Historia y ficción

Top PDF Historia y ficción:

Historia y ficción

Historia y ficción

La única razón de ser de la novela es que pretende repre- sentar la vida […] la analogía entre el arte del pintor y el arte del novelista es completa […] así como el cuadro es realidad, la novela es historia. Ésta es la única descrip- ción justa que podemos dar de la novela. […] De la mis- ma forma, la materia prima de la novela está almacenada en documentos y actos escritos, y si no quiere “traicio- narse a sí misma” […] debe hablar con aplomo, con el tono del historiador. Ciertos consumados novelistas tie- nen la costumbre de traicionarse a sí mismos […como Anthony Trollope, quien] admite que los acontecimien- tos que narra no han ocurrido realmente, y que puede dar a su narración el giro que más agrade al lector. Con- fieso que semejante traición a un oficio sagrado me pare- ce un crimen terrible […] Esta actitud presupone que el novelista está menos preocupado por buscar la verdad que el historiador (por supuesto que aquí hablamos de la ver- dad que él asume, de sus propias premisas, que debemos respetar cualesquiera que fuesen); y al considerarlo así, le priva de un solo golpe de toda su base de sustentación. Ambos escritores tienen como tarea el representar e ilus- trar el pasado, las acciones de los hombres; la única dife- rencia que puedo vislumbrar, en honor del novelista, en tanto éste logre su objetivo, es que tiene más dificultad en juntar su evidencia, que está muy lejos de ser puramen- te literaria. Me parece que el hecho de que tenga tanto en común con el filósofo y el pintor le confiere un gran ca- rácter; esta doble analogía es una herencia magnífica. 33
Mostrar más

7 Lee mas

Tópico historia y ficción: la heterogeneidad latinoamericana en umbral de Juan Emar

Tópico historia y ficción: la heterogeneidad latinoamericana en umbral de Juan Emar

En el apartado Noche 3 de Umbral, Juan Emar se vale de la estrategia de la hibridez genérica al construir una novela-drama que resignifica aportes de la vanguardia metaficcional. Nuestra hipótesis es que mediante la “refuncionalización paródica” (Hutcheon) de la diferencia conceptual entre historia y ficción se despliega una poética vanguardista que acoge el simultaneísmo temporal y espacial. Se trabaja con el enfoque postestructuralista foucaultiano que distingue entre una Historia Global, el metarrelato moderno y una Historia General; la que estudia las discontinuidades en las series temporales. En efecto, la poética de la simultaneidad es en la narrativa emariana un mecanismo dislocador de una serie de oposiciones binarias de la episteme moderna: obra dramática v/s representación teatral, espacio escénico v/s sala de espectadores, autor v/s obra, pasado v/s futuro, arte v/s vida, entre otros. Emar despliega así en forma magistral una propuesta vanguardista que da cuenta de la heterogeneidad de tradiciones culturales como impronta de escritura de un sujeto latinoamericano.
Mostrar más

20 Lee mas

Conferencia magistral Historia y ficción

Conferencia magistral Historia y ficción

Vivimos en una cultura en la cual es cada día más difícil distinguir la imagen de la realidad. ¿Qué viene primero la ficción o la realidad? Hay un género que ha invadido las pantallas de televisión, que no es la película histórica, porque en la película histórica uno sabe distinguir entre la realidad y la ficción, pero ahora hay un género mixto, mitad documental, mitad ficción. Documental son los noticieros de la época, pero por lo que falta se contrata actores y se hace una filmación. El historiador lo puede reconocer, el gran público, no siempre. En estados Unidos le llaman a eso docufiction o faction, que es fact plus fiction, faction. Ese bombardeo de la televisión y del cine nos envuelve en un laberinto donde “(…) la realidad se disuelve como en un juego sin fin de imágenes”. Estoy citando a un autor que murió en 1940, Walter Benjamin, escritor alemán refugiado en Francia que intentó pasar a España y que en su desesperación se suicidó. Hubiera esperado un día más y llegaba la visa que le permitía pasar. Pero bueno, Walter Benjamin profetizó que vendría el día, cuando se dejaría de contar historias y afirmaba que el monopolio latente de los medios tecnológicos sustituiría el aura auténtico de la imaginación por las técnicas anónimas de la información. Lo estoy citando: “La novela es una forma de arte que abre perspectivas alarmantes sobre la confusión creciente entre imagen y realidad y la creciente incapacidad de nuestra época para distinguir correctamente entre la realidad y la ficción.” Es un texto de 1938, es prodigioso, cuando todavía no existía la televisión.
Mostrar más

11 Lee mas

Imagen de Francia en Noticias del Imperio  Historia y ficción

Imagen de Francia en Noticias del Imperio Historia y ficción

las tropas francesas hechas de hombres rubios; o bien la presencia de la Legión Extranjera, compuesta por afri- canos, nubios “prestados” a Francia por el “virrey de Egip to” en alusión clara del autor a una política colonia - lista. En la carta de Alphonse a su hermano Jean Pierre, los buitres, o zopilotes, que limpian la playa de carroña podrían ser vistos como los invasores que tienen la pre- tensión de “limpiar” a la nación mexicana de lacras y males. No se puede pasar por alto el doble sentido del texto: la idea subyacente de la voracidad unida a la de una presunta salvación del país invadido. La ironía, en la que Del Paso es diestro, salpica la novela, matiza la narración y nos revela la postura del autor, que no se alinea en un bando o en otro, franceses o mexicanos, manteniendo frente a los objetos del relato una actitud hasta cierto punto objetiva, de crítica disimulada en el tono irónico; una útil distancia ante hechos y persona- jes a veces teñida de humor ácido. Sobre esto último, basta asomarse a los reveladores títulos de algunos ca - pítulos que se construyen utilizando la burla socarro- na, el refrán, o la expresión coloquial. Algunos ejem- plos: “Entre napoleones te veas”, “Nos salió bonito el archiduque”, “Massimiliano, non te fidare” (o “No te fíes, Maximiliano”), “Lo llamaremos el austriaco”, “Adiós mamá Carlota”, “La historia nos juzgará” (que traduce escepticismo puro). O bien los subtítulos: “Juárez y
Mostrar más

6 Lee mas

Historia y ficción: un debate que no acaba en la comprensión de la realidad

Historia y ficción: un debate que no acaba en la comprensión de la realidad

Esa relación que mantiene el cine con la historia lo podemos observar con el filme de Leni Riefenstahl, El Triunfo de la Verdad, película de carácter propagandístico del régimen de la Alemania nazi donde una de las escenas más realistas de la historia, como archivo y material de interpretación, corresponden a la formación de las escuadras que rinden homenaje a Hitler y el discurso del líder alemán que revela el contexto de la época no sólo a nivel político, sino también social y cultural de todo un país, previo al conflicto mundial. Con la escena del discurso del líder nazi hacia la afición alemana, conlleva a interpretar la realidad política en Europa y la descripción histórica que un hombre cargado de poder en el seno de una sociedad, buscaba sobreponerse de las consecuencias dejadas en su país producto de la Primera Guerra Mundial.
Mostrar más

12 Lee mas

De la historia a la literatura  Verdad o ficción

De la historia a la literatura Verdad o ficción

A este propósito, conviene recordar que los histo- riadores clásicos, al introducir la peroración, la proso- popeya o el monólogo manifiesto como parte de un in - tercambio virtual del enunciador con sus destinatarios, asignaban a tales recursos de la argumentación retórica una función claramente persuasiva, y que en la histo- riografía moderna dicha función puede verse general- mente asumida por las reflexiones teóricas o las apostillas textuales con las que pretende el historiador con ce derle mayor credibilidad a los hechos narrados o, al menos, a su particular manera de exponerlos e interpretarlos. Siendo esto así, conviene indagar por medio de otras ca - tegorías semióticas la especificidad de los “relatos his - tóricos” por oposición a otro tipo de procesos verbales a los que damos el nombre de “discursos literarios” o, más exactamente, poéticos. Haciéndolo así, quizá tam- bién podamos percatarnos con mayor precisión de las deudas que entre sí contraen los discursos historiográ- ficos y los propiamente artísticos o, dicho de otro modo, del carácter “retórico-literario” que en no pocas ocasiones afecta la escritura de la historia, no menos que de la “histo - ricidad” que permea inevitablemente toda obra literaria.
Mostrar más

7 Lee mas

La anticuaria y la filología renacentista en los Comentarios Reales del Inca Garcilaso de la Vega . Una cuestión de evidencia

La anticuaria y la filología renacentista en los Comentarios Reales del Inca Garcilaso de la Vega . Una cuestión de evidencia

Es decir que el Cinquecento italiano, en lo que a la filología y la anticuaria se refiere, pone en escena no una nueva historiografía frente a la antigua, desprestigiada y caduca, sino otras formas de indagación de la verdad de los acontecimientos del pasado ya presentes en los textos de los primeros historiadores. De esa manera se despolariza la discusión acerca de las hibridaciones entre ficción y verdad histórica; la posibilidad de un orden de la verdad traspuesto a la escritura -si se liberaba a la misma de las tentaciones de la imaginación- es desplazada por la mayor precisión “científica” que la presentación de pruebas materiales (objetos, inscripciones en los monumentos, monedas, cartas, etc.) o documentos legales recuperados podía otorgar a la tarea del historiador. Esto no indica que la “ficción” resultó desestimada como elemento presente en el discurso de la historia, sino que se reconsideró su peligrosidad para la composición de los hechos reales: las fábulas o mitos son documentos de la historicidad de la imaginación de los hombres (Pupo-Walker 1978), y como tales debían ser indagados; aún más, permiten develar la complejidad de cada cultura, en sus intentos de mantener el ordenamiento político y social de una comunidad. Otra vez, en el siglo XVI como en los textos de Polibio, un uso político de la ficción -que se resolvía, en la mayoría de los casos, en un uso político de la religión- complicaba la escritura de la historia.
Mostrar más

12 Lee mas

Los sujetos de la H(h)istoria en la novela histórica contemporánea: El seductor de la patria, de Enrique Serna

Los sujetos de la H(h)istoria en la novela histórica contemporánea: El seductor de la patria, de Enrique Serna

La pregunta que se desprende de la observación de esta forma compositiva es: ¿quién da a la luz esta serie de cartas y quién les otorga un ordenamiento que no es casual sino, como estamos viendo, significativo? ¿Hay un narrador externo, o un compilador que nos avise de haber encontrado esas cartas, haberlas editado y dado al público por ser de interés general, según un procedimiento usado en las novelas epistolares? Una nota al pie en la página 125 advierte: “Nota del compilador: el cuestionario no fue hallado en el archivo de la familia Santa Anna”. Se refiere al cuestionario que Manuel habría enviado al padre con el fin de orientar una memoria que funciona “como un chango sin mecate”. El compilador no es por lo tanto el hijo, ni leemos tampoco la biografía que elabora. El compilador se asimila a un autor implícito, sujeto responsable de la distribución particular de las cartas y del diálogo que se entabla entre ellas conformando una historia (una novela) que abarca no solamente la vida del caudillo Antonio López de Santa Anna, sino la historia y la vida política del México de la primera mitad del silo XIX, y de alguna forma las raíces del presente: el de la escritura y la lectura, tercer nivel narrativo de la obra. Esta intervención velada muestra su distancia con el sujeto de la narración autobiográfica y con el mundo narrado, al tiempo que propone una clave ética para la comprensión del relato que supera la lectura en clave biográfica o histórica, al apelar a la referencia del personaje Santa Anna y a una supuesta veracidad de sus rasgos personales y de su actuar en la Historia. Es allí también donde se ubica el lugar del anacronismo inevitable en un relato sobre la Historia: el presente desde el cual se interpreta y organiza el pasado. Esta otra lectura posible que tiene en cuenta el conjunto novelesco y la participación del autor, quien distribuye los efectos de su propia voz y sus deseos entre los muchos enunciadores de las epístolas, 17 no se refiere exclusivamente al
Mostrar más

15 Lee mas

El estilo es el objeto burlado

El estilo es el objeto burlado

las provisiones de la experiencia” al someter a cualquier obra a la tarea del crítico. En particular, aquéllos para quienes la vida privada del autor resulta en matriz fundante de una “historia natural de los espíritus” (721). Siguiendo esta advertencia, a sabiendas del deslizamiento que el género de la crónica produce entre los registros de la ficción para con la historia y el Yo, consciente de la doble naturaleza a la que apelo para acercarme al ejercicio intelectual de Monsiváis, esta breve introducción quisiera indagar en los modos íntimos en los que esta dimensión negativa de la experiencia de lo que le concierne y no, privada y públicamente al implacable ético que fue Carlos, constituye la materia viva de reconocimiento y modulación de su trabajo cronístico. Digo íntimo por decir propio, apropiado, pertinente a lo que de suyo al sujeto de la crónica le pertenece, construir una verdad a la medida del sostén que se busca. Soporte justificado por distintas estrategias de escritura de acuerdo con el objeto elegido para registrar. Tal y como los ensayos contenidos en este dossier proponen en sus lecturas.
Mostrar más

7 Lee mas

"La carroza de Bolivar" de Evelio Rosero Diago (2012) una representación del pasado histórico

"La carroza de Bolivar" de Evelio Rosero Diago (2012) una representación del pasado histórico

Para María Cristina Pons, la nueva novela histórica se caracteriza por realizar una reescritura de desconfianza hacia el discurso historiográfico de las versiones oficiales de la historia, porque critica y desmitifica el pasado. Así mismo, algunas de estas novelas recobran los silencios o el lado oscuro de la historia. Otras pretenden reflexionar sobre reconstruir y entender el pasado histórico. También están las que usan como soporte documentación histórica para legitimar lo narrado y cuestionar la versión oficial de la historia recuperando sucesos desconocidos o ignorados por las historias oficiales. Así mismo, puede ocurrir que no sea posible acudir a las fuentes documentales ya sea porque fueron borradas o porque son ininteligibles, o se cuestiona la legitimidad del mismo documento histórico. Otras veces este tipo de novelas se basan en documentos totalmente nimios y hasta inverosímiles que se mesclan con eventos y detalles inventados, fantasiosos o meras elucubraciones del autor que pueden pasar por verosímiles.
Mostrar más

45 Lee mas

El incesto gozoso: historia, ficción y memoria en la novela de Roberto Burgos Cantor La ceiba de la memoria

El incesto gozoso: historia, ficción y memoria en la novela de Roberto Burgos Cantor La ceiba de la memoria

En La ceiba de la memoria Burgos Cantor exhibe las virtudes de un escritor con una profunda voluntad de estilo. Construye una prosa que asume en su seno una poética sin tapujos, sin contriciones. Los párrafos tienen la intensidad del poema, la invención de la metáfora, la renovación del lenguaje. El texto está articulado en cuatro partes: la primera Enfermos de mar, la segunda Transterrados, la tercera Marcas de hierro y la cuarta Las pinturas de Dios. La estructura narrativa da cuenta de las influencias de Faulkner en Burgos Cantor. Cuarenta y nueve capítulos están distribuidos a lo largo de las cuatro partes, titulados, en la mayoría de los casos, con el nombre del personaje desde el cual se narrará ese fragmento de la historia, situación que indica la focalización narrativa a lo largo de la obra.
Mostrar más

18 Lee mas

Descargar

Descargar

Reconozcamos, pues, tranquilamente que la historiografía, escribir la historia, pertenece al género narrativo, pero que la identidad estructural entre relato de ficción y relato de historia no conduce a la confusión y tampoco aniquila la pretensión del historiador a “entender” un pasado que ha tenido una existencia verdadera y real. “¿Qué es la verdad?” preguntó y sigue preguntando un tal Poncio Pilato. En inglés le podemos contestar que la verdad hace la diferencia entre “history” y “story”, entre relato verídico y fábula. Es cuando Poncio replica que este reparto no es tan obvio, que las identidades retóricas acercan demasiado historia, novela y cine. El Poncio Pilato de hoy no mencionaría tanto la verdad, preguntaría más bien: “¿Qué es la realidad?”. Y no sería fácil contestarle, ni para el presente, ni para el pasado. Hace medio siglo, si no es que más, que Heidegger, Paul Ricoeur, Michel de Certeau han reflexionado sobre historia, ciencia y ficción, en relación con el tiempo, la memoria y la escritura. Marcel Proust: A la recherche du temps perdu, el programa del historiador bajo una gran pluma literaria…
Mostrar más

40 Lee mas

TítuloResistencia de Rosa Aneiros: historia e memoria, ficción e realidade

TítuloResistencia de Rosa Aneiros: historia e memoria, ficción e realidade

Perfectamente. Vin unha imaxe no Museo da Resistencia de Peniche e souben que era o final dunha historia. Tomei apuntamentos nun caderno esa mesma tarde. Dixen para min: “aquí está o final, vexamos ata onde somos capaces de tirar do fío” E o nobelo foi unha novela, cousa que ata ese momento nunca tal fixera … Resúltame moi emocionante ver hoxe aquelas notas tan difusas e, á vez, tan contundentes.

7 Lee mas

Bolívar, entre la historia y la ficción: análisis de dos novelas colombianas

Bolívar, entre la historia y la ficción: análisis de dos novelas colombianas

En este sentido, a partir de la obra fundacional de Cervantes, encontramos que la novela ha ido transformándose continuamente, y que en cada periodo histórico el ser humano fue alimentado las formas de narrar su cotidianidad, en esta medida, Ítalo Calvino (1980) nos dirá que: “El verdadero tema de una novela debería ser una definición de nuestro tiempo… una imagen que nos explique nuestra situación en el mundo” (p. 20). En consecuencia, se puede notar que el papel que se otorga al novelista es fundamental para comprender nuestra historia como seres humanos, ya que uno de sus objetivos consiste en encontrar aquellos aspectos desconocidos o poco trabajados por los demás, para no dejarlos morir en el olvido, y así, poder contribuir a mostrar un lado más cercano a la realidad de una manera estética.
Mostrar más

121 Lee mas

Limpieza de sangre de Arturo Pérez Reverte: ficción e historia

Limpieza de sangre de Arturo Pérez Reverte: ficción e historia

narradas con humor y aliento, crea un texto que “suena” a historia, y lo enri- quece con juiciosas y agudas meditaciones sintéticas que nos invitan a refle- xionar y profundizar en hechos y personajes que hemos oído nombrar, pero que repercuten en nuestras vidas hoy día, quizás ya como mitos. También sal- pica su escritura con frases y giros coloquiales contemporáneos para captar la atención del lector, y hacerle pensar en los hechos narrados y sus significados éticos. Los mecanismos políticos de la era que narra Pérez Reverte recuerdan las guerras carlistas sobre las que escribió Galdós, las aventuras de Aviraneta de Baroja, o los esperpentos de Valle-Inclán, los mecanismos de tortura y muerte de la guerra civil española, y otros mas recientes fuera de España. NOTAS
Mostrar más

12 Lee mas

TítuloResistencia de Rosa Aneiros: historia e memoria, ficción e realidade

TítuloResistencia de Rosa Aneiros: historia e memoria, ficción e realidade

Inês de Castro (Galiza, ca. 1320/1325 - Coimbra, 1355) foi unha nobre galega que se converteu en raíña póstuma de Portugal pola súa relación co que sería D. Pedro I, de quen tivo catro fillos. Foi executada por orde do pai deste, o rei D. Afonso IV en 1355, mais cando D. Pedro se converteu no oitavo rei de Portugal, en 1357 fixo a Declaração de Cantanhede, lexitimando os fillos ao afirmar que se tiña casado secretamente con D. Inês, en 1354. É por iso que se di que foi a única raíña galega que tivo a historia portuguesa, aínda que fose despois de morta. A súa lenda converteuse nunha das máis recorridas de toda a literatura portuguesa.
Mostrar más

11 Lee mas

TítuloResistencia de Rosa Aneiros: historia e memoria, ficción e realidade

TítuloResistencia de Rosa Aneiros: historia e memoria, ficción e realidade

No capítulo 6 hai un cambio de tempo de novo ao servizo da presentación das personaxes que protagonizarán a historia. Coñecemos agora a familia dos Rodrigues. Situámonos nos anos vinte e trinta, pois Rui Rodrigues nace “na segunda década do século XX” (R, 39) e aos once anos marcha a Lisboa para ingresar nun colexio de elite xunto coa súa irmá Filipa. Mentres, dona Leonor, a súa nai, fica soa en San pedro de Moel coa ama de compaña Constanza. O pai dos rapaces marchara ao Brasil “dez anos antes” e xa non volverá, pois debido a unha carta que nunca chegou ao seu destino, a muller sempre pensou que el refixera a súa vida alá e el que a súa esposa non quixera acudir a reunirse con el. Será “unha mañá de febreiro de 1960, día quince” (R, 41) cando Leonor reciba a derradeira carta do seu home e descubra a verdade. Tras a breve historia do matrimonio, voltamos de novo aos anos trinta para coñecermos o sucedido “cando Rui e Filipa marcharon a Lisboa”. A morte desta en estrañas circunstancias con só 16 anos fai que Rui regrese co cadáver a casa e decida que nunca máis volverá a Lisboa.
Mostrar más

51 Lee mas

Sujetos de la historia: entre excéntricos y paranoicos

Sujetos de la historia: entre excéntricos y paranoicos

“relato social”, como la esencia de las versiones que van tomando cuerpo en la sociedad y que al aproximarse al mito, permiten dilucidar lo que acontece, para lo cual la experiencia personal se transforma en recurso que impulsa el relato, más allá de las implicaciones políticas que animan al poder a sellar o transformar ese relato. Por otra parte, el novelista y periodista Tomás Eloy Martínez (1986) lo llama “duelo de versiones narrativas”: a la verdad que quiere establecer el poder, el escritor responde con una verdad imaginaria que puede convertirse en verdad histórica, cuando recibe el favor del lector. Para lograr esa verdad imaginaria, Tomás Eloy Martínez, según el novelista nicaragüense Sergio Ramírez, se apoya en el recurso del reportaje para “fingir mejor la verdad” y desde allí zanjar todo tipo de barrera entre “historia pública” e “imaginación”, con el fin de “crear una realidad paralela mucho más creíble que la realidad real” (2001: 16).
Mostrar más

11 Lee mas

Josefo: entre la historia y la ficción

Josefo: entre la historia y la ficción

Josefo navega en su obra por informaciones marcadas por la objetividad, ba­ sándose en fuentes e informaciones que presentan una visión muy personal de los hechos, lo que lo califica como un autor todavía marcado por una práctica pendular entre la historia y la ficción. Por lo tanto, debemos tener en cuenta que en la obra de Josefo no nos enfrentamos a la Palestina real del siglo I, pero si a la Palestina en la óptica flaviana, que, sin embargo, es importante para dar a cono­ cer rasgos materiales y culturales de su entorno y que, además de los documen­ tos del Nuevo Testamento, nos permiten comprender el contexto en el que se
Mostrar más

11 Lee mas

Revista LUTHOR

Revista LUTHOR

ria que brinda elementos para distinguir la historia de la narración y permite reconocer las decisiones que toma el escritor en relación a la elección de la perspectiva o la focalización, la temporalidad, el narrador, etc. Sin embargo, como modelo analítico descriptivo, resulta limitante. De allí que, sin abando- nar el modelo propuesto por los estructuralistas, integramos otros paradigmas, visiones sobre la narración, el lenguaje. El cambio del paradigma lingüístico por el fenomenológico–hermenéutico, en la línea de pensamiento de Paul Ri- coeur, nos permitió trascender el análisis inmanente para atender al contexto y las experiencias, los conocimientos, las disposiciones y estructuras cogniti- vas del sujeto, es decir, a aquellos factores extratextuales de la construcción de sentido que el modelo estructuralista no contempla (Martinez y Scheffel, 2011:210). Dice Ricoeur:
Mostrar más

9 Lee mas

Show all 10000 documents...