Manejo del duelo

Top PDF Manejo del duelo:

El manejo del duelo en casos de homicidios y asesinatos en Puerto Rico

El manejo del duelo en casos de homicidios y asesinatos en Puerto Rico

en torno a este tema. El manejo del duelo ha sido silenciado, estigmatizado y hecho invisible por nuestras sociedades capitalistas, las cuales han dictado la pauta de cómo sentir, pensar y actuar respecto a la muerte. De esta manera, se ha enmascarado e identificado como patológica la realidad de aquellos familiares que viven este proceso, sin que medie la alternativa y la posibilidad de asimilar el proceso con el apoyo y los recursos necesarios y adecuados a la particularidad de su historia o cultura. Muchos/as dolientes se valen de recursos religiosos para afrontar la pérdida. Sin embargo, surge la preocupación sobre las miles de personas que no poseen estas herramientas, recursos y alternativas para sobrellevar el proceso. Entonces, podrían desencadenarse patologías que, lastimosamente, inciden en la calidad de vida de los dolientes.

18 Lee mas

Manejo del duelo

Manejo del duelo

Así mismo, en el proceso de comunicar la muerte de un ser querido al niño es importante poderlo hacer en un lugar tranquilo sin ningún tipo de interrupción, mirándolo a los ojos si es posible y con un tono de voz cálido, también se puede hacer uso de las otras redes como el colegio informando a los docentes y directivos sobre los hechos para que logren comprender y dar respuestas si se presenta la ocasión, hay que tener en cuenta que las explicaciones no deben ser ‘’de golpe’’ se pueden ir haciendo poco a poco pero con la verdad, siempre procurando responder a las dudas, permitir que el niño se exprese e indique todo lo que piensa frente a la situación, ya que si el adulto logra comprender esto puede ayudarle de manera óptima a la elaboración del duelo, también es pertinente nombrar el término de muerte este es el inicio para comprender todo lo sucedido, si es adecuado se pueden mencionar explicaciones religiosas sólo si el niño entiende y practica alguna y si no es el caso es mejor no mencionarla, lo que sí se debe explicar son las causas biológicas y hacerle entender que en ningún momento él es culpable de ese suceso, de igual manera brindar un acompañamiento con el fin de evitar que se sienta desprotegido sobre todo si el que fallece es alguno de sus padres, los niños también necesitan escuchar frases que indiquen que la persona fallecida siempre estará en los corazones y memoria de sus seres queridos y que es lindo mantenerlos ahí, con el fin de disminuir la ansiedad que les provoca pensar que olvidarán a su ser amado, contarles historias o anécdotas, pueden guardar un objeto o guardar una foto esto ayudará a que el niño no asocie la muerte con la desaparición total es decir como si la persona nunca hubiera existido. Por otro lado, está bien que el adulto pueda expresar sus emociones frente a la pérdida ya que el niño logra hacer una asociación y si por el contrario no se realiza ninguna expresión el niño posiblemente entenderá que así es como se debe estar, no existirá entonces un permiso para llorar o sentirse triste lo cual hace que el dolor no pueda salir y expresarse de una forma sana y reparadora, sin embargo cuando las emociones son muy intensas es mejor pedir la ayuda de otro adulto para que realice el proceso. (Egea, 2011, pág. 55)

50 Lee mas

INCOHERENCIA ENTRE EL SABER Y EL HACER: MANEJO DEL DUELO

INCOHERENCIA ENTRE EL SABER Y EL HACER: MANEJO DEL DUELO

Éste artículo tiene como fin inducir a la reflexión acerca de la asertividad en las intervenciones dirigidas en forma contundente a disminuir ese dolor del alma y del espíritu, porque al parecer existen falencias en su manejo, se observa por el contrario algunas veces indiferencia. Se entiende que en el medio de los cuidados de la salud cada profesional debe crear una barrera emocional que impida que viva sufriendo las penas ajenas. Pero, muchas veces, esto traspasa lo normal hasta volvernos seres mecánicos, que no comprenden el valor del acompañamiento emocional además de cualquier tratamiento que se pueda instaurar ya sea médico o quirúrgico.

12 Lee mas

Apoyo psicosocial : aproximación al  manejo del duelo y de la crisis en personas afectadas por emergencias

Apoyo psicosocial : aproximación al manejo del duelo y de la crisis en personas afectadas por emergencias

Situaciones particulares en donde la familia no tiene conocimiento del paradero de su ser querido, ni del estado en que pueda encon- trarse, se inicia el abordaje del duelo de una manera diferente, pues sobre el suceso empiezan a conjeturarse posibilidades de eventos que hayan pasado al respecto sin omitir las implicaciones legales a que da origen esta situación y las cuales con frecuencia limitan el acceso a recursos por lo que deben padecer circunstancias adicionales que incrementan su situación de vulnerabilidad.

58 Lee mas

Manejo del duelo "Qué es pérdida y tipos de pérdida"

Manejo del duelo "Qué es pérdida y tipos de pérdida"

Como ya lo sabemos, el duelo es una respuesta ante la pérdida de lo amado o lo valorado, donde una persona recorre el camino de renunciar a los perdido y reconstruir su vida sin ello (Freud, 1981). En esta perspectiva, el duelo es un proceso multidimensional que depende de factores personales, económicos, culturales y sociales. Leung (2001) propone la existencia de pérdidas tangibles como seres queridos y bienes y la existencia de pérdidas intangibles como la identidad o roles sociales.

7 Lee mas

Blog manejo del duelo

Blog manejo del duelo

Bowlby (1980): Se fundamenta en el APEGO. El duelo produce un desequilibrio, desestabiliza los mecanismos entre el individuo y su figura de apego. Plantea las siguientes etapas: Embotamiento, Anhelo y búsqueda, Desorganización y desesperanza, Reorganización.

10 Lee mas

El profesional de enfermería ante el duelo por muerte perinatal

El profesional de enfermería ante el duelo por muerte perinatal

Se realizó un estudio en las Unidades de Atención del Departamento de Ginecobstetricia del Hospital Universitario “Dr. Antonio María Pineda” de Barquisimeto, estado Lara, Venezuela. Se utilizó un diseño no experimental, tipo transeccional correlacional/causal con una población de 164 Profesionales de Enfermería del Departamento de Ginecobstetricia y una muestra de 54 profesionales, seleccionados por un muestreo probabilístico al azar estratificado de acuerdo al nivel de estudios. Para recolectar la información se elaboraron dos instrumentos. El primero fue un cuestionario conformado por 38 ítems formulados a partir de la variable “actitud del profesional de enfermería hacia el duelo” el cual recoge los datos biodemográficos, las actitudes, los sentimientos, los conocimientos y las creencias del Profesional de Enfermería en cuanto al manejo del duelo. El segundo fue una lista de cotejo con la finalidad de medir la variable “Cuidados de Enfermería ofrecidos a la puérpera en duelo por muerte perinatal” con un total de 30 ítems. La Confiabilidad del primero se evaluó a través del Alpha de Crombach la cual arrojó un resultado de 0,90 y el segundo, aplicando la prueba estadística Kuder Richardson, donde se obtuvo un valor de 0,91. Los datos fueron procesados en el programa SPSS en su versión 22.0, el análisis estadístico se realizó mediante el test de Chi Cuadrado de Pearson con un nivel de significación de p<0.05 y el coeficiente de correlación Fischer con el fin de establecer las relaciones entre los factores indicadores de las variables

6 Lee mas

Subjetividad y duelo

Subjetividad y duelo

Se añade a lo expuesto que, hasta el momento, los textos tan solo han considerado una forma de duelo: la debida a la ausencia del “objeto externo”, pero no se ha tenido en cuenta la posibilidad de que la pérdida sea “interna”, conservándose a la persona en el exterior y, en consecuencia, continuando unida a alguien sin amarlo; como se verá, esta última posibilidad conduce a la aparición de síntomas depresivos de larga evolución (13,14). Esta eventualidad no ha sido atendida como se merece en la literatura psiquiátrica, tal vez por el desprecio que existe en la actualidad al “plano interno” o “mundo subjetivo” del paciente. A lo largo del trabajo se demostrará debidamente la importancia que tienen en la clínica estas “pérdidas internas” y se intentarán definir las características que diferencian unos duelos de otros ya que, tener en cuenta esta separación, va a producir un beneficio notable para aquellas personas que atraviesan por estas dificultades.

10 Lee mas

El proceso de duelo en la madre y sus efectos en el hijo vivo: el caso de James Matthew Barrie, escritor de Peter Pan

El proceso de duelo en la madre y sus efectos en el hijo vivo: el caso de James Matthew Barrie, escritor de Peter Pan

Algunos autores, incluyendo Bowlby, hablan de cómo la pérdida de un hijo muchas veces motiva a los padres a concebir otro, particularmente cuando el hijo muerto se encontraba en edad de latencia o de adolescencia temprana. Uno o ambos padres podían haber tenido una relación bastante fuerte con el niño, y si bien ambos padres sufren inmensamente la pérdida, es muy probable que uno de los dos caiga en un duelo crónico en el que se mantiene vivo el anhelo de volver a ver a su niño y la constante idealización de él, algo que atormenta constantemente. Es entonces cuando los padres deciden concebir otro niño, aún cuando en la mayoría de los casos los padres habían decidido, antes de la muerte del hijo, que no tendrían más. A pesar de esto, nos dice Bowlby, el dolor no parece disminuir, y el ambiente en casa parece no cambiar. La aflicción persiste. El niño que nació para reemplazar a su hermano es constantemente comparado con éste en todo lo que hace. Los padres alaban las similitudes que tenga con el hermano muerto y se llenan de alegría si ven que todos los ideales que solían recaer sobre él son ahora llevados a la vida por otro, mientras que aquello que los diferencie es ignorado, e incluso despreciado en ciertas ocasiones.

166 Lee mas

Duelo complicado

Duelo complicado

En cuanto al criterio de alteración social o de la identidad, se encontró que algunos de los sujetos tenían deseos de muerte para poder estar con sus seres queridos, se identificó que se presentaban sentimientos de soledad ante la pérdida, lo cual también dificulto la socialización del sujeto, haciendo que he apoyo social no fuera suficiente para el afrontamiento del duelo pues la persona propicia este tipo de distanciamientos y a la vez existe una contradicción emocional al pensar que no tiene apoyo por parte de familiares o amigos, imposibilitándose la mejora de su duelo, esto puede hacer que se sienta vacío ya que su sentido de vida desaparece al morir la persona y al sentirse desolado y abandonado, otro aspecto de relevancia que se encontró es la confusión de roles, ya que se había asumido un papel en el entorno familiar o social y causa conflicto el cambio y la poca capacidad de adaptación ante la nueva situación y perdida o disminución de identidad al perder el reconocimiento social a consecuencia de un la ausencia de un rol especifico.

18 Lee mas

Administración del Psicodiagnóstico a dos hermanos de 9 y 10 años de edad para investigar la elaboración del duelo por la muerte de su madre

Administración del Psicodiagnóstico a dos hermanos de 9 y 10 años de edad para investigar la elaboración del duelo por la muerte de su madre

(…) “psicoanalizar niños” es comprender su lógica y auxiliarlo a pasar “del grito, del acto y del movimiento desordenado al juego y a la palabra”. En ese espacio terapéutico, se observa que en algunos niños, “hay una necesidad de que el sufrimiento sea oculto, que el dolor no se muestre. Así, se considera que los duelos tienen que ser rápidos y que los seres humanos no tenemos derecho a estar tristes”. En esto caso hay una sobre-exigencia a la superación ante la pérdida, es no respetar los tiempos propios de la elaboración del duelo, es negar la pérdida.

94 Lee mas

“Duelo y estrategias de afrontamiento en padres de hijos con discapacidad del Centro de Atención Integral Despertar de los ángeles período diciembre 2016   mayo 2017”

“Duelo y estrategias de afrontamiento en padres de hijos con discapacidad del Centro de Atención Integral Despertar de los ángeles período diciembre 2016 mayo 2017”

La investigación “Adaptación al duelo anticipado de padres de escolares con Leucemia Linfoblástica Aguda. Hospital Nacional Almanzor Aguinaga Asenjo” arrojo resultados muy alentadores en algunos casos y alarmantes en otros tal como lo menciona Sánchez, Llano y Guerrero (2013) exponiendo que la situación de duelo se encuentra en gran apogeo creando múltiples dificultades en muchos de los padres y/o madres, así mismo es evidente que la superación de estas condiciones en las familias es gracias a las intervenciones y apoyo a los niños con discapacidad (Sánchez Vásquez, Llano García, & Guerrero Quiroz, 2013)

53 Lee mas

Rememorar más allá del dolor: Construcción de narrativas frente al proceso de duelo en situaciones de desaparición forzada

Rememorar más allá del dolor: Construcción de narrativas frente al proceso de duelo en situaciones de desaparición forzada

El duelo normal es concebido por Meza, García, Torres, Castillo, Sauri y Martínez.(2008) como la reacción emocional y comportamental en la que se manifiesta el sufrimiento y cuya duración tiene un promedio de entre 6 y 12 meses, en la que habrá un amplio rango de sentimientos y conductas normales ante la pérdida, con un desarrollo clínico que es igual frente a todas las pérdidas (Rechazo, Núcleo del duelo caracterizado por estado depresivo y etapa final para el restablecimiento con miras hacia el futuro y un sentimiento de interés con nuevos objetos, una mayor duración representaría un evento patológico, en donde sentimientos y comportamientos de las primeras fases que continúan con una duración excesiva que no llega a concluirse y ocupa toda la vida del doliente es considerado un duelo crónico.

112 Lee mas

El duelo vivido desde la niñez: particularidades del duelo en la infancia

El duelo vivido desde la niñez: particularidades del duelo en la infancia

I. Aturdimiento y choche: Es la fase temprana de intensa desesperación, por la conmoción causada por la noticia de la muerte de un ser querido, que amenaza la capacidad reactiva de la persona, poniendo en marcha reacciones como descreimiento, confusión, aturdimiento, disociación, etc., cuya función es alterar o distorsionar el input, reprimiendo, suprimiendo o mitigando el impacto de la información sobre la realidad de la muerte del ser querido. La tarea principal de duelo en esta etapa es manejar los aspectos más traumáticos de la pérdida. Esta sintomatología es una respuesta de estrés normal, pero si se manifiesta a lo largo del tiempo, como procesos incompletos – mentales, cognitivos o conductuales – pueden desembocar en un duelo complicado.

20 Lee mas

Duelo y causalidad

Duelo y causalidad

De los muchos desafíos que nos plantea la vida en este mundo, la muerte de los seres queridos es quizá un elemento universal y trascendente. Todos sin excepción, a no ser que muramos jóvenes, perdemos a alguien que queremos mucho y viviremos esta experiencia. Pero la muerte nos viene de modo desigual, como las vidas, la muerte planea en tiempos y espacios distintos a todos: hijos, hermanos, padres y madres, abuelos y abuelas. Y nos trae historias cargadas de significados que trascien- den, en ocasiones, más allá de la realidad ob- jetiva y nos aportan un mundo, en ocasiones mágico, de símbolos y nuevos significados. En el presente artículo abordamos cómo de ma- nera excepcional la “sincronicidad” es vivida por quienes viven un duelo y cómo constituye un patrón determinado en ellos con un signi- ficado o valor rememorativo y existencial para la persona que lo experimenta.

12 Lee mas

Imagen y duelo

Imagen y duelo

Esto supone plantear el problema de la relación entre duelo e imagen. Obviamente, este es un arduo problema, que requeriría de un debate prolongado; aquí solo me limito a un esbozo incipiente. El duelo es el dolor de la pérdida de alguien que constituía o determinaba mi estancia en el mundo, y es el juramento de fidelidad a esa ausencia que la memoria ha de guardar amorosamente. Vista así, la relación es esencial: no hay duelo sin imagen, en el más amplio sentido de la palabra; no hay duelo sin la impronta de lo perdido, que mantiene vivo su doloroso recuerdo: velando las imágenes se cumple ese juramento. Aquí la imagen –piénsese, por ejemplo, en las fotografías– es rastro del objeto y signatura de ausencia, y acompaña al enlutado, en lenta esfumación, hasta el fin del trabajo de duelo, que entrega lo perdido al reino de los muertos. Pero es distinto si al doliente le ha sido sustraída la posibilidad de asistir al momento de la pérdida, como ocurre en el caso de la desaparición. Se establece entonces algo que podría llamarse una ley paradójica del duelo –así como ese mismo duelo es de paradójica naturaleza–, que prohíbe la entrega del ausente insepulto, porque eso no solo quebrantaría el juramento, sino que entrañaría una traición ominosa y sellaría el crimen bajo el cual sucumbió. En ese caso, no hay vela de las imágenes que valga: su eficacia compensatoria –en virtud de la estela que afirma la persistencia afectiva de lo perdido, pero también ayuda a su paulatina evanescencia– tiende a cargar de culpa al enlutado.

10 Lee mas

Guía práctica para afectados por acontecimientos traumáticos o pérdidas emocionales

Guía práctica para afectados por acontecimientos traumáticos o pérdidas emocionales

Es difícil establecer una duración exacta del duelo, puesto que cada persona tiene su propio ritmo y necesita un tiempo distinto para adaptarse a la nueva situación. No obstante, podemos considerar que suele durar entre 1 y 3 años. El primer año es el más difícil de sobrellevar, pero poco a poco, especialmente a partir del segundo año, el malestar emocional se va reduciendo. Cada duelo es una experiencia única e irrepetible. Las reacciones ante un duelo varían no sólo entre diferentes personas, sino también, en cada una, según la edad y las circunstancias en las que se encuentra cuando sucede la pérdida (apoyo familiar, personalidad, forma de morir, relación con la persona

16 Lee mas

La culpa en el duelo

La culpa en el duelo

Desde diferentes visiones se propone como método para la elaboración del duelo la verbalización. Ella posibilita descubrir la significación singular e histórica de la pérdida, lo que, a su vez, ayuda a resignificar el vínculo con la persona que se ha perdido. Trabajo de duelo que es vivenciado por el sujeto de acuerdo a las deudas simbólicas adquiridas con el fallecido, a la intensidad y a la ambivalencia de esta relación. Trabajo en el que hay una gran inversión de tiempo el cual supone un proceso de reconstrucción subjetivo altamente doloroso. Una vez realizado, la energía psíquica deja de concentrarse en la persona que se ha perdido y puede recubrir otros objetos amorosos y otras actividades.

8 Lee mas

El duelo es un trabajo

El duelo es un trabajo

La melancolía se caracteriza psíquicamente por un estado de ánimo profundamente doloroso, una cesación del interés por el mundo exterior, la pérdida de la capacidad de amar, la inhibición de todas las funciones y la disminución de amor propio. Esta última se traduce en reproches y acusaciones de que el paciente se hace objeto a sí mismo, y puede llegar incluso a una delirante espera de castigo. Este cuadro se nos hace más inteligible cuando reflexionamos que el duelo muestra también esos caracteres, a excepción de uno solo; la perturbación del amor propio. El duelo intenso, reacción a la pérdida de un ser amado, integra el mismo doloroso estado de ánimo, la cesación del interés por el mundo exterior – en cuanto no recuerda a la persona fallecida-, la pérdida de la capacidad de elegir un objeto amoroso – lo que equivale a sustituir al desaparecido- y al apartamiento de toda actividad no conectada con la memoria del ser querido. (Pág. 2092)

10 Lee mas

Protocolo manejo de duelo en padres de familia que han perdido a su hijo en etapa de niñez o adolescencia, debido a sucesos inesperados como el suicidio

Protocolo manejo de duelo en padres de familia que han perdido a su hijo en etapa de niñez o adolescencia, debido a sucesos inesperados como el suicidio

El duelo es una reacción emocional normal ante la pérdida de un ser querido o cercano al individuo, por lo tanto se asume que el duelo, es un conjunto de emociones provocadas por factores como la pérdida de un ser querido, perdidas económicas o sociales, cambios negativos al estatus, incluso la perdida de salud propia o de un tercero. (González & Medina, 2010). A si mismo estos autores afirman que el duelo en términos normales o comunes, tiene una duración de seis a doce meses, aunque después de la recuperación se presenten algunos síntomas, que sean residuales pero no duraderos, aún se puede considerar de manera normal el duelo. Diversas investigaciones proporcionan o sugieren que existen 3 dimensiones del duelo, el duelo común, el resiliente y el crónico, y que alrededor del 10% al 20%, general o evolucionan a un duelo

36 Lee mas

Show all 10000 documents...

Related subjects