humanidades digitales

Top PDF humanidades digitales:

¿De qué hablamos cuando hablamos de Humanidades Digitales?

¿De qué hablamos cuando hablamos de Humanidades Digitales?

Pocos me creerían si yo afirmara aquí que la primera vez que se pensó en que una máquina podía colaborar con la compresión de un objeto del mundo de las Humanidades se remonta al siglo XIX. Pero es así, y fue Ada Lovelace, hija de Lord Byron, lectora sagaz y genial matemática, quien lo comprendió rápidamente. Un siglo después, hacia 1949, un jesuita, el Padre Busa, tomó este legado y, con el fin de sistematizar los textos de Santo Tomás de Aquino, comenzó a trabajar en un lematizador –el Index Thomisticum– con informáticos de IBM. Así, no en vano Humanist computing fue el término modelado para estas experiencias de cruce en el congresoComputers for the Humanities? en la Universidad de Yale en 1965 y prontamente elegido para titular la señera revista científica sobre el tema, Computers and the Humanities. Erudición y máquinas y un universo cercano al de la academia están en en “el origen” de las Humanidades Digitales.
Mostrar más

2 Lee mas

TítuloCentros y fronteras: el panorama internacional de las humanidades digitales

TítuloCentros y fronteras: el panorama internacional de las humanidades digitales

Las humanidades digitales han contribuido en varios modos a una infraes- tructura de ciencia digital en humanidades, han sido utilizadas a menudo como anexo o soporte a la investigación en otros campos de las humanidades, pero con frecuencia su aportación independiente a la investigación ha quedado oculta o marginada. En parte esto se debe a estructuras institucionales que reducen el papel del campo a un ‘servicio técnico’, es decir a un ‘apoyo a’ en vez de ‘una colaboración en’ la investigación, y las dinámicas de los proyectos financiados que dejan poco tiempo o recursos para la investigación propia no ayudan, pero también hay que reconocer que los humanistas digitales han sido lentos en di- fundir su investigación en muchos casos, dependiendo mucho de comunicaciones de carácter más informal (los blogs por ejemplo). Hay pocos monográficos en humanidades digitales todavía en cualquier idioma, y aunque es válido cuestio- nar el predomino de los formatos tradicionales en la ciencia, al menos hay que ofrecer alternativas creíbles de modos de publicación más allá de los recursos creados como fruto de la investigación. Y finalmente esta agenda científica debe, en palabras de Willard McCarty en su presentación para el premio Busa en el congreso DH2013 (en prensa), tener “resonancia con las culturas intelectuales de las artes y humanidades”, es decir ser reconocible como una aportación clara, colindante y creíble al estudio de la condición humana. En lo humanístico debe nutrir y nutrirse de las humanidades tradicionales, y en lo técnico debe superar el nivel de una mera implementación: el papel de las humanidades digitales es el de sacar conclusiones de cómo la tensión entre las humanidades y la tecnología transforma nuestra investigación, para bien y para mal (volviendo a McCarty, “no debemos salir ilesos del contacto con la tecnología… si la tecnología no nos cambia, nos encarcela”).
Mostrar más

25 Lee mas

TítuloLas Humanidades Digitales: principios, valores y prácticas

TítuloLas Humanidades Digitales: principios, valores y prácticas

La construcción de una “representación estratégica” (Flanders, 2009: 6) que produzca algún tipo de dificultad sobre el medio, la institución universitaria o el modo en que entendemos el mundo es un buen criterio para reconocer la labor del humanista digital. La distinción es relevante porque en la actualidad todos los investigadores utilizan el correo electrónico para comunicarse, o saben manejar el procesador de textos para escribir; por tanto, conviene saber lo que no son las Humanidades Digitales: el simple uso del ordenador, la mera publicación de contenidos en Internet. La respuesta a lo que sí son resulta más complicada porque bajo este concepto-paraguas conviven diversas aproximaciones, metodologías y objetos de estudio. Pero lo que está claro es que tanto en las Humanities Computing como en las Humanidades Digitales el ordenador ha sido y seguirá siendo utilizado as tool for modeling humanities data and our understanding of it (Unsworth, 2002).
Mostrar más

26 Lee mas

La transformación neoliberal de la ciencia: El caso de las Humanidades Digitales

La transformación neoliberal de la ciencia: El caso de las Humanidades Digitales

Moretti no se autoposicionó inicialmente como “humanista digital” pero sus contribuciones en torno al distant reading han sido recibidas con gran entusiasmo desde las Humanidades Digitales, muchos de cuyos representantes las conside- ran ejemplos paradigmáticos de la nueva corriente (González-Blanco, 2016, 80). Efectivamente, el denominado distant reading supone un cambio metodológico que va plenamente en la línea de lo que hemos señalado más arriba. En primer lugar, descansa en la primacía de los datos sobre la interpretación. Los datos no se utilizan para responder preguntas previas, sino que generan “ellos mismos”, los patrones o regularidades que constituyen el análisis. En segundo lugar, la tecno- logía adquiere aún más protagonismo. No se trata únicamente de que los instru- mentos informáticos nos ayuden a generar, agregar y ordenar grandes cantidades de datos, sino que son también los mismos programas informáticos los que nos proporcionan los análisis relevantes, sugiriendo recurrencias, pautas o modelos.
Mostrar más

16 Lee mas

Humanidades Digitales  retos, recursos y nuevas propuestas

Humanidades Digitales retos, recursos y nuevas propuestas

ha servido para recoger la mayor parte de las inquietudes que preocupan y ocupan a quienes nos dedicamos a las Humanidades. Emprender una empresa tan interesante y exitosa como fue en su día (no hace muchos años) la creación de la Historia y crítica de la literatura española, hoy ya no tiene sentido, como no tienen sentido muchas de las técnicas ecdóticas, archivísticas, codicológicas o didácticas que parecían inamovibles si nos situamos apenas dos lustros atrás. Las ponencias y comunicaciones aceptadas en el I Congreso Humanidades Digitales (UVA) han servido, al menos, para llamar la atención sobre la transformación que se están produciendo en varios campos. A saber: sobre todo destacaremos la enseñanza, con nuevos recursos y con la in- corporación a las aulas de recursos digitales de todo tipo, que afectan a los contenidos, a las he- rramientas de enseñanza que facilitian el acceso a la información (incorporación a la docencia no sólo de la tablet o el ordenador, sino también el Smartphone) y, muy especialmente, a las estrategias docentes en las que están desembarcando con fuerza las redes sociales (con algu- nas redes sociales específicas para la docencia) y otras herramientas de comunicación síncrona (chats) o asíncrona (email, blogs, etc.) con la consiguiente transformación de estrategias docen- tes (ludificación y enseñanza no presencial: los Moocs, por ejemplo). El lector de este volumen encontrará en él, además del relato de experiencias pedagógicas concretas, nuevas propuestas y una descripción precisa de los retos actuales de la enseñanza. No faltan tampoco en esta pá- gina críticas a una legislación educativa (la española) que, ignorando todos los cambios que se están produciendo, sigue estando más atenta al siglo XIX que a lo que se anuncia en este XXI.
Mostrar más

321 Lee mas

Las Humanidades Digitales desde Argentina . Tecnologías, culturas, saberes

Las Humanidades Digitales desde Argentina . Tecnologías, culturas, saberes

Es sabido que hoy día las Humanidades Digitales constituyen un área de investigación que, a caballo entre los contenidos de las Humanidades y el uso de la tecnología digital, ofrece múltiples acercamientos y soluciones al estudio de los textos. Este lugar central que ocupa como transdisciplina que engloba varios saberes (la Literatura, la Filología, las Ciencias Sociales, las Ciencias de la Información). El tratamiento y la edición de textos no ha sido un área desatendida en los proyectos de Humanidades Digitales. Desde las simples digitalizaciones de textos, como las que ofrecen, entre muchísimas otras, la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, http://www.cervantesvirtual.com/, o nuestra Biblioteca Nacional de la República Argentina, http://www.bn.gov.ar/fondos-digitalizados, a proyectos modestos que buscan la interacción entre la transcripción paleográfica y las imágenes de los manuscritos, como la edición digital de La Fazienda de Ultramar, http://www.lafaziendadeultramar.com/, u otros más complejos que proponen una triple presentación (facsimilar, paleográfica y crítica) online, como el CODEA, Corpus de documentos españoles anteriores a 1700, http://demos.bitext.com/codea/, hallamos ejemplos que dan buena cuenta del modo en el que las bases de datos online pueden funcionar como un material de primera mano y de relevancia filológica para el investigador. Accesibilidad no es, en este sentido, lo contrario a investigación académica, si los proyectos se sostienen en una fundamentación empírica sólida y en un método riguroso de interpretación de los datos. Tampoco invalidan la posibilidad de llevar a cabo estudios y ediciones críticas en papel, sino que, por el contrario, funcionan a la par que estos, de modo completivo, ofreciendo el objeto de estudio a través de una mayor variedad de perspectivas imposibles de plasmar en una edición tradicional (reproducciones facsimilares, descripciones codicológicas, transcripciones paleográficas, ediciones críticas).
Mostrar más

577 Lee mas

TítuloHumanidades digitales hispánicas

TítuloHumanidades digitales hispánicas

Algunas universidades ya tienen un curriculum académico en sus facultades de le- tras o lenguas modernas que pretenden conseguir formación pareja en contenidos hu- manísticos y aprendizaje y desarrollo de las habilidades digitales. Un ejemplo puede encontrarse en la Western University de Ontario (Canadá), donde han diseñado varios niveles para la adquisición de conocimientos en Humanidades Digitales que comple- mentan a los estudios de Literatura, Cultura, Geografía, Historia, Artes visuales y Me- dios de Comunicación. Es español Juan Luis Suárez ha realizado una magnífica labor en esa universidad, sobre todo con la creación del laboratorio CulturePlex, que realiza proyectos interdisciplinares utilizando herramientas desarrolladas o adaptadas por sus miembros y puestas a disposición de otros gratuitamente. En el invierno de 2013, Juan Luis Suárez y el equipo del CulturePlex Lab impartieron a través de Internet el primer curso de Humanidades Digitales ofrecido en la modalidad MOOC, es decir, completa- mente abierto y gratuito en todo el mundo.
Mostrar más

23 Lee mas

Show all 4501 documents...