciudad de México durante el siglo XIX: 1854-1876

Independientemente de la disminución nu- mérica de establecimientos, vemos que entre 1864 y 1876, al igual que durante el periodo comprendido entre 1854 y 1864, el número de rubros o giros de actividad continuó crecien- do. Esto, como ya mencionamos, es una clara muestra de la diversificación de la economía mexicana (tomando en cuenta la importancia que la Ciudad de México tenía al ser la capi - tal) Otro aspecto importante es que, a pesar de lo que algunos autores aseguran, la actividad productiva de la ciudad no disminuyó, incluso aumentó; en 1876, tanto los rubros como los establecimientos dedicados a alguna actividad productiva superan a aquellos dedicados a ac- tividades de tipo comercial.
Mostrar más

17 Lee mas

La economía política de la esclavitud: los argumentos económicos del debate abolicionista español del siglo XIX

La economía política de la esclavitud: los argumentos económicos del debate abolicionista español del siglo XIX

No obstante, los planteamientos smithianos sobre la esclavitud no fueron fácilmente aceptados por su gran seguidor continental, el francés Jean Baptiste Say (1767-1832). De hecho, Say mantuvo dos posturas bien diferenciadas a lo largo de su vida. Inicialmente, su posición fue completamente contraria a la de su admirado Smith. Así, en la primera edición de su Tratado de economía política (1803) –aparecida en plena rebelión de los esclavos en Haití (1791-1804), tras la primera abolición de la esclavitud en Francia en 1794, y justo después de su restablecimiento por Napoleón en 1802–, realizó una serie de cálculos sobre el coste del trabajo esclavo en las colonias concluyendo que era claramente más barato que el libre, y que además los esclavos podían ser incluso más productivos si estaban bien dirigidos. Frente a la idea de la baja productividad del esclavo debida a la ausencia de la motivación del propio interés (que habían defendido Smith y Du Pont), Say argumentó que la plantación no requería una mano de obra cualificada sino una buena supervisión, y que lo que contaba era el propio interés de los hacendados, que les llevaría a hacer el mejor uso posible de sus esclavos y a no sobrecargarles de trabajo para no reducir sus capacidades; por otra parte, si los hacendados defendían la esclavitud era precisamente porque sin duda la veían ventajosa en la práctica en términos económicos. Pero todo ello no significaba que la institución fuese conveniente: era 8 Pack 1996, p. 254, 259-60. Smith 1982, p. 194-6.
Mostrar más

42 Lee mas

Coyuntura de la economía colombiana

Coyuntura de la economía colombiana

Desde mediados de 2014 Colombia ha tenido que ajustarse a varios eventos adver- sos de diversa índole y magnitud, originados en el frente externo y en el interno. Por fortuna, la economía colombiana ha respondido mejor que la de otros países de la región, los cuales han experimentado eventos similares. El ajuste ordenado de nuestro país ante estos choques ha sido posible, en gran parte, por las adecuadas respuestas de política económica, tanto de carácter monetario como fiscal; por la robustez del sistema financiero y por la existencia de otros mecanismos naturales de estabilización, como la flexibilidad del tipo de cambio. Han sido tres los choques ex- ternos: el primero, y tal vez el de mayor impacto por su magnitud y naturaleza, al ser de carácter permanente, fue la fuerte caída que desde mediados de 2014 registraron los precios internacionales de los principales bienes exportados, en especial el petró- leo, lo cual incidió de manera negativa sobre los términos de intercambio. Hacia el futuro cercano los precios del petróleo continuarán en niveles bajos, lo que implica un cambio permanente en la estructura de la economía. El segundo fue la desacele- ración de las economías de nuestros principales socios comerciales, y el tercero está relacionado con los mayores costos de financiamiento externo ante el incremento de
Mostrar más

22 Lee mas

Desempeño de la economía colombiana

Desempeño de la economía colombiana

Ministro de Hacienda y Crédito Público.. Tres mitos sobre la economía colombiana.. 2. La economía colombiana ante la incertidumbre europea?[r]

60 Lee mas

Pintura venezolana del siglo XIX

Pintura venezolana del siglo XIX

Posteriormente en el Salón de París, el artista gana en 1889, con su hermoso cuadro Dante y Beatriz en la orilla del Leteo (imagen 05), este fue premiado con la tercera medalla. La obra presenta una atmósfera onírica, al estilo rococó, es un estudio inspirado en la literatura universal como la Divina Comedia del siglo XIV, donde se narra el tránsito de Dante por el infierno, el purgatorio y el paraíso, este último donde se encuentra como guía a Beatriz, un personaje que aparece en la pintura con una mirada perdida, mientras Dante la mira controvertido, frente al río. Es uno de los “lienzos donde el pintor llega a tocar el alma del simbolismo y sin duda alguna el mundo del impresionismo” (Noriega, 2001). Este cuadro no narra una tragedia directamente, sino una escena posterior a la experiencia de vida y pesares del protagonista de la historia con la cual el pintor se identifica.
Mostrar más

23 Lee mas

Compositores-guitarristas del siglo XIX

Compositores-guitarristas del siglo XIX

Si bien es claro que a lo largo de la historia siempre se darán choques entre generaciones y existirán brechas entre ellas, un caso en el que estas distancias son muy notorias se dio entre los nacidos al inicio del siglo XIX y sus antecesores inmediatos. La revolución francesa y todas sus consecuencias constituyen un gran hito en la historia reciente del mundo occidental, no sólo por propiciar el comienzo de cambios en el régimen de gobierno que los diferentes pueblos buscaban para sí, sino que, además, como producto de ello, el individuo se empezó a percibir como un ente activo de esos cambios, es decir la imagen-pensamiento se transformó. 1800 es una frontera que marca un antes y un después en todos los aspectos de la sociedad con consecuencias visibles aún en la actualidad; por eso, en ese contexto, podemos considerar que las artes en general, y en particular la música, cambiaron a partir de ese punto de inflexión.
Mostrar más

52 Lee mas

Trasvestismo poético en el siglo XIX

Trasvestismo poético en el siglo XIX

¿Has escuchado lo que te he dicho?, pues todo es tortas y pan pintado respecto de una fea leída y escribida. No hay paciencia para sufrirla, habla más que ocho locos; como las mujeres tienen una propensión innata a manifestar sus gracias, y las feas no tienen otra que el talento, venga o no venga el caso, te hablan del congreso, del gobierno, de economía política, de jurisprudencia, etcétera, las más veces diciendo disparates garrafales pero en tono magistral y decisivo. (Morales 52)

18 Lee mas

4. LAS GRANDES POTENCIAS EN EL SIGLO XIX - 04. LAS GRANDES POTENCIAS EN EL SIGLO XIX.

4. LAS GRANDES POTENCIAS EN EL SIGLO XIX - 04. LAS GRANDES POTENCIAS EN EL SIGLO XIX.

Ante el “hundimiento nacional” del Imperio otomano apareció el partido Jóvenes Turcos (1907). Se marcó el objetivo de crear una nación homogénea sobre la base de la raza turca y el islam, la exclusión y persecución de las minorías y homogeneizar la economía con la expropiación de la burguesía no musulmana.

16 Lee mas

Ensayo contra el fatalismo de la nación colombiana: la historiografía y el infalible sentido político de las guerras civiles del siglo XIX

Ensayo contra el fatalismo de la nación colombiana: la historiografía y el infalible sentido político de las guerras civiles del siglo XIX

En cuanto a la investigación histórica sobre los temas de la guerra, el conflicto y la violencia en Colombia, es sugerente destacar que con el final de la década de 1980 vino la consagración de un grupo de investigadores sociales cuyo tema fue la “violentología”, fue así como las nocio- nes de civilización y violencia, más sus corolarios, se acentuaron como las cate- gorías opuestas a través de las cuales se quiso interpretar la historia colombiana. Estas categorías motivaron a muchos investigadores de lo social interesados en establecer las relaciones históricas entre las nombradas dicotomías (Daniel Pécaut, Gonzalo Sánchez, Darío Fajar- do, Calos Perea y Cristina Rojas). Por ejemplo, el texto de Gonzalo Sánchez, Guerra y política en la sociedad colom- biana, abordó algunas de las múltiples oposiciones y complementariedades de la memoria nacional, vinculando en di- versos momentos la guerra y la política, una como continuación de la otra por otros medios.
Mostrar más

12 Lee mas

Show all 10000 documents...