La muerte y su proceso

Top PDF La muerte y su proceso:

Actitudes del profesional de enfermería de la segunda especialización de la UNMSM ante la muerte y el proceso de morir 2014.

Actitudes del profesional de enfermería de la segunda especialización de la UNMSM ante la muerte y el proceso de morir 2014.

La actitud y la respuesta que el individuo manifiesta ante la propia enfermedad está determinada por numerosos factores tanto de carácter psicológico, social como cultural, además de las características de personalidad. Esto hace que las pautas de respuesta a la enfermedad varíen considerablemente de un individuo a otro, pudiendo darse el caso, por ejemplo, de que dos personas con los mismos síntomas se comporten de manera completamente diferente porque aunque la enfermedad y la muerte nos llega a todos cada uno de nosotros la experimenta y la vivencia de manera diferente. Además, el impacto que tiene la situación sobre la persona y las percepciones individuales acerca de la enfermedad pueden estar determinadas probablemente por ideas preconcebidas sobre los efectos de la misma y/o sobre la efectividad de los mecanismos individuales para sobrellevarla (Hamera y Shontz, 1.978, González Rodriguez, 1.988c). Poco a poco se ha ido adquiriendo una clara conciencia en los cuerpos sanitarios y en los especialistas de la psicología, de la importancia que tiene dispensar atención a las necesidades emocionales de la persona agonizante. A pesar de que el proceso de morir puede ser algo alarmante y cargado de preguntas, casi siempre ha habido gente que ha tratado de socorrer e interesarse por las personas cuya vida está a punto de terminar.
Mostrar más

139 Lee mas

Educacin emocional  Abordaje del proceso de la muerte en la escuela

Educacin emocional Abordaje del proceso de la muerte en la escuela

La educación para la muerte se puede orientar desde diferentes recursos didácticos, útiles para cualquier enfoque metodológico. Sin embargo, para favorecer un clima de empatía y confianza, los educadores pueden incluir en sus programaciones de aula, actividades relacionadas con la finitud, que incluyan debates sobre la muerte, conversaciones en las que se pueda plantear abiertamente este tema, dinámicas reflexivas. El planteamiento de actividades de tipo simbólico-creativo (técnicas de relajación, música, poesía, danza, creación de cuentos, pintura, actividad física especializada…), pueden constituir recursos adicionales para liberar diversidad de emociones 10 y situaciones psicológicas asociadas. 21
Mostrar más

8 Lee mas

Percepcin del adulto mayor acerca del proceso de muerte

Percepcin del adulto mayor acerca del proceso de muerte

Resultados: Predominó el sexo femenino 61%, el promedio de edad fue de 67.97±5.61, 32.2% correspondiente al grupo etáreo de 60 a 64 años, 50.4% casados y 57% con primaria completa. Los sentimientos que frecuentemente se presentaron de manera independiente fueron de paz y tristeza con 27.3%. El 43.8% de la población estudiada se concentró en la percepción negativa. El modelo que mejor se ajusto para explicar la percepción incluyó, vivir solo, no platicar con nadie en relación a la muerte, no estar preparado para el momento de morir y morir en el hospital (p<0.5).

6 Lee mas

Atención primaria: 1984-2007. La práctica clínica (acceso y proceso)

Atención primaria: 1984-2007. La práctica clínica (acceso y proceso)

Desde 1984, la atención a pacientes institucionalizados se ha ido convirtiendo en una labor habitual, por su au- mento. Por ejemplo, las llamadas «residencias» (asilos), donde se acoge a los ancianos hasta su muerte, tienen propiedad y regímenes muy variados, y son muy dife- rentes según el número de pacientes, su dependencia institucional, y otras características. En algunos casos cuentan con médico y enfermera, pero es frecuente que dependan del centro de salud, y que los residentes for- men parte de un cupo (o de varios, para repartir la «car- ga»). Los mayores problemas se generan en torno a la prescripción farmacéutica, y al consumo de material para curas y para deficiencias y minusvalías, como in- continencia urinaria y fecal. Los profesionales del cen- tro de salud atienden a los pacientes en sus consultas o en la residencia. En ocasiones lo hacen en horario extra y bajo contratos complementarios, más o menos autori- zados [CP].
Mostrar más

14 Lee mas

Perspectiva antropológica y psicosocial de la muerte y el duelo

Perspectiva antropológica y psicosocial de la muerte y el duelo

El duelo ocurre o se inicia inmediatamente des- pués, o en los meses siguientes a la muerte de un ser querido y está limitado a un período de tiempo que varía de persona en persona (no se extiende a lo largo de toda la vida). El trabajo de duelo es un proceso psicológico complejo de deshacer los lazos contraídos y enfrentarse al dolor de la pérdi- da. Al hablar de duelo no podemos dejar de citar a Freud, quien ha hecho importantes aportes en lo que a este tema respecta. Freud compara la melan- colía con el duelo en sus escritos de "duelo y melancolía". Ambas son reacciones ante la pérdida de un ser amado. En el duelo, la pérdida, trae gran- des desviaciones en la conducta normal. Pero no se considera una conducta patológica. Esto es muy importante porque todas las personas que sufren pérdidas afectivas atraviesan un proceso de duelo y es inevitable sentir tristeza ante semejante aconte- cimiento. En el duelo la pérdida es real, o sea que se pierde un objeto del mundo externo y se sabe cual es, la persona comienza con conductas anor- males (pero no es patológico), se supera con el paso del tiempo. Hay una menor productividad y el mundo queda pobre y vacío.
Mostrar más

17 Lee mas

NOTAS SOBRE “LA CULTURA DE LA MUERTE”

NOTAS SOBRE “LA CULTURA DE LA MUERTE”

La despolitización de la sociedad civil y la masiva difusión de drogas sintéticas, el desarrollo de los proyectos MK. de la CIA, el “Proyecto Marginalidad” y el desarrollo de armas biológicas y pandemias como el “MK Pandora” fueron entre muchos otros, instrumentos y mecanismos de un gran plan contrainsurgente de carácter global, puesto en marcha desde comienzos de los años cincuentas del siglo XX, y en especial una vez culminado el proceso de reconstrucción de Europa ‘occidental’, luego del «Plan Marshall».
Mostrar más

7 Lee mas

1. Saludos y agradecimientos. 2. Fuentes y libro (Instituto Gallup: 5.000.000 USA) 3. La muerte no existe, es un imposible, un fantasma de la imaginación humana. Lo que llamas muerte no es sino una puerta que se abre para pasar de una habitación a otro de

1. Saludos y agradecimientos. 2. Fuentes y libro (Instituto Gallup: 5.000.000 USA) 3. La muerte no existe, es un imposible, un fantasma de la imaginación humana. Lo que llamas muerte no es sino una puerta que se abre para pasar de una habitación a otro de

+¿Hasta cuándo puede el fallecido mantenerse en este estado y permanecer en el purgatorio? Como se viene insistiendo, no hay una duración prefijada y todo depende de su evolución consciencial. El tránsito, como fase y proceso, impulsa, por la vía de las experiencias desplegadas en el propio tránsito, a aceptar la muerte física y acceder al “plano de luz”. Pero no hay predeterminismo y puede ser que el fallecido se siga negando indefinidamente a tal aceptación y se empeñe consciencialmente en seguir interactuando con el mundo físico.
Mostrar más

5 Lee mas

El nuevo teatro de la memoria: la representación del dolor y la muerte

El nuevo teatro de la memoria: la representación del dolor y la muerte

El mismo año 19247, y utilizando un aparato conceptual afín (como si entablara un diálogo), Mijaíl Bajtín elabora una versión distinta del signifi cado del objeto estético. Lo estético, más allá de la forma (teatro, pintura, poesía) y del material utilizado (palabra, color o material, escenario), tiene también una función cognitiva de la expe- riencia fundida indisolublemente con el aspecto ético del vivir. Esta unidad es lo que le da a lo estético, que crea un nuevo objeto a partir de la experiencia de la vida (cogni- tiva y ética)8 y dándole acabado formal a partir de un material determinado, su carác- ter inconfundible. Lo estético, de acuerdo con Mijaíl Bajtín, surge de la voluntad de dar una forma, una delimitación espacial, a un fenómeno que, convirtiéndose en un objeto estético se constituye además en un lugar del encuentro entre el “creador” y el “receptor”. Un fenómeno cuyo sentido va a nacer en el proceso dialógico de esta visión mutua repen- tina, en nuestro caso, de un grito de dolor que deriva en un acto de performance, en una “instalación” formada de objetos reales relacionados con el dolor físico y la muerte,
Mostrar más

13 Lee mas

Psicoterapia psicoanalítica con adolescentes: su grupo familiar y el proceso psicoanalítico

Psicoterapia psicoanalítica con adolescentes: su grupo familiar y el proceso psicoanalítico

Tal vez no es casual que del trabajo de Anna Freud con niños surgiese un énfasis en el estudio de la psicología del yo y las defensas. Hasta sus aportaciones no se resaltó el papel de la represión de los impulsos del “ello” en la infancia y amplió el campo de la psicología del yo, discriminando las funciones del yo, su concepción de autonomía y la capacidad de adaptación, con una parte libre del conflicto. En el marco de la teoría de las relaciones de objeto surgió la necesidad de enfatizar el papel jugado por los otros en el desarrollo personal de los individuos; los otros dejan de ser meros depositarios de descarga pulsional y pasan a ser considerados como formadores de la mente. Klein (1934; Klein y Riviere, 1937), en su atención a niños más pequeños, utilizó el juego para determinar las formas de la organización psíquica, basándose en el pensamiento freudiano de las pulsiones de vida y muerte, pero desarrollando la teoría de las relaciones objetales, que incluyen aportaciones de inmenso valor clínico como la identificación proyectiva, instrumento para la comprensión del funcionamiento mental. En esta perspectiva se consideró que en el tratamiento psicoanalítico es imprescindible frustrar como forma de instalar la tolerancia a que no se gratifiquen los deseos infantiles.
Mostrar más

28 Lee mas

La Traición de Octavio Paz. A veinte años de su muerte: un análisis de su legado; su polémica relación con la izquierda latinoamericana y con el Estado mexicano

La Traición de Octavio Paz. A veinte años de su muerte: un análisis de su legado; su polémica relación con la izquierda latinoamericana y con el Estado mexicano

caso “¡No pasarán!” expresaba un compromiso social, y por ello no dejó de tener grandes resonancias entre los intelectuales y artistas de izquierda, quienes no dejaban de ver en la literatura un instrumento de las ambiciones políticas. Las opiniones estaban divididas, ya he descrito como el furor de Salazar Mallén y los partidarios de la poesía “pura” le cayeron encima. En todo caso, en el joven aedo se reunían, no sin cierta tensión las dos antípodas literarias de la época: la poesía “comprometida” y la poesía “pura”. Sin embargo, más allá de las rechiflas y de los aplausos, quizá la más cruel y devastadora crítica jamás hecha a este poema la hizo el mismo Paz, hacia 1988, cuando en una entrevista con Julio Scherer para la revista Proceso justificó la exclusión del poema de una importante antología hecha por el propio Paz, argumentando que no renegaba de sus posturas políti- cas de antaño, que simplemente había sido la misma “indigencia” del poema, lo que le había empujado a soslayarlo. (Paz, 1978, pp. 13-16)
Mostrar más

17 Lee mas

Ventilacin Mecanica

Ventilacin Mecanica

El T. T. W. se cuantifica como el número de días desde la admisión a la P. C. U. hasta el primero de las 48 horas últimas de desacos- tumbramiento exitoso, definiéndose como tal, cuando el paciente permanece mínimo 48 horas fuera del ventilador (73), y es de un 56% (50-75%). Los factores más frecuentemente asociados a muerte en este proceso, son: infección (30%). malignidad (30%) y apoplejía o hemorragia del S. N. C. (17%). Si bien es cierto el intento de respiración espontánea da una idea de la capacidad ventilatoria, no lo hace acerca de la eficacia de la tos para aclarar secreciones bronquiales, si hay un tubo endotraqueal o una traqueotomía. Para ello se han buscado otros parámetros. Sí el pico de flujo es menor de 60 1/min. durante la tos, el volumen de secreciones es mayor de 2.5 ml/h y existe fallo para responder órdenes sencillas, el índice de fallo en la extubación es de 100% comparado con solo un 3% de los que no tienen esas características (74). En los pacientes con enfermedad neuromuscular, con una disminución gradual de la función correspondiente antes de la descompensación ventilatoria aguda o con condiciones progresivas como E. L. A. o enfermedad de neurona motora inferior, los fallos en intento de respiración espontánea no deben ser frustrantes y repetidamente desmoralizantes sino que deben indicar una consideración temprana a cerca de oxígeno por la traqueotomía.
Mostrar más

29 Lee mas

La familia, la enfermedad, el dolor y la muerte en la obra pictórica de Edvard Munch

La familia, la enfermedad, el dolor y la muerte en la obra pictórica de Edvard Munch

El artista se refugió en el alcohol y los fantas- mas de muerte y dolor se multiplicaron. En 1908 tuvo que ser internado en un instituto psiquiátrico en Copenhague durante varios meses donde fue sometido a descargas eléctricas para lograr su cura- ción. Cuando salió de la clínica decidió volver a Noruega. Estaba mucho más tranquilo y pero los autorretratos de esa época lo muestran agotado. Su pintura había perdido parte de ese trazo nervioso que lo había identificado. Igualmente, no perdió su genio tal como lo testimonian los murales del aula magna de la Universidad de Oslo y en las pinturas de los paisajes noruegos.
Mostrar más

7 Lee mas

El proceso de la sensorialidad a la simbolización

El proceso de la sensorialidad a la simbolización

Tercera Fase. Cambio y mejoría. Se inicia el proceso de diferenciación y el acceso a la simbolización. Aparece la letra, pero también la envidia, la culpa y el ataque al tra- tamiento. Es quizás la fase de carácter más neurótico o depresivo del proceso. La sensorialidad empieza a men- talizarse, ya no hay tanto juego sensorial, aparece la letra como símbolo, la escritura y el interés por los aprendi- zajes. De hacerse literalmente el bebé fue cambiando para jugar a hacer de bebé. Hacia el final ella misma ya decía "juego a ser un bebé, es un juego"; aquí ya apare- ce el "como si", ya está lo simbólico; el símbolo le sirve para tratar sus deseos sin confundirse.
Mostrar más

8 Lee mas

Patrón y calidad subjetiva de sueño en médicos residentes y su relación con la ansiedad y la depresión

Patrón y calidad subjetiva de sueño en médicos residentes y su relación con la ansiedad y la depresión

Es reconocido que los médicos residentes cum- plen una doble función; por un lado brindan una importante labor asistencial a través de la aten- ción de los pacientes y, por otro lado, son respon- sables de su propio proceso de formación profe- sional como especialistas. El modelo vigente de formación de los residentes de medicina ofrece una serie de ventajas como un contacto directo con pacientes y médicos con mayor experiencia. No obstante también tiene varios inconvenientes entre los que destaca el extenuante ritmo laboral al que los futuros especialistas están sometidos. Este sistema ha encontrado críticas tanto por par- te de los pacientes como por parte de los profe- sionales 30,31,35-40 .
Mostrar más

7 Lee mas

La muerte, su casa y su ciudad. El desvanecimiento de las ciudades silentes de Cartagena

La muerte, su casa y su ciudad. El desvanecimiento de las ciudades silentes de Cartagena

Uno de los más conocidos y que recogió los ideales de la Ilustración fue el cementerio de las 366 fosas también del arquitecto Ferdinando Fuga. Este cementerio (Fig. 2, arriba) formó parte de un plan para higienizar la ciudad de Nápoles, se concibió como una máquina fúnebre basada en las teorías iluministas de finales del XVIII. La idea de la igualdad de los pobres y del hermanamiento de todas las clases sociales tras la muerte tiene su máximo exponente en este esquema de recinto en el que cada día del año se abría una lápida y se enterraba sin distin- ción alguna a todos los fallecidos en la ciudad durante el día anterior 9 . Al siguiente día se abriría la fosa contigua a la primera. Y, así, sucesivamente hasta haber rotado a lo largo de todo un año por toda la superficie del cemen- terio. Solo un número aparece sobre cada una de las 366 losas que cierran los depósitos en los que descansa- ban los cadáveres. Ninguna distinción mediante inscripciones o epitafios a modo de recordatorio de las personas que allí yacían se refleja en el exterior de las fosas comunes. Justo un año después, se volvería a abrir la misma fosa y los cuerpos depositados 365 días antes ya estarían lo suficientemente descompuestos para que no supu- siera un problema de salud. Así, el funcionamiento del cementerio de las 366 fosas se convertía en algo industria- lizado por su carácter impersonal e indiferente hacia las personas que allí se enterraban.
Mostrar más

27 Lee mas

LA INCONSTITUCIONALIDAD DE LA LEY DE SUCESIONES Y DONACIONES Y SU CONTRARIEDAD CON EL DERECHO Y LA JURISPRUDENCIA DE LA UNIÓN EUROPEA

LA INCONSTITUCIONALIDAD DE LA LEY DE SUCESIONES Y DONACIONES Y SU CONTRARIEDAD CON EL DERECHO Y LA JURISPRUDENCIA DE LA UNIÓN EUROPEA

Europea para asuntos semejantes (Sentencias asunto del Cerro Alonso de 13 de septiembre de 2007 y asuntos Gavieiro Gavieiro e Iglesias Torres de 22 de diciembre de 2010, antes citadas) y, sobre todo, para un caso idéntico al que la Sala de Madrid debía resolver, como era el asunto Lorenzo Martínez, igualmente mencionado (Auto de 9 de febrero de 2012), con preferencia sobre el Derecho interno incompatible. Una aplicación directa que no precisaba además de una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ya que se trataba de un acto «aclarado» por el propio Tribunal al resolver con anterioridad una cuestión prejudicial «materialmente idéntica» planteada en un «asunto análogo» (Sentencia asunto Cilfit de 6 de octubre de 1982, apartado 13). Por consiguiente, en ese contexto, la inaplicación de la citada Directiva por la resolución judicial objeto de amparo, sin motivar la oportunidad o conveniencia de plantear una nueva cuestión prejudicial, como igualmente autoriza a hacer la misma Sentencia asunto Cilfit, apartado 15, (i) infringió el citado principio de primacía; (ii) incurrió, por ello, en una «selección irrazonable y arbitraria de una norma aplicada al proceso»; (iii) y, consiguientemente, vulneró, de este modo, el derecho a la tutela judicial efectiva del recurrente (art. 24.1 CE) en los términos ya señalados por la jurisprudencia de este Tribunal (SSTC 145/2012, de 2 de julio, y 290/2006, de 9 de octubre)”.
Mostrar más

62 Lee mas

ESPERAR LA MUERTE: LA AGONÍA DE LA INACCIÓN

ESPERAR LA MUERTE: LA AGONÍA DE LA INACCIÓN

destrozar sus quimeras, sino que para su horror encuentra a la gente hundida e incapaz de arreglárselas más tiempo con su existencia, incluso con la ayuda del alcohol. Solo después de esto descubren que Hickey obtuvo la paz y la salvación por haber asesinado a su esposa, que era la causa de su propia agonía basada en el autoengaño y la inacción. Además, ahora Hickey se había impuesto a sí mismo una condena de muerte, lo que de aquí en adelante le diferenciaba de los que tenían que afrontar la rutina diaria de una vida vacía, desprovista de esperanza, expectativas y un sueño reparador. Estupefactos, se sentaron juntos y de mala gana a esperar la muerte.
Mostrar más

6 Lee mas

La educación emocional, su importancia en el proceso de aprendizaje

La educación emocional, su importancia en el proceso de aprendizaje

De esta manera, la sociedad en su conjunto y, particularmente, el modelo educativo, deberían tomar consciencia de la importancia de incluir dentro del proceso de formación de los individuos a la educación emocional. Tal educación debería implementarse de manera gradual debido a lo complejo de su estructura, y por que demanda un gran esfuerzo de comprensión por parte de los sujetos sobre sí mismos y sobre el entorno (Casassus, 2006), lo que revela que dicha educación está íntimamente ligada a la metacognición. Es así como se puede explicar que las personas que logran una elevada IE, consiguen dominar las manifestaciones de sus emociones, lo que les facilita una mejor adaptación al entorno social y natural (Fernández-Berrocal & Extremera, 2002), lo que permite tener más posibilidades de adaptarse a las diferentes situaciones que se enfrentan y, obtener éxito en los proyectos que se propongan en su vida (Martínez-Otero, 2006).
Mostrar más

25 Lee mas

La peste bubónica y su incidencia

La peste bubónica y su incidencia

Los europeos de mediados del siglo XIV, ignorantes de la interpretación científica del mal, buscaron una explicación a la epidemia, sacando a colación diferentes argumentos. Se trataba de buscar un chivo expiatorio al que culpar. ¿Porque no culpar a los leprosos, o mejor aún, a los judíos, grupo marginado sobre el que pesaban acusaciones históricas como la de haber dado muerte a Cristo…? A pesar del carácter demagógico, era fácilmente asumido por las capas populares, aunque esta tesis fue rechazada por las autoridades de la época.

14 Lee mas

La muerte en la literatura

La muerte en la literatura

(García Lorca, 2015, vol. II, p. 84) Todo el mundo es un espíritu, o un sueño, o va a con- vertirse en uno. El Romance de la luna, luna (García Lorca, 2015) es una muestra de ello. Es la historia de un niño gitano que se queda solo en la fragua una noche. De alguna forma se siente tentado por la luna, personi- ficada como mujer y bailarina, y que a la vez representa la muerte. El niño le dice a la luna que huya antes de que vuelvan los gitanos («Huye luna, luna, luna»), pero la luna le explica que cuando los gitanos vuelvan le encon- trarán «con los ojillos cerrados» (muerto). El poema se cierra con un lamento sobre el cuerpo del niño: «Dentro de la fragua lloran, / dando gritos, los gitanos. / El aire la vela, vela. / El aire la está velando.» La segunda vela puede ser la que ilumina o la vela de una embarcación, por lo que aporta matices tanto de una luz que parpadea como de la idea del niño y la luna navegando por el cielo. Por lo tanto, Lorca escribe de la muerte con tal sen- tido de misterio que la convierte en algo mucho más complejo.
Mostrar más

7 Lee mas

Show all 10000 documents...