El Narrador

Top PDF El Narrador:

El Narrador en la narrativa de Juan Rulfo

El Narrador en la narrativa de Juan Rulfo

trata de un narrador- testigo, ya que el personaje de «La Cuesta...» no parece emocionalmente envuelto en los hechos. Sin embargo, el narrador en primera es protagonista y ha jugado un papel muy importante en el desenlace —ha matado a Remigio Torrico—. Su narración de la vida de los Torricos y de su amistad con ellos sirve para darnos una idea de su propia historia, a la vez que se muestra a sí mismo el personaje más importante de los tres —ya que ha sido el que ha sobrevivido a los dos Torricos, por causa de quienes hasta los pobladores de los ranchos habían tenido que abandonar sus propiedades. (Luraschi, 1976, p. 13)
Mostrar más

76 Lee mas

El narrador

El narrador

Repetimos que las focalizaciones internas que se dan en este texto, son pensamientos, creencias, deseos, temores… del personaje. Señalar que aquí se da un focalización interna fija, pues cada vez que se ha hecho uso de ella ha sido siempre desde el mismo personaje. La focalización omnisciente es cosecha del narrador: opina, adelanta y generaliza como si estuviera en posesión no ya solo de lo que habrá de acontecer, sino también de la verdad, como si existiera una única verdad de la que él, el narrador, es dueño. Cuando la focalización omnisciente está en boca del narrador, todo el texto tiene esta referencia omnisciente, y, en consecuencia, subjetiva.
Mostrar más

5 Lee mas

El narrador Walter Benjamín

El narrador Walter Benjamín

Todo examen de una forma épica determinada tiene que ver con la relación que esa forma guarda con la historiografía. En efecto, hay que proseguir y preguntarse si la historiografía no representa acaso, el punto de indiferencia creativa entre todas las formas épicas. En tal caso, la historia escrita sería a las formas épicas, lo que la luz blanca es a los colores del espectro. Sea corno fuere, de entre todas las formas épicas, ninguna ocurre tan indudablemente en la luz pura e incolora de la historia escrita como la crónica. En el amplio espectro de la crónica se estructuran las maneras posibles de narrar como matices de un mismo color. El cronista es el narrador de la historia. Puede pensarse nuevamente en el pasaje de Hebel, tan claramente marcado por el acento de la crónica, y medir sin esfuerzo la diferencia entre el que escribe la historia, el historiador, y el que la narra, es decir, el cronista. El historiador está forzado a explicar de alguna manera los sucesos que lo ocupan; bajo circunstancia alguna puede contentarse presentándolos como muestras del curso del mundo. Pero eso es precisamente lo que hace el cronista, y más expresamente aún, su representante clásico, el cronista del Medioevo, que fuera el precursor de los más recientes escritores de historia. Por estar la narración histórica de tales cronistas basada en el plan divino de salvación, que es inescrutable, se desembarazaron de antemano de la carga que significa la explicación demostrable. En su lugar aparece la exposición exegética que no se ocupa de un encadenamiento de eventos determinados, sino de la manera de inscribirlos en el gran curso inescrutable del mundo.
Mostrar más

17 Lee mas

El narrador paródico

El narrador paródico

por ejemplo, es posible hablar de un narrador hetero y extradiegético, que al mismo tiempo plantee puntos de vista diferentes sobre la misma narración, contrapunto que es aprovechado por el autor para construir un dis- curso altamente irónico. Tal equivocidad sobre la no - ción de verdad y mentira atañe desde luego tanto a los acontecimientos como a los pensamientos y emociones de sus personajes. Esta característica toral dentro del ám - bito de la narrativa contemporánea hace que Cervantes inaugure para la novela mundial una nueva forma de relato. Puede decirse, por tanto, que hay dos elemen tos esenciales que distinguen desde la propia arquitectura material a las novelas en comento: una, que frecuente- mente el Quijote presente opiniones y perspectivas enfrentadas —también las hay en ocasiones en Alemán y en Mateo Luján de Sayavedra, su imitador, aunque presentadas siempre desde la óptica de un personaje- narrador—; y otra, que el narrador ironice sobre todos esos puntos de vista, aspecto totalmente ausente en la obra de Alemán. Si cabe hablar de risa popular e ironía en ambos relatos, también es justo puntualizar que tal comicidad se expresa en términos mucho más amplios, ricos y variados en la novela de Cervantes.
Mostrar más

5 Lee mas

¿A quién le cuenta el narrador su historia?

¿A quién le cuenta el narrador su historia?

Sujetos empíricos =Mundo real.[r]

25 Lee mas

Narrarse en la guerra - el narrador de Los Ejércitos de Evelio Rosero

Narrarse en la guerra - el narrador de Los Ejércitos de Evelio Rosero

De modo que cuando nos enfrentamos con el primer párrafo de la novela empezamos a ver cómo Ismael usa las posibilidades de su voz narrativa. El primer párrafo comienza así: “Y era así: en la casa del brasilero las guacamayas reían todo el tiempo; yo las oía, desde el muro del huerto de mi casa, subido en la escalera que los tres gatos me observaban trepados cada uno en los almendros” (Rosero 11). Me llaman la atención dos cosas de este comienzo: la primera es el verbo en imperfecto y la segunda, la afirmación de un narrador ―en la que nos fijaremos con mucha mayor atención por ser el objeto de este trabajo―. En español, el pretérito imperfecto puede dar un sentido de continuidad y repetición 15 que ―y sobre todo en el caso particular de la novela, por estar al comienzo― da la impresión de una acción que se repitió en el pasado ―en el pasado de la historia que es contada―. La conjunción copulativa “y” ayuda va legitimar esta impresión porque, al menos gramáticamente, la cópula une oraciones del mismo tipo, por tanto es claro ―al menos gramaticalmente― que antes de la que aparece al comienzo de la novela debía haber otra acción igual. Esto es importante porque la novela parece comenzar, entonces ―tanto por el tipo de pretérito que usa como por la cópula― en medio de un estado de cosas; in media res.
Mostrar más

45 Lee mas

La creación del narrador, el espacio y el tiempo en el relato

La creación del narrador, el espacio y el tiempo en el relato

El individuo experimentado, preparado en la disciplina que se menciona en la cita es, con seguridad, el más capaz en hacer funcionar un narrador con las proezas menos esperadas para un lector, sin alcanzar en su totalidad el sueño de la perfección. El narrador o llamado voz tiene sus propias características; entre las principales, se afirma que no podría haber relato si es que no hubiese un narrador, también, el narrador es muy distinto al autor, valga la redundancia, siguiendo la aseveración terminológica que dice: “Es el narrador, no el autor, el que a veces, desde el relato, dialoga con el lector, quien recurre a enunciados metanarrativos” (Forradellas y Marchese, 1994, p. 278). Juan Carlos Onetti puede ser un sujeto de carne y hueso que recurre a los cafés o se pasea por las calles de su natal Montevideo, sin embargo, no es el mismo su genuino personaje narrador de
Mostrar más

80 Lee mas

El exilio y el mito autobiográfico en una novela de Bianciotti

El exilio y el mito autobiográfico en una novela de Bianciotti

un sucederse de movimientos ambiguos con un intento fracasado de tomar una mano al alumno, que se retrae con violencia. El encuentro se disuelve entre la fría cortesía del narrador y la confusión que exhibe Costa. El profesor postulaba Hamlet como la mejor ilustración de las tensiones, ambigüedades y dudas de Shakespeare mismo. La fortuita y abortada relación entre el narrador y Costa se constituye en una suerte de puesta en abismo de los rasgos que caracterizarán las primeras experiencias europeas del joven exiliado: la precariedad, la ambivalencia y la irredimible soledad -como la del personaje shakespeareano ante su dilema -: “Así, bajo la noche, sembrada de estrellas y de peligros, la miseria me empujaba a lo largo de los muelles del Tíber, país de las sombras y de la desesperanza.” (76).
Mostrar más

8 Lee mas

Los finos trazos del mundo  Una lectura de J  A  González Sainz

Los finos trazos del mundo Una lectura de J A González Sainz

lector orientarse y obtener unas posiciones más seguras para involucrarse en el dilema de un personaje de valores y motivaciones ambiguas, con el que no siempre es fácil conectar. El narrador de Un mundo exasperado está próximo al narrador “indigno de confianza” descrito por Booth y, como sucede en muchos casos, para que las duplicidades e ironías no nos desborden del todo e inutilicen los sentidos de la novela, los autores atan su discurso a una carta, a una declaración con narratario, o a un momento bien definido —como en nuestro caso. Desde la perspectiva de las posibles indicaciones acerca de la imbricación del yo en la historia, Un mundo exasperado expresa lo azaroso de la conexión, y la incapacidad de ese yo para intervenir de manera positiva en el orden de los acontecimientos. La proyección hacia el futuro produce resul- tados insospechados o indeseables; sólo cabe, por ello, la reacción, instintiva, irracional, ante lo que nos impone el desordenado ritmo del mundo. En la taxo- nomía del autor mencionada anteriormente, esta novela expresaría el intento de “disponer un orden en el sobrevenido caos de la realidad” y la incapacidad de su narrador para conseguirlo.
Mostrar más

19 Lee mas

Jorge Semprún, Veinte años y un día . Barcelona: Tusquets, 2003, 290 pp.

Jorge Semprún, Veinte años y un día . Barcelona: Tusquets, 2003, 290 pp.

La historia de los Grandes Nombres de las buenas familias y de la Historia de la literatura atraviesan la novela siempre subrayando el parentesco con el Narrador- autor. Los nombres de los autores canónicos, desde García Lorca (y la escena de la lectura de La casa de Bernarda Alba cumple en este sentido, en su repetición constante, una función de ritual en otro plano, otro tipo de institucionalización) a Hemingway, Benet y Ferlosio entre otros intervienen no desde la textualidad de su obra, sino desde la familiaridad, la amistad del Narrador o su familia con ellos. La novela contiene en sí, además, el comentario de la obra de Semprún, anticipando al lector la afinidad que debería encontrar entre sus obras (ver, por ejemplo, pp. 231232). Así, la génesis de la novela es ficcionalizada de un modo similar al relato de escritura, y sobre todo al relato de los comienzos de la escritura de Semprún. El capítulo sexto narra esa génesis, en un encuentro en 1985 con Michael Leidson, y con la determinación ya en ese momento de la necesidad de una convivencia de largos años con la idea, con el material histórico del que se alimentará la ficción (en esta ficción de génesis, con la ficción de la que se alimentará la metaficción de escritura).
Mostrar más

5 Lee mas

El espacio en Fernando Vallejo - una aproximación literaria al universo diegético, rural y urbano de su narrativa autoficcional

El espacio en Fernando Vallejo - una aproximación literaria al universo diegético, rural y urbano de su narrativa autoficcional

No obstante, el deslumbramiento por la belleza de la arquitectura romana y la posibilidad de un nuevo comienzo prontamente se rompen, lo que da paso a la segunda categoría propuesta para el análisis de los imaginarios urbanos: Medellín como un polizón. La capital antioqueña no suelta al protagonista y así mismo Fernando es incapaz de cambiar y adaptarse al reto que le propone el viejo continente: “esa noche, mi segunda noche romana, soñé con Medellín” (24). Este regreso onírico hace que Colombia esté presente en los recorridos del joven por la ciudad. Por esto el narrador reescribe los versos del poeta griego Constantino Cavafis (1863-1933) que sirven de epígrafe a la novela: “No encontrarás otros país ni otros mares. A donde vayas irá contigo tu ciudad. Caminarás las mismas calles, errarás por los mismos barrios, envejecerás en las mismas casas. Tu ciudad te seguirá, no esperes otra. No hay barco ni camino para ti” 55 . La reescritura y adaptación de estos versos de Cavafis a su presente y sus sentires es la siguiente: “[Medellín] se había venido conmigo sin yo saberlo; ahora ya lo sabía y que adondequiera que fuera vendría siguiéndome unida a mí por irrompibles cadenas, como si ella fuera el centro de mi alma, del Universo, ella sola la luz y el resto sombras, como un condena” (Los caminos 104). Tanto los versos de Cavafis como la reescritura del narrador describen un sujeto que se ha marchado de su ciudad natal y al hacerlo lleva consigo lo que ha dejado atrás, por lo que la ciudad es el centro que imanta al viajero. La ciudad es la medida con la que se comparan las experiencias en otra urbe, por ello Cavafis señala que nunca será posible recorrer otra ciudad. Para el narrador, Medellín sigue a Fernando, se ha ido en su maleta de forma subrepticia y a pesar de sus intereses, lo que hace mayor su agonía, pues para él la capital antioqueña lo acosa, lo amarra y se transforma en una carga de la cual no se puede librar, en un suplicio que se dilata en el tiempo en la medida en que no regrese a ella.
Mostrar más

323 Lee mas

The Role of Narrator in Serial Radio Fiction: The Case of ‘Taxi Key’

The Role of Narrator in Serial Radio Fiction: The Case of ‘Taxi Key’

Resumen: A pesar del protagonismo que adquieren los diálogos de los personajes en la creación de una serie, no podemos obviar que la palabra radiofónica puede hallarse representada a su vez por la presencia del narrador. Por ello, en el presente artículo se ha seleccionado como objeto de estudio la emblemática serie policiaca Taxi Key, para poder determinar el porcentaje de aparición de la figura del narrador en los episodios de la serie, la tipología de narrador que prevalece y las principales funciones que desempeña en este producto ficcional. Se trata de un estudio exploratorio en el que se han realizado análisis descriptivos e inferenciales a partir de los guiones radiofónicos originales de Taxi Key. Los resultados del estudio revelan que la presencia de la figura del narrador alcanza la mayoría significativa en los capítulos de la muestra, siendo el narrador autodiegético el que se erige como tipo de narrador más frecuente. Proporcionar información contextual, actuar de nexo y transición entre escenas y caracterizar a los personajes o incorporarlos a escena son las funciones del narrador que prevalecen en este seriado que permaneció casi veinte años en la antena de Radio Barcelona. Palabras clave: serie; Taxi Key; guion radiofónico; policiaco; narrador; autodiegético.
Mostrar más

34 Lee mas

Las gnomai en Calírroe como manifestación de la omnisciencia e injerencia del narrador

Las gnomai en Calírroe como manifestación de la omnisciencia e injerencia del narrador

El narrador dedica siete máximas a dos divinidades que tienen un papel importante en la obra: seis a Amor (Ἔρως) y una a Fortuna (Τύχη). Nada más comenzar la historia, una vez presentados brevemente los dos jóvenes, el na- rrador menciona la enemistad existente entre sus familias, lo que a priori pare- ce un obstáculo para su unión, pero “Amor es amante de la disputa y se regoci- ja con los éxitos inesperados” 21 . El narrador anticipa así lo que va a pasar: a

13 Lee mas

Frecuencia y punto de vista: procedimientos narrativos para estructurar el relato

Frecuencia y punto de vista: procedimientos narrativos para estructurar el relato

Pero lo que el narrador relata desde su perspectiva está casi siempre fuera de la historia (heterodiegético), aunque sólo sea retrospectivo, es decir, distante tempo- ralmente. Generalmente está recordando su propia percepción anterior como perso- naje. Pero ese recuerdo es una concepción, ya no es una percepción. (1990, p. 166) El narrador intradiegético, cuando ejerce como tal y articula su relato en flashback, ya conoce el desarrollo global del acontecimiento y los efectos que tuvo. Pero hay algo más: el narrador deviene en un convencionalismo narrativo en nu- merosas ocasiones. Es habitual que a través del narrador se proceda a relatar acon- tecimientos que muy difícilmente pueden tener justificación en su saber. Y esto es debido a que la figura del narrador esta subordinada a las necesidades informativas del espectador y al adecuado desarrollo informativo. Para Sánchez Noriega
Mostrar más

22 Lee mas

El concepto de literatura en el libro juego "Dofus : lágrimas turquesas" desde la perspectiva de Terry Eagleton

El concepto de literatura en el libro juego "Dofus : lágrimas turquesas" desde la perspectiva de Terry Eagleton

En el caso del estudio desarrollado en ―El narrador en ficción interactiva‖ 2004, se trató de mostrar cómo el narrador de ficción intenta que el lector participe en la narrativa e intera[r]

86 Lee mas

Las "gnomai" en "Calírroe" como manifestación de la omnisciencia e injerencia del narrador

Las "gnomai" en "Calírroe" como manifestación de la omnisciencia e injerencia del narrador

El narrador dedica siete máximas a dos divinidades que tienen un papel importante en la obra: seis a Amor (Ἔρως) y una a Fortuna (Τύχη). Nada más comenzar la historia, una vez presentados brevemente los dos jóvenes, el na- rrador menciona la enemistad existente entre sus familias, lo que a priori pare- ce un obstáculo para su unión, pero “Amor es amante de la disputa y se regoci- ja con los éxitos inesperados” 21 . El narrador anticipa así lo que va a pasar: a

13 Lee mas

Juan Rulfo, narrador de amor, nostalgia y odio

Juan Rulfo, narrador de amor, nostalgia y odio

“Es que somos muy pobres” es un cuento lleno de tristeza en el que se pone en evidencia que una mujer vale por lo que tiene, no por lo que es. Dice el narrador, hermano de Tacha, que “Todo va de mal en peor”, primero la muerte de Jacinta, luego la lluvia que se convierte en diluvio y arrasa con todo hasta con Serpentina, una vaca, la dote de Tacha, la mujer más pequeña de la familia, quien al perder su patrimonio está destinada a terminar de “piruja” como sus hermanas. Así, su cuerpo se va desarrollando para su perdición:

9 Lee mas

Más sobre Ayala narrador en la Crónica de Enrique III

Más sobre Ayala narrador en la Crónica de Enrique III

El narrador que en esta crónica nos recuerda en buena medida, a diferencia de los reinados precedentes, a un mero notario que registra como un sismógrafo los movi- mientos agonales del poder, no deja sin embargo de orientar al lector. De algún modo la misma acumulación de hechos en ese monótono entrecruzarse de alianzas y tensio- nes provoca en el lector un sordo deseo de que los levantiscos y caprichosos señores encuentren alguien que ponga coto a sus pretensiones. La sola exposición de aquellos hechos es ya una crítica a esas conductas. Con qué grado de conciencia por parte del autor es difícil de precisar; sería un buen caso de filología-ficción decir que hay un deliberado propósito de producir tal efecto. Pero hay sí rasgos inequívocos: aquellas incisivas intervenciones, generalmente con pequeños textos al final de capítulo — lugar privilegiado para que el lector saque conclusiones—, algunos con fuerte tono sentencioso. Veamos dos ejemplos que omitimos en nuestro trabajo anterior.
Mostrar más

7 Lee mas

Una visión narrativa del mundo europeo en Los cautivos (1972), de Julio Ramón Ribeyro

Una visión narrativa del mundo europeo en Los cautivos (1972), de Julio Ramón Ribeyro

“Te querré eternamente”, en cierto sentido, es una excepción porque si bien el barco ha partido de Europa, todos los hechos evocados no ocurren en una ciudad, sino en el espacio de la nave que recorre puntos geográficos conocidos: Gibraltar, Islas Canarias, etc. En cuanto a lo temático, este texto comparte, con algunos otros, la singularidad y curiosidad del episodio, que es protagonizado por un personaje innominado y a quien el narrador descubre como uno más de los pasajeros y al que a falta de un nombre, lo llama “el en- lutado”, por el color oscuro de su vestimenta, pero este detalle visual deviene obsoleto por los cambios que vive dicho personaje y que son el centro de interés de todo el texto.
Mostrar más

14 Lee mas

Huellas del narrador : caracterización del narrador de la novela de Italo Calvino Si una noche de invierno un viajero

Huellas del narrador : caracterización del narrador de la novela de Italo Calvino Si una noche de invierno un viajero

Efectivamente, este narrador pretende ampliar la expectativa frente a la lectura que el Lector personaje iniciará de la novela Si una noche de invierno un viajero. Utiliza enunciados como “tú sabes que lo mejor que uno puede esperar es evitar lo peor” (Calvino, 1980: 10) para referirse a lo que se espera de la lectura de un texto literario pero que a la vez le sirve para definir el modo de ser del personaje, implicando la percepción particular del narrador, al decir “uno”, el narrador no sólo narra, pertenece a la historia y aporta su punto de vista. Así mismo cuando describe el motivo de la selección del libro por parte del Lector personaje: “Conque has visto en un periódico que había salido Si una noche de invierno un viajero, nuevo libro de Italo Calvino, que no publicaba hacía varios años. Has pasado por la librería y has comprado el volumen. Has hecho bien” (Calvino, 1980: 11). Queda claro que el libro es elegido por la novedad que representa y al respecto el narrador emite un juicio de valor “Has hecho bien” dejando en evidencia lo que piensa: que el personaje hace lo correcto al elegir el libro.
Mostrar más

24 Lee mas

Show all 5837 documents...