juicios de gusto

Top PDF juicios de gusto:

Para una teoría de las operaciones enunciativas de los juicios de gusto

Para una teoría de las operaciones enunciativas de los juicios de gusto

Es evidente la semejanza entre la dicotomía descriptivo/dinámico con la de fáctico/valorativo. Pese a ello, presenta algunos matices que implican cambios en sus fundamentos, para los cuales los conceptos de propósito o intención del sujeto productor (además del consabido uso), y el efecto (emotivo) del sujeto receptor serán medulares. Stevenson explica que “We like X” no describe sino que sugiere al oyente aceptar hacer algo; en cambio, “This is a good book” no es “We like this book” porque “We” involucra al hablante y al/los oyente/s (de allí la “sugerencia”) y no se puede aseverar lo que le debe gustar al otro. Así introduce un pasaje posible entre “I like X” y “X is good”, el cual está restringido por el sentido emotivo, el propósito y las posibilidades de definirlo en términos éticos. Estamos aquí ante otro preanuncio: este tipo de clasificaciones se inscriben en el conjunto de lo que serán las teorías pragmáticas del lenguaje. La ejemplificación con proposiciones que aparentan ser juicios de gusto trae a la memoria la célebre distinción que algunas décadas más tarde, con Austin (1962/2004) y Grice (1968), será formulada bajo los conceptos de ilocutorio y perlocutorio. Este tipo de explicaciones tiene que ver con modos de resolución vinculados a dicha tradición: función, uso, propósito, intención, interés, efecto, son términos claves. En consonancia con los enfoques de corte funcionalista, todos ellos enlazan aspectos lingüísticos con aspectos extra-lingüísticos (intencionalidad, contexto), lo que muy pronto generó problemas sobre los límites “psicológicos” que –como el propio Stevenson tempranamente reconoce (el texto es de 1937)– debían imponerse a estos estudios (p.16 y pp. 22 y ss.). Como se ha discutido y señalado incansablemente en décadas posteriores, la intencionalidad no es observable, y además no sería asunto lingüístico. 59

322 Lee mas

Sistemas de recomendación. Mediatizaciones con rebordes enunciativos de los juicios de gusto

Sistemas de recomendación. Mediatizaciones con rebordes enunciativos de los juicios de gusto

plataforma por el otro, y con diferentes grados de contención de los distintos programas de recorrido de los usuarios. Esos equilibrios muestran algunos degradé intermedios, propios de una conjunción de lógicas previas a la Red que van ajustando su adaptación a los nuevos entornos. Aunque se contraponen en muchos aspectos, los tipos de sitios más ligados al contacto (proto-SR y cuasi-SR) se definen fuertemente por la situación contextual (espacio- temporal) y sobre una base con marcas menos “humanas”: los portales y los SNS contienen voces antropoides, pero justamente dejan lugar a ofrecimientos automatizados (la “agenda”, “la realidad”, “lo que está pasando”) por encima de los gustos humanos. Aquí el usuario más que buscar, encuentra. En cambio, las plataformas de los SP y los SR propiamente dichos, hacen de bancos de datos (memoria) y vuelven su contacto hacia el usuario, ya para que se mire a sí mismo, ya para ponerlo en diálogo con otros. En estos sitios, la enunciación es adaptativa a los planes de los usuarios, y no a la inversa, y por lo tanto operan como recomendadores, sean máquinas o humanos. Pero en cualquier caso, la puesta en discurso requiere marcas de la enunciación de juicios de gusto: es decir, no admiten en simultáneo operaciones que remitan a un origen genérico y a una destinación inespecífica, abierta: su origen o su destinación presentan marcas de la individualidad enunciada.

10 Lee mas

Lenguaje y juicios de gusto: una lectura enunciativa de la Crítica del Juicio de Kant

Lenguaje y juicios de gusto: una lectura enunciativa de la Crítica del Juicio de Kant

Pero, por otro lado, si el juicio de gusto fuera una primeridad, chocaría con la fijación en un término que expresa un juicio de gusto: "bello", "belleza" son las únicas expresiones en la Crítica del Juicio que aparecen representando el predicado del juicio de gusto. Digamos, con Peirce, que si el juicio de gusto fuera, como signo, una primeridad, la expresión no debiera ser un legisigno: tal vez sólo hubiera quedado lugar para una mueca, un suspiro de placer, un quejido doloroso, y no un signo de fuerza generalizante y abstracto como "bello" o "belleza". Kant parece prevenir un aspecto de esto cuando ajusta la diferencia entre juicio de gusto y juicio de agrado: éste es estético, en el sentido de subjetivo, particular ("toda sensación individual no tiene valor más que para el que la experimenta"), pero no tiene el alcance universal que tiene el juicio de gusto (de hecho, Kant remite el juicio de agrado, incluso, a la animalidad[11]). Hay, pues, un doble anclaje: mantiene la base estética (subjetiva) a través de la predicación de belleza, y la articula con localizadores en relación con la enunciación: "la rosa que yo miro la considero bella" desborda de marcadores que identifican la referencia con la enunciación: "la…que" = determinante; "yo" = identificación subjetiva; "miro/estoy mirando" verbo de percepción individual, en un presente identificado con el momento de la enunciación. [12]

11 Lee mas

Lente, ecógrafo, mapa :miradas y objetos en juicios de gusto sobre ficciones de TV

Lente, ecógrafo, mapa :miradas y objetos en juicios de gusto sobre ficciones de TV

13. Para concluir podemos sistematizar las relaciones entre estas tres gramáticas de reconocimiento (o modalidades de constitución de los objetos) y las condiciones de producción de los textos televisivos juzgados. Para los juicios que miran a través del objetivo, la relación metafórica entre el mundo ficcional y el de la cotidianidad, se establece a través de la identificación con los personajes y situaciones. Esto se mantiene incluso cuando se trata de los actores en su trayectoria. Los objetos de estos juicios son acotados, netamente diferenciables, y convocan una alta implicación de los sujetos de los juicios, en la medida en que se los construye discursivamente como un “reflejo” de los televidentes (implicación más “psicológica” que “física”, del mismo modo que ocurre con el que mira a través de visor con un interés focal). Para los juicios “ecográficos”, la relación metáforica se establece como relación mimética de los ficcionales con la realidad; el objeto es un todo compuesto por elementos de diverso grado de jerarquización. La visión es analítica y mediada por un código: la implicación del sujeto se traduce en la operación de opacar las convenciones. Para los juicios cartográficos, la metáfora se transforma en sinécdoque, los ficcionales son parte indistinguible de un todo mayor; pero, no se produce un desplazamiento hacia lo metonímico porque el cartógrafo está en otra escena; su implicación es pseudo-nula, ya que para él, el mapa no es –en absoluto– el territorio, y su visión está más allá, en las alturas absolutas. Su mirada se presume objetiva, pero (como ocurre con todas) se deja ver por su propio carácter.

10 Lee mas

Los tiempos del gusto

Los tiempos del gusto

En dirección a ello, hay operaciones enunciativas que se vuelven inclusive más relevantes que otras. En este trabajo analizaremos la importancia de la temporalidad en la configuración discursiva de los juicios de gusto, desde esta perspectiva enunciativa. Específicamente, nuestra hipótesis es que la importancia de la temporalidad radica en que un juicio de gusto es un discurso actual. Entendemos por actual no sólo una dimensión o valor (espacio-)temporal T, sino también su equivalente en el parámetro subjetivo S (lo que se ha traducido clásicamente como “yo-aquí-ahora”, siempre que esto se comprenda sólo como una metáfora o imagen ilustrativa). Esta actualidad constitutiva es resultado de localizaciones enunciativas, trabaja interdiscursivamente (en el sentido veroniano de discurso, e involucrando múltiples materialidades significantes, no sólo lingüísticas) y se basa en operaciones de lenguaje que intentaremos describir.

22 Lee mas

Las representaciones subjetivas en Kant

Las representaciones subjetivas en Kant

esta diferencia es que en los juicios de percepción tan sólo relacionamos representaciones con el sujeto que las posee, mientras que en los juicios de experiencia sintetizamos el contenido de las representaciones bajo el concepto de un objeto o de una relación entre objetos. Esta síntesis de representaciones bajo el concepto de objeto, de acuerdo a los Prolegomena, es producto de la aplicación de las categorías y esto es lo que garantiza que el juicio sea objetivo y pueda tener validez no sólo para el sujeto en el momento en que emite el juicio. Con esta síntesis de representaciones mediante la aplicación de categorías se establece un compromiso de coherencia con todos los demás juicios que puedan referirse al mismo fenómeno. En el caso de los juicios de percepción, en cambio, tan sólo se afirma que el sujeto tiene ciertas representaciones y con ello no se contrae un compromiso de coherencia con los demás juicios, por lo cual las representaciones involucradas en estos juicios son sólo subjetivas. Puedo afirmar con sinceridad que veo aquí un elefante rosa, aun cuando no concuerde este juicio con lo que ustedes puedan afirmar que hay aquí e incluso con lo que yo mismo haya podido afirmar hace un momento. La coherencia con la cual nos comprometemos en los juicios de experiencia puede considerarse como la red que nos garantiza que estamos experimentando algo real y no simplemente alucinando o soñando. Es una red que nos permite otorgarle un valor de verdad a nuestros juicios e ir construyendo con ella el edificio de nuestras creencias.

9 Lee mas

Los Juicios - Rafael..>

Los Juicios - Rafael..>

Lo que se nos escapa en este ejemplo es la conexión entre juicios y acción. No vemos que al cambiar nuestros actos permitimos que cambien también los juicios acerca de nosotros. Si alguien sostiene el juicio arriba mencionado sobre Carolina (e incluso si la propia Carolina tiene ese juicio sobre sí misma) podemos decir «¿Por qué debiéramos siquiera considerar a Carolina para dirigir reuniones, si sabemos que es incompetente?» Al hacer esto anulamos las posibilidades de aprendizaje e innovación. Hemos tomado lo peor del mundo de las afirmaciones y de los juicios. Al hacerlo, hemos transferido el pasado al futuro y hemos eliminado la posibilidad de modificar el pasado y de crear una realidad diferente.

26 Lee mas

Los Juicios - Rafael..>

Los Juicios - Rafael..>

Por   el   contrario,   si   nos   preguntan   porqué   decimos   «Catalina   es   muy   competente   para   dirigir   reuniones»   y   respondemos:   «En   las   últimas   cinco   reuniones   que   ella   ha   dirigido,   todos   los   puntos   del   temario   fueron   abordados,   como   muestran   los   informes   de   la   reunión.   Esto   nunca  había  sucedido  en  el  pasado»  o  «Desde  que  ella  está  a  cargo  de   la  dirección  de  estas  reuniones  su  departamento  ha  estado  ocupando   menos   tiempo   en   reuniones   y   obteniendo   menos   reclamos   de   sus   clientes»,   o   «Roberto,   Tina   y   Pablo,   quienes   también   participan   en   esas   reuniones,   me   han   informado   que   todos   desean   que   Catalina   continúe   dirigiéndolos»,   tal   vez   queramos   saber   más   acerca   de   esas   reuniones  antes  de  respaldar  el  juicio  inicial,  pero  debemos  reconocer   que   se   escucha   de   manera   diferente   cuando   introducimos   afirmaciones   para   fundar   nuestros   juicios   que   cuando   agregamos   nuevos   juicios   sobre   ellos.   Al   introducir   afirmaciones   generamos   confianza   en   ese   juicio.   Ello   es   un   factor   importante   en   la   competencia  de  fundar  juicios.  

32 Lee mas

1.2. Marco filosófico - TEMA 7: KANT

1.2. Marco filosófico - TEMA 7: KANT

- Se trata de ver si los juicios sintéticos a priori son posibles en Metafísica para saber si puede convertirse en una ciencia. En este caso Kant estudia la facultad superior del conocimiento humano, la Razón. (facultad que relaciona unos juicios con otros, englobándolos en juicios cada vez más generales) Busca los juicios últimos, la condición o causa última de todo lo condicionado o causado, en definitiva, busca lo Incondicionado.

6 Lee mas

Estadísticas de Juicios Laborales

Estadísticas de Juicios Laborales

En la sala número 1 ya se reservaron la pasada semana tres jornadas para juicios –en vez de dos– en previsión de que estos días no celebrarán. El repunte de pleitos laborales ya provocó que aumentase el trabajo en estas salas el pasado agosto –mes hábil en Social para las demandas que la ley considera urgentes–, que los jueces ampliasen horarios para vistas o incluso que las celebrasen en período navideño.

39 Lee mas

Televisación de juicios orales

Televisación de juicios orales

Entonces, ¿será posible afirmar que en una sociedad compleja como la actual, la asistencia de un pequeño grupo de personas a una sala de audiencias alcance a satisfacer la exigencia republicana de la publicidad de los actos de gobierno?, indudablemente no. A ello contribuyen, entre otras causas, las restricciones de acceso a los edificios donde funcionan los tribunales, el tamaño de las salas de audiencias, la falta de conocimiento sobre los debates que se desarrollan; como dice Binder “en la moderna sociedad de masas lo cierto es que nadie va a esos juicios” (1993:105). Frente a este panorama, los medios de comunicación aparecen como una herramienta de gran utilidad para posibilitar que los actos de gobierno sean conocidos, y en consecuencia controlados, por un número significativo de miembros de la sociedad civil. Y de esos medios, la televisión representa el control más inmediato “porque ella es la que tiene posibilidades de reproducción más ricas y más fieles de lo que sucede en la sala de audiencias (Bobino, 1997:147).

6 Lee mas

Principales enfoques sobre la producción espiritual en el marxismo cubano de las décadas del 70 y del 80 del siglo XX

Principales enfoques sobre la producción espiritual en el marxismo cubano de las décadas del 70 y del 80 del siglo XX

Los pensadores franceses elaboraron una teoría más general, de base empirista como la expresada en:” El espíritu de las leyes de Montesquieu”, el título de la obra alude a la presencia del término en la época, en la cual se asocia el espíritu con las costumbres, especialmente aquellas que convienen al ejercicio de la libertad, ya que en este caso influyen en las costumbres los factores materiales, naturales, además de las leyes. El pensamiento francés también se caracteriza por el análisis naturalista de la moral o costumbres como base de las leyes, de la belleza y del gusto, en este caso se destacan obras como las de D. Diderot, y de P.H. Holbach y J. O Lametrie donde la experiencia defiende el placer como criterio de la verdad, y la formación de nociones generales sobre las costumbres y la moral por la otra. Por lo que podemos considerar que este pensamiento desarrolló el problema de la producción espiritual mucho más en el campo de la política y la moral que otras formas de la conciencia social, pero desarrolló menos la idea del espíritu como actividad socialmente modelada.

74 Lee mas

TítuloConceptos de Gracián: Gusto

TítuloConceptos de Gracián: Gusto

Este trabajo se centra en el concepto de gusto, tan importante en el pensamiento de Gracián, que a mi parecer constituye el gozne de todo su “sistema”. El primer paso será catalogar con la humilde inteligencia-memoria los textos fundamentales en los que habla del gusto, para saltar luego a conclusiones generales sobre los prin- cipios de su pensamiento, que son el fulcro de su imagen del hombre. Ese fulcro se expresa con distintos términos, y uno de ellos es gusto. Y como el hombre es por esencia reflexivo, es decir, diálogo interior y capacidad de autocrítica, el fulcro del ser es un centro consciente del que irradian: a) las operaciones racionales, b) la concien- cia de los límites de la razón, c) la conciencia de la lucha íntima de la razón en sus propias contradicciones, d) la conciencia del vector de la voluntad, y e) la búsqueda del equilibrio de todas esas fuerzas. Creo que los términos “discreción” y “crítica” describen el núcleo que unifica todos los vectores, y “gusto” es como el santo espíritu que establece la última conexión entre todos los aspectos del ser y acción humanos.

16 Lee mas

A LOS ORÍGENES DEL GUSTO

A LOS ORÍGENES DEL GUSTO

La guía “A los orígenes del gusto” – Que contiene las instrucciones para desarrollar los ejercicios que se proponen durante las seis etapas sensoria- les del curso. Las animaciones del DVD se usan para explicar ulteriormente el funcionamiento de los sentidos. Al final de la guía se proporcionan asimi- smo las correspondientes soluciones de cada ejercicio.

12 Lee mas

El gusto estético  La educación del (buen) gusto

El gusto estético La educación del (buen) gusto

Estos principios no pretenden ser principios acerca de lo que es suficiente para que un objeto sea bello, sino acerca de lo que contribuye a que lo sea. De hecho, un objeto sería bello cuando tiene una característica en suficiente grado para hacerlo bello o cuando tiene dos o más características que producen belleza. Sostiene que, al igual que hay buenos cata- dores de vino y otros que no lo son, hay personas en el terreno del arte que pueden hacer discriminaciones que otras no pueden hacer. En este caso, el problema consiste en tratar de hacer ver a la persona insensible que está equivocada, “cuando le mostramos un principio artístico generalmente admitido; cuando ilustramos ese principio con ejemplos cuya efecti- vidad, de acuerdo con su propio gusto particular, admite que se adecua a tal principio; cuan- do probamos que el mismo principio puede aplicarse al caso en cuestión, en el que no per- cibió ni sintió su influencia, deberá entonces aceptar, tras todo ello, que la falta está es sí mismo” (Hume, 1989, p. 35).

20 Lee mas

A gusto del consumidor

A gusto del consumidor

Los seres humanos tenemos el gusto (¿o la necesidad?) de pintar pa- redes desde hace muchísimo. Ya desde tiempos prehistóricos, nuestros antepasados han pintarrajeado las paredes de las cuevas que habitaban. Claro, visto desde la actualidad suena raro pintar las paredes de la casa propia. Pero en aquel entonces era una de las formas de convertir una simple cueva en un hogar.

27 Lee mas

El arca del gusto

El arca del gusto

Es necesario conocer el origen del producto (¿en qué territorio ha nacido: en alta mon- taña o en llanura? ¿En una zona urbanizada o aislada? ¿En un clima húmedo o árido? ¿En un área bien definida o muy amplia?); debatir con la comunidad (¿es conocido por todos o por muy pocos? ¿Está considerado un producto de calidad, destinado a fiestas y ceremonias, o bien un producto pobre?); conocer la técnica de transformación (¿es un queso de leche cruda, o pasteurizada? ¿Es de pasta cocida, hilada, cruda? ¿es fresco, o es curado?); los métodos de conservación (¿se ahúma, se envuelve en paja?). Des- pués, por supuesto, se cata y se intenta valorar los aspectos organolépticos. Un pro- ducto es interesante si es complejo, es decir, si en el curso de la cata cambia ofreciendo sensaciones que evolucionan y duran ampliamente. Durante la cata es posible singula- rizar eventuales defectos (notas de rancio, acidez excesiva...), identificar las principales características organolépticas (aroma, sabor, consistencia), captar si existe equilibrio, armonía entre los diversos componentes gustativos y aromáticos; si el producto expre- sa bien el territorio y la tipología (a veces, un elemento en apariencia defectuoso es, sin embargo, típico de aquella área y de aquella tipología: el gusto amargo, por ejemplo, es un defecto en los quesos de cabra, pero una característica típica de algunos que- sos vacunos de montaña). Finalmente, es fundamental tener en cuenta el gusto de la comunidad a la que pertenece el producto. Un producto europeo puede ser difícil de comprender y evaluar por un catador africano, así como un producto asiático puede ser difícil de descodificar y evaluar para un europeo, etcétera.

15 Lee mas

EXPOSICIÓN-SENTIDO-DEL-GUSTO

EXPOSICIÓN-SENTIDO-DEL-GUSTO

El X par craneal o nervio vago también se relaciona con el gusto, transportando las señales gustativas desde el tercio superior del esófago y la epiglotis. El X par craneal o nervio vago también se relaciona con el gusto, transportando las señales gustativas desde el tercio superior del esófago y la epiglotis. En el sistema

38 Lee mas

Los juicios de Nuremberg

Los juicios de Nuremberg

La creación del tribunal y el desarrollo de los juicios no fue un camino fácil. Era un desafío abordar problemas hasta el momento nunca previstos y sus impulsores toparon con obstáculos jurídicos y políticos poderosos. Al fin y al cabo, los hechos que se trataba de juzgar no tenían comparación y el derecho histórico de aquel momento no estaba preparado para enfrentarse a ellos. Al acabar la Segunda Guerra Mundial el reto fue ver qué se podía hacer con los criminales nazis, cómo establecer un castigo que se adecuase a la magnitud de sus crímenes, pero sin salir de los márgenes jurídicos para en- trar en las consideraciones emotivas que obviamente podían ser perturbadas y acabar en pura revancha al enfrentarse a unos hechos tan aberrantes como los que se trataba de evaluar y castigar.

84 Lee mas

Hbitos alimentarios en adolescentes de sptimo grado del municipio "10 de Octubre"

Hbitos alimentarios en adolescentes de sptimo grado del municipio "10 de Octubre"

Gusto por los alimentos: variable cualitativa ordinal politómica, se refiere al gusto o aceptación de los adolescentes por los alimentos, que se distribuyeron en los grupos siguientes: los cereales, las viandas, las frutas, los vegetales, las carnes, las vísceras, las carnes procesadas, los pescados, los mariscos, las aves, los huevos, los granos, los lácteos, la mantequilla, el queso crema y la mayonesa, las confituras y dulces, los refrescos, las infusiones, y las bebidas alcohólicas. Se operacionalizó según las modalidades:me gusta, término medio y no me gusta.

12 Lee mas

Show all 10000 documents...