Estructura social de un pueblo

Top PDF Estructura social de un pueblo:

Religiosidad y clases sociales  La estructura social de un pueblo de Sierra Mágina (1)

Religiosidad y clases sociales La estructura social de un pueblo de Sierra Mágina (1)

Decíamos al principio que en Jódar hay una clara división social entre los vecinos que trabajan y quienes están en paro. Esta división empieza a agudizarse en los años sesenta, cuando, tras la caída del esparto, tarea más importante en los ingresos de los pobres, los desniveles económicos se acentúan. Tan sólo en una década se ha pasado de luchar por comer a luchar por comer, vestir y consumir. Las diferencias económicas quedan manifiestas externa o públicamente en situaciones como la posesión del coche, el vestir, los gastos extras en diversión, etc. Gastos que una clase social se costea y que la otra carece de ellos. La razón no es otra, como se adivinará, porque unos tienen un trabajo estable (en bancos, la enseñanza, alguna tienda, la agricultura, los olivos, un negocio particular, panadería, etc); se han comprado o construido una casa abajo; el resto siguen con trabajos eventuales y temporeros, incluso, modernamente, roban algunos sacos de aceitunas antes de empezar la temporada de recogida; de la caza ilegal con hurones; de los reductos del esparto -orientados hacia artículos de decoración o cestería (8)- y algún dinero del empleo comunitario. Con todo este cómputo general de ingresos les es insuficiente para mantener los gastos de su casa con dignidad, atendiendo a los gastos más elementales.

12 Lee mas

Religiosidad y clases sociales  La estructura social de un pueblo de Sierra Mágina (2)

Religiosidad y clases sociales La estructura social de un pueblo de Sierra Mágina (2)

La problemática de no poder emplear con jornales a todos los parados produce un enorme descontento entre la población desempleada, pues hay personas que apenas dan un jornal del PER al año. Por entonces, primeros de los ochenta, muchos «de arriba» mantenían que sólo había trabajo para los enchufados: es decir, los afiliados al PSOE. Reclamaban justicia: que la miseria fuera repartida lo más equitativamente posible; mientras tanto, cada día se incorporaban más individuos a la edad de trabajar (al paro) y los presupuestos eran, proporcionalmente, cada vez más desequilibrados. En un ambiente socioeconómico similar, desde nuestro punto de vista, la expresión de Manuel Monereo, responsable del PC en Andalucía, es correcta: «La situación en el pueblo es tan tensa que si se echa una cerilla explota».

13 Lee mas

IEEE – La estructura social en Afganistán

IEEE – La estructura social en Afganistán

El otro aspecto en el que nos centramos es el ideológico-religioso. Afganistán presenta un claro predominio islámico y mayoría sunita, influido por la escuela jurídica hanafita y que hasta la década de los 80 se había manifestado como tolerante. Pero el radicalismo, principalmente de tendencia wahabita, se está mostrando cada vez más influyente y con mayor virulencia. Fundamentado en las doctrinas panislamistas de Abdul Wahab, 1787, que intentaban despertar al pueblo musulmán, aletargado desde el siglo XIV y en paulatina decadencia, tratando de devolver su pureza al Islam. Es la base ideológica del movimiento talibán, Al Qaeda y el Hibz-i Islamí de Gulbudin Hetmatiar y Haqqani.

13 Lee mas

Trabajo, estructura social y liderazgo

Trabajo, estructura social y liderazgo

Es el Estado, hoy día, quien encarna la soberanía popular; ésta, a su vez, quiere el bien de ella misma, del pueblo, y, por eso, el Estado se ocupa -cada vez más- de todas las aten- ciones y ayudas sociales. Si a alguien se le ocurre trabajar en estos campos benéficos, entra en el campo propio del Estado -en competencia con él-, y por eso éste graciosamente se lo permite, poniéndole la eti- queta de no gubernamental. La Iglesia, por ejemplo, du- rante siglos la institución que más beneficencia ha realizado, es hoy de facto socialmente en muchos países algo así como una ONG. Pero también de facto, cada familia que tiene a su cuidado varios niños y los abuelos, es una ONG. Y, sin

18 Lee mas

Movilidad social en el pueblo bicultural de Pinola, Chiapas

Movilidad social en el pueblo bicultural de Pinola, Chiapas

Esta falta de información sobre la estructura social indígena se maniiesta en muchos aspectos. Por ejemplo, para los ladinos, los líderes indígenas son cuatro hombres que saben leer y escribir, conocen las costumbres ladinas, han viajado a la ciudad de México y representan al sector indígena cuando surgen problemas entre los dos grupos étnicos, es decir, actúan como “especialistas” de la comunidad indígena en lo que se reiere a salvar la brecha entre las dos culturas locales. Los indígenas no consideran a estos intermediarios culturales como líderes, pero saben exactamente en qué tipo de circunstancias pueden ser útiles. Estos “líderes” no cumplen los requisitos necesarios para que un hombre se convierta en un miembro respetado del grupo de guardianes que ejercen el control sobrenatural. Uno de ellos es muy joven, otro es un huixteco que llegó a la población hace algunos años, y los otros dos son ricos según el criterio indígena. Todos poseen características que los colocan al margen de los principios de igualdad económica y respeto por su adultez, fundamentales para adquirir ascenso personal entre los tseltales.

35 Lee mas

TítuloLos defensores del pueblo en el Estado social y democrático de Derecho español

TítuloLos defensores del pueblo en el Estado social y democrático de Derecho español

después de citar literalmente el art. 6 de la LODP, que establece que el defensor no estará sujeto a mandato imperativo y prohíbe que reciba instrucciones de ninguna autoridad, señala que con ello vemos que “... la intención del legislador es clara; pretende mantener un margen de autonomía alrededor de la figura del Defensor del Pueblo”. Así, entiende que la forma en que fue aprobado el Reglamento de Organización y Funcionamiento del Defensor del Pueblo, por acuerdo de las Mesa de las Cámaras, éstas “... dan instrucciones concretas al Defensor del Pueblo acerca del modo en que esta institución ha de organizarse”. Vid. “Defensor del Pueblo...”, op. cit., pag. 250. Esta aprobación a través del acuerdo de las Mesas también es calificado como extraño por A. TORRES DEL MORAL, Principios de..., op. cit., pág. 641. También J. AGUILAR FERNANDEZ-HONTORIA señala la solución que se adoptó en el caso del Reglamento del Defensor del Pueblo “... no extrae la consecuencia última que deriva de los datos característicos de sus Reglamentos (se refiere asimismo al Consejo de Estado) y de la posición constitucional ocupada por estos órganos, consecuencia que (...) es la atribución a los mismos de la potestad de autorreglamentar su organización y funcionamiento”. Vid. “A propósito...”, op. cit., pág. 89. En esta misma línea se manifiesta también J. VARELA SUANZES-CARPEGNA. Señala que “el DP … no sólo no podrá recibir instrucciones particulares para cada caso concreto que se le plantee, sino que tampoco podrá estar sujeto a instrucciones de carácter general, a parámetros que marquen y predeterminen las pautas de su actuación global”. Aunque el autor se refiere a instrucciones generales, su reflexión sería extrapolable a las instrucciones reglamentarias. J. VARELA SUANZES-CARPEGNA, “La naturaleza jurídica del Defensor del Pueblo”, en Revista Española de Derecho Constitucional, nº 8, 1983, pág.66.

558 Lee mas

ESTRUCTURA SOCIAL DE LOS TOPILLOS MEDITERRÁNEOS

ESTRUCTURA SOCIAL DE LOS TOPILLOS MEDITERRÁNEOS

Sin duda alguna la peculiar distribución espacial (en parches) de las colonias de topi- llos y su organización social van a ser unos excelentes soportes de los trabajos bioquími- cos y de genética de poblaciones y parentesco que tenemos previsto llevar a cabo. Al fi- nal de estos trabajos quizás estemos más cerca de conocer una respuesta más concreta y fidedigna de la que actualmente podriamos sugerir. Profundizar en las ventajas o des- ventajas de un tipo u otro de organización social frente a un modelo teórico nos habría llevado a una amplia e interesante discusión pero al final tendríamos que recurrir a los niveles bioquímicos para poder soportar nuestra hipótesis de trabajo y actualmente no

11 Lee mas

La Participación Comunitaria es la Voz del Pueblo para el Cambio y el Desarrollo Social

La Participación Comunitaria es la Voz del Pueblo para el Cambio y el Desarrollo Social

11. JUSTIFICACIÓN: La actividad de la plaza de mercado por su ubicación actual genera serias dificultades en el flujo vehicular y de peatones, además las viviendas afrontan efectos colaterales, como: malos olores, desperdicios y basuras que de una u otra manera generan una mala imagen a las personas que visitan el municipio. Por tal razón la justificación es del orden ornamental, estructural, de salubridad, para mejorar las actividades económicas y elevar el bienestar social.

11 Lee mas

ENCUESTA NACIONAL SOBRE LA ESTRUCTURA SOCIAL

ENCUESTA NACIONAL SOBRE LA ESTRUCTURA SOCIAL

Como lo hiciéramos con las clases, entendemos al género y la etnia también en términos relacionales: en este caso, como relaciones de desigualdad social no enteramente subsumibles en el sistema de clases. Estos mecanismos operan de manera propia en la producción de diferencias sociales, aún cuando se imbrican particularmente con las desigualdades específicas de clase, ya abordadas analíticamente en este esquema (Benaría y Sen, 1981; Wright, 1997). Parafraseando a Stolcke digamos que la generación de estas desigualdades imbricadas no es simplemente una especie de suma, sino la intersección dinámica de las mismas en estructuras de dominación históricas. Precisemos que, cuando hablamos de relaciones de género, estamos convocando una perspectiva que hace hincapié en el carácter histórico-cultural no natural de la desigualdad entre varones y mujeres, enfatizando “el carácter relacional y por lo tanto político de las definiciones normativas de feminidad y masculinidad” (Stolke, V., 2008). Apuntamos con Faur que “no se trata, entonces, de una configuración identitaria que afecta exclusivamente a las decisiones individuales de las personas relacionadas con sus modos de vivir la femineidad o la masculinidad, sino que influye de forma crítica en la división sexual del trabajo, la distribución de los recursos y la definición de jerarquías entre hombres y mujeres en cada sociedad” (PNUD, 2008). Desde el punto de vista de su articulación estricta con el análisis de clase, se recoge aquí la larga tradición de diálogo teórico inaugurada por los estudios feministas. 23

38 Lee mas

Del reino al pueblo  Del himno al anuncio : Diálogo teológico y pastoral con la tesis bíblica de Jorge Blunda

Del reino al pueblo Del himno al anuncio : Diálogo teológico y pastoral con la tesis bíblica de Jorge Blunda

Si Dios dice su Palabra de muchas formas, la teología debe hablar de Él con variados estilos. A partir de la revelatio divina, la teología o sermo de Deo se despliega en la narratio histórica, la ratio discursiva y la ad-ora- tio cultual. La oración, teología en segunda persona, tiene su modelo en los salmos, y es la matriz del discurso en tercera persona, que remite a la razón como lenguaje. Tomás de Aquino escribió: oratio, quasi oris ratio dicitur (ST II-II, 83, 1). Junto con el cultivo del relato narrativo y del dis- curso racional, la razón iluminada por la fe se abre al intellectus o com- prensión especulativa, y a la sapientia o sabiduría contemplativa, enrique- ciendo la unidad plural de los lenguajes acerca de Dios y de la realidad vista sub ratione Dei (ST I, 1, 7). El discurso teológico despliega una ratio fidei iniciada por la revelatio y entrañada en la o-ratio. Su discurrir nace en el silencio y la escucha, pero culmina en el canto y la contemplación. El diá-logo del pueblo con Dios, expresado en salmos, himnos y cantos, es una forma de la teo-logía que dice el misterio de un Dios trinitario que es Logos y Dia-logos. 29 A la inversa, la cristo-logía piensa y dice a Cristo

35 Lee mas

ESTRUCTURA SOCIAL Y FORMAS DE CONCIENCIA

ESTRUCTURA SOCIAL Y FORMAS DE CONCIENCIA

sistemática de la posición del materialismo histórico —por no mencionar la idea de materialismo dialéctico, que merecería ser tratada y desechada tan sólo con la profundidad que les damos a las malas palabras— indepen- dientemente de que la refutación la propongan los especulativos adver- sarios idealistas de Marx o los representantes del materialismo positivista. Sin embargo, el verdadero punto es que los grandes pensadores de la época histórica que estudiamos sí adoptaron realmente, en el sentido cabal, la perspectiva del capital cuando participaron muy activamente en este aspecto en definitiva de enorme importancia. La determinación social del método no significa —y no puede significar— que la posición metodológica e ideológica correspondiente a la perspectiva del capital les sea impuesta a los pensadores involucrados, incluidas las figuras destaca- das de la filosofía y la economía política burguesa. Lo hicieron de volun- tad propia en el transcurso —y a través del proceso creativo— de la articulación de la posición que representa a los intereses, y los valores fun- damentales, de un orden reproductivo social con el cual ellos se identifica- ban. Son participantes conscientes en una empresa que implica siempre el conflicto y la confrontación de conjuntos de valores potencialmente riva- les, aun si los intereses sociales correspondientes no son (o no pueden ser, a causa de la inmadurez histórica de las fuerzas sociales relevantes) explicitados por sus adversarios. Porque ni siquiera la ideología dominan- te más firmemente afianzada puede ser jamás absolutamente dominante. En otras palabras, no puede ser tan totalmente dominante como para estar en capacidad de ignorar cualquier otra posición alternativa al menos potencialmente de largo alcance. Ni siquiera cuando la ideología dominante reclama para sí el privilegio de representar la sola y única perspectiva defendible, que en su visión concuerda cabalmente con la naturaleza misma, en una de sus versiones 2 , o cuando, en el mismo senti-

472 Lee mas

La agrupación anarquista de mujeres libres

La agrupación anarquista de mujeres libres

En la elaboración de este trabajo se pretende realizar una aproximación histórica de la organización anarcofeminista Mujeres Libres, con el objetivo de analizar cuáles fueron sus planteamientos y cómo les influyó el contexto en el que les tocó desarrollarse. Para abordar dicha tarea, será necesario analizar detenidamente el movimiento libertario espa- ñol de finales del S. XIX y principios del XX, y cómo éste fue cogiendo cada más fuerza dentro de la sociedad española gracias al auge del sindicalismo combinado con el anar- quismo. Así, podremos comprender cómo la clase obrera empezó a tomar conciencia de su situación de subordinación, revindicando la libertad individual y colectiva. Es en me- dio de este este ambiente en el que hombres y mujeres se van educando en los valores libertarios a partir de los sindicatos y ateneos, empezando a revindicar una sociedad más justa y coherente con su situación social, siendo en este espacio de dónde saldrán las voces de unas mujeres que sentían que pese a su ímpetu por querer contribuir en esa lucha, no eran tratadas en igualdad de condiciones ni oportunidades por el simple hecho de ser mujeres. Los primeros análisis de esta situación se empezaron a plantear y a teorizar a finales del XIX, pero en esos planteamientos no sólo revindicaban su emancipación como sexo, sino también como clase; y estos análisis después serán asimilados por las mujeres anarquistas de la década de 1930, que cansadas de sufrir las mismas opresiones decidieron llevar la teoría anarcofeminista a la práctica, creando la Agrupación de Mujeres Libres en 1936, formándose como una rama más del movimiento libertario español; compaginando la problemática de la mujer con la lucha social.

66 Lee mas

Metodología para la Caracterización del Capital Social. Caso Capital Social del Pueblo Pemon

Metodología para la Caracterización del Capital Social. Caso Capital Social del Pueblo Pemon

como eje articulador entre las necesidades de estos pueblos y sus posibilidades de empoderamiento. En el contexto del desarrollo de los pueblos indígenas que se trató en los puntos anteriores, todo parece indicar que no sólo es necesario asumir la importancia que la cultura de los pueblos indígenas tiene en la definición de políticas y programas, sino también implicarlos en la solución de sus problemas, concediendo y creando los espacios de participación y acción adecuados. Son ellos quienes mejor conocen su realidad y de quienes pueden nacer las principales soluciones a sus necesidades. Ello implica que el multiculturalismo debe ser expresado en todos los ámbitos que afectan la vida de estos pueblos y muy especialmente a la hora de definir los términos de su desarrollo. En la medida en que la multiculturalidad implica desafíos cada vez más grandes para los pueblos indígenas, se está reconociendo que su patrimonio cultural, social y político, presenta no sólo una oportunidad para mejorar su calidad de vida sino que es una oportunidad para enriquecer, mediante procesos interculturales, sus propios procesos de desarrollo (Chuecas, 2005).

18 Lee mas

Estructura y cambio social

Estructura y cambio social

de manera que se van encimando una sobre otra (como las capas de una cebolla) y tornan imposible llegar hasta ellas para conocerlas. Comienza estudiando la estructura del conocimiento (realizando toda una "arqueología del saber") para luego establecer una relación entre saber-poder (en este caso, hizo una "genealogía del poder") para demostrar que las estructuras sociales se imponían al hombre mediante el conocimiento, el cual genera poder; pero, siempre teniendo en cuenta que estas diferencias no eran conscientes en el hombre ni eran aplicadas con dicha intensión (dando así a la estructura una característica "inconsciente"). Mediante los cambios de conocimientos (de una época a otra) se van trazando las nuevas pautas que delinearán la moralidad y por sobre todo, lo "normal" de lo "anormal" (como un ejemplo, podemos citar su estudio de la locura, en el cual establece que anteriormente a la aparición de la psiquiatría, lo cordura y la locura iban de la mano, sin dar mucha importancia a esta segunda; sin embargo, se produce una ruptura en el saber, aparece el conocimiento psiquiátrico, y desde ese momento, se tacha a la locura como algo anormal, que debe ser estudiado, aislado, analizado y finalmente, normalizado).

16 Lee mas

La estructura social de la era de la informacin

La estructura social de la era de la informacin

Creo que, a partir de consideraciones como éstas —que desbordan las posibilidades de este comentario—, sería interesante profundizar en el debate de algunas de las tesis de Castells que a mí me parecen más controvertidas (a pesar de que en este libro están bastante matizadas) y que se relacionan con el análisis de las principales causas y raíces del actual problema del desempleo, cuya caracterización en la sociedad norteamericana actual no siempre es trans- ferible analíticamente en su totalidad, hoy por hoy, a la realidad de otros países como, por ejemplo, los europeos. ¡Por cierto, había que preguntarse si los cinco millones y medio de presos y penados norteamericanos, a los que se refiere Castells, pueden considerarse como población activa, como parados o como «subsidiados»! Lo significativo es que el gran crecimiento de la población penada en USA (casi se ha triplicado desde 1980) coincide con el pleno desen- volvimiento del nuevo modelo social.

5 Lee mas

Del ciudadano y el individuo en la reforma instruccionista de 1870 en Cundinamarca

Del ciudadano y el individuo en la reforma instruccionista de 1870 en Cundinamarca

El Decreto Orgánico de Instrucción Pública Primaria que se implementó durante la década de 1870 hasta comienzos dela década de 1880en la hegemonía liberal radical, fue uno de los primeros esfuerzos, por parte del gobierno, de ampliar la enseñanza primaria a todas las clases populares en todo el territorio. Dicho decreto, nace tras otras propuestas educativas, que se remontan al proceso de constitución de la República, cuando la educación empieza a ser concebida como una forma de creación de nación. Como herramienta política y social, la educación buscaba la integración de la población en general, bajo la idea del “ser ciudadano”, fundamentada bajo la idea de la democracia. Su expresión legal fue la disposición de “Planes de Estudios” a lo largo del siglo XIX. De los cuales, puede decirse que la autodenominada Reforma Instruccionista de 1870, fue el primer acto legislativo que intentó vincular una educación laica, gratuita y masiva en los diferentes Estados con un claro énfasis en individualizar el aprendizaje. Antes de la Reforma Instruccionista, los principios morales y pensamientos jurídicos Benthamistas, se habían implantado para la educación superior. Por otro lado, las concepciones educativas, con respecto a la educación primaria, se habían visto influenciadas por el sistema de enseñanza planteado por el británico José Lancaster. Adaptándose a los principios de moral católica y con claros énfasismemorísticos, el método lancasteriano se implanto en las escuelas las cuales dependian de las parroquias locales a lo largo y ancho del país.

95 Lee mas

Diversidad y estructura arbórea de dos rodales en Pueblo Nuevo, Durango

Diversidad y estructura arbórea de dos rodales en Pueblo Nuevo, Durango

The study was carried out in the Coscomate community of the Chavarría Nuevo ejido, in Pueblo Nuevo municipality, Durango State. The substrate of the area is formed by Leptosol and Regosol soils over igneous rocky outcrops. The climate is sub-humid temperate [C(w)], with an annual precipitation of 800 to 1 200 mm, summer rains and mean temperatures ranging between 8 and 14 °C. The dominant vegetation consists of pine and pine-oak forests (González et al., 2007, 2012). Ecotourism activities are carried out in the community.

14 Lee mas

Redes alternativas para la región

Redes alternativas para la región

Otro obstáculo es la alta volatilidad de las tasas de interés reales influye negativamente en el monto y plazos de pasivos y activos bancarios, lo que en ecuador sin haber participado de este estudio sabemos que es un punto débil en la estructura bancaria tanto de tasas como de plazos. Ya que aquí los créditos son onerosos y de mediano plazo son llegar a más de 10 años en promedio.

9 Lee mas

Mutua los LaurelesFarmacia Social: Comprometidos con la salud del pueblo

Mutua los LaurelesFarmacia Social: Comprometidos con la salud del pueblo

2 La política Nacional de Salud al año 2015 indica que el mejoramiento al acceso a medicamentos esenciales y genéricos deben ser a bajo costo a la población en general, sin embargo, tan solo el 17.8% de la población empleada está cubierta con el Seguro Social y más del 50% del total de la población nicaragüense no tienen acceso a medicamentos, siendo que el 60% del gasto familiar en salud es en medicamentos.

46 Lee mas

Evaluando la ansiedad social por medio de cinco medidas de autoinforme, SPAI, LSAS-SR, SPIN, SPS y SIAS: un análisis crítico de su estructura factorial

Evaluando la ansiedad social por medio de cinco medidas de autoinforme, SPAI, LSAS-SR, SPIN, SPS y SIAS: un análisis crítico de su estructura factorial

The LSAS was the first scale created for the clinical rating of patients’ level of fear and avoidance of social situations (Clinician-Administered Version, LSAS-CA), although it was subsequently adapted and introduced as a self-report measure (Self-Report Version, LSAS-SR) (e.g., Baker, Heinrichs, Kim, & Hofmann, 2002; Cox et al., 1998), given that the psychometric properties of both versions were similar (Fresco et al., 2001; Oakman, van Ameringen, Mancini, & Farvolden, 2003). This scale consists of 24 items that assess the degree of fear in, and the frequency of avoidance of, social interaction situations (13 items) and performance (11 items). Its response format is a 4-point Likert scale that provides an overall score for the scale itself and for both subscales. Some studies use the subscales that are theoretically derived from this measure: scale total, fear total, avoidance total, fear of social interaction, avoidance of social interaction, fear of performance, avoidance of performance, total social interaction and total performance. The LSAS-SR has also been frequently used for assessing changes in patients when they have received both pharmacological treatment (e.g., Liebowitz, 1987; Bhogal & Baldwin, 2007; Guastella et al., 2008) and cognitive-behavioral therapy for social anxiety (e.g., Cox et al., 1998; Hayes, Miller, Hope, Heimberg, & Juster, 2008; Heimberg et al., 1999; Hofmann, Schulz, Meuret, Moscovitch, & Suvak, 2006; Klinger et al., 2005; Smits, Powers, Buxkamper, & Telch, 2006).

26 Lee mas

Show all 10000 documents...