Estudios Políticos (Revista)

Top PDF Estudios Políticos (Revista):

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 5, Nº1

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 5, Nº1

Según Ingram, el efecto retórico de la declaración estaba asegurado “por el solo acto performativo”, y que lo que “en verdad legitimó esa declaración fue la recreación [reenactment] de los contratos […] que habían sido hechos por los colonos desde el Mayflower Compact, y la reafirmación [reassertion] de la clase de derechos que típicamente contienen tales acuerdos”. Para Ingram, las condiciones que determinan y constriñen los actos políticos “parcial- mente derivan su fuerza de esos mismos actos”. Los acuerdos concertados y las leyes que los ciudadanos –eventualmente- se darán a sí mismos “interpre- tan al tiempo que constituyen” los presupuestos morales subyacentes al acto de legislar (Larry May and Jerome Kohn, 1997: 234 y 238). Es decir, Ingram tiene una posición menos radical que la de Hilb. Conforme a su interpretación, Arendt resolvería la aporía de la circularidad supuestamente viciosa entre poder instituyente e instituido apelando a la “circularidad hermenéutica” (224 y 238), según la cual toda tradición constitucional determina su propia y subsecuente re-interpretación. En esta línea, incluso el Mayflower Covenant se insertaría en una tradición pactista pues los puritanos apela- ron a las alianzas vetero-testamentarios en busca de ejemplos y precedentes. Ciertamente Arendt no niega este dato histórico incontestable, pero afirma que la Revolución constituyó un Novus Ordo Seclorum inclusive retrotrayéndose a la fórmula de esos peregrinos, que buscaban una nueva Sion. Se trata de un hiato, una suspensión del tiempo entre el pasado y el futuro, que interrumpe el curso de una tradición e instituye un nuevo cuerpo político o “un nuevo comienzo”.

159 Lee mas

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 4, Nº2

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 4, Nº2

participativa en que se aplican las nuevas tecno- logías geoespaciales. Se analiza una cartografía que incorpora el mapa como construcción social y una cartografía crítica asociada a las denominadas nuevas prácticas cartográficas. También se avizora la potencialidad del desarrollo local, en el contexto de las políticas públicas, con la aplicación de las actuales tecnologías geoespaciales disponibles. Respecto a la metodología, este trabajo se deriva de una investigación de carácter teórico en la cual se analiza la evolución que ha tenido la cartografía y la concepción de los mapas en las últimas seis décadas, es decir desde mediados del siglo pasado hasta la primera década del actual (Azócar, 2012; Azócar y Buchroithner, 2014). Dicha investigación intenta comprender la disciplina cartográfica desde un punto de vista científico y epistemológico. En este sentido, estamos en el campo de la cartografía teórica que considera como base que tanto la disci- plina cartográfica como las diferentes concepciones de mapas son formas de conocimiento, permitiendo así una mejor comprensión de la sociedad a través del elemento mapa, considerado un objeto cultural. En este artículo, tras una revisión bibliográfica de autores y organizaciones, se presentan algunos ejemplos de cartografía participativa materializa- dos en proyectos cartográficos que representan espacios y territorios, considerando otras varia- bles a mapear como alternativas a la cartografía tradicional u oficial. De este modo, se comprende que las denominadas cartografías participativas implican estudios ejecutados a escala local que emplean los métodos de investigación etnográficos, multiculturales y colaborativos en el contexto de la teoría social.

149 Lee mas

Estado del arte sobre neuromarketing aplicado a los estudios políticos

Estado del arte sobre neuromarketing aplicado a los estudios políticos

Por último, vale la pena destacar que la mayoría de los estudios e investigaciones que aportaron a la construcción del presente documento son artículos electrónicos, los cuales representan al menos un 75 % de las fuentes utilizadas, y provienen principalmente de bases de datos como Ebrary, Jstor y Esbco. En una menor cantidad, se registran libros electrónicos, libros y algunos videos. Puede explicarse que existe más información electrónica a propósito del neuromarketing político, porque al ser un tema reciente e innovador, se ajusta al mundo de hoy, cuyos métodos de transmisión de información suelen estar asociados al internet.

64 Lee mas

El Neuromarketing aplicado a los estudios políticos

El Neuromarketing aplicado a los estudios políticos

Por lo general, las empresas suelen actuar de manera muy estratégica al lanzar un producto; son extremadamente minuciosas para realizar actividades que les permitan definir un buen plan de mercadeo, por lo que desarrollan encuestas, entrevistas y pruebas a grupos focales, entre otras herramientas. Esto les ha permitido conocer a la población objetivo y obtener ventajas de ello. Los gobiernos, los candidatos y en general los actores políticos han encontrado en estos procesos, fórmu- las y métodos aplicables a la política, posibles de replicar con buenos resultados en materia electoral o de gobernabilidad.

54 Lee mas

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 5, Nº2

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 5, Nº2

Hasta este momento, la revisión teórica ha abor- dado, directa o indirectamente, dos de los tres niveles clásicos en estudios internacionales: el sistema internacional y el Estado. Llegados a este punto, conviene introducir el tercer nivel, el individual, que sin duda reviste alta importancia en los procesos internacionales. De hecho, a partir DELASCL°SICASfIM°GENESpDE+ENNETH7ALTZ sobre las causas de la guerra que sentaron estos tres niveles de análisis, parece ser un consenso que en los procesos y asuntos internacionales el individuo importa. En efecto, “hoy en día no cabe ya desconocer o subestimar la importancia del individuo y de sus decisiones y acciones personales en el panorama de las relaciones que se desarrollan AESCALAINTERNACIONALp#ALDUCH8)6 %L INDIVIDUOESUNSUJETOACTIVODELAVIDAINTERNACIONAL que opera en el específico marco de sus capaci- dades, poderes o competencias individuales, las que simultáneamente son competencias sociales. %NESAPERSPECTIVA#ALDUCH RECUERDALOSTRES supuestos sobre los cuales se ha basado la aproxi- mación del individuo en el análisis internacional: A COMOSUJETODEL$ERECHO)NTERNACIONAL0ÆBLICO en tanto destinatario de derechos y obligaciones QUEELORDENINTERNACIONALLEATRIBUYEB COMO REPRESENTANTEDEUNACOLECTIVIDADYC COMO SUJETOCARISM°TICOQUEEXPLICAELPROTAGONISMO INTERNACIONALDECIERTOSINDIVIDUOS"AJOELSEGUNDO supuesto, aquel en que un individuo representa algo más que a él mismo, la teoría destaca especialmente al hombre del estado en su doble condición: como actor que participa individualmente en el esce- nario internacional imprimiendo a sus acciones sus propios valores, ideas y rasgos psicológicos ESTOESCIERTOSATRIBUTOSPERSONALES YCOMO representante de un determinado grupo nacional O%STADOYDELASFUERZASSOCIALESECONÀMICASE IDEOLÀGICASQUECARACTERIZANESACOLECTIVIDAD $EJANDOFUERALANOCIÀNDESUJETODEDERECHO

185 Lee mas

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 2, Nº2

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 2, Nº2

El presente trabajo representa una exploración en busca de un lenguaje matemático capaz de describir el proceso legislativo del Parlamento CHILENO%NESTEART»CULOHACEMOSUNARECREA- ción de los principales aspectos que contem- pla: el planteamiento de un método de análisis de proyectos y parte de las reflexiones que nos llevaron a él; las propuestas que respaldan el CONCEPTO DE ACTIVIDAD POL»TICA UNA FÀRMULA sencilla que exprese la participación de actores políticos, definiéndolos como variables ejecu- tiva, parlamentaria, ciudadana e institucional; y un atisbo de cuál podría ser la importancia DELFACTORTIEMPONOVISTOCOMOUNLAPSODE meses o años en que transcurre el proceso completo de ese proyecto de ley, sino como el INTERTANTOMIENTRASSEAVANZADEUNHITOAOTRO Ese tiempo y la actividad político-legislativa en ESE HITO PRECISO POSTULAMOS PODR»A ACERCAR- nos a un nuevo concepto de eficiencia.

99 Lee mas

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 6, Nº1

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 6, Nº1

Más allá de las diversas ideas sobre el intelectual en distintos momentos históricos, podemos de- cir que hay cinco grandes figuras que permiten introducirnos en el debate acerca de quién es el intelectual y cuál es su incidencia. En primer lugar, se sitúan “Los nuevos clercs”, de Benda: el intelec- tual aparece como una figura que debe custodiar los valores de la civilización (Altamirano, 2013). En segundo lugar, se encuentra el ‘intelectual comprometido’ sartriano: Sartre sostiene que los intelectuales tienen una gran responsabilidad y deben conservar su autonomía de los poderes y aparatos políticos (Sartre, 1981). En tercer lugar, aparece el ‘intelectual orgánico y tradicional’ gramsciano: toda clase que quiera conquistar la hegemonía de una sociedad debe contar, por un lado, con nuevos intelectuales, y por otro, con los ya tradicionales de una comunidad determinada (Gramsci, 2012). De este modo, según Pulleiro (2013) “se amplía la noción de intelectual y relaciona esa categoría con tareas organizativas”. En un cuarto lugar, podemos mencionar a Walzer (1993), quien entiende que la función del intelectual es estar dentro de la comunidad y debe aparecer como un “articulador de la queja común”. Por último, podemos situar al ‘intelectual crítico’ de Said: lo que define un intelectual es la crítica que hace de su tiempo. Propone la idea del intelectual como francotirador: este es quien “plantea cuestiones incómodas para los gobernantes, desafía las ortodoxias religiosas e ideológica” (Said, 1996). Antes de desarrollar qué es Carta Abierta, nos pare- ce importante decir que Argentina tiene una vasta tradición de intelectuales que han sido parte de la escena pública. Podríamos caracterizar los famosos

204 Lee mas

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 4, Nº1

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 4, Nº1

%NESTEMARCOLOSESTUDIOSPROSPECTIVOSSE construyen sobre sistemas de toma de decisiones TRANSPARENTES%ST°NBASADOSENLAPARTICIPACIÀN social con libertad de pensamiento, sin exclu- sión. El proceso dura el tiempo necesario para la APROPIACIÀNSOCIALQUEPERMITALACONVERGENCIA DEUNAVISIÀNCONSENSUADAYELESTABLECIMIENTO de acuerdos y acciones de cooperación para su REALIZACIÀN,ATRANSFORMACIÀNDELAREALIDADSURGE DELACAPACIDADQUEDESARROLLEELEQUIPODEGESTIÀN PARACONVOCARYCAPTARLASEXPECTATIVASEINTERESES DELOSGRUPOSSOCIALES%STADOSOCIEDADYMERCA- DO COMOAS»TAMBI·NDELASOSTENIBILIDADDELAS MOTIVACIONESQUEGENEREENELLOSPARACONSTRUIRLAS FORMASYMEDIOSPARAHACERREALIDADESAVISIÀNDE FUTURO,OSESTUDIOSPROSPECTIVOSSIEMPREQUEDAN supeditados a los acuerdos, el grado de compromiso YLAVOLUNTADDELOSACTORESINVOLUCRADOSPARAEL cumplimiento de los mismos. Este tipo de estudios GENERAPROCESOSDEAPRENDIZAJECONMEJORACONTI- NUAAPARTIRDELFORTALECIMIENTODELCAPITALSOCIAL la creación de redes de solidaridad, cooperación EINTERCAMBIODECONOCIMIENTOESTRAT·GICO!SU VEZDESARROLLANHABILIDADESCALIjCADASPARAUNA ACCIÀNPROACTIVAEINCREMENTANLARECEPTIVIDADA LASSE¿ALESDETRANSFORMACIÀN4AMBI·NPRODUCEN cambios en los modelos mentales de sus partici- pantes, abriendo el juego a la concertación, pro- MOVIENDOELPENSAMIENTOANTICIPATORIOCONjANZA YSINERGIASPARAASIMILARELFUTUROCOMOUNESPACIO PARALALIBERTADLACREACIÀNLAVIDAENFRATERNIDAD ELDESARROLLODEVOLUNTADESYELEMPODERAMIENTO de la sociedad.

153 Lee mas

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 7, Nº1

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 7, Nº1

sanitarios, tal como ocurría con la instalación de “rejillas”, durante inicios del siglo XIX. Además, la llegada del cólera a Santiago precipitó la urgencia de adoptar nuevas medidas, fuera del régimen de acequias. Los actores políticos poco a poco comenzaron a convencerse de esta necesidad, en un marco en que también los descubrimientos de la microbiología y las soluciones de saneamiento en Londres y París aumentaron su penetración en ellos, en los ingenieros y en los médicos. Así, en el espacio de lo imaginario comenzaron a hacerse visibles sentimientos relacionados con la situación de Santiago: la capital era una ciudad retrasada, en que la mortalidad causada por las enfermedades parecía incomprensible a la luz de su clima y la condición inclinada de su plano. Esta representa- ción, de hecho, parece incrementar la desazón de los políticos en relación a la ciudad. La mortalidad de la ciudad se relacionaba con las enfermedades producto de las condiciones de salubridad y, estas, a su vez, se asociaban al tipo de infraestructura: la infraestructura disponible (acequias, letrinas, pozos negros) era reconocida como una “calamidad pú- blica”; la infraestructura que suponía el cambio (las alcantarillas, los inodoros) constituían la esperanza la solución del problema de mortalidad. Pero ¿por qué se sostuvo como solución esa nueva infraes- tructura, ubicándose por fuera del régimen antes dominante? Tras esa definición se halla la imagen que construyeron estos actores políticos sobre la experiencia socio-técnica europea: las principales ciudades europeas no sólo demostraban que las tasas de mortalidad podían reducirse por medio de alcantarillados, sino que también se constituían en la definición de civilización. El futuro deseado por los actores políticos estaba reflejado en la expe- riencia socio-técnica europea y estadounidense, pues ella constituía la civilización.

128 Lee mas

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 3, Nº2

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 3, Nº2

tucionales, se advierten de inmediato fenómenos que evidenciaron de modo palmario los procesos de racionalización de la vida política en el viejo continente para afrontar el desafío del nuevo siglo, reproducidos en la posteridad de los ordena- mientos que acogieron este modelo. Uno de ellos comprende los presupuestos ideológico-políticos liberales y demoliberales sobre cómo relacionar democracia con poder político, y participación popular con funciones estatales. Pese a que en el continente europeo existen diferencias en los sistemas de control constitucional regulados en varios ordenamientos, en cuanto al conjunto de poderes sometidos a control y la determinación de los entes legitimados para acudir ante el Tribunal Constitucional, y el modo de articulación entre jurisdicción constitucional y jurisdicción ordinaria, todos ignoran el tema de la soberanía popular en su perspectiva de participación popular en el control sobre los órganos encargados de dichas funciones, y en la legitimación para instarlos frente a dispo- siciones jurídicas inconstitucionales de todo tipo. Las viejas rencillas entre los poderes contuvo en una sola dirección la mirada de las propuestas teóricas de entonces sobre la posibilidad de un control constitucional, en busca de elaborar pro- cedimientos y mecanismos técnicos legítimos de control y limitación entre estos y reconceptualizar la composición de los órganos de poder sobre la base de una integración cuyos filones teóricos y prácticos se acercaban, en una democracia indi- recta y desconectada, a mecanismos de selección y designación por los propios poderes constituidos: la mayoría de sus integrantes vienen designados por los partidos triunfantes en las elecciones que hacen gobierno o integran el Parlamento, cuyos rejuegos políticos y electorales siempre relegaron a la calidad de minoría a las fuerzas progresistas.

138 Lee mas

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 3, Nº1

Revista de Estudios Políticos y Estratégicos. Vol. 3, Nº1

Por lo mismo, la idea de desarrollo en América La- tina se vio siempre tensionada por los dos modelos de finalidad histórica puestos en marcha por los antiguos aliados que se enfrentaban ahora en una Guerra Fría global. Por la ambigüedad inherente al concepto, pudo ser disputado por visiones pro- clives al primer y al segundo mundo. En el fondo, esta disputa fue posible precisamente por una coincidencia: ambos mundos eran industrialistas en lo económico e internacionalistas en lo político, es decir, planteaban sus modelos políticos como válidos para toda sociedad y sus modelos econó- micos como salida del subdesarrollo para cualquier sociedad agraria o de economía “atrasada”. Si bien es cierto que la pertenencia de América Latina al área de influencia norteamericana no estuvo nunca en discusión, al menos en un nivel significativo entre ambas potencias, Cuba planteó el contrapunto a la propuesta de desarrollo como modernización liberal tal como fue propugnada por la Alianza para el Progreso que el gobierno norteamericano echó a andar en 1961, dos años después de la revolución cubana (ver imagen 3). Este era el brazo político-económico de la relación establecida por Estados Unidos con América Latina, siempre acompañado por la fuerza militar que, bajo la doctrina de la seguridad nacional y la práctica de la guerra antisubversiva, constituyó una especie de “Plan B” para la intervención en el continente. Pero lo que interesa ahora es ver los contenidos del “Plan A”, la Alianza para el Progreso.

152 Lee mas

El principio de publicidad parlamentaria en las Cortes de Cádiz

El principio de publicidad parlamentaria en las Cortes de Cádiz

aversión al Sr. Valiente, entre ellas, el no haber firmado el proyecto cons- titucional, no obstante ser individuo de la Comisión o el haberse mos- trado contrario a varias determinaciones que habían tomado las Cortes favorables a los pueblos, como el decreto de incorporación de señoríos jurisdiccionales”(217). Absurdo total. A los asistentes a las tribunas les podrían desagradar hasta el extremo las posturas reaccionarias de Va- liente, pero éste estaba en su legítimo derecho para defender y posicio- narse en las Cortes como mejor creyera oportuno. Ninguna razón podía avalar al pueblo a interferir en la libre expresión de sus opiniones por parte de un diputado, y muchísimo menos aún para amenazar a su per- sona. ¿De qué valía la solemne proclamación del Decreto núm. I, por el que las Cortes declaraban, entre otros muchos principios, el de inviola- bilidad de las personas de los diputados? Por lo demás, si es que, como parece más que probable, el conde de Toreno se acercó a reconvenir a Valiente cuando éste estaba siendo coartado en el ejercicio de su función representativa por una chusma, pues no otra calificación nos puede me- recer quienes así actuaron desde las tribunas, que debían de haber sido expulsados de ellas, el asturiano se estaba solidarizando con quienes ofendían la dignidad de la Cámara y de un diputado, mostrando una ac- titud de desprecio hacia quien, no obstante defender unas posturas an- titéticas a las suyas, era tan acreedor de respeto como él mismo, en cuanto representante de la nación. Toreno accedió a las Cortes vulne- rando la legalidad, pues no tenía la edad legalmente requerida para ser diputado. Pero con su actitud en estos desafortunados hechos nos sus- cita la duda de si no sólo carecía de la edad, sino también de la madu- rez requerida para actuar de modo acorde con las altas responsabilidades del cargo al que accedió. Este lamentable episodio, desde luego, no con- tribuyó en nada a mostrar una actitud de respeto e incluso de solidari- dad por parte de algunos liberales hacia adversarios políticos que, en cualquier caso, eran tan representantes de la nación como ellos, demos- trando que tampoco los liberales (al igual desde luego que los absolu- tistas) andaban sobrados de tolerancia hacia quien difería de sus ideas. La explicación que Toreno ofrece de este incidente en su Histo- ria(218) nos parece lamentable, y acentúa nuestra idea de que lo rela-

117 Lee mas

Acerca de los estudios sobre partidos políticos en Colombia

Acerca de los estudios sobre partidos políticos en Colombia

El balance que acá se presenta, da cuenta de alguna parte de esa amplia bibliografía, y del conocimiento que sobre los partidos se nos ha brindado. Para ello, este artículo ha sido organizado en cuatro cuerpos de literatura básicos: en el primero de ellos, se abordan los trabajos dedicados a estudiar los orígenes de nuestros partidos, su existencia misma, las diferencias, las coincidencias y los pliegues, que dan cuenta de un proceso complejo y nada lineal, marcado por tensiones y dilemas incluso dentro de la literatura misma. El segundo apartado, recoge algunos acercamientos sobre uno de los temas quizá más prolíficos de nuestra literatura politológica: el clientelismo. Allí se intenta mostrar las diferencias entre los primeros estudios y los análisis más recientes de un fenómeno que, parece haber mutado con el tiempo. En un tercer momento se recogen los intentos, en este caso aún muy escasos, de estudios sistemáticos o monografías sobre los partidos, o estudios destacados sobre uno u otro aspecto de los partidos o de alguna fracción de ellos. El texto se cierra con algunas consideraciones acerca de las formas en las que la Ciencia Política en Colombia, se ha acercado a un asunto tan importante como la organización partidista y las preguntas que han permitido entender, de una u otra forma, “el adentro” de los partidos.

14 Lee mas

Revista Estudios Gerenciales y de las Organizaciones

Revista Estudios Gerenciales y de las Organizaciones

Según estudios recientes, Monterrey está considerada en el 2017 la ciudad con la mejor calidad de vida del país. Para los especialistas de Mercer 15 , “la capital del estado de Nuevo León destaca por su vocación industrial que ha sido el detonante de la economía local” (Riquelme, 2017); sin embargo, “la falta de equidad de género, intolerancia a inmigrantes, rezagos en el sistema de salud, y falta de oferta de entretenimiento son algunos factores que la hacen poco atractivas para los millennials” (Valle, 2017). Para nuestro estudio es importante destacar cómo el valor de la economía ha depurado un estilo de vida, para muchos envidiable en el resto del territorio nacional. El trabajo que se presenta se centra en un proyecto macro sobre la importancia de la imagen en la innovación social, cuyo objetivo es reconocer el valor de la imagen en el entorno profesional con el fin de integrar el concepto de personal branding en la formación emprendedora de las nuevas generaciones como parte de la autoimagen y el autoconcepto en donde la influencia económica y la calidad de vida juegan un papel primordial.

18 Lee mas

Revista de Estudios Sobre Cambio Social

Revista de Estudios Sobre Cambio Social

Hay que aclarar que el impacto del plan sobre la situación de los desocupados no ha sido muy importante. El plan formalmente consiste en 150 pesos mensuales a cambio de una contraprestación laboral de aproximadamente 4 horas diarias. Si se compara el monto que recibe el beneficiario con el precio de la canasta familiar (750 para una familia tipo), la conclusión es que los PJyJH no son una vía efectiva de integración social. Además hay que tener en cuenta que si bien con el gobierno de Duhalde se masifican los planes, éstos no son universalesxl, ya que existen criterios de exclusión que dejan a muchos desempleados sin ningún tipo de contención (actualmente la desocupación alcanza a 1.521.000 de personas, es decir, 14.4% de la población económicamente activa)xli. En primer instancia, solo En el año 2002 En el año 2002 la cobertura del PJyJH alcanzaba solo al 5% de la población total y cubría el 9% de la población indigente. Donde el impacto es mayor es en la tasa de desocupación, ya que al considerar la contraprestación como hora laboral trabajada, el beneficiario del plan se cuenta como ocupado. Nuevamente la conclusión es obvia, las políticas hacia los desocupados son insuficientes en términos de combatir la exclusión social y no constituyen un mecanismo de redistribución de ingresoxlii, pero al generar un impacto sobre la economía de los hogaresxliii, permite controlar la conflictividad social al reducir los posibles aspirantes de la protesta social. La mayoría de los planes los fiscalizan dirigentes políticos locales, punteros, que los usan como mecanismo de control sobre los beneficiarios.

18 Lee mas

Show all 10000 documents...