La carta de amor

Top PDF La carta de amor:

Las añoranzas secretas epistolares: refugios de la intimidad  Una lectura de la carta de amor de Johannes Vermeer

Las añoranzas secretas epistolares: refugios de la intimidad Una lectura de la carta de amor de Johannes Vermeer

ojos y miradas que se cruzan para producir un efecto de tensión que cautiva al espectador. ¡Qué genialidad la de Vermeer para representar la psicología humana, los estados mentales del sujeto, la subjetividad propia del alma femenina! Es el encuentro de dos miradas distintas, pues lo que se siente, cree y conoce afecta el modo como vemos el mundo. “Cuando se ama, la vista tiene un carácter absoluto, frágil y glacial”. Mientras la criada que ha visto la expresión gestual del amado, está tranquila y con afectación sonríe. La naturaleza recíproca de la visión que materializa el diálogo entre ellas es fundamental en la repre- sentación femenina; lo sensible-corporal y lo espiritual adquieren en La carta de amor la expresión total de la mujer que ama. La imagen del lienzo es una unidad. Sin embargo, en la medida que desde la antecámara avanzamos hacia el interior llega un punto en el espacio pictórico que todo es “contingente” y solo existen las miradas de las dos mujeres y la carta de amor. Ninguna de ellas posa su mirada en la carta. He aquí otro recurso vermeeriano que le da fuerza a la comunicación intersubjetiva. La carta está ahí, muda, en silencio. Esta concepción de la relevancia de la visión, del ojo, como instrumento y pilar de la existencia del hombre en el mundo fue expresada significativamente en el Renacimiento por el “infinito” Leonardo quien señaló que la acción transformadora del hombre está simbolizada en dos órganos: el ojo, símbolo de la contemplación intelectual, y la mano, instrumento del trabajo 17 (Villorio, 1998: 98). La

24 Lee mas

El amor en la Primera Carta a los Corintios 13

El amor en la Primera Carta a los Corintios 13

Pablo en la primera Carta a los Corintios divide su temática en tres partes: Divisiones y escándalos, solución de diversos problemas y la resurrección de los muertos. Dentro de la segunda parte, Pablo se dirige a los corintios que se vanagloriaban de tener diversos carismas, pero que en realidad desconocían la plenitud de ellos: una realidad que no terminará jamás. Debido a esta necesidad de corte pastoral, Pablo escribe el himno del amor. En el contexto inmediatamente anterior a este texto se habla de los dones espirituales o carismas. En 12,3 hay un primer test para ver si los carismas son verdaderos: que confiesen a Jesús como Señor. En el contexto inmediatamente posterior se nos presenta el segundo test: que nazcan del amor. Entonces, este himno del amor del capítulo 13 está encuadrado dentro de una temática propia de los carismas.

22 Lee mas

Memorias del maxi single Mi carta de amor  Un diálogo entre cristianismo y música en cuatro canciones para voz y Piano

Memorias del maxi single Mi carta de amor Un diálogo entre cristianismo y música en cuatro canciones para voz y Piano

Esta canción responde a este llamado que Jesús hizo a sus discípulos hace más de dos mil años, y a su vez describe un compromiso personal que termina en una entrega total y apasionada a esta comisión. Esta entrega ha sido vivida, evidenciada y expresada por diferentes personas a lo largo de la historia, muchos de ellos terminaron siendo mártires por hablar de Jesús, entre ellos está el apóstol Pablo quien comenzó siendo un perseguidor de los discípulos, para luego terminar siendo uno de los más representativos anunciadores de la fe en Jesús hasta el día de hoy. En la segunda carta que Pablo escribe a Timoteo se encuentran algunas declaraciones antes de ser martirizado en Roma, en ellas se describe ese compromiso fiel que tuvo por la causa de Jesús “… el tie po de i pa tida ha llegado. He peleado la ue a atalla, he terminado la carrera, me he mantenido en la fe. Por lo demás me espera la corona de justicia que el Señor, el juez justo, me otorgará en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que con amor hayan espe ado su ve ida. Ti oteo : -8. NVI)

100 Lee mas

Humanizar la sociedad : el carisma de la mujer / Teresa Cid

Humanizar la sociedad : el carisma de la mujer / Teresa Cid

Mulieris dignitatem (MD 1988), y la Carta a las mujeres (1995), han sido dedicados específicamente a una reflexión sobre las mujeres, y esta reflexión se ha manifestado con amplitud analítica en las catequesis, charlas, discursos, homilías, y otras instancias. Así pues, el Santo Padre tiene una enseñanza coherente e íntegra sobre la mujer que se advierte si se toman los documentos como un grupo doctrinal unido. En este sentido, no se puede leer por separado la Mulieris dignitatem, sin ligarla a la Redemptoris Mater, a Christifidelis laici y a Sollicitudo rei socialis. A su vez, Mulieris dignitatem debe leerse en el contexto de las famosas Catequesis de los miércoles sobre la teología del cuerpo, ya que separada de dicho contexto, no se manifestaría plenamente la riqueza de la carta: Hombre y mujer los creó. El amor humano en el plano divino, Ed. Cristiandad (Madrid 2000). Los estudios sobre el tema de la mujer en el magisterio de Juan Pablo II son muy numerosos, nos limitamos a señalar los siguientes: J. R ATZINGER -E. G OSSMANN , Il tempo della donna. Sulla lettera apostólica di Giovanni Paolo II Mulieris dignitatem.

17 Lee mas

Canet Mujer venenosa..>

Canet Mujer venenosa..>

Los tabúes tomados del Levítico habían sido mantenidos por la mayor parte de los cristianos del Mediterráneo oriental (Brown: 1993). Dionisio de Alejandría, discípulo de Orígenes, en su Carta canónica, 2, escribió que era innecesario afirmar que las mujeres con la menstruación deben mantenerse alejadas de la Eucaristía: las buenas cristianas no necesitaban que se les recordara una prohibición tan evidente. San Jerónimo dirá comentando el texto de Ezequiel, 18, 6: “El que sea justo y haga juicio y justicia, no banquetee por los montes y no alce los ojos a los ídolos de Israel; no deshonre a la mujer de su prójimo y no se llegue a la menstruada...”, y continúa: “Cada mes el cuerpo pesado y apático de las mujeres es aliviado mediante una efusión de sangre inmunda. En ese período, si el hombre se acopla con la mujer, dicen que los niños concebidos contraen el vicio de la semilla, de manera que, de dicha concepción nacen leprosos y elefantiásicos, y que dicho pus venenoso hace en los dos sexos degenerar el cuerpo, volviéndoles diformes mediante la pequeñez o la enormidad de sus miembros.… Está pues prohibido a los hombres, a los que la Escritura se les dice crecez y multiplicaos y llenad la tierra, que conozcan no sólo a las otras mujeres sino a la suya propia en este período. Porque en verdad, el Apóstol y el Eclesiástés proclaman: “Hay un tiempo para amar y un tiempo para alejarse del amor” (Commentarius in Ezequiel, 18, Migne, P.L., XXV, 174). Algo similar dirá Cesáreo de Arles (470-543), en su Sermón XLIV, quien retoma las posicio- nes de S. Jerónimo: “Si alguno conoce a su mujer cuando está en sus reglas, o no se contiene el dia dominical o en otras solemnidades, entonces los niños concebidos nacerán o leprosos o epilépticos o quizá demoníacos”.

19 Lee mas

El G 20 y la Carta de Actitivad Economica sustentable.pdf

El G 20 y la Carta de Actitivad Economica sustentable.pdf

La representación de Holanda, que introdujo el tema, expresó que la puesta en vigor (enforcement) y el respeto de las disciplinas multilaterales era un desafío para la Carta. Consideró importante obtener un resultado ambicioso y equilibrado en la Ronda Doha y resistir el proteccionismo para salir de la crisis, lo que permitiría reforzar a la OMC y al sistema multilateral. Abogó también por la negociación de un marco multilateral y un clima favorable en materia de inversiones, a pesar de los fracasos en la OMC y la OECD sobre el particular. Destacó la cooperación de la UNCTAD y la OECD al respecto, tarea que debía proseguir. Otro de los aspectos que mencionó fue el de la protección de los derechos de propiedad intelectual que estimó necesaria para promover la investigación y el conocimiento.

9 Lee mas

La esencia y las formas del amor según Max Scheler

La esencia y las formas del amor según Max Scheler

20. Los hombres aman muchas cosas distintas, pero quizá no tantas como sugiere el lenguaje corriente. Ya vimos que Scheler niega que exista el amor a los bienes sen- sibles, por ejemplo una comida predilecta, por más que algunas lenguas, como la in- glesa o la francesa, empleen con frecuencia el verbo amar para encarecer nuestra estima por esos bienes. Más original es su tesis de que tampoco es posible “amar el bien”. Si por amar el bien se entiende amar la bondad moral en general, la imposi- bilidad se debe a que el amor y el odio genuinos no se refieren a ideas de valor, sino a seres concretos que portan valores. Pero tampoco cabe amar la bondad moral in concreto, pues lo amado por este presunto amor habría de ser o la bondad del pro- pio sujeto que ama, o la bondad de otra persona. En el primer caso se incurriría en fariseísmo: quien ama su propia bondad reduce a su prójimo a mera ocasión para el aumento de su propia estatura moral, con lo que resulta que ni ama verdaderamente a su prójimo ni es verdaderamente bueno (ya que el amor es el más originario por- tador del valor moral); en consecuencia, estaría amando una cualidad que en reali- dad no posee. Para mostrar la imposibilidad del segundo caso, Scheler apela a su doctrina de la solidaridad moral, según la cual todos somos en parte responsables de la bondad o maldad de nuestros semejantes. Quien ama la bondad moral de una persona, odiará la maldad que advierte en otra. Como el amor engendra amor y el odio engendra odio, al odiar al malo le ayudo a hundirse aún más en su maldad. Sin duda, esta actitud no es la propia de un hombre que verdaderamente ama. Men- cionemos por último que la forma suprema del amor a Dios no consiste, siempre según Scheler, en amarlo como sumamente bueno, sino en conformarnos con él replicando en nuestro corazón el amor infinito en que estriba su infinita bondad: amare in Deo. La conclusión de todo lo dicho la expresa Scheler con estas palabras: “En consecuencia, sólo hay una relación moral fundamental entre los ‘buenos’: el seguimiento mediante la imitación y el amor compartido” (GW 7, 166).

28 Lee mas

Canet Literaturaovid..>

Canet Literaturaovid..>

siglo XII sigue a Ovidio como el gran maestro del amor; todos intentan imitarlo. El propio Chrétien lo intenta en su Philomena. Jacques d’Amiens es autor de otro Arts d’Amors y de Remedes d’amours. etc. Será usual que cualquier obra que tenga como elemento central al amor se le atribuya. Es así como muchas comedias elegiacas fueron conocidas en este periodo como textos ovidianos, caso del Pamphilus, De nuncio sagaci, etc. a los que se les designaba Ovidius puellarum... Pero no sólo fue fuente de inspiración de casi todas las ars amatoria y su expresión literaria con obras del estilo bajo (comedias, fabliaux, nouvelles, etc.), sino que será repetidamente utilizado también por los rigoristas cristianos. Una parte de la tradición nacida en los conventos monacales en contra de la sexualidad se basa en su Reprobatio amoris, incluso parte de la predicación se construye en conceptos desarrollados por Ovidio contra el deseo amoroso. Aquí podríamos englobar obras aparentemente tan dispares como el De contemptu mundi de Inocencio III, donde se describe toda una nueva teoría sobre la concupiscencia de la carne, hasta el Corbaccio de Boccaccio o el Arcipreste de Talavera de Alfonso Martínez de Toledo, pasando por los tratados de educación de príncipes, en los que siempre se incluirá un apartado de rechazo a la sexualidad y de cómo el príncipe no debe jamás someterse al amor. 3

18 Lee mas

Cabanes La Sexualida..>

Cabanes La Sexualida..>

Pero no sólo en el acto sexual veía el hombre medieval un motivo de peligro, sino en el mismo sentimiento del amor. De hecho, apenas encontramos ningún texto, de origen laico o clerical, en el que se emplee la palabra amor en un sentido positivo. En general, los autores aplicaban este término a la pasión sensual, irracional, irresistible y destructiva. Para designar el afecto conyugal nunca utilizaban el vocablo amor, sino charitas coniugalis (mezcla de ternura y amistad), dilectio (amor de preferencia y de respeto) o caritas (amor conyugal y honesta copulatio). La palabra amor era, en este período, extra conyugal 50 . Un dato que nos interesa, especialmente, es que a la convicción de que esta pasión era destructora iba asociada la idea de que podía generar una enfermedad conocida con el nombre de amor hereos o amor heroicus. Esto no supone ninguna novedad ya que la obsesión amorosa ha estado incluida, desde la Antigüedad, dentro de la patología. Los árabes transmitieron la información sobre las causas y los efectos de dicha dolencia al Occidente 51 . Asimismo, la idea de que el amor era destructor iba asociada a su frecuente conexión con el mundo de la brujería. No pocas prácticas eróticas se consideraban paganas, mágicas y demoníacas, desde el momento que se oponían a la reproducción. Esta consideración se hallaba reforzada por el arte secreto de los maleficios, las pociones de hierbas, las filacterias y otras recetas mágicas que avivaban o destruían el deseo del hombre, sometían su voluntad. Y no pensemos que las creencias mágicas se reducían a un sector limitado de la población. En general, el hombre de la Edad Media creía fervientemente en la eficacia de estas destrezas sobrenaturales; de ahí las numerosas condenas que recibieron.

20 Lee mas

LA CARTA DE DRETS SOCIALS DE LA COMUNITAT VALENCIANA, OPORTUNITAT PERDUDA O REFERENT A ENFORTIR?

LA CARTA DE DRETS SOCIALS DE LA COMUNITAT VALENCIANA, OPORTUNITAT PERDUDA O REFERENT A ENFORTIR?

Amb   la   perspectiva   que   ens   donen   els   quatre   anys   de   vigència,   pot   afirmar-­‐-­‐-­‐se     que   amb   la     Carta  de  Drets  Socials  no  s’han  vist  complides  les  aspiracions  que  cabria  esperar.  Això  fa  que   esdevinga  una  regulació  insubstancial  del  reconeixement  dels  drets  socials  que  no  afegix  eines   adients  de  protecció  però  que  tampoc  deroga  ni  modifica  ningun  article  de  cap  llei  vigent  com   ara   la   Llei   5/1997   de   Serveis   Socials   -­‐-­‐-­‐superada   ja   per   la   Llei   39/2006   de   promoció   de   la   autonomia   personal   i   atenció   a   les   persones   en   situació   de   dependència-­‐-­‐-­‐   que   s’estava   incomplint  en  el  mateix  moment  de  la  promulgació  de  la  Carta,  juntament  amb  la  Llei  9/2007,   de   la   Generalitat,   de   renda   garantida   de   ciutadania,   malgrat   les   continues   remissions   a   les   regulacions  específiques  en  la  matèria.  

13 Lee mas

Versos del amor amor

Versos del amor amor

32 formato que pueda presentarse en teatros o en una carpa donde la gente experimente la fiesta y se cuente la historia desde una gran parranda con el público como parte del relato. Consta de un grupo musical base, bajo la dirección de un maestro con profundo conocimiento del género y de la tradición. Representa una forma de llevar el vallenato por el mundo explicando sus orígenes y parte de su evolución, con el fin de generar expectativas del porqué y el para qué sirve un acervo cultural donde los niños y los ancianos se identifican y todos interpretan con la misma emoción “los versos del amor amor”.

59 Lee mas

Show all 10000 documents...

Related subjects