Gilberto Owen

Top PDF Gilberto Owen:

«La medida exacta de su luz»: Emily Dickinson y las «versiones a ojo» de Gilberto Owen

«La medida exacta de su luz»: Emily Dickinson y las «versiones a ojo» de Gilberto Owen

Con todo, y sin relegar ni un instante su fun- ción como mediador cultural en dicho programa, cabe suponer que las razones por las que Gilberto Owen tradujo la poesía de Emily Dickinson están relacionadas mucho más estrechamente con un viaje de exploración personal. Como Juan Ramón Jiménez, Owen aprende del ejemplo de Dickinson y a partir de él es que cultiva una manera de escribir poesía moderna, una poesía desvinculada de la opresión de los modelos, una poesía «plena» cuyo ritmo lo dicta ya sólo la cla- ridad de la imagen, la justeza de la metáfora, la cadencia propia del pensamiento asociativo. La empresa en sí es pequeña como proyecto indivi- dual de traducción, pero, además de haber hecho figurar en el mapa de las letras hispánicas, desde entonces y para siempre, a una poeta «esquiva al mundo física y espiritualmente, [que] cerraba su mundo de poesía a todos los que la rodeaban» (1934b), Owen demostró, sin duda, que la labor traductora de un escritor puede ser un factor deci- sivo en la configuración y evolución de su poética. Si las traducciones de los ocho poemas, realizadas declaradamente «a ojo», logran o no recrear «cuidadosa y trabajosamente […] el tem- blor inexplicable, inaudible e invisible» (Owen 1934b) de la obra de Emily Dickinson de acuerdo con cierto principio traductológico u otro —de correspondencia formal, de adecuación, de acep- tabilidad, etcétera—, el asunto es, creo, objeto de una disquisición distinta. Sin embargo, incluso en caso de que se le encontrara a Owen algo digno de reproche en este ámbito, quizá conven- dría recordar, a propósito, que las nociones que comúnmente se tienen de «fidelidad» o equiva- lencia, y a menudo los prejuicios que condenan la «intromisión» intencional del traductor en sus originales, parten de doctrinas sumamente inde- liberadas sobre la creatividad o, lo que es peor, sobre la traducción misma: como bien advierte
Mostrar más

11 Lee mas

Yo como como multiplicidad  Estudio de la poesía de León De Greiff y Gilberto Owen

Yo como como multiplicidad Estudio de la poesía de León De Greiff y Gilberto Owen

BENEM?RITA UNIVERSIDAD AUT?NOMA DE PUEBLA FACULTAD DE FILOSOF?A Y LETRAS MAESTR?A EN LITERATURA HISPANOAMERICANA TESIS YO COMO MULTIPLICIDAD ESTUDIO DE LA POES?A DE LE?N DE GREIFF Y GILBERTO OWEN PARA[.]

117 Lee mas

Gilberto Owen, poeta viudo de la poesía

Gilberto Owen, poeta viudo de la poesía

Gilberto Owen Estrada, integrante de la generación poética conocida como Contemporáneos, se distinguió por dos circunstancias: si bien en los albores del grupo participó activamente en proyectos culturales como la fundación del Teatro y la Revista Ulises y en la búsqueda ardua e incansable de un estilo poético que permitiera la incursión de las letras mexicanas dentro de la élite de la poesía universal, a raíz de su ingreso en el servicio diplomático vive de lejos los momentos más turbulentos en la historia del grupo. Así, se convierte en un ser ausente y lejano que con el tiempo cobra conciencia de ello. En segundo lugar, tuvo un afán artístico por convertir su imagen en mito y poesía, hecho que se enriquece a través de su exilio. Owen es el poeta viajero, convertido en hijo pródigo, que espera con impaciencia el retorno al hogar. Tejer una biografía del poeta sinaloense es una tarea bastante ardua; muy probablemente se caería en muchas imprecisiones debido a que él se encargó de urdir datos inexactos acerca de sí mismo. La biografía oculta, la búsqueda en su obra poética del mito que forjó alrededor de su imagen, envuelta en sus poemas escritos desde 1920, materializados a mediados de los años veinte en Desvelo y Línea, y que alcanza plena madurez en su poema de vida Perseo Vencido, que empieza a escribir en 1930 y que aparece publicado, por primera vez, en la Revista de San Marcos, en 1948, representa el motivo principal de esta investigación.
Mostrar más

173 Lee mas

La poesía de Gilberto Owen como un sistema de coordenadas

La poesía de Gilberto Owen como un sistema de coordenadas

La noción de tiempo y el motivo de la caída circular (looping the loop) revelan la definitiva y fundamental influencia de la teoría de la relatividad en la poética de Gilberto Owen. Lo circular en relación con la caída es un moti- vo constante en la poesía de Owen. Esto tiene que ver con la física moderna. Para situar un evento en el espacio, esta ciencia prescinde de la existencia de puntos notables, provistos de nombres y situados sobre el cuerpo rígido al que se refiere la localización, en la descripción de lugares. Se prefiere usar sólo números o signos abstractos. La física experimental emplea el sistema de coordenadas cartesianas. Este sistema consta de tres paralelas rígidas, pla- nas, perpendiculares entre sí y ligadas a un cuerpo rígido. “El lugar de cual- quier suceso, referido al sistema de coordenadas, viene descrito (en esencia) por la especificación de la longitud de las tres verticales coordenadas ( X , Y , Z ) [...] que pueden trazarse desde el suceso hasta estas tres paredes”. 35
Mostrar más

18 Lee mas

Vista de Gilberto Owen  Notas y documentos de su vida y su obra
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Gilberto Owen Notas y documentos de su vida y su obra | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Magro y pelirrojo.. rUTO SEGUN EL GEHESIS. nInguna persona en 8U.. esposas y las novias de aquellos conocedores estarían siempre dispuestas a replicar que, en todo [r]

30 Lee mas

Retratos colombianos de Gilberto Owen

Retratos colombianos de Gilberto Owen

En un altículo publicado en El Espectador de Bogotá, el martes 11 de 1952, días después de la muerte de Owen, uno de esos amigos fieles (¿hay otra clase?) Jorge Zalamea Borda, recuerda a[r]

6 Lee mas

Gilberto Owen: poeta de la quintaesencia

Gilberto Owen: poeta de la quintaesencia

Pero esta descripción > .inibía, a partir del verso 2S, a un tono interrogativo en el que Booz mani- fiesta su preocupación al no encontrar en el cuello de Ruth la manzana que le ha[r]

12 Lee mas

Gilberto Owen, retablos como nubes

Gilberto Owen, retablos como nubes

—que José Rojas Garcidueñas (1954: 15) ubica como más próximo a González León que a López Velarde—, cuasi paródico, de tan cercano, a las imágenes y la tópica de ese movimiento. Se dirige en segunda per- sona a “Ernestina, la beata”, encarnación de lo doméstico, provinciano y recoleto, y enseguida leemos: “limpia muchacha de mi tierra”, “el azoro perpetuo presidía tus menores acciones”, “Si siempre andabas de pun- tillas por no dejar de oír la gota pertinaz que caía, filtrándose, del pilón oloroso a la gran tinaja” (Owen, 1969: 240).

14 Lee mas

Amores de mar y piedra. Travesías amorosas en Owen y Villaurrutia

Amores de mar y piedra. Travesías amorosas en Owen y Villaurrutia

Hacer del viaje una forma de vida es para algunos una necesidad, una aventu- ra que debe emprenderse echando mano de todas las armas disponibles. Lo que una travesía despierta se convierte entonces en algo más que un simple recorrido, es un encuentro con el alma que despierta como nunca antes lo ha- bía hecho. Esta condición parece ser propia para los dos autores que aquí nos ocupan: Gilberto Owen y Xavier Villaurrutia. Owen verá la primera luz del viaje en 1903 en la ciudad de El Rosario, Sinaloa, mientras que Villaurrutia llegará al mundo un año más tarde (1904) en la Ciudad de México. Owen pasará sus primeros años en un ir y venir entre su natal Rosario y Mazatlán hasta que a los trece años (en 1917) los fuegos de la Revolución lo obligarán a empren- der el camino hacia el frío de Toluca, lugar en el que va a permanecer hasta 1923, año en que será recibido por la ciudad de México. Se muda junto con su hermana al edificio marcado con el número 105 de la calle de Uruguay. Este periodo entre los años de 1923 y 1928, como afirma Vicente Quirarte en su en- sayo Invitación a Gilberto Owen es definitivo en la formación del poeta, pues es cuando comenzará a entablar relación con los miembros de la generación de “Contemporáneos”. Su primer verdadero cómplice lleva por nombre Jorge Cuesta, con él entabla una amistad que marca su vida:
Mostrar más

17 Lee mas

El trazo de los otros: Jaime Torres Bodet y Elías Nandino frente a Contemporáneos

El trazo de los otros: Jaime Torres Bodet y Elías Nandino frente a Contemporáneos

La libertad entrañada en los rumbos literarios de los jóvenes pertene- cientes al grupo Contemporáneos –de los años veinte y treinta del siglo pasado– se aprecia como un momento cumbre de las letras mexicanas. Los integrantes de dicha generación “fueron acusados en su tiempo (en una de las polémicas más pasmosas de la crítica mexicana) de ejercer una literatura extranjerizante y ‘poco viril’, aunque han sido valorados luego como ejecutantes y disparadores de un canon renovador, sobre todo en lo que respecta a la poesía y ensayo modernos” (Toledo 226). La lista de nombres nunca ha sido unánime, no obstante de acuerdo con “la superficialidad del análisis de sus componentes, vistos sólo desde la poesía, incluye con cierta relatividad a Carlos Pellicer, Jaime Torres Bodet, José Gorostiza, Bernardo Ortiz de Montellano, Enrique González Rojo, Jorge Cuesta, Xavier Villaurrutia, Elías Nandino, Salvador Novo y Gilberto Owen” (Schneider 80). Para comprenderlos es fundamental saber que se congregaron alrededor de un proyecto cultural como lo fue la revista Contemporáneos (1928-1930) 1 , que les dio su nombre, pues “al acelerar la
Mostrar más

23 Lee mas

Gilberto Mendes : música, teatro e    comunismo

Gilberto Mendes : música, teatro e comunismo

RESUMEN. La formación musical de Gilberto Mendes ocurrió en un momento de intensa discusión política y cultural en el Brasil, donde nacionalismo y cosmopolitismo polarizaban duramente el escenario musical y, además, en la ciudad portuaria de Santos, uno de los principales polos del comunismo en el país. La propuesta de la comunicación será discutir la recepción de las ideas coetáneas, a partir de la asociación del músico con un núcleo del Partido Comunista, el "Clube da Arte''. El compositor, entonces joven militante de la izquierda, reflejó la viva discusión de las aporías de la música brasileña, ya que sus primeras obras traían lo nacional como signo. Posteriormente, ya en la convivencia con la trotskista Patrícia Galvao, la Pagú, inicia un período de "encuentro" con el surrealismo, que se manifiesta en l a producción del teatro musical . En ese mismo ambiente pos estalinista, participa de la creación del madrigal "Ars Viva" y del "Festival Música Nova''. Por fin, discutiremos cómo esa convivencia intensa con ideas paradojales desde muy temprano se proyectó y puede justificar la postura tolerante del compositor ante los problemas del lenguaje musical actual.
Mostrar más

13 Lee mas

Gilberto Aceves Navarro: la intuición primitiva

Gilberto Aceves Navarro: la intuición primitiva

descentrado; no nos tomamos como modelo; estamos, en ese sentido, siendo un poco como los académicos que que rían se r griegos; nosotros no sé qué queremos ser , pero no hemos arriesgado[r]

6 Lee mas

HERNAN GILBERTO MAFLA Alcalde Municipal

HERNAN GILBERTO MAFLA Alcalde Municipal

El concepto de ordenamiento territorial toma este hecho y lo convierte en un proceso que consolida, de una parte, resaltando su estatus de política de estado, y de otra, haciéndolo oper[r]

32 Lee mas

Besar a un Ángel SUSAN ELIZABETH PHILLIPS

Besar a un Ángel SUSAN ELIZABETH PHILLIPS

Alex cerró el grifo y cogió una toalla. Los dos hombres habían tenido sus razones egoístas para ayudar a un niño desvalido. Max se veía a sí mismo como un benefactor y se jactaba de sus diversos proyectos caritativos —entre los que estaba incluido Alex Markov— ante sus amigos de alto copete. Por otro lado, Owen tenía un ego enorme y le encantaba tener un público impresionable que esperara babeante sus reflexiones oscuras sobre la vida. Pero a pesar de los motivos egoístas que pudieran haber tenido aquellos dos hombres, habían sido las únicas personas en la joven vida de Alex a los que él había importado algo y ninguno de ellos le pidió nada a cambio, por lo menos no hasta ese momento.
Mostrar más

252 Lee mas

¿Por qué la religión es indestructible? Entrevista a Gilberto Giménez

¿Por qué la religión es indestructible? Entrevista a Gilberto Giménez

Desde el punto de vista sociológico, yo diría que la religión, fundada en la fe como especie particular del género “creencias”, tiene pre- dominantemente una función pragmática: “ayuda [r]

6 Lee mas

Entrevista a Bruce Owen: Internet, una amenaza para los medios masivos

Entrevista a Bruce Owen: Internet, una amenaza para los medios masivos

En su libro 'The Internet Challege to Television', este economista experto en medios se-. propone analizar el futuro de la TV ante los nuevos patrones de consumo y tecnologías.[r]

8 Lee mas

TítuloIdentidad étnica y nacional en la civilización europea contemporánea  El papel de las lenguas

TítuloIdentidad étnica y nacional en la civilización europea contemporánea El papel de las lenguas

En el fondo él, que no era lingüista, no inventó lenguas como lo hizo el antes citado Owen, pero sí elaboró creativamente, imaginativamente, un origen para nuestra lengua que permitía al[r]

25 Lee mas

Consideraciones en tomo a la lectura de Owen sobre phainómena en Aristóteles

Consideraciones en tomo a la lectura de Owen sobre phainómena en Aristóteles

hechos sino lo que es comúnmente dicho en la materia. Estas son, someramente, las dos razones que da Owen para distinguir entre dos acepciones de phainómena .. A partir de aquí co[r]

8 Lee mas

La ética en el Urbanismo

La ética en el Urbanismo

No es este el lugar para entrar en consideraciones sobre expresiones formales a la solución del problema, como las manifestaciones de Owen (2) con sus conjuntos [r]

24 Lee mas

Sobrevivientes del Huracán Gilberto

Sobrevivientes del Huracán Gilberto

Catarina. En medio de la pertinaz llovizna los judicia- les se habían armado de valor, acompañados de un joven sampetrino que había llegado enfundado en un chaleco salvavidas pidiendo lo dejaran participar en el rescate, asegurando tener experiencia (después su- pimos se llamaba Rogelio Ayala Contel y que ese cha- leco efectivamente le había salvado la vida). Parecía que la suerte del comandante Cortés estaba echada, no había marcha atrás, a una orden entró sin pensarlo dos veces, sin escuchar a otros jefes de distintas cor- poraciones, dijo creer en la voz de Dios para acudir en auxilio de esos 160 pasajeros. El pesado trascavo se internaba con algo de velocidad, con sus héroes abor- do, hasta hundirse en el lecho del río Santa Catarina, el agua llegaba a más de la mitad del pesado trac- tor. Apenas veíamos al piloto sentado al volante que seguía de frente a una orden. Habían desafiado con valor las embravecidas aguas del Río Santa Catarina, guiadas por un despiadado huracán Gilberto. Avanza- ban lentamente de sur a norte, sus compañeros poli- cías rezaban en la orilla, nosotros grabábamos la es- cena, mientras los reflectores, procedentes de todas direcciones, iluminaban aquello que parecía una gran embarcación que se sumergía en las aguas dejando a su paso una tracalera producida al impacto con el terreno lleno de rocas del río.Las luces nos permitie- ron ver la arrojada escena, encabezada por Cortés. La
Mostrar más

132 Lee mas

Show all 120 documents...