Locura - enfermedad

Top PDF Locura - enfermedad:

Imágenes de la “locura”, la “enfermedad mental” y la “depresión” en la ciudad de Sevilla

Imágenes de la “locura”, la “enfermedad mental” y la “depresión” en la ciudad de Sevilla

RESUMEN: El artículo presenta los resultados del estudio “Salud mental: imá- genes y realidades”, referido a las imágenes sociales asociadas a tres términos relativos a trastornos mentales: “locura”, “enfermedad mental” y “depresión”. A partir de un diseño internacional se entrevistaron en la ciudad de Sevilla 920 personas adultas, según un método de cuotas a partir de las principales variables sociodemográficas y mediante un Cuestionario Socio-antropológico, utilizado en un proyecto multinacional del Centro Colaborador de la OMS en Salud Mental de Lille (Francia). El cuestionario pide a las personas entrevistadas que relacio- nen determinadas afirmaciones sobre conductas, síntomas, causas y consecuen- cias a las tres categorías elegidas, explorando con ellos los aspectos cognitivos de las actitudes y representaciones mentales de la población.
Mostrar más

18 Lee mas

El imaginario trágico de la locura: la metáfora agonal y la caracterización de la enfermedad en Orestes de Eurípides

El imaginario trágico de la locura: la metáfora agonal y la caracterización de la enfermedad en Orestes de Eurípides

El término nósos y sus derivados, recurrentes sobre todo en la primera mitad de la obra (34, 43, 211, 227, 229, 232, 282, 304, 314, 395, 407, 480, 791, 800, 831, 881, 883, 1016), describen el estado de Orestes. La locura es caracterizada como ἀγρία νόσος, expresión que —como ha destacado Jouanna (1988)— es común a los tres trágicos y responde a un imaginario arcaico de la enfermedad que exhibe las analogías más que las diferencias entre la tragedia y la nueva medicina racional. Las expresiones específicas para referir a la locura de Orestes se derivan indistintamente de: a) μανία/μαίνομαι (37, 135, 228, 400, 532), b) βακχεύω (338, 411), c) λύσσα (254, 401, 793, 845), o de una combinación de estos vocablos (270, 325-6). Con la idea de βακχεύω hallamos también el excepcional verbo ἀναχορεύω (582). Acerca este grupo que conforma el vocabulario de la locura, y su valor en el período clásico, cf. Perdicoyianni- Paléologou (2009a; 2009b).
Mostrar más

13 Lee mas

Vista de Las concepciones de la enfermedad mental y el discurso psiquiátricojurídico sobre la locura en Argentina
							| Nuevo Derecho

Vista de Las concepciones de la enfermedad mental y el discurso psiquiátricojurídico sobre la locura en Argentina | Nuevo Derecho

Habían pasado varias administraciones y reformas para los hospitales generales de hombres y mujeres, pero la situación de los enfermos mentales no había cambiado, los hombres continuaban en las circunstancias descriptas por José Ingenieros y algo similar sucedía con las mujeres que eran alojadas en la cárcel del Cabildo o en las Casas de Corrección. Los motivos de esa divergencia en el trato terapéutico en detrimento de los pacientes con enfermedades psiquiátricas se encuentran en las características propias de la enfermedad mental, poco asimilables al resto de las enfermedades somáticas y en muchos casos además de difícil o muy in- cierto pronóstico. Esas mismas característi- cas aportan complejidad tanto a la perspec- tiva médica como a la jurídica al momento de establecer los parámetros del tratamiento que corresponde ofrecer al enfermo mental en sus respectivos ámbitos de incumbencia. Y esto ocurre aún en nuestros días, desde la diagnosis médica o la determinación de la inimputabilidad jurídica, pasando por el tratamiento terapéutico y judicial destinados a revertir la enfermedad mental y sus conse- cuencias, hasta la compleja determinación de la desaparición de aquellos elementos de la enfermedad que imponen la restricción a la libertad del sujeto y que suelen evaluarse al momento de disponer su externación (Por ejemplo, la. peligrosidad).
Mostrar más

18 Lee mas

Cuerpo político, enfermedad & lenguaje : estudio interdisciplinario de La locura del Rey Jorge de Alan Bennett

Cuerpo político, enfermedad & lenguaje : estudio interdisciplinario de La locura del Rey Jorge de Alan Bennett

Alan Bennett parece aquí valerse del hecho teatral para invitar a sus connacionales a participar del debate sobre la continuidad de la monarquía al reevaluar aspectos de la propia historia. Pero para nosotros el texto suscita otro tipo de producciones de sentido: el funcionamiento de las instituciones en un país que se va construyendo como democracia delante de nuestros propios ojos. Democracia entendida no como un logro obtenido de una vez y para siempre sino como un proceso continuo de búsqueda de equilibrio dinámico entre fuerzas de distintos calibres donde invariablemente prevalece lo sano, lo saludable, aún cuando el tema fuera la enfermedad.
Mostrar más

10 Lee mas

La experiencia teatral de vivir con locura diagnósticada

La experiencia teatral de vivir con locura diagnósticada

Así también, el programa “Salta la tapia” se aplica en el hospital psiquiátrico de Miraflores, de Sevilla, España. Allí se proponen nuevos métodos para tratar a los pacientes, de manera que la sociedad considere de otra forma a ese tipo de enfermos. Consistió en eliminar lentamente la diferencia entre los de dentro y los de fuera, del hospital. El concepto de que la enfermedad mental es biológica fue dejando paso al convencimiento de que era biográfica. (FUNCIA, 1984). Los hábitos de los directivos entonces cambiaron, no volvieron a aplicar el tratamiento de electrochoque, abrieron una biblioteca y un club social, se intentó evitar las hospitalizaciones, cruzando el umbral del psiquiátrico. (Ibíd.) Los resultados fueron exposiciones de los trabajos efectuados por el Taller de Terapia Ocupacional, verbenas populares, representaciones teatrales, capeas, festivales flamencos, el festival de música Electro-Rock y acontecimientos deportivos. (Ibíd: 2) Con esta experiencia se intentó integrar en la sociedad a los enfermos mentales, sin exclusión y con grandes resultados. (Ibíd: 3).
Mostrar más

82 Lee mas

Historia de la locura en la época clásicaI

Historia de la locura en la época clásicaI

1° Llegará un día en que esta presencia de la animalidad en la locura será considerada, dentro de una perspectiva evolucionista, como el signo, más aún, como la esencia misma de la enfermedad. En la época clásica, al contrario, la animalidad expresa con singular esplendor precisamente el hecho de que el loco no es un enfermo. La animalidad, en efecto, protege al loco contra todo lo que pueda existir de frágil, de precario y de enfermizo en el hombre. La solidez animal de la locura, y ese espesor que extrae del mundo ciego de la bestia, endurece al loco contra el hambre, el calor, el frío y el dolor. Es notorio, hasta fines del siglo XVIII, que los locos pueden soportar indefinidamente las miserias de la existencia. Es inútil protegerlos; no hay necesidad ni de cubrirlos, ni de calentarlos. Cuando en 1811, Samuel Tuke visita una workhouse de los condados del sur, ve unas celdas adonde la luz del día llega por ventanos enrejados que se han hecho en las puertas. Todas las mujeres estaban completamente desnudas. Ahora bien, "la temperatura era extremadamente rigurosa, y la noche anterior, el termómetro había marcado 18° bajo cero. Una de estas infortunadas mujeres estaba acostada sobre un poco de paja, sin manta". Esta aptitud de los alienados para soportar, como los animales, las peores intemperies, será aún, para Pinel, un dogma de la medicina. Él admirará siempre "la constancia y la facilidad con que los alienados de uno y otro sexo soportan el frío más riguroso y prolongado. En el mes de Nivoso del año iii, en ciertos días en que el termómetro indicaba 10, 11 y hasta 16° bajo cero, un alienado del hospicio de Bicêtre no podía soportar la manta de lana, y permanecía sentado sobre el entarimado helado de la celda. Por la mañana, apenas le abrían la puerta, se le veía correr en camisón por los patios, coger el hielo y la nieve a puñados, ponérselos sobre el pecho y dejarlos derretir, con una especie de deleite". 390 La locura, con todo lo que tiene
Mostrar más

243 Lee mas

Historia de la locura en la época clásica II

Historia de la locura en la época clásica II

El retorno a lo inmediato es la terapéutica por excelencia, puesto que es el absoluto rechazo de la terapéutica; cura en la medida en que es olvido de todos los cuidados. Es en la pasividad del hombre con respecto a sí mismo, y en el silencio que impone a su arte y a sus artificios, donde la naturaleza despliega una actividad que es exactamente lo recíproco del renunciamiento. Pues si la vemos de más cerca, esa pasividad del hombre es actividad real; cuando el hombre se confía al medicamento, escapa de la ley del trabajo que la misma naturaleza le impone; se hunde en el mundo del artificio y de la contranatura, en un mundo del que forma parte la locura, la cual es una de sus manifestaciones; es olvidando la enfermedad, y tomando nuevamente su lugar dentro de la actividad de los seres naturales, como el hombre llega a curarse, por medio de una aparente pasividad que no es, en el fondo, sino una industriosa fidelidad, Bernardino de Saint-Pierre explica de la manera siguiente cómo se libró de un "mal extraño", el cual, "como a Edipo, le hacía ver dos soles". La medicina le había ofrecido su auxilio y le había enseñado que "su mal radicaba en los nervios". En vano se aplicó los medicamentos más apreciados; se dio cuenta, en breve, de que los mismos médicos morían por causa de sus remedios: "Es a Jean-Jacques Rousseau a quien debo el haber recuperado la salud. Yo había leído, en sus escritos inmortales, entre otras verdades naturales, que el hombre está hecho para trabajar, no para meditar. Hasta entonces había ejercitado mi alma y dejado en reposo mi cuerpo; cambié de régimen; ejercité el cuerpo y di reposo al alma. Renuncié a la mayor parte de los libros; puse los ojos sobre las obras de la naturaleza, que hablaban a mis sentidos con un lenguaje que ni el tiempo ni las naciones pueden alterar. Mi historia y mis periódicos fueron las hierbas del campo y de las praderas; no eran ya mis pensamientos los que en forma penosa se dirigían a ella, como ocurre dentro del sistema de los hombres, sino que eran sus pensamientos los que venían a mí bajo mil formas agradables." cccxliv
Mostrar más

145 Lee mas

Locura y literatura: La otra mirada

Locura y literatura: La otra mirada

Una vez más, la locura es un concepto que depende de quién lo mire y a través de cual lente se observe. En el caso de las mujeres, la perturbación mental se diagnosticaba cuando se apartaban de las normas preestablecidas por la sociedad. Esto es verdad para Matilde Burgos, cuya locura es diagnos- ticada basada en su comportamiento sexual, consi- derada en aquella época una fuente de «desviación y desarreglo mental». Rivera Garza presenta en la novela una lista de diagnósticos clínicos obtenidos de los archivos del Hospital La Castañeda y al hacerlo plantea la inquietud, ¿acaso la enfermedad mental se declaraba basada sólo en la percepción de un comportamiento de desviación sexual? La detallada terminología utilizada para describir comportamientos de desviación se registra profusamente, desde los «impulsos demoníacos» hasta «delirio religioso», «celos irracionales», «indigencia» y «agresión», inclu- yendo términos ambiguos como el recurrente «locura moral», todos los cuales se encuentran en las historias clínicas que Rivera Garza investigó y que se encuen- tran registradas en el capítulo tres de la novela. Rivera Garza explica en su disertación que mientras la mayoría de los psiquiatras europeos y americanos ya no utilizaban estos términos como una categoría para clasificar pacientes, en México, éste era todavía al inicio del siglo XX uno de los diagnósticos más utilizados para describir enfermedades mentales de mujeres. De esta forma, cualquier mujer con un pasado sexual adúltero, exhibicionista o que presentara un tipo de comportamiento considerado como «apa- sionamiento desbordado» podía ser catalogada dentro
Mostrar más

9 Lee mas

Locura, esquizofrenia y sociedad  Reflexiones

Locura, esquizofrenia y sociedad Reflexiones

El incremento en la persecución de hechiceros y el comienzo de la protesta científica, son dos aspec- tos de la época del Renacimiento que verosímilmente pueden ser atribuidos al mismo fenómeno funda- mental: la disolución ideológico-moral y económico- política de la sociedad de la Edad Media que animó y suscitó en algunos grandes espíritus, pensamien- tos nuevos y más libres, pero llenó a la mayoría de un tremendo terror-pánico e indujo a los defensores de lo antiguo a emprender contra el diablo y sus cómplices un irracional y cruento contraataque, al cual el forzado celibato de los inquisidores dio su particular matiz de misoginia. Según el “Martillo de las Brujas” era brujo o bruja todo aquel que mos- trara la menor desviación o peculiaridad psicológica, y no sólo la enfermedad mental sino casi todos los demás males del cuerpo (impotencia, esterilidad, deformidades, mortalidad de lactantes) y de la vida (malas cosechas, mortalidad de ganado, adulterio) eran obra de hechicería”.
Mostrar más

7 Lee mas

Entre la codificación de los comportamientos bizarros y el elogio de la locura

Entre la codificación de los comportamientos bizarros y el elogio de la locura

Institución problema, enfermedad institución como decía el viejo Basaglia, nos lleva a otra discusión que queremos introducir para volver luego sobre una sociología de lo cotidiano de las costumbres asilares. Este planteo quiere fun- cionar a manera de disparador, como se decía hace unos años en los ejerci- cios de análisis institucional, para movilizar una serie de discusiones, en este caso, lo que podríamos sintetizar como el debate antimanicomial. Ya que nom- bramos debate, nos interesa pensarlo -como refiere Zigmunt Bauman (2001: 38)- en el sentido del ágora y de la reconstrucción de lo público, ese espacio en el que los problemas locales, parciales, se reúnen de manera significativa, es decir, no sólo para provocar placeres narcisistas ni en procura de lograr alguna terapia mediante la exhibición pública, sino para buscar palancas que, colecti- vamente aplicadas, resulten suficientemente poderosas como para elevar a los individuos de sus desdichas individuales. El espacio donde pueden nacer y cobrar forma preguntas tales como: ¿La necesidad de qué tipo de institucio- nes «democráticas y públicas» -y agregaríamos no disciplinarias o cuasi me- dievales- para los hombres infames? ¿Qué tipo de instituciones para los hom- bres infames 10 ? ¿Qué tipo de código de convivencia urbano? Creemos que el
Mostrar más

20 Lee mas

Imaginarios sociales de la locura, policontextuRalidad y bioteconologías

Imaginarios sociales de la locura, policontextuRalidad y bioteconologías

Los artículos de Wrinker (2010) y Os-Kenis-Rutten (2010), este último en menor medida, ofrecen un ejemplo del lo que denominamos IS sociológico. La sociología aparece como ciencia en el siglo XIX para intentar ofrecer una descripción del sistema social cada vez más complejo e inabarcable (Luhmann 2007). Uno de sus fundadores dedicó un libro completo a un tema que aparentemente no tenía ninguna explicación social: el suicidio. Hablamos del clásico de Durkheim (1989) El Suicidio. Durkheim detecto la conexión de variables sociales con una conducta en apariencia únicamente idiosincrática. Ya en el siglo XXI todos los manuales de Sociología médica de la enfermedad mental tiene capítulos dedicados a analizar las relaciones de la EM con: clase social, raza, edad, género, estado marital, vida rural o urbana, migraciones, etc (véase: Cockerham 1996; Horwitz- Scheid 1999 o Tausing-MIchello-Subedi 1999). La imagen es que la locura está asociada a variables sociológicas, sino ¿cómo explicar que haya más depresión entre las mujeres?, o ¿cómo comprender que la prevalencia y pronóstico de casi cualquier EM sea peor entre las “clases” sociales con menos recursos? La percepción comunicada es que la EM aparece y se mantiene por causas sociales (Tyrer-Steinberg 2007: 99-105).
Mostrar más

20 Lee mas

Capitalismo como locura: a crítica al sistema capitalista de G. K. Chesterton

Capitalismo como locura: a crítica al sistema capitalista de G. K. Chesterton

Ballesteros (2000: 43-49), por su parte, denuncia tres tipos de margina- ciones que se generan por la crisis de la Modernidad, de las cuales dos tienen que ver con la economía: por un lado, la marginación que realiza el homo oeconomicus para con los carentes de recursos que, por esa carencia, se ven ignorados y despreciados a causa de la concepción de la vida humana como algo que solo tiene sentido como proyecto para aumentar la fortuna. La otra marginación es la que realiza el homo labilis, y que desprecia a quienes no pueden ocuparse de sí mismos. Esta marginación nace también del economi- cismo, que reduce la dimensión carencial a la cuestión meramente económi- ca, y devalúa culturalmente el cuidado. En los incapaces y enfermos, además, se ve cuestionado el proyecto de vida hedonista (tan vinculado a la crema- tística, al enriquecimiento por el enriquecimiento), y por ello se repudia con horror la incapacidad y la enfermedad. Los dos grupos, los económica y los físicamente incapaces se ven privados de sus derechos, y desatendidos en sus necesidades: se ven, en definitiva, privados de poder y de la libertad efectiva para desarrollarse.
Mostrar más

37 Lee mas

Locura y opresión - Confederación Salud Mental España

Locura y opresión - Confederación Salud Mental España

Nuestras guías abordan asuntos importantes como la opresión y el trauma intergeneracional y te invitan a unirte a otras para confeccionar soluciones que ayuden a transformar l[r]

64 Lee mas

La locura del otro Zorrilla: una interpretación de El drama del alma

La locura del otro Zorrilla: una interpretación de El drama del alma

Por eso yo, que soy el espíritu loco condenado por Dios a hacer el viaje de esta vida en compañía del autor de estos versos; que he ido con él a México y que he visto como él lo que[r]

7 Lee mas

La locura en la novela Desde los blancos manicomios

La locura en la novela Desde los blancos manicomios

Yáñez ha declarado la clave fundamental para la comprensión de la novela, la locura como pretexto para inspeccionar un contexto complejo, cargado de creencias rituales y de viajes internacionales para escapar de la crisis; de carencias que modifican los espacios hogareños; de la marginalidad que exige dominar el discurso de la calle. Al respecto de esta toma de la locura como pretexto Mirta Yáñez declara: «[…] los límites cercados del hospital psiquiátrico han quedado abolidos y nada separa al mundo de los cuerdos del de los locos. ¿Dónde está la locura, adentro o afuera? ¿O acaso la vida es toda un blanco manicomio? Ojo, que el título nos deja bien claro que la acción ocurre no «en» sino «desde», sutil desplazamiento del punto de vista.». 62
Mostrar más

69 Lee mas

Esta locura de tango [Recurso electrónico

Esta locura de tango [Recurso electrónico

E n lo que sigue, se discuten aproximaciones teóricas, partiendo de la noción foucaultiana del poder y aportes de la sociología, el feminismo, la historia, y los estudios culturales, pa[r]

108 Lee mas

Memoria de la locura (Traducción de Claudia Albarrán)

Memoria de la locura (Traducción de Claudia Albarrán)

Recuerdo que me dije que cuando a la mañana siguiente dejara París rumbo a Nueva York sería para siempre; temblaba porque sabía q~e había aceptado la idea de no volver nunca más a Franci[r]

8 Lee mas

Preocupaciones reinantes acerca de la locura

Preocupaciones reinantes acerca de la locura

En otro tiempo me invitasteis para que hablara del delirio; más tarde sobre causas morales de la locura; hoy sobre preocupaciones reinantes acerca de la misma; me sujetáis sí, pero con d[r]

18 Lee mas

Locura nuclear y justicia en la dinámica bélica

Locura nuclear y justicia en la dinámica bélica

Locura nuclear y justicia en la din?mica b?lica LOCURA NUCLEAR Y JUSTICIA EN LA DIN?MICA B?LICA "Mientras el hombre sea el ser d?bil, cambiante, e in cluso peligroso, que a menudo se muestra, las arma[.]

20 Lee mas

Locura, profecía y santidad en la "Vita Merlini"

Locura, profecía y santidad en la "Vita Merlini"

Como punto final de este análisis, podemos extraer las siguientes conclusiones: a La santificación de Merlín es la culminación de un proceso iniciado mucho antes, según nos muestran los [r]

21 Lee mas

Show all 10000 documents...