Historia del arte y la cultura

Top PDF Historia del arte y la cultura:

Fisuras de la Historia del Arte

Fisuras de la Historia del Arte

El presagio, a priori, de cualquier estudio que se comience sobre la cultura egipcia antigua es que era una sociedad dedicada a la muerte; cabe suponer, por lo tanto, que si durante toda su vida planeaban y edificaban su tumba, e in- vertían todas sus riquezas en el pago de arqui- tectos y artesanos que la construyesen, invertían a la vez gran cantidad de tiempo en reflexionar acerca de la muerte, el destino último del ser y aceptarlo si este tenía lugar inesperadamente. Pero no era así, y cito por ello a Heródoto, el historiador que recogió para nosotros las expe- riencias que tuvo junto al pueblo egipcio: Por cierto que en los festines que celebran los egipcios ricos, cuando terminan de comer, un hombre hace circular por la estancia, en un féretro, un cadáver de madera, pintado y tal- lado en una imitación perfecta y que, en to- tal, mide aproximadamente uno o dos codos; y, al tiempo que lo muestra a cada uno de los
Mostrar más

9 Lee mas

Hernandez Celiz_Programa Historia del Arte y el Diseño1_2017

Hernandez Celiz_Programa Historia del Arte y el Diseño1_2017

Esta asignatura propone el estudio y la interpretación del arte en relación con los contextos histórico-sociales de producción, recepción y consumo, y propicia el contacto del estudiante con los problemas, estéticas, tecnologías, obras y autores de las artes visuales en los distintos períodos. Acerca al estudiante a las manifestaciones más destacadas del arte occidental proporcionando instrumentos para abordar el mismo, desde una perspectiva histórica y crítica, que considera las etapas de periodización a la par que las problemáticas que actualmente se discuten en el campo del arte y la cultura.
Mostrar más

7 Lee mas

Brindis por la Modernidad

Brindis por la Modernidad

A la espera de un asidero en algo tan vasto como la historia de la modernidad, la dividí en tres fases. En la primera de ellas, la que va de principios del siglo XVI a fines del XVIII aproximadamente, la gente apenas experimentaba la vida moderna: no entendía qué era lo que los afectaba. Andaban a tientas, desesperadamente, en busca de un vocabulario: tenían poca o ninguna idea de un público o una comunidad modernos, con el que podían compartir sus desgracias y sus esperanzas. La segunda fase se Inicia con la gran ola revolucionaria de la década de 1790. La Revolución Francesa y sus reverberaciones trajeron consigo, abrupta y dramáticamente, un gran público moderno. Este público comparte la vida de una época revolucionaria que genera trastornos explosivos en todas las dimensiones de la vida personal, social y política. Al mismo tiempo, el público moderno M siglo XIX recuerda todavía cómo es la vida espiritual y material en un mundo que no es moderno. Las ideas de modernización y modernismo surgen y se desarrollan a partir de esta dicotomia interna, esa sensación que proviene de vivir en dos mundos al mismo tiempo. En el siglo xx. la tercera y última fase, el proceso de modernización se expande para abarcar todo el mundo, y la cultura mundial del modernismo logra triunfos espectaculares en el arte y el pensamiento. Por otro lado, a medida que el público moderno crece, se divide en multitud de fragmentos que hablan idiomas extraordinariamente privados: la idea de modernidad, concebida de modo fragmentario, pierde gran parte de su vitalidad, resonancia y profundidad, y mucho de su capacidad para organizar y dar un sentido a la vida de la gente. Como consecuencia. ahora nos encontramos en el centro de una época moderna que perdió contacto con las raíces de su propia modernidad.
Mostrar más

16 Lee mas

Sede y localidad Sede Andina El Bolsón Carrera

Sede y localidad Sede Andina El Bolsón Carrera

Pevsner, N. (1977): Pioneros del diseño moderno. Ediciones Infinito. Bs. As. Raquejo, S. “Ruskinismo, Prerrafaelismo y Decadentismo. En Bozal, V. (1996): Historia de las ideas estéticas y de las teorías artísticas contemporáneas. Editorial Visor, Madrid.

8 Lee mas

FIg. 1-Secuencia que ilustra la jerarquía figura- fondo que refiere al carácter orgánico de la obra

FIg. 1-Secuencia que ilustra la jerarquía figura- fondo que refiere al carácter orgánico de la obra

El significado adjudicado aquí a los movimientos de vanguardia no es compartido, ni mucho menos, por todos los investigadores. En Die Struktur der modernen Lyrik [La estructura de la lírica moderna], de H. FRIEDRICH, que pretende ser una teoría de la poesía moderna, se excluye por completo el dadaísmo, y sólo se lee en la nueva edición ampliada, en el cuadro cronológico: «1916. Nace el dadaísmo en Zürich» (Die Struktur der modernen Lyrik. Von der Mitte des neunzehnten bis zur Mitte des zwanzigster Jahrhunders [La estructura lírica moderna desde la mitad del siglo XIX hasta la mirad del siglo XX] [Rowohlts Deutsche Enzyklopedie, 25/26/26a], Hamburgo, 1968 [2a.] [1a., 1956], p. 288). Sobre el surrealismo, se dice: «De los surrealistas sólo nos puede interesar su programa, que confirma con instrumentos pseudocientificos un modo de hacer poesía inaugurado por Rimbaud. La convicción de que el hombre puede ampliar ilimitadamente su experiencia en el caos del inconsciente; la convicción de que el loco, al crear una “sobrerrealidad”, no es menos “genial” que el poeta; la concepción de la poesía como un dictado amorfo del inconsciente: éstos son algunos puntos de ese programa. Así se confunde el vómito — incluso poético— con la creación. De ello no resulta ninguna poesía de rango. Líricos de calidad elevada, que se suelen incluir entre los surrealistas, como Aragon o Eluard, apenas deben su poesía a semejante programa, sino más bien a la general fuerza estilística que desde Rimbaud ha incorporado la lírica al lenguaje de lo ilógico» (íd., p. 192). En primer lugar, hay que dejar bien claro que la perspectiva de mi trabajo es distinta a la de Friedrich. Lo que yo llamo la comprensión de las rupturas históricas esenciales en el desarrollo del fenómeno arte en el seno de la sociedad burguesa, lo llama Friedrich “poesía de rango”. Hay algo más importante acaso: la tesis de la unidad estructural desde Baudelaire hasta Benn no puede ser discutida si se acepta
Mostrar más

6 Lee mas

Cultura UPC 1.. introducción pptx

Cultura UPC 1.. introducción pptx

Las obras de arte son manifestaciones de una conciencia estética y determinan, a su vez, la formación de teorías estéticas. El pasado nos proporciona múltiples teorías artísticas y estéticas que se han constituido a lo largo del desarrollo del arte y en contacto con las nuevas doctrinas y escuelas filosóficas. En ellas se elaboran, (…) las categorías que determinan la esencia, la cualidad estética de

19 Lee mas

BYRON LORD – El Corsario

BYRON LORD – El Corsario

a un condenado, artoz remordimiento y tentaciones su alma mortifican; pero jamás el hacha, el cautiverio, ni el terror del espíritu podían hacer latir apresurado el pecho, parar la sangr[r]

64 Lee mas

LO MONSTRUOSO EN LA ÉPOCA REALISTA

LO MONSTRUOSO EN LA ÉPOCA REALISTA

-El realismo da a lo cotidiano contemporáneo la categoría de sujeto de arte, sin necesidad de recurrir a figuras retóricas, presentar un carácter moralizante o ser considerado jerárquicamente válido para ingresar en la Historia. Al acercarse a lo urbano contemporáneo o al medio natural, lega al movimiento Impresionista motivos válidos, para así dedicarse con libertad a las nuevas preocupaciones estéticas de la época, vinculadas con el campo de las teorías ópticas.

12 Lee mas

El otro y la mirada del otro

El otro y la mirada del otro

Productores y crítica siguen mirando a Europa. Deshora, puesta en hora, superación, son tres momentos de la puesta en discurso de la historia del arte local, siempre con la historia del arte europeo como horizonte deseable o a partir del cual construir la identidad: por querer producir los mismo (a pesar de las circunstancias singulares); por querer producir al mismo tiempo (y dejar de sentirse provincia cultural); o por querer hacerlo primero (y estar a la vanguardia).

19 Lee mas

ARTE BIZANTINO

ARTE BIZANTINO

Las mejores aportaciones del arte bizantino se dan en arquitectura y, sobre todo, en la solución que dan al sostenimiento de las bóvedas. Superando las soluciones romanas, combinan espacios cuadrados con bóvedas curvas a través de pechinas (triángulos esféricos), contrapesan grandes cúpulas con medias cúpulas, con contrafuertes y con muros más gruesos. La multiplicación de cúpulas sobre pechinas parece ser a veces el fin fundamental de los edificios.

5 Lee mas

Leopoldo Marechal – Antígona Vélez

Leopoldo Marechal – Antígona Vélez

Los pueblos primitivos trataban de explicarse los fenómenos físicos y los sentimientos y sucesos que no lograban entender racionalmente, por medio de mitos. El más vasto y estructurado de los universos mitológicos fue creado por la imaginación griega, en su búsqueda de una interpretación de la realidad. Los primeros mitos se inventaron para explicar claramente los misterios de la naturaleza; los posteriores tra- taron, pensando las imágenes como realidades, de penetrar los secretos de la conducta humana. La estructura del mito permitía hacer manifiesto el contenido fundamental a través de las secuencias del relato. Los poemas épicos, especialmente los Regresos, que cantaban las aventuras de los héroes, a su vuelta de la guerra de Troya, conservaron los mitos de los héroes, pero son los poetas trágicos los que les dan forma definitiva. Según Jaspers, el mundo de la leyenda constituye el material de la tragedia. Los mitos constituían, por otra parte, el sustrato de la cultura ática, pero es el teatro clásico quien nos lo ha trasmitido en su forma más elevada y poética. El público griego acudía entusiasmado al teatro en el siglo V a.C. para aplaudir las variantes de la armazón formal del mito, o las nuevas interpretaciones que le con- ferían los autores trágicos, porque no lo consideraban un modelo fijo, sino el germen de reelaboraciones y evoluciones. Es decir, el mito era, para los griegos, algo provisto de vida y vitalidad. Las versiones teatrales se ocupaban sobre todo de las condiciones humanas inmanentes al mito, de las esenciales, las que sobreviven a los cambios y pertenecen a todos los hombres, ya que dos de las principales notas de lo clásico son el humanismo y la universalidad. Imaginemos, por ejemplo, un ciudadano ateniense, que concurriera a presenciar una tragedia. Sabía de antemano la trama, y disfrutaba de las innovaciones, pero comprendía que el mensaje moral era universal, abarcaba a todos los hombres.
Mostrar más

75 Lee mas

Las Muy Ricas Horas del duque Jean de Berry

Las Muy Ricas Horas del duque Jean de Berry

También Jean de Francia, duque de Berry, murió en 1416, el 15 de junio, trun- cándose su sueño de ver terminado el códice de las Très Riches Heures. La pes- te se cruzó en el camino entre Jean de Francia y su obra cumbre, la que encargó con la finalidad de que fuese insuperable, quedó inacabada en cuadernillos sueltos guardados en un pequeño cofre. El derrochador amigo del arte, de los castillos, del lujo extremo, dejó muchas deudas y por ello tras su fallecimiento se realizó un atestado de inventario y valoración de sus bienes que se conserva ac- tualmente en la Bibliothèque Sainte-Geneviève, donde se puede leer lo siguiente: “en une layette plusieurs cayers d’unes très riches heures que faisoient Pol el ses frères, très richement histories et enluminiez. - 500 livres”. En un cofrecillo varios cuadernillos de unas muy ricas horas que hicieron Pol y sus hermanos, muy ricamente historiadas e iluminadas. - 500 libras.
Mostrar más

15 Lee mas

SENTIDO Y SENSIBILIDAD JANE AUSTEN

SENTIDO Y SENSIBILIDAD JANE AUSTEN

A pesar de lo mucho que había sufrido en su primera conversación con Lucy sobre el tema, pronto sintió un vivo deseo de reanudarla, y esto por más de una razón. Deseaba escuchar otra vez muchos detalles de su compromiso; deseaba entender con mayor claridad lo que Lucy realmente sentía por Edward, si era en verdad sincera en sus declaraciones de tierno afecto por él; y muy en especial quería convencer a Lucy, por su presteza en incursionar en el asunto de nuevo y su tranquilidad al conversar sobre él, que no le interesaba más que como amiga, algo que temía haber dejado al menos en duda con su involuntaria agitación durante su conversación matinal. Que Lucy se inclinara a sentirse celosa de ella parecía bastante probable; era evidente que Edward siempre la había alabado mucho, y evidente no sólo por lo que Lucy decía, sino por su atreverse a confiarle, tras tan poco tiempo de conocerse en persona, un secreto tan reconocida y obviamente importante. E incluso los comentarios jocosos de sir John podían haber pesado en ello. Pero, en verdad, mientras Elinor siguiera sintiéndose tan segura en su interior de que Edward realmente la amaba, no se requería de más cálculos de probabilidades para considerar natural que Lucy se sintiera celosa; y de sus celos, su mis- ma confidencia era prueba suficiente. ¿Qué otra razón podía haber para revelar su historia, sino que Elinor supiera de los mayores derechos que Lucy tenía sobre Edward y aprendiera a evitarlo en el futuro? No le costaba mucho comprender hasta este punto las intenciones de su rival, y en tanto estaba firmemente decidida a actuar según lo exigían todos los principios de honor y honestidad para luchar contra su propio afecto por Edward y verlo lo menos posible, no podía negarse el consuelo de intentar convencer a Lucy de que su corazón estaba indemne. Y como nada podían agregar sobre el tema más doloroso que lo ya escuchado, no dudó de su propia capacidad para soportar tran- quilamente una repetición de los pormenores. .
Mostrar más

203 Lee mas

Viaje de Gulliver a Liliput

Viaje de Gulliver a Liliput

Pero no anticiparé al lector más descripciones de esta clase, pues las reservo para una obra más importante que está ya casi lista para ser enviada a la imprenta, y que contiene una descrip- ción general de ese imperio, desde su fundación, a través de una larga serie de príncipes, con un relato particular de sus guerras, su política, sus leyes, su cultura y su religión, sus plantas y ani- males, sus costumbres y vestimentas típicas, y otras materias muy curiosas y útiles. Mi propósito principal ahora es relatar los acontecimientos en que intervinimos los habitantes del país o yo mismo durante mi residencia de unos nueve meses en Liliput. Una mañana, a los quince días más o menos de haber obte- nido la libertad, Reldresal, el secretario principal de asuntos pri- vados (como ellos lo llaman) vino a mi casa acompañado única- mente pon un criado. Ordenó que su coche lo esperara a cierta distancia y me rogó que le concediera una hora de audiencia. Lo acogí inmediatamente, teniendo en cuenta su categoría y sus méritos personales, así como los muchos favores que me había
Mostrar más

36 Lee mas

UNRNHernandez Celiz Programa 2014 Hist_Arte y D_2

UNRNHernandez Celiz Programa 2014 Hist_Arte y D_2

El Arte a partir de 1945. Cambios en el escenario del sistema artístico. Noción de neovanguardia. Tendencias abstractas, tecnológicas, objetuales y conceptuales. Las experiencias visuales latinoamericanas a partir de los ’60. El Instituto Di Tella y el CaYC. El arte argentino en los años 60 -70. La experimentación, el conceptualismo, y las figuraciones.

7 Lee mas

La Era del arte y la construcción del límite

La Era del arte y la construcción del límite

Poco tiempo después los artistas de fin de siglo transitan el camino de la autonomía de la esfera de lo artístico alejándose también del imperativo representacional y explorando la dimensión sintáctica de la obra. Cuestiones como la estructura, la línea o el color cobran protagonismo por sobre el paradigma del arte como mimesis y mueven a los artistas a una reflexión constante acerca de su hacer, muchas veces bajo la forma de escritos o manifiestos (tendencia que se vuelve constitutiva de la práctica artística de las Vanguardias de comienzos del siglo XX).
Mostrar más

12 Lee mas

La obra de arte vanguardista Burguer

La obra de arte vanguardista Burguer

vanguardia can una entusiasta afirmaci6n de ese mundo pero, en un analisis mas detallado de los procedimientos artisticos, tal afirmacion aparece desgarrada, manifestacion de[r]

22 Lee mas

renacimientocinquecenttopinturarafael.pd

renacimientocinquecenttopinturarafael.pd

• Episodio del Antiguo Testamento: cuando Heliodoro • pretende robar el tesoro guardado en el Templo, ante la solicitud • del pueblo aparece un jinete con caballo blanco y armadura dor[r]

16 Lee mas

barrocopinturaflandes-holanda.pdf

barrocopinturaflandes-holanda.pdf

Como sólo pagaron dieciséis. • sólo algunos son reconocibles el rostro.[r]

24 Lee mas

Show all 10000 documents...