Extractivismo minero

Top PDF Extractivismo minero:

Territorios y cuerpos en disputa. Extractivismo minero y ecología política de las emociones

Territorios y cuerpos en disputa. Extractivismo minero y ecología política de las emociones

Este nuevo ciclo de ‘mineralización’ de la América Latina se extiende ya a lo largo de la vasta diversidad bio- lógica y climática de sus territorios, y abarca también los más diversos paisajes ideológicos de los gobiernos vigentes. Hoy por hoy, el ‘consenso minero’ unifica a todo el espectro variopinto de los oficialismos gobernan- tes: desde los gobiernos de ‘derecha’ (de la ‘moderada’ y de la extrema), a los autoproclamados ‘progresis- tas’ y hasta ‘revolucionarios’; desde aquellos que abren las puertas a la expansión del militarismo norteameri- cano, permiten la instalación de nuevas ‘bases’ e impulsan los TLC con las potencias dominantes, a los que adoptan una retórica ‘anti-neoliberal’ , e incluso, a aquellos que modificaron sus Constituciones y consagraron los “Derechos de la Naturaleza” y el “Buen Vivir”. Al unísono con las grandes corporaciones del sector, los gobiernos latinoamericanos defienden a rajatabla “la minería”. El oficialismo pro-minero se ejerce instalando, día a día, a través de diferentes canales y lenguajes, el mensaje de que “sin minería no se puede vivir”. A juzgar por los intereses del poder, el extractivismo minero parece férreamente consolidado. A más de dos décadas de iniciado, su implantación ha implicado cambios tan drásticos como profundos en todas las dimen- siones de lo social; su magnitud y consecuencias no sólo impactan en el escenario presente sino que tienen implicancias mayores aún en el mediano y largo plazo. Con precisión, cabe señalar que la contundencia y eficacia transformadora del nuevo régimen minero ha dado lugar a la conformación de un nuevo escenario socioterritorial regional, tanto en el plano macro, de las instituciones y variables estructurales, como en nivel micro, de las subjetividades y las experiencias de la vida cotidiana.

16 Lee mas

Institucionalización de la cuestión ambiental en el contexto del (neo) extractivismo minero. El rol del estado argentino en el caso minera Alumbrera Ltd.

Institucionalización de la cuestión ambiental en el contexto del (neo) extractivismo minero. El rol del estado argentino en el caso minera Alumbrera Ltd.

Si bien la globalización económica implicó la propagación de los problemas ambientales por todo el planeta, esto afectó de forma diferencial a las regiones y formaciones sociales en relación a su particular posicionamiento en la división internacional del trabajo, su estrategia de inclusión en la economía global y sus deudas externas (Ferro, 2015). Diversos académicos (Alimonda, Pérez, y Martín, 2017; Delgado Ramos, 2014; Gudynas, 2017; Machado Aráoz, 2015; Svampa y Viale, 2017) acuerdan en que la proliferación de actividades económicas de carácter extractivo-intensivo en América Latina, entre ellas la minería a cielo abierto, se inscribe en un comportamiento sistémico ligado a una particular forma de ordenamiento territorial del sistema capitalista a nivel planetario. Desde esta perspectiva, puede afirmarse que el (neo)extractivismo se configura en una forma de ordenamiento territorial que

15 Lee mas

“Enseñanza de los conflictos socio ambientales generados por el extractivismo minero en la ciudad de Bogotá”

“Enseñanza de los conflictos socio ambientales generados por el extractivismo minero en la ciudad de Bogotá”

Resultado de esos procesos de concertación con personas naturales, empresas privadas nacionales y transnacionales, cooperativas y demás agremiaciones se crean 2 Parques Minero Industriales (PMI), los cuales están localizados al sur de la ciudad, cuyas licencias ambientales para la extracción oscilan entre los 20 y 30 años. Los PMI son: 1. Mochuelo (Ciudad Bolívar) y 2. Tunjuelito; para el año 2003 se adjudicó un tercer PMI en Usme -Ver mapa 1-. Dichos PMI son operados por empresas privadas de carácter nacional e internacional como Holcim, Cemex y la Fundación San Antonio (adscrita a la arquidiócesis de Bogotá), algunas asociaciones de pequeños empresarios y sociedades anónimas. Es importante mencionar que estos 3 PMI funcionan legalmente por los aportes económicos y/o regalías que giran al distrito derivados de la venta de materiales de construcción en la ciudad. Mediante el Decreto 469 de 2003 queda estipulado que las entidades distritales que se encargaran de regular y supervisar los procesos de explotación minera, el manejo ambiental y social son: el Departamento Administrativo de Planeación Distrital (DAPD), el Departamento Técnico Administrativo del Medio Ambiente -DAMA, actual Secretaría Distrital de Ambiente-, el Ministerio de Ambiente y la Corporación Autónoma de Cundinamarca -CAR-; algo preocupante resulta ser que a pesar de que estás instituciones sean las encargadas de regular la minería en la ciudad, cerca del 92% de la minería en Bogotá y en municipios de Cundinamarca es de carácter ilegal, ahondando aún más en los conflictos socio-ambientales.

149 Lee mas

Jirones en el camino: pueblos indígenas y extractivismo minero en América Latina

Jirones en el camino: pueblos indígenas y extractivismo minero en América Latina

El elemento jurídico ha sido un bastión fundamental en el debate en torno a las consultas comunitarias en Guatemala, ya que no funciona como un factor de encauzamiento del conflicto por el proyecto minero, sino como un ingrediente más de la polarización. Y es que debido a que el país convirtió el Convenio 169 de la OIT en norma interna y votó a favor de la DNUDPI, en Guatemala existe la obligación de consultar a los pueblos indígenas en relación con toda medida legislativa o administrativa susceptibles de afectarles directamente, incluyendo todo proyecto de desarrollo, inversión de infraestructuras, exploración o explotación de los recursos naturales en los territorios indígenas, o susceptibles de afectar los derechos de los pueblos indígenas sobre estos territorios. No obstante, el deber estatal de consultar a los pueblos indígenas no aparece regulado en la Constitución Política de Guatemala, a pesar de que el Acuerdo de Paz sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas así como la Ley de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural prevén acciones de consulta. Sin embargo, la Ley de Minería no requiere que los pueblos indígenas sean consultados para la aprobación de licencias de proyectos mineros. Es así que, aunque la Corte de Constitucionalidad ha señalado que la consulta “es un derecho fundamental de carácter colectivo, integrado plenamente en el bloque de constitucionalidad guatemalteco”, 71 existe un vacío reglamentario

193 Lee mas

Democracias Hoy. Boletín Cuatrimestral del Observatorio de las Democracias: Sur de México y Centroamérica, año 1, núm. 1, enero-abril de 2016

Democracias Hoy. Boletín Cuatrimestral del Observatorio de las Democracias: Sur de México y Centroamérica, año 1, núm. 1, enero-abril de 2016

Para cumplir con los fines expuestos surge el boletín “Democracias Hoy”, que se postula como medio de divulgación de los análisis coyunturales, los posicionamientos políticos y la difusión de actividades significativas del ODEMCA. Este primer número, aborda en un tema de alta urgencia que se vuelve preponderante para la región: el extractivismo minero. Si bien es un asunto concerniente al resto de América Latina, el análisis en este número se centra en Centroamérica, donde la minería a gran escala se ha incrementado exponencialmente, evidenciándose un enorme apoyo institucional para ello y teniendo como resultado múltiples y graves impactos en los territorios donde se ha asentado. Lo anterior ha incentivado la proliferación de movilizaciones sociales antiextractivistas pero también diversas respuestas ―muchas de ellas, violentas― por parte de los gobiernos centroamericanos.

16 Lee mas

Naturaleza y desarrollo en disputa : un análisis sobre las tensiones entre ambiente, extractivismo y desarrollo en América Latina : el caso de Bolivia

Naturaleza y desarrollo en disputa : un análisis sobre las tensiones entre ambiente, extractivismo y desarrollo en América Latina : el caso de Bolivia

los elementos nombrados antes y lo hacen en el marco de la necesidad de “administrar la escasez” en un país periférico, en las que el extractivismo minero e hidrocarburífero será la fuente de ingresos que permitan financiar primero políticas sociales y segundo proyectos de desarrollo que vayan redefiniendo -lentamente- una nueva estructura productiva con el desarrollo de nuevos sectores generadores de empleos y recursos y que se acerquen - o comiencen a transitar el camino- hacia una matriz productiva integrada, diversificada y compleja 1 con mejoras en la distribución del ingreso y la riqueza, democratización del estado y ampliación de derechos. Claro que el logro de estos objetivos estará plagado de tensiones, y para analizarlas, optamos por categorías que nos servirán para dejarlas en evidencia. Estas categorías con las que analizaremos algunas políticas específicas son las diferentes tendencias de sustentabilidad entre desarrollo y ambiente según Gudynas (2002) y las lógicas de asimilación y desprendimiento desarrolladas por Madoery (2012), que utilizaremos como “tipos ideales” en el sentido weberiano.

100 Lee mas

La dimensión continental y global de las transiciones hacia las alternativas al desarrollo, en Transiciones y alterna vas al extractivismo en la región andina

La dimensión continental y global de las transiciones hacia las alternativas al desarrollo, en Transiciones y alterna vas al extractivismo en la región andina

En casos que cada vez son mas frecuentes, se rompen esas camisas de fuerza. Se abre entonces una discusión mucho más amplio, que no sólo debate sobre cómo minimizar los impactos sociales o remediar la destrucción ambiental, sino que da unos pasos más, y aborda la propia base conceptual que sostiene al extractivismo. ¿Es la explotación depredadora una necesidad inevitable? ¿Es imposible alcanzar la calidad de vida sin sacrificarnos al extractivismo? Esas y otras interrogantes similares expresan que se están rompiendo las cadenas de la resignación a sacrificarse ante la destrucción ambiental y los impactos sociales. La tarea ahora es identificar las rutas de salida.

11 Lee mas

Una política extractiva petrolera en un estado de derechos y justicia: una visión crítica de la política pública en el Ecuador

Una política extractiva petrolera en un estado de derechos y justicia: una visión crítica de la política pública en el Ecuador

Pese a aquello, en el período 2007-2013 se ha comprobado que la renta extractiva en el Ecuador nunca financió de manera importante al sector social, sino produjo distorsiones en la economía del país al crear una burbuja de consumo (Dávalos, 2014, 143), y no ha cumpli- do los objetivos del cambio de una matriz productiva, puesto que ha existido un proceso de desindustrialización (Dávalos, 2014, 121). Más bien, se trata de un extractivismo agresivo, que utiliza el discurso del aprovechamiento de materias primas por las altas tasas de ganancia y la dependencia de sus exportaciones para lograr las metas de creci- miento económico (Azamar y Ponce, 2014, 145–146) como un meca- nismo para justificar (Gudynas, 2009, 209) y generar un consenso so- cial sobre el extractivismo como un mal necesario para el desarrollo (Dávalos, 2014, 184).

26 Lee mas

1. Marco analítico y metodológico - Reporte de Investigación presentado a GIZ, Minería y Marcos Institucionales en la Región Andina

1. Marco analítico y metodológico - Reporte de Investigación presentado a GIZ, Minería y Marcos Institucionales en la Región Andina

En ese marco, con el incremento del precio de los commodities se otorgaron indiscriminadamente títulos mineros que no cumplieron con los requisitos mínimos en materia de regulación ambiental y se incrementó el número de solicitudes hasta el 2011.El Código de Minas del 2001, ya mencionado, además de romper la estructura de la descentralización, definía reglas propias para el manejo de la gestión ambiental, introduciendo excepciones claras para que la conservación del ambiente no fuera obstáculo para el desarrollo minero. En este escenario, la institucionalidad ambiental se vio desbordada para el manejo ambiental por su debilidad, pero también por la expansión acelerada de la minería y de la energía. Así, aunque el Plan Nacional de Desarrollo apuntara ese año a hacer de la minería y la energía, las locomotoras del crecimiento colombiano, el Presidente Santos, en el marco de la Ley 1444 (2011), obtuvo facultades extraordinarias para modificar la estructura de la administración pública, volviendo entonces al Ministerio del Ambiente y el Desarrollo Sostenible, separado del de Vivienda, Ciudad y Territorio, que mantuvo la potestad de manejar el tema del agua.

69 Lee mas

Descargar
			
			
				Descargar PDF

Descargar Descargar PDF

La conservación de la biodiversidad en las fincas agro-ecológicas contrasta no solo con los paisajes desolados que ofrece la minería a tajo abierto, sino también con los monocultivos de arracacha y frijol que dominan las laderas el cañón de Anaime. En este contexto, la lucha contra la minería ha modificado las actitudes hacia la tierra de algunos campesinos de Cajamarca. Integrantes de la organización Conciencia Campesina, conformada en su mayoría por productores convencionales reconocen, por ejemplo, el proyecto minero como una amenaza a su continuada existencia como agricultores y campesinos, y así, son claros en identificarse como defensores del territorio y no como ambientalistas. No obstante, al asumir la defensa de la naturaleza frente la minería, algunos han comenzado a re-evaluar los impactos de sus propias prácticas agrícolas sobre la tierra, mostrando un creciente interés en técnicas de producción limpia y una disposición a conservar franjas boscosas en sus fincas. Si bien son de pequeña escala, estas prácticas denotan un leve viro en la relación con el territorio, reconociéndolo como espacio de la vida y no meramente de producción.

16 Lee mas

Una historia de extractivismo y alimentacion  El Caso California, Santander

Una historia de extractivismo y alimentacion El Caso California, Santander

Es que en California la minería es la forma más efectiva e inmediata para generar dinero, esta se divide en tres tipos que han sido documentados con anterioridad (Göbel & Ulloa, 2014) (Buitrago, 2012). La minería formal realizada a través de empresas o asociaciones mineras y en espacios reglamentados con licencias ambientales adquiridas de forma legal, el barequeo que se realiza en las riberas de los ríos. Actividad en la que la utilización de herramientas sencillas es la generalidad y cuyo impacto en el flujo de los ríos y quebradas no es significativo y el galafardeo que en el caso de California se trata de la entrada en terrenos cuyos títulos pertenecen a otras personas o empresas y allí extraer “maletas” de rocas cuyo procesamiento se realiza en talleres artesanales ubicados a lo largo del rio Surata que marca el camino de las veredas La Baja, Angosturas, Cerrillos y El Centro. Estos tres tipos de minería se realizan de forma sincrónica en todo el municipio, pero cada una de ellas produce un tipo de riqueza distinta. La minería formal generalmente tiene como intermediario a una empresa foránea (como Minesa) que genera empleos formales y cuya paga no suele ser equiparable a la que accede un minero artesanal o un galafardo. Sin embargo, se trata de empleos apetecidos, pues se trata de una entrada al régimen contractual en el que la explotación minera va acompañada de seguridad social y beneficios poco comunes en los demás sistemas de explotación.

115 Lee mas

Alcances y contenidos de las transiciones al Post-Extractivismo (Tema Central)

Alcances y contenidos de las transiciones al Post-Extractivismo (Tema Central)

etapa, debería profundizar la explota- ción de los recursos naturales para fi- nanciar otros planes de desarrollo y la compensación social, y más tarde, en un segundo momento, se podrían lanzar las alternativas de salida al extractivismo. La estrategia gubernamental ecuatoriana y el Plan del Buen Vivir de SENPLADES se acercan a esta condición. Sin embargo, la base conceptual y práctica de este mo- delo de “dos tiempos” es muy discutible, ya que la primera fase genera altos im- pactos sociales y ambientales, pero como alimentan una justicia social en- tendida como compensación econó- mica, obliga a los gobiernos a seguir promoviendo emprendimientos extracti- vistas. A su vez, esa profundización de- sencadena más impactos sociales y ambientales, con lo cual serán necesa- rios todavía más recursos financieros para compensarlos, instalándose un cír- culo vicioso. El estilo extractivista no ge- nera mejores oportunidades para iniciar otras estrategias productivas, sino que en realidad las impide, por factores tales como su expresión en economías de en- clave, bajos encadenamientos producti- vos nacionales, fuertes exportaciones con tendencia a revaluar la moneda, abaratamiento de las importaciones (y otros efectos propios de la “enfermedad holandesa”), dependencia comercial, et- cétera. Estos y otros elementos indican que la pretensión de primero profundi- zar el extractivismo, para después salir de éste, carecen de sustento.

22 Lee mas

Ruptura del extractivismo: una visión de posibilidades para Ecuador.

Ruptura del extractivismo: una visión de posibilidades para Ecuador.

66 es a través de la intervención del Estado, a fin de que revierta esta situación relativa de las condiciones de producción” (Senplades, 2009:104). Por tanto, si el Estado interviene revirtiendo las condiciones desfavorables de los emprendimientos productivos entonces se abandonará el patrón extractivista de la economía cumpliendo, en primera instancia, con la condición sobre la teoría sólida. Sin embargo, atacar al extractivismo desde la visión del patrón de acumulación de la economía es una visión que simplifica el concepto de extractivismo, o modo de extracción como lo define Bunker, porque este perturba a la estructura de clases, la organización del trabajo, los sistemas de intercambio, la pobreza, las actividades del Estado, la distribución de las poblaciones, el desarrollo de infraestructura física, las formas de la información y las creencias e ideologías que dan forma a las organizaciones sociales y al comportamiento (Bunker, 1988:23). Si bien la segunda estrategia del plan nacional solo se enfoca en la sustitución selectiva de importaciones las restantes once estrategias, en algunos aspectos, convergen también con el objetivo de abandonar el patrón extractivista de la economía ecuatoriana. A continuación se presenta una tabla matriz donde se puede visualizar algunas características del modo extractivista y las estrategias del PNBV que en cierta forma las contrarrestan.

97 Lee mas

¿Extractivismo o Desarrollo? Reflexiones desde Apuímac – Javier Malpartida

¿Extractivismo o Desarrollo? Reflexiones desde Apuímac – Javier Malpartida

Con el fin de asegurar la claridad en la exposición que se presenta a con- tinuación, debemos señalar que, en este artículo, entendemos el «extrac- tivismo» no sólo como un fenómeno económico, referido exclusivamente a los sectores en los que se concentran o no las inversiones. Más bien, asumimos que el «extractivismo» es un fenómeno con múltiples aristas y efectos, y, por lo tanto, impacta en la política, la sociedad y la cultura. A través de este punto de vista del fenómeno, esperamos motivar a la reflexión y al debate, y, de manera específica, animar el diálogo regional sobre el tipo de desarrollo que queremos para nuestra tierra.

12 Lee mas

ESTADO COMPENSADOR Y NUEVOS EXTRACTIVISMOS: LAS AMBIVALENCIAS DEL PROGRESISMO SUDAMERICANO

ESTADO COMPENSADOR Y NUEVOS EXTRACTIVISMOS: LAS AMBIVALENCIAS DEL PROGRESISMO SUDAMERICANO

Es importante insistir en el valor simbólico de estos programas y en el papel que desempeñan en la defensa del nuevo extractivismo. De allí parten las ad- vertencias gubernamentales que tipifican los reclamos sociales y ambienta- les como trabas a la inversión, el crecimiento económico o el desarrollo. Pero, a su vez, esas respuestas no solucionan la reproducción de los conflictos so- cioambientales: estos siguen su marcha y en varios casos se recrudecen. De ese modo, el Estado progresista busca lograr delicados equilibrios entre sus concesiones al capital y la necesidad de regularlo, entre alentar el extractivis- mo y amortiguar sus impactos sociales, y así sucesivamente. Buena parte de los instrumentos que le permiten manejar esas tensiones tienen una limitada efectividad. Los controles y la fiscalización siguen siendo débiles, pero las com- pensaciones económicas se vuelven más visibles y exitosas, y a partir de eso se cosecha legitimidad social y política. No obstante, las compensaciones no resuelven problemas de fondo, como generación del empleo o diversificación productiva, y entonces el Estado siempre está enfrentando nuevas tensiones que obligan a renovar el equilibrio. Un horizonte multidimensional del bienestar queda drásticamente reducido (sea en una versión clásica de inspiración euro- pea o incluso en las ideas sudamericanas actuales del «buen vivir»). Por lo tanto, por ahora no prevalece un camino hacia un Estado de Bienestar.

19 Lee mas

Extractivismo neoliberal minero  y conflictos socio ambientales en Perú y Colombia

Extractivismo neoliberal minero y conflictos socio ambientales en Perú y Colombia

El proyecto minero “Conga” del consorcio Yanacocha, en el departamento de Cajamarca, es el caso que ha ocasionado el principal conflicto socio-ambiental en el sector minero hasta hoy. La ejecución del proyecto generaría daños irreparables al medio ambiente, pues se atenta contra una región rica en agua, con más de 40 lagunas que son afluentes del río Jadibamba; esta agua es usada por las comunidades de la región para la agricultura, la ganadería y el consumo propio. Según estimaciones, en los siguientes 17 años, 85.000 toneladas de desechos tóxicos irían a parar al ecosistema, poniendo en peligro las condiciones de salubridad de Cajamarca (Gallardo 2011). En los últimos 3 años, se ha desarrollado un movimiento de protesta contra el proyecto “Conga” que ha sido apoyado por el gobierno regional. Este movimiento ha sido contestado con un alto grado de represión por del gobierno central, dejando hasta hoy 7 personas muertas por el Ejército y la Policía; este accionar del gobierno de Humala pone de manifiesto la decisión de defender los contratos con las corporaciones mineras. Tras masivas protestas, este proyecto fue suspendido antes de su ejecución en el 2011. Sin embargo, su ejecución aún está en debate pues el gobierno encargó a consultores privados realizar un estudio de impacto ambiental cuyo resultado favoreció los intereses de la empresa Yanacocha.

13 Lee mas

En el campo: desarrollismo con extractivismo

En el campo: desarrollismo con extractivismo

A diferencia de la mayor parte de América Latina, en Ecuador ha sido en el siglo XXI, entre 2006 y 2016 que se ha dado la fase más intensa de implementación de la vía desarrollista en la historia del país. Esto ha ocurrido de la mano de un régimen que se denomina a sí mismo como progresista, tomando como puntal la recuperación del estado para recobrar una aparente estabilidad en el sistema político. La muestra más palpable de dicha estabilidad es la continuidad de un mismo gobernante por una década, teniendo durante los últimos seis años una mayoría absoluta en el legislativo. Simultánea y paralelamente, el despliegue del campo en el Ecuador está atravesado fuertemente por dos coordenadas que antes en la teoría asomaban como opuestas pero que en la práctica se han con- jugado: desarrollismo y extractivismo. La ejecución de este programa se ha sostenido gracias a la ingente inversión y crédito proveniente de China, con incursiones considerables en los sectores estratégicos del estado ecuatoriano.

6 Lee mas

Tendencias de la minería y escenarios de transición al post extractivismo : el caso peruano. (Tema Central)

Tendencias de la minería y escenarios de transición al post extractivismo : el caso peruano. (Tema Central)

La transición a un extractivismo mi- nero sensato implica quebrar el actual escenario de predominio de los meca- nismos de autorregulación privada. Las empresas mineras vienen realizando una cerrada defensa del marco legal vigente desde inicios de la década del 90 y plan- tean la necesidad de mantener estables las reglas de juego para que se siga dando un clima favorable para la inver- sión y el desarrollo de nuevos proyectos. Además, sus propuestas se han orientado principalmente a crear mecanismos vo- luntarios de autorregulación, como son los códigos de conducta y las prácticas de responsabilidad social empresarial, que buscan definir criterios de compor- tamiento para el desarrollo de sus activi- dades en un entorno favorable.

19 Lee mas

Desarrollo y Territorio. Una visión desde los procesos de sojización del Cono Sur de América Latina

Desarrollo y Territorio. Una visión desde los procesos de sojización del Cono Sur de América Latina

En este artículo realizamos un análisis crítico sobre la relación entre desarrollo y territorio a partir del avance de la sojización en el Cono Sur latinoamericano. El trabajo se inicia con una periodización e interpretación respecto a las etapas en que la cuestión del desarrollo y el territorio se constituyó en política de estado. En este análisis se considera que la cuestión del desarrollo y del territorio y su presencia recurrente en la política pública tiene que ver con la construcción de hegemonía a través de la producción de un discurso, explicitado por medio de propuestas, opciones, acciones, e instrumentos dirigidos a enfrentar el problema social del desarrollo desigual (sea en relación a lo espacial, económico, social e incluso institucional). Desde esta interpretación se analiza la expansión de los commodities y la consolidación de un modelo de acumulación cada vez más concentrado y regresivo, que se traduce en una mayor y creciente desigualdad. Se trata de una concentración económica que beneficia a una minoría privilegiada mientras se avasallan los derechos de los sectores más desprotegidos y precarizados del ámbito rural y urbano. El trabajo pone en cuestión al contexto cultural hegemónico que logra que las actuales consecuencias de la producción del territorio y de valorización del capital (ligadas al extractivismo y a la reprimarización de las economías sudamericanas) se tornen lejanas e incomprensibles para la gran mayoría de la población, que desconoce, minimiza o desestima la profundización de la desigualdad y la marginación social, las consecuencias ambientales, políticas, económicas, sociales e institucionales –presentes y futuras– del avance de los commodities, la persecución, la opresión y la discriminación de los numerosos actores.

12 Lee mas

Extractivismo, destrucción de recursos y patrimonio Suachuno

Extractivismo, destrucción de recursos y patrimonio Suachuno

En este escenario jurídico cada actor cumple un papel entre dos referencias que emplea el autor: el POT y el código minero, el estudio de las mismas no va encaminada a garantizar los derechos fundamentales, sino que por el contrario devela las fuertes tenciones que se presentan en la sociedad, un claro ejemplo de ello sucedió cuando por votación recientemente Cajamarca le dijo no a la minería; sin embargo estas consultas populares pueden estar desentendidas por el Gobierno, dado que el Estado es el único dueño del suelo y por tanto sus órganos son autónomos, y pueden decidir si se realizan exploraciones mineras. Sin embargo; Martínez sugiere que las autoridades mineras y ambientales reconozcan las competencias de las autoridades locales al establecer zonas del territorio que puedan quedar excluidas de la actividad minera, esto es un punto positivo porque permite cuidar los recursos naturales, también recomienda incorporar un enfoque de derechos humanos en la compra de los terrenos por las empresas que desarrollen actividad minera, además que no esté en cercanía a lugares residenciales para no afectar a la población.

98 Lee mas

Show all 1262 documents...

Related subjects