Mujer maltratada

Top PDF Mujer maltratada:

El Síndrome de la mujer maltratada como Exclusión de la culpa dentro de los Delitos de Asesinato

El Síndrome de la mujer maltratada como Exclusión de la culpa dentro de los Delitos de Asesinato

de la defensa y dentro de la racional proporción de los medios empleados para impedirla o repelerla” (Jiménez de Asúa, 2011, pág. 289), es decir, la legítima defensa, es el derecho de una persona, es la reacción o efecto que motiva un estímulo, por ejemplo, si un delincuente le asalta y agrede a una persona, la victima ante la circunstancia se defiende y termina con la vida del contraventor, esta acción conforme a la norma citada, es considerada como legítima defensa y es una exclusión de culpabilidad del delito cometido, “La legítima defensa de la vida del que se defiende, a saber, que se encuentre siendo actualmente agredido ilegítimamente, es decir, injustamente, porque el que repele al agresor violentamente, tiene derecho para hacerlo y en tal caso obra justamente” (Abarca, 1999, pág. 48); la conducta típica, también llamada conducta delictiva, vulnera y daña bienes jurídicos individuales y colectivos, en el caso del asesinato el bien jurídico individual vulnerado es la vida y el bien jurídico colectivo afectado es el derecho a vivir en una ambiente libre de violencia, por tanto “la sociedad política y organizada tiene el derecho a reprimir y sancionar los actos y conductas delictivas” (Ortega, 2017, pág. 59), sin embargo, cuando una persona mata o termina con la vida de su agresor, la conducta típica es justificada, en estas circunstancia y teniendo en cuenta que el síndrome de la mujer maltratada, provoca trastornos psicológicos que afectan al comportamiento y conducta de la víctima de violencia, se puede concluir señalando que el síndrome de la mujer maltratada debe ser considerada como conducta típica justificada y por tanto debe operar como exclusión de culpabilidad dentro de los delitos de asesinato.
Mostrar más

68 Lee mas

Mejorar la calidad asistencial en la atención a la mujer maltratada en los servicios de urgencias

Mejorar la calidad asistencial en la atención a la mujer maltratada en los servicios de urgencias

res atendidas por malos tratos presentaban ante- cedentes psiquiátricos, una de cada 5 mujeres los refería en su historial clínico, hecho que evidencia que la mujer maltratada presenta numerosos sín- tomas psicosomáticos, síntomas de sufrimiento psíquico, además de las lesiones físicas. En los ca- sos más graves, la mujer llega a desarrollar sínto- mas y trastornos crónicos de salud mental de ma- yor o menor relevancia clínica y gravedad, como síndrome de estrés postraumático, angustia, de- presión o ansiedad. Es necesario estar alerta ante las crisis de angustia, trastornos de ansiedad y de- presión dado que son patologías frecuentes en las pacientes que sufren malos tratos 6,8,9,29 .
Mostrar más

6 Lee mas

En defensa de la mujer maltratada que mata/asesina

En defensa de la mujer maltratada que mata/asesina

Una amenaza puede ser sugerida más que expresada. Cuando un abusador se ha comportado en el pasado de una manera particular antes de efectuar su ataque, una repetición de este comportamiento puede por sí solo, aunque invisible para un tercero, ser suficiente para sugerirle a la victima de estos ataques que su abusador se encuentra por atacar nuevamente. E. Schneider ”Igualdad de derechos en el juicio de la mujer: Desigualdad de sexo en la ley de defensa propia”(1980) 15 Harv derechos civiles – libertades civiles LR 623, 634 sostiene que “las mujeres aprenden con el tiempo a estar atentas a los signos de violencia y a modificar su comportamiento en respuesta a estas señales de peligro para calmar a sus violentas parejas. Estas circunstancias o amenazas difícil de percibir pueden significar nada para un tercero o le jurado, pero si para la mujer maltratada cuya supervivencia depende de su íntimo conocimiento de su atacante. Beckford (arriba n°14) establece que, cuando una mujer cree en el momento en el que uso la fuerza que ella está bajo inminente peligro de ser atacada por su pareja, el hecho de que el hombre jamás habría lanzado el ataque, no es relevante para la cuestión de la razonabilidad.
Mostrar más

28 Lee mas

Análisis de las políticas de igualdad en España: El tipo de mujer maltratada que subyace en los textos específicos contra la violencia de género

Análisis de las políticas de igualdad en España: El tipo de mujer maltratada que subyace en los textos específicos contra la violencia de género

Legislativamente destacan la sucesivas modificaciones del Código Penal, legislación procesal y otras normas. El Código Penal de 1973 es pionero en regular la falta de malos tratos de obra con una sanción de cinco a quince días de arresto menor (Torrejón, 2007, p. 12). La Ley Orgánica 3/1989, de 21 de junio, de actualización del Código Penal, introdujo el delito de violencia habitual. Más de una década después se introduce la Ley Orgánica 11/2003, de 29 de septiembre, de Medidas concretas en materia de seguridad ciudadana, violencia doméstica e integración social que introduce por primera vez “delito de maltrato ocasional” . Seguidamente la Ley Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre, de Reforma del Código Penal, estableció la pena de prohibición de aproximación en todos los delitos contra la violencia sobre la mujer y doméstica (Ministerio de Sanidad, Servicio Sociales e Igualdad, 2013, p. 21)
Mostrar más

27 Lee mas

TítuloSobre el consentimiento de la mujer maltratada en el quebrantamiento de una orden de alejamiento

TítuloSobre el consentimiento de la mujer maltratada en el quebrantamiento de una orden de alejamiento

Podemos concluir diciendo que en cuanto la pena o medida de prohibición de apro- ximación está directamente enderezada a proteger a la víctima de la violencia que pudiera provenir de su anterior conviviente, la decisión de la mujer de recibirle y reanudar la vida con él, acredita de forma fehaciente la innecesariedad de protección, y por tanto supone de facto el decaimiento de la medida de forma definitiva, por lo que el plazo de duración de la medida fijado por la autoridad judicial, quedaría condicionado a la voluntad de aqué- lla, sin perjuicio de que ante un nuevo episodio de ruptura violenta pueda solicitarse del Juzgado, si es preciso para la protección de su persona, otra resolución semejante” 17 .
Mostrar más

10 Lee mas

La terrible condena de la mujer maltratada

La terrible condena de la mujer maltratada

En cuanto al comportamiento sexual, Turnbull afirma que el sexo “era comúnmente y abiertamente referido como una tarea necesaria y ligeramente placentera, como lo es la defecación” a lo que añadió que la copulación, en oposición a la masturbación, daba placer a las dos personas, mientras que la defecación, a una sola” generando la siguiente respuesta en un miembro Ik: “¿Quien sabe lo que el otro está sintie ndo? En cada una de las acciones solo se conoce el sentimiento propio” ( Ibid, p.253). Lo anterior es una representación de la individualidad y ausencia del otro como persona y como sujeto en el propio psiquismo. Incluso cuando los hombres sentían un fuerte deseo sexual, alegaban que se requería menor cantidad de energía para masturbarse que para tener un coito y que además le parecía injusto que tuvieran que pagarle a la mujer para tener relaciones sexuales, cuando ella lo disfrutaba. Esto es evidencia de la ausencia del impulso y necesidad de socialización y una vez más, es una confirmación de su soledad e individualidad, las cuales también pueden ser vistas como características y valores de la sociedad contemporánea. El autor afirma que “la desgracia de los demás representaba la alegría más grande y que la crueldad los acompañaba en todo momento en su humor, en sus relaciones interpersonales, en sus pensamientos y reflexiones” ( Ibid, p.260).
Mostrar más

236 Lee mas

El segundo sexo

El segundo sexo

que sienten singularmente los anglosajones, a los ojos de los cuales la carne está más o menos maldita. En cambio, un hombre a quien no asuste la carne, amará en la prostituta la afirmación generosa y cruda; verá en ella la exaltación de la {237} feminidad a la que ninguna moral ha despojado de su gracia; encontrará en su cuerpo aquellas virtudes mágicas que otrora emparentaban a la mujer con los astros y el mar; un Miller, al acostarse con una prostituta, cree sondear los abismos mismos de la vida, de la muerte, del cosmos; se reúne con Dios en el fondo de las húmedas tinieblas de una vagina acogedora. Porque, al margen de un mundo hipócritamente moral, ella es una suerte de paria, y se puede considerar también a la «mujer perdida» como la oposición a todas las virtudes oficiales; su indignidad la emparenta con las santas auténticas; porque lo que ha sido humillado será ensalzado; Jesucristo miró con indulgencia a María Magdalena; el pecado abre más fácilmente las puertas del cielo que una virtud hipócrita. Así, a los pies de Sonia Raskolnikov sacrifica el arrogante orgullo masculino que le ha conducido al crimen; por medio del asesinato, ha exasperado esa voluntad de separación que hay en todo hombre: resignada, abandonada por todos, es una humilde prostituta quien mejor puede recibir la confesión de su abdicación (1). Las palabras «mujer perdida» despiertan ecos turbadores; muchos hombres sueñan con perderse; pero no es fácil, no se logra fácilmente alcanzar el Mal bajo una figura positiva; y hasta el demoníaco se espanta ante crímenes excesivos; la mujer permite celebrar sin grandes riesgos esas misas negras donde se evoca a Satán, aunque no se le haya precisamente invitado; ella está al margen del mundo masculino: los actos que la conciernen no tienen realmente consecuencias; sin embargo, es un ser humano y, por consiguiente, pueden realizarse a través de ella sombrías revueltas contra las leyes humanas {238}.
Mostrar más

417 Lee mas

Menage Gilles – Historia de las mujeres filosofas

Menage Gilles – Historia de las mujeres filosofas

rica, cínica, peripatética, epicúrea y estoica; intro- duce, en último lugar, a las filósofas pitagóricas, contraviniendo un orden cronológico que por lógi- ca reclamaría lo contrario. El texto no permite ver con demasiada claridad los criterios empleados por el autor para incorporar, o no, a una mujer. Con el objeto de intentar comprender este punto, Beatrice H. Zedler se planteó los siguientes inte- rrogantes, que son a mi parecer una preciosa ayu- da para abordar el tratado: ¿una mujer fue lla- mada filósofa, sabia o persona culta por algún escritor antiguo?; ¿tuvo vínculos familiares o fue amiga o discípula de un filósofo reconocido?; ¿llevó a cabo algún trabajo o participó en alguna actividad relacionada con la filosofía? Si por lo menos una o varias de estas cuestiones pudieran responderse afirmativamente, señala Zedler, la mujer podía ser una buena candidata para el catá- logo de Ménage. En el primer caso, basta con que
Mostrar más

160 Lee mas

Elementos ideológicos en las unidades fraseológicas con la palabra mujer en el Diccionario académico en los siglos XVIII y XIX

Elementos ideológicos en las unidades fraseológicas con la palabra mujer en el Diccionario académico en los siglos XVIII y XIX

podría considerarse que la cortesía hacia las mujeres, simplemente, no se activa en las obras lexicográficas tratadas en este trabajo –ni en su forma positiva, ni en su forma negativa–: no se percibe en los enunciados una identificación con la mujer, lo cual indica que no es la lectora ideal, pese a que en muchos casos sí pudiera ser la lectora real del texto. La ideología de los académicos, representada en las definiciones, coincide en gran medida con la de las enseñanzas contenidas en las unidades fraseológicas y, por tanto, el diccionario no contiene, estrictamente, dos discursos –aquí, como sinónimo de ideologías–, sino solo uno, materializado en dos planos discursivos –uno testimonial, otro normativo–diferentes.
Mostrar más

21 Lee mas

La imagen femenina en la publicidad gráfica de moda: un análisis longitudinal de 2002 a 2008 

 The feminine image in fashion print advertising: a longitudinal analysis 2002 through 2008

La imagen femenina en la publicidad gráfica de moda: un análisis longitudinal de 2002 a 2008 The feminine image in fashion print advertising: a longitudinal analysis 2002 through 2008

Vogue, Cosmopolitan, Glamour, Chic, AR, Clara, Hola, El País Semanal Magazine El Mundo cuanto a los tipos de producto anunciados, se clasificaron en ocho grupos: ropa, cosmética, tratamiento de belleza, perfume, complementos (bolsos, zapatos, cinturones, gafas), lencería, joyas (y relojes) y otros (ropa deportiva, peletería...). En total se recopilaron 466 anuncios pero, debido a que el estudio pretendía conocer los estereotipos o perfiles de mujer reflejados en la publicidad de marcas de moda de lujo, se planteó como unidad de análisis del estudio no tanto las marcas de moda como los personajes que en ellas aparecían. Por este motivo, se analizaron los ‘personajes' femeninos, solos o acompañados de otras mujeres, que aparecieran en esos anuncios, obteniéndose finalmente una muestra total de 347 unidades de análisis. De ellas, 54 fueron localizadas en 2002; 29 en 2003; 58 en 2004; 87 en 2005; 62 en 2007, y 57 en 2008.
Mostrar más

14 Lee mas

TítuloCriminoloxía e violencia contra a muller

TítuloCriminoloxía e violencia contra a muller

Na miña opinión non existe o perfil de «muller proclive a ser agredida no fogar» e tampouco unha tipoloxía específica de muller maltratada. A única clasificación que me parece acorde coa realidade destas vítimas é a exposta por Browne/ Herbert (1997: 76), que distinguen entre aquelas que deixaron a relación violenta e aquelas que non foron capaces de facelo, grupos con necesidades asistenciais ben diferenciadas. Os malos tratos non son o resultado dunha determinada personalidade inherente á muller, senón que estes dan lugar a cambios importantes na súa personalidade. Non obstante, os primeiros estudos centrados sobre a vítima, que parten da base de que a conduta é reflexo da interacción da persoa cunha situación concreta, chegaron á con- clusión de que determinadas características dalgunhas mulleres facían que tivesen unha maior probabilidade de ser maltratadas (Symonds, 1979: 161 e ss.). Posterior- mente demostrouse que estes traballos fallaban precisamente na análise da interacción entre as persoas e a situación, confundindo a etioloxía coas consecuencias do trauma e quedando, por tanto, desacreditados.
Mostrar más

24 Lee mas

Eficacia de la terapia cognitivo conductual (TCC) y de la TCC-focalizada en el trauma en infancia maltratada

Eficacia de la terapia cognitivo conductual (TCC) y de la TCC-focalizada en el trauma en infancia maltratada

El Ministerio de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. (U.S. Department of Health and Human Services), en los últimos años ha realizado diversas investigaciones a través de varios organismos propios y contratados, con el fin de encontrar las mejores prácticas terapéuticas en infancia maltratada. Así, el Registro Nacional de Programas y Prácticas Basados en la Evidencia (National Registry of Evidence-Based Programs and Practices, NREPP), concedió a la TCC-FT entre un 3.6 y un 3.8 de 4.0 puntos posibles por efectividad para tratar el TEPT, la depresión y los problemas de conducta y un 3,6 de 4.0 por su calidad en la investigación (SAMHSA, 2008). La Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ), encargó a la Universidad de North-Carolina (RTI International–University of North Carolina Evidence-based Practice Center) un informe para evaluar la eficacia comparativa de las intervenciones (psicosociales y/o farmacológicas) para niños y niñas de edades entre 0 a 14 expuestos a malos tratos, encontraron asimismo que la TCC-FT presentaba una eficacia media en la reducción de sintomatología (TEPT, ansiedad, depresión y agresividad), presentándose como la más relevante de las orientaciones teóricas relacionadas con la intervención en trauma (Forman-Hoffman, 2013).
Mostrar más

276 Lee mas

Liberacion y utopia

Liberacion y utopia

Siempre tuvo la doctora Washburn temor a no ser aceptada en los contextos científicos por ser mujer. Sin embargo desafió todo el entorno discriminativo, (a nivel de salarios, por ejemplo, nos dice que cuando fue profesora de Psicología en el Wells College, estuvo ganando durante 6 años la mitad de lo que ganaban sus colegas masculinos, y fue la primera mujer profesora de la Facultad de Psicología de Cincinnati donde consiguió una completa igualdad de status y funciones con los otros profesores. Hay que tener en cuenta que en aquel momento ya había publicado estudios de reconocida valía, que descollaba en gran medida sobre sus otros compañeros, con lo cual el tener una igualdad de status y funciones con ellos no era. ningún regalo, puesto que probablemente un profesor con su mismo currículum hubiera sido distinguido con un trato especial.
Mostrar más

12 Lee mas

¿Qué significa ser maltratada?. El estudio de la violencia de género a través de datos de encuesta

¿Qué significa ser maltratada?. El estudio de la violencia de género a través de datos de encuesta

En este artículo se pretende ahondar en la definición subjetiva de maltrato que se deriva del análisis de las encuestas de victimización, lo cual resulta una contribución metodológica para la investigación cuantitativa de la violencia de género. El artículo pretende explorar qué identifican las mujeres por maltrato a la hora de responder en las encuestas. Esta cuestión es esencial ya que, tal como Osborne (2008) plantea, “la contabilidad aumentará o disminuirá dependiendo de cómo preguntemos o qué supuestos incluyamos bajo la rúbrica de violencia”. Los datos utilizados en el artículo provienen de la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer de España, realizada en el año 2011 por el Centro de Investigaciones Sociológicas.
Mostrar más

10 Lee mas

Análisis de contenido y del destinatario de las campañas institucionales de prevención de la violencia de género en España

Análisis de contenido y del destinatario de las campañas institucionales de prevención de la violencia de género en España

La violencia de género es un tema que está en la agenda de la mayor parte de las organizaciones con fines sociales. Por esta razón existen campañas lanzadas desde todo tipo de instituciones que tratan de hacer llegar el mensaje de prevención a la sociedad. Entre este grupo de organismos que hacen esta labor como son distintas ONG’s, sindicatos, ayuntamientos, gobierno central o partidos políticos, cabe destacar el papel del Instituto de la Mujer. Esta institución emitió las primeras campañas lanzadas a nivel nacional a partir de la creación del I Plan de Acción (1998-2001) por parte de este mismo organismo. Con estas campañas se trató de dar visibilidad al problema poniéndolo de manifiesto mediante su aparición en los medios.
Mostrar más

61 Lee mas

Zully Murillo, cantadora de muchas orillas

Zully Murillo, cantadora de muchas orillas

cluida porque tenía que ir la faceta de la mamá que arrulla; está también la mujer que reclama al irres- ponsable que la deja criando a un hijo sola; está la que es maltratada, enseñándole a que no se deje joder; están dos canciones a la tierra: “Mi tierra na- tal” y “Tierra del alma”; una para una señora ancia- na que quiere vivir en medio de sus recuerdos: “hoy vienen los muchachos/ a arreglarme la casa,/ dis- que a acomodarme;/ dicen que hay mucho chéche- re,/ mucha cosa vieja, /quieren modernizarme…”, pero ahí empieza la vivencia de ella que dice que no le vayan a tocar su machetico, que no le cojan su calabazo; sigue la canción con la abuela contando la historia de cuando morían godos y liberales, el comienzo del siglo XX [“Mis recuerdos”]; y para no dejar los cuentos está un diálogo entre una culebra y una lombriz; está el canto a la niñita morena; el canto de la maestra que perdió el amor, que se le fue y que se sienta en la playa con sus alumnos supuestamente disque a ver las olitas, pero es con la esperanza de verlo volver, y así… También tengo en estudio con Tino Herrera, unas canciones que yo digo que son de tinte infantil. Hay una canción en particular que la hice a propósito, conservan- do la esencia del romance: [canta] Vení sentate a mi lao/ te voy a decí una cosa/ ¡ay! hombe, ¡ay! hombe/ ¡ay! hombe, manita, ¡ay! hombe./ Ayer ba- rriendo la casa/ hallé una joya preciosa,/ ¡ay! hom- be, ¡ay! hombe,/ ¡ay! hombe, manita, ¡ay! hombe”; entonces viene el diálogo en el que se dice cómo es la joya que encontró, que fue que barriendo la F: ¿Grabaste alguna vez cuando tenías el trío en
Mostrar más

14 Lee mas

Análisis de historias de vida sobre violencia de género en el colectivo de persones mayores  Estrategias y soluciones del educador o la educadora social para hacer frente a la violencia

Análisis de historias de vida sobre violencia de género en el colectivo de persones mayores Estrategias y soluciones del educador o la educadora social para hacer frente a la violencia

45 de salud más cercano, el cual les derivó a Servicios Sociales y, posteriormente, al Institut Balear de la Dona, que finalmente, las derivaron a la Fundación IRES, los cuales ofrecieron ayuda psicológica y terapia grupal. Asimismo, todas sostienen haber recibido ayuda por parte de sus familiares, sobre todo destacan a sus hijos/as en todo el proceso de violencia. Por otro lado, respecto a sí consideran que han recibido suficiente ayuda y apoyo, cabe destacar que todas afirman haberlo recibido en el momento en el que deciden buscar ayuda, pero consideran que la ayuda no es suficiente cuando terminan las terapias. Como he indicado anteriormente, todas las mujeres que han participado en las historias de vida, han formado parte de un taller de autoestima y empoderamiento para mujeres víctimas de violencia de género en la Fundación IRES. Han afirmado que el apoyo recibido les ha servido de gran ayuda para poder hacer frente al problema y reconocerlo. No obstante, 5 de las 6 mujeres afirman que al terminar las sesiones, también terminaba la ayuda y, consideran primordial que se siga trabajando con ellas al finalizar las sesiones. Ya que les ha permitido dar el paso y reconocer la violencia pero no a superarlo. Por lo tanto, otra de las conclusiones, es que yo considero imprescindible que la ayuda continúe a largo plazo y que no sea algo concreto en un determinado periodo de tiempo. Para superar un proceso de violencia de género hace falta un período de recuperación mayor, con mucho apoyo y ayuda. Por lo tanto, la programación de actividades, talleres, etc., debería responder a unas estrategias de intervención a corto y a medio plazo, y tener continuidad a largo plazo, lo cual posibilitaría seguir trabajando con las víctimas y, de esta manera, modificar actitudes y mentalidades. Es necesario que la mujer vuelve a empoderarse y que su autoestima suba, ya que sino la mujer nunca superará ni podrá hacer frente a lo ocurrido. Por ello, en la segunda parte de las conclusiones, aportaré una serie de estrategias y/ alternativas que podrían ser útiles para todas aquellas mujeres víctimas de violencia de género, las cuales necesitan ayuda una vez terminada la terapia.
Mostrar más

58 Lee mas

La mujer rota – Simone de beauvoir

La mujer rota – Simone de beauvoir

¡Si habré caído bajo! Tuve un sobresalto de esperanza al leer en un semanario que en el plano amoroso esta semana Sagitario obtendría un éxito importante. En compensación me entristecí hojeando en lo de Di- ana un librito de astrología: parece que Sagitario y Capricornio no son de ninguna manera el uno para el otro. Pregunté a Diana si sabía cuál era el signo de Noëllie. No. Me guarda rencor desde nuestra desagradable explicación y se regodeó diciéndome que Noëllie le había hablado un poco más largamente de Maurice. Ella no renunciará jamás a él, ni él a ella. En cuanto a mí, soy una mujer muy bien (esa fórmula le gusta, parece), pero no aprecio a Maurice en su verdadero valor. Me costó contenerme cuando Diana me repitió esta frase. ¿Maurice se habrá que- jado de mí a Noëllie? "Tú, por lo menos, te interesas por mi carrera." No, no puede haberle dicho eso, no quiero creerlo. Su verdadero valor… el de Maurice no se reduce a su éxito social, lo sabe muy bien él mismo, es otra cosa lo que de él conmueve en la gente. ¿O me equivoco a su re- specto? ¿Tiene un lado frívolo, mundano, que cerca de Noëllie se desar- rollaría? Me obligué a reír. Y después dije que así y todo, querría com- prender qué es lo que los hombres encuentran en Noëllie. Diana me dio una idea: hacer analizar nuestras tres caligrafías; me indicó una direc- ción y me dio una carta —sin interés— de Noëllie. Busqué una de las cartas recientes de Maurice, escribí al grafólogo una nota en la que le pedía una respuesta rápida y fui a dejarle todo eso en la portería.
Mostrar más

208 Lee mas

Show all 5271 documents...