Mujeres - Historias de vida

Top PDF Mujeres - Historias de vida:

La matrona en la salud sexual y reproductiva de las mujeres a través de historias de vida

La matrona en la salud sexual y reproductiva de las mujeres a través de historias de vida

Nuestro rol de entrevistadoras se adecuó a las características de las entrevistadas. Nuestra muestra se compone de 5 mujeres a las que se les realizaron historias de vida, y se seleccionaron mediante un muestreo intencional, dinámico y secuencial por conveniencia, atendiendo a la diversidad de las mujeres, buscando representatividad e intentando establecer una secuencia generacional. Las informantes fueron captadas a través de la matrona de una Zona Básica de Salud del municipio que actuó como enlace, concertando una cita posterior para la realización y grabación de la entrevista previa autorización.
Mostrar más

18 Lee mas

Historias de vida de mujeres excombatientes : propuesta de intervención psicosocial centrada en el reconocimiento de sus subjetividades

Historias de vida de mujeres excombatientes : propuesta de intervención psicosocial centrada en el reconocimiento de sus subjetividades

momento lo relatado les ocasionó signos de tristeza, dolor o rabia. La guía de preguntas no se desarrolló en el orden propuesto, sino que iban surgiendo diversos interrogantes a medida que conversábamos. Por ejemplo, frente a la primera pregunta ellas respondieron que algunos frentes estaban integrados y liderados por mujeres. Con relación a esto, agregaron que las personas tienen un pensamiento equivocado al afirmar que estos grupos están conformados principalmente por hombres, ellas informaron que habían muchas mujeres y que incluso algunas de ellas eran muy importantes para el buen funcionamiento de la organización. Lo anterior respalda el hecho de que se espera que el número de mujeres excombatientes aumente con el paso del tiempo, como también la importancia de escuchar sus voces, historias de vida y de responder a sus necesidades psicosociales en los procesos de desarme, desmovilización, reintegración y reconciliación.
Mostrar más

76 Lee mas

Reconstrucción de historias de vida mediada por la recreación dirigida con un grupo de mujeres residentes en la Ecoaldea Nashira Municipio de Palmira   Valle del Cauca

Reconstrucción de historias de vida mediada por la recreación dirigida con un grupo de mujeres residentes en la Ecoaldea Nashira Municipio de Palmira Valle del Cauca

A los 16 años conseguí un novio, a los 17 me casé, fue por la iglesia católica, significó cambios porque me casé y de una a empacar maleta, no me pareció difícil, él también era campesino, no me exigía, que tenía que saber hacer muchas cosas porque él ya había visitado mucho la casa y sabía que cocinar no lo hacía, no era como las otras niñas del campo que las ponían a cocinar porque se encargaba de todo lo que era la casa, ropa, planchar, para hacerlo había que buscar la leña, cortarla eran de carbón vegetal, mientras uno iba a buscar la leña la quemaba y echaba el carbón para planchar, y me hacía cargo de eso, lavar, remendar, pero eso sí no aprendí. Mi esposo trabajaba en una hacienda de ganado, ordeñaba, sacaba la leche donde pasaba el único lechero que la compraba para llevarla a la ciudad (Jesús Antonio Cuéllar) duré tres años de casada, tuve mi hijo al año y medio de casada y nació en 1977 y como a los 7 meses volví a quedar en embarazo y faltaba dos meses para nacer el segundo hijo cuando a mi esposo le dio una enfermedad en un oído, le mandaron un tratamiento y debido a esa infección del oído, el tratamiento no fue efectivo, le dio hepatitis y de eso falleció. En ese tiempo vivía en una casa al lado de mi mamá, cuando pasó eso continué con mi mamá, seguí luchando con ella porque no teníamos un capital, simplemente él trabajaba y respondía por mí y mi hijo, hasta que estando en dieta me salió una beca en el Centra para estudiar enfermería y de 17 de días de dieta empecé a estudiar en Palmira y a partir de ahí seguí viviendo en Palmira, me fui con el bebé, mi mamá se quedó con el mayor, mientras trabajaba me lo cuidaba. Cuando tenía 6 meses mi mamá lo cogió, los tuvo a los dos hasta que él tenía 3 años, volví y rehíce mi vida, me hice cargo de los dos.
Mostrar más

126 Lee mas

Me aconsejaron o casi me obligaron a ser ‘normal’. Análisis de las barreras de exclusión a partir de historias de vida de mujeres lesbianas y bisexuales

Me aconsejaron o casi me obligaron a ser ‘normal’. Análisis de las barreras de exclusión a partir de historias de vida de mujeres lesbianas y bisexuales

“Cuando comencé a tener las primeras percepciones sobre mi sexualidad, a sen- tir lo que sentía, a ver que era diferente, me ahogaba. Era una lucha interna que me obligaba a ir contracorriente, y así empecé a negar mi identidad” (P10) “Creo que, justo antes de asumir que era lesbiana, viví un momento de quiebra y de depresión. Iba a una fiesta y todo el mundo disfrutaba en una escala del 1 al 10, 10 ó 9, mientras que yo disfrutaba 5. Una temporada hasta tomé Prozac. Me preguntaba si esto era la vida y sentía que, de ser así, no merecía la pena”(P11). Esta opresión a veces no deja ver que siempre hay algún aliado con quién poder hablar y que pueda romper la visión de que aquella opción no es válida, ya sea alguien del entorno inmediato o espacios y colectivos LGTBI+. En algunas ocasiones, las protagonistas incluso no querían acercarse a estos lugares por- que sentía que estaban estigmatizados.“Con ese panorama, a mí los colectivos LGTBI+ me daban muy mal rollo. Los veía como espacios para marginados y, claro, yo no quería ser de “esas”. Yo quería vivir la gran historia de amor. Y las margi- nadas no son las protagonistas de ninguna película” (P5).
Mostrar más

19 Lee mas

Historias de vida de mujeres campesinas participantes en proyectos productivos y modelos de organización

Historias de vida de mujeres campesinas participantes en proyectos productivos y modelos de organización

Luego, en noviembre de 2000 participaron en un taller de autodiagnóstico promovido por técnicos de capacitación rural y de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro como Samuel Peña. En el mismo acordaron producir flor de corte aprovechando la infraestructura abandonada de un invernadero ejidal. El sistema de riego fue financiado por Alianza para el Campo con 85 mil pesos el segundo año y el tercer año se instaló un invernadero con calefacción y riego por cintilla con los 150 mil pesos otorgados por el Programa de la Mujer de la Secretaría de la Reforma Agraria. El segundo año cultivaron flores a cielo abierto que no pudieron comercializar en su totalidad. En el tercer año comenzaron con pláticas de autoestima y de organización impartidas por profesionistas del Voluntariado de Coahuila, y contaron con la asesoría técnica en producción y comercialización de la ingeniera Rosario Zúñiga del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias para producir flor de mejor calidad que fue vendida a un intermediario y los restos en la misma localidad. La vida de las mujeres rurales marcadas por la edad y por los hijos. a) Mujeres mayores. El grupo de las mujeres mayores de 50 años que trabajan en los proyectos productivos mencionados, no cuentan con niños en edad escolar y presentan grados de carencias diferenciados en cuanto a ingreso y patrimonio. En sus relatos de vida recuerdan que trabajaron desde niñas y un sentimiento de tristeza evoca la pobreza durante su infancia. Sus padres eran talladores de ixtle y algunos comenzaron con una parcela ejidal a batallar en la agricultura bajo condiciones de temporal errático. Las casas eran jacales con paredes de empalizada y techo de hojas de palma o la entrada de las minas abandonadas en Concepción del Oro, Zacatecas. Por la mañana temprano mientras el padre se internaba en el monte para cortar las hojas de la palma samandoca, la madre y los hijos cocían y despulpaban las hojas para obtener la fibra del ixtle, que una vez seca llevaban a intercambiar diariamente por pequeñas cantidades de maíz, frijol y azúcar. Además debían cuidar las cabras, juntar leña, acarrear agua y con el paso del tiempo aprender las distintas labores domésticas. (Frau, 1999: 20-21) El recuerdo de moler grandes cantidades de maíz en el molino manual, según el tamaño de la familia, seguido de la elaboración a mano de 5 a 15 kilos de masa en tortillas o “tortear”, aparece en todos sus relatos.
Mostrar más

7 Lee mas

Mujeres, maestras y diversidad : historias de vida

Mujeres, maestras y diversidad : historias de vida

“los problemas de tipo doméstico que son obviamente los que repercuten y se vinculan en todos los órdenes de su vida cotidiana son los siguientes: los problemas económicos […] señalaron los problemas de responsabilidad por los hijos y los hermanos. Seis comentaron que se sentían muy preocupadas porque tenían que dejar a sus hijos solos en el momento de ir a estudiar o por su participación política. En este sentido se hablo de la organización del trabajo doméstico, ya que por lo regular el marido no coopera, en uno de los casos porque no quería que la maestra estudiara y como una forma de bloquearla no hace nada en casa. Una entrevistada señalo que el problema que más le preocupaba es el de salud […] existen problemas de infidelidad y separación […] Inés hablo de su problema de inseguridad. Ella es una maestra inquiera y combativa pero insegura y comenta que quisiera estar desligada de todo mundo para poder hacer sus cosas, aunque le da miedo y continua…”yo quisiera ser bien fuerte y que las situaciones sentimentales no me afectaran […] también se presentan problemas por la manera de educar a los hijos […]
Mostrar más

557 Lee mas

Ni Delincuentes, Ni Putas, Ni Peluqueras  Estereotipo De Mujeres Trans Construido Por La Prensa En Contraste Con Historias De Vida Dentro De La Vivencia En Diversidad De Genero

Ni Delincuentes, Ni Putas, Ni Peluqueras Estereotipo De Mujeres Trans Construido Por La Prensa En Contraste Con Historias De Vida Dentro De La Vivencia En Diversidad De Genero

obligación, es una obligación pararme en una esquina, trabajar vendiendo mi cuerpo, porque? Porque ese tipo de noticias nos cohíben de acceder a otro tipo de empleos, a trabajar en empresas privadas, en empresas públicas, los medios de comunicación ayudan a que nos mantengamos paradas en una esquina, entonces a afectado muchísimo mi vida, porque en momentos como ahora que estoy en un empleo formal, por decirlo así, fue muy complicado acceder a esto, además si nos contratan para algo, siempre es para trabajar sobre temas LGTB, para trabajar temas de VIH, o sea no podemos hacer más, ahoritica nos estamos encasillando en peluqueras, trabajadoras sexuales o activistas, de resto no hay más opciones, y activistas LGBT y VIH, son los medios los que han influenciado eso, porque son ellos los que dan la información a nivel mundial, no son dos o tres personas las que lo ven sino todo el mundo, es la imagen que ellos brindan a esas personas, que la mayoría creemos todo lo que dicen en los medios de comunicación, entonces eso ha fomentado mucho la violencia hacia nosotras las mujeres trans, ha fomentado la escases de trabajo, ha fomentado el trabajo sexual, ha fomentado la drogadicción, porque el hecho de uno trabajar en el ejercicio de la prostitución no es nada fácil, mucha gente dice, la vida fácil, no es nada fácil acostarte con una persona que a ti no te guste, que tiene malos olores, sino hacerlo porque simplemente, si no lo haces no comes, no tienes donde dormir, entonces todo esto lo ha fomentado ese tipo de comunicaciones que han hecho los periódicos que por televisión vemos.
Mostrar más

218 Lee mas

Estudio exploratorio de las historias de vida de mujeres desplazadas por la violencia en Colombia

Estudio exploratorio de las historias de vida de mujeres desplazadas por la violencia en Colombia

Teniendo en cuenta nuestra experiencia hemos definido las cuatro etapas que configuran el desplazamiento forzado de las personas. Una primera etapa, denominada el antes del des- plazamiento, donde se reconocen las elaboraciones de los proyectos de vida de las personas. Una segunda etapa definida como el proceso durante el cual se experimenta el desplaza- miento forzado. Una tercera etapa, correspondiente al momento del primer asentamiento de las personas después del desplazamiento forzado. Y finalmente una cuarta etapa, que hemos identificado como el proceso de revictimización de las personas que son obligadas a huir de sus sitios originarios. Este estudio, nuevamente pone de manifiesto la importancia del ámbito psicosocial en la atención a las sitauciones de conflicto que se presentan no solo en Colombia sino en diversos países. Se require hacer un seguimiento riguroso del antes y el después del desplazamiento en la vida de las víctimas, este ejercicio permite reconocer los impactos, daños y transformaciones generados por situaciones de guerra, por lo que la determinación de las pérdidas materiales y simbólicas de la población desplazada, es de vital importancia, ya que de esta identificación se derivan las necesidades de la intervención psicosocial, pérdidas que deben ser reconocidas y narradas por las propias víctimas, esto como punto indispensable en la repara- ción o reestructuración social de un país.
Mostrar más

11 Lee mas

Historias de vida  Vida y obra de dos mujeres intérpretes de la música Andina Colombiana

Historias de vida Vida y obra de dos mujeres intérpretes de la música Andina Colombiana

En el año 95 más o menos comencé a sentir una especie de vacío en mi vida, creo que eso pasó porque quedé algo hastiada de la época de la filosofía en la que me fui metiendo en una dinámica de valorar muchísimo la razón, la intelectualidad, la erudición, y me volví muy prejuiciosa con todo el mundo (mi pensamiento era más o menos: “todos los demás son unos estúpidos”). Llegó un momento en que me cansé de esa pose y quise volver a esos años bonitos, del primer colegio, de Francisco de Asís, de modo que abandoné el trabajo en el colegio, el estudio en la EPA y busqué de nuevo la comunidad de las Capuchinas para iniciar un proceso de seguimiento vocacional que duró dos años, tiempo en el que tuve la oportunidad de acompañarlas en misión a varios lugares: Armero, Itsmina y algunos barrios populares de Medellín. Cuando llegó el momento de decidir si ingresaba a la comunidad para volverme monjita, dije que no; con mucho llanto!!! Pero en el fondo yo sabía que no estaba hecha para esa vida y no quería emprender de nuevo algo para dejarlo después.
Mostrar más

114 Lee mas

El empoderamiento de mujeres en los procesos cristiano - protestante: Historias de Vida

El empoderamiento de mujeres en los procesos cristiano - protestante: Historias de Vida

Entonces… él incide en todo, porque cuando yo recibo esa nueva identidad, digámoslo así de Él, esa sustancia de él como ser divino y como ser humano para nosotros, eso ha sido un cambio total, ya mi mente deja de ser tan sensible a lo malo digámoslo así, que recibe con tanta facilidad lo malo, sino que puede rechazar y resistir aquello que le hace daño, porque nosotros nos hemos convertido en una raza humana que se autodestruye, entonces Jesús de Nazareth lo que viene a hacer es a evitar esa autodestrucción de mi vida, a que ya el vicio no sea una forma de apagar mi dolor, sino que ya sea la relación con Él, a que mi sufrimiento que se calma o se hace… bueno, que uno lo trata de camuflar con cosas, ya no sea ese sufrimiento que cargo como una cruz pesada en mi cuerpo, sino que realmente pueda entregarlo en las manos de Él y que Él se encarga de solucionarlo. (Esther)
Mostrar más

207 Lee mas

Historias de vida de jóvenes mujeres privadas de su libertad

Historias de vida de jóvenes mujeres privadas de su libertad

La población está compuesta por todas las adolescentes privadas de libertad, que se encontraban en el Centro Educativo Virgen de Fátima de la ciudad de Asunción, durante el mes de Octubre del año 2017, en ese periodo de tiempo la población fue de 10 adolescentes. Para el presente estudio se optó por un muestreo no probabilístico y se realizó una muestra por conveniencia de tres adolescentes del total de la población. La misma se basó en entrevistas a profundidad de las historias de vida de las adolescentes antes de ingresar al Centro Educativo Virgen de Fátima, sobre las condiciones de vida anteriores a su privación de libertad, como así también las actuales, dentro del Centro Educativo, donde se identifica y describe los motivos que tuvieron las adolescentes para cometer un delito. De la misma manera se identificó las expectativas que tienen las adolescentes sobre su reinserción social.
Mostrar más

10 Lee mas

Ahora me siento más fuerte  Estrategias de lesbianas y bisexuales para una vida vivible

Ahora me siento más fuerte Estrategias de lesbianas y bisexuales para una vida vivible

La búsqueda de referentes ha sido una de las principales estrategias. El descubri- miento de “no ser la única en el mundo” es un momento crucial en las narrativas. Si bien en los últimos años ha habido un aumento de la visibilidad LGTBI+ tanto en el es- pacio público como en las producciones culturales, especialmente significativa es la aniquilación simbólica de las relaciones lésbicas en los discursos culturales tradiciona- les. El lesbianismo contiene un vacío de signos, una ausencia de significaciones que ha privado de referentes culturales a las mujeres que desarrollaban su sexualidad en rela- ción con personas de su mismo sexo (Francisco y Moliner, 2011). La reciente emergen- cia de relatos que contienen historias de amor entre mujeres parece responder a una demanda social de respeto a la diferencia sexual. Sin embargo, es importante analizar el contenido de tales historias ya que, solo a través del conocimiento sobre las prácti- cas culturales que operan en la representación y en las respuestas que dan las comuni - dades interpretativas sobre esas producciones, podremos saber si estamos avanzando en el terreno de la igualdad o ante una mera renovación de los viejos esquemas pa- triarcales con nuevas máscaras. Los medios de comunicación pueden marcar la dife- rencia incluyendo la diversidad sexual en sus discursos, pero es importante que las re- presentaciones vayan más allá del estereotipo y no acaben siendo fagocitadas por el esquema visual femenino tradicional que las hace existir para ser miradas (Nair, 2008; Platero, 2008).
Mostrar más

21 Lee mas

historias de vida practicas de crianza

historias de vida practicas de crianza

Pero a los dieciocho año que tenía, ahí ya empezaba a entrar en organizacione de mujeres, en el año dos mil uno parece o dos mil dos, entrábamo en la organización y yo ni sabía nada de la organización… porque mi trabajo todo era en casa. Y hay vece que vendía yuyos en Asunción, me fui a vender yuyo, artesanía o lo que me venga para traer la comida de mis hijos. Y mi marido trabaja afuera y en esa vez toda mi familia todavía no entraba en la escuela y cuando tenía poca comida me podía alcanzar para dos días y allí ya me tranquilizo. Parece que no había nada a mi alrededor, era todo tranquilo, no pensaba nada, solamente me preocupaba la mañana… qué voy a darle a mis hijos que no tengo hoy, dónde voy a conseguir, que yo no tengo trabajo. Y que mi cuenta está acá y allá con los almacenes y ya no me quieren dar y todo eso, porque mi marido llegaba muy tarde no llegaba a tiempo y no pagaba… era un desastre. Trabajaba con una señora acá cerca y hago todo por ella: lavaba las ropa, planchaba, ayudando en la cocina y mis hijos que eduqué, en casa… y me pagaba cinco mil nomás por día. Y me dio siempre galleta, arroz y eso. Yo le traía tranquila, ni pensaba que era poco, pero ahora mi pensamiento se agranda bastante.
Mostrar más

128 Lee mas

Historias de vida. La mujer en la medicina

Historias de vida. La mujer en la medicina

El 2 de julio de 1873 la estadounidense Elena Knapp, re- sidente en Cadereyta Jiménez, Nuevo León, expuso por escrito al Consejo Superior de Salubridad del estado: “Que habiendo estudiado y practicado durante más de dos años, bajo la dirección del Sr. mi padre, el doctor en Medicina D. Moisés L. Knapp, el arte de los partos y ad- quirido el conocimiento teórico y práctico de las mujeres embarazadas y recién paridas y el de las afecciones de los niños recién nacidos, y deseosa de adquirir el diploma de partera, no he venido a esta capital sino con el objeto de sujetarme a las formalidades y exámenes necesarios para la consecución de dicho diploma.” 9
Mostrar más

9 Lee mas

Historias de Mujeres Visibles en Territorios Petroleros

Historias de Mujeres Visibles en Territorios Petroleros

Por otro lado, Elizabeth Peña (2011) en su análisis sobre las mujeres en la minería de Ecuador resalta el caso del Distrito Minero Ponce Enríquez al Sur del Ecuador donde viven aproximadamente 2.000 familias de pequeños mineros, y donde se constituyó la Cooperativa Minera “Bella Rica” conformada por 141 socios, de los cuales 33 son mujeres y 118 hombres. Las “Jancheras”, nombre que se les da a las mujeres que se dedican a la selección de minerales, llegan a los centros mineros por acompañar a sus maridos, escapar de la violencia o del abandono familiar, o simplemente por huirle a la miseria. Ahora bien, en Bella Rica no todas las mujeres están organizadas. Por un lado está el Grupo Solidario de jancheras SOMINUR con aproximadamente 15 mujeres, y por otro Las Jancheras Seis de Mayo con 11. Sin embargo, Peña plantea que estos grupos aún deben potenciar más su participación en la vida política y social del centro, pues ellas aún no han adquirido una completa conciencia de las creencias y valores a las que son sometidas por su sexo, del peso económico que recae sobre sus hombros, y de su importancia en la comunidad al representar el 50%. Para Peña “cuando las mujeres participan se pone en movimiento una poderosa fuerza de cambio social para la construcción de una sociedad verdaderamente democrática” (Peña, 2011, p.28)
Mostrar más

79 Lee mas

Historias de vida del Barroco

Historias de vida del Barroco

Así fui gastando mis años entre pueblos y ciudades: Córdoba, Jaen, Granada, Málaga, y tantos otros… y al fin de muchas peregrinaciones fui a parar a Cádiz. Una tarde, ya terminada la función, mientras el viento soplaba blando y próspero… me acerqué al puerto a conocer esas grandes embarcaciones de las que tanto se hablaba partían a tierras extrañas. Una gresca llamó mi atención. Me detuve a mirar a esos miserables que golpe tras golpe se resistían a perder su batalla. Entre gritos, piedras que volaban y una gran confusión, me sentí desmayar. No sé cuánto tiempo pasó, pero cuando desperté me encontré en la bodega de un barco, lejos de mi tierra. Alguien dijo que estaba camino a “las Indias, refugio y amparo de los desesperados de España, iglesia de los alzados, salvoconducto de los homicidas, pala y cubierta de los jugadores a quien llaman ciertos los peritos en el arte, añagaza general de mujeres libres, engaño común de muchos y remedio particular de pocos.” 2
Mostrar más

42 Lee mas

Historias de vida del Barroco

Historias de vida del Barroco

Así fui gastando mis años entre pueblos y ciudades: Córdoba, Jaen, Granada, Málaga, y tantos otros… y al fin de muchas peregrinaciones fui a parar a Cádiz. Una tarde, ya terminada la función, mientras el viento soplaba blando y próspero… me acerqué al puerto a conocer esas grandes embarcaciones de las que tanto se hablaba partían a tierras extrañas. Una gresca llamó mi atención. Me detuve a mirar a esos miserables que golpe tras golpe se resistían a perder su batalla. Entre gritos, piedras que volaban y una gran confusión, me sentí desmayar. No sé cuánto tiempo pasó, pero cuando desperté me encontré en la bodega de un barco, lejos de mi tierra. Alguien dijo que estaba camino a “las Indias, refugio y amparo de los desesperados de España, iglesia de los alzados, salvoconducto de los homicidas, pala y cubierta de los jugadores a quien llaman ciertos los peritos en el arte, añagaza general de mujeres libres, engaño común de muchos y remedio particular de pocos.” 2
Mostrar más

42 Lee mas

Epistemologías otras en la investigación social, subjetividades en cuestión

Epistemologías otras en la investigación social, subjetividades en cuestión

Atendiendo a estos planteamientos, esta investigación se esforzará por impulsar un diálogo e interlocución respetuosa con las mujeres triquis. Para esto considero necesario un ejercicio permanente de descolonización del pensamiento, el cual implica entre otras co- sas sospechar de palabras y conceptos que históricamente nos han enseñado, trabajar permanentemente por establecer rupturas teóricas, es decir, cuestionar las concepciones hegemónicas de representación, así como recuperar las memorias y experiencias que han sido marginalizadas (Marcos, 2010). Colocar en el centro las experiencias y narrativas de las mujeres triquis, hablar con ellas y que ellas hablen. Respetar sus palabras y opiniones, tener oídos atentos, humildes dispuestos a escuchar, aprender y un corazón abierto para sentir las historias vivas de cada una de ellas y desde ahí reconstruir las historias que han moldeado por años la vida de este pueblo indígena.
Mostrar más

19 Lee mas

Infanticidios: historias de vida

Infanticidios: historias de vida

Rescatamos el uso de las historias de vida como método de nuestra investigación porque sólo desde el relato de los propios actores es como nos adentraremos en el tema de trabajo. En este proceso encontramos la sustancia de la interacción entre biografía personal, estructura social e historia. Es por esto que entrevistaremos a mujeres que cumplen sentencia en cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense. Para ello seguiremos las consideraciones de Xirinachis y Chacón Echeverría (2001), quienes señalan que, para escuchar y dejar que el otro hable, cada uno de nosotros debe permanecer atento a sus propios fantasmas, sus propios estereotipos y prejuicios, sobre todo cuando la sociedad los avala. Como en el caso del estereotipo en el que el parto es el equivalente a la vida y la maternidad es equivalente al amor. Los relatos de vida serán construidos con la ayuda de estas mujeres, remontándonos a sus antecedentes, reconstruyendo la historia de niña-mujer-madre.
Mostrar más

8 Lee mas

Alfarería, de la tierra a la mano: Cuaderno Pedagógico de Patrimonio Cultural Inmaterial

Alfarería, de la tierra a la mano: Cuaderno Pedagógico de Patrimonio Cultural Inmaterial

En segundo lugar, se pretende por esta vía contribuir a que las nuevas generaciones cul- tiven el respeto por la diversidad cultural que portan las alfareras, a la vez que despertar su admiración por la creatividad humana que reflejan las obras de estas artesanas. En sus relatos; Elena Tito (THV 2015), alfarera del Norte Grande, de Santiago del Río Grande, ubicada en la comuna de San Pedro de Atacama, provincia del Loa, región de Antofagasta, cultora de la alfarería atacameña, Gabriela García, alfarera de la zona cen- tro-sur, perteneciente a la Unión de Artesanos de Quinchamalí (THV 2014), ubicada en la comuna de Chillán, región del Biobío; y Dominga Neculmán (THV 2011), alfarera mapuche de la Comunidad Juan Mariqueo de Roble Huacho, ubicada en la comuna de Padre Las Casas, provincia de Cautín, región de la Araucanía; ellas comparten anécdotas y expe- riencias de vida y nos aportan algunos de sus conocimientos sobre la alfarería: des- criben las técnicas de su oficio y cómo lo aprendieron, comentan las relaciones que han desarrollado con la naturaleza que las rodea y con su territorio, a la vez que exponen y recrean en sus testimonios las culturas de las comunidades de las que forman parte.
Mostrar más

73 Lee mas

Show all 10000 documents...