Miedo a la muerte

Top PDF Miedo a la muerte:

Deicidio e introspección: Caminos hacia la liberación del miedo a la muerte en esplendor de la mariposa de Raúl Gómez Jattin

Deicidio e introspección: Caminos hacia la liberación del miedo a la muerte en esplendor de la mariposa de Raúl Gómez Jattin

Los primeros registros filosóficos del hombre intentando liberarse de su miedo a la muerte nos han llegado desde el epicureísmo. Así reza una de sus máximas: “el peor de los males, la muerte, no debería significar nada para nosotros, porque cuando vivimos no existe y cuando está presente nosotros no existimos” (Epicuro, 1995: 15). Pero a pesar de este razonamiento, el miedo a la muerte siguió persistiendo en él; o si no preguntémonos ¿por qué este filosofo de antaño le dedicó tantas líneas de sus estudios a tal acontecimiento? Incluso Epicuro, a pesar de su pensamiento materialista, se sabía preso en su propia transitoriedad. Sabemos bien que cada “época” del mundo está marcada por avatares que hacen de ella algo importante para la historiografía, que un individuo se ve afectado por cada cambio que sufre la humanidad (la inquisición, el descubrimiento de América, el auge del positivismo, la Revolución Industrial). Pues el siglo XX, momento en donde se sitúa la obra de nuestro estudio, Esplendor de la mariposa, no se recuerda como la excepción: las explicaciones científicas quisieron –aun lo hacen– ofrecer con sus trabajos respuestas a los misterios más trascendentales del hombre. Por ejemplo, tales explicaciones han puesto en entredicho el rol de los hombres como actores creados por Dios (recuérdese el trabajo de Darwin), dando como resultado el más encarnado ateísmo. Y así, lo que la ciencia pretendió como explicación para los hombres, terminó fomentando y potenciando la duda. Es en este contexto de secularización en donde nace Esplendor de la mariposa, de Raúl Gómez Jattin, trayendo a colación el tema de la muerte a la lírica del Caribe colombiano de la segunda mitad del siglo XX, y a su vez mostrando los caminos seguidos por su voz lírica –distintos a los del epicureísmo y la ciencia– para conseguir la liberación contra el miedo a su propia muerte.
Mostrar más

58 Lee mas

El amor filial y el miedo en “Más allá de la vida y la muerte”

El amor filial y el miedo en “Más allá de la vida y la muerte”

sus escritos la presenta como si estuviera viva: “madre inmortal”. Porque para él la madre lo es todo y es el vocablo que encierra su hogar y amor. El miedo es un elemento presente en “Más allá de la vida y la muerte” y este sentimiento se va incrementando a medida que seguimos nuestra lectura. Roas (2002) menciona el miedo como efecto fundamental de lo fantástico: “La transgresión que provoca lo fantástico, la amenaza que supone para la es- tabilidad de nuestro mundo, genera ineludiblemente una impresión terrorífica tanto en los personajes como en el lector” (Roas, 2002, p. 30). El momento más angustiante del encuen- tro con lo sobrenatural ocurre una semana después, cuando el narrador entra en los parajes de la hacienda y la madre muerta lo recibe con asombro ya que ella pensaba que el hijo estaba muerto: “¡Hijo mío¡ –exclamó estupefacta– Qué es lo que veo, Señor de los cielos?” (Ibídem, p. 45). Esta escena madre/ hijo es el encuentro final del narrador con lo inadmisi- ble, el encuentro con el más allá. Todo el dolor y sufrimiento de querer ver a la madre se ha materializado y duda ante lo ocurrido. Roas (2002) al referirse al fantasma en general anota: “La aparición incorpórea de un muerto no solo es terrorífica como tal…, sino que, además, supone la transgresión de las leyes físicas que ordenan nuestro mundo… Esta característica transgresora es la que determina su valor en el cuento fantástico” (pp. 8-9).
Mostrar más

8 Lee mas

Miedo a la Muerte, Afrontamiento, Religiosidad y Salud en Población Romaní/Gitana de SES Medio-Bajo

Miedo a la Muerte, Afrontamiento, Religiosidad y Salud en Población Romaní/Gitana de SES Medio-Bajo

Para   el   estudio   serio   de   estos   temas   relacionados   con   la   salud   y   la   religiosidad   en   la   población   gitana   no   hemos   encontrado   estudios   relevantes   hasta   el   momento.   Es   preciso   poner   de   manifiesto   el   especial   papel   que   pueden   desempeñar   procesos   de   reestructuración   cognitiva   Bermejo   y   Álvarez   (2009).   Sobre   el   bienestar   psicológico,   Furer   y   Walker   (2008)   sugieren  una  reevaluación  cognitiva  relacionada  con  la  ansiedad   y  miedo  ante  la  muerte.  Hemos  concluido  anteriormente  que  los   pensamientos  y  creencias  acerca  de  la  muerte  son  comunes.  En  la   exploración   de   esta   área,   es   útil   examinar   las   experiencias   personales   de   un   individuo   entendiendo   su   trasfondo   socio-­‐ cultural   religioso   acerca   de   la   muerte.   Esto   ocurre   en   casos   en   que  la  muerte  sucede  a  los  padres,  amigos,  a  su  pareja  y  en  casos   de   muerte   natural.   Fierro   (1999),   se   refiere   a   la   madurez   del   adulto   como   el   período   en   el   cual   el   individuo   desarrolla   un   proyecto   de   vida   y   es   capaz   de   afrontar   los   acontecimientos   adversos   y   de   tomar   decisiones   razonables   y   relevantes   en   condiciones   de   incertidumbre.   Esas   decisiones   son   las   que   le   permiten  al  ser  humano  conocerse  a  sí  mismo  en  una  forma  más   amplia,  especialmente  cuando  se  está  cerca  de  la  muerte  (Doka,   1988).    
Mostrar más

267 Lee mas

Estudio de caso. Miedo a la enfermedad, miedo a la muerte, evitación y entorno invalidante

Estudio de caso. Miedo a la enfermedad, miedo a la muerte, evitación y entorno invalidante

Las preocupaciones excesivas acerca del estado de salud que se denomina técnicamente como hipocondría, están muy relacionadas con el miedo a la muerte. Ambas cuestiones tienen diversos puntos en común, uno de ellos los patrones evitativos. A parte de esto, el entorno en el cual se desarrollan estas personas guarda paralelismos con lo que se ha definido en algunas psicoterapias como ¨entorno invalidante¨. Este trabajo consiste en el análisis de un caso clínico de una paciente con miedo a padecer una enfermedad mortal y que, debido a esto, estaba empezando a desarrollar patrones evitativos destinados a controlar dicho miedo. Los objetivos de esta intervención (extinción de la conducta problema, prevención de la expansión del patrón evitativo, etc.) estaban principalmente dirigidos a estas conductas de evitación. Al finalizar el tratamiento, hubo una disminución de la conducta problema y de los patrones evitativos relacionados con esta. Así lo indican los autoinformes y la valoración subjetiva.
Mostrar más

32 Lee mas

Miedo a la muerte dolorosa, un factor que detona la voluntad anticipada de los académicos universitarios

Miedo a la muerte dolorosa, un factor que detona la voluntad anticipada de los académicos universitarios

Los factores que inhiben la adopción de la VA son fundamentalmente culturales y educativos: miedo a la muerte, creencias religiosas como parte de la educación adquirida, desconocimiento, por no considerarlo necesario, o por suponer que no van a requerirlo. LA VA es una alternativa entre los recursos legales existentes para garantizar el respeto a la autonomía, la limitación de tratamientos extraordinarios en la persona y su cuerpo, evitar el dolor físico y el sufrimiento psicológico, así como liberar a la familia y amigos de tomar decisiones que contravengan la voluntad personal, y que constituyen también los motivos que tienen los académicos universitarios investigados para formalizarla ante notario, sin encontrarse en situación terminal.
Mostrar más

19 Lee mas

Depresin y miedo a la muerte en pacientes con cncer de mama

Depresin y miedo a la muerte en pacientes con cncer de mama

En cuanto a los resultados, éstos pueden ser considerados lógicos debido a las características de la enfermedad estudiada, sobre todo respecto a la gravedad de la misma, el riesgo implícito de muerte y los trastornos físicos debidos al propio tratamien- to, tanto quirúrgico como quimioterápico. Estas causas han sido descritas como comunes en pacien- tes con cáncer, asociadas tanto a la información in- adecuada, el miedo a la enfermedad y las respuestas de adaptación al tratamiento, el cual puede ser mu- tilante, y por ello con problemas generados por la imagen corporal, la autocrítica o el rechazo de la pa- reja, así como por los efectos físicos dados por la quimioterapia o la radioterapia, que van desde tras- tornos vegetativos como la náusea y el vómito, hasta la alopecia y otras reacciones cutáneas.
Mostrar más

5 Lee mas

1. Saludos y agradecimientos. 2. Fuentes y libro (Instituto Gallup: 5.000.000 USA) 3. La muerte no existe, es un imposible, un fantasma de la imaginación humana. Lo que llamas muerte no es sino una puerta que se abre para pasar de una habitación a otro de

1. Saludos y agradecimientos. 2. Fuentes y libro (Instituto Gallup: 5.000.000 USA) 3. La muerte no existe, es un imposible, un fantasma de la imaginación humana. Lo que llamas muerte no es sino una puerta que se abre para pasar de una habitación a otro de

5. Advertencia: reflexionar sobre la muerte y el tránsito no es otra de las muchas distracciones y obsesiones del intelecto y de la mente con relación al futuro, sino algo imprescindible para perder tanto el miedo a la muerte como el miedo a la vida. Tomar consciencia acerca del significado y contenidos del tránsito permite vivir el aquí-ahora en libertad, que es la ausencia de miedos. 6. Esquema a seguir:

5 Lee mas

Validación de una lista de miedos en población mexicana

Validación de una lista de miedos en población mexicana

El perfi l de mayores índices de autorreporte de miedo encontrado en este estudio fue con los siguientes subgru- pos: mujeres (excepto para la subescala de miedo a la muerte), el grupo de mayor edad, el grupo de menor es- colaridad, los casados, los que reportaron tener el mayor número de hijos, los enfermos crónicos (hipertensos, as- máticos, diabéticos, con cáncer, lupus y artritis), los que tenían pareja (excepto para la subescala de vulnerabili- dad), los que profesaban una religión, y los que le dedica- ban mayor tiempo a la práctica religiosa. Estos resultados apoyan algunos de los hallazgos previos de la literatura, especialmente en lo referente al género y la edad (Uribe, Valderrama & López, 2007; Uribe, Valderrama, López, Galeano, Durán & Gamboa, 2008).
Mostrar más

16 Lee mas

La puerta del miedo-MIEDO . Una experiencia teatral

La puerta del miedo-MIEDO . Una experiencia teatral

Una noche en un centro clandestino de detención. Habitaciones Cerradas. Chicas muy jóvenes con miedo. Gritos, torturas. Una madre que no sabe si volverá a ver a su pequeña hija. Una chica con esperanzas. Otra que llora calladamente. Gritos. Dolor. Un fusilamiento. Mientras va cayendo, la víctima sentencia “Va a haber justicia para ustedes. Adonde vayan los iremos a buscar. Y habrá justicia, justicia”. Una de las víctimas se salva y promete frente a la chica asesinada: “cu- briré tu muerte más que con lores”. Es la misma que hoy sigue asistiendo a las marchas y que luego declara contra el general. Ha cumplido su palabra. Y se hizo justicia.
Mostrar más

5 Lee mas

A propósito del asesinato de Fuentealba: El discurso de poder en Sobish

A propósito del asesinato de Fuentealba: El discurso de poder en Sobish

Sobish, mediante el discurso, intenta revertir la sensación de total inse- guridad y miedo que la muerte de Fuentealba ha provocado en el seno de su provincia y del país y quiere transferir su responsabilidad a las minorías, que en sus palabras “se organizan en corporaciones sindicales, u otras, y presionan para arrebatar privilegios sectoriales, económicos y persona- les, más allá de los reclamos salariales que benefician a los trabajadores.” Implícitamente niega el derecho de los trabajadores a agruparse en los sindicatos, a los que denomina derogativamente “corporaciones” de dos tipos:”sindicales “ u “otras,” que no especifica cuáles son, pero que desde su punto de vista van más allá de lo que él considera que les compete, o sea, el reclamo salarial y que “presionan para arrebatar privilegios sectoria- les, económicos y personales.” En el campo semántico negativo que elige para caracterizar a las minorías se deben incluir los verbos “presionan” y “arrebatar.” Si se continúa con el análisis de “los otros” versus “nosotros”, la conclusión es que los “privilegios sectoriales, económicos y personales” amenazados son “los nuestros.” El enunciador se representa a sí mismo como el que restaura la idea del orden, la moral y las buenas costumbres. Su descripción de “los otros”, en este párrafo “las minorías”, apela a construir la representación social de que “los otros” son un problema para “todos nosotros” a todos los niveles, acá transparentemente expresos en el discurso, “sectoriales, económicos y personales.”
Mostrar más

20 Lee mas

1985-12-13 Hacia una Conciencia de Síntesis

1985-12-13 Hacia una Conciencia de Síntesis

Así que tenemos un karma con el reino animal porque es la antesala del ser humano ¿verdad? Y ahí también podemos hablar de lo que sucede en el alma humana cuando deja el cuerpo ¿verdad?, porque en todas partes existe un tremendo miedo a la muerte cuando desaparece la envoltura física, no porque sepamos que esto va a desaparecer un día que por lo tanto lo consideramos un hecho natural, sino porque no sabemos qué hay más allá del hecho físico de la muerte, entonces, les diré que los códigos genéticos, a los cuales hacía referencia, obran en un sentido inverso, en lugar de segregar recuerdos, dejan recuerdos a través de lo que llamamos niveles de filtración, una filtración astral y otra mental, y la posterior entrada en el Cielo, en el Devachán, esto lo sabemos todos si hemos leído libros teosóficos y esotéricos; pero se llega al Devachán después que el átomo permanente físico, el átomo permanente astral y el átomo permanente mental han dejado los recuerdos en los niveles de filtración. El código genético actúa entonces como expresión de restitución de recuerdos y como apropiación de recuerdos. Cuando dejamos el cuerpo, dejamos los recuerdos, cuando volvemos al cuerpo adquirimos nuevamente los recuerdos, y así es el trasiego de las almas que van de la no-manifestación, que es una manifestación que desconocemos, el Devachán, a la manifestación; entonces viene el Ego que pronuncia una palabra sagrada, el AUM: cuerpo astral, cuerpo físico, cuerpo mental, y con este mantram que el Alma pronuncia en su propio plano, entonces los códigos genéticos, o sea, los átomos permanentes físico, astral y mental están reproduciendo aquella nota y acumulan los recuerdos de la vida anterior y la van utilizando para crear la estructura de los otros cuerpos, y eso se enlaza con lo que hemos dicho anteriormente.
Mostrar más

21 Lee mas

Percepción de la muerte en personas portadoras del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en situación de Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)

Percepción de la muerte en personas portadoras del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en situación de Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)

Objetivo: identificar la percepción de la muerte en personas portadoras del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en situación de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) en etapa terminal. Materiales y métodos: Estudio cualitativo - fenomenológico, con una muestra de 10 pacientes pertenecientes a la fundación Hogar Asistencial para Personas que Viven y Conviven con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)/Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) ”HOASIS”, seleccionados por conveniencia mediante una lista otorgada por la Fundación, a quienes se aplicó entrevistas a profundidad y observación participante, llevadas a cabo en las instalaciones de la fundación y las viviendas de cada participante. Resultados: Al aplicar la “Teoría de la Incertidumbre frente a la enfermedad” de la enfermera Merle Mishel en estos pacientes con Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), el 90% definieron su enfermedad como una “maldición” que solo se cura con la muerte afectando así su calidad de vida, y el 10% como una lección de vida, que lo enseñó a vivir y a disfrutar de ésta con una vida más tranquila, llegando finalmente a la etapa de la aceptación. Conclusiones: las personas consideran que evitar pensar en la muerte los aleja de ella, los hace reflexionar ante ésta y pensar en las cosas materiales y los seres queridos que abandonarán. Los pacientes definen a la muerte como algo natural, que hace parte del ciclo de la vida a pesar de que pensar en ella produzca temor o sufrimiento previo. En los enfermos terminales se apreciaron sentimientos de miedo, tristeza, rabia, soledad, amor, preocupación, y la transición de éstos por las etapas de negación, depresión e ira, descritas por la doctora E. Kubler Ross.
Mostrar más

8 Lee mas

El miedo en los cuerpos: miedo a caer

El miedo en los cuerpos: miedo a caer

La huella de estas caídas, expresa este autor, filogenéticamente se transmite de modo tal que nosotros, en el sueño, sentimos caer y nos despertamos en el momento mismo de ir a estrellarnos contra la tierra. El autor se pregunta por qué, en estos sueños, no llegamos a chocar contra el suelo y se responde al decir que si nuestros antepasados cayeron, esto les provocó la muerte, con lo que no pudieron dejar descendencia.

9 Lee mas

Psicooncología : Memoria de prácticas

Psicooncología : Memoria de prácticas

situaciones al final de este periodo de aflicción en las personas les sirva para reflexionar, expresar, enfrentar y aceptar las circunstancias que están viviendo y las emociones que están sintiendo. Padecer esta enfermedad, no necesariamente es saber que vas a encontrar en este proceso la muerte, pero si aparece el miedo a poder morir en el transcurso de la enfermedad, recibir el diagnóstico es como si te diesen una sentencia a muerte y produce terror afrontar esta situación. Nadie está preparado para morir, nos aferramos al mundo, a la vida con uñas y dientes. Ni siquiera las creencias religiosas, la fé, hacen que la muerte sea un paso liviano sino más bien es un proceso que supone un impacto emocional y vital. La inmortalidad que nos dan las creencias religiosas, bien sean celestiales o terrenales, la vida eterna que en la tierra significa la muerte. Todas estas creencias son incapaces de consolarnos ante la muerte, sobre todo cuando se ama tanto la vida. La impecable rutina de los hospitales, donde la agonía y la muerte son incidentes cotidianos, esconde dentro de cada habitación un drama, con la enfermedad y con el proceso de la muerte en algunos casos. Donde la soledad humana de estos procesos, de la muerte, de la vida y de la enfermedad se materializan en todas esas personas y en sus existencias.
Mostrar más

104 Lee mas

Descargar
			
			
				Descargar PDF

Descargar Descargar PDF

la obra de arte es producto de otra cualidad, un atributo que será esen- cial para la estética del romanticismo: el genio. Si el gusto discierne y separa, el genio sintetiza y provoca. Sea como fuere, la estética nace en este contexto: es hija del empirismo británico, que algunos críticos –to- mando en cuenta el papel concedido a la imaginación y la ampliación de los límites de la belleza– calificarán de “prerromanticismo”. En ella está, desde luego, lo clásico, pero mezclado con otro tipo de emociones y figuras: el miedo a la muerte, la desproporción entre lo humano y lo no humano, lo irregular y lo infranqueable, lo umbrío e inacabado... Se comienza a cobrar conciencia de los límites de la conciencia y se com- prende poco a poco que el arte (y la belleza misma) sólo llega a serlo per- mitiendo, modulando, graduando o garantizando el acceso a lo descono- cido. El espacio intermedio ocupado por la imaginación es bello porque no meramente agrada; exhibe además la inagotable discordancia entre los ideales y los instintos, entre lo real y lo deseable, entre la expectativa y el acontecimiento: entre lo humano y lo indisponible. No hay estética sin la irrupción –y el consecuente reconocimiento– de lo sublime, el vocablo que apunta a esa perpetua y riesgosa –y a menudo exquisita– fricción de lo sensible con lo inteligible. “Desde la Poética de Aristóteles (...) ninguna teoría estética había considerado que la experiencia estética consistiera en sentimientos distintos de la satisfacción que proporciona la contemplación de la belleza”. 5 Se trata de un reconocimiento de la
Mostrar más

9 Lee mas

De “caballeros de la muerte” a la “lucha por la vida”. Los arditi italianos, de la guerra a la militancia antifascista

De “caballeros de la muerte” a la “lucha por la vida”. Los arditi italianos, de la guerra a la militancia antifascista

A pesar de la llamada a la “lucha por la vida” y los versos “Muerte a la muer- te/ muerte al dolor” de un Inno degli Arditi del popolo, el universo simbólico de la primera organización antifascista repetía los temas mortuorios del arditismo de guerra (y, por tanto, del dannunzianismo y del mismo movimiento fascista): el emblema oficial de la asociación era una calavera, rodeada de una corona de laurel y con un puñal entre los dientes, bajo la cual resaltaba el lema “a noi!”. Además de la variante de la calavera con las tibias cruzadas, fue utilizado, como símbolo asociativo, el mismo puñal de los arditi. El color de las banderas, de los jerseys que vestían y de los estandartes eran usualmente negros (el color de los anarquistas más que de los fascistas que, en su lugar, se identificaban en aquel momento con el tricolor). En Civitavecchia, al contrario, el escudo de los Arditi del popolo –un hacha que parte un fascium– expresaba más lucidamente que en cualquier otro sitio la “razón social” de la asociación. También las canciones fueron adoptadas del arditismo bélico: de dos himnos oficiales de la asociación,
Mostrar más

25 Lee mas

La muerte en la literatura

La muerte en la literatura

(García Lorca, 2015, vol. II, p. 84) Todo el mundo es un espíritu, o un sueño, o va a con- vertirse en uno. El Romance de la luna, luna (García Lorca, 2015) es una muestra de ello. Es la historia de un niño gitano que se queda solo en la fragua una noche. De alguna forma se siente tentado por la luna, personi- ficada como mujer y bailarina, y que a la vez representa la muerte. El niño le dice a la luna que huya antes de que vuelvan los gitanos («Huye luna, luna, luna»), pero la luna le explica que cuando los gitanos vuelvan le encon- trarán «con los ojillos cerrados» (muerto). El poema se cierra con un lamento sobre el cuerpo del niño: «Dentro de la fragua lloran, / dando gritos, los gitanos. / El aire la vela, vela. / El aire la está velando.» La segunda vela puede ser la que ilumina o la vela de una embarcación, por lo que aporta matices tanto de una luz que parpadea como de la idea del niño y la luna navegando por el cielo. Por lo tanto, Lorca escribe de la muerte con tal sen- tido de misterio que la convierte en algo mucho más complejo.
Mostrar más

7 Lee mas

Presentación y selección de textos literarios

Presentación y selección de textos literarios

Desde sus 19 años, fue el médico tan necesario para él como o más, que el comer o el dormir, o más toda- vía, porque no podía dormir ni comer sin su relativa presencia, porque no podía dormir ni comer sin su relativa presencia. ¿Qué secreto misterioso, inescrutable, había venido a él desde el principio del mundo, sabe dios de dónde y cuándo, que, a la muerte repentina de su padre, se manifestó tan decididamente como una agresión, un romper de manantial, de l or o un nuevo nacimiento?

3 Lee mas

Palabra y construcción de la identidad en Harry Potter and the Philosopher’s Stone

Palabra y construcción de la identidad en Harry Potter and the Philosopher’s Stone

pronunciar la palabra correcta en la ocasión indicada. Sólo se puede enfrentar a su némesis anclando correctamente la referencia para limitar el alcance negativo de una porción de la realidad. Nombrar su mayor miedo, Voldemort, es entonces establecer la relación lengua- mundo constituyéndose a uno mismo a través del lenguaje dominado. Así se gana la individualidad, pues el hablante, al proferir la palabra en voz alta, demuestra a la sociedad la adopción de un conjunto de valores, creencias y el rechazo de otras que lo diferencian del resto; se conforma así una subjetividad preparada para enfrentar el terror que despierta la persona tras el nombre. Como le dirá Dumbledore a Harry sobre el final de The Chamber of Secrets, uno es lo que es por sus elecciones; y podemos agregar que cada uno es responsable de sus palabras.
Mostrar más

6 Lee mas

ESPERAR LA MUERTE: LA AGONÍA DE LA INACCIÓN

ESPERAR LA MUERTE: LA AGONÍA DE LA INACCIÓN

Eugene O’Neil teje una trama similar en Llega el hombre de hielo. Esta vez la escena transcurre en un sucio bar, la última parada para los que esperan la muerte. La clientela está esperando a que Hickey, tal como ha hecho durante muchos años, refresque sus quimeras y reafirme su adoración al alcohol. Hubo un tiempo en que cada uno de los personajes llevaba una vida de acción y aventura, pero ahora el bar se ha convertido por varias razones en un retiro para ellos y en una molienda para las viejas historias, las bromas desgastadas y las mofas. Pese a toda esa palabrería, el apoyo mutuo que se prestan sirve para conservar sus ilusiones en la vida. En lugar del alcohol Hickey les ofrece al final la salvación y la paz bajo la apariencia del conocimiento de sí mismo y del fin del autoengaño. En una escena de gran tensión que recuerda a ‘La última cena’, Hickey dice que les ayudará en su camino hacia esta meta, pero ahora Hickey habrá de superar la filosofía del absurdo que ha comenzado a cobrarse su precio en el hombre. Larry Slade, un intelectual ex-anarquista, ejemplifica esta posición: “¡Todo lo que sé es que estoy enfermo de la vida! ¡Estoy acabado! ¡Me he olvidado de mí mismo! Me he ahogado y contentado en el fondo de una botella. Honor o deshonor, fe o traición no son para mí sino opuestos de la misma estupidez que rige la
Mostrar más

6 Lee mas

Show all 10000 documents...