Julio Caro Baroja

Top PDF Julio Caro Baroja:

Museo etnolgico de Navarra "Julio Caro Baroja": Memoria de actividades

Museo etnolgico de Navarra "Julio Caro Baroja": Memoria de actividades

E l Museo Etnológico de Navarra «Julio Caro Baroja», creado por acuerdo de Gobierno del 2-XI-94 y con sede en el monasterio de Santa María la Real de Irache, viene desarrollando desde sus comienzos una labor impor- tante pero oculta hasta ahora no sólo a los ojos del gran público, sino tam- bién poco perceptible para el mundo de la investigación etnológica españo- la. Si bien es cierto que las especiales circunstancias del histórico edificio obli- gan, por el momento, a carecer de los espacios adecuadamente habilitados para la exposición de sus fondos, es necesario apuntar que la Dirección Ge- neral de Cultura-Institución «Príncipe de Viana» está cuidando con especial dedicación de poner las bases firmes para el futuro desarrollo de un museo que pretende ser puntero tanto en sus instalaciones como en el planteamien- to científico de su exposición y de sus actividades.

10 Lee mas

Jos Miguel de Barandiaran y Julio Caro Baroja, dos nombres para el estudio de la cultura vasca

Jos Miguel de Barandiaran y Julio Caro Baroja, dos nombres para el estudio de la cultura vasca

en 1948 , con un Julio Caro Baroja de treinta y cuatro años, JmB dice que le abona la cuota para un congreso en Francia y le ha propuesto como secre- tario de la sección de antropólogos, una asociación de prehistoria de Francia. a partir de los 50 la relación es constante. JCB visita a menudo a JmB en ataun (pues JmB regresó de sara, lapurdi, en 1954 ) e incluso pernocta algu- nas noches. en las cartas que JCB dirige a JmB, entre las que he podido con- sultar, las primeras referencias son de la década de los 50 . en concreto en una carta del año 1958 Julio Caro Baroja le comunica a JmB que temporalmente tiene «aparcados» los estudios vascos porque tiene un proyecto en torno a los estudios saharianos. indica que esos estudios empezaron en 1952 y culmina- rán en el mismo año 1958 . Pero ya planea volver a las investigaciones vascas a continuación, retomando, por ejemplo, un estudio sobre la geografía histórica de Álava, que había comenzado hacía mucho tiempo.

20 Lee mas

Julio Caro Baroja, Etnografa histrica de Navarra. Indice y estudio crtico

Julio Caro Baroja, Etnografa histrica de Navarra. Indice y estudio crtico

6. Jorge C AMPOS , Julio Caro Baroja. Entrevistas, «Ínsula», 200-201 (1963), p. 15. Davydd Green- wood, Julio Caro Baroja: sus obras e ideas, «Ethnica», 1 (1971), pp. 77-97; y «Revista Internacional de Estudios Vascos», XXXI (1986), pp. 227-247. J. C ARO B AROJA y E. T EMPRANO , Disquisiciones antro- pológicas, o.c. J. R OMA R IU , Julio Caro Baroja y la etnohistoria, en «La antropología cultural en España. Un siglo de antropología», Barcelona, 1986. Jesús A ZCONA , Sobre el tiempo. Notas en torno al quehacer antropológico de Julio Caro Baroja, «Cuadernos de Etnología y Etnografía de Navarra», 54 (1989), pp. 299-321. Joseba A GIRREAZKUENAGA , La tradición historiográfica vasca: su desarrollo en el marco de las ciencias sociales, «Historia Contemporánea», 7, pp. 257-281. Destaca el homenaje tributado por la RIEV en su núm. XXXI con colaboraciones de diferentes autores, algunos citados anteriormente.

120 Lee mas

La agricultura y la sociedad rural en la obra de Julio Caro Baroja (1914 1995)

La agricultura y la sociedad rural en la obra de Julio Caro Baroja (1914 1995)

Julio Caro Baroja (1914-1995) era hijo del editor Rafael Caro Reggio y de Carmen Baroja, hermana del novelista Pío Baroja y del pintor Ricardo Baroja. Ambos (especial- mente su tío Pío) tendrían una gran influencia en su formación y carácter. De su tío Ricardo heredó también su afición por la pintura y el dibujo, que tanta importancia tendrí- an en sus estudios etnográficos (un material de primera importancia) y en sus estampas costumbristas de tipos, paisajes y situaciones, no pocas veces de carácter jocoso y en las que están presentes personajes reales y míticos. La juventud de Julio Caro Baroja se desenvuelve en el entorno rural de la localidad navarra de Vera de Bidasoa, lugar de la casa familiar de Itzea, en cuya riquísima biblioteca encontró su primera y permanente Universidad. Como dice su hermano Pío (1995: 557) ese entorno estaría para siempre presente en su vida y fue el ámbito y objeto de sus primeras investigaciones. Sus pala- bras nos trasladan expresivamente a él: «En Vera… oyó a los viejos contar historias de brujas y aquelarres, a la vez que vivía en un ambiente rural. Labores, aperos, trabajos artesanos, configuraron su conocimiento de la vida desde la infancia...Al anochecer, junto al fuego, oía los cuentos de mi abuela y escuchaba a sus tíos hablar de arte, de literatura o filosofía. Era un aprendizaje diario que le iba dejando su poso cultural, un sustrato natural rico en elementos que fue completando con sus aficiones y gustos…». Precisamente esta circunstancia, la de reunir en la misma persona al erudito e investiga- dor de sólida formación y mirada perspicaz con la de sujeto personalmente involucrado y con experiencia vital directa de ese entorno, es lo que acrecienta el interés y la validez de sus estudios. Hay miradas que sólo se pueden lograr aunando la formación académi- ca, profesional, con la experiencia personal del sujeto, y eso ocurre en la obra de Julio Caro Baroja sobre la sociedad tradicional rural vasco-navarra, y es lo que da una viveza especial a sus escritos sobre estos temas. En esto recuerda a los estudios de sociología rural de Pierre Bourdieu sobre su región natal. Como ha señalado Morales Moya (2005: 9), hay en Caro Baroja una relación muy estrecha entre la vida y la obra, y en este senti- do la influencia familiar fue decisiva (Greenwood, 1971: 91; Caro Baroja, 1978).

29 Lee mas

Ruiz Rodríguez, José Ignacio– González Martín, Francisco Javier (eds ), Cien años de Julio Caro Baroja [Anejos de la Revista de Historiografía, nº1 239 pp  ISSN: 1885 2718

Ruiz Rodríguez, José Ignacio– González Martín, Francisco Javier (eds ), Cien años de Julio Caro Baroja [Anejos de la Revista de Historiografía, nº1 239 pp ISSN: 1885 2718

de la Historia o la Kutxa Fundazioa, etc. Además se han seguido realizando reco- pilaciones y reediciones de su obra, como su autobiografía Una vida en tres actos o la compilación desarrollada por Matías Múgica, Con letra aguda y fina. Navarra en los textos de Julio Caro Baroja, ambos libros publicados por el Gobierno de Na- varra en 2014. Una novedad interesante ha supuesto la edición de la correspon- dencia entre Caro Baroja y Julian Pitt-Rivers entre 1949 y 1991, a cargo de Hono- rio M. Velasco Maíllo y Carmen Caro y editada por el CSIC, De Julián a Julio y de Julio a Julián: correspondencia entre Julio Caro Baroja y Julián Pitt-Rivers, 1949-1991 (2015). A lo que habría que sumar algunos artículos de gran interés sobre las relaciones de nuestro antropólogo con la figura de Ortega y Gasset, de Francisco Castilla Urbano, uno de los mejores conocedores de la obra de Caro, en Revista de estudios orteguianos (2014); el de Francisco Fuster, en la Revista de Occidente, «Julio Caro Baroja (1914-1995): un centenario al margen de las modas académi- cas» (2014); las páginas que le dedica Xabier Irujo en una colección reciente (Bi- degileak) sobre diversos autores, bibliófilos imprescindibles para comprender la cultura vasca (2014) o las reflexiones que sobre su vida y pensamiento hace su discípulo José Antonio Azpiazu en Julio Caro Baroja: Euskal Gaietan ere Maisu Aparta (1914-1995).

6 Lee mas

Memoria de actividades del Museo Etnogrfico de navarra "Julio Caro Baroja", 2001-2004

Memoria de actividades del Museo Etnogrfico de navarra "Julio Caro Baroja", 2001-2004

En este artículo se pretende dar noticia de la situación actual del proyecto del Museo Etnológico de Navarra “Julio Caro Baroja”, creado en 1994 en la sede del Monasterio de Irache pero que todavía carece de plazos para su apertura al público. Entre tanto, se desarrolla una labor en varios frentes, a saber: incre- mento de las colecciones, conformación de una biblioteca especializada, cata- logación de los fondos, grabación audiovisual de temas del patrimonio inma- terial y exposiciones periódica itinerantes que recorren la geografía de Navarra para presentar a la sociedad el potencial de este museo, todavía en espera.

30 Lee mas

Julio Caro Baroja y la historia de Navarra

Julio Caro Baroja y la historia de Navarra

un grupo de comerciantes y financieros modernos que se habrían insertado con éxito en el núcleo de una monarquía transatlántica. Incorpora reflexiones meno- res sobre las etapas de este proceso, pero no se entretiene en explicar sus orígenes en el siglo xvii ni su colapso en el xix. Lo que pretende es aportar pruebas de una realidad que escapaba a las explicaciones tradicionales sobre el surgimiento del capitalismo mercantilista y del correspondiente grupo social burgués en Es- paña. La propuesta antropológica que aporta, sobre la observación histórica de una decena de familias navarras, es que los hombres del norte de España eran muy distintos a los castellanos del interior por su apertura a Europa, por sus re- laciones comerciales y culturales con franceses y holandeses, y por sus actitudes hacia el trabajo y la riqueza, que hacían perfectamente compatible la nobleza y el negocio. Estos baztaneses serían, dice Julio Caro, como los «puritanos del norte de Europa», aunque sin dejar de ser católicos ortodoxos, lo que probaría que capitalismo y catolicismo no eran incompatibles. Todo lo cual reforzaba una pretensión transversal del autor a lo largo de toda su obra: la de desmontar las grandes explicaciones simplistas y mecánicas, comprobando la riqueza de los comportamientos personales y de los matices particulares. Lo relevante desde el punto de vista antropológico era el pragmatismo, el empirismo, la eficacia de estos hombres del norte en los negocios prácticos como una vía posible hacia la modernización de España 28 .

22 Lee mas

Funcionamiento y actividades del Museo Etnolgico de Navarra “Julio Caro Baroja”. Aos 2005-2010

Funcionamiento y actividades del Museo Etnolgico de Navarra “Julio Caro Baroja”. Aos 2005-2010

La exposición se montó, como era habitual en aquellos momentos, en la planta baja del Claustro Nuevo de Iratxe, donde permaneció abierta al pú- blico durante los meses de junio a septiembre de 2005 . Para la inauguración se contó con una ponencia de Pío Caro Baroja, que glosó de una manera amena y nostálgica sus recuerdos de aquella época en la que recorrió Navarra acompañando a su hermano y registrando en imágenes su trabajo de campo. A manera de catálogo de la exposición, se editó un CD-ROM que in- corporaba los siguientes documentos: fichas de inventario de la 246 piezas que componen el fondo de Bera, organizadas por los caseríos de proceden- cia, y el facsímil del artículo de 1969 donde se describen las piezas, muchas de las cuales formaban parte de la exposición.

35 Lee mas

Funcionamiento y actividades del Museo Etnolgico de Navarra “Julio Caro Baroja”. Aos 1999-2000

Funcionamiento y actividades del Museo Etnolgico de Navarra “Julio Caro Baroja”. Aos 1999-2000

A petición del Departamento de Medio Ambiente, se realizó el asesora- miento técnico para el diseño e instalación de una pequeña exposición per- manente sobre la alfarería de Lumbier en la planta baja del nuevo Centro de Interpretación, que se inauguró en esta localidad el día 29 de julio de 2000 . El trabajo consistió en la selección y catalogación del material cerámico y he- rramientas de alfarero que ofrecían los donantes, la redacción de los textos in- formativos, la localización de fotografías antiguas y modernas sobre el tema, además de pautas de montaje y ambientación.

15 Lee mas

Una cierta idea de los españoles. Caro Baroja y Menéndez Pidal ante la España primitiva y sus lenguas (y, en la otra orilla, Américo Castro)

Una cierta idea de los españoles. Caro Baroja y Menéndez Pidal ante la España primitiva y sus lenguas (y, en la otra orilla, Américo Castro)

Lo primero que me es de justicia hacer es agradecer la oportunidad de tomar parte en este encuentro en conmemoración del centenario de don Julio Caro Baroja. Don Julio Caro es uno de los maestros que mayor y mejor influencia han tenido en mi modesta persona, y a quien más debo. Siempre he tenido conciencia de no haber saldado suficientemente mi deuda con él, y me hago la ilusión de que estar hoy aquí puede acaso contribuir a pagar mínimamente una parte de esa deuda. Al margen de motivaciones personales, estoy del todo convencido de que para cualquier persona estudiosa, o simplemente curiosa, siempre será provechoso volver a visitar la obra de Caro Baroja; leerla o releerla. Con motivo de preparar esta intervención, al comprobar algunos datos o fechas, me he visto sin darme cuenta releyendo muchas páginas de libros y artículos distintos de don Julio y, más allá de esas comprobaciones, he tenido la evidencia de que era mucho más placentero seguir leyendo sus trabajos que ocuparme del mío. El contraste con otras lecturas recientes que hay que hacer «por oficio» era desoladoramente favorable a don Julio y a sus escritos de hace más de treinta, cuarenta o sesenta años. Su buena prosa, el caudal de información, la claridad de ideas para distinguir lo relevante de lo secundario, y la profunda humanidad que se trasluce en todo lo que escribió no son ya moneda corriente en las humanidades “curriculares” que nos toca padecer desde hace tiempo.

21 Lee mas

El Rocío de Gerald Brenan, una autoetnografía epistolar

El Rocío de Gerald Brenan, una autoetnografía epistolar

426) asegura que Julio Caro Baroja fue uno de los dos únicos amigos íntimos españoles que tuvo Brenan (9). Sin embargo, al cotejar ambas colecciones de cartas se aprecia una nítida diferencia en cuanto al grado y tipo de amistad que Brenan cultivó con Partridge y con Caro Baroja respectivamente, eso sin contar con que este último está completamente ausente de Personal Record. Incluso una lectura superficial de la correspondencia entre Brenan y Partridge recogida por Xan Fielding, permite apreciar la sinceridad con la que ambos se expresaban al contarse sus respectivas experiencias románticas y sexuales, fueran reales o imaginarias. Resulta particularmente reveladora la comparación de la carta objeto de este artículo con la que Brenan remitió a Caro Baroja sobre su segunda visita al Rocío en 1968 (Caro 2005: 142-143). Por supuesto, la situación personal de Brenan había cambiado drásticamente en esos últimos diez años. Su mujer, Gamel, había muerto hacía pocos meses y él estaba viviendo con otra joven inglesa, Lynda Nicholson. Su envejecimiento era cada vez más palpable y, por si fuera poco, esta segunda experiencia rociera, según nos cuenta Gathorne-Hardy (1992: 517), no le fue tan grata como la primera. Pero lo que nos interesa señalar es que la carta de Brenan a Caro es breve, descriptiva, formal. Todo indica que su grado de confianza personal era sensiblemente menor que el que había entre Brenan y Partridge. De hecho, Fielding (1986: 3), que habla con conocimiento de causa, los describe como amigos muy cercanos durante cuarenta y cinco años, y Malpartida (2006: 56), de forma igualmente convincente, no cree, a diferencia de Gathorne- Hardy, que la relación entre Caro Baroja y Brenan fuera la de “una amistad intima”. En cualquier caso, baste simplemente con reconocer que hay diferentes tipos y grados de “amistad íntima” y que la que había entre Brenan y Caro Baroja era de naturaleza distinta a la que por más de cuatro décadas había unido a Ralph Partridge y Gerald Brenan, cuando éste le remitió una carta contándole su primera visita al Rocío.

20 Lee mas

La crítica finisecular colombiana : desarrollo y adecuación para un poeta ecléctico ; El caso Julio Flórez

La crítica finisecular colombiana : desarrollo y adecuación para un poeta ecléctico ; El caso Julio Flórez

Dirigidos por Gabriel Vargas Santos, Foción Soto, Benjamín Herrera, Rafael Uribe Uribe y Justo L. Durán, el radicalismo liberal se toma las armas y el 18 de octubre de1899 la guerra se desata, con Manuel Antonio Sanclemente como presidente y José Manuel Marroquín como su dirigente (seguidores de la tutela de Caro), el gobierno aun regeneracionista reacciona y toma las armas como “defensa al vulgo disociador y antipatriota”. Tras varias derrotas y victorias en ambos lados y por un período de tres años, la guerra finalmente concluye con tres tratados de paz, Neerlandia, el barco Wisconsin y Chinàcota serían los sitios donde los tratados se firmarían. Como si las palabras de Núñez (regeneración política o catástrofe) hubieran sido un mensaje paradójico, en el contexto socio político lo que hubo fue catástrofe. Tras un año de aparente calma se hicieron latentes los deseos independistas por parte de los habitantes del Istmo de Panamá, incitados y apoyados por el gobierno de los Estados Unidos, quienes al saber la negativa ratificación del tratado de Hay-Herrán (en el cual se arrendó aquella parte para la construcción del canal), apoyan el levantamiento con tropas y el reconocimiento de independencia por parte de Panamá; la ineptitud y la poca identidad nacional, confirman la catástrofe que Núñez y Caro nunca pensaron en su vida, pero que cultivaron para las posteriores generaciones

96 Lee mas

Factores de riesgo asociados a cesáreas en adolescentes atendidas en el Hospital Regional de Medicina Tropical Julio Cesar Demarini Caro, La Merced - 2017

Factores de riesgo asociados a cesáreas en adolescentes atendidas en el Hospital Regional de Medicina Tropical Julio Cesar Demarini Caro, La Merced - 2017

The investigation whose title: Correlated risk factors Caesarean in teens attended at Medicine Tropical Dr. Julio César Demarini Caro Regional Hospital, Mercy, 2017. You had like general objective: Determining the existing relation between the correlated risk factors in teens attended at Medicine Tropical Dr. Julio César Demarini Caro's Regional Hospital Caesarean, The Mercy, 2018. The investigation is of type Basic – quantitative; His design: Experimental, transverse- court no. It was worked up in a sign constituted by 42 teens submitted to Caesarean section, selected between the months of May to December 2017. The technique of the opinion poll and the record were used for information retrieval; With his instruments: The questionnaire and the data card, turning to the case history like source of record of the attention of the adolescent user. Information processing and the statistical treatment of the hypothesis, v.24 unrolled through the statistical parcel SPSS itself and the Microsoft Excel 2016.

109 Lee mas

Cine vasco y etnografa, un camino abandonado

Cine vasco y etnografa, un camino abandonado

La segunda parte del documental, dedicada a la primavera, vuelve la mi- rada hacia la Navarra media y meridional, recorriendo los festejos religiosos típicos de la época como la bajada del ángel en Tudela, la procesión a la Vir- gen de Ujué, el rito de San Gregorio Ostiense en Sorlada –con un nuevo montaje paralelo que alterna imágenes del acto religioso con la preparación de la fiesta posterior (elaboración de pan y cordero)– la romería de la Virgen de Codés o la de la ermita de la Trinidad en Lumbier. En esta parte de la pe- lícula hay uno de los momentos, –en lo que a etnografía se refiere– más in- teresantes del largometraje, ya que Pío Caro Baroja reconstruye la tradición de los almadieros. El cineasta recuerda que “tras años sin hacerse, compramos la madera, pagamos su traslado en camiones y aseguramos a los almadieros veteranos que la habían realizado” 6 . Por supuesto, toda la labor de construc-

13 Lee mas

El libro en el Siglo de Oro : estado de la investigación (1980-2005)

El libro en el Siglo de Oro : estado de la investigación (1980-2005)

El enfoque elegido para nuestra exposición es el de una mirada global a la cuestión tomando el período de cinco lustros que va desde 1980 hasta hoy, y que coincide, poco más o menos, con la edad de nuestra asociación, ya que la AISO empezó a gestarse allá por marzo de 1984 durante el XX Congreso de la Sociedad de Hispanistas Franceses (Madrid, Casa de Velázquez). Como recordarán, la Asociación se presentó con un I Congreso Internacional de Hispanistas del Siglo de Oro, celebrado en Madrid y Córdoba en junio-julio de 1987 bajo el lema de “La edición de textos”, una propuesta que propició el acercamiento a diversos aspectos del campo de estudios que aquí abordamos: el libro y la lectura. Desde entonces para acá, éste ha sido ciertamente uno de los apartados que, dentro de nuestro ámbito aurisecular, ha conocido un mayor acrecentamiento, tanto cuantitativo como cualitativo. Una de las razones

94 Lee mas

La memoria de Pío Baroja y la memoria compartida de su familia: recopilación y nuevos datos sobre su detención y encarcelamiento el 22 de julio de 1936

La memoria de Pío Baroja y la memoria compartida de su familia: recopilación y nuevos datos sobre su detención y encarcelamiento el 22 de julio de 1936

Citaremos los aspectos más novedosos de esta versión. No se pro- porciona el nombre del policía ni tampoco el del médico ni el del aviador Ansaldo. Se indica que la primera detención fue cerca de Narbarte, que los tres viajeros fueron obligados a bajar del coche y que fueron registra- dos mientras eran apuntados, sin que se mencionen amenazas, figurando el teniente coronel Ortiz de Zárate como el que les habría permitido con- tinuar. Más adelante, en el puente de Doneztebe/Santesteban, «un tal Moreno, fondista de Pamplona», identificado como requeté, habría em- pezado a insultar a Baroja, sumándosele otros carlistas. Moreno habría ordenado que les llevaran a Bera dos voluntarios y habría mencionado a estos que pegaran un tiro al escritor en el caso de que hiciera algún gesto. En la entrada de Bera habrían estado estacionados dos o tres horas antes de regresar de nuevo a la localidad anterior. En esta ocasión se asevera que quien les visitó en el calabozo fue Carlos Martínez de Campos, conde de Llovera y oficial de Estado Mayor de Ortiz de Zárate. No consta en este relato que volvieran a visitar al policía retenido. Por último, Julio Caro habría acompañado a su tío durante un tramo de la subida a Ibar- din 6

30 Lee mas

La imagen de España en Vidas sombrías de Pío Baroja entre la búsqueda de la identidad y la crítica social

La imagen de España en Vidas sombrías de Pío Baroja entre la búsqueda de la identidad y la crítica social

Cada obra literaria surge como una proyección del creador a través del recurso a técnicas retóricas específicas. A Baroja nunca le interesaron las reglas ni la correción en el uso del idioma. Lo único verdaderamente importante para él fue la expresión del yo, de sus propias vivencias y aficiones. Baroja pidió al arte una libertad que no todas las sensibilidades admiten y su estilo constituye una manifestación más de su personalidad humana. El cuentista siempre insistió en que el arte no es un conjunto de reglas sino que tiene que representar la vida, el espíritu de las cosas. La forma en que esta realidad es evocada puede ser totalmente diferente según la psicología y la circunstancia personal de quien la transfigura poéticamente así que no puede haber una copia absolutamente objetiva de la realidad. Por eso, la obra más lograda no será para él aquella que mejor imite la realidad circundante sino aquella que exprese con mayor fidelidad la personalidad del creador en completa unión con ella. En este sentido Baroja copió lo que lo rodeaba y evocó lo que conocía atribuyéndoles connotaciones subjetivas y limitándose a los temas que dominaba por contacto directo y cotidiano. La carencia de un conocimiento cierto acerca de cuanto se narra era, para el escritor vasco, uno de los errores más graves del artista.

16 Lee mas

Show all 6327 documents...