Hombres Que Ejercen Violencia

Top PDF Hombres Que Ejercen Violencia:

Autorregulacin organsmica en hombres que ejercen violencia domstica

Autorregulacin organsmica en hombres que ejercen violencia domstica

Por otro lado, de acuerdo al análisis de diferencias se encontraron cambios estadísticamente significativos en la fase de sensación del ciclo de autorregulación organísmica. Lo anterior significa que los hombres contactan de manera más adecuada con sus sensaciones, sentimientos y emociones. No obstante, la fase en cuestión, estaba desbloqueada desde antes de la intervención, dado que los participantes contactaban de manera fácil con sus sentimientos de enojo y lo expresaban ejerciendo violencia, lo cual contradice lo estipulado por los autores que indican que los hombres que ejercen violencia poseen mecanismos que les permiten regular la expresión de sus emociones alienándolas (Corsi et al; 2006; Kauffman, 1997; Lerner, 1998). Por lo que después de la intervención no solo contactaron con su enojo sino que también contactaron con la tristeza, la alegría y el miedo.
Mostrar más

17 Lee mas

Masculinidades en transición: intervención psicosocial con hombres que ejercen violencia de género.

Masculinidades en transición: intervención psicosocial con hombres que ejercen violencia de género.

El estado de Hidalgo es la quinta entidad en México donde las mujeres sufren más violencia de género, de hecho, 7 de cada 10 mujeres reporta alguna experiencia de este tipo (Mota, 2013). Los programas de intervención con hombres que ejercen violencia de género en México, comenzaron a realizarse a partir de la promulgación de la LGAMVLV en el año del 2007 (Híjar & Valdez, 2010). Las perspectivas manejadas en estos programas de intervención fueron traducciones de modelos aplicados en Estados Unidos, éstos carecían de la inclusión de elementos socioculturales de la población latinoamericana (Welland & Wexler, 2007). Es por ello, que el objetivo en esta investigación es analizar la construcción social de la masculinidad al inicio, durante y al término de una intervención psicológica con un enfoque en las masculinidades. El grupo se conformó a partir de la selección de usuarios, con reporte de violencia de género por algún tribunal o servicio social, por parte de la Unidad Especializada en Prevención y Atención a la Violencia Familiar y Sexual (UEPAVFS). Los resultados fueron obtenidos mediante el procesamiento cualitativo de las tareas realizadas en cada sesión de la intervención, con la finalidad de adquirir categorías sobre la construcción social de la masculinidad, estrategias de prevención y cambios en la construcción social de la masculinidad, además de la medición psicométrica antes y al final de la intervención, mediante los instrumentos de roles sexuales, estereotipos de género y rasgos instrumentales y expresivos. Los resultados, que se expresan en las categorías, hacen referencia a la transición de la manifestación de una masculinidad positiva por parte de los participantes, así como cambios estadísticamente significativos en cuanto a los roles sexuales.
Mostrar más

195 Lee mas

Hombres que ejercen violencia hacia la (ex) pareja mujer: cambios y tensiones.

Hombres que ejercen violencia hacia la (ex) pareja mujer: cambios y tensiones.

El presente artículo da cuenta de la sistematización de un proceso reeducativo dirigido a hombres en un programa estatal. El objetivo fue identificar los elementos fundamentales de la intervención que vivieron 11 hombres en el Centro de Hombres por una vida sin violencia de La Serena, Región de Coquimbo, Chile, desde julio 2017 a marzo 2019. Se describen los aprendizajes y cambios que éstos reconocieron, identificando los facilitadores y obstaculizadores del proceso grupal, y finalmente, discutiendo los discursos de los mismos hombres y sus parejas o ex parejas mujeres. Se realiza un análisis documental de los sustentos teóricos del programa, análisis de los registros de audio y escritos de intervenciones individuales y grupales, y se contrasta esta información con los reportes de las mujeres parejas y/o ex parejas de ellos. Los resultados dan cuenta que en este proceso los hombres por primera vez cuestionan su biografía desde una perspectiva de género, relacionándola con la cultura patriarcal de la sociedad chilena; desarrollan conductas y discursos empáticos hacia mujeres y otras personas; logran diferenciar entre respeto y miedo. Incorporan elementos de escucha activa y señalan mejorar su comunicación a nivel conyugal y parental. En cuanto a facilitadores, los hombres identifican el respeto y la participación en espacio grupal, así como la acogida y escucha activa hacia ellos. Respecto a los obstaculizadores del proceso, identifican la vergüenza “social” por los actos cometidos y también, los ambientes machistas en los que se desenvuelven cotidianamente.
Mostrar más

21 Lee mas

Abordaje con varones que ejercen violencia contra sus parejas : análisis del Dispositivo Municipal "Hombres Trabajando Se"

Abordaje con varones que ejercen violencia contra sus parejas : análisis del Dispositivo Municipal "Hombres Trabajando Se"

2. d. 4. MASCULINIDAD VIOLENTA O VARONES QUE EJERCEN VIOLENCIA Desde una perspectiva estructural como la que se viene presentando, se sostiene que el Patriarcado -más allá de como sea vivido particularmente por cada persona-, permea el sistema todo, desde la cultura, hasta la estructura económica, los placeres sexuales, la historia, etc. y por lo tanto, no es exagerado afirmar, que por el hecho de nacer mujer, una persona se encuentra en una relación de subordinación y en una posición desigual y oprimida. Ejemplos sobran: división sexual del trabajo, violencia callejera, acoso sexual, menores probabilidades de ocupar cargos de poder, discriminación mediática y deportiva, femicidios, etc. En este trabajo no se desarrollan las formas simbólicas o efectivas sobre las cuales todas las mujeres por el hecho de serlo, son oprimidas y por lo tanto, se deja por fuera, todas las actitudes y prácticas machistas que los varones reproducen por el hecho de encontrarse en un lugar privilegiado 10 . Pero sí son un piso desde el cual se parte. Es decir, las relaciones personales y emocionales y los vínculos de pareja, no se inscriben en una tabula rasa, sino que se proyectan y desenvuelven dentro de una sociedad con determinada cultura, con determinados mandatos. Ergo todas estas prácticas de dominación, que incumben a la sociedad en general porque están inscriptas en las relaciones de poder institucionalizadas, y todos los micromachismos, es decir, todas las prácticas de dominación y violencia masculina en la vida cotidiana, del orden de lo "micro", de lo casi imperceptible, lo que está en los límites de la evidencia (Bonino, 1995), que operan diariamente, funcionan como colchón para permitir y legitimar la cruenta violencia que se desarrolla en las relaciones interpersonales. Es decir, que la base para que haya varones que ejerzan violencia, es la legitimidad y el supuesto de que el hombre es en general superior a la mujer. Hay un contexto, una cultura que permea, un devenir histórico y social que opera, en toda la sociedad y que en ciertos contextos, socializaciones y recorridos personales, hacen que un número alarmante de nuestra sociedad sostenga vínculos asimétricos y violentos.
Mostrar más

100 Lee mas

SATISFACCIÓN EN PARTICIPANTES DE UN TRATAMIENTO PSICOTERAPÉUTICO GRUPAL PARA HOMBRES QUE EJERCEN VIOLENCIA BASADO EN EL ENFOQUE GESTÁLTICO

SATISFACCIÓN EN PARTICIPANTES DE UN TRATAMIENTO PSICOTERAPÉUTICO GRUPAL PARA HOMBRES QUE EJERCEN VIOLENCIA BASADO EN EL ENFOQUE GESTÁLTICO

Los casos entrevistados mostraron heterogeneidad con respecto a este aspecto, reconociéndose todas las direcciones de la violencia presentes en la literatura, incluso la de menor valor porcentual, aquella en que la mujer dirige su violencia hacia el hombre. El primer caso lo constituye la violencia dirigida del hombre a la mujer, JD: “... Entonces, ese planteamiento a uno le afecta, que lo hace por cumplir, y cuando yo tuve ese exabrupto, que prácticamente yo casi la ahorco, fue precisamente porque ella me dijo bueno yo pesco el teléfono llamo a un compadre y listo no más.” Encontrándose entrevistados que refieren violencia bidireccional, G: “Ahhh. Es que en realidad yo soy trabajólico, y ella es muy celosa. Entonces pasó por eso y todo eso y entonces me empezó a tirar cosas, me tiró toda la loza, la tetera con agua caliente, y la golpee. (y refiriéndose a su reacción, menciona) En realidad fue un charchazo, nada más.” Y aquellos que describen violencia por parte de la mujer, S: “...Como te digo yo, eso pasó a ser, insultos, rabietas, después, vamos empujones, después a los manotazos, a los puñetazos y a tirarse objetos, entonces una vez con un material contundente me tiró la plancha y me pegó en la espalda. Entonces, eso me dejó un moretón atrás, y dije el día de mañana me va a enterrar un cuchillo y yo no voy a esperar que lo haga para hacer algo. Entonces dije, voy a ir ahora.”
Mostrar más

299 Lee mas

Análisis de la reconstrucción de la masculinidad producto del proceso de mediación en hombres que ejercen violencia

Análisis de la reconstrucción de la masculinidad producto del proceso de mediación en hombres que ejercen violencia

Es el conflicto entonces el que es provocado por las diferencias y se convierte o traduce en violencia o actos violentos cuando hay personas que las interpretan o las viven de esa forma, la ubican no como un beneficio sino como una expresión de inferioridad del otro. Los orígenes de la violencia es la incapacidad de reconocer al otro o a la otra en un lugar de humanidad. A este sentimiento que lleva a vivir las diferencias como una amenaza para sí mismo, se vuelve un estorbo y también un motivo de inquietud en donde sus consecuencias van desde la simple ignorancia y la negación de las otras personas, hasta la valoración excesiva o la exclusión mediante formas diversas, entre las cuales, la agresión física es la más extrema.
Mostrar más

171 Lee mas

Determinación social del malestar psicológico y el estrés en hombres que ejercen violencia familiar en la Ciudad de México

Determinación social del malestar psicológico y el estrés en hombres que ejercen violencia familiar en la Ciudad de México

Respecto de la reflexión sobre la determi- nación social de la salud-enfermedad en los varones del estudio y las categorías género y clase social, es necesario considerar: 1) el hecho de reeducar a los hombres que ejercen violencia para detener los abusos y maltra- tos no eliminaría el malestar psicológico y estrés generado por la insatisfacción de sus necesidades básicas producto de la desigual- dad social y otras variables contextuales; 2) en términos de la determinación social de la salud-enfermedad, es necesario considera ambas esferas –desigualdad de género y de clase social– con igual importancia, diferen- ciándolas en su comprensión teórica, pero no en sus dimensiones sociales y empíricas, ni en la concatenación con la experiencia de las personas; 3) una tercera –e incongruente– opción, sería combatir organizadamente los determinantes sociales de la desigualdad de género y la violencia contra la pareja mujer y, al mismo tiempo, omitir la crítica a los de- terminantes sociales de la desigualdad social, la violencia estructural y entre hombres; 4) debido a que la mitad de los participantes afirman que no cuentan con seguridad social en salud, independientemente de que por ser habitantes de la Ciudad de México tienen derechohabiencia en los servicios locales, se identifica la presencia de una experiencia de vulnerabilidad y desamparo en caso de enfer- medad para ellos y sus familias, la cual puede tener origen en la falta de información, pero también en la percepción de condiciones de insuficiencia en la seguridad social en salud.
Mostrar más

20 Lee mas

Intervention models against violence perpetrated by men on their female partners

Intervention models against violence perpetrated by men on their female partners

En la Conferencia sobre Violencia contra las Mujeres (Finlandia, 1999), se reco- gieron una serie de recomendaciones para las buenas prácticas en los programas dirigidos a los hombres que ejercen violencia en la pareja. En estas recomenda- ciones se hace referencia a los objetivos básicos que deben dirigir este tipo de programas, a la necesidad de justificarlos con rigor científico, a la no sustitución de medidas penales, a mecanismos que garanticen por encima de cualquier cosa la seguridad de las víctimas, a las fuentes de financiación y a la duración de es- tos programas, así como a la completa y amplia formación de los profesionales que trabajen en estos programas.
Mostrar más

10 Lee mas

Sobre la responsabilidad como criterio de calidad de las intervenciones con varones que ejercen violencia en contextos de pareja

Sobre la responsabilidad como criterio de calidad de las intervenciones con varones que ejercen violencia en contextos de pareja

Cabe destacar que los autores, en ninguna medida, buscarán llevar a cabo una discusión que tienda a desresponsabilizar de sus acciones a los varones que perpetran actos de violencia en contextos de pareja. Por el contrario, el ejercicio teórico a realizar busca interrogar y al mismo tiempo profundizar en los procesos que articulan y anudan las relaciones de poder y dominación entre los géneros. De esta forma, se busca que la reflexión permita interrogar los procesos de responsabilización a los que apelan dichas intervenciones. Asimismo, el análisis quedará reducido al problema de la asunción de responsabilidad como criterio de calidad de los programas que trabajan con hombres que ejercen violencia en contextos de parejas heterosexuales, ya que el argumento que orienta este artículo nace a partir del proyecto europeo WWP, anteriormente citado. PERSPECTIVAS EN TORNO A LA RESPONSABILIDAD
Mostrar más

19 Lee mas

Hombres condenados por violencia de género: un estudio descriptivo

Hombres condenados por violencia de género: un estudio descriptivo

Frente al interrogante de conocer cuál es la realidad de la Violencia de Género en España, es posible un acercamiento a través de distintos medios de obtención de información. Según Perles (2002) tres han sido las fuentes fundamentales de obtención de información sobre violencia familiar: las evaluaciones clínicas de víctimas, los registros oficiales y las encuestas sociales. Para poder clasificar las fuentes anteriormente mencionadas, nos acogemos al método de recogida de información, que puede ser directo e indirecto. En el primer grupo encontramos las encuestas y los estudios epidemiológicos y en el segundo los indicadores y registros donde quedan constancia de denuncias, las órdenes de alejamiento, tipos de ayudas de las que se pueden beneficiar las víctimas y/o registro de defunciones. Perles (2002) señala que en el caso de mujeres maltratadas, las evaluaciones de casos clínicos proporcionan datos de forma detallada y permiten estudiar el impacto de los programas de intervención. En general la forma más común de analizar la violencia familiar ha sido a través del diseño de corte transversal, con ausencia otros tipos de diseño como el longitudinal y experimental. Johnson (1995) analiza los resultados de investigaciones en función de utilizar muestras clínicas de mujeres maltratadas y a través de encuestas sociales, encontrando resultados diferentes. En el caso de muestras clínicas se encuentra un patrón de violencia con una alta frecuencia y ejercida por parte del hombre contra la mujer, sin embargo en el caso de utilizar muestras de población tanto hombres como mujeres ejercen el mismo tipo de violencia hacia los conflictos familiares (Perles, 2002).
Mostrar más

191 Lee mas

Un anlisis interseccional sobre malos tratos y violencia laboral en mujeres que ejercen la prostitucin

Un anlisis interseccional sobre malos tratos y violencia laboral en mujeres que ejercen la prostitucin

En el nivel de análisis intracategorial he- mos destacado que los malos tratos en el ámbito doméstico y la violencia ejerciendo la prostitución interactúan. Cuando se compara cómo llegan a desempeñar el rol de «putas» españolas y migrantes, se observa que hay trayectorias sociales que llevan a situarse como «puta» partiendo de situaciones proble- máticas relacionadas con el hecho de ser mu- jeres decentes (malos tratos) o con otras con- diciones sociales (abuso de drogas, falta de recursos económicos, falta de papeles, deseo de libertad y de disponer de más dinero). Esas trayectorias difi eren en el caso de españolas y migrantes, por lo que las intersecciones en- tre ambas violencias no se producen del mis- mo modo. Como consecuencia, para las es- pañolas y las migrantes de los países del Este, los malos tratos constituyen la violencia mayor que han experimentado, pero desta- can aspectos diferentes en sus discursos: las españolas ponen énfasis en la difi cultad para denunciarlos, ya que ocurren en el espacio privado. Las europeas del Este subrayan la difi cultad para desarrollar su autoestima y de- sarrollar su proyecto migratorio. Para las afri- canas, los malos tratos no han constituido la violencia más relevante que han experimenta- do. De ese modo, podemos decir que los ma- los tratos en el ámbito doméstico son leídos atendiendo a la web de violencias y desigual- dades concretas en las que las mujeres se han visto envueltas. En la web de las migran-
Mostrar más

34 Lee mas

Protocolos de intervención en hombres victimarios de violencia de pareja

Protocolos de intervención en hombres victimarios de violencia de pareja

La violencia doméstica se define como un acto delictivo (golpes, humillaciones, abuso sexual, insultos, homicidios) que ejerce un agresor contra su pareja, el cual deja consecuencias negativas en la víctima y deteriora directamente su salud, ya sea de forma física, psicológica o sexual, por ello se produce un desgaste significativo en su bienestar (Echeburúa, Corral, Amor, Sarasua y Zubizarreta, 2009; Loinaz, Ortiz, Sánchez, & Ferragut, 2011; Matud, 2004, citado en Fernández-Montalvo & Echeburúa, 2008). Es por esto que, a través de la revisión teórica realizada sobre los protocolos de intervención a nivel mundial, los resultados revelan que la empatía, las distorsiones cognitivas, los celos y la dominancia del hombre hacía la mujer son los temas fundamentales que se exponen en los programas, también se encontró que los protocolos más exitosos se desarrollaron en la modalidad terapéutica mixta (Terapia Grupal y Terapia Individual), que tuvieron una duración aproximada de 20 a 24 sesiones y se realizó bajo el enfoque Cognitivo-Conductual.
Mostrar más

28 Lee mas

Prostitución y feminismo(s). Disputas por el reconocimiento en los Encuentros Nacionales de Mujeres (Argentina, 1986-2017)

Prostitución y feminismo(s). Disputas por el reconocimiento en los Encuentros Nacionales de Mujeres (Argentina, 1986-2017)

En este contexto, donde el lenguaje de la trata constreñía el debate sobre “prostitución”, las mujeres de Ammar CTA decidieron pedirle a la comisión or- ganizadora la reapertura de un taller donde pudieran discutir sus problemáticas sin tener que entrar en el debate de si la “prostitución” es o no un trabajo, y de si las mujeres lo pueden o no elegir. La comisión accedió a este pedido y en Rosario funcionaron 7 subcomisiones del taller “Mujeres trabajadoras sexuales” –además de 3 subcomisiones del taller “Mujeres en situación de prostitución” y “Muje- res, trata y explotación”–, lo cual se replicó en 2017. En paralelo, las mujeres de Ammar Córdoba autoconvocaron un taller sobre trabajo sexual, por fuera de la nómina, en una plaza de la ciudad. Lo novedoso de estos talleres, más allá de la cantidad de mujeres que atrajeron, fue que circuló por primera vez en el ENM, la figura de la “puta feminista”. Y a diferencia de la mayoría de los talleres, donde la dinámica es la de debatir entre todas las participantes alrededor de distintos tópi- cos, éstos funcionaron como un espacio de escucha de las mujeres que se reconocen como trabajadoras sexuales. Si bien se habló de violencia (policial, judicial, de los clientes), estigma y reivindicaciones del colectivo nucleado en Ammar CTA, fue llamativo cómo muchas mujeres, en general jóvenes, utilizaron el taller para hablar sobre sexualidad con las trabajadoras sexuales. También, algunas se reconocieron como tales por primera vez.
Mostrar más

28 Lee mas

Mujeres que no se rinden : intervención social con mujeres en contextos de prostitución, vinculadas al Centro de Formación y Capacitación Laboral Santa María Micaela en la ciudad de Córdoba

Mujeres que no se rinden : intervención social con mujeres en contextos de prostitución, vinculadas al Centro de Formación y Capacitación Laboral Santa María Micaela en la ciudad de Córdoba

“se ha producido un fuerte aumento en todos los aspectos de la industria del sexo: incremento en la asociación con el crimen organizado, aumento considerable de la prostitución infantil, un aumento de la cantidad de mujeres y niñas extranjeras traficadas e incremento en la violencia contra las mujeres” (APRAMP, 2005: 66). En cuanto al abolicionismo, este procura un mundo sin prostitución, por considerarla una forma de explotación y violación de los derechos de las mujeres. Entre los países adheridos mencionamos a Suecia, Noruega, Islandia. Cuestiona a la estructura de subordinación y sometimiento y busca poner fin al mundo prostituyente. Pretende abolir y penalizar las actividades relacionadas con la prostitución, a veces incluyendo la compra de servicios sexuales, mientras que la prostitución en sí misma no es ilegal. Sí lo son los prostíbulos bajo cualquier denominación. Se solidariza con las mujeres que la ejercen y apoya cambios sociales, económicos, políticos y culturales para contribuir a eliminar la desigualdad entre varones y mujeres.
Mostrar más

83 Lee mas

La violencia filioparental

La violencia filioparental

En cuanto al perfil de las familias, se puede observar que la teoría se acerca mucho a la vida real en el servicio en el que se entrevistaron a las 2 profesionales. La mayoría de los padres presentan problemas en el sistema conyugal, se producen interferencias parentales, los menores presentan trastornos, consumo de drogas, fracaso escolar, etc. Sí que se observa una diferencia entre las 2 profesionales entrevistadas, una apunta que hay una mayor representación de familias monomarentales y en caso de no serlo, la madre es la que suele recibir dicha violencia. Esto puede ser que sea un dato que, sin darnos cuenta, ya demos por sabido, por el pasado que tenemos, en el que las madres eran las que se quedaban en casa, criaban y cuidaban a los hijos. Es cierto que hoy en día el número de mujeres que siguen esta trayectoria es menor que anteriormente, pero, aun siguen existiendo.
Mostrar más

21 Lee mas

INFORME DE LA MISIÓN DE PARLAMENTARIOS-AS DE VERIFICACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN COLOMBIA. MARZO 2010

INFORME DE LA MISIÓN DE PARLAMENTARIOS-AS DE VERIFICACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN COLOMBIA. MARZO 2010

Valencia afirmó que el Norte del Cauca es un corredor estratégico de gran importancia. En 2000 entró el paramilitarismo en la región y su base estuvo muy cerca de Santander de Quilichao. Se cometieron varias masacres en los años siguientes. Por su parte, las FARC pretenden el control de la zona, que cuenta con actividades madereras, mineras, ganaderas y de producción de caña de azúcar, además de una importante implantación del narcotráfico. El movimiento indígena constituyó la Guardia Indígena, un colectivo de indígenas desarmados que con su presencia y su carácter de testigos son un factor disuasorio frente a la violencia en muchas ocasiones. Valencia explicó que al movimiento indígena le preocupan los daños que le puedan ocasionar los tratados de libre comercio, los perjuicios que les han supuesto el Plan Colombia y las empresas multinacionales. Consideran que se vive un conflicto interno aunque el gobierno lo niegue y que el paramilitarismo está resurgiendo. En relación a este último, Valencia afirmó que “no son bandas emergentes, es el paramilitarismo”. Tienen ideología y actividad política en la región, influyen en algunas instituciones, se encuentran en proceso de reclutamiento y se van a hacer notar en la próxima convocatoria electoral.
Mostrar más

61 Lee mas

Protocolo_final.pdf

Protocolo_final.pdf

Es urgente fortalecer la capacidad institucional de la escuela, dotarle de herramientas para que esté en posibilida- des de construir un ambiente libre de violencia, acompañarle en este desafío, sobre todo cuando en su entorno crecen los problemas de inseguridad y violencia, y a su interior se reproducen fenómenos de agresividad, hostiga- miento, bullying y discriminación, que ofenden la dignidad humana, y limitan el derecho educativo de niñas, niños y jóvenes.

34 Lee mas

CNMH – Basta Ya Completo

CNMH – Basta Ya Completo

la naturaleza del acto de servicio, que este podía ser tanto una acción como una omisión. Es importante recordar cómo ocurrió esta masacre para entender el origen de esta regla. Entre los días 15 y 20 de julio de 1997 llegó al municipio de Mapiripán, en el Meta, un grupo de hom- bres armados portando prendas de las Fuerzas Militares. Este grupo de hombres pertenecía a las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, entonces comandadas por el jefe paramilitar Carlos Castaño. Es- tos hombres tomaron control del municipio de Mapiripán y retuvieron, torturaron y asesinaron a 49 personas, a quienes luego descuartizaron y arrojaron al río Guaviare. Posteriormente, se evidenció que dos miem- bros de la Fuerza Pública (el brigadier general Jaime Humberto Uscáte- gui Ramírez y el teniente coronel Hernán Orozco Castro) habían optado por no prestar auxilio a la población, pese a que, como representantes del Estado y garantes de la seguridad, contaban con competencia ma- terial, funcional y territorial sobre la zona. Ambos oficiales habían sido informados oportunamente de la ocurrencia de estos hechos, pero se negaron a intervenir. Por esta razón, la Corte determinó que los agentes habían incurrido en omisión grave. Con base en esos hallazgos, la Corte señaló que, en ciertas situaciones —como en el caso de Mapiripán—, la omisión de la Fuerza Pública podía ser entendida como un acto cometi- do por fuera del servicio. 89
Mostrar más

233 Lee mas

La violencia y los medios de comunicación: una configuración del sentido moral y político

La violencia y los medios de comunicación: una configuración del sentido moral y político

lo más cotidiano está permeado por signos; un ejemplo es la seguridad que le dan las cadenas de tiendas, iguales en todas las ciudades, al consumidor (Pross, 1983, p. 45). Estar sometido a la violencia simbólica del mundo actual, hasta por medio del calendario, donde ‚la cronología es la suprema fuerza simbólica de la vida cotidiana‛ (Ibíd., p. 76) el cual hace una separación entre tiempo de trabajo y tiempo libre, se está siendo doblegado a una ritualización de los tiempos, donde el tener ciertos días festivos lleva a tener que hacer o no hace determinadas cosas. Esto no transcurre sin violentar al individuo. Los medios también siguen la cooptación del calendario ‚el semanario, el periódico diario, la radio omnipresente y el rito programado de la televisión ejercen violencia simbólica al imponer interpretaciones periódicas las expectativas subjetivas de futuro‛ (Ibíd., p. 85).
Mostrar más

58 Lee mas

Narrativas de hombres que cometen violencia conyugal

Narrativas de hombres que cometen violencia conyugal

El propósito inicial de este trabajo se encuentra suscrito en el supuesto hipotético que propone que el problema de la violencia contra las mujeres es un fenómeno complejo y de larga data, para el cual se han emitido diferentes leyes, disposiciones y convenciones que han modificado las formas de manifestación de esa violencia. Sin embargo, y aunque actualmente los comportamientos masculinos no indiquen violencia en sus manifestaciones más evidentes, todavía existen prácticas que reproducen las creencias masculinas de supremacía y que condicionan a las mujeres a dedicarse a las actividades propias del espacio privado, particularmente a la crianza de los hijos y la administración del hogar.
Mostrar más

25 Lee mas

Show all 10000 documents...