Infecciones por Virus de inmunodeficiencia humana

Top PDF Infecciones por Virus de inmunodeficiencia humana:

Infecciones Oportunistas en Personas con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana Paraguay 2010-2016

Infecciones Oportunistas en Personas con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana Paraguay 2010-2016

El conocimiento del aporte de las pruebas diagnósticas que permiten realizar un diagnóstico acertado y temprano de las infecciones oportunistas que afectan a los pacientes con infección por el virus de la inmunodeficiencia humana es fundamental en el abordaje de esta población, lo cual puede repercutir en disminuir la morbilidad, costos y mortalidad asociada a oportunistas. El reconocimiento oportuno de la infección oportunista, así como su adecuado tratamiento está demostrado que mejora la calidad y sobre vida de las personas con VIH (25).
Mostrar más

14 Lee mas

Circuncisin masculina para la disminucin del riesgo de infeccin por virus de inmunodeficiencia humana e infecciones de transmisin sexual

Circuncisin masculina para la disminucin del riesgo de infeccin por virus de inmunodeficiencia humana e infecciones de transmisin sexual

La circuncisión consiste en cortar una porción del prepucio del pene que cubre al glande para dejarlo permanentemente al descubierto. Los motivos más frecuentes para circuncidar son religiosos, culturales o médicos. Muchos científicos, al igual que los autores de este artículo, justifican la circuncisión masculina para la disminución del riesgo de infección por virus de inmunodeficiencia humana e infecciones de transmisión sexual. A tales efectos se realizó una revisión bibliográfica para completar así la

12 Lee mas

Folleto de circuncisin masculina como mtodo de prevencin del virus de la inmunodeficiencia humana y otras infecciones de trasmisin sexual

Folleto de circuncisin masculina como mtodo de prevencin del virus de la inmunodeficiencia humana y otras infecciones de trasmisin sexual

Luego de una extensa revisión bibliográfica sobre la circuncisión masculina en la prevención del virus de la inmunodeficiencia humana y otras infecciones de trasmisión sexual, se diseñó un folleto ilustrado destinado a los adolescentes y jóvenes, que muestra toda la información necesaria para ampliar el nivel de conocimientos sobre este proceder. Se recomienda su uso sistemático como material informativo,

8 Lee mas

Infecciones del Sistema Nervioso Central, parte 2: Neuroinfecciones en pacientes con Infeccin por Virus de Inmunodeficiencia Humana

Infecciones del Sistema Nervioso Central, parte 2: Neuroinfecciones en pacientes con Infeccin por Virus de Inmunodeficiencia Humana

Se estima que entre el 50-70% de los pacientes con infección por VIH tienen o tendrán en algún momento un síntoma o síndrome neurológico ya sea causado directamente por el virus, por un oportunismo o como complicación del tratamiento. Dentro de las complicaciones más comunes se encuentran las neuropatías periféricas, cambios neuropsiquiátricos y la meningitis aséptica, sin embargo definitivamente el aspecto más complejo es el abordaje de un paciente con sospecha de neuroinfección en el contexto de VIH ya que el sistema inmunológico se encuentra alterado y la respuesta puede no ser la misma que en el caso de una persona inmunocompetente por lo que se requiere de un algoritmo especial para el diagnóstico y manejo de esta población.
Mostrar más

11 Lee mas

Efecto de las infecciones oportunistas sobre las subpoblaciones de leucocitos en individuos infectados con el virus de inmunodeficiencia humana tipo 1

Efecto de las infecciones oportunistas sobre las subpoblaciones de leucocitos en individuos infectados con el virus de inmunodeficiencia humana tipo 1

(11,36,37). En nuestros pacientes positivos para VIH-1 demostramos la presencia de un aumento significativo en la expresión de los dos marcadores más importantes de activación de los linfocitos, tanto en las células T CD4+ como en las CD8+. En el subgrupo de nuestros pacientes con infección oportunista activa, se observó una tendencia a presentar una mayor expresión de marcadores de activación que en los otros subgrupos de pacientes; se ha observado que la presencia de infección oportunista puede aumentar la activación inmune en los pacientes positivos para VIH-1 (9). Sin embargo, es importante considerar que el 100% de los pacientes positivos para VIH-1 con infección oportunista activa no estaban recibiendo terapia antirretroviral en el momento de tomar la muestra para estos estudios, hecho que puede influir en el elevado nivel de activación inmunológica encontrado en este grupo de pacientes, pues la terapia antirretroviral puede tener un efecto positivo al disminuir este fenómeno fisiopatológico (11,37). El origen de este estado de activación aumentada persistente es aparentemente multifactorial, involucrando la exposición crónica del sistema inmune a los antígenos del VIH-1, la capacidad de mutación que tiene este virus, la respuesta a otros antígenos derivados de patógenos reactivados en los pacientes positivos para VIH- 1, y la presencia sistémica de otros microorga- nismos debido a las alteraciones estructurales y funcionales de las mucosas, particularmente del aparato gastrointestinal. Un estado de activación inmune persistente en los afectados por el VIH-1 puede contribuir con las alteraciones funcionales observadas en las diferentes subpoblaciones de leucocitos, así como con la deficiencia cuantitativa de esas células al favorecer su apoptosis.
Mostrar más

14 Lee mas

La prevencion de las Infecciones de Transmisin Sexual y el Virus de Inmunodeficiencia Humana, en la educacin integral de la sexualidad

La prevencion de las Infecciones de Transmisin Sexual y el Virus de Inmunodeficiencia Humana, en la educacin integral de la sexualidad

Introduction: in Cuba, the processes of prevention of Sexually Transmitted Infections, the Human Immunodeficiency Virus and the Acquired Immunodeficiency Syndrome, as well as the integral education of sexuality with a gender focus, constitute prioritized programs that aim to: systematize the theoretical referents that sustain sexuality and the prevention of Sexually Transmitted Infections and the Human Immunodeficiency Virus in young people. Development: Researchers in tune with the challenges that Medical Education poses today, address what is referred by different actors, ranging from national and international scholars to the Ministry of Public Health, Education and Higher Education. This led to the definition of prevention for Sexually Transmitted Infections and the Human Immunodeficiency Virus, as well as the development of educational actions based on the identification of their needs and to achieve transformations in responsible sexual behavior. Conclusions: the systematization carried out on sexuality, comprehensive sexuality education and prevention of Sexually Transmitted Infections and the Human Immunodeficiency Virus made it possible to establish an approach in the theoretical referents that support the subject in Health Technology students.
Mostrar más

10 Lee mas

Afecciones dermatológicas en pacientes con virus de inmunodeficiencia humana

Afecciones dermatológicas en pacientes con virus de inmunodeficiencia humana

Una parte importante de los pacientes estudiados sufrieron recurrencias de las infecciones por herpes simple. El virus del herpes simple continúa siendo la causa mundial más frecuente de úlcera genital; en pacientes con infección por VIH puede presentarse de manera atípica o extensa, de forma ulcerativa o hipertrófica-tumoral y de manera crónica. 5

9 Lee mas

Cuidados de enfermería a paciente con el virus de la inmunodeficiencia humana-síndrome de inmunodeficiencia adquirida

Cuidados de enfermería a paciente con el virus de la inmunodeficiencia humana-síndrome de inmunodeficiencia adquirida

La palabra SIDA proviene de las iniciales Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, que consiste en la incapacidad del sistema inmunitario para hacer frente a las infecciones y otros procesos patológicos. El SIDA no es consecuencia de un trastorno hereditario, sino resultado de la exposición a una infección por el VIH, que facilita el desarrollo de nuevas infecciones como los tumores y otros procesos. Este virus permanece latente y destruye un cierto tipo de linfocitos, células encargadas de la defensa del sistema inmunitario del organismo.1
Mostrar más

48 Lee mas

Incidencia de seroconversión para infecciones virales trasmisibles por transfusión en donantes habituales de sangre en Cali

Incidencia de seroconversión para infecciones virales trasmisibles por transfusión en donantes habituales de sangre en Cali

Para monitorizar la seguridad del suministro de sangre es esencial calcular la posibi- lidad de transmisión de enfermedades infecciosas por transfusión. A partir de un cálculo de la frecuencia de la seroconversión a positivo para anticuerpos contra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el virus de la hepatitis C (VHC), virus linfotrópico humano de las células T (HTLV) y antigenemia para el virus de la hepatitis B (VHB) en donantes de sangre repetidos, se puede aproximar el riesgo de trasmisión de estos virus con unidades de sangre estudiadas que se donan durante el período de ventana después de una infección reciente sin identificar. Con la información de 19,076 personas que donaron sangre más de una vez entre enero de 1994 y diciembre de 1998 en el Banco de Sangre de la Cruz Roja del Valle, se identificaron los seropositivos para anticuerpos contra VIH, VHC y/o HTLV y/o antigenemia VHB y el resultado de sus pruebas serológicas en donaciones previas. De esta manera, se calcula el número de donantes que desarrollan infección entre donaciones durante los cinco años del estudio y la incidencia de seroconversión en las personas que realizaron donaciones iniciales y pasaron todas las pruebas de investigación usadas. Hubo 19 donantes que cumplen los requisitos definidos como caso de seroconversión. Las tasas estimadas de seroconversión para infección por VIH, VHC, VHB y HTLV en donantes repetidos es de 2.10 por 100,000 personas por año (IC 95% 0.66-7.62); 7.34 por 100,000 personas año (IC 95% 3.62- 15.06); 4.19 por 100,000 personas año (IC 95% 1.72-10.77) y 6.29 por 100,000 personas año (IC 95% 2.94-13.64), respectivamente, siendo para todas las pruebas de 19.92 por 100,000 personas año (IC 95% 12.83-31.02). Durante 1994 y 1998 se estima que 1 entre 9,537 donaciones de donantes repetidos, han seroconvertido para los anticuerpos del VIH (IC 95% 2.625-30.303), 1 entre 2,725 donaciones para VHC (IC 95% 1.328-5.525), 1 entre 4,768 donaciones para antígeno de superficie de la hepatitis B (IC 95% 1.857- 11.628) y 1 entre 3,179 donaciones para el HTLV (IC 95% 1.66-6.803) desde la donación anterior; siendo global para todas las pruebas de 1 entre 1,004 (IC 95% 645-1.559).
Mostrar más

6 Lee mas

Afecciones dermatolgicas en pacientes con virus de inmunodeficiencia humana

Afecciones dermatolgicas en pacientes con virus de inmunodeficiencia humana

Desde el comienzo de la epidemia del sida se determinó la infección por Candida spp como un marcador de falla inmunológica. Además, es la infección oportunista más frecuente en muchas series, llegando a 90 % de prevalencia. En los pacientes con infección por VIH, las infecciones por dermatofitos pueden ser asintomáticas extensas, diseminadas con compromiso de las cuatro extremidades, de múltiples uñas, de presentación atípica y con mala respuesta a tratamiento, 6 resultados muy semejantes a los

9 Lee mas

Hospitalizaciones en nios infectados con el virus de la inmunodeficiencia humana

Hospitalizaciones en nios infectados con el virus de la inmunodeficiencia humana

Resultados: se incluyeron 42 niños que tuvieron en total 72 hospitalizaciones. La mediana de días de hospitalización fue de seis y la mediana de edad al ingreso fue de cinco años. Asimismo, 58% estaban bien nutridos y la causa principal de egreso fueron las infecciones del aparato respiratorio; 68% eran inmunocompetentes; 53% recibían Tratamiento de Alta Eficacia. Por otro lado, siete niños necesitaron terapia intensiva. Con respecto al estudio anterior de los autores, aumentó la mediana de edad al ingreso, disminu- yó el porcentaje con desnutrición crónica, incrementó el número de niños con CD4 mayores de 25% y no falleció ningún paciente. Conclusiones: en la comparación de la vigilancia realizada por los autores, se ha notado una disminución de las hospitalizaciones en los menores de un año, con un cambio en la edad media de hospitalización de 14 meses a cinco años. Disminuyeron los pacientes con inmunosupresión, y también los que presentaban desnutrición crónica. Se debe insistir en completar adecuadamente el esquema de vacunación.
Mostrar más

6 Lee mas

Vacunación en el paciente expuesto al Virus de la Inmunodeficiencia Humana

Vacunación en el paciente expuesto al Virus de la Inmunodeficiencia Humana

La pandemia del VIH sigue constituyendo uno de los desafíos más importantes en enfermedades infecciosas para la salud pública. La prevalencia mundial de la infección por VIH se mantiene en niveles relativamente estables, aunque el número de personas que viven con el VIH está aumentando debido a la acumulación continua de nuevas infecciones, con períodos más prolongados de supervivencia, medidos en una población general que se encuentra en constante crecimiento. Todo esto implica, que la cantidad de niños expuestos a VIH durante el embarazo también se incrementa conforme al crecimiento de la población mundial, y a la mejoría en la sobrevida de las mujeres infectadas por este virus.
Mostrar más

5 Lee mas

Apoyo nutricio en el paciente con infeccin por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)/sndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)

Apoyo nutricio en el paciente con infeccin por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)/sndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)

La infección por el virus de la inmunodeficiencia humana y su consecuencia, el síndrome de inmunodeficiencia adquiri- da, se consideran dentro de las enfermedades inflamatorias crónicas, por lo que las indicaciones para el apoyo nutricio son las mismas que para cualquier otra enfermedad con estas características, en las que la prevención y corrección de la desnutrición forma parte del tratamiento integral y tiene como meta lograr el peso, la composición corporal y la función del sistema inmunológico óptimos que permitan una disminu- ción en la frecuencia de infecciones oportunistas, una mejor respuesta a ellas y un retraso en la progresión de la enfer- medad. Para fines prácticos, el apoyo nutricio se divide en dos categorías, una de ellas (la más utilizada), es la reple- ción de nutrimentos mediante diferentes estrategias que van desde la prescripción de una dieta adecuada por vía oral (requerimientos, recomendaciones, interacción fármaco-nu- trimiento, etc.) hasta el uso de técnicas de alimentación ar- tificial. La otra categoría, de reciente aparición y aún en es- tudio, es la llamada farmaconutrición, en la que mediante el aporte de nutrimentos específicos en cantidad mayor a la recomendada (arginina, glutamina, nucleótidos) se pretende influir en los cambios metabólicos ocasionados por la enfer- medad. En el presente trabajo se revisan aspectos impor- tantes con relación a estas dos categorías de intervención o apoyo nutricio.
Mostrar más

11 Lee mas

EL VIRUS DE LA INMUNODEFICIENCIA HUMANA Y SUS COLABORADORES

EL VIRUS DE LA INMUNODEFICIENCIA HUMANA Y SUS COLABORADORES

to de recomendaciones, sencillo y no ideológico, para organi- zaciones e individuos por igual: el ABC se debe sustituir por el menos fácil de recordar SAS (Sangre no infectada, Agujas lim- pias y Sexo seguro). Otros, en la misma línea, han sugerido la alternativa CAN: Condones, Agujas y Negociación (Sinding, 2005). El asunto de la sangre para transfusiones corresponde a las autoridades responsables de la sanidad pública, como en parte les incumbe también el de “agujas limpias”. Probablemente se producen más infecciones de las que por lo general se conocen, al menos en los países pobres, debido a fallos de higiene en los servicios de salud (véase Gisselquist et al. 2006). Esto evidencia cuán importante es, no sólo para la salud de la nación, sino también para la prevención del SIDA, mantener y mejorar los servicios públicos de salud. La otra parte de “agujas limpias” se refiere, naturalmente, a los consu- midores de drogas. Se les debe aconsejar personalmente que siempre usen agujas limpias y las autoridades competentes deben hacer que las jeringuillas sean tan fáciles de conseguir como sea posible: en los centros sociales, en las farmacias y en las cárceles. La tarea de reducir la transmisión del SIDA de esta manera no se debe confundir con la otra de reducir el consu- mo de drogas y la adicción a ellas, del mismo modo que no se debe confundir o combinar con una campaña acerca de la moralidad sexual. Finalmente nos queda el sexo seguro, del que la abstención se puede considerar un extremo – el más seguro de todos, hasta que le pilla a uno desprevenido. En el otro extremo está la penetración con eyaculación protegida por un preservativo. Pero entre ambos extremos hay una enor- midad de formas de contactos sexuales que pueden proporcio- nar placer sin peligro de la infección. La lucha por un sexo seguro se ha llevado especialmente al terreno de las personas que tienen las más altas tasas de actividad sexual, de aquellas que todavía no han dado inicio a su vida sexual y a los grupos con tasas especialmente altas de infección. Hay tareas y técni- cas especiales destinadas a reducir la infección y que es necesa- rio aplicar de diferentes maneras a los adultos sexualmente activos, a las comunidades aisladas y discriminadas de homo- sexuales y consumidores de drogas, y a las escuelas. Y se ha de descartar de tal programa toda discusión de lo que es natural, normal o moral, al igual que el concepto de grupo de alto ries- go que incita a la discriminación, el estigma, el aislamiento y el secretismo y que a buen seguro ha ayudado a propiciar entre las personas no incluidas en “los grupos de alto riesgo” la idea de que ellas no están en peligro ni son una fuente de peligro. En realidad, son personas no pertenecientes a “los grupos de alto riesgo” las que constituyen la inmensa mayoría de perso- nas que viven con el VIH y el SIDA. El que el sexo sea segu- ro no tiene nada que ver con el género de los participantes,
Mostrar más

66 Lee mas

Sistema de actividades para la preparación de los promotores estudiantiles de la familia en la prevención del Virus de Inmunodeficiencia  Humana, en la  Facultad Obrera Campesina Camilo Cienfuegos de Florida.

Sistema de actividades para la preparación de los promotores estudiantiles de la familia en la prevención del Virus de Inmunodeficiencia Humana, en la Facultad Obrera Campesina Camilo Cienfuegos de Florida.

La autora se afilia al concepto dado en el IX Seminario Nacional porque a los promotores estudiantiles .de la familia hay que prepararlos de forma anticipada con el objetivo de trabajar con los integrantes del hogar con una adecuada labor educativa y disponer de lo necesario con anticipación, para alcanzar el fin previsto; es actuar para que las Infecciones de Transmisión Sexual, el Virus de Inmunodeficiencia Humana y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida no se convierta en un problema de salud. Existen en el material docente términos que para su mejor comprensión; a criterio de la autora, deben conceptualizarse, entre ellos:
Mostrar más

80 Lee mas

Respuesta psicolgica en la infeccin por virus de inmunodeficiencia humana

Respuesta psicolgica en la infeccin por virus de inmunodeficiencia humana

A nivel mundial, en el 2009, ONUSIDA reportó 33.4 millones de personas que viven infectadas por VIH, de los cuales 31.3 millones son adultos; 15.7 millones, mujeres y 2.1 millones, menores de 15 años. En ese mismo año se infectaron 2.7 millones de per- sonas. La región más afectada es África, representa el 67% de las infecciones en el mundo, le sigue el sur y sureste de Asia con 13% y, en tercer lugar, América Latina con el 5%, alrededor de 1.7 millones de perso- nas infectadas. En América Latina nuestro país ocupa el décimo séptimo lugar en cuanto a prevalencia en población adulta. En México, el primer diagnóstico de la infección se elaboró en 1983; sin embargo, análisis retrospectivos indican que el inicio de la epidemia fue en 1981. Desde el inicio de la epidemia, hasta el 17 de noviembre de 2009, en nuestro país se conta- bilizaban 135,003 casos acumulados de SIDA, de los cuales 82.3% corresponden al sexo masculino y 17.7% al femenino en una relación de 4.6 a 1. En cuanto a la edad el grupo de 25 a 34 años tiene un porcentaje mayor de casos de SIDA. 4
Mostrar más

5 Lee mas

Epidemiología de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana en Colombia

Epidemiología de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana en Colombia

Con el descubrimiento del virus, la investigación se volcó a un enfoque puramente biológico, en procura de caracterizar el microorganismo o de buscar el tratamiento, sin tener en cuenta los aspectos sociales. El enfo- que determinista llevó a orientar las intervenciones en actos específicos como utilizar condón, abstenerse de donar sangre y usar jeringas vírge- nes, pero no a un cambio en el com- plejo comportamiento sexual de las personas. Este juega un papel de pri- mer orden en la diseminación de la epidemia, comoquiera que, hasta 1992, 71% de las infecciones por VIH se debían a comportamiento hetero- sexual y 15% a conducta homo- sexual 17 .
Mostrar más

6 Lee mas

Clulas dendrticas en la inmunopatologa del virus de Inmunodeficiencia Humana

Clulas dendrticas en la inmunopatologa del virus de Inmunodeficiencia Humana

Las CD del centro germinativo de los ganglios linfáticos captan al virus circulante los cuales quedan atrapados en la superficie de las mismas, así mismo los linfocitos T CD4 + que transitan a través del tejido linfático son infectados y mueren; para que finalmente el virus liberado se una a anticuerpos específicos y es recapturado por las CD. También hay virus internalizado en las mismas, permaneciendo en forma latente por largo tiempo, sin embargo, por efecto citopático del virus las CD pueden morir, lo que aumentaría el virus circulante. Estos acontecimientos están asociados a una destrucción de los centros germinativos y a la aparición de infecciones oportunistas (19).
Mostrar más

7 Lee mas

Manejo integral de la gestante con Virus de la Inmunodeficiencia Humana

Manejo integral de la gestante con Virus de la Inmunodeficiencia Humana

los posibles beneficios a corto plazo en términos de proteger contra infecciones virales y bacterianas, o a largo plazo, pues el amamantamiento parece intervenir de forma preventiva en la aparición de problemas médicos de la adultez como diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, todas estas de alta prevalencia en dichos países. 29-32

8 Lee mas

Uso inapropiado de antibiticos en pacientes cubanos hospitalizados con virus de inmunodeficiencia humana

Uso inapropiado de antibiticos en pacientes cubanos hospitalizados con virus de inmunodeficiencia humana

y que en la práctica clínica se puede ver reflejado en las asociaciones innecesarias de los antibióticos o en no cubrir el agente causal en su espectro. Esto, unido a una mayor variedad de los patógenos causales y a evoluciones tórpidas frecuentes, explican esta asociación observada, lo cual cierra un círculo vicioso, pues el conteo de los linfocitos T CD4+ bajo y la carga viral elevada son a su vez factores de riesgo independientes para las infecciones bacterianas graves. (22,55)

7 Lee mas

Show all 10000 documents...