Impuestos - España - Siglo XVIII

Top PDF Impuestos - España - Siglo XVIII:

La política del algodón en la España del siglo XVIII

La política del algodón en la España del siglo XVIII

perdido su monopolio en 1760 y ahora perdía las ventajas arancelarias de que gozaba desde la medida de 1761 68 . Sin embargo, el compromiso por parte de la industria catalana para la difusión del hilado de algodón, y por tanto el uso de algodón americano, sirvieron para que se produjese un aplazamiento sobre tales “castigos”. Tras las quejas de los estampadores, que arguyeron que llevaría tiem- po “asegurar con la practica la perfección de los hilados en Cataluña”, debiéndo- se servir entretanto de hilo maltés, una orden de 12 de mayo de 1772 concedió una gracia de tres años para ajustarse a las nuevas condiciones –un primer año de exoneración completa sobre las cargas vendría seguido de un incremento gradual en la cuota pagada– y prometió la revisión de la cuestión del pago de impuestos por la Junta General de Comercio y Moneda si, al final del período de transición, el hilado de algodón americano no estaba todavía lo suficientemente desarrolla- do. A fin de facilitar la adaptación, la exención de impuestos sobre algodón ame- ricano hasta entonces solamente aplicada a Cataluña se extendió desde ese momento al resto de regiones. Esta decisión demuestra el grado de ambición de la monarquía respecto a la promoción del sector del hilado en ese momento espe- cífico. “Por este medio cree S.M.”, reza el Decreto, “que si los Fabricantes de texidos de Algodón de Cataluña dedican como lo espera a fomentar el estableci- miento de las hilanzas del Algodón de Indias que necesitan para sus Fabricas, no solo en el Principado sino en las demas Provincias septentrionales a donde ven- dra en derechura, podran conseguir este importante objeto en los tres años en que se les concede la moderacion expresada en los derechos del Algodón de Malta” 69 .
Mostrar más

30 Lee mas

HISTORIA DE ESPAÑA. BLOQUE 2. RAÍCES HISTÓRICAS DE LA ESPAÑA CONTEMPORÁNEA 10. La España del siglo XVIII 10. La España del Siglo XVIII

HISTORIA DE ESPAÑA. BLOQUE 2. RAÍCES HISTÓRICAS DE LA ESPAÑA CONTEMPORÁNEA 10. La España del siglo XVIII 10. La España del Siglo XVIII

­ Reforma fiscal. Imponer el modelo del catastro, un impuesto único sobre las propiedades y las rentas que incluiría a los privilegiados. En 1749 se firma la real cédula y se realiza el Catastro de Ensenada (información sobre la riqueza del país). Protestas y presiones de los privilegiados obligan a abandonar el proyecto. Pero aumentaron los ingresos de la hacienda: recuperación para la corona de impuestos, prohibición de venta de bienes de la corona, aumento de la contribución de la iglesia. Otras medidas como la liberalización del comercio con América, fin de los impuestos al comercio interior del grano.
Mostrar más

10 Lee mas

La Economía en los diccionarios y las enciclopedias del Siglo XVIII en España

La Economía en los diccionarios y las enciclopedias del Siglo XVIII en España

su Parlamento del Acto de Consolidación aduanera, aunque hubiera supuesto una simplificación y reducción de las tarifas, establecía un sistema arancelario bastante complejo —junto a las subvenciones a la exportación, hasta el nivel en algunos casos del dumping, o las medidas prohibicionistas, también comprendía, por ejemplo, la devolución de los derechos arancelarios en el caso del comercio de tráfico o cuando hubiera mediado previamente el pago de impuestos indirectos sobre el consumo—, medidas que, en cualquier caso, exigían crear un detallado sistema de registros —en una “Oficina de Estado o Hacienda”—, que permitiera después elaborar políticas más adecuadas para el fomento de la industria, el comercio y la navegación 47 . Por otro lado, todas estas reflexiones iban acompañadas de innumerables elogios de Gran Bretaña, no sólo a los fundamentos de su economía, cuanto también a su sistema parlamentario, al que atribuía efectos beneficiosos y multiplicadores de carácter económico, al favorecer la “aceptación de innovaciones y el fomento nacional” [Virio (1792), vol. I, pág. XVIII-XX]. Virio mostraba su admiración por la balanza de pagos positiva, la política de gasto público o de amortización de la deuda y otros aspectos de la realidad económica inglesa, cuyos principios arancelarios eran especialmente relevantes respecto al desarrollo de la manufactura nacional. Llegaba a retrotraerse hasta el siglo XIV para enfatizar las ventajas, ya comprobables —ahora “los mejores lienzos son ingleses e irlandeses” [Virio (1792), vol. I, pág. XII]—, cosechadas por su política arancelaria: sus medidas de corte fuertemente proteccionista —empleando “prohibiciones y trabas de aduanas, rentas u otras disposiciones interiores” [Virio (1792), pág. XVI]— en el caso de la exportación de materias primas y la importación de manufacturas habían favorecido la sustitución de las importaciones, promovido la mejora de la calidad de la manufactura nacional y de las posibilidades de acceder en condiciones más competitivas a los mercados internacionales. Aunque Virio sostuviera que el desarrollo manufacturero era inseparable del agrario, defendía los grandes efectos para el conjunto de la economía derivados del desarrollo de las manufacturas y, en particular, de su exportación, al considerar que éstas incorporaban un valor añadido respecto a la materia prima de “2, 3, 10, 20 hasta 100 veces más” [Virio (1792), vol. I, pág. XVI].
Mostrar más

69 Lee mas

TEMA 10: LA ESPAÑA DEL SIGLO XVIII

TEMA 10: LA ESPAÑA DEL SIGLO XVIII

Los decretos de Nueva Planta fueron aplicados en Aragón y Valencia, en Mallorca y en Cataluña para suprimir todos sus fueros y privilegios de dichos territorios. Así, se eliminaron los tradicionales privilegios fiscales y se implantó un nuevo impuesto más moderno, cuya suma global era fijada por el rey y distribuida entre las ciudades y los pueblos. Las nuevas leyes equiparaban el sistema fiscal de estos territorios al de los castellanos que, hasta entonces, también habían pagado muchos más impuestos. También se anularon los privilegios militares, ya que, hasta entonces, los catalanes y los aragoneses no habían estado obligados a combatir fuera de sus propios territorios.
Mostrar más

6 Lee mas

Esquemas Historia de España. De la Prehistoria al siglo XVIII

Esquemas Historia de España. De la Prehistoria al siglo XVIII

formulaciones jurídicas (Partidas, Ordenamiento de Alcalá). Los reyes ampliarán su Corte con cargos como Mayordomo (patrimonio), Chanciller (administración) o Condestable (milicia), ostentados por una nobleza de servicio. El Consejo Real sirve de consulta y apoyo al rey y la Audiencia imparte la justicia en su nombre. Las Cortes tendrán una importancia menor: no tienen capacidad legislativa y los estamentos nobiliario y eclesiástico intervienen cada vez menos. Son los procuradores de las ciudades los más activos, pues el monarca les solicita impuestos que conceden a cambio de mantener su poder en los Concejos como regidores municipales. En ellos se disfrutaba una autonomía favorecida por los Fueros. A partir de ahora, el rey comenzará a controlarlos mediante la figura del Corregidor. El progresivo aumento del poder político del rey y la consolidación del Estado, a pesar de las protestas nobiliarias, no supuso una pérdida del poder económico y social de los nobles.
Mostrar más

53 Lee mas

LA ESPAÑA DEL SIGLO XVIII Y EL REFORMISMO BORBÓNICO

LA ESPAÑA DEL SIGLO XVIII Y EL REFORMISMO BORBÓNICO

- Se crearon los intendentes, funcionarios reales encargados de los impuestos y del control económico así como de vigilar a las autoridades, levantar mapas, impulsar el desarrollo etc. - Se estableció un nuevo sistema impositivo, el “equivalente” en Valencia, la “única contribución” en Aragón, la “talla” en Mallorca y el “catastro” en Cataluña. Se asignaba una cuota fija de impuesto que era repartida entre los habitantes de modo proporcional. En el plano monetario se creó el Banco de San Carlos, embrión del futuro Banco de España, que emitió Deuda Publica para intentar hacer frente al déficit crónico de Hacienda.
Mostrar más

7 Lee mas

09  LA ESPAÑA DEL SIGLO XVIII doc

09 LA ESPAÑA DEL SIGLO XVIII doc

 Felipe V (1700-1746, con el lapso de Luis I (1724)) aprobó los Decretos de Nueva Planta para Valencia y Aragón (1707) y para Mallorca y Cataluña (1716) por los cuales se estableció la unificación jurídica e institucional de España, creó las Audiencias y las Intendencias y se suprimieron las Cortes de la Corona de Aragón en favor de las del Reino de España (Se mantuvieron las Cortes del Reino de Navarra). Aprobó impuestos territoriales para cada territorio de la Corona de Aragón a proporción de lo que pagaba Castilla (Catastro en Cataluña (1715), Equivalente en Valencia (1716), Contribución en Aragón y Talla en Baleares (1718)). Se alineó con Francia con la firma de los Pactos de Familia (1733 y 1743) y por el Tratado de Viena (1738) obtuvo el Reino de las Dos Sicilias para su hijo el infante don Carlos, futuro Carlos III de España. Fundó la Real Academia Española (1714) y la Real Academia de la Historia (1738).
Mostrar más

9 Lee mas

Libros, lectores y bibliotecas privadas en la España del siglo XVIII

Libros, lectores y bibliotecas privadas en la España del siglo XVIII

El catálogo de la misma, realizado en 1782, fue publicado por G. Demerson. El entonces joven profesor de la Universidad de Salamanca poseía una biblioteca que constituía la base fundamental de su patrimonio, con 352 títulos y 1.237 volúmenes, que fue valorada en más de 35.000 reales. Sus intereses eran muy amplios: letras clásicas grecorromanas, Historia y Geografía, Ciencias, Religión, Teología, Derecho y, por supuesto, Literatura y Filosofía. Era también muy variada en cuanto a lenguas. El francés era predominante, en más de la mitad de los títulos, entre los que había no sólo obras francesas propiamente dichas, sino también traducciones en esta lengua. La segunda lengua en importancia era el latín, mientras que el español ocupaba sólo el tercer lugar. Poseía también obras en italiano, inglés, portugués y griego. Sin duda lo más notable es la gran influencia francesa, a través de los autores clásicos: Montaigne, Corneille, La Bruyère, Pascal, Racine, Fenelon, así como las grandes figuras del Siglo de las Luces –tenía permiso de la Inquisición para leer libros prohibidos–: Boileau, Batteux, Bayle, Buffon, Condillac, Diderot, Fleury, Fontenelle, Helvétius, Holbach, Mably, Marmontel, Montesquieu, Raynal, Rousseau, L’Encyclopédie Métodique, etc., aunque hay algunas ausencias notables como la de Voltaire. Demerson ha demostrado cómo el joven catedrático se nutría directamente a través de pedidos a librerías francesas. Es fácil imaginar lo que llegaría a ser esta biblioteca en 1812, cuando Meléndez Valdés tuvo la desgracia de verla quemada y dispersa.
Mostrar más

47 Lee mas

Prensa y tertulia . Interferencias mediales en la España del siglo XVIII

Prensa y tertulia . Interferencias mediales en la España del siglo XVIII

El autor se designa a sí mismo como “indeterminado”, ya no está seguro de su capacidad de juicio, de sus fundamentos, y con ello del basamento de su escritura. El concepto del gusto parece indicar una salida para esta circunstancia (“para buscar una obra, que gustandome à mì, gustasse igualmente à todos”), dado que, como criterio socialmente vinculante aparentemente objetivable, aspira a una función social cons- titutiva. ¿Pero sobre qué fundamento puede objetivarse este concepto? ¿Qué papel desempeña la tertulia en este proceso, al ser puesta en juego, de acuerdo con la cita, como nueva instancia reguladora? Después de la impronta religiosa del discurso sobre el hombre y el mundo que se critica (en la conversación de los tertuliantes se refiere poco después que el periódico debería cumplir con su tarea informativa “sin inculcarselo a Sermones de Quaresma, ni querer exasperarle el ánimo” [Duende, 8]) emergen dos ámbitos a los cuales el autor recurre en un modo y can- tidad siempre diversos. Por un lado está el del discurso literario, repre- sentado aquí a manera de ejemplo en la tradición moralizante del Siglo de Oro, así como en las narraciones filosóficas del siglo XVIII (el autor menciona a Quevedo, Santos, Swift, Le Sage, Le Noble [Duende, 4]). El análisis de esta tradición transita algunos conceptos clave, como el topos de las armas y las letras, la categoría de la fama (de la “inmortalidad”) con el objetivo de encontrar una forma de articulación más efectiva y adecuada a los tiempos (“acomodado al tiempo en que vivimos”). Luego de su argumento sobre la tradición literaria se refiere, por otro lado, a la empiria social, a la observación de procesos de interacción social como rasero y fuente de legitimación de la propia escritura. Con esto ingresa, en cierto modo, la prensa, puesto que ella será el medio que mejor se corresponda con el perfil de sucesora de la literatura moralista como el medio social de mayor relevancia.
Mostrar más

36 Lee mas

10.- LA ESPAÑA DEL SIGLO XVIII. - 09. SIGLO XVIII

10.- LA ESPAÑA DEL SIGLO XVIII. - 09. SIGLO XVIII

Se adoptaron también una serie de medidas administrativas que se localizan sobre todo durante el reinado de Carlos III que procedió a: 1.) Recortar el poder administrativo de los criollos, que habían accedido al mismo a través de la venta de cargos. Para evitarlo se paraliza dicha venta y se crea un nuevo puesto para la supervisión administrativa: el intendente para América, ocupado generalmente por españoles, que sustituirá a los antiguos gobernadores, corregidores y alcaldes mayores; 2.) Crear dos nuevos virreinatos para hacer más efectivo el control político y fiscal de Indias: Nueva Granada y Río de la Plata; 3.) Revitalizar la inmigración de España a América, en este caso procedente del norte de España, que en muchos casos pasó a formar parte de las élites gobernantes; 4.) Menguar el poder de la Iglesia, haciendo extensible a América la expulsión de los jesuitas en la Península (1767), medida que afectó notablemente a regiones como Paraguay, donde la Compañía de Jesús controlaba enclaves casi independientes (reducciones) que habían motivado conflictos diplomáticos entre España y Portugal; 5.) Promover en Indias la creación de un ejército permanente que incluirá a mestizos y criollos, puesto que España era incapaz de suministrar suficientes tropas; 6.) Acrecentar la presión fiscal a fin de obtener más ingresos y ampliar el monopolio del Estado a productos como el tabaco, los aguardientes o la pólvora.
Mostrar más

5 Lee mas

Ciudades, misiones y misioneros jesuitas en la España del siglo XVIII

Ciudades, misiones y misioneros jesuitas en la España del siglo XVIII

Ciudades, misiones y misioneros jesuitas en la España del siglo XVIII Javier Burrieza Sánchezi Universidad de Valladolid.. Las misiones populares predicadas y celebradas por los distinto[r]

33 Lee mas

La educación pública en la España del siglo XVIII  Pervivencias en la actualidad

La educación pública en la España del siglo XVIII Pervivencias en la actualidad

Para terminar este apartado, citar la formación que recibían los Clérigos, en un estudio (Martín Hernández, 1993), viene a decir que a finales del siglo XVII el panorama era desolador, no había muchos alumnos en los seminarios y la formación de los mismos requería de una actualización, ésta vino a través de un movimiento espiritual llamado Píos Operarios (Aragón) y de los Obispos ilustrados y pastoralistas españoles. Así los nuevos seminarios recibirán formación humanística y clerical, se tiende a una formación integral, no se habla tanto de castigos como de corrección y amonestación, se avanza en la comprensión del alumno, se valoran las ciencias positivas (Matemáticas, Geografía, Botánica, Lenguas,...), todo esto durará muy poco, hasta la Guerra de la Independencia, pero aún así quedará el poso que bastante avanzado el siglo XIX se recuperará.
Mostrar más

129 Lee mas

Ilustración y revolución en España a finales del siglo XVIII

Ilustración y revolución en España a finales del siglo XVIII

En la literatura política liberal, contrastan la presión del discurso político enfrentado al absolutismo o la recurrencia del diagnóstico sobre el sistema de limitacioens [r]

18 Lee mas

Viajeros por los paisajes de España: del siglo XVIII a la actualidad

Viajeros por los paisajes de España: del siglo XVIII a la actualidad

viaje a España (1799-1800). Aunque su visión general fue bastante pesimista terminaría afirmando: «Es un país maravilloso cuyos habitantes amaré siempre». Desplazándose desde París, donde llevaba varios años viviendo, hizo su recorrido leyendo la obra de Ponz, iniciando su marcha por el País Vasco hasta Andalucía, deteniéndose en Madrid, para luego desde Murcia subir todo el levante y salir por Cataluña. Le agradó el País Vasco por sus montañas cubiertas de verde y los valles bien cultivados, sin olvidar la hermosa ciudad de Vitoria. El recorrido por Castilla fue decepcionante, tanto la parte septentrional «horrible desierto…campo raso… pocas aldeas y apenas ningún árbol», como la meri- dional «un auténtico desierto. Ni un árbol, ni un campo de cultivo, ni una aldea, sólo un par de alquerías aisladas… la tierra se abandona a ciencia y conciencia para que sirva de alimento a la caza». Lo mismo le ocurrió con las ciudades: la suciedad de Valladolid, la destrucción de Toledo, de Madrid no dijo nada ni a favor ni en contra, a pesar de haber realizado grandes contactos y entrevistas. El recorrido por Andalucía fue diferente pues pudo comprobar cómo las ciudades se rodeaban de huertos y los campos se cubrían de olivos y otros cultivos. Visitó muchos edificios singulares de sus ciudades, aunque le desagradó Córdoba, especialmente, así como Granada y Málaga. En su camino por todo el levante mediterráneo comprobó que Murcia era una de las ciudades más agradables que ha conocido, Valencia es la mejor construida, y Barcelona aunque no es bella ni limpia, es «un lugar grande y populoso, al que no le falta ni comercio, ahora un poco estancado, ni
Mostrar más

24 Lee mas

Plagas de langosta y clima en la España del siglo XVIII

Plagas de langosta y clima en la España del siglo XVIII

un año más tarde hubieron de hacer en Santa Catalina de Verjamu- ñoz (Toledo) o en Sos del Rey Católico, en la villa de Fons y en otras poblaciones del corregimiento de Barbastro tal y como refleja la abundante documentación conservada en la sección de Consejos del Archivo Histórico Nacional. De estos años datan las Memorias que se remitieron a la Sociedad Matritense de Amigos del País para participar en el certamen que, sobre la langosta y el modo de hacerle frente, convocó la institución. Ninguna resultó premiada, pero de la lectura de los fragmentos que de algunas de ellas se publicaron se desprende el conocimiento que, a esas alturas del siglo, se tenía de la especie y de la relación existente entre condiciones ambientales y los cambios que experimentaba. Así, se comienza a dar por sentado que las altas temperaturas y las sequías prolongadas eran causas que, combinadas entre sí, podían promover y aumentar la langosta hasta conducirla a la fase gregaria y provocar la consiguiente calamidad; por el contrario, lluvias abundantes en otoño y primavera contri- buían a reducir la puesta impidiendo que el insecto superara la fase solitaria y minimizando, en consecuencia, el peligro. 50 En esta línea, el anteriormente aludido cura de Malpartida de Plasencia deja cons- tancia del resultado de sus observaciones durante los años 1781 y 1783 en los que, pese a haber langosta en el término, los daños no fueron graves gracias a la acción previsora del corregidor que “pro- curó que se matase en la cuna y estrechó a las justicias de todo el partido para que lo hiciesen”. 51 Respecto de la relación entre meteo- rología y desarrollo de la langosta indicaba textualmente:
Mostrar más

31 Lee mas

Percepciones de las diferencias. Islam, moriscos y España en el siglo XVIII

Percepciones de las diferencias. Islam, moriscos y España en el siglo XVIII

En este sentido, es completamente lógico que la producción española del siglo XVIII acerca del profeta y del islam esté, bien en manos de eclesiásticos, bien en manos de escritores que, faltos de formación, echan mano de la literatura antiislámica más tradicional, todavía completamente viva a estas alturas. Es el caso de Manuel Joseph Martín, quien escribió y después imprimió en su imprenta madrileña su Colección de varias historias, así sagradas, como profanas, de los mas celebres heroes del mundo, y sucesos memorables del orbe, en 1768-1769 en una primera salida, y en 1780-1781 en una nueva edición, si bien muchas de las historias habían aparecido antes como plieos de cordel (Infantes 2014). Dentro de esta colección de historias populares, que venían padeciendo el desprecio de los censores dieciochescos, se encuentra la Historia verdadera del falso, y perverso profeta Mahoma, sacada de San Eulogio, Juan Sagredo, fray Jayme Bleda, y otros historiadores. En ella Manuel Joseph Martín hace un repaso por los principales hitos de la biografía del profeta Muhammad sin ahorrar apenas ninguno de los mitos negativos que la tradición le había adjudicado: las visiones que él toma como proféticas y que eran en realidad debidas a su dolencia de gota coral, su aprendizaje de la religión por un hereje cristiano, su inclinación hacia los vicios, especialmente el alcohol y la carne, su carácter violento, que contagia a sus fieles, su muerte devorado por perros, etc. Si bien el texto no contiene los insultos en los que se explayan textos como los de Bleda, Martín no ahorra juicios deprecatorios en contra especialmente del islam como religión falsa, y propensa a la violencia y a los disfrutes mundanos. Frente a la veracidad indiscutible del cristianismo, el islam opone argumentos en contra de la razón más elemental, con doctrinas para él absurdas:
Mostrar más

13 Lee mas

Sobre la educación de las élites en la España del siglo XVIII. Los estudios del clero

Sobre la educación de las élites en la España del siglo XVIII. Los estudios del clero

En el siglo XVII y a principios del XVIII, la relación de méritos se redacta entera en esta clave. Describe la vida del pretendientes como una retahíla de servicios hechos al rey, a su persona, a su agentes, a su hacienda, al Estado. Todos los elementos biográficos citados se relacionan con este fin. El pretendiente estudió para prepararse a servir mejor; los cargos municipales que desempeña, los honores que disfruta, su posición social, su rango, no son sino elementos que pone a disposición del rey para contribuir a la estabilidad del Estado y no los persiguió sino para ello. Sus éxitos en el desempeño de una comisión cualquiera dada por la monarquía, la Iglesia, una universidad o un cabildo no son sino un servicio hecho por quien asume plenamente su papel de persona pública y contribuye así, a su nivel, al buen funcionamiento de la sociedad, del que el soberano es el garante supremo. La relación méritos - méritos en plural, siempre - pasa revista no sólo a la vida del pretendiente, sino también a la de sus parientes, amigos íntimos, patronos y protectores, apuntando las ocasiones en las que todos ellos sirvieron al soberano o a la sociedad. Ocupan en el documento, a veces, más espacio que el mismo pretendiente, y está bien que así sea, porque la conexión continua que mantienen con el candidato muestra que en él el rey no trata con un ingrato: 8 Clavero (Bartolomé), Antídora. Antropología católica de la economia moderna, Milan, Giuffré,
Mostrar más

13 Lee mas

Lectura y bibliotecas de mujeres en la España del siglo XVIII. Una aproximación

Lectura y bibliotecas de mujeres en la España del siglo XVIII. Una aproximación

Los libros religiosos, que constituían más del 40 % del conjunto, eran muy variados y comprendían desde tratados teológicos a libros litúrgicos y sobre todo obras de lectura espiritual y devocional. En estos últimos, junto a clásicos de la espiritualidad española (Santa Teresa, Sor María de Ágreda o el jesuita Luis de la Puente) destacan autores extranjeros, especialmente franceses: Kempis, San Francisco de Sales, Croiset, que acom- pañan a numerosas obras de carácter hagiográfico. En el apartado de Historia, cercano a una quinta parte del conjunto, destaca el apartado relativo a la Historia de España, con autores como Mariana, Belando, Solís, Porreño, etc., junto a obras relativas a la Historia de Portugal, de la Iglesia y de otros países europeos, donde sobresale una obra tan notable como la Historia de Carlos XII de Voltaire. La Literatura comprendía el 13 % de los fondos. Las obras del Siglo de Oro español estaban muy bien representadas con autores como Cervantes, Mateo Alemán, Ercilla, Góngora, Calderón, Lope…, que acompañaban a los clásicos latinos: Virgilio, Ovidio, Horacio, Cicerón, Tácito y otros, la mayoría en ediciones francesas. Un lugar muy destacado tenía en esta biblioteca la literatura italiana, a través de autores como Dante, Petrarca, Boccaccio, Ariosto, Tasso, sin olvidar los libretos de las óperas de Metastasio. Algo menor era la significación de la literatura francesa, donde destaca el teatro de Molière, junto a las fábulas de La Fontaine. El resto de las materias tenían mucha menos importancia. Se trataba sobre todo de una biblioteca de humani- dades donde, como ya se ha señalado, sobresalen algunas materias novedosas. Es el caso de algunos tratados de Derecho público, de Geografía y viajes, entre los que cabe señalar obras que tuvieron una gran difusión en la época, como el Orinoco ilustrado de Gumilla, 26 volúmenes de cartas de los misioneros jesuitas, recopiladas por Le Gobien, o los escritos de Antonio de Ulloa sobre las expediciones a América en las que participó. Estas obras aparecían junto a títulos muy populares de divulgación científica, como el Espectáculo de la naturaleza de Pluche, o los tratados pedagógicos de Freyre o Rollin.
Mostrar más

26 Lee mas

LA ESPAÑA DEL SIGLO XVIII La guerra de Sucesión y el sistema de Utrecht.

LA ESPAÑA DEL SIGLO XVIII La guerra de Sucesión y el sistema de Utrecht.

Esta idea fue algo general en Europa y también se difundió en España. De hecho toda la política reformista, en especial de Carlos III, tiene su base en el pensamiento ilustrado. Los ilustrados españoles confiaron en el poder del monarca para llevar a cabo los cambios necesarios para mejorar el país, esto representaba una contradicción, se plantearon reformas económicas o sociales sin cambiar en ninguna medida el sistema político.

6 Lee mas

Noticias y documentos para la historia del arte en España durante el siglo XVIII

Noticias y documentos para la historia del arte en España durante el siglo XVIII

633.—Consulta de la Priora y Capellán mayor de la Encamación solicitando real permiso para que a don Manuel Díaz, músico tiple de aquella capilla, se le asignasen 100 ducados de la renta[r]

174 Lee mas

Show all 10000 documents...