mundo medieval

Top PDF mundo medieval:

Cultura cristiana y derechos humanos. Del mundo medieval a la modernidad

Cultura cristiana y derechos humanos. Del mundo medieval a la modernidad

Ese mundo medieval tiene dificultad en distinguir claramente lo profano y lo sagrado, y sus vivencias religiosas no podemos verlas con los ojos de nuestra época. La Iglesia se apoya en una larga tradición, que se remonta a la época de los apóstoles y que le permite asistir a los necesitados, obligación que jamás dejó de cumplirse. Se respeta el derecho de los pobres, porque Dios lo quiere para su orden y por su justicia, inclusive hay una evolución en la concepción del pobre, a quien se lo sacraliza en sí mismo al margen de su concreta condición profana. La iglesia cuenta con armas poderosas de castigo que son la excomunión y el entredicho. La primera se utiliza para los jueces abusivos con los humildes porque la obligación de los obispos es proteger a los débiles y asistir a los desamparados.

28 Lee mas

«Sobre discursos y racionalidad femenina medieval». Reflexiones en torno a la mujer en el mundo medieval: siglos X al XIII de Ma. Elena Chico de Borja

«Sobre discursos y racionalidad femenina medieval». Reflexiones en torno a la mujer en el mundo medieval: siglos X al XIII de Ma. Elena Chico de Borja

También en Hildegard von Bingen contemplamos esta par- ticularidad del enfoque gnoseológico femenino. Nos señala María Elena, en la página 186, que incluso acuñó un término «veriditas» (verdor), como conocimiento vital, una palabra que convirtió en concepto; pero el significado profundo del tér- mino es representativo del punto que quiero señalar. Para Hildegard, verdor es «fuerza germinante en el movimiento de una rueda que escapa a la inteligencia humana», la superación de la propia condición femenina está al interior de su propio estado. Desde que Hidegard comenzó a escribir poesía, se opuso a Jutta de Spannheim, su maestra. Para Jutta, la inten- sidad de los significados en los libros era más profunda que la gramática; en cambio, para Hildegard, una vez muerta Jutta, y siendo ella nombrada abadesa, el mundo es mucho más que

14 Lee mas

Reflexiones en torno al libro de María Elena Chico de Borja, «La mujer en el mundo medieval, siglos X a XIII»

Reflexiones en torno al libro de María Elena Chico de Borja, «La mujer en el mundo medieval, siglos X a XIII»

El libro termina con cuatro casos ejemplares: Hrotswitha de Gandersheim, Hildegard Von Bingen, Leonor de Aquitania y Blanca de Castilla. De ellas entresacaremos algunos detalles de la rica exposición del texto. Pero, para enmarcar estos casos y su entorno, la autora, con certera visión histórica, acude a tres antecedentes: la mujer en el mundo judío, en el mundo pagano y en los albores del cristianismo. Respecto al primero, no duda en acudir al relato del Génesis donde tanto varón como mujer poseen igual dignidad por su origen y por las funciones de ayuda mutua. Aunque debido a las conse- cuencias del pecado original, la mujer pierde la posición ini- cial y se la ve como seductora, débil e incapaz de resistir la tentación y, por eso, resulta sometida al hombre, sin el cual no puede desempeñar actividades relevantes.

12 Lee mas

«La mujer en el mundo medieval, siglos X a XIII» de María Elena Chico de Borja

«La mujer en el mundo medieval, siglos X a XIII» de María Elena Chico de Borja

Por ejemplo, si analizamos el cambio económico —el paso de una economía de uso a una de intercambio—, éste impli- ca la aparición de los comerciantes y los artesanos, y ahí encontramos inmersa a la mujer medieval. Tiene lugar (con permiso para la expresión) una «pre-revolución industrial». Los ricos van siendo cada vez más efecto del dinero, que del poder o señorío de la tierra. Tan las cosas se produjeron así, que casi todos los biógrafos de San Francisco de Asís, suelen comentar que su padre era uno de esos primeros comerciantes

10 Lee mas

LAS ASAMBLEAS DE LEÓN C. 1188 Y LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN EL MUNDO MEDIEVAL

LAS ASAMBLEAS DE LEÓN C. 1188 Y LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN EL MUNDO MEDIEVAL

evidente que dentro de la estructura de la frase se encuentran, junto al rey, los grupos sociales-estamentales tradicionales que junto al monarca participan en el proceso de toma de decisiones políticas en el reino, pero además, y aquí la novedad, se señalan nuevos elementos en los ciudadanos elegidos de cada una de las ciudades. Esto es interesante, la distinción en la unión, es decir, los elementos están aglutinados, pero antes que eso, caracterizados en su funcio- nalidad y jerarquía, pero cada uno reconocido en su legitimidad y oficio. Pero además habría que agregar que la participación de estos ciudadanos, si- guiendo a De Ayala, es la manifestación de la necesidad que siente la monar- quía de reconocer que grupos sociales ajenos a las tradiciones y consolidadas aristocracias deben ser considerados formalmente como parte constitutiva del reino, y por lo mismo, formar parte de modo activo y con proyección sancio- nadora en los más importantes asuntos de interés general. En fin, la presencia de sectores ligados al mundo urbano 37 no es otra cosa que el reconocimiento

19 Lee mas

Ninfas, hadas y pócimas mágicas en la tradición clásica y en el mundo medieval

Ninfas, hadas y pócimas mágicas en la tradición clásica y en el mundo medieval

Abstract: Medieval poetry appro- priates marvelous beings frequent in the classical poetic tradition. In the present work we will analyze the character of Helena, heroine who has magical knowledge and divination skills, who also collaborates with the journey of the son of Odysseus. Circe, the sorceress goddess of the Homeric epic, mistress and protector of Laertíada, who with the avatars of time becomes, like other nymphs of the Greek tradition, fairy. The fairy of "Lanval" and Morgana in Yvain, who belong to different spheres of the supernatural but both fulfill the function of helping the heroes.

18 Lee mas

La mujer en el mundo medieval: una reflexión sobre sus conquistas y mentalidades

La mujer en el mundo medieval: una reflexión sobre sus conquistas y mentalidades

Me atrevo a asegurar que este trabajo nos ayudara hoy, en este nuevo milenio, a la formación de un verdadero feminis- mo integral; a rescatar la dignidad de la mujer; su igualdad en la diferencia; su identidad específica hasta aceptar su genio, recuperar su feminidad y, como afirmó Karol Wojtyla, descu- brir aquel espíritu misterioso, «carisma de las mujeres». Concluyo con unas palabras del gran filósofo español Julián Marías: «[es fundamental] buscar que la mujer vuelva a ser el gran motor de perfección del mundo, tome posesión de la realidad, desde su perspectiva original, desde su condición irrenunciable, única, de persona femenina». n

6 Lee mas

LA TRANSFORMACIÓN DE CIUDADES EN CONCEPTOS EN EL MUNDO MEDIEVAL Y EN EL MUNDO MODERNO: ROMA Y TROYA

LA TRANSFORMACIÓN DE CIUDADES EN CONCEPTOS EN EL MUNDO MEDIEVAL Y EN EL MUNDO MODERNO: ROMA Y TROYA

Abstract: This article deals about how political, ecclesiastic and cultural powers have transformed cities into concepts and icons thoughtout Medieval and Early Modern Times. It is focused in the emblematic ca- ses of Rome and Troy and it alludes to Babylon, as well. Likewise, the main transformer powers are located in the Otoman Empire, in Russia and in England. The last part of these article analyses how Henry VIII and his men have used the symbols associated to those cities to build a new concept of state in England.

42 Lee mas

Impacto del galenismo durante la Edad Media: la importancia de la cultura rabe en su introduccin al mundo mdico cristiano

Impacto del galenismo durante la Edad Media: la importancia de la cultura rabe en su introduccin al mundo mdico cristiano

El quehacer médico realizado en los territorios europeos por miembros de las culturas musulmana, cristiana y judía tuvo como fundamento el complejo conjunto doctrinal elaborado por el médico de Pérgamo que la historiografía ha denominado «galenismo»; se debe a los árabes el interés de utilizarlo desde los siglos V-IV a. de C. Este corpus de conocimientos creado por Galeno manifestó una hegemonía determinante en las mentes medievales; diversos gremios lo adoptaron en su pensamiento y práctica médica, especialmente los médicos egresados de las universidades durante toda la Edad Media. El galenismo se caracterizó por ofrecer un arsenal de medidas para abordar racionalmente el proceso salud-enfermedad, diseñando una serie de abordajes metodológicos que fueron muy provechosos a la sociedad medieval, además de proporcionar los recursos para satisfacer sus demandas de salud. La medicina medieval, apoyada doctrinalmente por el galenismo, consideraba la salud y enfermedad como procesos naturales perfectamente comprensibles y modificables. Logró implantarse superando las posiciones y credos de todos los grupos sociales y religiosos diseminados en la geografía europea, incluyendo los territorios de España. El arribo de este corpus médico al mundo medieval cristiano, que afectaba los aspectos más básicos de la concepción científica y racional del mundo, provocó un profundo impacto cultural, y se logró establecer de modo paulatino hasta ser

8 Lee mas

Prólogo

Prólogo

que demuestra que lo habitualmente considerado como “época renacentista” es un momento entre otros renacimientos, situados en distintos puntos de Europa. La “resurrección del mundo antiguo” de Burckhardt, entonces, no era patrimonio exclusivo de los humanistas italianos de los siglos XIV-XVI, lo que no afecta su consideración como los difusores e impulsores más relevantes en la re-actualización y estudio de la Antigüedad clásica. Esto se explica porque el Renacimiento posee las características de un “movimiento”, tanto literario, intelectual como artístico. Esta categorización permite hablar de Renacimientos por sobre la estrechez de la expresión en singular. Esto, sin embargo, no debiese llevarnos a minimizar la relevancia del Renacimiento italiano de los siglos XIV-XVI como un verdadero hito en la transición entre el mundo medieval y el moderno, pues se ha transformado en un punto de referencia y discusión en torno a los fundamentos de nuestro tiempo.

5 Lee mas

Revista LUTHOR

Revista LUTHOR

Los Walkthrough, textos escritos con las soluciones a todos los puzzles, trans- forman el juego directamente en una novela de aventuras moderna con un ”mundo subjetivo”, en donde se narra como, por ejemplo, el joven aspirante a pirata vence al malvado LeChuck y se queda con la chica. Esto es sin duda una traición al espíritu del juego en cuanto interacción con el usuario, pero resulta mucho más fácil hacerlo con una Aventura Gráfica que con el Diablo. Hay varios aspectos que para la discusión ocupa sin duda un lugar central: los diferentes modos de recepción y de experiencia de estos distintos aparatos culturales. No es lo mismo escuchar una lectura teatralizada de una historia, que trabarse durante días al intentar resolver un puzzle o matar incontables monstruos para pasar de nivel. Asimismo cabría investigar mejor por qué los RPG con su ”mundo objetivo” comienzan proyectándose sobre un imagirio medieval y las aventuras gráficas introducen el ”mundo subjetivo” en parte proyectándose sobre la novela de aventuras o el cine (aunque muchas también mantengan un mundo medieval). Sin embargo, no tengo ocasión aquí de articular estas cuestiones.

7 Lee mas

Coloquios de Trento : moral y cultura

Coloquios de Trento : moral y cultura

Por sobreponernos a todos los fatalismos diremos que, en los colo- quios de Trento, no se asistió al cumplimiento de un destino histórico sino a un intento espontaneo de gestionar nuevos espacios para los moralistas en diálogo con lo social. Bajo el nombre de “Ética Teológica Católica en el mundo de la Iglesia”, se reunieron en Italia setecientas personas en representación de todos los continentes, convocados por la idea de hacer- se presentes en el curso de los acontecimientos, partiendo “desde Trento hacia el futuro”, con un renovado compromiso moral. La primera página de un programa bajo la autoridad de la roseta multicolor del Domo, –que apelaba a la autoridad de lo fáctico–, símbolo de la ciudad y del Congreso de Teología Moral 2010, decía: “Aquí el Concilio de Trento se juntó varias veces durante veinticinco años, desde el 13 de diciembre de 1545 hasta el 4 de diciembre de 1563. Aquí nos juntamos solamente por cua- tro días”. Así, el diseño gráfico y teórico de un programa, síntesis estética de gótico y moderno, creaba al mismo tiempo la síntesis entre mística y política, para que lo sagrado y lo ético aparezcan diciendo que “Cuando los Padres del Concilio crearon el campo de la teología moral para los seminarios de formación, no pudieron imaginar quienes estarían enseñan- do ética teológica cinco siglos después. Pero aquí estamos, desde más de setenta países, hombres y mujeres, laicos y religiosos, y clérigos.”

7 Lee mas

Bestiario Medieval

Bestiario Medieval

«La pluma del avestruz es semejante a la pluma de la garza y del gavilán» (Job, 38). ¿Quién ignora que la garza y el gavilán aventajan a todas las aves en la rapidez de su vuelo? Pero el avestruz, que tiene la misma clase de plumas, no tiene idéntica rapidez de vuelo; ni siquiera puede alzarse del suelo, y aunque en apariencia levanta las alas como para echarse a volar, jamás puede sostenerse en el aire. Así obran todos los hipócritas que, simulando vivir como los justos, imitan su santa conversación, pero no sus santas acciones. Tienen plumas para volar, en apariencia, pero se arrastran por el suelo mediante sus acciones; pues despliegan sus alas fingiendo santidad, pero, cargados con el peso de las preocupaciones de este mundo, jamás se elevan por encima de la tierra. Cuando el Señor reprocha a los fariseos su hipocresía, es como si fueran la pluma del avestruz, que muestra una cosa por su color, y otra por lo que hace: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas!» (Mt 23); como si dijese: la apariencia de vuestras plumas parece alzaros, pero el peso de vuestra vida os arrastra hacia abajo... El Señor ha anunciado que convertiría la hipocresía de este avestruz para su glorificación, diciendo por boca del profeta: «La bestia del campo me glorificará, los dragones y los avestruces~> (15 43). ¿Qué puede expresarse al nombrar el dragón, sino las almas malvadas que reptan por el suelo entre bajos pensamientos? ¿Y al nombrar las avestruces, sino a aquellos que quieren hacerse pasar por buenos?... Por eso, el avestruz en el desierto es la simulación del converso. El Señor dice que será glorificado por el dragón y el avestruz, porque con frecuencia lleva a los que son abiertamente malos y pretendidamente buenos a convertirse en sus servidores en el fondo de su pensamiento.

159 Lee mas

Mecanismos de proyecto medievales  El caso cordobés a partir de sus parroquias

Mecanismos de proyecto medievales El caso cordobés a partir de sus parroquias

19. En la construcción de un edificio medieval se usaba un patrón de medida, específico de la obra, y que se podía mar- car en una regla o 'virga'. Sobre esta manera de proceder se puede consultar BECHMANN, R., op. cit., pp. 53, 64 y 70. 20. La relación entre ambos campos epistemológicos obvia- mente existía, aunque "la geometría aplicada del albañil corriente quedaba en un plano mucho más humilde, pero era, a pesar de ello, la versión del mismo idioma que usaban los intelectuales", cfr. KOSTOF, S., (coord.), El Arquitecto. Historia de una Profesión, Cátedra, Madrid, 1984, p. 83. - Ancho de la nave central: En un intervalo de 32 cm se encuentran S. Lorenzo, S. Nicolás, S.

10 Lee mas

Materiales disponibles en la red para la enseñanza de la Historia medieval  / Antonio Malalana Ureña

Materiales disponibles en la red para la enseñanza de la Historia medieval / Antonio Malalana Ureña

historiadores, vamos a intentar configurar un directorio de recursos que nos permita acceder a la informaci ón que precisemos y, por lo tanto, a compartir el conocimiento. Sin embargo, cada uno de nosotros sabe lo que verdaderamente necesita, por lo que propongo realizar un an álisis crítico de los contenidos para evaluar su pertinencia y calidad en cada momento. Asimismo, tambi é n aconsejo no desde ñar otro tipo de recursos, aunque no se refieran a la histórica, como puedan ser cartograf ías modernas, técnicas de restauración e incluso del mundo del cine. En cualquier momento, podemos encontrar recursos con un alto valor pedag ógico. Recordemos, adem ás, que esta recopilación de recursos no tiene otra intención que la de ser una propuesta personal para un primer acercamiento. El cat álogo ha sido estructurado bajo una serie de ep ígrafes muy generales que permiten una clara identificaci ó n. Dentro de cada uno de ellos aparecen webs representativas para cada caso. No es exhaustiva, ni excluyente, tampoco es definitiva, pero s í es de utilidad.

25 Lee mas

Símbolo y experiencia visionaria en el epistolario de Hildegarda de Bingen (1098 1179)Symbol and visionary experience in Hildegard of Bingen’s epistolary (1098 1179)Símbolo e experiência visionária no epistolário de Hildegarda de Bingen (1098 1179)

Símbolo y experiencia visionaria en el epistolario de Hildegarda de Bingen (1098 1179)Symbol and visionary experience in Hildegard of Bingen’s epistolary (1098 1179)Símbolo e experiência visionária no epistolário de Hildegarda de Bingen (1098 1179)

Las cuatrocientas cartas que se le adjudican responden a las características propias de las epístolas del mundo monástico medieval: el saludo inicial dirigido a una persona o a una comunidad, el cuerpo del texto en el que se hace por ejemplo un pedido, una reflexión, una recomendación o un consejo sobre cómo tratar temas referidos a problemas en común; y el envío final. Las cartas pueden leerse además desde múltiples perspectivas y por ellas conocemos los conflictos de Europa durante esos años: el enfrentamiento entre el poder eclesial y el secular, la expansión de los cátaros, la corrupción y las problemáticas de los miembros de la Iglesia. Y advertimos que Hildegarda no fue indiferente al mundo en que vivía. Todo lo contrario, fue partícipe a través de sus misivas de la denuncia y del cambio. Las cartas, además, comparten con los sermones el tono exhortativo para promover la reflexión espiritual; otros casos constituyen agudos planteos teológicos.

14 Lee mas

El mundo rural en la Corona de Castilla en la Baja Edad Media: dinámicas socioeconómicas y nuevas perspectivas de análisis

El mundo rural en la Corona de Castilla en la Baja Edad Media: dinámicas socioeconómicas y nuevas perspectivas de análisis

Un primer problema tiene que ver con la propia definición que se hace del crecimiento en el mundo rural, en clave exclusivamente extensiva y con dos implicaciones. La primera, el mantenimiento del nivel técnico que tiene su correlato en el estancamiento de la productividad. La segunda, estrechamente emparentada pero no equivalente, se refiere a la asunción del paradigma ricardiano que confiere a las roturaciones el protagonismo exclusivo en el despegue económico en el mundo rural. Parece fuera de discusión que durante el periodo no se introdujeron avances técnicos que hicieran incrementar significativamente la tasa de rendimiento de la tierra. Desde luego la falta de documentación respecto a los rendimientos medievales, no permite hacer muchas precisiones sobre el tema. En cualquier caso, la cuestión de la productividad en su conjunto es bastante más compleja.

34 Lee mas

Movimientos sociales en Andalucía durante la Baja Edad Media: notas para su estudio

Movimientos sociales en Andalucía durante la Baja Edad Media: notas para su estudio

págs. 11-18. Tradicionalmente se viene admitiendo, fundados exclusivamente en un conocimiento aún no muy profundo de los concejos del entorno sevillano poblados con el Fuero de Toledo que la institución concejil llegó a Andalucía ya anquilosada y que los concejos abiertos nunca se dieron plenamente en ella, VALDEÓN, Julio, "Conquista y organización del poder en Andalucía", Jornadas de Historia Medieval Andaluza, Jaén, 1984, págs. 97-110. Se olvidan, con frecuencia los datos aparecidos y los estudios llevados a cabo en relación con los núcleos urbanos del Alto Guadalquivir, poblados con el Fuero de Cuenca, conquistados antes que los del Bajo Guadalquivir y en una situación fronteriza que les hizo merecedores de amplias libertades administrativas a semejanza de bastantes ciudades de la Extremadura castellana estudiadas por GAUTIER-D ALCHE, Jean, Historia Urbana de León y Castilla en la Edad Media (Siglos XI-XIII), Madrid, 1979. Cada día aparecen nuevos datos que nos confirman en la hipótesis de que en el Alto Guadalquivir la asamblea de los vecinos tuvo una amplia participación durante el siglo XIII y primera mitad del siglo XIV, a partir de cuya fecha, y no sin notables traumas y violencias, empezó a ser controlada por la corona y especialmente por las oligarquías urbanas, más tarde nobiliarias, amparadas por ella. De todas maneras, en el plano municipal son dos realidades bastante diferentes y por tanto necesitadas de tratamiento individual propio las ciudades del Alto Guadalquivir, de una parte, y las ciudades del Bajo y Medio Guadalquivir, de otra. Ello se refleja no sólo en los numerosos datos de funcionamiento de los concejos hasta la instauración del regimiento por Alfonso XI, sino en la diferente actitud tomada a comienzos del siglo XVI, con motivo del movimiento de las Comunidades de Castilla, pues mientras que el Adelantamiento de Cazorla, Ubeda, Baeza y Jaén se levantan y participan en dicho movimiento al lado de la Junta de Castilla, reivindicando, entre otros, sus antiguos derechos participativos, las ciudades del Medio y Bajo Guadalquivir, Córdoba y Sevilla, se mantienen fieles al emperador, y cuando intentan hacer una Junta en La Rambla que sirva de réplica a la Junta de Castilla sus propuestas más moderadas y dulcificadas no tienen carácter de exigencia, sino de súplica al emperador.

24 Lee mas

Analfabetismo Medieval

Analfabetismo Medieval

Reconocer el legado y la discusión de la filosofía cristiana no significa ni contraer la fe ni emprender una suerte de mea culpa hasta sorprenderse a uno mismo yendo a misa en domingo. En realidad se trata, simple y llanamente, de dar cuenta de algo que, de suyo, es un hecho: que dentro de las formas mismas con las que está constituido nuestro pensamiento, se encuentran muchas con- formadas a lo largo de más de diez siglos de cristiandad medieval y cuya igno- rancia debería ser considerada al menos tan grave, como aquella con la que con- denaríamos la ignorancia de la Antigüedad clásica o la Modernidad.

1 Lee mas

El imaginario medieval en una mirada posmoderna: El Nombre de la Rosa, su mundo y nuestro mundo

El imaginario medieval en una mirada posmoderna: El Nombre de la Rosa, su mundo y nuestro mundo

Sin embargo, la cuestión no giraba en torno a qué libros se conservaban y cuáles no, sino en torno a qué libros se permitían consultar y cuales quedaban escondidos. La permisión o no de leer ciertos libros estaba ligada a la forma de entender la educación de la escolástica, de este modo, el camino del conocimiento se hacía paulatinamente: a los novicios se les dejaba leer ciertos libros, a los monjes ya tonsurados otros, etc. Las bibliotecas medievales no eran fuentes de saber únicamente centradas en el conocimiento propiamente teológico, sino que aglutinaban libros y manuales de todo el mundo, de toda tendencia y conocimiento, incluso en muchos casos de autores paganos los cuales en gran medida facilitaron el acceso a la filosofía clásica, algunos como Averroes y Avicena que rescataron del abandono las obras de Aristóteles. Además hemos de tener en cuenta que las abadías eran núcleos que se autoabastecían a través del trabajo interno, es decir, que debían trabajar para suplir las necesidades de manutención de sus monjes, por lo que la producción de materias primas de consumo se convirtió en un elemento de primera necesidad, con productos como la miel o la cerveza, pero también era importante la atención médica, tanto de los propios monjes como de todos aquellos que acudían a estos centros; por ello, la necesidad de conocimiento era ingente, un conocimiento que no tenía necesariamente que venir de autores de la Cristiandad sino que por el contrario procedía en muchos casos de territorios extra europeos bajo la firma de autores paganos. En este sentido, destaca de forma singular el personaje de Severino de Sant´Emmerano, el monje

42 Lee mas

Show all 10000 documents...

Related subjects