FOBIA ESPECÍFICA

Top PDF FOBIA ESPECÍFICA:

Evaluación y tratamiento de un caso clínico con fobia específica

Evaluación y tratamiento de un caso clínico con fobia específica

En la primera versión del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM) las fobias formaban parte de la denominada «reacción fóbica», y en el DSM-II de la «neurosis fóbica». En ninguna de estas ediciones se hicieron subdivisiones, lo que indica que se mantenía la hipótesis de una unidad cualitativa implícita en el modelo psicoanalítico de las fobias. El DSM-III, por su parte, introdujo cambios cualitativos importantes y definió distintos tipos de fobias, distinguiendo entre agorafobia, fobia social y una gran variedad de fobias específicas. Las tres categorías de fobias se mantuvieron en el DMS-III-R, y posteriormente en el DSM-IV (American Psychiatric Association [APA], 1996) y DSM-IV-TR (APA, 2002). En el DSM-5 (APA, 2014), los trastornos fóbicos aparecen dentro del apartado trastornos de ansiedad y, entre otros muchos, aparece la fobia específica, el trastorno de ansiedad social (o fobia social) y la agorafobia como entidad independiente del trastorno de pánico (Pérez-Testor, 2015). En cuanto a la fobia específica, el DSM-5 (APA, 2014) propone los criterios diagnósticos recogidos en la Figura 1.

77 Lee mas

Características clínicas y tratamiento de la ansiedad académica y ante los exámenes como fobia específica de tipo situacional

Características clínicas y tratamiento de la ansiedad académica y ante los exámenes como fobia específica de tipo situacional

Cuando el miedo ante el ámbito académico y los exámenes llega a ser excesivo, desproporcionado, intenso, irracional y persistente, y al mismo tiempo es acompañado por una conducta de evitación hacia la situación o estímulo que lo provoca (rechazo prolongado a acudir al centro escolar), y su duración sintomatológica se extiende como mínimo durante seis meses, entonces nos encontramos ante: una fobia específica de tipo situacional, clasificada según el manual del DSM-IV-TR dentro de los trastornos de ansiedad. También se la conoce como: fobia escolar (Sandín, 1997; Caballo y Simón, 2005).

45 Lee mas

Intervención en el ámbito emocional en fobia específica a las canciones infantiles en una niña con Trastorno del Espectro Autista

Intervención en el ámbito emocional en fobia específica a las canciones infantiles en una niña con Trastorno del Espectro Autista

relacionadas con la desregulación emocional que pueden sufrir las personas con TEA y la carencia en el reconocimiento de las propias emociones (Chuan, 2015). En este estudio se lleva a cabo una intervención terapéutica en entornos naturales en un caso único de una niña de 6 años diagnosticada con trastorno del espectro autista (TEA) que presenta una fobia específica a las canciones infantiles. Esta intervención se lleva a cabo en la casa de la niña, respetando las condiciones de la intervención en entornos naturales donde el contexto donde se lleva a cabo la intervención es cómodo y adaptado a las condiciones de la niña. En cuanto al programa de intervención, se lleva a cabo una desensibilización sistemática, desarrollada originalmente por Wolpe en 1979 (Martínez & Carrillo, 2010). Este programa tiene como objetivos generales la superación del miedo o ansiedad de la niña ante las canciones infantiles, así como que su adaptación al entorno sea más funcional al superar la fobia. La intervención se lleva a cabo en sesiones de una hora a la semana, los miércoles, en casa de la niña con sus padres. Tendrá una duración aproximada de seis meses, aunque dependerá de la superación de los ítems totales de la desensibilización sistemática. Tras cuatro sesiones de tratamiento en desensibilización sistemática, los resultados han sido positivos en superación de ítems de la escala jerárquica y en la generalización de los resultados y adaptación de la niña al contexto. Esto concuerda con la evidencia científica que muestra que una intervención específica en contextos naturales es más efectiva que en cualquier otra condición terapéutica.

40 Lee mas

Consistencia entre el reporte verbal y los efectos psicofisiológicos registrados en el tratamiento de una fobia específica empleando la técnica de la desensibilización sistemática (DS)

Consistencia entre el reporte verbal y los efectos psicofisiológicos registrados en el tratamiento de una fobia específica empleando la técnica de la desensibilización sistemática (DS)

Los datos analizados en la presente investigación se- ñalan que la técnica de la DS utilizada en este caso al tra- tar una fobia específi ca a las aves fue efectiva, evaluando la misma empleando como criterio el número de escenas desensibilizadas basadas en el reporte verbal de partici- pante (USAS reportadas para cada escena). No obstante, no se puede establecer que esta técnica haya sido total- mente efectiva si se contrasta el criterio anterior con las medidas psicofi siológicas del pulso y la RGP registradas durante la intervención. No se registró un decremento en ambas medidas que indicara una disminución en la ac- tivación autonómica – simpática del participante. No se puede establecer que psicofi siológicamente, el sujeto participante mostrara indicadores de relajación que fue- ran consistentes con lo reportado en forma verbal para la intervención.

11 Lee mas

Trabajo académico de aplicación en el ámbito laboral: Caso clínico de trastorno mixto ansioso depresivo y fobia específica situacional

Trabajo académico de aplicación en el ámbito laboral: Caso clínico de trastorno mixto ansioso depresivo y fobia específica situacional

Señala que a raíz de estos temores constantes y sin control decidió acudir al Psiquiatra, el cual le diagnóstico Trastorno de Ansiedad, Episodio de Pánico y Fobia; medicándolo, señala que sólo tomó un mes los fármacos, porque lo tenían “dopado”, no podía trabajar, y ello motivó al abandono del tratamiento. Durante estos años, él ha buscado ayuda y se ha hecho tratar con varios psiquiatras, ha acudido a medicina alternativa (onmiopatía, aromaterapia), así como a psicólogos, manifestando que de todos los profesionales, las atenciones psicológicas, de carácter ambulatorio, han sido más beneficiosas para él y que sólo ha acudido hasta 4 atenciones psicológicas consecutivas; que desde hace un año, por cuestiones de trabajo no ha estado yendo a su tratamiento psicológico, por lo que ahora que ha empezado nuevamente a tener las ideas sobre los viajes y a sentir angustia, es que decide retomar el tratamiento psicológico. La expectativa frente a este tratamiento es de fortalecer y/o aprender a cómo controlar esas ideas, miedo y la angustia que le genera todo lo relacionado con los viajes.

57 Lee mas

Datos normativos del Cuestionario de Creencias de Fobia a las Arañas adaptado para la Fobia a las Cucarachas en población general y clínica

Datos normativos del Cuestionario de Creencias de Fobia a las Arañas adaptado para la Fobia a las Cucarachas en población general y clínica

En un estudio epidemiológico reciente sobre trastornos mentales en población española, Serrano-Blanco et al. (2010) encontraron una prevalencia anual de las fobias específicas del 6,6 % (4,6 % en varones y 7,9 % en mujeres), siendo la global del 7,1 % (4,7 % en varones y 8,5 % en mujeres). En el caso concreto de la fobia de tipo animal, la prevalencia varía entre el 3,3 % y el 7 % según diferentes estudios (Becker et al., 2007; Curtis et al., 1998; Depla et al., 2008; Stinson et al., 2007; Wittchen, Lieb, Schuster y Oldehinkel, 1999), convirtiéndose en uno de los subtipos de fobia específica más prevalente ( c urtis et al., 1998). Por otra parte, la mayoría

9 Lee mas

TítuloEfectividad de una terapia de relajación en pacientes con fobia social

TítuloEfectividad de una terapia de relajación en pacientes con fobia social

Como ya se ha mencionado, en todas las intervenciones terapéuticas el factor común a intervenir es la ansiedad (22) ; y dado que el factor principal de la fobia social es la ansiedad, se hace imprescindible la intervención enfermera a través de la terapia de relajación, con el objetivo de que la persona sea capaz de manejar la situación, a través del control de su propia ansiedad gracias al uso de técnicas de la relajación adquiridas. Por todo ello, las enfermeras de salud mental están en una situación privilegiada de poder participar en la terapia cognitivo conductual mediante la relajación, que será la herramienta que les permita disminuir el nivel de ansiedad cuando las personas establezcan contacto con el estímulo fóbico.

40 Lee mas

Efectividad de los tratamientos para la fobia social en el ámbito aplicado

Efectividad de los tratamientos para la fobia social en el ámbito aplicado

Lincoln et al. (2003) estudiaron la efectividad de la exposición en combinación con terapia cognitiva, en 217 pacientes, cuyo diagnóstico principal fue fobia social, según criterios DSM-III-R (APA, 1987). El tratamiento consistía en una evaluación psicoló- gica y médica, una segunda fase de motivación, psicoeducación y feedback del diagnóstico, y una tercera parte de exposición de «alta densidad». Los terapeutas tenían la libertad de realizar tantas sesiones como creyeran necesarias (la media fue de 35 sesiones), así como utilizar las estrategias que considerasen oportunas para cada paciente. Los resultados señalaron TE (d de Cohen, 1988) en las medidas específicas de fobia social, que iban desde d= 0,71 hasta d= 0,88; con una media de d= 0,82. Entre el 43,1-68,2% de los pacientes mejoraron su fobia social, pasando de disfuncionali- dad a funcionalidad.

6 Lee mas

La fobia como placa giratoria: interrogantes a partir de una caso

La fobia como placa giratoria: interrogantes a partir de una caso

El trabajo se propone en primer lugar destacar los problemas que surgen en la consideración de la fobia como estructura clínica en Psicoanálisis, partiendo de los textos freudianos. En segundo lugar, considera los desarrollos de J. Lacan a finales de los años 60, en los que, coincidiendo con otros autores, sitúa a la fobia como “neurosis elemental” de la época de la infancia, a la vez que cuestiona su estatuto como

2 Lee mas

La Educación Social como prevención de la trans*fobia en la infancia

La Educación Social como prevención de la trans*fobia en la infancia

A través de esta investigación se ha podido detectar la existencia de una trans*fobia marcada especialmente, no por un claro rechazo directo hacia esta diversidad de identidades de género, sino por la interiorización de unos prejuicios que se reflejan de una forma inconsciente sobre las personas encuestadas; como, por ejemplo, la ausencia de la utilización de los conceptos “cisexual” y “cisgénero”, fomentando el prejuicio tráns*fobo de “lo normal” Vs “lo trans*”. Dentro de la “normalidad”, Santoro, Gabriel y Conde (2010) la dividen en dos definiciones clave: “la social (lo que hace la mayoría) y la natural (lo que cumple con la naturaleza)” (p. 31). Centrándonse en la definición social, a lo largo de mi investigación se ha podido detectar, a través de las experiencias de vida y de las encuestas, la discriminación de la población hacia la persona cuando externamente no cumplía con el modelo monosexual, teniendo una identidad género que no concordaba con su imagen. Sin embargo, especialmente en las personas transexuales, después de producirse una reasignación del género, volviendo a entrar dentro de la categorización binarista, la discriminación tendía a disminuir considerablemente.

137 Lee mas

LA FOBIA SOCIAL EN LAS RELACIONES INTERPERSONALES DE LOS SERES HUMANOS.

LA FOBIA SOCIAL EN LAS RELACIONES INTERPERSONALES DE LOS SERES HUMANOS.

Consistió en solicitar el permiso de forma aleatoria a estudiantes que se encontraban entre los 22 a 25 años de edad, luego se procedió a convocarlos en un aula específica, libre de ruidos para su mejor concentración y seguidamente se les explicó en qué consistía dicho test y que es lo que se pretendía evaluar, para posteriormente continuar con la intervención. En los test entregados debieron contestar un total de 36 preguntas dividas en 2 test, los estudiantes fueron divididos en 2 grupos y se les dio un tiempo de 30 minutos para su aplicación. Cabe recalcar que en el momento de la ejecución de los test, no hubo ninguna novedad con respecto a dudas y todo se llevó de la mejor manera. Este procedimiento permitió correlacionar variables y ayudó a establecer parámetros claros de la influencia de la fobia social en las relaciones interpersonales de los seres humanos.

8 Lee mas

La identidad específica del catequista

La identidad específica del catequista

Otros acentos brotan de la tarea específica que realice como cate- quista. Si su acción catequística verdaderamente se encarna, entonces su propia identidad se dejará transformar por los destinatarios de esa activi- dad. No es lo mismo un catequista que prepara niños para la primera co- munión que un catequista que organiza cursos de formación para adul- tos. En el caso del catequista de primera comunión, por ejemplo, es evi- dente que esta tarea debería convertirlo en un ser profunda y peculiar- mente eucarístico. Si es un catequista que prepara para la confirmación, eso deberá manifestarse en un especial afecto a la persona del Espíritu y a su acción en el ser humano. En el fondo, lo que estamos diciendo se sin- tetiza en lo siguiente: El catequista hace carne aquello que permanente y repetidamente tiene que comunicar a los catequizandos. Vive de un mo- do destacado aquello que más le preocupa transmitir.

9 Lee mas

TRASTORNO DE ANSIEDAD EN EL NIÑO Y EL ADOLESCENTE PREVALENCIA EN ARGENTINA

TRASTORNO DE ANSIEDAD EN EL NIÑO Y EL ADOLESCENTE PREVALENCIA EN ARGENTINA

Además señalaba un Trastorno de Fobia Social, en el capítulo correspondiente a la Ansiedad en el Adulto, caracterizado por miedo al enjuicia-miento por otras personas en situaciones socialmente determinadas ante pequeños grupos, de comienzo en la adolescencia, que puede presentar síntomas difusos o restringidos, siendo estos últimos: temor de hablar o de comer en público, o de tener encuentros con personas del sexo opuesto. Se acompañan con síntomas vegetativos como: rubor, náuseas, temblor o sudoración en las manos, necesidad imperiosa de orinar o defecar, y puede desencadenar crisis de pánico.

19 Lee mas

PROGRAMAS INTEGRADOS DE APLICACIÓN ESPECÍFICA

PROGRAMAS INTEGRADOS DE APLICACIÓN ESPECÍFICA

Retomando la clasificación del software aplicación, existen también los programas de aplicación específica. Este tipo de Software como su nombre lo dice, son desarrollados para ser utilizado en áreas muy especificas, ya que solo pueden ser usados para quien fueron elaborados dentro de una organización, es decir se crean debido a que en las empresas existen áreas como contabilidad, nomina, administración, almacén, producción, facturación, ventas, etc. También hay algunos para diseño arquitectónico, o análisis clínicos, que como se ve no son usados en cualquier área, sino única y exclusivamente para la que fueron diseñados, así una empresa o persona necesita que se le haga un programa que resuelva una dificultad, ese software se clasifica como de aplicación específicas.

110 Lee mas

La fobia social, o trastorno de ansiedad social, se caracteriza por un miedo intenso y persis-

La fobia social, o trastorno de ansiedad social, se caracteriza por un miedo intenso y persis-

No hay predictores claros de éxito terapéutico, aunque un firme candidato es la reducción del miedo a la evaluación negativa; las recaídas parecen más probables cuando este tipo de cogni- ciones no cambian. El nivel alto de depresión, el déficit de habilidades sociales, las bajas expecta- tivas de mejora, tener fobia social generalizada (en vez de circunscrita), la gravedad del deterioro producido por el trastorno, presentar trastorno de personalidad por evitación, el abu- so/dependencia del alcohol y no cumplir con las tareas entre sesiones pueden estar asociados con peores resultados del tratamiento conductual o cognitivo-conductual (a corto y/o medio plazo) o abandono del mismo; sin embargo, los resultados no son consistentes ni entre estudios ni entre medidas. Por otra parte, si un fóbico social no mejora después de unas pocas semanas (8) de tra- tamiento, es poco probable que se beneficie de la continuación del tratamiento que está recibiendo (Echeburúa, 1993b, 1995; Hope, Holy y Heimberg, 1993; Scholing y Emmelkamp, 1999; Turner, Beidel y Townsley, 1992). Los pacientes con o sin trastorno comórbido de ansiedad generalizada responden igual a la TCC. Por otra parte, Wilson y Rapee (2005) han observado que los cambios en ansiedad social a los 3 meses tras la TCC fueron predichos por los cambios en el grado en que los pacientes pensaban que los eventos sociales negativos indicaban características personales negativas.

122 Lee mas

Fobia social: un fenmeno incapacitante

Fobia social: un fenmeno incapacitante

Se realizó la investigación sobre la fobia social; con una muestra no probabilística por conveniencia de 381 universitarios, compuesta por diferentes instituciones de educaciones superiores tanto públicas como privadas. Se consideraron ambos sexos, carreras y semestres. Para ello, se elaboró un instrumento para diferenciar la fobia social de la ansiedad común, y los tipos de fobia que existen. La confiabilidad obtenida del instrumento muestra un Alpha de Cronbach de .879, y la validez obtenida con análisis factorial fue de 51.309 % que representa a los cinco factores después de haber sido analizados. Los resultados arrojaron que la fobia social puede ser asociada al bajo rendimiento escolar en preparatoria, al miedo y sudoración y a la diferente ubicación donde se encontraron las universidades. En cuanto a la fobia social en la escuela, los hombres presentaron tener más que las mujeres; por el contrario en cuanto a los miedos racionales y a las fobias a los animales, las mujeres presentaron más que los hombres. Los alumnos de la UNAM presentaron mayores síntomas como miedo y sudoración así como miedos racionales, en comparación con las otras universidades. Finalmente, se encontró que los alumnos que han asistido a tratamiento psicológico previamente, suelen presentar más fobia social que los que no.

16 Lee mas

El neoliberalismo y la inflación de la fobia al estado

El neoliberalismo y la inflación de la fobia al estado

Quisiéramos arrancar nuestra presente indagación posicionándonos en los pasajes menos advertidos, aunque posiblemente más lacerantes y polémicos, de la obra de Michel Foucault; y ello porque los mismos no sólo se dirigen contra cierto pensamiento que ya desde muy tem- prano parecía destinado a rodar como una suerte moneda corriente y por demás gastada, sino también porque en el límite involucran a toda una serie de axiomas virtualmente contestata- rios. La lectura y relectura de aquellos pasajes resulta efectivamente lacerante, pues nos dice sin tapujos que el constante cuestionamiento al dinamismo intrínseco del Estado, el dinamis- mo que cubriría implacablemente la totalidad de la sociedad civil, no se interesa en buscar la procedencia de sus supuestos y todavía menos en criticarlos: “esta crítica del dinamismo del Estado (…) no efectúa, a mi entender, su propia crítica ni su propio análisis. (…) no se busca saber de dónde viene realmente esa especie de sospecha antiestatal, esa fobia al Estado que circula hoy en tantas formas diversas de nuestro pensamiento.” 1 Nosotros repararíamos tam- bién en la posibilidad de que ambas cosas se promuevan mutuamente, es decir, en la posibili- dad de que la averiguación sobre la procedencia de la sospecha incluya además las condicio- nes para la crítica de los supuestos. Tal sería entonces nuestro principio provisorio de trabajo: remitirse hasta los borrosos inicios del discurso sobre el dinamismo intrínseco del Estado y desde allí realizar la crítica implícita de sus eventuales alcances y repercusiones. Pero con-

9 Lee mas

Estudio de caso clínico: Fobia social

Estudio de caso clínico: Fobia social

9 realizar tales conductas cuando se encuentra solo o con personas conocidas como familiares o amigos cercanos. Aunque Marks y Gelder (1996) fueron los pioneros en referir el síndrome de ansiedad social, no se consideró un trastorno diferente hasta no ser incluido en el DMS III en 1980 (Bados, 2009). Durante todas las revisiones del DSM los criterios diagnósticos importantes se han establecido, a diferencia del subtipo fobia social generalizada, incorporado en el DSM III TR en 1987 y el diagnóstico diferencial del trastorno de personalidad evitativa (TPE) (Wells y Clarck, 1997). Diversos autores (Liebowitz y Heimberg, 2000, citado en Clark y Beck, 2012) han sugerido una nueva denominación, trastorno de ansiedad social, más aún, hay preferencia por mantener el término “fobia social”, porque describe la creciente necesidad a evadir las situaciones que activan la ansiedad que es el criterio clave del trastorno. En la tabla 1 se presentan los criterios diagnósticos del DSM V para la fobia social:

112 Lee mas

Los trastornos de ansiedad

Los trastornos de ansiedad

El término fobia deriva de la palabra griega phobos, que significa temor, pánico y terror, y de la deidad del mismo nombre, que provocaba pánico en sus enemigos. Ya en los papiros egipcios y en el Corpus Hippocraticum hay referencias a estos temores. El uso del término médico aparece por primera vez en un trabajo de Celso, quien habla de hidrofobia como síntoma importante de la rabia. Según Marks (citado en la Guía de autoevaluación y actualización en Psiquiatría sobre los trastornos de ansiedad, 2001) la fobia se empieza a utilizar en su sentido actual en 1801.

8 Lee mas

Show all 1852 documents...