Mujeres en la Iglesia Católica

Top PDF Mujeres en la Iglesia Católica:

Mujeres y ciudadanía: discursos y representaciones sobre “identidades femeninas” en la historia reciente argentina. Iglesia católica y mujeres en movimiento

Mujeres y ciudadanía: discursos y representaciones sobre “identidades femeninas” en la historia reciente argentina. Iglesia católica y mujeres en movimiento

Así, en Argentina encontramos dos posiciones bien diferenciadas. Por un lado, las organizaciones de mujeres y las feministas propugnan una “ampliación de la ciudadanía” –complejizando su sentido mediante la exigencia del reconocimiento de la diferencia–, fomentando y demandando una mayor participación y compromiso de las mujeres en la cosa pública, promoviendo sujetos autónomos e independientes que intervengan en la toma de decisiones en las esferas públicas y sobre sus propios cuerpos. Por su parte, las cúpulas eclesiásticas y los sectores más conservadores de la Iglesia Católica, aun reconociendo a las mujeres como sujetos de derecho, las continúan confinando al espacio “privado” y dejan para ellas como mandato incuestionable la maternidad y el cuidado de la familia. Hay un posicionamiento político cuya filigrana marcará el progresivo proceso de inclusión de las mujeres en las esferas públicas, entre cuyas consecuencias ubicamos el ejercicio de una ciudadanía “incompleta” y “devaluada”. Subyace en estas posiciones la idea de que el hombre está más preparado para la vida pública, siéndole más “natural” la participación política.

18 Lee mas

"Pisándole La Cola Al Diablo" Mujeres Y Hombres Homosexuales Que Desean Permanecer En La Iglesia Católica

"Pisándole La Cola Al Diablo" Mujeres Y Hombres Homosexuales Que Desean Permanecer En La Iglesia Católica

Desde tiempo atrás, la iglesia católica es uno de los grupos ideológicos, que más oposición ha generado al reconocimiento de “derechos especiales”, para los hombres y mujeres de la comunidad LGBT en Norteamérica. Esta ha sostenido históricamente una postura conservadora y a pesar de ello en las últimas décadas del siglo XX, se observan segmentos de la población homosexual, que aun ante esto, deciden permanecer en la institución, con el interés de hallar equilibrio entre sus ideales espirituales y su sexualidad, lo cual se contrapone al dogma católico. Este articulo analiza las ideas que formaron la relación entre el catolicismo y la comunidad lésbico-gay, a partir de postulados de Agustín de Hipona y Tomás de Aquino, quienes exploraron a través de sus textos las nociones de libre albedrío y lo natural, ideas que tienen un rol determinante en la relación conflictiva de ambos grupos. El artículo explora algunos postulados del grupo “Courage” movimiento en torno a valoraciones antagónicas para la comunidad LGBT.

21 Lee mas

Mujeres, aborto e Iglesia católica

Mujeres, aborto e Iglesia católica

una adolescente de trece años violada en Baja California, levanta una demanda ante el ministerio público, donde se consigna que el himen había sido desgarrado por la violencia. Paulina queda embarazada y solicita el aborto legal al que tenía derecho. El ministerio público gira orden al Hospital General de Mexicali para que se le practique, pero durante una semana la administración del hospital realiza maniobras dilatorias: unas mujeres le muestran el grotesco film de Provida, El grito silencioso, la hacen concentrarse después en una imagen de Cristo y posteriormente el procurador general del estado de Baja California lleva a Paulina y a su madre a visitar a un sacerdote, quien les explica que el aborto es un pecado y constituye un motivo de excomunión. Pero Paulina y su madre siguieron insistiendo en su derecho al aborto legal. Minutos antes de la intervención programada, el director del hospital llamó aparte a la madre de Paulina y exageró los supuestos riesgos del aborto; le advirtió que su hija podía fallecer a causa de la intervención y que ella sería responsable de su muerte. Esto la atemorizó hasta el punto de desistir de que se le practicara el aborto a Paulina.

26 Lee mas

De Malanga a Milingo

De Malanga a Milingo

Milingo sabe perfectamente cuales son las fuerzas del mal que él ha combatido in primis en África y conoce exactamente el significado del término chamán. Mientras que la Iglesia Católica considera a los chamanes como competidores locales que roban la imagen de la Iglesia, de todos modos falsa, de mediadores entre lo divino y lo humano, Milingo se enfrenta con otras ideas y también con los chamanes mismos, sean hombres o mujeres, no pareciendo tomar en cuenta el hecho de que la Iglesia Católica considera a las mujeres como un subproducto de la creación divina. Dios no puede ser confundido con la mujer le dice la Iglesia a Dan Brown, acusando a su película (El Código da Vinci) de ser blasfema justamente por este único motivo. En su película, Dan Brown, en cambio, dice claramente que la sangre real de la estirpe divina, el Santo Grial, que luego dará origen en la tradición esotérica a la estirpe de los Merovingios, Reyes de Francia, descendientes de Cristo, es transmitida sólo por la rama femenina. Sería como decir que Dios es mujer. ¡Pero mira que extraño! Es el mismo resultado al que nosotros llegamos con los datos recuperados de las hipnosis regresivas. Ánima se adhiere a un ADN mitocondrial que sólo la mujer traspasa a la prole. El hombre sería sólo un portador sano de Ánima. Milingo antes de ser exorcista es, por lo tanto, chamán y no niega sus orígenes.

7 Lee mas

De los discursos ideológicos, a la ideologización religiosa  Un análisis sobre de los derechos sexuales y reproductivos, expresados a través del medio escrito el tiempo 2013 2018 frente al discurso de La Conferencia Episcopal Colombiana Y Católicas por el

De los discursos ideológicos, a la ideologización religiosa Un análisis sobre de los derechos sexuales y reproductivos, expresados a través del medio escrito el tiempo 2013 2018 frente al discurso de La Conferencia Episcopal Colombiana Y Católicas por el derecho a decidir

Ejemplo de lo anterior, son las noticias que hablan acerca del aborto, en donde se encuentran titulares como: “abortos en Colombia, más costosos”, “Aborto en América Latina, entre el pecado y el delito”, en donde sus imágenes de apoyo pareciera generar conmoción al lector, debido a que mientras se habla de aborto mostrando la importancia que tiene legalizar y regular este procedimiento por el bienestar de las mujeres, la imagen de apoyo muestra una mujer embarazada y triste, o un bebé que intenta simular un feto rompiéndose o borrándose 15 . Con respecto a la relación de este tipo de discurso con otros, está una fuerte convergencia con los discursos políticos o actores políticos, en donde se observa por un lado que hay una insistencia en representar a la mujer como reproductora, se defiende la objeción de conciencia, se habla de la homosexualidad como la otredad, se resalta la anticoncepción masculina -vasectomía- con el fin de despejar prejuicios, y se toca el debate sobre la esterilización en población en situación de discapacidad mental. Por otro lado, el actor más representativo en este discurso es el exprocurador Alejandro Ordoñez y en términos generales algunos representantes de la Iglesia Católica, así como de la preocupación de las familias.

94 Lee mas

Encantamiento y desencantamiento

Encantamiento y desencantamiento

Los líderes de esta agrupación se caracterizan por la fuerza de su men- saje y el exacerbado compromiso con la congregación y con su Dios –que le da un sentido de mayor credibilidad ante las rutinarias prácticas de catolicismo, incluso hasta las del pentecostalismo–; suelen entrar en com- petencia con las demás congregaciones religiosas en la localidad, enar- bolándose como la más completa, la más verdadera, la más santa, en donde sí se cumple lo que se promete, en donde sí hay un verdadero cam- bio. Ya que el que no puede cumplir mejor se sale. Sus acciones de soli- daridad se brindan a todo aquel que quiera cambiar hacia una vida reli- giosa más comprometida y participativa. Cabe mencionar que ésta es la Iglesia de mayor crecimiento en la localidad.

12 Lee mas

Mundo e iglesia : esperanza en una comunión católica

Mundo e iglesia : esperanza en una comunión católica

En la tercera proposición confluyen y se articulan las anteriores: “La iglesia se encuentra incluida en el mundo y la historia desde el punto de vista de su ‘causa material’… el mundo se encuentra incluido en Cristo y la iglesia desde el punto de vista del fin último y de las energías que son dispensadas para poder alcanzar- lo. La iglesia es en el mundo y la historia, pero el mundo y la historia son en un orden sobrenatural del que Cristo es el principio y la iglesia es el medio positi- vamente instituido de revelación y realización” (p. 352). La correlación recíproca entre mundo e iglesia de la que se trata se establece a un nivel existencial y religa ontológicamente el orden creacional con el histórico salvífico: “Es la naturaleza la salvada, es el mundo mismo. Para el hombre, para cada cosa, ser salvado es ob- tener o realizar su sentido y así obtener un acrecentamiento de ser, una plenitud y una verdad de su ser” (p. 353). Congar aclara que la iniciativa creacional y sal- vífica de Dios se realiza en Jesucristo y por él y también por la iglesia y en ella pero de modo diverso. La diferencia reside en que, por una parte, el título de Señor que le concierne a Jesucristo es “incomunicable e incomunicado”: “Cristo es Señor de la iglesia y del mundo” (p. 354) (8) y, por otra, “Cristo es Principio, principio absoluto de vida salvífica para el mundo; la iglesia no es sino servidora y tiene solo un ministerio”. De tal modo que: “En Cristo, la calidad de Mediador y la de Cabeza o Principio de salvación son idénticos: santidad y mediación se recubren adecuadamente. La iglesia no es principio sino solo mediadora, ejerce el ministe- rio del Principio según lo que éste le ha comunicado y no cesa de comunicarle. Él (Cristo), por el contrario, tiene una acción universal incondicionada, coextensiva tanto de hecho como de derecho, en toda operación a través de la cual el mundo alcanza su fin en el orden sobrenatural en el que está constituido. El Cristo, Señor del mundo, Principio de la gracia, actúa en el mundo para salvarlo más allá de los límites donde se ejerce expresamente la mediación de la iglesia” (p. 354) (9).

12 Lee mas

La Santísima Trinidad en el Catecismo de la Iglesia Católica

La Santísima Trinidad en el Catecismo de la Iglesia Católica

“ «O lux beata Trinitas et principalis Unitas!» 101 («¡Oh Trinidad, luz bienaventurada y unidad esencial!»). 102 Dios es eterna beatitud, vida inmortal, luz sin ocaso (indeficiens). Dios es amor: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Dios quiere comunicar libremente (libere) la gloria de su vida bienaventurada. Tal es el «designio benevolente (beneplacitum Eius)» (Ef 1,9) 103 que concibió antes de la creación del mundo en su Hijo amado, «predestinándonos a la adopción filial en él (praedestinavit nos in adoptionem filiorum per Iesum Christum)» (Ef 1,4-5), 104 es decir, «a reproducir la imagen de su Hijo (praedestinavit conformes fieri imaginis Filii Eius)» (Rm 8,29), gracias al (per) «Espíritu de adopción filial» (Rm 8,15). Este designio (consilium) es una «gracia dada antes de todos los siglos» (2 Tm 1,9-10), 105 nacido (procedens) inmediatamente del amor trinitario. Se despliega en la obra de la creación, en toda la historia de la salvación después de la caída, en las misiones del Hijo y del Espíritu, cuya prolongación es la misión de la Iglesia (in missionibus Filii et Spiritus quas missio continuat Ecclesiae). 106 ”

458 Lee mas

Benoît Dominique DE LA SOUJEOLE, OP, Introduction au Mystère de l’Église, Paris: Parole et Silence («Bibliothèque de la Revue Thomiste») 2006, 651 pp , 15 x 21, ISBN 2 84573 530 8

Benoît Dominique DE LA SOUJEOLE, OP, Introduction au Mystère de l’Église, Paris: Parole et Silence («Bibliothèque de la Revue Thomiste») 2006, 651 pp , 15 x 21, ISBN 2 84573 530 8

El autor identifica esta forma de la sacramentalidad eclesial en la Euca- ristía, que comunica lo que contiene, es decir, a Cristo mismo. La Eucaristía posee, en su misterio unitario, tres aspectos: solamente el signo (especies de pan y vino); una realidad «intermedia», la presencia sustancial de Cristo; que, a su vez, es signo de la realidad última, la unidad del Cuerpo místico. La sa- cramentalidad de la Iglesia, por su parte, es una triplex communio: es realidad de gracia (comunión teologal: res tantum), que acontece en y por una economía de signos (comunión social: sacramentum tantum) que unen el aspecto teologal y el social (comunión diaconal: res et sacramentum) (p. 470). «En la Iglesia todo es comunión teologal, en una comunión social, por medio de una comunión diaconal». Si no entendemos mal, la comunidad eclesial, en su dimensión co- munitaria es signo de una presencia incoada pero real de la santidad (res), y de una presencia de los medios salvíficos (sacramentum: Palabra y los sacramen- tos) que es garantizada indefectiblemente (mediante el sensus fidelium y los «caracteres»), de manera que esa comunión es, a la vez, el signo e instrumen- to que la alimenta permanentemente (res tantum).

7 Lee mas

Veinte años del Catecismo de la Iglesia Católica

Veinte años del Catecismo de la Iglesia Católica

Pero el momento de surgimiento y de impacto del género Cate- cismo en la vida de la Iglesia es el siglo XVI. Puede decirse que desde entonces hasta nuestros días el catecismo, «los catecismos» –entendi- dos como «libros»–, han sido una realidad configuradora de la actividad pastoral de las Iglesias y de la vida cotidiana de los cristianos. Es éste un fenómeno –el de los catecismos en el siglo XVI– que culturalmente hay que poner en relación con la invención de la imprenta y las posibi- lidades, inimaginables previamente, que supuso para la extensión de la labor formativa de la Iglesia. Responde, por otra parte, a la necesidad universalmente sentida de salir al paso de la ignorancia de los fieles –y de muchos pastores–, que vivían en un cuadro político-eclesiástico culturalmente cristiano, pero con escaso conocimiento y fundamenta- ción personales del mensaje vivo del Evangelio. Es fruto, a la vez, de los movimientos de renovación espiritual y de reforma eclesiástica que se dan de un modo o de otro en todos los países europeos y que se originan en un deseo de espiritualidad y formación en amplios sectores del pueblo cristiano. Jugarán, finalmente, un papel de primer orden en el dramático enfrentamiento y en las ulteriores rupturas de la fe y de la comunión que supuso la Reforma protestante.

21 Lee mas

La Iglesia católica en México 1929-1965

La Iglesia católica en México 1929-1965

Pero ¿cómo actuó la Iglesia frente a la “educación socialista”? Además de un bombardeo de notas, protestas, normas, condenas, trabajó discreta e indirectamente a través del Secretariado Social, de la ACM y de todas las organizaciones por ella controladas, especialmente las femeninas y la renovada UNPF; en la UNAM y en las universidades de provincia con la nueva Unión Nacional de Estudiantes Católicos (UNEC, Baca, 2004); como si eso fuera poco, toleró y alentó sociedades secretas, siempre y cuando fuesen controladas por la jerarquía y/o los jesuitas. Sin contar una redoblada actividad religiosa (culto público y clandestino, campañas de oraciones, devociones a la Virgen de Guadalupe y a todos los Cristos milagrosos de la república: de ahí el dicho “El santo Cristo de Tila salvó a Tabasco”.) Todo eso para evitar el crecimiento de la inconformidad de muchos católicos y de la “Segunda” (Cristiada), para, al mismo tiempo, combatir la ofensiva gobiernista. Para Roma y para los prelados más fieles a su nueva línea, “la ciencia de ganar perdiendo” no era ninguna debilidad, o concesión al Estado anticlerical, sino la única manera de salvar la institución y el futuro. Entre 1932 y 1938, fue difícil vender esta tesis pero al final se ganó la apuesta.

39 Lee mas

La Iglesia católica en las villas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

La Iglesia católica en las villas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

El alto grado de confianza en la Iglesia católica, se refleja, como se deduce de nuestros datos, en las personas que la lideran. Los niveles de confianza en esta institución y en el papa Francisco son equivalentes. Es interesante destacar, sin embargo, que si bien la confianza en los sacerdotes es alta, es ocho puntos porcentuales inferior a la de la Iglesia católica, y seis puntos inferior a la de la parroquia del lugar. Es decir, la Iglesia católica como institución genera mayor confianza que sus dirigentes. Dicho con otras palabras, la confianza en la institución es alta y guarda cierta independencia de la confianza en quienes son su cara visible. Respecto a las Iglesias evangélicas y a los pastores evangélicos, que en ambos casos concentran los valores más bajos, se debe ser cauto en la lectura del dato. Los porcentajes suben notoriamente en la población evangélica; indicando que para ellos, las instituciones religiosas de pertenencia sí inspiran confianza. Cabe destacar que también aquí el grado de confianza en las Iglesias evangélicas es mayor que en la de sus dirigentes.

22 Lee mas

La relevancia internacional de la Iglesia Católica

La relevancia internacional de la Iglesia Católica

En el siglo XXI la presencia internacional de la Iglesia Católica, no solo se ha mantenido, sino que sigue creciendo. Se ha superado la polémica doctrinal refe- rente a la admisión de la personalidad internacional de la Santa Sede; el número de Estados con los que mantiene relaciones internacionales ha crecido mucho en las últimas décadas y son ya muy escasos los que se resisten a iniciarlas. Igualmen- te, se halla presente en todas las organizaciones internacionales dedicadas a mate- rias de interés para la Santa Sede, acude a las conferencias internacionales que se convocan en dichas materias e, igualmente, es también creciente su labor a favor de la paz, acciones todas ellas que acrecientan su valor como referente moral de la sociedad internacional. A ello se suma la más reducida relevancia internacional del Estado de la Ciudad del Vaticano y de la Orden de Malta.

32 Lee mas

La vocación ecuménica de la Iglesia católica

La vocación ecuménica de la Iglesia católica

Desde un «encontrarse a la misma altura», que subraya cómo los evangélicos no pueden aceptar al Papa como la más alta instancia jurídica, hasta el deseo de celebrar juntos el 500 aniversario de la Reforma en el 2017. Parece que han dolido las palabras taxativas que impiden un avance en la dirección de la hospitalidad eucarística. El actual presidente del Pontificio Consejo para la unidad de los cristianos, K. Koch, comentó que todavía existen grandes diferencias entre las dos Iglesias. Es claro que la teología ecuménica en perspectiva católica es muy consciente y celosa de la idea de que esa comunidad de mesa eucarística es indisociable de la previa comunión eclesial.

5 Lee mas

La Iglesia Católica-romana no es la verdadera Iglesia de Cristo

La Iglesia Católica-romana no es la verdadera Iglesia de Cristo

1.11. (IHFWLYDPHQWH GHVGH HVWD VHQVLELOLGDG HO 9DWLFDQR ,, VH QHJy D DFHSWDU el texto propuesto por la curia romana que decía que la Iglesia de Cristo es VHLGHQWLÀFDFRQOD,JOHVLDFDWyOLFD\VHOLPLWyDGHFLUTXHla verdadera Iglesia de Cristo “subsiste” en la Iglesia católica /*(QWUH´HVµ\´VXELVWHHQµVH GDODPLVPDGLVWDQFLDTXHHQWUHODLGHQWLÀFDFLyQWRWDO\ODSDUFLDOSubiste quiere decir no solo que puede subsistir también en otras iglesias cristianas, sino, sobre WRGR TXH OD ,JOHVLD URPDQD \ WRGDV ODV LJOHVLDV HVWiQ REOLJDGDV D FDPLQDU \ D DFHUFDUVH FDGD YH] PiV DO LGHDO GH OD ,JOHVLD GH &ULVWR SRU OD TXH HO 6HxRU ´VH entregó para hacerla esposa sin mancha ni arruga” (Ef 5, 27).

11 Lee mas

El Catecismo de la Iglesia Católica en la evangelización

El Catecismo de la Iglesia Católica en la evangelización

El CEC ha sido calificado de un don precioso, rico y oportuno, al pro- poner la doctrina cristiana de siempre con esmero y profundidad, y teniendo en cuenta las exigencias y necesidades de nuestra época; un don «verídico», en cuanto que presenta la verdad revelada por Dios en Cristo y confiada a la Igle- sia «a la luz del concilio Vaticano II, tal como es creída, celebrada, vivida y ora- da por la Iglesia, y lo hace con el fin de favorecer la adhesión indefectible a la persona de Cristo»; y, por tanto, un don al servicio de la verdad que entrega- da por la Tradición de la Iglesia, presenta el tesoro vivo y esencial de la fe cris- tiana formulado de modo nuevo. Un don «privilegiado», en este sentido, que el magisterio de la Iglesia ofrece al mundo, y que en el momento actual sirve a la vez de vínculo con su pasado y de instrumento para su misión en el mo- mento actual. Un don orientado también al porvenir cuando la Iglesia se adentra en el tercer milenio 7 .

22 Lee mas

La política universitaria de la Iglesia Católica

La política universitaria de la Iglesia Católica

Por último encontramos una advertencia a las las Facultades eclesiásticas —ordenadas al bien común de la Iglesia— y en particular, a aquellas que tratan específicamente de la Revelación cristiana, que deben recordar el mandato que Cristo dio a la Iglesia acerca de este ministerio, con estas palabras: «Id, pues, y enseñad a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándolas a practicar todo cuanto os he mandado» (Mt 28, 19-20). “Considerando todo lo cual, se sigue la intrínseca relación que une estas Facultades a la íntegra doctrina de Cristo, cuyo auténtico intérprete y custodio ha sido siempre en el correr de los siglos el Magisterio de la Iglesia [ Quibus omnibus perpensis, absoluta consequitur harum Facultatum adhaesio, quae integrae Christi doctrinae iunguntur, cuius authenticus interpres et custos volventibus saeculis Magisterium Ecclesiae semper exstitit ]” 15 .

10 Lee mas

CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

391 Tras la elección desobediente de nuestros primeros padres se halla una voz seductora, opuesta a Dios (Cf. Gn 3,1-5) que, por envidia, los hace caer en la muerte (Cf. Sb 2,24). La Escritura y la Tradición de la Iglesia ven en este ser un ángel caído, llamado Satán o diablo (Cf. Jn 8,44; Ap 12,9). La Iglesia enseña que primero fue un ángel bueno, creado por Dios. "Diabolus enim et alii daemones a Deo quidem natura creati sunt boni, sed ipsi per se facti sunt mali" ("El diablo y los otros demonios fueron creados por Dios con una naturaleza buena, pero ellos se hicieron a sí mismos malos") (Cc. de Letrán IV, año 1215: DS 800). 392 La Escritura habla de un pecado de estos ángeles (2 P 2,4). Esta "caída" consiste en la elección libre de estos espíritus creados que rechazaron radical e irrevocablemente a Dios y su Reino. Encontramos un reflejo de esta rebelión en las palabras del tentador a nuestros primeros padres: "Seréis como dioses" (Gn 3,5). El diablo es "pecador desde el principio" (1 Jn 3,8), "padre de la mentira" (Jn 8,44).

507 Lee mas

Minar el principio de laicidad: discurso de la Iglesia Católica sobre la homosexualidad en México

Minar el principio de laicidad: discurso de la Iglesia Católica sobre la homosexualidad en México

La animadversión hacia otro tipo de familia por parte de la Iglesia católica, esconde el temor de resignifi car una visión del sexo, del amor en pareja, de los hijos y de la vida misma que pueda trastocar la tradición cristiana. Ya que esta nueva visión no tendría relación tan sólo con la religión y la moral, sino con rasgos como la convivencia, la ética, la igualdad y la justicia social; donde los derechos de los ciudadanos elijan y transformen los criterios que defi nan legal y jurídicamente sus entornos familiares, fortaleciendo de este modo el principio de laicidad. En esta perspectiva, los integrantes de la cúpula eclesiástica aún no comprenden que, el deconstruir modelos culturales existentes no implica la desaparición de la llamada familia nuclear o extensa, constituida por madre, padre e hijos; más bien se plantea el reconocimiento de otras alternativas o formas de construir un hogar.

18 Lee mas

Las fundaciones creadas por la iglesia católica

Las fundaciones creadas por la iglesia católica

La condición de obtener esta certificación, exigida a las fundaciones canónicas puesto que son las que acceden a dicho Registro, puede traer consigo la exclusión de aquellas otras fundaciones de la Iglesia Católica que no tengan acceso al mismo; es decir, de aquellas fundaciones que no persiguen fines eminentemente religiosos y no sometidas al Derecho canónico sino a la Ley 50/2002. Esta exclusión no tiene ninguna relevancia práctica, en el sentido de suponer algún tipo de agravio jurídico o económico para las excluidas. La cuestión es otra. La Ley lo que hace es establecer la inclusión o la posibilidad de beneficiarse de este régimen fiscal para las fundaciones canónicas. Y aquí la polémica que dicha inclusión lleva aparejada centrará el debate en torno a la procedencia o no de la misma, debate que, por otro lado, creo que no parece que haya que residenciar exclusivamente respecto de las fundaciones de la Iglesia Católica, las canónicas concretamente, ya que quedan incluidas las fundaciones de otras tantas Iglesias, Comunidades y Confesiones religiosas que tengan acuerdos y convenios de cooperación suscritos con el Estado. Sí es cierto que España es un Estado no confesional, como también lo es que los intereses de carácter religioso no se mencionan en el artículo 3 de la Ley 50/2002 de Fundaciones, pero hay que tener en cuenta que la Ley 49/2002 se refiere a “entidades sin fines lucrativos”, en general, y no únicamente a las sometidas a la Ley 50/2002. Por lo tanto, cumpliendo los requisitos establecidos en la Ley 49/2002 las fundaciones canónicas se encuentran en el ámbito de aplicación de ésta.

21 Lee mas

Show all 10000 documents...