Literatura testimonial

Top PDF Literatura testimonial:

La literatura testimonial de las guerras en Colombia : entre la memoria, la cultura, las violencias y la literatura

La literatura testimonial de las guerras en Colombia : entre la memoria, la cultura, las violencias y la literatura

Los seis tipos de obras pueden incluirse en lo que aquí se denomina literatura testimonial. Ortiz señala la “selectividad” en la recepción de la literatura testimonial de este periodo: la bibliografía «de las fuerzas regulares adscritas a las instituciones del Estado, es mucho más desconocida por los medios académicos y por el público lector en general» (1994, p. 386). La selectividad ―pero en la producción―, también fue señalada por Deas para la literatura testimonial escrita en los ochenta y noventa, debido a que privilegiaba como protagonistas a liberales, comunistas y guerrilleros antes que a conservadores, miembros de las fuerzas armadas o funcionarios del gobierno (1999, p. 81). Esto no quiere decir que no existan en los dos períodos, testimonios sobre (o escritos por) los integrantes de las fuerzas de seguridad del Estado y funcionarios oficiales. Las características de la selectividad de la literatura testimonial ―preferencia por los marginales y vencidos― en los dos periodos, permite reforzar la idea del parentesco que tiene con la historia oral.

22 Lee mas

La literatura testimonial como representación de pasados violentos en México y Colombia : "Siguiendo el corte" y "Guerra en el paraíso"

La literatura testimonial como representación de pasados violentos en México y Colombia : "Siguiendo el corte" y "Guerra en el paraíso"

n este trabajo se analizan las características de las representaciones de pasados violentos en la literatura testimonial. Para este fin se delinea el debate “en torno a los límites de la representación” que surgió a partir del reto posmoderno a la historiografía. Se proponen claves para la integración de las posiciones enfrentadas, mostrando como la literatura testimonial es una representación “híbrida” que conjuga realidades, subjetividades literarias y memorias. Como evidencia empírica de estas hipótesis, se presentan las conclusiones del análisis de “Siguiendo el Corte” del sociólogo colombiano Alfredo Molano y “Guerra en el paraíso” del escritor mexicano Carlos Montemayor. Estudiadas a través de la sociología del testimonio, estas obras se vislumbran como representaciones de pasados violentos que no renuncian a las pruebas y a la idea de verdad, que hacen explícita la subjetividad literaria del autor y que condensan memorias de colectivos marginados.

26 Lee mas

LITERATURA TESTIMONIAL ESCRITA POR MUJERES DURANTE LA TRANSICIÓN: MONTSERRAT ROIG, ESTHER TUSQUETS, ROSA MONTERO Y LOURDES ORTIZ

LITERATURA TESTIMONIAL ESCRITA POR MUJERES DURANTE LA TRANSICIÓN: MONTSERRAT ROIG, ESTHER TUSQUETS, ROSA MONTERO Y LOURDES ORTIZ

Ya va siendo hora de aproximarse a la literatu- ra de la Transición en términos diferentes. Hay quien escribió literaturatestimonial” y hay quien no. Quienes no lo hicieron estaban gene- ralmente patrocinados por el gobierno y pasaron a formar parte del establishment apoyando el discurso hegemónico. Fueron estos últimos (ah, por cierto, la mayoría hombres) los que ayudaron a construir esa ilusión de realidad sin conflictos que se reclama con el espíritu del consenso, al tiempo que otrxs intentaban destruirla. También hubo literatura que dio cuenta del cambio de va- lores morales a través del trato de las emociones desde un plano relacional (afectivo y sexual) y hubo literatura que no lo hizo (y ah, por cierto, la mayoría de esta última escrita por hombres). Dado que “[l]a lectura de la Transición no es otro episodio de la reconstrucción de una ciudada- nía crítica. Es la condición de su posibilidad” 74 ,

14 Lee mas

La literatura testimonial española y la experiencia de los campos de internamiento franceses: una aproximación al corpus

La literatura testimonial española y la experiencia de los campos de internamiento franceses: una aproximación al corpus

Evidentemente, tanto en Aub como en Ferrer puede detectarse análoga voluntad de hacer de su literatura una forma de ―resistencia‖ frente, por un lado, a la pasividad de la comunidad internacional y, por otro, a la actitud del régimen de Franco. Resulta necesario recordar, en ese sentido, que para la dictadura, quienes perdieron la guerra perdieron también su lugar en el proyecto colectivo español y fueron condenados al silencio, el olvido y la marginación más absoluta. 13 Frente a la ―memoria oficial‖ franquista, para la que jamás existieron ni el exilio ni los campos de concentración franceses, los presos hubieron de construir una memoria subversiva capaz de transmitir y dar a conocer una realidad que se quiso ocultar. Esta función cognitiva de los testimonios de los internados, que viene a evidenciar la necesidad de incorporar a los filtros sociales de la memoria de la ciudadanía versiones alternativas de la historia, provoca que, desde un punto de vista pragmático, admitan una doble lectura. Si en su momento los textos concentracionarios nacieron como respuesta catártica a una situación crítica y como forma de llamar la atención a la opinión pública, 14 su interpretación actual admite una lectura ——————————

18 Lee mas

Los trazos de la experiencia en la literatura testimonial del exilio republicano español: Alambradas. Mis nueve meses por los campos de concentración de Francia (1941), de Manuel García Gerpe

Los trazos de la experiencia en la literatura testimonial del exilio republicano español: Alambradas. Mis nueve meses por los campos de concentración de Francia (1941), de Manuel García Gerpe

Me mueve e impulsa tan solo el dolor de mis compatriotas; que por ser de ellos es mío. Más de 150.000 refugiados españoles, que llevan dos años largos de cautiverio entre alambradas, continúan hoy, presos de este dolor, flotando en toda clase de enfermedades, luchando con la muerte…” (García Gerpe, 1941: 5) El prólogo introduce la voz del autor en primera persona singular que ya se anunciaba en el subtítulo, Mis nueve meses por los campos de concentración de Francia, y que reaparece a lo largo del texto bajo la forma del narrador del texto. “Estamos ascendiendo por los Pirineos” (García Gerpe, 1941: 7), declara, ingresando por completo en la diégesis y posicionándose como protagonista de su propio relato. Este “yo testimonial” es el encargado de disponer, seleccionar y ordenar el material autobiográfico, declarándolo, además, alejado de cualquier elemento ficcional. La experiencia significativa a la que se refiere Beverley constituye el motor de la escritura, que en este caso no es otra que el paso por el campo de concentración y el exilio. Al mismo tiempo, la individualidad de la experiencia se completa con la representación del colectivo con el cual el sujeto la compartió. El texto funciona, entonces, como un acto de homenaje a ese grupo de los republicanos exiliados que atravesaron similar vivencia, lo cual se hace explícito en varias oportunidades: “¡Loor a esos centenares de héroes anónimos que murieron fuera de su patria, por la libertad de España!” (García Gerpe, 1941: 11)

9 Lee mas

http://www h net msu edu/~cervantes/csa/artics00/fernande pdf#search=

http://www h net msu edu/~cervantes/csa/artics00/fernande pdf#search=

Un segundo tipo de literatura de redención que circulaba en la época son las vidas de mártires que murieron en Berbería, como la del franciscano italiano Andrés de Espoleto, martirizado en Fez en 1532 por predicar la fe cristiana entre los musulmanes. Según se nos dice en el prólogo, fray Antonio de Olave escribió el libro en latín por orden del rey de Portugal. El anónimo traductor al español cuenta que, al caérsele la pluma al suelo en el convento de Medina de Rioseco, encontró este libro, lo que tomó como una señal milagrosa del cielo para su traducción y publicación en 1543. Contiene episo- dios como el encierro de Espoleto en un pozo con un león que no le ataca, o el de su martirio en el fuego, que recuerdan a episodios de Los tratos de Argel, como el del león manso que guía a un cautivo huido y la muerte en la hoguera de un sacerdote en la plaza pública, que luego trataré en detalle. En contra de lo que hoy podríamos pen- sar, esta inclusión de hechos milagrosos realza el carácter de testi- monio verídico de la obra, pues es característico de la literatura testimonial aumentar su veracidad adoptando formas y contenidos de géneros de reconocido prestigio en la época, como hace la lite- ratura testimonial moderna al incluir entrevistas periodísticas o antropológicas.

20 Lee mas

Publicidad testimonial: hacia una nueva clasificación

Publicidad testimonial: hacia una nueva clasificación

Si bien los estudios descriptivos no permiten arribar a conclusiones muy generales acerca del fenómeno estudiado, sí posibilitan la obtención de un mayor conocimiento sobre el mismo. Por lo tanto, la finalidad perseguida por el investigador al realizar un estudio de este tipo sólo es describir el fenómeno tal como se presenta en la realidad. En este caso en particular, el fenómeno a describir es el de la publicidad testimonial. Se llevó a cabo un estudio de encuesta, conformado por entrevistas en profundidad efectuadas a distin- tos profesionales que actualmente se encuentran en actividad dentro del ambiente publicitario nacional. Las entrevistas fueron llevadas a cabo mediante cuestionarios con preguntas de respuesta abierta, consideran- do las ventajas de este estilo interrogativo señaladas por los autores David A. Aaker y George Day, en su libro “Investigación de Mercados”.

64 Lee mas

La memoria republicana y el discurso femenino en la Transición: Tomasa Cuevas, Juana Doña y Carlota O’neill

La memoria republicana y el discurso femenino en la Transición: Tomasa Cuevas, Juana Doña y Carlota O’neill

del Norte de Marruecos como jefe de la Base de Hidros de Atala- yón, en Mar Chica, cerca de Melilla. Allí fue asesinado en lo que se cuenta como el primer enfrentamiento armado de la Guerra de España, O’Neill fue encarcelada durante cinco años en la Fortaleza de Victoria Grande. Ni bien entró en prisión escribió la primera crónica de la guerra, fechada el 17 de julio de 1936, a las 18 horas: “¿Cómo tomaron las fuerzas regulares la base de Hidros de Atalayón de Melilla?”. La nota nunca llegó a publicarse porque fue interceptada por los rebeldes, más tarde fue conocida porque por ella le hicieron el primer consejo de guerra y la condenaron a seis años de prisión. O’Neill persistió en su tarea como intelectual desde la cárcel, en secreto comenzó a escribir su libro testimonial y en la última etapa redactó el poemario Romanzas de las rejas. Del libro de memorias hubo varias versiones, ya que fue destruido en más de una ocasión por temor a que fuera requisado. La versión fi nal se realizó desde el exilio, primero en Venezuela y luego en México, donde fue publi- cada en la editorial Populibro-La Prensa con un título que deja en evidencia la disyunción de O’Neill con su país: Una mexicana en la guerra de España (1964). En el ámbito ibérico lo recuperó Ediciones Turner en el año 1977 como Una mujer en la guerra de España. Sin embargo, su publicación corrió la misma suerte que los libros de Tomasa Cuevas y Juana Doña. Tuvieron un interés muy escaso para el público español y los últimos ejemplares se saldaron en la década de los 90. En México, en cambio, llegó a vender 35 mil ejemplares. Esto la alentó para continuar con sus memorias en Los

27 Lee mas

La prueba testimonial en el proceso penal peruano

La prueba testimonial en el proceso penal peruano

También puede suceder que se produzca la retractación testimonial, o sea, confesar un error y apartarse de él. Esto debe ser analizado teniendo en cuenta que: a) No destruye por sí misma lo afirmado por el testigo en sus declaraciones precedentes; b) Deben analizarse todas las versiones; c) Para retractarse, previamente debe existir un motivo, el cual podría estar representado por el amor, odio o quizás reproches de tipo moral. Esto impulsaría a que por odio (surgido del desengaño amoroso, por ejemplo) se digan cosas contrarias a la realidad, pero que tiempo después el amor logre volverse a imponer y la persona decida decir la verdad. Y a la inversa, podría suceder que en un inicio diga la verdad, pero por represalias o por motivos fundados en un amor distorsionado, se mienta para librar al imputado (o acusado) del proceso penal en el que está inmerso; d) La retractación solo se admitirá cuando obedezca a un acto espontáneo y sincero de quien lo hace, y siempre que lo expuesto a último momento sea verosímil y acorde con lo actuado en el proceso (Parra, 2011, pp. 357-359).

142 Lee mas

TítuloSemiótica del discurso testimonial: evidencialidad y pasión

TítuloSemiótica del discurso testimonial: evidencialidad y pasión

Los testimonios de los sobrevivientes de la tragedia de Cromañón con los que voy a trabajar en esta presentación constituyen la descripción de una experiencia real, subjetiva e intransferible, surgida de una percepción atestiguada en forma personal. Dicho de otro modo, el género testimonial construye su legitimidad sobre las evidencias de un testigo ocular, cuyo testimonio no puede ser repetido ni relatado por un tercero sin perder su esencia de discurso único y subjetivo (Cornelsen 2007: 114-119). Por otra parte, la percepción de lo que los sobrevivientes percibieron aquella noche es la primera forma de mediación entre el sujeto y el mundo y, por lo tanto, tal como ha señalado Greimas (1973), la base sobre la que se cimienta la aprehensión de la significación. En palabras de M. I. Filinich (2003: 54), el acto perceptivo es el «acto por el cual el mundo circundante y el universo interior, mediados por el propio cuerpo de quien percibe, se articulan y hacen que el mundo (y el sujeto) cobren existencia y advengan al universo del discurso».

9 Lee mas

Los operadores de justicia en el COGEP y la prueba testimonial

Los operadores de justicia en el COGEP y la prueba testimonial

25 La prueba testimonial reconocidamente es (junto a la declaración de partes) la prueba peor y más insegura de todas. En todas las personas la capacidad de apreciación y de recordar está limitada así como la capacidad de relatar obviamente lo recordado. Sobre todo la inconsciente influenciabilidad del testigo obliga al cuidado. Lo que los testigos aducen haber visto u oído, con mucha frecuencia se basa en consideraciones posteriores, sobre lo que "uno" en la pasada situación debiera haber visto u oído. Ello es válido en especial medida en la declaración de chicos, familiares de las partes o testigos interesados en la cuestión cualquiera sea el motivo. La evaluación de la credibilidad de una declaración testimonial plantea altas exigencias a la experiencia y conocimiento humano del juez. A pesar de la relatada insuficiencia la prueba testimonial en la práctica es la más frecuente. Pero no sin motivo es también la única prueba que presupone un ofrecimiento por la parte.

88 Lee mas

Entre generaciones  La experiencia de la transmisión en el relato testimonial

Entre generaciones La experiencia de la transmisión en el relato testimonial

Tal vez el recuerdo de esta singular relación educativa nos muestre una lección a aprender: la que invita a deshacer la ligadura que ata la educación con la colonización de las almas, la que muestra que educar y enseñar es abrir un espacio de acogida donde el otro pueda habitar, la que invita a sustituir la comunicación de un saber por la palabra por el esfuerzo en hacer surgir en el otro su propia palabra, una que no es dictada por adelantado, ni está prevista ni decidida, la que, en fin, señala que la educación es lo contrario del totalitarismo. Pero esta misma relación educativa concita otra relación: la relación testimonial que los supervivientes, mediante sus relatos biográficos y testimonios, establecen con nosotros cuando los leemos y instauramos con ellos una relación de lectura basada en un pacto testimonial. Un pacto que nos vincula a una experiencia no vivida (lo que requiere activar nuestro sistema de rememoración y de imaginación sensible, imprescindible para hacer experiencia de lo no experimentado) y nos permite mirar el dolor y el sufrimiento de nuestro presente. Y es que hay una «relación pedagógica» entre el lector y el texto escrito por un testigo. La situación que establece, sin embargo, es una situación educativa radical (que podemos interpretar bajo el modelo de la relación que Henek establece con Hurbinek).

15 Lee mas

TítuloDesaprender el cuerpo  Tecnología concentronaria y enunciación testimonial

TítuloDesaprender el cuerpo Tecnología concentronaria y enunciación testimonial

De hecho, creo que puede pensarse que las enormes transformaciones sufridas por la memoria de la Shoah desde 1945 hasta hoy están estrechamente ligadas a las transfor- maciones en los modos de inscripción de la posición testimonial en los campos socio-dis- cursivos norteamericano, israelí y europeo —fundamentalmente en Francia, Alemania e Italia—. El momento en que esa vinculación se hace evidente es sin duda el juicio a Eichmann en 1961, que supone la primera gran apertura institucional a la palabra testi- monial y el principio de un proceso de construcción de la identidad nacional israelí en torno a la memoria de la shoah como pivote principal. La condición de superviviente de los campos nazis sale, por ello, del espacio privado y se convierte en el núcleo de articu- lación de una identidad social reconocible y sancionada institucionalmente como tal.

9 Lee mas

Principales criterios legales en la preparación de la prueba testimonial

Principales criterios legales en la preparación de la prueba testimonial

Una vez se ha analizado toda la información recopilada durante el transcurso de esta investigación, sobre los principales criterios legales en la preparación de la prueba testimonial, he llegado a constatar que los conocimientos ya expresados aquí hacen fiel relación a los formularios tipo encuestas que se desarrollaron con ayuda de los profesionales del derecho, como lo son los Jueces de la Unidad Judicial Civil del Cantón Riobamba y abogados en libre ejercicio, pero al tener limitada la cantidad de hojas de la investigación como se exige en el reglamento de régimen académico de la Universidad Nacional de Chimborazo, solo se ha procedido a realizar las correspondientes tabulaciones anteriormente detalladas de las encuestas.

68 Lee mas

OTRO POETA TESTIMONIAL: AL-BASṬĪ

OTRO POETA TESTIMONIAL: AL-BASṬĪ

El carácter testimonial de los versos de al-Basṭī se pone de mani- fiesto en las “crónicas rimadas” que dedicó a algunas sonadas pérdidas de enclaves granadinos, como fueron Archidona, Gibraltar y otras plazas. Sobre “La pérdida de Archidona” me ocupé en un artículo publicado en el Homenaje a Don Jacinto Bosch Vilá 6 , y ahora selec-

6 Lee mas

Operación masacre: la fundación mitológica del testimonio

Operación masacre: la fundación mitológica del testimonio

13. Mi lectura del género testimonial es deudora de la propuesta de Hayden White, para quien la obra histórica es una estructura verbal en forma de discurso en prosa narrativa. “Yo creo que en ese nivel, el historiador realiza un acto esencial- mente poético, en el cual prefigura el campo histórico y lo constituye como un dominio sobre el cual aplicar las teorías específicas que utilizará para explicar lo que en realidad estaba sucediendo. Este acto de prefiguración puede adoptar una serie de formas cuyos tipos pueden caracterizarse por los modos lingüísticos en que se presentan [...] he llamado a estos cuatro tipos de prefiguración por los nombres de los cuatro tropos del lenguaje poético: metáfora, metonimia, sinécdo- que e ironía”. Hayden White, Metahistoria, México, Fondo de Cultura Económica, 1992, p. 10.

23 Lee mas

Posturas "testimoniales" en Historia verdadera de la Conquista de la Nueva España

Posturas "testimoniales" en Historia verdadera de la Conquista de la Nueva España

materia primordial y la mediatización conjugadas en el mismo sujeto enun ciador de alguna manera subjetivizan y distorsionan el relato. En efecto, en varios pasajes el viejo soldado, al describir el episodio de la con- quista, se ha “olvidado” de la realidad precisa. Atrás quedaron mezquinos acontecimientos que se le han “borrado” o no vale la pena mencionar. Pero otros, no siempre fiables, son resaltados por su subjetivismo. Tomando en cuenta tales circunstancias, su crónica es producto de una memoria selectiva sobrepuesta a la documentación imparcial de lo suce- dido. Tres, y tal vez lo principal, el escritor testigo proyecta dos versiones de sí mismo: un yo presente e individual que dialoga preguntando a un tú pretérito y colectivo que responde en nombre de los demás protagonistas de los hechos. El dialogismo de estas dos posturas del “sujeto testimonial

12 Lee mas

Los objetivos de las novelas testimoniales de la guerrilla: el caso venezolano

Los objetivos de las novelas testimoniales de la guerrilla: el caso venezolano

hay reunida una rica experiencia en un conjunto de hombres tan hete- rogéneo. varios son campesinos de la sierra coriana […]. hay hombres cultos y refinados como Edgar que es un fino dibujante y un espíritu altamente sensible […]. hay muchos jóvenes universitarios: víctor, Rafael, Alwilson […] son algunos de ellos, integran el pelotón pequeñoburgués de la familia. hay muchachos de barrio como holmes, que llegó a la prisión temiéndole al grueso de los libros y ya se atreve a jurungar las páginas de hegel y Marx. (Liendo 1975: 93-94) Acá observamos otra de las estrategias composicionales de la que se valen ambos autores para la generación de esa verosimilitud tan buscada. La construcción de los personajes está marcada por una profusión de datos físicos, psicológicos y sociales que, si bien desde una perspectiva estilística los convier- te en seres redondos y con cierta tendencia a cambiar conforme transcurre la anécdota, terminan por ser percibidos como seres verdaderos cuya existencia ha pasado a una escritura que hace el papel de huella de esa realidad. el empleo del detalle conforma un sustento fundamental de su lógica narrativa, el cual suele estar conectado con ciertos recursos intertextuales dispuestos en función de la capacidad que tengan de reforzar la credibilidad del relato, como ocurre con la inclusión de las cartas escritas por los combatientes en donde contemplamos su dimensión ideológica o sentimental. A esto debe añadírsele el empleo de la retórica testimonial romántica (ya explicada por Sarlo) donde la singularización de la experiencia, materializada a través de la enunciación de una voz narrativa homodiegética de focalización interna que se construye de forma coherente, estimula una afinidad capaz de zanjar las distancias habituales en el proceso de decodificación de un texto gracias a la sensación de cercanía entre el lector y el narrador.

22 Lee mas

Viaje y literatura : elaboración y problemática de un género

Viaje y literatura : elaboración y problemática de un género

La literatura de viajes se mantiene al margen de los géneros literarios defendidos por la retórica aristotélica. Sin embargo goza de una enorme popularidad a lo largo de la Antigüedad y es sin duda uno de los elementos constitutivos de los principales géneros literarios. Así lo demuestran las críticas acerbas que lanzan contra el género quienes, en buena medida, compiten con el mismo, como es el caso de los historiadores y geógrafos (Gómez Espelosín, J, 2000, 12). El relato de viaje se relaciona durante siglos con un géne- ro perteneciente a la historia, en el sentido original de la misma, lo que significa descrip- ción de una experiencia. Esto implica el uso de una serie de elementos enfáticos que pos- tulan una economía de lo real representada en términos de observación, testimonio y verdad. En este sentido, coincide con otros discursos, por lo que pasa a convertirse en lugar de recepción de textos de orígenes diversos, que se articulan en su interior, como el del geógrafo, naturalista, etnólogo, administrador, militar, misionero, comerciante, eco- nomista, arqueólogo… cada uno provisto de sus propios elementos poéticos y retóricos. Esto problematiza desde el comienzo el género y lo dota, al mismo tiempo, de una ver- satilidad y libertad formal que le permite adoptarse a las mutaciones estéticas e ideológi- cas. Desde el punto de vista literario, comparte con la literatura la perspectiva autobio- gráfica de una primera persona testimonial pero no la marca de una buena retórica, que el viajero considera como una única cuestión de estilo ajena a sus objetivos, con los cua- les, evidentemente, no coincide. Y son estos elementos compartidos con la literatura de los que de nuevo hereda una serie de rasgos, pero esta vez suministrados por otros géne- ros. Como si necesitase de un corpus rico y múltiple que le permitiera ampliar los lími- tes de la retórica clásica:

6 Lee mas

Reflexiones en torno a la práctica testimonial sobre la experiencia concentracionaria en Argentina

Reflexiones en torno a la práctica testimonial sobre la experiencia concentracionaria en Argentina

La Conadep constituyó un momento clave en la producción testimonial, en tanto conformó un “caudal basal de testimonios” sobre los crímenes de la re- presión estatal. Pero además fue para Miguel un lugar de encuentro con otros sobrevivientes. Muchos de ellos comenzaron a reunirse periódicamente para intercambiar experiencias, información y, especialmente, para hacer lo que, se- gún su visión, no se hacía desde el Estado: investigar no solo quiénes habían sido los desaparecidos sino también quiénes habían participado como ejecuto- res directos de la represión. La confección de los listados de desaparecidos y de represores ocupó gran parte de las preocupaciones de los sobrevivientes más ac- tivos y comprometidos con la búsqueda de verdad y justicia. En este sentido, los resultados parciales a los que fueron arribando con sus investigaciones contri- buyeron a echar luz sobre la metodología desplegada por las fuerzas represivas. En la transición democrática, adquirió relevancia una tensión que ya se ha- bía empezado a manifestar durante la dictadura, en relación con la figura del sobreviviente. Una tensión que se “percibía”, dice Miguel, sobre todo, al interior del movimiento de derechos humanos y de la militancia política. Si bien los sobrevivientes eran los que habían vivido en carne propia la brutal represión desplegada por el Estado sobre los opositores políticos, si bien eran ellos los que podían atestiguar sus crímenes, la pregunta por su propia supervivencia —aque- lla pregunta que Miguel respondía aludiendo a las arbitrariedades y decisiones discrecionales de los agentes de la represión— aparecía ahora cargada de sospe- chas y de culpabilización:

22 Lee mas

Show all 8665 documents...