Manejo del paciente

Top PDF Manejo del paciente:

Documento de consenso para el manejo del paciente asmático en urgencias

Documento de consenso para el manejo del paciente asmático en urgencias

El presente documento de consenso se ha desarrollado con el objetivo de facilitar una herramienta para el manejo del paciente asmático en los servicios de urgencias españoles y mejorar la calidad asistencial. Un equipo multidisciplinar formado por tres especialistas en medicina de urgencias, tres especialistas en neumología y tres especialistas en aler- gología elaboró un listado de preguntas clínicas y utilizó cuatro guías de práctica clínica sobre el manejo del asma pa- ra responderlas. Después de un periodo de trabajo individual, se discutieron y consensuaron en una reunión los con- tenidos del presente documento. Las recomendaciones y los algoritmos incluidos en él van dirigidos a detectar al paciente asmático a su llegada al servicio de urgencias, establecer un diagnóstico correcto, unificar los criterios tera- péuticos y realizar posteriormente una correcta derivación al neumólogo, alergólogo o al médico de atención prima- ria, según proceda. Las definiciones que se ofrecen en el presente documento proporcionan un lenguaje común que puede ayudar a unificar la actividad asistencial en los servicios de urgencias. Los criterios diagnósticos, las pautas de tratamiento y los criterios de alta y hospitalización recogidos en esta guía pueden ser de utilidad para el manejo del paciente asmático en los servicios de urgencias españoles.
Mostrar más

11 Lee mas

Manejo del paciente con síndrome coronario agudo en urgencias

Manejo del paciente con síndrome coronario agudo en urgencias

Un dolor de características típicas - DT centrotorácico, con vegetatismo, irradiado al cuello o extremidades superio- res, desencadenado por el esfuerzo físico o emocional y que cede con reposo o nitritos– eleva sustancialmente la proba- bilidad de coronariopatía. Desgraciadamente, la mayoría de los pacientes que acuden a urgencias con DT no presentan estas características típicas, y la probabilidad diagnóstica de coronariopatía disminuye. Si el dolor es atípico, la decisión de atribuir el conjunto de signos y síntomas que presenta el enfermo a un SCA o a otro proceso puede ser muy difícil por el propio carácter, a veces poco definido, de la clínica, por las circunstancias del paciente, del entorno, etc.
Mostrar más

15 Lee mas

Manejo del paciente con enfermedades mitocondriales

Manejo del paciente con enfermedades mitocondriales

Enfermedad mitocondrial es el término que se utiliza para denominar a un grupo heterogéneo de enfermedades caracterizadas por el defecto en la fosforilación oxidativa. Estas alteraciones son diversas y se pueden manifestar en neonatos, niños, adolescentes y adultos. Las mitocondrias están presentes en la mayoría de las células excepto en los eritrocitos, la córnea… La manifestación de síntomas puede darse en órganos aislados, pero habitualmente se produce una afectación múltiple en aquellos órganos con una mayor demanda de energía. A menudo se establecen correlaciones genotipo-fenotipo para establecer un diagnóstico molecular genético, y muchos fenotipos pueden estar causados por defectos que involucran a diferentes genes. Un buen ejemplo de ello es el síndrome de Leigh, una degeneración neurológica infantil progresiva y la más común de las alteraciones mitocondriales pediátricas, que puede ser causada por más de 80 mutaciones diferentes (9). Son enfermedades, en su gran parte, que presentan una evolución progresiva acabando con la muerte del paciente. Actualmente no poseen tratamiento, la actuación sanitaria se centra en mejorar la calidad de vida paliando los síntomas (8).
Mostrar más

34 Lee mas

Guía de actuación para el manejo del paciente con vértigo en un servicio de urgencias

Guía de actuación para el manejo del paciente con vértigo en un servicio de urgencias

Para ello, proponemos un protocolo de actuación en el manejo de estos pacientes. Hemos estimado que, con una anamnesis y una exploración dirigidas, dispo­ niendo de formulario por escrito, se puede tardar alre­ dedor de unos veinte minutos, o menos, en realizar la visita de estos pacientes. Por supuesto, no entramos en pruebas complementarias específicas (pruebas de esti­ mulación térmica o rotatoria, uso de las gafas de Fren­ zel, electronistagmografía, etc.), que salen de nuestro ámbio de actuación.

6 Lee mas

Manejo del paciente con dolor en urgencia

Manejo del paciente con dolor en urgencia

Es muy importante ser capaz de obtener del pacien­ te una información precisa y ágil sobre el nivel, carac­ terísticas y circunstancias del dolor, síntomas y alte­ raciones acompañantes, tanto en su significado semio­ lógico y diagnóstico, como del conjunto de vivencias, emociones y amenazas personales que entrañan para el paciente y también de sus espectativas, demandas y reservas respecto a la asistencia y a la analgesia que le ofrecemos.

13 Lee mas

Manejo perioperatorio del paciente hemoflico

Manejo perioperatorio del paciente hemoflico

La hemofilia clásica es una enfermedad hereditaria ligada al sexo, donde típica- mente la madre es la portadora y la enfermedad la padecen los hijos varones. Esta enfermedad que forma parte del grupo de discrasias sanguíneas, se caracteriza por una deficiencia del factor VIII y IX, denominadas hemofilia A y B respectivamente. La hemofilia C, menos común, se caracteriza por una defi- ciencia del factor XI ligada al cromosoma IV. Con una incidencia aproximada de un caso por cada 5,000 hombres para la hemofilia tipo A, mientras que la incidencia de la hemofilia tipo B es cercana a un caso por cada 32,000 hombres, hay una prevalencia de 400,000 enfermos reportados en el mundo, de los cuales cerca del 85% de los hemofílicos son tipo A. La enfermedad es heredi- taria en un 60%, por mutación de tipo genético y sin antecedentes en las familias en el 40% de los casos. No obstante, este porcentaje en la actualidad está cambiando como consecuencia de los avances científicos que permiten la elección de sexo. La literatura disponible para el manejo anestésico del pacien- te hemofílico es limitada, los datos encontrados son aislados y no hay un texto actualizado donde se oriente al anestesiólogo para el manejo perioperatorio de esta condición clínica. El Hospital Universitario Fundación Santa Fe de Bogotá es centro de referencia para pacientes hemofílicos, lo que ha aumentado el número de pacientes con esta patología que son atendidos en nuestra institu- ción, con una baja incidencia de complicaciones durante el período perianesté- sico. En esta revisión unificamos la información disponible actualizada, con nuestra experiencia, dando unas pautas concisas y prácticas para el manejo del paciente hemofílico en salas de cirugía.
Mostrar más

9 Lee mas

Manejo del dolor en paciente con trauma

Manejo del dolor en paciente con trauma

La correcta valoración y tratamiento inicial de estos pa- cientes ha sido desde hace años establecida por el «Colegio Americano de Cirujanos» y universalmente aceptada debido a su sencillez; los pacientes son valorados y las prioridades de tratamiento se establecen en base a sus lesiones, la esta- bilidad de sus signos vitales y el mecanismo de lesión. El manejo del paciente debe consistir en una rápida valoración inicial íntimamente ligada a la resucitación de las funciones vitales, un examen secundario más detallado, y fi nalmente, el inicio del tratamiento defi nitivo. Este proceso constituye el ABC del tratamiento del paciente traumatizado e identifi ca las situaciones de riesgo vital (4) .
Mostrar más

7 Lee mas

Manejo de lquidos en el paciente geritrico

Manejo de lquidos en el paciente geritrico

La necesidad de líquidos puede verse mermada en el paciente anciano hospitalizado, inactivo, y afebril. Algunos pacientes de edad avanzada pueden estar deshidratados debido a la pobre respuesta a la sed, por el uso de rutinario de diuréticos y su funcionalidad limitada. Tanto la sobre- hidratación como la pobre hidratación son perjudiciales. Sin embargo, pocos estudios hechos específi camente en los ancianos han abordado el asunto de la administración de líquidos en el período perioperatorio. Se necesita más investigación en esta área.

5 Lee mas

Manejo anestsico en el paciente con trauma

Manejo anestsico en el paciente con trauma

La vía aérea es el punto esencial del manejo inicial del paciente con trauma. La obstrucción y la depresión respi- ratoria causan hipoxia hipoxémica, con subsecuente ence- falopatía hipóxica o paro cardíaco, así como hipercarbia y acidosis. La intubación orotraqueal (IOT) sigue siendo el «estándar de oro» en situaciones de urgencia donde está comprometida la vía aérea y la vida del paciente. Los otros métodos (mascarilla laríngea, combitubo, intubación retró- grada, cricotirotomía percutánea o quirúrgica, entre otros) son empleados de acuerdo al estado de conciencia del paciente, la cooperación y la urgencia del caso. El empleo de fármacos está determinado por el estado de conciencia y hemodinámico del paciente, para la realización de la inducción/intubación de secuencia rápida (7) .
Mostrar más

5 Lee mas

Manejo anestsico del paciente con alcoholismo

Manejo anestsico del paciente con alcoholismo

En los pacientes con intoxicación crónica de alcohol; se encuentran presentes los siguientes datos clínicos: hipertro- fia parotídea, cirrosis hepática, desnutrición, alteraciones hidroelectrolíticas, trastornos de la marcha, alteraciones neu- rológicas, telangiectasias, ascitis, etc. y un interrogatorio directo específico nos dan la pauta para el diagnóstico del paciente con alcoholismo; existen además marcadores es- pecíficos de laboratorio, para aquellos pacientes que lo nie- gan a pesar de los datos clínicos: volumen corpuscular me- dio, glutamiltransferasa, aspartato aminotransferasa, y la carbohidrato transferrina deficiente (la cual se encuentra dis- minuida y es la más específica).
Mostrar más

11 Lee mas

Manejo perianestsico del paciente con quemaduras

Manejo perianestsico del paciente con quemaduras

La inhalación de humo, la cual conlleva varias sustancias producto de la combustión dependiendo del tipo de sustan- cia que se quema (monóxido de carbono, productos ácidos, cianuro, amoniaco, etc.) produce insuficiencia respiratoria y obstrucción de la vía aérea por edema. El monóxido de carbono es más captado que el oxígeno, lo cual produce una desviación hacia la izquierda. Existen varios datos clínicos de acuerdo a este tipo de intoxicación (Cuadro IV). El cia- nuro es un producto de combustión parcial o completa de varios productos sintéticos y puede ser inhalado o absorbido por las membranas mucosas. El diagnóstico definitivo sólo se realiza con examen de laboratorio de presencia de cianu- ro en sangre. Se indica el tratamiento con oxígeno hiperbá- rico. Las lesiones pulmonares son secundarias al contacto directo de los componentes del humo con la vías respirato- ria; produciendo obstrucción laríngea, esfacelos mucosos, infección, tapones bronquiales, atelectasias, edema pulmo- nar y alteraciones alveolocapilares. Las manifestaciones clí- nicas que podemos encontrar en estos pacientes son: disnea, disfonía, dolor de garganta, torácico, tos, hemoptisis, ciano- sis, esputo carbonáceo, taquipnea, estridor, sibilancias, es- tertores, alteraciones de la conciencia, náuseas, vómito, etc. El diagnóstico es clínico y por medio de gases arteriales, broncoscopía. El manejo con líquidos se incrementa en un 30-50% dependiendo de cada autor; siendo por lo general de: 5.2 a 6.0 ml/kg de peso/% SCQ (7,39,49-52) .
Mostrar más

10 Lee mas

Manejo inicial del paciente politraumatizado

Manejo inicial del paciente politraumatizado

Restitución de la volemia: se deben canali- zar al menos dos venas periféricas con catéte- res plásticos cortos y de grueso calibre (No. 14 ó 16 Fr). Se prefieren en general las venas de los miembros superiores, evitando canali- zar las venas que crucen los sitios lesiona- dos. En caso de tener dificultades para cana- lizar una vena por punción percutánea, se debe recurrir a la disección de las venas de los miembros superiores o de la safena en la región premaleolar o inguinal. La safena debe evitarse en pacientes con traumatismo abdo- minal penetrante en quienes pueda suponerse lesión de la vena cava inferior. El cateterismo de las venas centrales, subclavias o yugulares internas, debe evitarse en el paciente con trau- ma por el riesgo de agravar las lesiones exis- tentes con las complicaciones propias de este procedimiento. Una vez canalizadas las ve- nas, se toman muestras para hemoclasifi- cación y pruebas cruzadas, estudios de labo- ratorio clínico y toxicológico y prueba de em- barazo en las mujeres en edad fértil.
Mostrar más

11 Lee mas

Manejo de la anemia en el paciente crítico

Manejo de la anemia en el paciente crítico

objetivo terapéutico primario y no desterrarlo a un segundo plano con la justificación equivocada de la gravedad de la patología o la apreciación de una insuficiente expectativa de vida. Han sido documentados los beneficios del SN en la sanación de las heridas, menor respuesta catabólica al trauma, restablecimiento de la permeabilidad intestinal, menor incidencia de traslocación bacteriana, así como una baja en las complicaciones y menor periodo de estancia hospitalaria. El SN puede entenderse como el aporte de nutrientes por las vías enteral o parenteral con el objetivo de conseguir y/o conservar un estado nutricional apropiado en los pacientes que no pueden ser alimentados por vías convencionales. Ciertos factores como el riesgo/beneficio del tratamiento escogido para el paciente y la valoración de la función intestinal deben tenerse en cuenta en el instante de tomar la decisión del tipo de soporte a implementar en el paciente crítico 15-19 . Dicho SN puede dividirse en:
Mostrar más

5 Lee mas

Manejo prehospitalario del paciente politraumatizado

Manejo prehospitalario del paciente politraumatizado

13 guía empírica que estima la cantidad total de volumen de cristaloideos requeridos en forma aguda 5 , nos indica que se debe administrar 3ml de suero por cada ml de sangre perdida, ya que a la hora de ser administrada, sólo la tercera parte permanecerá en el sistema cardiovascular, el resto habrá atravesado las membranas capilares; sin embargo, es más importante evaluar la respuesta del paciente a la resucitación con líquidos y tener evidencia de una adecuada perfusión, valorando diuresis, nivel de conciencia y perfusión periférica. Otra cuestión importante, es la de administrar los sueros a temperatura adecuada ya que un suero excesivamente frío puede producir alteraciones en la coagulación. 5, 18, 14
Mostrar más

44 Lee mas

Manejo farmacológico del paciente hipotenso

Manejo farmacológico del paciente hipotenso

No usar como inotropo en paciente con insuficiencia cardiaca, solo para aumentar RVS si estuviese disminuida, y a razón de >10 mcg/kg/min. Actualmente la dopamina no está recomendada a dosis bajas (2mcg/kg/min) como tratamiento para mejorar la función renal en los enfermos críticamente enfermos (incluye la sepsis). Como agente con actividad inotrópica y vasopresora, dosis moderadamente elevadas tiene la versatilidad de ser usada como primera línea en la hipotensión de causa desconocida. Por si misma o en combinación con otros inotrópicos, dosis moderadas de dopamina, pueden ser útil en el manejo de pacientes hipotensos con IC agudamente descompensada. 14
Mostrar más

6 Lee mas

Manejo de lquidos en el paciente quemado

Manejo de lquidos en el paciente quemado

Se debe establecer un esquema de manejo de líquidos individualizado (Santry HP. Shock. 2010; 33(3): 229) acorde al paciente que se atiende, estado de conciencia, diagnóstico preciso de área cruenta en porcentaje de superficie corporal quemada (SCQ), áreas donadoras utilizadas, fase de evolu- ción, repercusión orgánica, función renal, estado electrolítico y ácido base, cifras de hemoglobina y hematócrito, así como glicemia y datos de química sanguínea, estado de función renal y pruebas de coagulación. El manejo transoperatorio puede estimarse en continuidad a las fórmulas de reanimación inicial y de soporte-mantenimiento previo al ingreso a quirófano optimizando cada una las propiedades y características de las soluciones electrolíticas de que se disponga en la Unidad.
Mostrar más

6 Lee mas

MANEJO NUTRICIONAL EN PACIENTE CON HIPOTIROIDISMO

MANEJO NUTRICIONAL EN PACIENTE CON HIPOTIROIDISMO

El hipotiroidismo es la disminución de la función de la glándula tiroidea, la paciente que entrevistamos presentaba un cuadro de manifestaciones clínicas desde hace más de un año, tales como: aumento de peso, cabello seco, frío, etc.; por lo que se vio en la necesidad de asistir a consulta en el hospital del IESS, donde luego de la revisión física se le enviaron una serie de exámenes demostrando que padecía de hipotiroidismo. El hipotiroidismo clínico ha sido asociado con complicaciones gestacionales como partos pretérminos, bajo peso al nacer, placenta previa, hipertensión y muerte fetal. (Klein RZ, Haddow JE, Brown RS, Prevalence of thyroid deficiency in pregnant women. Clin Endocrinol (Oxford) 1991; 35: 41-6 ). Las
Mostrar más

40 Lee mas

Manejo inicial del paciente agitado

Manejo inicial del paciente agitado

El traslado deberá realizarse al centro útil, esto es, si se sospecha una causa orgánica a un hospi- tal general, si existe historia previa de causa psi- quiátrica, a un hospital donde pueda ser valorado por un psiquiatra, y dispongan de posibilidad de ingreso, ya que no todos los hospitales cuentan con este servicio las 24 horas. El recurso depende- rá del estado del paciente, si el paciente se ha mostrado colaborador en la primera fase (conten- ción verbal), puede ser suficiente con una ambu- lancia convencional o recursos de familiares, pero nunca sólo. Si se ha procedido a la contención mecánica se requerirá una unidad de transporte psiquiátrico o en su defecto una unidad de sopor- te vital básico (SVB) que garanticen la contención durante el traslado. Si por el contrario se ha recu- rrido a la sedación, es conveniente que el pacien- te vaya monitorizado, o al menos vigilado (unidad de SVB) para evitar riesgos de broncoaspiración, que dependerá en gran medida de la profundidad de sedación alcanzada.
Mostrar más

12 Lee mas

Aplicación de la revisión terciaria en el manejo inicial del paciente politraumatizado

Aplicación de la revisión terciaria en el manejo inicial del paciente politraumatizado

error radiológico aplicándola, se debe a la nueva revisión de todas las pruebas complementarias re- alizada por parte de un especialista en mejores condiciones de descanso físico, y que puede con- tar con radiólogos expertos en distintas áreas (tó- rax, abdomen, musculoesquelético, cráneo, etc.). Algo similar ocurre con el error clínico, la reexplo- ración por un médico en mejores condiciones de descanso físico mejora los resultados, pero sin al- canzar las cifras del error radiológico. Los factores de riesgo inevitables asociados al paciente (intu- bación, peor puntuación en la escala de Glasgow, inestabilidad hemodinámica, lesiones medulares, etc.) siguen constituyendo un reto en cuanto a la exploración física de estos pacientes. En nuestro estudio no se han detectado errores quirúrgicos y los errores de comunicación han desaparecido con la aplicación de la revisión terciaria.
Mostrar más

6 Lee mas

Documento de consenso sobre el manejo al alta desde urgencias del paciente diabético

Documento de consenso sobre el manejo al alta desde urgencias del paciente diabético

El 80-90% de los pacientes atendidos en los servicios de urgencias son dados de alta desde los mismos, y por tanto los facultativos de urgencias son los responsables del tratamiento al alta en dichos pacientes. Se estima que la fre- cuencia de diabetes mellitus en urgencias es de un 30-40% y en muchos casos dicha diabetes está descompensada o con un mal control metabólico previo, por lo que es necesario establecer pautas de tratamiento antidiabético adecua- das de cara al alta que contribuyan a un adecuado control metabólico de dichos pacientes y favorezca un mejor pro- nóstico a corto plazo tras el alta, así como mantener una continuidad con la atención ambulatoria por parte de otras especialidades y contribuir a una mejoría del pronóstico a largo plazo. El presente documento es por tanto un con- senso de expertos de tres sociedades científicas implicadas directamente en la atención del paciente diabético, que pretende facilitar la valoración del tratamiento al alta desde urgencias en cuanto a la diabetes se refiere y su continui- dad asistencial ambulatoria.
Mostrar más

9 Lee mas

Show all 10000 documents...