Marginalidad social (Francia)

Top PDF Marginalidad social (Francia):

Miradas cruzadas sobre la marginalidad social en el Brasil de entre siglos (1889-1914) . Nina Rodrigues-Joao do Rio

Miradas cruzadas sobre la marginalidad social en el Brasil de entre siglos (1889-1914) . Nina Rodrigues-Joao do Rio

Este trabajo confronta dos miradas antropológicas divergentes sobre la cultura de los sectores populares y la marginalidad social en el Brasil de entresiglos, articuladas por Nina Rodrigues en el ensayo Os africanos no Brasil (1905) y por do Río en las crónicas reunidas en A alma encantadora das ruas (1904 / 1907). Partiendo de considerar la convergencia entre los discursos de control, sus prácticas de exclusión en el espacio urbano que afectan a los sectores populares en entresiglos, este trabajo señala puntos de convergencia y de oposición entre dichos textos, atendiendo a los procedimientos formales puestos en juego en cada caso, al convertir al otro en objeto de conocimiento y o representación. Analiza el modo particular en que el antropólogo racialista/positivista Nina Rodrigues manipula los bienes de la cultura popular, encubriendo la operación de exclusión (cultural, social y política) veladamente propuesta por su texto. En contraste con este modelo, en João do Rio se opera un pasaje en la percepción de las prácticas culturales de los grupos marginales, que va del sustrato positivista/racialista (que, en el Brasil de entresiglos, forma una suerte de sentido común en la elite, para aprehender a los sectores populares), hacia una concepción culturalista-hermenéutica, que se esfuerza por reintegrar las prácticas culturales y sociales de estos actores en una lógica especifica, preservando su densidad significativa.
Mostrar más

12 Lee mas

Introducción. Aportes a una teoría sobre la desigualdad y la marginalidad social en América Latina en contexto de la globalización

Introducción. Aportes a una teoría sobre la desigualdad y la marginalidad social en América Latina en contexto de la globalización

Ahora bien, este proceso encuentra diferenciales importantes se- gún se trata de una fase expansiva o recesiva del ciclo económico. En condiciones de expansión económica, si bien la mayor demanda de empleos productivos reduce la desocupación de los sectores in- termedios, al mismo tiempo este proceso garantiza la reproducción de la masa marginal “afuncional” alrededor de un sector informal en crecimiento. De esta manera, durante estas fases se hace mucho más factible tanto la subsistencia económica como el control social de los excedentes marginados, sin que sea necesario establecer conflictivas negociaciones políticas ni económicas con los sectores oligopólicos y concentrados de la estructura económico-ocupacional. En cambio, en los momentos de crisis la intervención directa del Estado resulta imprescindible y urgente. Por su intermedio resulta fundamental que los excedentes de población pueden ser “apaciguados” en función de garantizar la cohesión del orden social que requiere el pacto de gober- nabilidad vigente. Cada nueva retracción económica deja como conse- cuencia una fuerte baja absoluta o renovación con mayor precariedad de los empleos de subsistencia. La masa marginal se moviliza enton- ces demandando a los sectores modernos condiciones básicas de sub- sistencia. Cada vez más, ello se hace siguiendo estrategias individua- les, domésticas y comunitarias “extra legales” que tienden de manera potencialmente “disfuncional” a poner en riesgo la institucionalidad económica, el orden social e, incluso, el régimen de gobierno. En tales condiciones, las transferencias condicionadas de ingreso constituyen una pieza clave del control social.
Mostrar más

35 Lee mas

Condiciones de vida obrera y marginalidad social: Un estudio arqueológico de los saberes expertos de la pobreza

Condiciones de vida obrera y marginalidad social: Un estudio arqueológico de los saberes expertos de la pobreza

Hemos querido subrayar la relevancia del debate sobre la marginalidad en tanto este presenta de un modo imbri- cado un haz de problemas que pronto serían objeto de una división del trabajo entre saberes expertos. Aun cuando se establecieran ámbitos de dialogo e interacción, los saberes sobre el mercado de trabajo iban a disociarse de los de la pobreza y ambos de aquellos sobre el mercado “a secas”. Esta “balcanización” del estudio de la cuestión social, junto con la necesidad de producir información que describiera el creciente “mundo de la pobreza” (para poder atender a su acuciante urgencia), terminaron por relegar las explicaciones estructurales a un segundo plano. Estas condiciones, junto con otras, iban a producir un régimen de enunciación afín a una estrategia de focalización de las políticas sociales a partir de la detección de vulnerabilidades diferenciales. Ello, además, en el contexto de deslegitimación tanto del estruc- turalismo como del marxismo como perspectivas explicati- vas. Esta deslegitimación también alcanzó al imperativo de
Mostrar más

10 Lee mas

Proceso urbanización de la localidad de Usme (1972 2000) : contraste entre el pensamiento moderno de ciudad y la marginalidad social urbana

Proceso urbanización de la localidad de Usme (1972 2000) : contraste entre el pensamiento moderno de ciudad y la marginalidad social urbana

Ahora bien, hubo en Usme desde el siglo XVII diferentes contiendas concernientes con la distribución de tierras, un problema que se generalizó en el país desde la llegada de los conquistadores (Fajardo et al., 1975). Se debe resaltar que los españoles fragmentaron y redujeron el territorio indígena, puesto que tras su llegada, se repartieron tierras entre ellos, usurpando a los indígenas, obligándolos a la marginalidad de las tierra comunales, en donde se concentraba un alto número de población nativa, que tenía que trabajar para los hacendados españoles (Fajardo, 1986). Una vez convertidos en encomenderos, los colonizadores y su descendencia obligaban a los indígenas que les servían a expandir sus predios aprovechando los límites no definidos que se tenían con tierras comunales o familiares indígenas, llamados resguardos y sementeras respectivamente, hasta llegar a absorberlas completamente, para ello, en muchas ocasiones usaban el ganado para arruinar los cultivos indígenas continuamente, llegando a impedir su subsistencia alimenticia. Don Francisco Antonio Moreno y Escandón escribió al respecto refiriéndose al pueblo de Usme: “Que dentro del resguardo vivían diferentes vecinos radicados con habitación, familia y hacienda y de algunos de ellos experimentaban que sus bestias y ganados les ocasionaban perjuicio a los indios y sus sembrados” (Friede, 1966, pág. 534), ante tal situación, los indígenas no encontraron otra solución que adherirse a las extensas haciendas encomenderas, convirtiéndose en trabajadores de las mismas, como resultado se encuentra la total desaparición de resguardos en el territorio a mediados del siglo XIX, y dejando a la hacienda como figura predominante.
Mostrar más

131 Lee mas

El núcleo duro de la marginalidad laboral en la Argentina:

El núcleo duro de la marginalidad laboral en la Argentina:

MTEySS, 2010; OIT, 2011). En el mediano plazo, una consecuencia casi ineludible para el trabajador en estas condiciones es la inmovilidad ocupacional, dada la imposibilidad de acumular experiencia o desarrollar habilidades necesarias para participar del sector formal del mercado de trabajo. En el largo plazo, en la etapa de adultos mayores, es frecuente que estas personas sufran del abandono económico, la carencia de una jubilación digna y se vean forzados por necesidad a continuar trabajando en situaciones de marginalidad social.

16 Lee mas

De la marginalidad a la inclusión social. Sistematización de una experiencia de formación y capacitación a través del trabajo productivo

De la marginalidad a la inclusión social. Sistematización de una experiencia de formación y capacitación a través del trabajo productivo

PALABRAS CLAVES: Capacitación (RT 351), Cooperativas ( RT 150), Desempleo (RT 154), Educación complementaria (RT 180), , Experiencia Social (RT 562), Marginalidad Social (RT 121), Servicio para los jóvenes (RT 107), Pobreza (RT 151), Trabajo (RT 451). DESCRIPCIÓN: Esta sistematización se refiere a la experiencia desarrollada por el IDIPRON a través de Proyectos, la cual tiene por objeto la inclusión social y laboral de jóvenes participantes del Programa entre los 18 y 25 años, mediante la formación técnica y capacitación integral con oportunidad de ingresos realizando una práctica laboral. La iniciativa surge ante la dificultad de esta población de jóvenes ex callejeros y en alto riesgo para integrarse al mundo del trabajo no solo por su situación de marginalidad sino además por la crisis de desempleo y las exigencias competitivas que impone la globalización. Esta se apoya en la consecución de convenios inter administrativos de ejecución de obra pública que les permite una práctica laboral a través de la cual desarrollan habilidades y destrezas al mismo tiempo que se capacitan para el trabajo. La experiencia sistematizada recoge el proceso desarrollado en el período del 2000 al 2005 y comprende dos fases: la primera de promoción individual y la segunda de emprendimiento mediante el trabajo asociado.
Mostrar más

139 Lee mas

Conspiración, desobediencia social y marginalidad en la Nueva España: la aventura de Juan de la Vara

Conspiración, desobediencia social y marginalidad en la Nueva España: la aventura de Juan de la Vara

lejos de la convulsionada Europa. Las gacetas informaban y alarmaban a quien leía de acuerdo con el control oficial de opinión, pero también las voces de la gente crearon una red de información en la que se combinaban apreciaciones distorsionadas con opiniones sediciosas. Las sospechas gu- bernamentales sobre la politización de tertulias y reu- niones públicas se mezclaban, persistentemente, con los peligros cotidianos que representaba la "plebe" urbana. En efecto, la apreciación de Revillagigedo sobre la necesaria educación, reclusión y control de la enorme cantidad de léperos, vagos e inmigrantes que merodeaban por la ciu- dad había trascendido como un temor social. A la vez que éstos eran vistos como amenaza a la seguridad pública representaban, para cualquier conspirador, aliados peli- grosos pero necesarios. Así estos actores perpetuos de la marginalidad social, ya fuera en las calles o en las plazas, recluidos en las diversas cárceles de la ciudad, obligados al servicio de las armas o bien reclutados para obras públicas, eran una referencia de la época. 2 6
Mostrar más

30 Lee mas

Problemas en torno a la definición de la marginalidad

Problemas en torno a la definición de la marginalidad

Considerando el aspecto discursivo en la temprana modernidad, debemos tener en cuenta el auge de la literatura que presenta como protagonistas a algunos tipos de marginados, mientras retrata también diversas clases de sujetos segrega- dos por las pautas sociales. En este sentido, J. García Varela propone que estos marginados pueden constituir un eje mediante el cual cuestionar paródicamente ciertas pautas sociales que, cuandos son vistas desde otra perspectiva, pueden ser puestas en tensión. El autor también plantea la ambivalencia de la marginali- dad, la posibilidad de entrar y salir de ella, a través de un personaje marginado instalado en el centro de poder, el bufón de corte, que ha recorrido un trecho desde la periferia social al espacio cortesano, con la consiguiente pérdida de su marginalidad social y conversión en parásito del poder (García Varela, 1994: 283). Aquí podemos apuntar otro caso paradójico, el del ermitaño, un sujeto que decide aislarse, pero que no es considerado como marginal por su carácter ejemplar y la implicancia religiosa de su conducta.
Mostrar más

17 Lee mas

Mortalidad materna y marginalidad en Yucatn, Mxico

Mortalidad materna y marginalidad en Yucatn, Mxico

El estudio consistió en la revisión de los informes de mortalidad materna hospitalaria que nos fueron proporcionados por el INEGI y la Secretaría de Salud de Yucatán, en el período comprendido de enero de 1997 a diciembre de 2001. Los informes fueron elaborados después de que el Comité Interinstitucional de Mortalidad Materna dictaminó cada caso posterior a su análisis. Para clasifi car el caso como muerte materna se consideró la defunción de una mujer mientras estaba embarazada o dentro de los 42 días siguientes a la terminación del embarazo, independientemente de la duración y el sitio del embarazo, y debida a cualquier causa relacionada con o agravada por el embarazo mismo o su atención, pero no por causas accidentales o incidentales (14). Para la captura de la información se diseñó una base de datos en el programa Epi-Info 6.04, que incluyó las siguientes variables: nombre, edad, lugar de origen, causa de defunción y lugar de defunción. Para ubicar de qué nivel de marginalidad procedió cada caso de defunción, se tomó como referencia el mapa elaborado por el Consejo Nacional de Población (CONAPO) donde se señalan cinco niveles de marginalidad para el estado de Yucatán (15). Con datos poblacionales del INEGI se identifi có el número de nacidos vivos que ocurrieron en cada uno de los municipios con defunciones maternas (16). Posteriormente, se clasifi caron las defunciones según el municipio de origen de los casos. Para conocer el riesgo de morir por causa materna según el nivel de marginalidad se calculó la RMM, para lo cual se dividió el número de defunciones maternas ocurridas durante el período de estudio, entre el número
Mostrar más

6 Lee mas

Marginalidad a través de la precarización del empleo en el sector

Marginalidad a través de la precarización del empleo en el sector

Reyes & Olvera (2015), Careaga & Bonfil (2010) y Careaga (1990) denominan la zona Maya, esto debido a la alta concentración de población indígena Maya yucateca (ver cuadro 1). Lo anterior constituye un interés particular por estudiar desde una perspectiva económica y social el fenómeno de la marginalización y la precariedad en las condiciones laborales en la zona de estudio, ya que típicamente en la literatura los esfuerzos académicos del área de ciencias sociales para Quintana Roo se concentran más hacia el turismo o la arqueología, relegando a segundo término la cruda realidad socioeconómica que se padece en las zonas indígenas de éste estado.
Mostrar más

20 Lee mas

Marginalidad y Testimonio en las Letras de Tango

Marginalidad y Testimonio en las Letras de Tango

Resumen: La marginalidad y su testimonio en las letras de tango de las primeras décadas del siglo xx. La mujer, elección de una figura central y recurrente: de lo agreste de «La morocha» a la mujer del cabaret, vista por Pascual Contursi. Denuncia social de la marginalidad en «El camino de Buenos Aires». Crítica y humor apoyados en la rima consonante. Diferentes estilos del registro lingüístico de la marginalidad: la huella modernista de Rubén Darío, lo coloquial, lo popular, el lunfardo. Términos franceses del habla nocturna ridiculizados en el uso y en el ámbito femenino. Ironía en la voz del lunfardo: el discurso ideológico, burlón y sentencioso. Diferentes retóricas en el señalamiento de lo marginal: poetas del tango antológicos. Una mirada al llamado «tango nuevo»: parodia y estilización.
Mostrar más

9 Lee mas

Poéticas de la Marginalidad: Una Teoría de la Violencia

Poéticas de la Marginalidad: Una Teoría de la Violencia

Las formas de subjetivación, y en esto seguiremos el análisis hecho por el Eduardo Grüner (1997), son efectos de las maneras en que el poder ha definido los modos de ser. La espada pública es el gran definidor. El tema es que el poder constituyente produce no solo las normas constitucionales de todo ordenamiento jurídico, sino también al sujeto sujetado de esta producción. Siendo el sujeto efecto de sentido de las fuerzas que se ejercen sobre él, el movimiento resistencial de oposición genera, precisamente, el margen donde es alojado. La sujeción no es un acto voluntario de los individuos, sino la grilla en donde estructuralmen- te pueden emerger. Quienes no se alienan en las formas de subjetivación admitidas, no se subjetivan. Pero el problema es que también las formas no permitidas están tipificadas. De allí que la marginalidad también tenga sus figuras de acuerdo con el momento histórico: el villero, los negros, el cabeza, el delincuente, el vago…
Mostrar más

13 Lee mas

Centralidad y marginalidad de la comunicación y su estudio

Centralidad y marginalidad de la comunicación y su estudio

Mi tesis no está armada en términos de comunicación —aunque luego traté de que sí estuviera— sino de sociología del conocimiento, en una de sus vertientes. ¿Es una tesis de comunicación? ¿En qué sentido? Igual en sociología del conocimiento, ¿cuál sociología del conocimiento? Y me quedé con ese recurso, con ese argumento de tratar de leer lo que hacen otros lentes sobre algo que probablemente sea el mismo referente; pero como son otros lentes, entonces seguramente no es el mismo referente. Lo que los psiquiatras llaman “comunicación” no tiene por qué ser lo mismo que lo que los filósofos de la ciencia llaman “comunicación” o lo que los lingüistas o los sociólogos llaman “comunicación”. Hay que con- servar la pregunta, Jorge, seguirla explorando. Si creemos que el grado de incertidumbre es muy alto, entonces con más razón en esa proporción hay que apreciar las preguntas agudas y no las respuestas tajantes. Adriana Rodríguez, profesora de la universidad Javeriana y estudiante del Doctorado en Estudios Científico Sociales del iteso : Dos pregun- tas: en el artículo que tú has mencionado, en la parte final planteas que la formación de agentes académicos competentes en los posgrados es fundamental para promover una producción social de sentido sobre la producción social de sentido, y es fundamental para avanzar en la legitimación del campo y en la redistribución social del conocimiento. Diez años después —o un poco menos— ¿qué piensas del impacto de los posgrados en ese proceso? Y la segunda pregunta —también en ese mismo sentido— es que en ese artículo mencionas la importancia de las reconstrucciones históricas y hay unos esfuerzos interesantes en esas reconstrucciones históricas, aunque creo que no tantos como podrían existir. Desde tu punto de vista, ¿cuál ha sido el impacto dentro del campo de esos procesos y, en algunos casos, intentos de reconstrucción histórica?
Mostrar más

292 Lee mas

La estigmatización territorial en la edad de la marginalidad avanzada

La estigmatización territorial en la edad de la marginalidad avanzada

El barrio estigmatizado degrada simbólicamente a los que lo rodean y quienes, a su vez, lo degradan simbólicamente ya que, desprovistos de todos los elementos necesarios para participar en los distintos juegos sociales, no comparten sino su común excomulgación. La reunión en un lugar de una población homogénea en cuanto a su desposeimiento tiene también como efecto redoblar el desposeimiento (Bourdieu, 1993: 261). Los efectos de la estigmatización territorial también se hacen sentir a nivel de las políticas públicas. En un lugar públicamente etiquetado como “tierra sin ley” o “terreno de delincuentes”, fuera de la norma,[ 6 ] es fácil para las autoridades justificar medidas especiales, derogatorias en cuanto al derecho y a los usos, las cuales pueden tener el efecto –aunque no sea su intención– de desestabilizar y de marginar aún más a sus habitantes, y de someterlos a las imposiciones del mercado de trabajo desregulado, volverlos invisibles, o expulsarlos de un espacio codiciado.[ 7 ] Así es como, después de una serie de reportajes amarillistas de la televisión, São João de Deus, barrio “embravecido” del norte de Oporto, con fuerte y notoria presencia de gitanos y de inmigrantes de Cabo Verde, hoy es conocido en todo Portugal como la encarnación infernal del “barrio social degradado”. La alcaldía de Oporto se valió de su fama innoble como “hipermercado das drogas” para lanzar una operación de “renovación urbana”, la cual, merced a una serie de redadas policiacas de mano dura, apunta esencialmente a expulsar y a dispersar a los drogadictos, los ocupantes de edificios abandonados, los desempleados y otros desechos humanos, con el fin de reinsertar al barrio en el mercado inmobiliario de la ciudad, sin la más mínima preocupación por la suerte de los millares de habitantes así desplazados.[ 8 ]
Mostrar más

8 Lee mas

LA MARGINALIDAD Y LA TERMODINAMICA COMO MIMESIS DE LA URBANISTICA

LA MARGINALIDAD Y LA TERMODINAMICA COMO MIMESIS DE LA URBANISTICA

Las denominadas ciencias no experimentales, así como las disciplinas emer- gentes, como práctica común observan la influencia y utilización de modelos, métodos, técnicas y términos de disciplinas y ciencias consolidadas, particu- larmente de las ubicadas en el positivismo lógico, por lo que no es extraño la pérdida de límites de muchas de estas disciplinas. El urbanismo, y espe- cialmente la urbanística, como disciplina emergente incapaz de construir su propio discurso teórico, en su búsqueda de herramientas y marcos de pen- samiento para acercarse a eventos complejos como es la ciudad, recurre también a esta práctica. Por lo mismo, es a su vez común encontrar estudios de fenómenos urbanos semejantes con similares resultados desde ópticas di- ferentes, tal es el caso de la marginalidad y la termodinámica. Términos, en apariencia disímbola, que la urbanística utiliza para los estudios sobre la sos- tenibilidad en la ciudad. Con un enfoque Fenomenológico Hermenéutico, se pretende reflexionar en dichas similitudes.
Mostrar más

18 Lee mas

Morfología, marginalidad y gentrificación urbana.

Morfología, marginalidad y gentrificación urbana.

Quizá el aspecto con mayor impacto de la segregación socio espacial sea el que se presenta desde una dimensión socio-económica, siendo el interés por la sostenibilidad del desarrollo urbano un eje fundamental en el planeamiento del cre- cimiento urbano durante el presente siglo, lo cual se expresa en políticas de orden distrital para el caso de Bogotá. En su análisis fueron fundamentales las ideas de Sabatini (2003) en la definición de la segregación y sus impactos: como fenómeno social sin una connotación necesariamente negativa; como parte inocultable de la realidad social; caracteriza por su escala geográfica; como proceso y no situación.
Mostrar más

34 Lee mas

La globalización del reagaetton: La marginalidad como moda

La globalización del reagaetton: La marginalidad como moda

puertorriqueños, vemos como cambian su discurso y todos utilizaron anuncios en tono de reagaetton para sus. campañas políticas[r]

23 Lee mas

La restitución del hálito negado. Marginalidad como cuestionamiento social en tres cuentos de Julio Ramón Ribeyro

La restitución del hálito negado. Marginalidad como cuestionamiento social en tres cuentos de Julio Ramón Ribeyro

La marginalidad de Efraín y Enrique no consiste meramente en el hecho de ser pobres y excluidos de la sociedad oficial. Otro aspecto de la marginalidad de los dos hermanos se ve en manera en que su abuelo les trata. Para empezar, la relación entre don Santos y los muchachos no es una relación de amor y afecto, es más bien una relación basada en el provecho que el abuelo puede sacar de sus nietos. Cuando los chicos se enferman, don Santos, en vez de expresar empatía por sus nietos, les acusa de intentar engañarle: “Abusan de mí porque no puedo caminar. Saben bien que soy viejo, que soy cojo. ¡De otra manera los mandaría al diablo y me ocuparía yo solo de Pascual” (21). Luego les niega comida y les insulta de forma brutal, exclamando: “¡Ustedes son basura, nada más que basura! ¡Unos pobres gallinazos sin plumas! Ya verán cómo les saco ventaja” (21). La comparación entre los muchachos y los gallinazos resulta, como hemos visto, una observación pertinente ya que los chicos desempeñan una función parecida a la de estas aves carroñeras. Sin embargo, el culpable del estado de los muchachos es don Santos, pues él es quien les obliga irse al muladar en busca de desperdicios. El viejo incluso golpea a sus nietos para que vayan al muladar cuando están enfermos: “ – ¡Arriba, arriba, arriba! –los golpes comenzaron a llover – ¡A levantarse haraganes! ¿Hasta cuándo vamos a estar así? ¡Esto se acabó! ¡De pie!…” (23) Don Santos es un opresor ambicioso que utiliza la fuerza de trabajo de sus nietos con el fin de obtener ganancia y prosperidad. Es decir que los chicos no tienen una figura adulta quien les cuide y ame, lo que tienen es más bien un jefe explotador que les golpea e insulta. Así pues, la marginalidad de Efraín y Enrique consiste también en la carencia de libertad y de amor paternal.
Mostrar más

75 Lee mas

La representación de la marginalidad en la fotografía cubana contemporánea

La representación de la marginalidad en la fotografía cubana contemporánea

[…] los pechos, pero no los turgentes y erogénicos sino los senos maternos y lactantes, henchidos de linfa nutricia, o ya fláccidos y caídos, que la madre exhausta, la gran madre negra, ostenta orgullosa en su senectud, como el guerrero sus cicatrices, signos de su deber social bien cumplido; (…) y brazos y piernas, manos y pies, no con morbideces para el amor y la molicie, sino carnisecos, deformados, dinámicos, como tallados en leños para ser rústicos instrumentos de faena y fatiga. Símbolos de creación, maternidad y trabajo (Ortiz en Sánchez, 2013). La fotografía de Juan Carlos Alom encarna ese aliento de insurgencia, de enfrentamiento político. Su denuncia ante los silencios y vacíos de la Historia, que son también silencios y vacíos de la representación artística, es un acto de franca interpelación. Su compromiso con una (su) realidad estigmatizada y con sus propias inquietudes estéticas, lo llevan a concebir fotografías portadoras de profundos comentarios críticos. Las fotos de Alom son a la vez, emblemáticos ejemplos de la experimentación visual, así como de la utilización de la metáfora y la densidad tropológica, estrategias constructivas y de sentido que ensayaron los protagonistas de la renovación fotográfica.
Mostrar más

225 Lee mas

Heterotopías y marginalidad en la ciudad de CHARLES BUKOWSKI

Heterotopías y marginalidad en la ciudad de CHARLES BUKOWSKI

Por ello, se demostrará cómo la ciudad de Los Ángeles influyó tanto en la vida como en la obra del autor, poniendo de manifiesto, en un principio, aspectos biográficos que ayuden a enten[r]

108 Lee mas

Show all 10000 documents...