Formas de subjetivación

Top PDF Formas de subjetivación:

Formas de subjetivación: Generación Y y la contemporaneidad

Formas de subjetivación: Generación Y y la contemporaneidad

Este artículo empírico es el resultado de un estudio cualitativo, exploratorio y transversal en el cual investigamos las formas de subjetivación de los jóvenes de la Generación Y. Aunque el concepto que pretende describir la juventud contempo- ránea desconsidere algunas especificidades, esto puede ser útil y revelar subjetivi- dades. En esta exploración, teorías de la subjetividad contemporánea y el psicoa- nálisis proporcionaran una perspectiva amplia. Para lograr el objetivo de la inves- tigación, se realizaron entrevistas semiestructuradas con seis jóvenes sobre los te- mas: trabajo, relaciones interpersonales y virtuales, autoimagen, ética, rutina, ído- los, violencia, consumo y opinión crítica sobre la sociedad. El método utilizado para analizar las entrevistas fue el Análisis Interpretativo de Frederick Erickson. Las principales conclusiones fueron que estos jóvenes quieren participar en un proyecto en el cual pueden ofrecer una contribución subjetiva; presentan ambiva- lencia, condición característica de la adolescencia; demuestran conflictos referen- tes a la demanda cultural que requiere el desarrollo individual constante.

26 Lee mas

Mujeres víctimas de violencia sexual en el contexto de Buenaventura : una mirada a las formas de subjetivación

Mujeres víctimas de violencia sexual en el contexto de Buenaventura : una mirada a las formas de subjetivación

La subjetividad de las mujeres es singular y se construye a partir del lugar que ocupan en el mundo y las condiciones a las que se enfrentan. Lamas (1994), Lagarde (2005), Castellanos (2008), Históricamente las mujeres han sido percibidas y tratadas como el sexo débil, “segundo sexo” en palabras de Beauvoir (citada por Butler 1999), situación que promueve una visión sobre el género femenino relacionada con el sometimiento y la vulnerabilidad. Esta premisa permite reflexionar sobre la construcción de la subjetividad en mujeres, con énfasis en quienes han sido víctimas de violencia sexual, experiencia extrema de violación de derechos humanos como lo referencian la Convención de Belem do Pará de 1994 y la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (1993), que refleja la máxima expresión de opresión hacia las mujeres del mundo. La violencia sexual muestra la anulación del sujeto, la prevalencia de imponer el deseo y el poder sobre los otros, en este caso las mujeres participantes de esta investigación. De este modo es relevante discutir sobre las formas de subjetivación presentes en mujeres víctimas de violencia sexual en el contexto de Buenaventura y explorar cómo las mujeres de pertenencia étnica negra, con difíciles niveles de calidad de vida y bienestar económico, se convierten en un ejemplo del sometimiento, subvaloración y claro está, de supervivencia en un medio hostil y amenazante en escenarios privados y públicos.

120 Lee mas

Sentidos y tensiones en las formas de subjetivación producidas en las construcciones de lo común en la Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Sentidos y tensiones en las formas de subjetivación producidas en las construcciones de lo común en la Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Esta investigación se soportó epistemológicamente en el enfoque analítico-interpretativo y que Guba y Lincoln denominan paradigma constructivista (2002, p.128). El estudio se soportó en este enfoque en tanto partimos de una concepción según la cual la realidad no hace más que asumir las formas que la estructura de una lengua específica le confiere (Benveniste, 1979, p.27), y que este procedimiento no es posible sino a partir de un ejercicio interpretativo que lleva a cabo el ser humano asignando a los fenómenos un tipo de función particular dentro de la estructura lingüística que la cultura y lengua particular representan (Pérez, 2009, p.38). En ese sentido, se concibe que la realidad obedece al ejercicio interpretativo de los sujetos que vivencian unos eventos históricos determinados donde juega un papel fundamental las relaciones en torno al poder, los mecanismos de control, las prácticas de libertad, entre otras. Es bajo estos planteamientos que además de interesarnos en los sentidos y en las formas de subjetivación, también nos ocupamos de las tensiones presentes es dichas formas de subjetivación, razón por la cual, los aportes de Teun van Dijk (1999) sobre el análisis crítico del discurso fueron favorables para explorar no solo la dimensión construida por la Comunidad sino también para realizar una lectura crítica de los distintos materiales bibliográficos.

80 Lee mas

El Mal y la subjetivación política

El Mal y la subjetivación política

Otra de las formas de subjetivación política “negativa”, que alcanzó unas cimas insólitas en el gobierno de Uribe Vélez, es la del conformismo y la sumisión, y cuyos mecanismos psíquicos y políticos han sido descritos magistralmente en novelas como El súbdito de Heinrich Mann, El Conformista de Alberto Moravia o Mephisto de Klaus Mann. Sus personajes son admiradores de regímenes totalitarios y déspotas, cuya adoración casi religiosa por el Príncipe de turno raya en lo grotesco y lo descarado. En los tres se presenta una adhesión total al orden existente, una actitud de permanente encantamiento ante el poder que los hace creer que Este siempre los acompaña, siempre los protege, lo cual los lleva a mantener una furibunda defensa del gobernante que, en los tres, llega a la negación del otro mediante el crimen y el asesinato. Para el caso de El Súbdito -novela en la que se inspiró Adorno para escribir su monumental estudio sobre la personalidad autoritaria-, su personaje, Diederich Hessling, es un hombre tan pusilánime y servil con sus superiores como autoritario y déspota con sus subordinados y subordinadas. La novela se desarrolla durante el periodo de mayor auge del emperador de Alemania y Rey de Prusia, Guillermo II, hombre poco tolerante, agresivo e intensamente emotivo, con una megalomanía extrema cuya testarudez y falta de tacto lo obligaron a abdicar y huir hacia los Países Bajos, para presenciar en su vejez como

13 Lee mas

SOMOS LO QUE APRENDEMOS, ENTONCES ¿QUÉ NOS ENSEÑARON? UN ANÁLISIS DE LAS PRÁCTICAS DISCURSIVAS Y NUESTRA IDENTIDAD

SOMOS LO QUE APRENDEMOS, ENTONCES ¿QUÉ NOS ENSEÑARON? UN ANÁLISIS DE LAS PRÁCTICAS DISCURSIVAS Y NUESTRA IDENTIDAD

, cristianizando a los pueblos bárbaros con el propósito de integrarlos a la civilización. Una explicación de la ocupación de los territorios americanos que ignora la resistencia sostenida por La leyenda rosa española en los siglos XVI y XVII se proyectó en dos grandes direcciones: la encendida defensa de la cultura hispánica y la aprobación de la actualidad política española justifi cando el Imperio y, en íntima conexión, alabando los caracteres hispánicos. La leyenda rosa ha tenido diferentes variantes con el correr de los años, pero todas han favorecido la supervivencia del discurso histórico difundido por las potencias colonialistas europeas, que llegaron a controlar buena parte del planeta en el siglo XIX, y porque no del Este y otros discursos en el campo histórico, social, educativo y político han cooptado nuestras formas de subjetivación “moldeando” la homogeneidad de ser, se presentan como facilitadoras de la construcción de una identidad regional colectivo con pautas culturales, religiosas, modos de vida y concepciones de mundo con marcos de nacionalización, idioma, ciudadanía desde una matriz civilizatoria que se presenta como salvífi ca y paternalista. Matriz que parece crear la ilusión (engaño) de inclusiva en relación a la organización de los estados nacionales;

11 Lee mas

La medicalización de la infancia en el proceso de escolarización: la pedagogía positivista vs la pedagogía de la diferencia

La medicalización de la infancia en el proceso de escolarización: la pedagogía positivista vs la pedagogía de la diferencia

Este trabajo realiza una comparación entre el periodo 1880- 1930 caracterizado por la pedagogía positivista, la medicalización de la pedagogía y la patologización de la infancia, y las corrientes actuales de la pedagogía que problematizan la categoría de normalidad del sujeto pedagógico configurado en el proceso de escolarización. Planteado de esta manera, el trabajo se propone comparar, analizar y reflexionar sobre las continuidades y rupturas en la concepciones pedagógica planteadas. Así, las políticas sanitarias y la consolidación del cuerpo médico escolar en Argentina que acompañó el proceso de conformación del Estado nacional, sentó las bases de los mecanismos de regulación y seguridad que originaron nuevas clasificaciones de la infancia. Este proceso se dio conjuntamente con la creación de instituciones de control destinadas a la normalización de la población infantil. En esta dirección, el trabajo analiza y explora ciertos saberes expertos: el medico, el biológico, psicológico y pedagógico que fueron produciendo formas de subjetivación a través de prácticas sociales y del proceso de escolarización. En términos de Foucault, sería a través de prácticas discursivas en el que se da el proceso de sujeción y exclusión mediante una regulación normativa. Que posibilitaron la división de las infancias entre niño “normal” y “anormal” y circuitos difernciales de escolarización. A partir de este conjunto de categorías se entreteje y hace posible una pluralidad de discursos con una matriz interpretativa acerca de los fines de la educación en la actualidad. Como se sabe la inclusión de la población infantil no fue homogénea ni igualitaria en el terreno educativo, y busco criterios para medir la educabilidad de los sujeto. Si bien pareciera que estos proyectos pretendieron atenuar las diferencias sociales existentes no se preguntaron por las causas de dichas diferencias.

34 Lee mas

Subjetivación política y tecnologías móviles

Subjetivación política y tecnologías móviles

Para nosotros el ciclo de la subjetivación digital funciona de la siguiente manera, un sujeto emocional con un perfil fuera de línea, participa de los juegos y engaños de la publicidad lo cual lo hace partícipe de una movilización hacia la compra de dispositivos electrónicos, generándole una necesidad de adquisición de poder sobre la tecnología, luego de hacerse a la compra de un Smartphone, este sujeto comienza con la fase de entrenamiento (training) en el que a modo de tutorial, aprende el funcionamiento y manipulación de este dispositivo móvil. Al descubrir las posibilidades que le puede generar el dispositivo, el sujeto observa que puede realizar otro tipo de tareas al hacer uso de aplicaciones móviles, paso que le permitirá hacer uso de las redes sociales, sin embargo en este sentido debe participar en dos procesos en los que su información privada probablemente pase a ser publica, me refiero entonces a las fases de “Sign in y Log in” en las que a manera de matrícula el usuario comparte sus datos personales e información propia, con el propósito de registrarse y acceder a las interfaces dispuestas por los sistemas operativos (Android-IOS). De acuerdo a la información suministrada por los usuarios los ambientes

214 Lee mas

SUBJETIVACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

SUBJETIVACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

La revalorización cognitiva de la cultura audiovisual e hipermedial pone en jaque las modalidades de prácticas que mantienen la vigencia de la cultura letrada ligada a ciertos formatos académicos que forman parte de los dispositivos educativos. Asimismo, la influencia, el encuentro, el consumo de textos, discursos y géneros propios de dos culturas (letrada y audiovisual) inciden en los protocolos y procesos de lectura y desafían a la compleja articulación de uno y otro modo de leer. Pues es por esa pluralidad de escrituras y de formas de representación y simbolización a la que los jóvenes tienen acceso que pasan también sus modos de subjetivación.

8 Lee mas

Procesos de subjetivación en una excombatiente de las farc.

Procesos de subjetivación en una excombatiente de las farc.

El tercer y último momento responde al retorno a la vida civil que inevitablemente le implica el abandono de la conflagración para situarse en la legalidad, situación que compromete en primer plano una nueva destitución del padre, de este modo ante el desconocimiento del Otro como referente absoluto, la sujeto se ve en la necesidad de modificar las formas de relacionarse con este, de ahí surgen nuevas nociones de Otro, que instaura en el contexto de la interacción: al cual le adjudica características que van desde la supremacía hasta la filiación; “único, verdadero, salvador, sanador, consolador, amigo”, cualidades adscritas a la omnipotencia del Otro, en quien halla lo que por tanto tiempo busco; afecto de esa figura paterna. Así pues desde su perspectiva Dios llena todos esos vacíos emocionales que en ella existen y mediante su reconocimiento es posible resignificar su experiencia.

153 Lee mas

Hybris del soviet. La subjetivación revolucionaria

Hybris del soviet. La subjetivación revolucionaria

Muchos otros expresaban su fascinación por el espectáculo político de la autonomía y organización de masas, como también por lo que parecía una transformación abrupta de personas hasta ayer sumisas al orden establecido, y que ahora administraban las fábricas, se convertían en inventores de nuevas técnicas o frecuentaban las óperas y los teatros (véase Pittaluga, 2015: 210-212). La revolución era un pasaje: los lugares y los sujetos de antes no eran los lugares y los sujetos de la revolución. El desplazamiento ha sido producido por el movimiento de subjetivación propio de la revolución, esa potencia política del soviet, como, a su modo, en el léxico de su época, lo señalaba Mijail Yaroshevsky: “En estos mitines y en las organizaciones surgidas de ellos, se manifestaba la voluntad de la nueva personalidad histórica nacida con la revolución, la voluntad del pueblo ruso” (1919: 12). Los nombres obreros, campesinos, soldados, eran y no eran consistentes con esas nuevas figuras de subjetividad emergentes. Alfonso Goldschmidt lo denominaba “el sentido psicológico” de la revolución que, explicaba, se le reveló al visitar la fábrica de Prokhorov en Moscú, cuando al fin comprendió que “comunismo” era esa conversión de los obreros en una nueva comunidad, que ese ambiente plenamente obrero era “un mundo nuevo”, que se trataba de “otros hombres” (1923: 112 y ss).

14 Lee mas

En pocas palabras: subjetivación y gramaticalización

En pocas palabras: subjetivación y gramaticalización

En esta línea cabe señalar que, a través de los procesos de gramaticalización y subjetivación, ciertas unidades lingüísticas de uso frecuente son reanalizadas como partículas gramaticales. En nuestro caso, esto es lo que le ha ocurrido al marcador “en pocas palabras”, puesto que, basándonos en la consideración de Bosque (1989: 30), la voz afectada deja de estar asociada a conceptos o ideas que poseen un contenido léxico, como ocurría cuando el grupo preposicional funcionaba como complemento adjunto, y, una vez ha perdido su significado conceptual, pasa a expresar un significado gramatical, de modo que acaba desempeñando determinadas funciones sintácticas que consisten, fundamentalmente, en estructurar el contenido proposicional de la oración o del texto del que forman parte. De esta manera, las voces gramaticalizadas se convierten en piezas fundamentales para la construcción del texto, tanto en el plano oracional como en el discursivo. Con lo cual, podríamos afirmar que en los casos en los que actúa como marcador discursivo, la construcción se encuentra completamente gramaticalizada, en tanto que, aunque cambie el contexto, la estructura no varía, pues no se puede alterar el orden de sus elementos ni introducir nada entre ellos, sino que suele presentarse como unidad fija e independiente entre pausas.

28 Lee mas

Subjetivación docente ante la reconfiguración en educación

Subjetivación docente ante la reconfiguración en educación

En otras palabras, a lo que apostamos es a reconocer las formas de producción de subjetividades de los docentes en contextos cambiantes, lo cual implica una reconfiguración en sus modos ser y de hacer; nos interesan, no los cambios del sistema educativo por sí mismos, sino en tanto producen modificaciones en aspectos vitales de su profesión. ¿Qué consecuencias tienen las constantes reformas de los últimos veinticinco años en la vida profesional de los docentes? Aquí argumentamos que tales consecuencias no son cosméticas, antes, por el contrario, las prescriptivas del Sistema Educativo Nacional (SEN), a nivel normativo, pedagógico y evaluativo, van más allá de la pérdida de derechos y condiciones de trabajo. Los cambios de las reformas producen subjetividades diferentes en los docentes. De ahí que apostemos a la necesidad de investigar la reconfiguración como parte inherente de la subjetivación, donde en vez de cerrar con puntos tajantes, damos apertura a diálogos emergentes.

18 Lee mas

Formación docente, escritura y subjetivación

Formación docente, escritura y subjetivación

Una clase teórica, escrita y puesta a disposición en el campus, puede ser mucho más efectiva porque parece que los pibes, en su relación de in- timidad con la pantalla, construyen cosas mucho más interesantes que en el espacio social del aula, que quizás esté viejo en algunas cosas, hay que mirar eso. Por otro lado, las novedades tecnológicas introducen cambios en los modos en que se producen las relaciones con la lectura y la escritura. Es decir, las condiciones pedagógicas en general, que no son solamente didác- ticas —porque eso es muy restrictivo—, sino que son también las condicio- nes para los procesos de subjetivación, podríamos decir, de construcción de confianza, en los que el sujeto pierde el miedo a la práctica de la lectura y la escritura. Las condiciones pedagógicas para esos procesos de subjetivación, entre otras, tienen que ver con formas de mediación que son fundamenta- les, tienen que ver con formas de acompañamiento, de generar el lazo, la confianza, la pertenencia a una nueva cultura, que es la cultura académica. La orientación al ingreso de la universidad no es solamente informar dónde está la oficina de alumnos para hacer los trámites, es algo mucho más complejo. Es acompañar en un proceso para poder apropiarse y sentirse parte «de». Yo pasé muchos años, creo que aun siendo ayu- dante, atravesando la Facultad de Filosofía y Letras con algún miedo respecto de lo que yo decía. Creo que recién cuando terminé el doctorado me sentí un poco más afianzado para abrir la boca. Porque me pasaba un poco lo que decían las chicas de «yo cómo voy a hablar delante de». Y en efecto, de la época en que iba a la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, recuerdo que cuando iba a la librería Gandhi, donde uno podía cruzarse con profesores importantes, iba a comprar un libro y pensaba que por ahí te estaban evaluando, que se darían cuenta que recién es- taba comprando Foucault y no lo había leído antes; uno se sentía todo el tiempo en deuda, te hacían sentir todo el tiempo así. Además todos presumían y siguen presumiendo y leen tres párrafos y se creen Derrida de las pampas, ¡son tremendos!

17 Lee mas

La izquierda y el castigo

La izquierda y el castigo

Sin Grondona.- ¿Es posible impugnar algunas de las direcciones que ha ido tomando el proceso de revisión y reivindicación de lo acontecido en nuestros años cruentos sin ser equiparados a Mariano Grondona?, o lo que es mucho más importante aún, ¿es posible hacerlo sin necesitar hablar como Mariano Grondona? 3 Este es un escrito de transición, de virtualidades, y como tal busca servir para avanzar, o mejor dicho, para no amarrarse. Con esto no queremos decir que albergamos la peregrina idea de satisfacer a todo aquel que lo lea, simplemente abrir un conjunto de inquietudes que permitan sacudir rutinas, si bien no para “polemizar” o provocar “griteríos”, sino y en todo caso, para darle condición de posibilidad a una ética que reclame otra relación con la memoria, con el pasado, con nuestra historia. De ahí que consideremos indispensable que “la izquierda y el m ovimiento de derechos humanos logren preservarse del resentimiento y la victimización. Quienes adoptaron ciertas opciones de lucha en los ’70 no fueron sólo víctimas, sino sujetos que tomaron decisiones políticas, formas de vida conscientemente elegidas” ( Tatián, 2007). Y un pensamiento prodigioso para estas travesías es sin duda el de F. Nietzsche, quien llamativamente es a menudo pasado a retiro sin muchas luces por juristas merecidamente apreciados como es el caso de R. Zaffaroni (2001) o C. Nino (2005) 4 . Pero, ¿qué aporte está en condiciones de brindarnos el filósofo alemán? Lo diremos con sus mismas palabras: el de reflexionar sobre la utilidad y los inconvenientes de la historia para la vida, sin miramientos; o en otros términos, lo contrario que ambicionaron aquellos uniformados que en dicho pasado han asumido compromisos vergonzosos, esquilmando la vida, sometiéndola impunemente al poder, transformándola en objeto de poder, o lo que es lo mismo, apostar a la violencia institucionalizada como forma de contrarrestar cierta violencia localizada. Entonces deseamos, porque lo necesitamos, exhibir una alternativa

21 Lee mas

Lo pedagógico como dispositivo de subjetivación

Lo pedagógico como dispositivo de subjetivación

Esta nueva concepción interiorista -del yo privado- supone una relación estrecha entre la libertad y una voluntad de elección, avalada por un paradigma constructivista de la educación de carácter emancipador que vendrá a modificar las bases sobre lo que es enseñable y sobre los modos de enseñanza-aprendizaje, en adelante enfocados en motivaciones y actitudes. Desde esta perspectiva, la intervención educativa girará en torno a que el alumno quiera ser educado, es decir, actuará sobre el deseo del mismo. Es por esto que el movimiento peda - gógico de avanzada, centrado en una tecnología didáctica, representará un paso hacia la colonización de la subjetividad del sujeto deseante y, al mismo tiempo, sentará las condiciones para promover un juego de identificaciones con el currículum oficial. Este nuevo paradigma educativo es posible gracias a la biologización y naturalización del proceso educativo, haciendo el aprendizaje dependiente de las estructuras mentales internas del individuo y al mismo tiem - po desideologizando y despolitizando la práctica educativa. Estas nuevas tecnologías del yo, centradas en la idea de autogobierno, producen una nueva determinación del sujeto educativo. La individualidad del mismo supone la posibilidad de trascender los límites regionales para abstraerse en una relación universal en base a categorizaciones de la cognición, los afectos y la motivación, que sirven para establecer parámetros de igualdad. Esta particular caracte - rización permitirá el desarrollo de la autodisciplina, a partir de un régimen de comparación a una norma que será regla de medida para establecer los criterios de verdad y error. Así, el poder de autogobernarse se transforma en disciplina para ser psicológicamente normal. Como resultado de lo anterior, el modo de subjetivación y el régimen de circulación del poder se harán indistinguibles, depositándose ya no solo sobre la corporalidad del sujeto sino también en su alma. Así planteado, el discurso liberal será la base sobre la que se inclinará la balanza

14 Lee mas

Ocupación simbólica y subjetivación

Ocupación simbólica y subjetivación

En tal sentido, puede señalarse que la interven- ción en la vida cotidiana, en el lugar de las prácticas culturales, allí donde adquiere concreción la interna- lización, la apropiación, la in-corporación, la re-sig- nificación y/o las resistencias sobre las formas de subjetividad propuestas, constituyó el espacio pri- vilegiado, no solo físico, sino simbólico, de la acción pedagógica desarrollada por este programa, esto es, en tanto que no se desarrolló únicamente a través de la acción de “seglares de la obra” en los espacios habituales de interacción de las comunidades, como las viviendas, veredas, plazas de mercado, espacios recreativos, sino que hizo uso también del lenguaje, música, imágenes, y creencias populares, para hacer inteligible a los campesinos, el conjunto de transfor- maciones en los valores y prácticas cotidianas que pretendían ser instauradas.

12 Lee mas

La configuración de subjetividad política en jóvenes escolares y su relación con la red social Facebook

La configuración de subjetividad política en jóvenes escolares y su relación con la red social Facebook

El presente trabajo desarrolló una propuesta comprensiva sobre la configuración de subjetividad política a partir de las narraciones que jóvenes escolares realizaron en torno a la red social Facebook. Para ello, se desarrolló una metodología con enfoque hermenéutico que posibilitó el reconocimiento de los procesos de subjetivación vinculados con las formas específicas de interacción en la red social virtual, la identificación del sentido político implicado en las narraciones de los jóvenes y el análisis de las formas de regulación reconocidas en relación con la política del uso responsable de las TIC. El análisis de la información se realizó a través de las categorías conceptuales propuestas por Ruiz y Prada (2012), lo cual permitió identificar en los jóvenes, formas específicas de ver y posicionarse frente al mundo, caracterizadas por la apropiación de posturas críticas y sentidos ético-políticos definidos, con los que cuestionan la realidad.

171 Lee mas

Vol. 8, Núm. 15 (2017)

Vol. 8, Núm. 15 (2017)

así impregnadas de un espíritu libertario y emancipatorio, muy característico del zeitgeist de esos lugares y aquellos tiempos que tanto Rheingold como otros autores han analizado. De forma que pareciera paradójica pero que es perfectamente lógica, esas herramientas para pensar, y a su vez pensadas por sus diseñadores como una panoplia libertaria en una esfera política (Hafner & Lyon, 1998), están hoy en día al servicio del funcionamiento muy eficaz de un mercado capitalista informatizado y emocional, como lo he planteado más arriba. Por supuesto que es indispensable matizar este tipo de afirmación, ya que algunas veces sí han servido para fines libertarios. Tal es el famoso caso de la denominada revolución árabe, en donde el uso de estas tecnologías digitales fue fundamental. Hay muchos otros casos, que Rheingold retrata en otro de sus trabajos: Multitudes inteligentes. La próxima revolución social (2004). De cualquier forma, mi postura es que, en fenómenos como la práctica social de las selfies, estamos ante otro escenario en donde, como lo he intentado argumentar, los procesos de subjetivación están muy intervenidos por lógicas mercantiles que alimentan el funcionamiento sinérgico y más perfeccionado de un capitalismo en donde los procesos informatizados y digitalizados son muy significativos, ya que están logrando penetrar las esferas más íntimas de nuestro ser: el sentir y el pensar. Al realizar una genealogía histórica de algunas de las raíces de formas de expresión artísticas que luego se imponen como lenguajes publicitarios, y que posteriormente acaban influyendo

21 Lee mas

La constitución de subjetividades infantiles desde la perspectiva de género

La constitución de subjetividades infantiles desde la perspectiva de género

polifonía de voces, intentar definir al sujeto niño y niña que se materializa en nuestros días, este ejercicio demanda el acercamiento a una infancia que, como lo hemos visto, ha sido objetivada desde muy diversas perspectivas, y alrededor de la cual se han tejido muy diferentes discursos que se han encargado de darle un lugar en el escenario de la coyuntura histórica actual, en la que experimentamos el tránsito de las sociedades modernas a las sociedades contemporáneas en las que la globalización, la cultura de consumo y los avances tecnológicos han permeado de forma profunda la esfera de la vida cotidiana de los sujetos, y por ende, nos ponen de cara a la “dificultad de aprehender la naturaleza infantil en los discursos vigentes” (Muñoz, 2008, p. 7). Haciéndose necesarias nuevas miradas que la ubiquen más allá de las fronteras de las instituciones que tradicionalmente la atendían y nos permitan hacer su lectura a partir de los muy diversos modos de comunicación que se gestan en los escenarios en los que ahora se despliega su experiencia social, lo cual, nos posibilitara el acercamiento a los nuevos procesos de subjetivación que experimentan niños y niñas en una sociedad en la que la disciplina y la autoridad han dejado de ser el bordón garante de su formación y con su debilitamiento han dado campo a nuevas formas de poder no menos efectivas pero si más sutiles que controlan la experiencia infantil en nuestros días.

186 Lee mas

Conicas en Matlab.pdf

Conicas en Matlab.pdf

arrastrando sobre la superficie hasta dar con la perspectiva que nos interese. La apariencia de la gr´ afica se puede cambiar en muchos sentidos, tanto desde la ventana gr´ afica como utilizando comandos, pero no tenemos tiempo de estudiar c´ omo; de todas formas, las operaciones sencillas se pueden aprender enseguida a base de ensayo y error 1 .

12 Lee mas

Show all 10000 documents...

Related subjects