Movimientos de protesta--México

Top PDF Movimientos de protesta--México:

La emergencia de nuevos sujetos y movimientos sociales. Un acercamiento a los procesos de subjetivación derivados del uso de internet en la protesta: el caso de "Los Malnacidos" en Hermosillo, Sonora, México, 2012-2013

La emergencia de nuevos sujetos y movimientos sociales. Un acercamiento a los procesos de subjetivación derivados del uso de internet en la protesta: el caso de "Los Malnacidos" en Hermosillo, Sonora, México, 2012-2013

141 sociales sin el uso de internet son difíciles de concebir en la actualidad, por tal motivo no baste con analizar las características de los movimientos sociales sin destacar cuáles son las características que definen la relación de individuo y tecnología, fenómeno social e internet. Existen múltiples interpretaciones respecto al concepto de ciborg; quizá la más conocida es la que planteara Clynes (1960), con la que aludía al hecho de que las tecnologías virtuales empezaban a conformar gran parte de la vida de las personas. Más tarde Lipovetsky (2010) introdujo la noción del “tecno sapiens” para definir a los actores de un mundo hipertecnificado en el que la tecnología de comunicación ha invadido la vida cotidiana. En la medida en que pensamos a los individuos en una sociedad moderna, sin importar cuán avanzada la imaginemos, estarán siempre en contacto con diferentes niveles de tecnificación, 51 utilizaré el concepto de ciborg planteado por Broncano (2009), no solamente como una manera de justificar el uso de herramientas virtuales por parte de los sujetos involucrados en las protestas de los malnacidos, sino como una manera de entender a los individuos formados en un contacto con la tecnología, la cual les permite experimentar distintos estados de subjetividad que representan puntos de resistencia frente a la imposición del cobro de la tenencia vehicular. Broncano define a los ciborg como:

214 Lee mas

Inseguridad y protesta. Ciudad de México, 27 de junio de 2004

Inseguridad y protesta. Ciudad de México, 27 de junio de 2004

2.2.1 El sistema político. Nos referiremos únicamente a la dispersión del poder entre niveles de gobierno –autoridades federales y locales– por distintos partidos políticos que marca los puntos de acceso disponibles para actuar e influir en las decisiones públicas, esto permite calificar de “abiertas” o “cerradas” a las estructuras del sistema político y establecer la línea que dibuja los límites del contexto particular en que nacen, se desarrollan y disuelven los movimientos. El autor (Kriesi, 2004: 70) sostiene que “la descentralización implica una multiplicación de actores estatales y, por lo tanto, de puntos de acceso en la toma de decisiones”. Los estados federales tienen múltiples puntos de acceso relevante en el nivel nacional, regional y local; en estados centralizados los puntos de acceso regional y local son mínimos. Los sistemas abiertos tienen estrecha relación con la –funcional– separación del poder; el grado de separación entre el poder legislativo –arena parlamentaria–, el ejecutivo –gobierno y administración pública– y el judicial, así como dentro de cada uno de estos poderes, lo que puede ampliar el grado de acceso formal. Esta disposición de canales institucionales de los sistemas políticos puede distinguirse conceptualmente de la siguiente forma: estados fuertes y débiles. Los estados fuertes son caracterizados por estructuras institucionales que limitan su acceso con respecto a su entorno, mientras que los estados débiles tienen instituciones que flexibilizan dicho acceso, pero asimismo, limitan su capacidad de actuar (Kriesi, 2004). De este modo, haremos un breve repaso de las condiciones en que se encontraba el país previo al 2004.

144 Lee mas

Ciclo de protesta y estado neoliberal en México 2012-2016

Ciclo de protesta y estado neoliberal en México 2012-2016

Por un lado, el movimiento Anti imposición generó de manera masiva la crítica al gobierno, en la que volcó su ataque a EPN como figura principal por su pasado como gobernador del Estado de México, lo que serviría para deslegitimar su administración, y hasta cierto punto al Estado mexicano por completo, con la contraparte de reivindicar los movimientos sociales y la acción colectiva a grupos más grandes, no sólo movilizando coyunturalmente, sino dejando tras de sí nuevos actores en el movimiento orgánico y aprendizajes importantes en torno al uso de redes sociales, los medios libres, formas de organización y repertorios de protesta. Por otro lado, el movimiento magisterial abrirá el debate sobre la educación pública en México, y ante el entorno de hartazgo, hará crecer la base magisterial, ampliando la capacidad movilizadora e incluyendo a nuevos actores docentes y populares en regiones antes no alcanzadas. Así mismo, este proceso afianzará aún más la alianza entre magisterio, normalistas, organizaciones populares y comunidades, potenciando la capacidad movilizadora e incluso organizativa al interior de la Asamblea Nacional Popular. Este proceso de dos años de movilización continua y masiva permitirá que la coyuntura de 2014 ponga especial atención en otros sectores de la población y abra canales de debate y acción conjunta en torno a la afrenta que significará el atentado contra los normalistas. “… en las jornadas de Ayotzi… hubo más acción en una semana que en 4 años de movilización, acciones que tienen más impacto que las anteriores con el #132.” (Omar, comunicación personal, 25 de septiembre, 2018).

178 Lee mas

Los imaginarios de la protesta social en el México del siglo XXI: lo que revelan sus demandas y acciones

Los imaginarios de la protesta social en el México del siglo XXI: lo que revelan sus demandas y acciones

En general, es visible que los repertorios de lucha no están basados en un análisis estructural y coyuntural de las posibilidades de éxito; no hay una selección de los medios más eficaces, sino de los más socorridos. Las marchas y plantones se convierten en rutina y con ello pierden parte de su efectividad. En general, los movimientos carecen de estrategias de escalamiento, no dan la impresión de ir acumulando fuerza y realizando acciones cada vez de mayor envergadura y mayor impacto, sino por el contrario, parecen ser una explosión espontánea de descontento que se va agotando a medida que transcurre el tiempo y se desarrollan las acciones de contrainsurgencia —negligencia, desacreditación, cooptación, acoso, coerción, violencia y muerte—, hasta mermar completamente el ánimo de los participantes. Y el manejo de los medios es nulo: se limita a hacer la denuncia de la parcialidad de los mensajes sin plantearse, como tarea inicial, diseñar un abordaje informativo que prepare a la opinión pública a recibir la movilización como un acto benéfico para el bienestar nacional.

29 Lee mas

Quedarse afuera, ladrando como perros a los muros  Protesta y movimientos sociales en América Latina en la bisagra de los siglos XX y XXI

Quedarse afuera, ladrando como perros a los muros Protesta y movimientos sociales en América Latina en la bisagra de los siglos XX y XXI

En rigor, el EZLN puede ser caracterizado como la expresión armada de un movimiento social inicialmente orientado a transfor- mar las relaciones y las instituciones políticas en pro de un incre- mento de derechos civiles, libertades democráticas, participación y capacidad de decisión, de modo tal que los pueblos originarios no estén al margen del sistema político. Así, la “Declaración de la Selva Lacandona” reclama la cabal aplicación del artículo 39 de la Consti- tución mexicana: “La soberanía nacional reside esencial y originaria- mente en el pueblo. Todo el poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene, en todo tiempo, el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.” Inicialmente, el zapatismo planteó como demandas de satisfac- ción más urgente la restitución de las tierras ocupadas por los pueblos originarios, la autonomía, la democratización política y la provisión de salud y educación para los indígenas. Empero, la dialéc- tica social y política mexicana impuso cambios en, al menos, el lenguaje y los objetivos del EZLN. Después de la firma de los Acuerdos de San Andrés sobre “Derechos y Cultura Indígena”, firmados con el gobierno en febrero de 1996, y del fracaso de la Mesa de Diálogo sobre Democracia y Justicia (junio del mismo año, centrada en la reforma del Estado), el EZLN dejó de hablar sobre la transición y lentamente su discurso se orientó hacia los derechos de los pueblos indígenas, al tiempo que todas sus acciones, entre 1996 y 2001, se encuadraron en el cumplimiento de los Acuerdos. Más aún, tras la firma de los Acuerdos de San Andrés, los pueblos indígenas participantes en los diálogos de paz se organizaron con el nombre de Congreso Nacional Indígena (CNI), del cual forman parte la mayo- ría de ellos y el EZLN. Uno de los objetivos del CNI es el recono- cimiento de dichos Acuerdos como ley suprema de México.

48 Lee mas

1968: política y simbolismo

1968: política y simbolismo

una carta a Nabor Carrillo, de Alfon- so Reyes en El Colegio de México, del Centro Mexicano de Escritores, me preguntó a bocajarro: “¿En qué andas metido en el movimiento es- tudiantil?” Y me mostró un memo- rando de la Secretaría de la Presiden- cia firmado por Emilio Martínez Manautou, en el que se le pregunta- ba al secretario de Educación “¿por- qué hacía la Revista de Bellas Artes un enemigo personal del presidente Gustavo Díaz Ordaz?”. Ante mi azo- ro, Yánez, me propuso que saliera del país como agregado cultural, nom- bramiento que estaba en sus manos. Me dio a escoger entre Chile, Cana-

1 Lee mas

Cosechando la protesta: las organizaciones populares campesinas, semilleros de la protesta social

Cosechando la protesta: las organizaciones populares campesinas, semilleros de la protesta social

Las comunidades indígenas se caracterizan por tener una identidad común construida a base de una lengua propia y códigos de comportamiento compartidos, que se traducen en normas de reciprocidad. Quizá enrolarse en la protesta no es una decisión individual, sino que, si toda la comunidad entra a la dinámica de la rebelión, los individuos no tienen otra opción más que hacer lo mismo que sus vecinos, ahí donde los lazos comunitarios y de reciprocidad son tan fuertes. El trabajo de Roger D. Petersen (2001) muestra que en muchas ocasiones el individuo no toma la decisión de entrar en los movimientos de protesta después de un análisis costo-beneficio como argumenta Popkin (1984), sino que su comunidad lo jala hacia la rebelión cuando existen fuertes normas de reciprocidad al interior de ésta.

67 Lee mas

Ayotzinapa, protestas, solidaridades y movimientos juveniles en México

Ayotzinapa, protestas, solidaridades y movimientos juveniles en México

También se interrogó el mayor reto que enfrenta el movimiento, y según los testimonios recabados es “Cambiar la vida de los mexicanos ante el ré- gimen absolutista de Peña Nieto”, dijo una estudiante de 22 años; otra de la misma edad se centró en decir: “transformar los medios”; otra de 30 añade: “se deben discutir las propuestas alternativas, muchas veces pasa que solo criticamos y pocos llegamos con propuestas que se puedan arti- cular en un movimiento nacional”; finalmente una joven de 20 sentenció: “El no permitir el olvido del caso hasta hallar a los 43”. Algunos chicos que dieron su visión sobre el tema apuntaron hacia el “reunir gente”, dijo uno de 23 años y otro de la misma edad: “Zafarse de los parásitos activistas, intelectuales y programas políticos mediáticos”, así como uno de 19 que dijo: “Con la misma sociedad, con nosotros mismos, porque existen divi- siones en nuestro país por las cuales no nos podemos entender a nosotros mismos, no hay equilibrio… Siento que ya no habrá trabas cuando México se pueda entender y organizar bien”, sentenció al finalizar su entrevista. Así, los retos van del no olvido al cambio social, pasando por el entendi- miento y unión de la ciudadanía.

5 Lee mas

¿Por qué no arden las calles con una sociedad tan quemada?: Movilizaciones en el Estado Español en época de recortes

¿Por qué no arden las calles con una sociedad tan quemada?: Movilizaciones en el Estado Español en época de recortes

5.-Eficacia en la acción y apoyo de otros grupos y opinión pública. Hay que legitimar la violencia y eso es difícil porque la violencia siempre suele producir rechazo. Por ello hay que pensar en términos de réditos y beneficios de la acción. Es difícil, ya de por sí, que ciertos grupos de opinión pública, así como los medios de comunicación, doten de una cierta legitimidad a la movilización y más complicado sería si esas acciones se tornan más contundentes. Además, si de esas acciones más extremas no existe un rédito en los objetivos que se persiguen quedará lastrada y, en consecuencia, no tendrá demasiados visos de ser duradera en el tiempo. Por todo ello, es imprescindible contar con el apoyo necesario para poder legitimar ciertas acciones y que, además, no queden manipuladas ni sin sentido. Hay que contar también con que si la violencia se perpetúa es probable que se desarrolle una espiral de miedo e incertidumbre en la escalada del conflicto, lo que favo- recerá, como ya hemos comentado, un menor apoyo. En este sentido, Cantor piensa que “la protesta requiere una enorme energía y la buena disposición de sacrificar la carrera y la posición social” (1973: 414), lo que se traduciría, en cierto modo, en lo que se está dispuesto a perder para ganar, es decir, una elección en el senti- do de costes beneficios.

22 Lee mas

Recorrer e intervenir estéticamente el espacio público. Acciones de resistencia visual en protestas sobre violencia policial y desapariciones forzadas durante la democracia

Recorrer e intervenir estéticamente el espacio público. Acciones de resistencia visual en protestas sobre violencia policial y desapariciones forzadas durante la democracia

En el presente trabajo reflexionamos sobre las emociones y acciones de intervención estética en el espacio público en la práctica de protesta. A estos fines, hemos elegido analizar algunos ejemplos de resistencia visual –ni amplia ni duradera a la vista, en la conformación disipada del entorno–, haciendo referencia a dos casos de desapariciones forzadas en vigencia de la democracia en los Estados argentino y brasileño pos- dictadura militar: Jorge Julio López, desaparecido en 2006 en La Plata, y Amarildo de Souza, desaparecido en 2013 en Río de Janeiro. Dicha elección contribuye a interpretar, mediante los usos de acciones de resistencia visual en la relación del espacio público (y en la expresión y eficacia simbólica del reclamo, que da destacado lugar a las

21 Lee mas

Movimientos estudiantiles latinoamericanos en los años sesenta

Movimientos estudiantiles latinoamericanos en los años sesenta

Nos hemos detenido brevemente en la emergencia, consolidación y radicalización de los movimientos de estudiantes en Argentina, México y Brasil. Hemos señalado la necesidad de historizar las experiencias con el objetivo de comprender las tradiciones de luchas y los cambios producidos a mediados de los años sesenta. En esa línea también reconocemos la necesidad de reinsertar la especificidad que tienen estos movimientos en los países en que surgen. Destacamos la trayectoria de demandas y reivindicaciones sostenidas durante el siglo XX, la consolidación de la universidad como núcleo central en el proyecto modernizador de los años cincuenta y sesenta, y los debates que en ella se generaron, el impacto que la revolución cubana tuvo en el ámbito universitario y en la emergencia de nuevas formas de plantear la acción política, señalando un quiebre respecto de las modalidades previas. Asimismo, hemos pretendido recuperar los procesos de movilización en los años ’68 y ’69 en clave comparada, entendiendo las matrices de su carácter contestatario, de cuestionamiento al régimen autoritario, de articulación con la sociedad, de reflujo y desarticulación. Los movimientos estudiantiles del ’68 en México y Brasil y el movimiento obrero-estudiantil del ’69 en Argentina, se cristalizaron en la imagen del movimiento contestatario sin reconocer sus trayectorias, articulaciones y resultados. Desmitificarlos nos obliga a otorgar densidad histórica a esos hechos. Dar cuenta de una perspectiva comparada nos impone, al mismo tiempo, dejar de lado los referentes estáticos y poner en juego las experiencias particulares, sus puntos de confluencia, sus especificidades. Permiten deconstruir un «telón de fondo» sobre el cual analizamos cada caso y abrir, aun en forma limitada, a un estudio más complejo y general sobre los movimientos estudiantiles latinoamericanos en la década de los años sesenta.

37 Lee mas

La protesta (Reseñas)

La protesta (Reseñas)

Otra concepción de sen- tido común que Auyero intenta develar en el libro en mención, es aquélla que implica mecánica- mente a la protesta popular como una respuesta a las políticas de ajuste estructural, es decir, la pro- testa popular como el resultado de desempleo más pobreza. Es cierto que las condiciones objeti- vas de supervivencia influyen en los niveles de protesta, pero estas

5 Lee mas

Los movimientos de las mujeres en pro del sufragio en México, 1917-1953

Los movimientos de las mujeres en pro del sufragio en México, 1917-1953

Las mujeres en México participaron de una manera significativa en la contienda revolucionaria de 1910, sin embargo cuando ésta terminó y se redactó la Constitución de 1917, los constituyentes les negaron el dis- frute a derechos políticos argumentando que sus intereses estaban dentro del hogar y la prueba era que no había ningún movimiento que lo solici- tara. Tenían razón, pero sólo hasta cierto punto, ya que en los primeros años del siglo XX hubo algunas peticiones tímidas en este sentido por parte de las congresistas de Yucatán en 1916 y de Hcrmila Galindo.

20 Lee mas

Sobre el derecho a la protesta

Sobre el derecho a la protesta

En perspectiva a lo anterior, es recurrente cuando ocurren protestas encontrar visiones entre gobernantes, policiales y ciudadanía que enarbolan la primacía del derecho colectivo al individual y esgrimen que si un número determinado de personas está protestando, no puede impedir el derecho a la movilidad, el trabajo, la salud y otra serie de derechos que podrían ser obstaculizados por la realización en algún momento de un bloqueo en la vía, y estimulan en perspectiva de esto, que se castiga a los promotores de las protestas por las afectaciones a los derechos de otros y otras. Esta visión, que transfiere el conflicto hacia los ciudadanos y pierde de vista que si una protesta que reivindique derechos como la salud, la educación, el trabajo, la vida, si bien la puedan ejercer un número inferior de personas a los que inmediatamente pueden ser afectados, las demandas y potenciales beneficiarios, son esas mismas personas, más otras tantas, con lo que la primacía del derecho colectivo sobre el individual no aplica a favor de quien el derecho se le ve temporalmente interrumpido, sino de quienes ejercen el derecho a la protesta, en representación de las mayorías. Con lo anterior se tiene que aunque hay límites al derecho a la protesta, los límites deben entender el estado de necesidad de quien lo ejerce y releer la significación de derechos colectivos versus individuales a la hora de dirimir el conflicto de intereses. 3

41 Lee mas

Protesta [Folleto].

Protesta [Folleto].

tamaños atentados contra la moral y la Patria, y salven su responsabilidad ante Dios y los hombres poniendo á lo menos esta Protesta por la verdad en manos de sus discípulos hasta que un senti­ miento de justicia arranque,cual sucederá temprano ó tarde, la revocatoria de la resolución que pres­ cribe á los niños aprendan como Historia diatribas sangrientas de sangriento detractor,— explosión de virulentas pasiones que le han conducido hasta la inconciencia del crimen, — conjuración contra el HONOR, como lo fue contra la vida la del fatídico Seis de Agosto de 1875,— complemento, en fin, con la pluma, de la obra nefanda del <c Puñal la

14 Lee mas

obligatorio-tsi1-2012.pdf

obligatorio-tsi1-2012.pdf

En los últimos años ha cobrado relevancia global el movimiento de protesta de los indignados, iniciado en base al movimiento de Occupy Wall Street. Este fenómeno basado inicialmente en la realización de actividades de protesta contra instituciones financieras en la ciudad de Nueva York se ha expandido tanto geográficamente, como temáticamente, para abarcar otros ámbitos tales como: protestas ecologistas, reivindicaciones estudiantiles, movimientos contra

5 Lee mas

Vol. 15, Núm. 37 (2018)

Vol. 15, Núm. 37 (2018)

No obstante, el análisis desde las ciencias sociales marca un vacío con relación a otras realidades que se producen en el escenario latinoa- mericano: tal es el caso uruguayo. Aquí son movimientos de ciudada- nos insertos en delicados y complejos procesos ligados a las consultas populares, lo que supuso el ejercicio de la democracia directa. Nos re- ferimos al uso del referéndum y el plebiscito, mecanismos constitucio- nales que permiten la solución o el destrabe de un dilema por parte del soberano: el pueblo. En Uruguay, la idea surge bajo la presidencia de José Batlle y Ordóñez (1903-1907 y 1911-1917). Batlle entendía que en una democracia sincera no puede desconocerse el derecho del conjunto de ciudadanos a rectificar lo hecho por los que, en su representación, gobiernan el país. El gobierno directo del pueblo es el régimen que inicia, racionalmente, la vida política de las comunidades pequeñas que han conquistado su libertad (Nahum, 1998, p. 56).

26 Lee mas

La Influencia de la Cultura Rock sobre los Movimientos de Protesta gestados en la década de los sesenta en los Estados Unidos

La Influencia de la Cultura Rock sobre los Movimientos de Protesta gestados en la década de los sesenta en los Estados Unidos

En una tarde de 1960, en Greensboro, Carolina del Norte, cuatro estudiantes de la Universidad A/T de ese mismo estado entraron a un restaurante y se sentaron en un sector exclusivamente reservado para los blancos; una mesera se acercó reafirmando que allí no se atendía a los negros. Regularmente, estos se habrían retirado pero en esta ocasión no lo hicieron, exigieron ser atendidos y alegaron que el sitio era público y no veían el porqué no podían ser reconocidos por el color de su piel. La camarera se negó y ellos prometieron volver. Este, fue el comienzo de los sit- ins, una forma de acción colectiva que se volvería bastante común en los movimientos de protesta. Días después del incidente, más y más jóvenes empezaron a utilizar esos métodos de desobediencia para exigir una reivindicación de sus derechos.

69 Lee mas

Vol. 15, Núm. 37 (2018)

Vol. 15, Núm. 37 (2018)

Resumen. El artículo analiza los movimientos sociales que confrontan al extractivismo minero en América Latina. Se argu- menta como premisa que se ha implantado en América Latina un modelo extractivista sustentado en tres pautas imbricadas y compartidas por los países de la región: la incursión de la minería transnacional, el respaldo institucional y la apropiación territorial. Dichas pautas provocan la emergencia de movi- mientos de justicia ambiental que interpelan al extractivismo minero, por lo que se examina su composición, articulación y dinámicas de acción colectiva, así como la criminalización de la protesta social que han padecido. Se concluye con una reflexión alentadora, pues se exponen tres casos donde los movimientos sociambientales han sido determinantes para la cancelación de proyectos extractivos.

31 Lee mas

Aproximación teórica al estudio de la acción colectiva de protesta y los movimientos sociales

Aproximación teórica al estudio de la acción colectiva de protesta y los movimientos sociales

La teoría de la movilización de recursos, de origen norteamericano, tuvo muchas críticas en Europa, donde se la catalogó como enfoque de sesgo empresarial y de aplicación, básicamente, al estudio de lobbys y grupos de interés. Determina que la insatisfacción y el conflicto político y social es inherente a la sociedad, por lo que la acción colectiva de los movimientos sociales no depende tanto de la existencia de un problema o una demanda como de los recursos disponibles (humanos, económicos, materiales, tácticos, logísticos, organizativos) para organizarse y movilizarse. Con esta teoría se pasa del análisis de las motivaciones y causas de insatisfacción de los individuos contempladas en las teorías de orientación microsociológica a los aspectos estratégicos, organizacionales y movilizadores. Por tanto, pone el acento en los aspectos organizativos, descuidando los aspectos estructurales y los factores motivacionales psicosociales que llevan a las personas a interpretar una situación como conflictiva y a buscar la acción colectiva para resolverla.

18 Lee mas

Show all 10000 documents...

Related subjects