Emigración Española a América

Top PDF Emigración Española a América:

Los «exiliados económicos». La nueva emigración española a América Latina y el Caribe (2008-2016)

Los «exiliados económicos». La nueva emigración española a América Latina y el Caribe (2008-2016)

A finales de los años ochenta, cuando España comienza a crecer económicamente, se empiezan a modificar los patrones de flujos migratorios. Entre 1985 y 2007, la buena marcha de la economía española ralentizó los flujos de salida de emigrantes españoles e incrementó los flujos de entrada de inmigrantes extranjeros. Estos inmigrantes procedían principalmente del Magreb, América Latina y el Caribe, Europa del Este y África subsahariana (Bover y Velilla 1999). El crecimiento económico vino impulsado por el desarrollo del sector de la construcción y ello contribuyó a que los inmigrantes se ocuparan en este sector y, en otros, como en el sector agrícola o el trabajo doméstico. España se transformó en uno de los principa- les centros de atracción de inmigrantes, gracias a la existencia de mercados laborales segmentados y a la demanda de trabajo de baja cualificación, concentrada en la agricultura, la construcción, la hos- telería y el servicio doméstico. Mientras tanto, un gran número de españoles prefería iniciar estudios o continuar con los estudios for- males para ocupar puestos más cualificados que supuestamente les garantizarían unas mejores condiciones laborales y sociales. El por- centaje de adultos con estudios universitarios de tercer grado en España ha pasado del 23 % en 2000 al 32 % en 2012 (OCDE 2014). Tras el estallido de la crisis económica global en 2008, los flujos mi- gratorios parece que vuelven a cambiar. España vuelve a convertir- se en un país que expulsa a sus ciudadanos hacia el exterior; en este caso, principalmente a españoles altamente cualificados (Do- mínguez-Mujica et al. 2016, Bermúdez y Brey 2017).
Mostrar más

28 Lee mas

Los mitos de la emigración española / Blanca Sánchez Alonso

Los mitos de la emigración española / Blanca Sánchez Alonso

entre niveles de vida entre España y los países de destino, los salarios más altos, las oportunidades de empleo y ahorro mayor, las necesidades de mano de obra en los países receptores, las mejoras en los transportes y comunicaciones, los cambios sociales producidos por el crecimiento económico y nuestros avatares políticos… y así una larga lista de fenómenos sin los cuales no se entiende la salida de españoles al exterior. Sin embargo, detrás de los grandes números apa- recen con una realidad colectiva difícil de exagerar. Estos emigrantes han dejado recogidas sus vivencias en multitud de documentos y testimonios y la emigra- ción está presente en la prensa, la literatura, las canciones y la memoria popular. Forma parte de la memoria colectiva de muchas familias y regiones españolas. Son muchos los trabajos que se han ocupado de la emigración histórica espa- ñola en las dos fases. La figura de Nicolás Sánchez-Albornoz resulta crucial para entender el resurgimiento del interés de los investigadores por el fenómeno de la emigración española a América desde una perspectiva analítica y con rigurosa base cuantitativa. Paradójicamente la investigación realizada nos permite cono- cer mejor muchos aspectos de la emigración española del siglo XIX a América Latina o a Argelia, que la más cercana en el tiempo emigración a Europa. Con todo, pese al avance en la investigación se siguen utilizando una serie de ideas consolidadas en nuestra visión de la emigración española histórica que, a juicio de quien esto escribe, conviene matizar. Sin pretensión de exhaustividad el presente texto se propone, a la luz de la investigación científica de los últimos años, analizar los mitos de la emigración española.
Mostrar más

35 Lee mas

Los exiliados económicos. la nueva emigración española a argentina (2008-2015)

Los exiliados económicos. la nueva emigración española a argentina (2008-2015)

la emigración española a América fue constante. A partir de dicha fecha muchos emigrantes españoles retornaron a España atraídos por el fin de la dictadura (los exiliados políticos) y empujados por la crisis económica internacional en los países de destino (los emi- grantes económicos). Hacia finales de los años ochenta, debido al crecimiento de una economía española integrada en la Comunidad Económica Europea, España se convirtió en país de inmigrantes. Gran parte del crecimiento económico español entre 1985 y 2007 vino impulsado por el sector de la construcción, lo cual contribuyó a que los inmigrantes ocuparan en este sector (y en otros) unos nichos laborales abandonados por parte de la población española, que prefería formarse para ocupar puestos más cualificados. Tras el estallido de la crisis económica global en 2008, estos españoles con amplia formación no han encontrado en España las oportuni- dades laborales que habían soñado y ha generado la emigración al exterior de miles de ellos entre 2008 y 2015.
Mostrar más

25 Lee mas

Los exiliados económicos. La nueva emigración española a Ecuador (2008-2015)

Los exiliados económicos. La nueva emigración española a Ecuador (2008-2015)

Me resultaba atractivo el proceso político ecuatoriano, con su apuesta por la ciencia y tecnología para transformar su matriz productiva (hombre, 47 años). Por otro lado, la expansión internacional del capital en forma de empresas trans- nacionales contribuye a que muchos países relajen sus políticas migratorias res- pecto de las demandas de profesionales cualificados de dichas compañías, cuyos trabajadores de mayor nivel son seleccionados desde las casas matrices de estas compañías (Sassen, 1998). El 55% de la inversión extranjera directa recibida por Ecuador en 2014 provino de otros países de América Latina, mientras que el 45% lo hizo de fuera de la región, siendo los principales orígenes de esta última China, Canadá y España; en concreto, de España procedieron en 2014 inversiones extranjeras directas por casi 77 millones de dólares, siendo el 71,6% de ella en actividades relacionadas con la explotación de minas y canteras (Banco Central del Ecuador, 2015). Así en 2014 existían unas 72 empresas españolas instaladas en Ecuador en diferentes sectores de actividad; entre ellas podemos encontrar conocidas firmas españolas de confección textil (Adolfo Domínguez, Inditex, Punto…), de seguros (Mapfre…), de construcción (Acciona, Abengoa...), edito- riales (Planeta, Santillana…), de noticias (Agencia EFE...), de trasportes aéreos (Iberia…), de conservas (Pescanova, Albacora, Ga ravilla,…) de seguridad (Securitas…), farmacéuticas (Faes-Farma…), ópticas (Multiópticas, MGO…), de hostelería (Telepizza…), de servicios financieros (Grupo Iberoamericano de Fomento…), de energía (Repsol…), de agencia de viajes (El Corte Inglés…), de servicios ambientales (Asecal, Eléctrica,…), de recursos hídricos (Canal de Isabel II, Cetec, …), de municiones (Maxam…), educativas (Colegio Eiris, Educ - trade…), de consultoría (Applus…), etc. (ICEX, 2014).
Mostrar más

39 Lee mas

"Todo era América": despoblación rural y políticas de inmigración (1850-1930)

"Todo era América": despoblación rural y políticas de inmigración (1850-1930)

El antiguo reino de León, como apéndice de Galicia, estuvo a menudo bajo la presión de los agentes de emigración. Una de las primeras emigraciones “en bloque” en dirección al Brasil se produjo a partir de 1894 gracias al agente español que logró reclutar 15.000 trabajadores, la mayoría gallegos, pero también con representación de Salamanca y Zamora. El asentamiento fue un fracaso, lo que no impidió al agente obtener sustanciosos beneficios. (25) Por el contenido de alguna Real Orden (15-XI-1905) se puede deducir que la recluta se extendía también hacia los menores de edad en las citadas provincias de Zamora y Salamanca: “aprovechándose de la penuria en que se encuentran algunas familias, hacen odiosa leva de menores y mediante estipendios anuales que oscilan entre 12 y 18 duros quedan convertidos en esclavos”, según el informe del Cónsul general de España en Lisboa (Vicenti). Aunque la Ley de emigración española de 1907 trató de cortar los abusos de las contratas (ese año fue también en el que el gobierno brasileño centralizó el negocio de la emigración), el número de inspectores era insuficiente para acabar con la indefensión del potencial emigrante de modo que “con todo descaro” se siguió haciendo enrolamiento en las provincias castellanas, en este caso en dirección a Panamá (La emigración española… 1916:193). En la ilustración que se reproduce a continuación puede leerse
Mostrar más

27 Lee mas

La emigración de españoles al extranjero (2002-2011): dimensiones y características geodemográficas

La emigración de españoles al extranjero (2002-2011): dimensiones y características geodemográficas

El análisis comparado, pese a sus limitaciones, permite obser- var tendencias muy parecidas en la evolución del fenómeno duran- te el período en estudio. No obstante, conviene tener en cuenta algunas cosas y destacar algunos aspectos diferenciales. En primer lugar, hay que señalar que el desfase temporal que se produce en el registro del suceso migratorio, algo más acusado en las estadís- ticas de emigración española debido a la demora en la inscripción como residentes en el RMC, conlleva que la observación y detección en los cambios en la evolución del fenómeno (en magnitud y ten- dencia) se produzca un poco antes en las de inmigración de los países receptores. En segundo lugar, las estadísticas de inmigra- ción española en los países receptores ofrecen cifras que, al me- nos, duplican a lo largo de toda la serie a las de emigración que ofrece el INE. Para el conjunto de la década en estudio ofrecen valores 2,4 veces superiores, cifra que solo en reducida medida se relaciona con los flujos de españoles procedentes de terceros paí- ses que engrosan dichas estadísticas de inmigración (Romero-Va- liente 2016).
Mostrar más

36 Lee mas

La emigración española y castellanoleonesa en los años 60 hacia los países europeos

La emigración española y castellanoleonesa en los años 60 hacia los países europeos

La emigración que tradicionalmente había sido vista en España, y en otros muchos países, como una pérdida de potencial, pasó a verse durante los años sesenta como algo “positivo”, que servía para aliviar de forma temporal problemas internos, frenando y reduciendo el paro, al reducirse la población activa que busca trabajo y disminuyendo con ello las prestaciones que el estado debe pagar por el paro (desde 1961) 36 . Este cambio de actitud frente a la emigración tuvo como consecuencia que esta fuese más fuerte en las comunidades con una estructura principalmente agraria, como Andalucía, Castilla o Galicia, donde los terrenos pertenecían a unos pocos, y la pobreza era general. Podríamos pensar por tanto, que la emigración supuso una ventaja al reducir el problema del paro, pero esto solo tiene una incidencia a corto plazo, volviendo a afectar a medio o largo plazo. Y así fue como ocurrió, el menor crecimiento de la población española (que habría sido inasumible para la economía) debido a la emigración permitió que el paro no se disparase, pero una vez esta emigración retorna, y lo hace de forma masiva tras la crisis de 1973, también retornan los problemas que se habían pospuesto aumentando el paro, reduciéndose los sueldos y siendo además los empleos y contratos de trabajo más precarios. Pero no todo fue negativo con esta vuelta, ya que el aumento de la población llevó a mayores ingresos de la seguridad social. Hay que tener en cuenta que la emigración supone la pérdida de un potencial humano que ha costado formar y que al no ser aprovechado hay una perdida en la producción, que podría haber sido mayor si se emplease a toda esta población activa que se marcha.
Mostrar más

68 Lee mas

La lengua española en América

La lengua española en América

Geografía. Cuanto mayor y más compleja sea la dis- tancia geográfica que separa a dos comunidades de ha - blantes, mayores serán las posibilidades de que esas dos comunidades se distancien lingüísticamente, esto es, ter - minen hablando de manera diferente. La distancia geo - gráfica entre España y América a la vez que las enormes distancias internas americanas y la compleja geografía montañosa de prácticamente todos los países hispano- americanos tuvieron como consecuencia la escasa co - municación entre sus respectivos hablantes, generaron un cotidiano y progresivo aislamiento que llevó a claras diferenciaciones lingüísticas y a la adquisición de unas personalidades lingüísticas americanas propias.
Mostrar más

6 Lee mas

Espacios compartidos entre el mundo árabe y América (escritores americanos de origen árabe y el espacio trifronterizo)

Espacios compartidos entre el mundo árabe y América (escritores americanos de origen árabe y el espacio trifronterizo)

Entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX se producen olas migratorias a América provenientes, fundamentalmente, de Europa −de sus zonas más pobres económicamente hablando− y el mundo árabe mediterráneo −la Gran Siria o Bilād Al- Shām−, entonces bajo el dominio otomano, lo que valió para que a estos migrantes se les llamara genéricamente “turcos”; también llegó población de otras zonas asiáticas como China y Corea, en menor grado. Dichos movimientos migratorios, que irán dándose en diversos tiempos, no serán homogéneas ni sistemáticas; se caracterizarán por la heterogeneidad en muchos sentidos, si bien la búsqueda última de los seres humanos que las llevan a cabo será básicamente una: labrarse una nueva vida, un mundo mejor, una vida más digna. Así, el Nuevo Mundo se torna en la tierra de las promesas, de las oportunidades.
Mostrar más

26 Lee mas

EL ESTADO Y LAS POLÍTICAS MIGRATORIAS: EL CASO DE ESPAÑA E ITALIA LUEGO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

EL ESTADO Y LAS POLÍTICAS MIGRATORIAS: EL CASO DE ESPAÑA E ITALIA LUEGO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Luego del fin de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno italiano, presionado por la crisis económica posbélica, por los altos índices de desocupación y por una situación potencialmente conflictiva en el terreno social y político, promovió abiertamente la emigración, sin intentar ejercer un control estricto sobre las condiciones en que la misma tendría lugar. En esta dirección, los demócratas cristianos, los socialistas y los comunistas compartieron la idea de que las salidas de personas permitirían cumplir tres funciones: drenar el exceso de oferta de mano de obra, garantizar el ingreso de divisas y descomprimir el conflicto social. Estas metas no eran totalmente novedosas, sino que se inscribían dentro de los lineamientos en materia emigratoria mantenidos por el Reino de Italia, antes de la Primera Guerra Mundial. 28 Lo original de la etapa abierta por el fin de la Segunda Guerra fue el importante apoyo que esas concepciones recibieron, por parte de casi todos los sectores del gobierno. Pero detengámonos en los objetivos básicos de las políticas migratorias italianas de la segunda posguerra. Como sugeríamos, entre otras cuestiones, el fomento de la salida de personas estaba encaminado a mitigar el desempleo forzoso, problema acuciante de la economía peninsular. El porcentaje de desocupados, en relación con la población económicamente activa, no presentaba grandes variaciones entre las distintas regiones italianas, oscilando alrededor de un 6,6% en todas ellas. Una cuestión que agravaba la situación era la ocupación insuficiente o subcolocación, que afectaba a las personas empleadas que no habían trabajado, o que lo habían hecho en horario reducido (según el Instituto Central de Estadística, hacia 1952, y tomando en cuenta todos los tipos de actividad, un 7% de los colocados no había trabajado, y un 18% lo había hecho con un horario reducido). Es importante destacar que la ocupación insuficiente resultaba más acentuada en la agricultura (más del 20%) que en la industria (alrededor del 16%). Finalmente, si tomamos en cuenta la subcolocación, la relación entre los desempleados y la población económicamente activa ascendía a casi el 11%. 29 Con el fin de disminuir estos porcentajes, el Estado puso en marcha diversos planes de creación de puestos
Mostrar más

20 Lee mas

El pasado vuelve a marcar el presente:  la emigración española

El pasado vuelve a marcar el presente: la emigración española

Es cierto que estos datos de la salida de españoles al extranjero se deben analizar en detalle, puesto que en España no existe un mecanismo propia- mente dicho que permita conocer con exactitud la salida de sus ciudada- nos al extranjero. Existen diferentes indicadores que son imprecisos y no coinciden entre sí. Por un lado están la EVR (Estadística de Variaciones Residenciales) y el CERA (Censo Electoral de Residentes Ausentes) en el cual sólo figuran los españoles mayores de edad residentes en el extranjero. Por otra parte, está el PERE (Padrón de Españoles Residentes en el Extran- jero), donde se registran todos los españoles residentes en el extranjero, incluidos los hijos de españoles nacidos en otro país y también aquellos que han adquirido la nacionalidad española al amparo de la Ley de la Re- cuperación de la Memoria Histórica (Ley 52/2007 del 26 de diciembre). Esta puede ser la explicación del incremento en 47.3 por ciento entre 2010 y 2011 de españoles residentes en Cuba y los extranjeros que han adquirido la nacionalidad española y han salido de España. Siguiendo este último censo e independientemente de la casuística antedicha, se observa un im- portante crecimiento de españoles en el extranjero desde el comienzo de la crisis: 107 615 (2008), 102 432 (2009), 128 655 (2010), 114 057 (2011), 114 413 (2012) y 128 815 en 2013. Es cierto que un porcentaje responde a extranjeros que han adquirido la nacionalidad española y que ante la problemática del empleo en España han optado por regresar a sus países de origen o ir a otros en busca de empleo.
Mostrar más

34 Lee mas

Una aproximación a la emigración española durante la crisis económica: herramientas de estudio

Una aproximación a la emigración española durante la crisis económica: herramientas de estudio

Ahora bien, si éstas son las luces, relevantes, sin duda, también reconocemos la existencia de sombras, y casi todas ellas derivan de que se trata de un proceso reciente, cuyo análisis aún no se ha consolidado, tal vez porque la misma inmediatez reduce la perspectiva histórica. Entre otras muchas características y objetivos en los que la investigación deberá de profundizar se encuentran, a nuestro juicio, los siguientes: el marco conceptual de estudio, pues la mayor parte de las investigaciones omiten este importante capítulo, limitándose a la descripción de la migración. También se hace necesario diferenciar entre los procesos de emigración, expatriación, secondment 1 , etc. porque, normalmente, no se distinguen estas dimensiones cuando se estudian los actuales flujos. Por su parte, la movilidad de los jóvenes científicos también requeriría de una profunda evaluación de sus repercusiones, dado que una buena parte de la actual migración está relacionada con las políticas de investigación de laboratorios de empresa, centros universitarios, etc. radicados en el exterior. Es indispensable, además, la utilización de las fuentes de análisis de los países de acogida, así como los estudios comparativos con respecto a la emigración de otros países más o menos afines, desde el punto de vista del impacto de la crisis: Grecia, Portugal e Italia, por ejemplo. Las investigaciones regionales y locales contribuirían, por su parte, a ampliar y mejorar la perspectiva geográfica de la migración. También convendría que se desarrollara el trabajo colaborativo con investigadores de otros países, especialmente con los de los lugares de destino, que han comenzado a analizar esta realidad, para mostrar las dos caras del espejo. Habrá que profundizar, por otra parte, en la valoración del carácter definitivo o temporal de este proceso migratorio y en los vínculos trasnacionales que origina y, por último, convendría calibrar con toda la precisión, que sea posible, el impacto de las redes sociales y movimientos sociales a través de internet sobre esta nueva movilidad, lo que requerirá sin duda de una especial atención.
Mostrar más

26 Lee mas

El subregistro consular: magnitudes y efectos en las estadísticas de emigración española

El subregistro consular: magnitudes y efectos en las estadísticas de emigración española

Las cifras dispares sobre la magnitud de la emigración española que ofre- cen algunos investigadores para el período 2008-2012 (en torno a 40.000 en el caso de González Enríquez, 700.000 en el caso de González Ferrer), muy alejadas de las oficiales que publica el INE (algo más de 200.000), ponen, en todo caso, claramente en solfa los problemas de estas últimas para la adecua- da medición y observación de este fenómeno. Ello, unido a la importante y renovada preocupación en la sociedad española que ha generado en los últimos años esta corriente emigratoria, espoleada sin duda por la agudización de los nacionalidad también del país de residencia, por lo que no se contabilizan en las estadís- ticas de extranjería del mismo). Por otra, no tiene suficientemente en cuenta que el redu- cido crecimiento entre 2009 y 2013 de la población nacida en España que se refleja en el PERE (y las estadísticas de extranjería de los países de destino, aunque no siempre se dis- pone de datos desagregados sobre el particular) puede estar en buena parte debido al efec- to compensación de los flujos de retorno que se producen en dicho período, en los que tienen un importante protagonismo ciudadanos españoles emigrados antes de 2009. Este último hecho está siendo contrastado en los análisis que están realizando los autores de este artículo tomando como base los microdatos de la EVR.
Mostrar más

31 Lee mas

Configuración del sujeto emigrado en las colecciones de cuentos Llamadas telefónicas (1997) y Putas asesinas (2001) de Roberto Bolaño

Configuración del sujeto emigrado en las colecciones de cuentos Llamadas telefónicas (1997) y Putas asesinas (2001) de Roberto Bolaño

La relación que establece el emigrado de cada hecho de su existencia con alguna fecha importante en la historia del continente es también un acto desesperado por regresar en su pensamiento a la tierra natal. Este es un mecanismo del que se vale para mantener vigente la imagen de América Latina. Ocurre que en la mayoría de las ocasiones en que se suscitan estos recuerdos no siempre es en los mejores momentos de la historia. El desastroso acontecer de América Latina ha dejado trastocado a un sujeto que solo encuentra espacio para estas vidas paralelas en los peores escenarios. En Vagabundo en Francia y Bélgica, el sujeto que transita por la ciudad, en la que hace un recuento de la vida de un personaje poco reconocido en la historia de la literatura que domina: « Murió en Bruselas en 1973. Es decir: murió en el año en que los militares chilenos dieron el golpe de Estado. B se pone a recordar el año 1973» 101 Las reminiscencias del pasado le permiten asociar los hechos de una vida paralela a la suya propia; cada fecha ajena tiene para él un correlativo en su realidad, y casi siempre coinciden en el carácter trágico. El impacto de los hechos del pasado aun lo persiguen en el exilio.
Mostrar más

77 Lee mas

Emigración en comunidades rurales de América Latina (Dossier central)

Emigración en comunidades rurales de América Latina (Dossier central)

Los aspectos más problemáticos se asocian tra- dicionalmente a aquellas mujeres que dejan a sus hijos en sus comunidades de origen. La separación de sus hijos está cruzada por dos dimensiones: pro- veer de recursos para su alimentación y desarrollo, al costo de estar lejos de ellos. Esta situación ha lle- vado a las familias y mujeres a buscar nuevos arre- glos tendientes a minimizar los costos sociales que la separación pudiera tener. En este sentido, ha sido ampliamente difundido en la literatura el rol que asume la familia extendida en el cuidado y protec- ción de los niños. Es necesario mencionar que este tipo de arreglos ha sido utilizado desde muy tem- prano por familias rurales en América Latina, inclu- so antes de la migración internacional.
Mostrar más

9 Lee mas

Show all 10000 documents...