Educación para el trabajo social

Top PDF Educación para el trabajo social:

Educación, acción y Trabajo Social

Educación, acción y Trabajo Social

El otro referente histórico en el cual el trabajo social se acerca al tema de lo educativo, se incluye en el momento de la reconceptualización, donde el denominado método concientizador – que se da en el marco de la profesión– asume la propuesta de Educación Popular desarrollada por Paulo Freire (que no era trabajador social, ni sustentó su propuesta desde el mismo). Una propuesta que primero emerge en el campo de la alfabetización de adultos y posteriormente se extiende hacia otras prácticas que se ubican desde la intervención social. El método de Freire, plantea en primera instancia la necesidad de tomar conciencia frente a las estructura de las relaciones sociales que existe –que él identificó como opresores y oprimidos–, y en segunda, la necesidad de reivindicar la educación como una forma en que las comunidades piensen su propio desarrollo. “En cuanto en una práctica educativa conservadora se busca, al enseñar los contenidos, ocultar la razón de ser de un sinnúmero de problemas sociales; en una práctica educativa progresista, se procura, enseñar los contenidos, desocultar la razón de ser de aquellos problemas. Mientras la primera procura acomodar, adaptar a los educandos al mundo dado, la segunda busca inquietar a los educandos desafiándolos para que perciban que el mundo es un mundo dándose y que, por eso mismo, puede ser cambiado, transformado, reinventado” (Freire; 1985).

9 Lee mas

Contextualizando la Educación en Trabajo Social en India

Contextualizando la Educación en Trabajo Social en India

Urban centric curriculum and academic institutions in social work fo- cused more on mitigating the problems of urban India than focusing on is- sues of agriculture and rural life. Issues like poverty and agrarian problems were not given prominence in the initial years of training young social work professionals. One of the foremost criticisms against social work is negligi- ble indigenous theory in its curriculum as discussed by many authors (And- haria, 2007; Akhup, 2009; Desai, A., 1985; 2004; Kuruvilla, 2005; Saldanha, 2008; Siddique, 1987). The academic vacuums along with person centric ap- proach have little influence among the planners and administrators. Hence demand to reorient the curriculum and field practice came from social work professionals, academicians and statutory bodies like the University Grants Commission.

18 Lee mas

Etica y trabajo social.pdf

Etica y trabajo social.pdf

E2- Yo personalmente puedo tener el problema de cuando vas queriendo abarcar tanto trabajo, no llegas a todo y entonces te sientes culpable con respecto a alguna cosa que tendrías que haberla gestionado antes y no lo has hecho. (…) la ética también pasa por saber priorizar, tú has de priorizar de acuerdo con lo que te pide tu dirección, tu institución (…) yo priorizo según mi forma de entender las cosas, pensando después lo haré, pero el día tiene unas horas y no puedes terminar. Entonces, ahí estaría el problema de (…) saber qué es mi profesión y que lo otro que sería mi vocación. A ver, es una profesión y no una vocación y a veces (…) puedes confundir cuál es la dedicación de proyección hacia esa persona y lo otro es que la institución diga haz esto (…). E13-Nosotras vemos directamente en la casa, como madres educan a sus hijos, y hemos visto muchas conductas negligentes. Tú claro tienes una relación muy intima con esa persona, pero tienes que intentar ver que tú aquí en esta casa estás como profesional, que objetivamente esta persona, su negligencia está afectando a unos menores de edad que tengo el derecho de proteger y tengo, por ética profesional, que denunciar esos hechos, que pasan aquí dentro; porque yo sé que esta negligencia en la atención, en la educación de sus hijos, quienes la van a sufrir son unos menores. (…)

143 Lee mas

Historia_Trabajo Social Colombia

Historia_Trabajo Social Colombia

llevar un registro de lo que recibía y pagaba. (Friedlander, 1979: 19) O bien podía creerse, que Trabajo Social derivó de la tradición construida por la gran cantidad de organizaciones caritativas laicas o religiosas que fueron surgiendo en Inglaterra y que terminaron agrupándose en 1868, por recomendación del reverendo Henry Solly, en la Sociedad para la organización del socorro caritativo y la represión de la mendicidad y que un año después cambió su nombre al más conocido de Sociedad para la Organización de la Caridad (Charity Organization Society ó COS) (Friedlander, 1979: 44). También se podría pensar que el Trabajo Social inglés surgió de las diversas expresiones que tuvo el ideario reformista británico, como el movimiento cartista que en 1844 abrió en Rochdale la primera tienda cooperativa de la cual eran dueños los propios trabajadores; o de la acción de los sindicatos (trade unions) que por la misma época organizaron planes de ayuda mutua en casos de enfermedad, accidente, desempleo, invalidez y ancianidad (Friedlander, 1979: 40); o del socialismo cristiano que patrocinó asociaciones cooperativas entre trabajadores de diversas industrias e impulsó la educación de adultos fundando entre otros “el Colegio para Trabajadores” en 1854 en la parte oriental de Londres (Friedlander, 1979: 41); o de las ideas socializantes de Robert Owen, quien patrocinó una comunidad industrial modelo que proporcionaba casas con jardines, buenas condiciones sanitarias, campos de juego a bajo precio, tiendas cooperativas que vendían al costo, una biblioteca y servicios recreativos para los trabajadores y sus familias (Friedlander 1979: 40); o la sociedad Fabiana que desde 1883 defendió el sufragio femenino, la legislación laboral, y mejoras en la vivienda y en la educación. Sin el criterio

29 Lee mas

Antologia del trabajo social.pdf

Antologia del trabajo social.pdf

En el año 1947, en posesión de dicho cargo, precisamente el 6 de diciembre, corresponde despedir a una nueva promoción de alumnos de la Escuela de Servicio Social, y en cuyo discurso de graduación reconoce el aporte de.la Universidad de Concepción en la formación de los Asistentes Sociales del Sur del país. En ese discurso Celia Cortés decía: "La Universidad de Concepción, que ha sustituido en toda la región sur la labor que desarrolla la Universidad de Chile en el centro y norte del país, y que debe su prestigio creciente a la forma en que ha sabido captar las necesidades culturales y económicas del sur de Chile en su enseñanza universitaria, contribuyó eficazmente ya en el año 1940, a fundar en esta ciudad, la Escuela de Servicio Social del Estado, dependiente del Ministerio de Educación, prestándole un apoyo económico y oportuna ayuda moral e intelectual en los momentos más difíciles de su iniciación; por lo que sentimos el deber de hacer públicos nuestros agradecimientos a la Universidad de Concepción, y especialmente a su Rector don Enrique Molina, y a la Memoria de Don Juan Ernesto Mahuzier". Destacada mujer universitaria que proyecta su quehacer en la organización de la asociación de Asistentes Sociales de Concepción. En el año 1946, junto a otras destacadas académicas, funda el Hogar Universitario Femenino y la Asociación de Mujeres Universitarias de Concepción, realizando una dilatada labor, de la cual fue su Vice-Presidenta por dos años; y colaboró en ' la redacción de sus estatutos internos.

223 Lee mas

Paradigmas sociales

Paradigmas sociales

Inicialmente nos parece importante definir o tener un mismo sentido de realidad social. Existen varias, pero nos inclinamos por definirla a partir del yo personal, porque la realidad personal es el punto de partida. La realidad social tiene su fuente en la realidad personal. La sociedad humana está conformada por personas únicas e irrepetibles, individuales y con límites en sus capacidades y posibilidades de ser y estar en un contexto determinado. Desde este punto de partida podemos entender que la realidad social es la relación de personas en y con un ambiente o contexto determinado y en un tiempo concreto. Es el mundo social, la vida social, la relación con la naturaleza física, con y en la cultura en que vivimos y nos vemos. Es él el externo que nos rodea se relaciona con cada ser humano como personas y como grupo social. Cada uno vive inmerso en la naturaleza y tiene una vida social. Sin embargo, a veces no tenemos tiempo de observar, de entender o explicar lo que sucede en nuestra vida social y en la naturaleza o el externo que nos rodea.

52 Lee mas

Trabajo social en urgencias

Trabajo social en urgencias

Por todo ello creemos necesario contemplar estas situaciones de sufrimiento de forma especial, para lo cual apuntaremos algu­ nas consideraciones a tener en cuenta con el propósito de poder dotar al personal y en especial al Trabajador Social de elementos que le ayuden a poder atender dichos momentos, contemplando y empatizando con el sufrimiento. pero ejerciendo al mismo tiempo un control sobre tales situaciones. ordenando la atención a las mismas de manera adecuada.

14 Lee mas

Estado ciudadania bienestar.pdf

Estado ciudadania bienestar.pdf

Durante la primera etapa de reformas (1984/1989) el Pro- grama Alimentario Nacional ( PAN ) se desarrolló para atender la emergencia social originada en el deterioro de los ingresos y condiciones de vida de numerosos sectores sociales. Este programa consistía en la entrega de una caja de alimentos diseñada para cubrir un tercio de las necesidades calóricas de una familia tipo cuya selección se realizaba en base a los datos del Censo Nacional de Población de 1980. La crisis del 1984 marco el inicio y la crisis hiperinfl acionaria y política de 1989 marcó el fi n del Programa. En su lugar, surgieron espontáneamente comedores comunitarios y vecinales en las áreas periurbanas más carenciadas (denominadas “villas miserias”, asentamientos, zonas de “casas y terrenos toma- dos”). Se trató de acciones precarias y espontáneas, autogeneradas por los vecinos y, en algunos casos, con la participación de ONGs que bajo el nombre de “ollas populares” o “comedores comunita- rios” estaban destinadas a contener los apremios alimentarios más urgentes pero tenían una cobertura y una capacidad de ofrecer alimentos muy limitadas (una o dos comidas) a los niños o a los ancianos de las áreas vecinas. Sin embargo, aunque originalmente fueron el resultado de iniciativas comunitarias pasados los mo- mentos iniciales recibieron el apoyo fi nanciero y organizativo de los Estados provinciales y/o municipales.

240 Lee mas

Lo ético y lo político

Lo ético y lo político

Para Nicolás Maquiavelo (1467­1527) la Política es absolutamente independiente de la  moral. Una acción es políticamente correcta si es eficaz para mantener o transformar el orden  social, independientemente de su valor moral. Es más, para Maquiavelo, un político que ante el  dilema de la eficacia de una acción y su moralidad se incline por ésta, no sería un buen político y  estaría buscando su propia ruina. El en Príncipe afirma:  “Cualquiera puede comprender lo loable  que resulta en un príncipe mantener la palabra dada y vivir con integridad y no con astucia; no   obstante, la experiencia de nuestros tiempos demuestra que los príncipes que han hecho grandes cosas   son los que han dado poca importancia a su palabra y han sabido embaucar la mente de los hombres   con su astucia, y al final han superado a los que han actuado con lealtad ... Un señor que actúe con  prudencia ni debe observar la palabra dada cuando vea que va a volverse en su contra y que ya no   existen las razones que motivaron su promesa. Y si todos los hombres fueran buenos, este precepto no  sería justo; pero puesto que son malvados y no mantendrían su palabra contigo, tú no tienes por qué  mantenerla   con  ellos   ...   Pero   esta   cualidad   hay   que   saberla   ocultar,   y   ser   hábil   fingiendo   y  disimulando: los hombres son tan ingenuos, y responden tanto a la necesidad del momento, que quien   engaña siempre encuentra a alguien que se deja engañar ... Así pues, no es necesario que un príncipe  posea de verdad todas esas cualidades, pero sí es necesario que parezca que las posee. Es más, me  atrevería incluso a decir que poseerlas y observarlas siempre es perjudicial, mientras que fingir que se   poseen es útil; es como parecer piadoso, fiel, humano, íntegro, religioso, y además serlo realmente; pero,   a la vez, tener el ánimo dispuesto para poder y saber cambiar a la cualidad opuesta, si es necesario ...   Los hombres, en general, juzgan más por los ojos que por las manos, porque muchos son los que ven y   pocos los que tocan. Todos pueden ver lo que pareces, pero pocos saben lo que eres, y esos pocos no se   atreven a ir en contra de la opinión de muchos ... Haga, pues, un príncipe lo necesario para vencer y  mantener el estado, y los medios que utilice siempre serán considerados honrados y alabados por todos.  Porque el vulgo siempre se deja llevar por la apariencia y por el éxito del acontecimiento; y en el mundo   no hay otra cosa que vulgo”.  (El Príncipe, 1533).

18 Lee mas

51el capital karl marx

51el capital karl marx

2 Los salvajes o semisalvajes usan la lengua de otro modo. Así, por ejemplo, hablando de los habitantes de la costa occidental de la bahía de Baffin, el capitán Parry dice: “En este caso ('es decir, cuando cambian productos')... le pasan la lengua dos veces ('al objeto que se les entrega'), con lo cual parecen dar a entender que consideran cerrado el trato a satisfacción.” Lo mismo hacían los esquimales de la costa oriental: lamían, cada vez que cerraban un trato, el objeto recibido. Así pues, si en los países del norte se usa la lengua como órgano de apropiación, no hay por qué maravillarse de que en el sur se emplee el vientre como órgano de la propiedad acumulada, ni de que el cafre calcule la riqueza de un hombre por su grasa. No hay duda de que los cafres saben lo que hacen, pues mientras en 1864 el informe oficial de Sanidad de la Gran Bretaña denunciaba la carencia de sustancias grasas de una gran parte de la clase obrera, un tal doctor Harvey, que no, era precisamente el descubridor de la circulación de la sangre, se hacía rico durante el mismo año explotando no sé qué recetas mágicas con las que aseguraba curar a la burguesía y a la aristocracia de su exceso de grasa. 3 Véase Carlos Marx, Contribución a la crítica, etc.: “Teorías sobre el dinero como unidad de medida”, pp. 53 s. 4 Nota a la 2° ed. “En los países en que el oro y la plata coexisten legalmente como dinero, es decir, como medida de valores, se ha intentado siempre en vano, considerarlos como una misma materia. Si se da por supuesto que el mismo tiem- po de trabajo tiene necesariamente que materializarse en la misma proporción inmutable de plata y oro, es como si se diese por supuesto, en efecto, que la plata y el oro son una misma materia, y que una determinada cantidad del metal menos valioso, o sea de la plata, forma una fracción invariable de una determinada cantidad de oro. Desde el reinado de Eduardo III hasta la época de Jorge II, la historia del dinero en Inglaterra fue una sucesión

513 Lee mas

Metodología e ideología en la intervención profesional en Trabajo Social.

Metodología e ideología en la intervención profesional en Trabajo Social.

La profesión asumió características diferenciales en distintos momentos históricos en tanto se vinculó orgánicamente, en su función social de intelectual, a distintos proyectos políticos en distintos momentos históricos. Es entonces, en los supuestos políticos e ideológicos subyacentes al interior de estas propuestas metodológicas, en donde reside la función que el Trabajo Social ha desempeñado al interior de la lucha de proyectos políticos de las clases fundamentales. De todos modos, independientemente de la postura política e ideológica al interior de las sucesivas propuestas metodológicas de intervención en Trabajo Social, las características del mercado laboral de la profesión responden siempre a una estrategia de clase que la burguesía lleva a cabo, con motivo de mantener el dominio de la sociedad atenuar las desestabilizantes manifestaciones de la cuestión social y permitir, de este modo, la reproducción de los antagonismos inherentes al mismo sistema.

7 Lee mas

Instrumentalidad del proceso de trabajo y servicio social

Instrumentalidad del proceso de trabajo y servicio social

Sólo el trabajo, da instrumentalidad e instrumentaliza las cosas, puesto que es por su trabajo que el hombre actúa sobre la naturaleza y al transformarla, se transforma a sí mismo. Somete la naturaleza a su control. Los objetos y fuerzas de la naturaleza son transformados en medios. Por la colocación teleológica realizada en el trabajo, los hombres transforman las potencialidades de las cosas en medios para el alcance de sus finalidades. Pero esa transformación, depende del conocimiento de los hombres sobre las propiedades de las cosas, mejor dicho, “la posición teleológica del trabajo, sólo cumple su función transformadora sobre la base de un conocimiento correcto de las propiedades de las cosas y sus conexiones” (Lukács, 1997). Al transformar una parte de la naturaleza en medios o instrumentos, éstos no pierden sus propiedades naturales, pero éstas pasan a ser organizadas de modo de satisfacer necesidades humanas, (ej. : dos trozos de madera, al ser atraídos, producen fuego, piedra y madera pueden transformarse en martillo). La permanencia de las mismas propiedades naturales de las cosas, es lo que les permite ser transformadas en un instrumento para los hombres 3. En eso reside la importancia del conocimiento inmediato sobre el objeto, medios y condiciones sobre los cuales se va a actuar (piedra, madera) y también en ese proceso se produce un conocimiento a ser utilizado en el futuro (por ejemplo

22 Lee mas

Trabajo social y responsabilidad social

Trabajo social y responsabilidad social

y deshumanizantes de la sociedad [ … ] buscando los caminos para una praxis liberadora» (ander-egg, 1996). de esta manera, se estará en condición de incidir en las relaciones sostenidas con dichos actores, pero sobre todo con el propio porvenir. Lo que da lugar a plantear el trascender a la RS como asunto exclusivamente organizacional para iniciar una reflexión sobre la RS de la misma sociedad civil. el ts tiene como herramienta fundamental, para este ejercicio, la investigación. Tarea que también habría de desplegarse en el contexto de los presupuestos éticos que orientan la práctica profesional en los distintos campos de acción. así como la indagación por el conjunto de principios que se promulgan e incorporan desde su proceso formativo en los claustros universitarios. estamos hablando aquí de una indagación sobre la responsabilidad social del ts al ejercicio permitiría conocer la base ideológica con la que se forman los profesionales en ts, cómo orienta sus acciones de transformación en la realidad, y con ello la situación de la disciplina en términos de una alineación con el modelo de sociedad enajenante o el compromiso con un ideal de desarrollo humano autónomo y liberador.

19 Lee mas

Identidad y alienación en trabajo social, en un contexto de reformas sociales, desprofesionalización y proletarización

Identidad y alienación en trabajo social, en un contexto de reformas sociales, desprofesionalización y proletarización

Mientras tanto Kemshall (2002) pone en duda tales avances aunque en otros términos, enten- diendo que el modelo del riesgo está aún muy lejos de reemplazar a las necesidades como prin- cipio rector en la organización de servicios sociales. Analizando programas de promoción de la salud, proteccion de la niñez y salud mental advierte que los actuales abordajes utilizan el mode- lo del riesgo para focalizar en determinados individuos la asignación de recursos en la medida que involucre posibles daños para sí mismos o terceros. Pareciera que la responsabilización es el precio que hay que pagar por la ciudadanía y la inclusión. Individuos y comunidades deben ser responsables por la generación y el uso prudente de sus recursos de bienestar, en un giro de la solidaridad social hacia el control y la disciplina, y a un management de la diversidad.

10 Lee mas

Liliana Barg Facultad de Ciencias Políticas y Sociales Universidad Nacional de Cuyo

Liliana Barg Facultad de Ciencias Políticas y Sociales Universidad Nacional de Cuyo

Ahora bien, si consideramos la autonomía intelectual como razón libre de dogmatismos y tutelas, el Trabajo Social, en su origen, aplicó la razón instrumental, estableciendo procedimientos, realizando tipologías y clasificaciones, orientados principalmente al control, subordinación y manipulación de los sectores con los cuales trabajaba, utilizando la moral y la obediencia como sustento de su discurso y reduciendo su intervención a procesos burocrático-administrativos. Con esta forma de intervención profesional se obstaculiza la posibilidad del acceso a la racionalidad emancipadora.

13 Lee mas

Gumucio  la comunicación para el cambio social

Gumucio la comunicación para el cambio social

mantenido generalmente al margen de los procesos de comunicación dialógica que tienen lugar en la sociedad. La apuesta de las univer- sidades ha sido siempre por los medios masivos, y más recientemente, por el sector privado que requiere portavoces y publicistas para esta- blecer su imagen de cara al Estado, o para competir con otras em- presas. Aun teniendo mucho menos referentes en la realidad de las experiencias de comunicación popular, en Asia se han dado pasos decisivos para formar nuevas generaciones de comunicadores para el desarrollo. El Colegio de Comunicación para el Desarrollo de la Universidad de Filipinas en Los Baños tiene desde hace más de cinco lustros un programa dirigido a satisfacer las necesidades del país en materia de comunicación. Ese programa se ha consolidado en años recientes, al punto de ser el único en el mundo que ofrece los tres niveles de formación en comunicación para el desarrollo: cuatro años de licenciatura, una maestría y un doctorado. Ofrece, además, una opción de educación a distancia en el marco de la Universidad Abier- ta (Open University).

23 Lee mas

ABC trabajo social latinoamericano.pdf

ABC trabajo social latinoamericano.pdf

Sabido es (y hasta parecería una redundancia estar repitiéndolo) que la praxis del trabajo social coloca a sus profesionales frente a individuos, grupos y comunidades (en todos los casos personas) ya sean estos casos potenciales o reales. También sabemos que su tarea requiere una tal intimidad con el hombre y sus circunstancias –un tal nivel de diálogo, diría P. Freire-, muy difícil de encontrar en otras disciplinas científicas. Esa relación de intimidad es un requisito previo indispensable para operar CON ellos cambios, transformaciones y modificaciones, y recorrer el camino hacia las tan mentadas metas de creciente bienestar individual y social, pleno desarrollo de sus potencialidades, asunción total de los roles decisivos de su propio bienestar, participación consciente en los factores de poder y en la toma de decisiones, etc.

321 Lee mas

Teoria trabajo social de casos.pdf

Teoria trabajo social de casos.pdf

experimentado recurre a la información directa y según se ha demostrado que resulta buena y completa sin que haya necesidad de recurrir a sorprender, controlar o ejercer cierto tipo de espionaje. En algunos servicios, por ejemplo en la tutela de delincuentes, el TS se ve obligado a consultar las autoridades locales a cerca de la conducta del cliente y de las reacciones de la sociedad contra él. En este caso, hará conocer al cliente su obligación, y en la medida de lo posible le comunicará y discutirá con él, la información recogida. Puede ser extremadamente saludable para el interesado el conocer la impresión que su comportamiento haya producido. Bien entendido, el TS debe esforzarse en no alimentar las pequeñas animosidades locales, los prejuicios del pueblo, etc... Pero hay posibilidad en esta ocasión de explicar al uno y al otro (cliente y opinión social) lo que puede ejercer una magnifica influencia en sus relaciones.

99 Lee mas

Trabajo social forense.pdf

Trabajo social forense.pdf

Las colegas argentinas, Martha del Carmen Podestá y Ofelia Laura Roveda autoras del libro «Abuso Sexual Intrafamiliar, - un abordaje desde le Trabajo Social- mues- tran como el Trabajo Social Forense, tiene reconocimiento específico en el ámbito de la legislación Argentina: «Funciones reglamentadas en el Acuerdo 1793/78 de la Corte Suprema de justicia, que surge como consecuencia de la creación de la Dirección General de Asesoría Peri- ciales. En el Art. 34 de este acuerdo se reglamenta sus funciones: - Los trabajadores sociales forenses - : deben practicar informes ambientales para abordar a un diag- nóstico situacional de las condiciones socio- económicas, pautas de vida e interrelacionales entre las partes inter- vinientes, en casos de homicidios, robos, adopción, tenencia, curatela, etc. Como también realizar informes vecinales, entrevistas a instituciones, clínicas neuro- psiquiátricas, hospitales, etc. Es de destacar que para que el informe socio - ambiental tenga valor de dictámen, debe arribar imprescindiblemente a un diagnóstico social y a un pronóstico situacional 28 .

94 Lee mas

Politica Social.pdf

Politica Social.pdf

Para esto se requiere un Pacto fiscal y un Acuerdo Político y Social. El primero porque sin un monto mínimo de recursos es casi imposible pensar que se pueden atender las demandas sociales. El segundo, porque sin un acuerdo social y político es difícil que se pueda mantener ciertas políticas en el mediano y largo plazo. Esto no significa que los gobiernos no puedan cambiar ciertos aspectos de las políticas sociales. De lo que se trata es que cada gobierno no intente refundar el país, y con ello las políticas sociales asociadas. Se trata, por último, partiendo del pacto fiscal y de un acuerdo político social, de “blindar” aquella parte del gasto social que se considera más importante. Esta definición cumple con un doble propósito. Por un lado, la prioridad recibe el acuerdo político explícito en el ámbito parlamentario y, por otro lado, se aseguran los recursos fiscales para el financiamiento que permite la continuidad en el tiempo de los programas incluidos en dicha definición.

59 Lee mas

Show all 10000 documents...